Life of Pi: Un momento para decir adiós

 

“The whole of life becomes an act of letting go, but what always hurts the most is not taking a moment to say goodbye”

Atención: se revelan algunos detalles del argumento

“Llamame Ismael”. Con esa interpelación abre la imprescindible novela de Herman Melville Moby Dick, novela por momentos algo áspera, pero con un modelo de narración que encuentra el equilibrio entre el excesivo detalle como complemento y el detalle como medio para succionarnos dentro de esa odisea. Life of Pi es una película que también comienza con una interpelación, y una que puede sonar pretenciosa: “Voy a contarte una historia que te hará creer en Dios”. Que el film se presente de esta manera no es un dato menor. No es un dato a secas. No estamos ante una pregunta. No estamos ante un deseo. Estamos ante una aseveración. Por ende, no nos deja margen de duda. No hay muchas películas que sean autorreferenciales en su progresión o que transcurran a la par de un manifiesto (por más breve que éste sea) de algunos de sus protagonistas. Ya hablamos en otra oportunidad acerca de cómo Antes del atardecer es una obra que, mediante una frase de Jesse (“[el final de mi novela] es un test para saber si sos un romántico o un cínico”), se estaba definiendo a sí misma, se estaba haciendo cargo de su modo de contar los sucesos posteriores. A fin de cuentas, Antes del atardecer terminó siendo precisamente eso: una forma de hacernos encontrar nuestro propio camino (como individuos más que como espectadores), de configurar nuestra mirada sobre, en ese caso, el amor. Sobre el futuro del amor. Life of Pi tiene el mismo procedimiento, pero la mirada que nos ayuda a conformar está emparentada con la fe. No con una religión en particular (como queda asentado en ese bellísimo recorrido por la infancia de Piscine Patel) sino con la fe como bálsamo, como una necesidad que nos urge a todos, incluso a quienes viven creyendo que no es imprescindible tenerla. En la novela de Yann Martel – cuya adaptación, afortunadamente, cayó en manos del brillante David Magee -, esa concepción de la fe proviene de los momentos en los que nos resulta imperativo tener algo (y por “algo” me refiero a desde una mirada compasiva hasta una comunión interior, siendo esto último una tarea bastante difícil de llevar a cabo), de momentos en los que, de alguna manera, nos sentimos con tendencia a aferrarnos a aquello que finalmente terminará develando que, parafraseando una canción, lo que nos falta no es la falta de fe sino el hallarle un destino, un lugar al cual dirigirla. La novela de Martel define ese momento clave como aquel en el que nuestra personalidad es puesta a prueba (como le sucede a Pi luego del naufragio), en la que la vida desarma el rompecabezas, haciéndonos únicos responsables de su reestructuración. Así, somos los artífices del porvenir. “Algunos se rinden en la vida con un mero suspiro. Otros luchan un poco, y luego pierden la esperanza. Sin embargo, también están quienes no se rinden en ningún momento. Yo soy uno de ellos. Peleamos, peleamos y peleamos. Peleamos sin que nos importe el costo de la batalla, las pérdidas que sufrimos, la improbabilidad del éxito. Peleamos hasta el final. Pero no es una cuestión de coraje. Se relaciona con otra cosa: con la imposibilidad de dejar ir”.

“I’m lost at sea, don’t bother me, I’ve lost my way…”

En la película de Lee, esta percepción que tiene Pi de la lucha proveniente de algo casi constitucional como el hecho de no poder soltar la mano se fusiona con ese deseo de creer en algo en una misma figura: la de Richard Parker. Ese tigre que será la única compañía de Pi en ese bote a la deriva no es solo un símbolo religioso, no es solo el costado espiritual de la película (siendo la figura de Pi y su accionar el costado pragmático, aunque esto también es discutible) sino la representación, el hacer corpórea la dificultad (“give me hard times and I’ll work harder” dice otra canción). Hace un tiempo, cuando me tocó atravesar una situación compleja, el mejor consejo que me dieron fue el de “buscá algo en lo que creer”. Porque incluso cuando pensamos que no creemos en nada, o cuando desafiamos esa lógica seguros de que la superación es algo innato y que no requiere de una cuota de esperanza proveniente de (o depositada en) lo que sea, a su modo estamos creyendo en algo (“ya no hay cosas en lo que creer, al menos te tengo a vos, el camino está limpio” escuché en otra canción), siempre se nos presenta una figura que nos devuelve el ímpetu para poner los pies sobre el piso. Lo hablamos también hace poco: a veces levantarse de la cama es un proceso natural carente de significación, algo que “tenemos” que hacer. Sin embargo, a veces levantarse de la cama se vuelve más significativo cuando nos encontramos del otro lado de la vereda, cuando, justamente, parece no haber nada en lo que creer. En toda esa naturaleza desplegada – siento que cualquier adjetivo que aluda a las secuencias de Life of Pi jamás le harán justicia, es una obra de arte descomunal que no puede ser descrita sino simplemente percibida -, pero particularmente en la figura de Parker es donde Pi no solo halla, como él mismo admite, la fuerza para mantenerse de pie sino también la madurez. El tigre es eso a lo que se aferra y la demostración de que su fe tuvo un correlato con la realidad: “cuando parecía que Dios me había abandonado, me estaba mirando. Cuando parecía indiferente a mis sufrimientos, estaba mirando. Y cuando yo estaba casi sin salvación, me dio tregua, y luego una señal para que continúe con mi viaje”.

Pero la madurez de Pi no está únicamente circunscripta a ese enfrentamiento de las dificultades o a encontrar la fe en un lugar que sea honesto para (con) él (“no está escrito en ningún mapa, los verdaderos lugares nunca lo están” se lee también en Moby Dick) sino que también se vincula con todo el trayecto que debe recorrer para aprender a despedirse. Una despedida no es algo simple, incluso Pi no recuerda el instante exacto en el que se despide de su novia antes de subir al barco. Sin embargo, la película ahonda en algo mucho más doloroso, en algo que genera impotencia y frustración en iguales dosis: no haber encontrado el momento adecuado para decir adiós. No haberlo encontrado porque las despedidas, por más concretas que suenen, en la mayoría de las ocasiones están ceñidas a los deseos de un otro (de ahí que la vida patee el tablero). Toda la película de Lee se construye tanto a través de esa aseveración inicial como de la imposibilidad que tuvo Pi de despedirse de su familia. En la novela de Martel, el joven cuenta en detalle lo que implican cada una de las pérdidas que a él le tocó sufrir (“perder a un hermano es perder a alguien con quien compartís la experiencia de crecer; perder a un padre es perder a tu guía, a quien te sostiene; perder a una madre…perder a una madre es como perder al sol que está encima tuyo”) y Magee adapta ese emotivo pasaje solo con un adiós, triste y desaforado, con un lamento, con un “I’m sorry”, sostenido por las imágenes de Lee de ese bote que se va alejando cada vez más de dónde provino. El “dejar ir” pasa a estar representando por una imagen poética. Lo interesante del film es que por más preparado que creía estar Pi para una nueva pérdida, Richard Parker le demuestra que, aunque no encuentre el momento para decir adiós, eso no hace de la despedida un acto menos consciente, menos real. Por el contrario, el “dejar ir” es un acto de madurez en tanto nos esté pidiendo una aceptación. Así, Life of Pi adquiere una dimensión mucho más grande, más épica, más hermosa en sus planteos, con la naturaleza en primer plano como ejemplo de lo extraordinaria que es la cotidianeidad (“la vida es tan bella que la muerte se enamoró de ella con un amor tan celoso y posesivo, que querrá destruirla ni bien pueda”). La muerte como un acto de envidia se contrarresta con el temple de Pi y su conducta temeraria (“aunque en algunos aspectos el mundo visible parece estar formado por el amor, las esferas invisibles fueron formadas por el miedo” escribió Melville), consciente de que solo ese miedo podrá vencer a la vida, porque es el miedo el que te hace sucumbir a la oscuridad. Y en esos momentos de oscuridad, la fe de Pi le pone a su lado a Parker, quien se va sin (casi) mirar atrás cuando su misión ha concluido (“sin alguien al lado, la vista por la ventanilla es triste” escribió Martel). “Te voy a contar una historia que te hará creer en Dios” nos dice Lee con su película. Y, aunque nos halle escépticos en un comienzo, logra precisamente ese propósito, el mismo que tiene Pi con su fiel oyente.

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Life of Pi ofrece una mirada sobre el mundo tan contemplativa como significante. Es una mirada sobre cómo el mundo existe siempre y cuando sepamos entenderlo. Porque, como dice su protagonista, al entenderlo estamos nosotros mismos dándole algo. Ese “algo” en lo que creer, ese “algo/alguien” de quien a veces no podemos despedirnos con palabras, ese “algo” que ponemos de nosotros para que el bote siga a flote, esa suma de cosas, son la base de nuestra propia historia. Como la(s) historia(s) de Pi, como esos retazos que dicen cómo somos, en qué creemos y qué observamos del mundo para celebrarlo. Para salir de la cama. Para encontrar un compañero de viaje. Para tener el coraje de decir adiós. 

………………………………………………………………………………

► Ang Lee presenta una escena de Life of Pi:

…………………………………………………………………………………

► Les dejo un especial en el que James Cameron alude a la belleza y magnitud del film de Ang Lee:

……………………………………………………………………………………..

¿Vieron Life of Pi? ¿Qué opinan sobre ella? Los que no la vieron, están más que invitados a hablar sobre el cine de Ang Lee; por otro lado, quienes se animen a ponerse personales me gustaría que me cuenten en qué creen ustedes; ¡espero sus aportes, que tengan un gran día! ¡Nos reencontramos mañana! ;)

………………………………………………………………………………………

 * RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

  • Lujan20

    Hola, Milagros!! En primer lugar, gracias por la aclaración al comienzo, porque aún no la ví y tengo pensado hacerlo esta semana, así que evité leer el post de hoy/mañana. Pero prometo hacerlo ni bien la vea y comentar lo que me pareció. Palabra de boy scout!

    Y con respecto al trabajo de Ang Lee, admito que no estoy muy familiarizada, pero es un director muy versatil, a incursionado en muchos estilos. Y eso es algo bueno en un director. Siempre sorprende, y de alguna manera sus películas dejan un mensaje, y te dejan pensando.

    Y para ponerme personal, y contenstando a tu pregunta, voy a decir que creo en el espíritu humano de cada uno, un espíritu impulsado por anhelos, deseos, placeres y sueños por cumplir; pero también forjado por principios y reglas que hacen que seamos fieles a nosotros mismo, si somos constantes en ello. Principios brindados ya sea por una familia, amigos, una religión, pero que tienen sus bases en algo significativo para cada una. Y precisamente, creo en la familia, ese “lugar” seguro en el mundo, que siempre tendrás sin importar donde el destino te lleve, y sin importar el rol que cumplas en ella. Ese que es tu lugar y otras veces, tu refugio. Con esa seguridad que irradia cuando sus lazos son fuertes.

    Saludos para todos.

    PD: Vi “Safety Not Guaranteed”, y la verdad me pareció una buena película. Si bien recién a partir de la mitad me cautivó, la disfruté bastante.

    • Javi SB

      Me encantó esta frase que dejas ” un espíritu impulsado por anhelos, deseos, placeres y sueños por cumplir; pero también forjado por principios y reglas que hacen que seamos fieles a nosotros mismo, si somos constantes en ello. Principios brindados ya sea por una familia, amigos, una religión, pero que tienen sus bases en algo significativo para cada uno”. Hermosa reflexión!

      • Lujan20

        Gracias, Javi. Creo que aquello en lo que creamos, sea lo que sea, tiene que formar parte tanto de nuestras vidas de una forma constante, ser aquello que nos impulsa a seguir; además de haber contribuido en gran medida en lo que somos en el presente, en nuestra persona… En otras palabras, formar parte de nosotros mismos.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Qué lindo lo que decís Luján! Me encanto lo del refugio…el tener un lugar…realmente hermoso. Y buenísimo que hayas visto Safety. A mí me pasó a la inversa, me cautivó inmediatamente y después el final me pareció abrupto. Igualmente, ya saben, adoro esa película

  • lablanco

    Buenas noches, Mili:

    Vi la película y me pareció extraordinaria, de una enorme fuerza y belleza visual, más allá de los temas de la fe cuya búsqueda encarna tan bien Piscine y de los adioses que debemos afrontar en nuestras vidas, porque de eso están hechas, de un cúmulo de pequeñas o grandes despedidas.

    De todas maneras, el narrador en primera persona le da un toque de ambigüedad muy interesante al relato: él es un hombre de fe y nos contará una historia que nos hará personas creyentes. ¿Todo lo que cuenta Pi sucedió en verdad? No lo sabemos, pero sí que esa experiencia transformó su vida y al transmitirla quiere modificar la vida de su interlocutor, por extensión de todos cuantos veamos la película. Richard Parker es un personaje fantástico, literal y simbólicamente. Pi lucha por su vida con uñas y dientes, a pura “garra”, como un tigre y gracias a un tigre.

    Ang Lee me parece un director muy interesante y versátil. Rescato de todos sus films Sensatez y sentimientos y Secreto en la montaña y recuerdo una comedia que vi hace años El banquete de bodas…

    Gracias por la oportunidad de compartir mi opinión.
    Saludos!!!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Por favor, de nada! Gracias a vos por compartir tu apreciación en este espacio!

  • Gaby_G

    Buenas noches! Hermoso tu post Mily! vi La Vida de Pi y me pareció una maravilla visual que me dejó con la boca abierta. Porque es una historia de pérdida, de supervivencia y de encontrarse con uno mismo. De encontrar a Dios o como se lo quiera llamar, pero hay un detalle (OJO QUIZAS SEA SPOILER) del final que hizo que le quitara un poco la magia. Y es que no me la dejó pensar, me la explicó toda, me hubiera gustado haberle descubierto yo sus metáforas, analogías que son bellísimas y haberla relacionado con mi experiencia y mi concepto de Dios.

    Por ejemplo una pelicula similar y que aún mantiene la magia para mí, porque todavía le sigo descubriendo cosas es “El gran Pez”

    Ahora voy con Ang Lee. Me gusta como filma, salvo quizás Hulk. Amo “El tigre y el dragón” es una de mis peliculas favoritas, bella y poetica. Tambien “Sensatez y Sentimientos” que veo cada vez que la dan. Y “comer, beber, amar” es otra.

    Sobre lo que creo, uff, diria que creo en todo, o al menos creo que somos mas que un cacho de carne con ojos o, como le diría Yoda a Luke “somos seres de luz, no sólo esta tosca materia”

    Asi que llamenlo Dios, Energia cosmica, Karma o lo que sea, hay algo que tenemos adentro nuestro y que en cierta forma nos moviliza y nos une a todos, por más que lo escondamos con prejuicios o temores. :)

    (juro que no fumé nada jajaja)

    Saludos!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Gracias Gaby! :) – Me encanta Sensatez y sentimientos! Yo también la veo cada vez que la dan, jajaja. Rescato eso de que somos seres de luz y, muy especialmente, lo de la energía. Adhiero por completo. Beso!

    • marcelo

      Hola Gabi, coincido que tiene mucho del Gran Pez y me llegó mas al corazón que Life of Pi. Saludos y gracias.

  • Javi SB

    Mily… Hay tanta sinceridad y tanto corazón puesto en esas palabras que junto a imágenes de la película que vinieron a mi mente hicieron que cuando terminé de leer este impresionante post que hoy nos regalas no pudiera parar de llorar (tuve que tomarme un tiempo antes de escribir). Removió muchas cosas, algo que no logró la propia película. Y tengo cero problemas en decirlo. GRACIAS!

    No sé más qué se podría agregar a tus palabras… Sólo decirte que la película me gustó muchísimo y que si no es perfecta (este 2013 me parece que vengo con la vara muy alta) es porque creo que la forma en la que está contada hace que al final no nos encontremos con ninguna sorpresa (quiero decir, sabemos cuál es el destino de Pi de entrada) y eso, me parece que atenta contra la peli, que como dije, disfruté enormemente y creo que es increíblemente bella.

    Si uno tuviera que poner en pocas palabras lo que es Life of Pi, diría “una obra de arte”. ¿O acaso no estamos tranquilamente con lo que podría ser un cuadro en muchísimos de sus fotogramas? Y cuando me hago esta pregunta pienso por ejemplo en la escena en el mercado con esa enorme cantidad de colores (y hasta uno tiene esa sensación de aromas), esa noche iluminada por velas en celebración de una deidad, un atardecer único (que es el que dejas en el post), los cielos estrellados, ese mar lleno de peces de colores… y podría seguir citando. El virtuosismo de las imágenes que nos regala Lee (una vez más haciendo gala de su
    enorme versatilidad, y de un uso del 3D sólo comparable a “Hugo”) hacen que te vayas con el corazón lleno y además con la sensación de que pocas veces viste algo así en pantalla.

    Y aunque la película tiene grandes momentos (la infancia de Pi, con las escenas en la escuela, o el momento del naufragio, por solo mencionar dos), sin dudas creo que Richard Parker (enorme trabajo de animación, por cierto, y sino, reparar en sus ojos) es el corazón de lo que moviliza la película. Porque es la esencia y materialización de aquello que te sostiene cuando ya nada queda, de aquello a lo que en principio te resistís, te enfrenta, te interpela hasta darte cuenta que ya no podés más por vos mismo y no queda otra que abandonarte. Y al mismo tiempo, saber cuándo también es necesario dejar partir esa materialización para quedarse con la esencia, como símbolo (y memoria) de lo vivido y signo de crecimiento y madurez.

    Sin ahondar mucho para no aburrir, inicié mi camino de fe pasados los veinte, hace ya algunos años. Y esa tabla sobre la cual aferrarme llegó en el momento donde de verdad sentí que nada quedaba. Creo en un Dios de amor y de misericordia, y lo vivo así, porque sentí esa experiencia. La fe es eso, experiencia, pueden hablarte mucho, pero es uno el que tiene decidirse a vivirla. Y vivirla es una decisión constante,un caminar. Alguna vez, alguien me dijo que el camino de fe es un camino de certeza y dudas. Nada más cierto. La certeza te sostiene, la duda te ayuda a tomar envión y dar un paso más. Día a día elijo ese camino, con libertad, no atado a
    una institución (aún siendo practicante) sino transitándolo en lo cotidiano, en las pequeñas cosas, en los afectos, familia, amigos, que es donde se materializa.

    De nuevo GRACIAS!

    Beso grande y buen martes para todos!

    • Lujan20

      “El camino de fe es un camino de certeza y dudas”, me encantaron estas palabras. Son tan ciertas.

    • Ludmila

      Me emocionaste…

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Otra emocionada por acá! Gracias Javi, por la confianza, por las palabras, por esa frase que también rescató Luján. Hermoso todo lo que volcaste en el comentario y es así, las dudas son las que te hacen crecer o tomar decisiones, madurar a secas. Un placer leerte.

  • EmmaZunzyaestabaocupado

    Hola!!
    Terminé de ver la peli hace casi dos horas y todavia tengo los ojos rojos de llorar….
    Tuve que leer dos veces el post por lo genial que es, Mily, me encantó!!!
    Me pegó mucho Life of Pi, no pensé que fuera tan movilizadora.
    Por un lado por lo de la fé que es un tema delicado para mi, no soy de ninguna religion en particular y me pasé media vida buscando “pruebas” de la existencia de algo superior…hasta que tomé conciencia de que somos parte de algo mas grande, que cada uno de nosotros tiene una energia unica que esta conectada con todo, con la naturaleza, con el cosmos, con otras personas y que todo eso forma la red que nos sostiene como individuos, asi tambien debemos sostenerla nosotros para los demas elevando nuestra conciencia para poder dar lo mejor de nosotros, alimentandola con nuestra energia mas pura porque sé que todo vuelve, porque todos son ciclos que tenemos que vivir para completar nuestro aprendizaje.
    Por otro lado esto de “dejar ir” me removió muchas cosas personales, perdí a mi abuela en Septiembre del año pasado, la mujer que me crió, no llegué a despedirme y eso es lo que mas me duele todavia….la frase en rojo que habre este post describe perfectamente lo que siento.
    Quiero un parrafo aparte para Richard Parker porque mientras lo veia no podia dejar de pensar que el tigre es un animal tan magestuoso, tan salvaje, que inspira tanto sabiduria como terror (lo digo yo que tuve a uno a menos de 5 metros y me caian las lagrimas del terror al comprender que al lado de él era solo un pequeño ser humano) y que por esto mismo se usa su figura para contar cosas como estas…muchos lo han usado para sus metaforas, desde Borges, que tenia una fijacion con estos felinos (sino lean La Escritura del Dios o Tigres Azules) hasta los propios hindues, convirtiendolo en un animal casi mitico.
    Life Of Pi es una obra de arte visual y está maravillosamente bien contada, me conmovió sobremanera. La quiero/tengo que ver de nuevo :)

    Buenas noches a todos :)

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Lore, me mataste con el comentario. Desde ya me alegro que la película te haya conmovido (suponía que lo iba a hacer) pero te quiero agradecer infinitamente que hayas compartido los motivos personales por los cuales te conmovió. Gracias por la confianza. Excelente la lectura de por qué un tigre y no otro animal, es perfecto lo que decís. Te mando un beso grande!

  • http://www.facebook.com/lunesenlaluna Dario Villalba

    hola buen dia….

    la verdad que life of pi me encanto, yo fui pensando que era mas (como se dijo ayer) pochoclero, buena para ver en 3d ,,pero la verdad que me agarro con la guardia baja y me pego duro, tanto que me hizo lagrimear, sobretodo lo de no poder decir adios…

    es dificil para mi decir en que creo, cuando hay muchas cosas que me conmueven, creo en la fuerza del amor, en los amigos, en la musica, en las peliculas, y tambien creo en otras vidas pasadas, como decian en cloud atlas “no estamos muertos por mucho tiempo” …. pienso que las religiones son grandes cuentos llevados atra vez de los años, yo si puedo elegir creer en un cuento, voy a creer en el principito.

    saludos que tengan buen dia.

  • yaguar

    ¿Qué es lo que podría generar en
    mi una simple película?…La ultima que vi una suerte de inquietud que no
    podría definir con exactitud. La película en cuestión, un viaje extraordinario
    (la vida de pi), es un despliegue fabuloso de escenas luminosas y coloridas que
    mediante el recurso 3D (hasta ahora el mejor uso que se le ha dado al 3D en mi
    humilde criterio) nos sumerge en un mundo increíble de una historia aun más
    increíble…y es que en el fondo, la película, nos cuestiona acerca de eso: ¿En
    que creemos? ¿En qué queremos creer? Sin lugar a dudas la espiritualidad es un
    tema que subyace al argumento manifiesto de la historia, y no es que subyace
    por que se presente de un modo oculto o entre líneas, al contrario, es tan
    manifiesto como el argumento principal: y es que como en la vida misma, lo
    espiritual y lo material parecen dos territorios con fronteras difíciles de
    definir. Tal vez sea esa la razón de la
    inquietud producida, pues no hay nada más inquietante que la espiritualidad
    pero nada aún más inquietante que la espiritualidad tratada en una película
    desconcertante: pero atención, el desconcierto no es producto de la película en
    sí, sino en los sentimientos que genera y moviliza; en los interrogantes que se
    entregan aparte de los lentes 3D; interrogantes que solo pueden ser visto con
    los lentes del corazón.

    Carl Jung una vez dijo que la
    consciencia se asemeja a una isla rodeada por el inmenso océano de lo
    inconsciente. Tal vez eso quiso reflejar Ang Lee; Tal vez no, sin embargo es lo
    primero que pensé al ver al joven naufrago en medio del océano… allí perdido,
    junto a un bote, único medio de salvación y adentro lo temido…Richard Parker…el
    tigre… A veces, aquello que nos produce temor, puede contener un aviso para la
    iluminación…en el caso de Pi Patel parece que así fue.

    De todos modos, creo que la clave
    de la película (y de la vida misma) es simple: Así, como Pi ya adulto se lo
    dice al joven escritor: “es lo que la
    vida me presentó” podemos pensar que la película es tan solo un medio, una
    simple escena más de esta obra tan hermosa que es la vida: Un viaje
    extraordinario no es más que eso que se nos presenta en la pantalla. De nuevo
    lo desconcertante.

    Pero no todo es perfecto: para el
    espectador desprovisto de alguna referencia anterior o bien para aquel que anda
    en busca de pura diversión la película se enfrenta a dos dificultades: el nudo
    de la película (en definitiva el gancho con la cual se promociona), es decir,
    la inimaginable situación de un joven y un tigre solos en un bote, puede
    resultar un poco extensa si no se la trata del modo en que se debe: como un
    verdadero interludio que separa el principio del fin, un momento de reflexión
    que nos permite, y acompañado de imágenes verdaderamente hermosas, analizar el
    impacto de la propuesta inicial: Conocer a Dios. La segunda dificultad puede
    que no se presente a todos, sin embargo creo el desenlace de la película nos
    deja un sabor amargo; sobre a todo a aquellos que infatigablemente buscamos
    respuestas, respuestas de preguntas que desconocemos y que sin embargo queremos
    encontrar.

    En conclusión no hay peor
    realidad que la realidad misma y sin embargo es la única que hay, es lo que la
    vida tan solo nos presenta: ¿poco espiritual? En absoluto, pues si existe una
    fórmula infalible en cuestiones de la espiritualidad es la aceptación. Nada
    podemos transformar si primero no aceptamos el desafío inicial. Pi encontró a
    dios en medio del océano. Tal vez nosotros podamos encontrarlo dentro de una
    sala de cine.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Hermosas palabras! Gracias por dejarlas!

  • Solitud1977

    Mily. Soberbio lo tuyo. Piel de gallina.
    Vi la película el domingo y me arrepiento terriblemente de no haberla visto en cine…ojalá pueda solucionarlo hoy.

    Me pareció una película genial. Llena de pequeños y grandes mensajes. La búsqueda de Pi en las diferentes religiones, aceptando todas, rechazando ninguna me resultó magnánima. Fue ver un pantallazo de 3 grandes religiones en pocos momentos y casi conocer su esencia con exactitud. El rescata lo mejor de cada una de ellas (como debería ser) y eso me conmovió.

    Como decis Mily, el pasaje de la infancia de Pi es hermoso.

    Hablar sobre el resto me da temor a spoilear. Me saco el sombrero a la fotografía. Cualquier situación de la película esta complementada por una fotografía que terminaba de cerrar cualquier lógica o ilógica en la trama. Y esa constante durante toda la película…no decir adiós o tal vez, el no poder haber dicho adiós…porque muchas veces uno se aleja de alguien sin saber que no le estás dando “un hasta luego” sino “un para siempre”. Y otras tantas veces, cuando uno sabe que es la despedida, no puede largarla, la garganta se anuda, no querés aceptar que no vas a volver a ver a encontrarte con esa persona o cosa y si tenes la “suerte” de volver a encontrarla 5 años después, resulta que el adiós fue tan fuerte y tan silencioso y tan definitivo que no hay manera de borrarlo.

    No se si “Life of Pi” me hizo creer en Dios o creer más en El, pero si me mostró que después de cada adiós hay un nuevo comienzo…debería aprender eso y aplicarlo a mi vida diaria y no quedarme, a veces, enganchada en constantes despedidas que ya fueron pero que en mi cabeza siguen existiendo. Porque soltar la mano cuesta, porque que no te miren para decirte adiós duele y porque darte cuenta que hay un después luego de eso nos llena al mismo tiempo de alegría y angustia.

    Besos

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Me mataste con el último párrafo Sole, me dejaste a mí con piel de gallina, gracias!

  • Anpy

    ¡Qué belleza de película!, gran obra de arte… Inmensas tus palabras, Mili.
    La metáfora del “dejar ir” no pude estar mejor representada en esta película. Pi tuvo que “dejar ir” a personas y realidades para comprender, sobrevivir y crecer. Tuvo que llevar su duelo como instancia natural de la vida, sin caer en la melancolía (diría Freud) y bajar los brazos ante la muerte tan cercana, sino asumiendo su nueva realidad, aferrado a su fe, a la fe puesta en la mirada amenazante de Richard Parker, a su conjunto de creencias, a esperar respuestas, a saber en que siempre habrá algo o alguien en quien creer, y esto último será su eje motor: la comprobación de su fe.

    PD: Mili fui a ver “Cloud Atlas”, literalmente, me explotó la cabeza, me alucinó. Cuando veo películas así, reafirmo mi pasión por el cine. Ratifico mi elogio a tu nota sobre esta, fue sensacional y ahora que la vi, más todavía.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Me alegro que te haya gustado Cloud Atlas, Ana Paula! Gracias por lo que decís del post y te recomiendo el libro si te alucinó. A mí me dejó igual que vos. Es una película que ratifica el amor por el cine o que, en línea con el post de hoy, te devuelve la fe en él. Beso grande!

      • Anpy

        Gracias por la recomendación, Mili. Me pondré en campaña para leerlo…
        Exactamente, “devuelve la fe en él”:
        Besosos

  • Fedelambretta

    La peli te desafía con esa frase inicial, te golpea visual y emocionalmente durante dos horas y es imposible que no te “toque” en algún momento. Sin dudas es para ver en 3D, creo que la experiencia visual acompaña mucho los momentos.

    Respecto de los comentarios, se repite esta idea de que “no está bueno saber que sobrevivió”. No sé si es tan así, en El naúfrago, por ejemplo, ¿a alguien le quedaban dudas que de iba a sobrevivir? es hollywood!

    Creo que el director lo dejó claro desde el principio para que esa “angustia” no pese en el espectador y pueda vivir la relación del tigre con el adolescente (sino estaríamos toda la peli pensando, “se lo come, se lo come”).

    saludos

    • VeroKF

      Coincido totalmente. Hacer que él mismo cuente su historia me pareció un acierto. Mérito de Yann Martel, el autor, sobre todo porque originalmente es un libro y los finales felices no están tan asegurados.

  • Ludmila

    No la ví aún. Me voy a poner personal: creo q a todos nos pasa de tener algún lío y necesitar a algo a lo que aferrarse, algo para que te proteja y ahí viene la fé. Algunos en Dios o alguna entidad religiosa, otros en una persona. A mi me gusta creer que ya vendrán tiempos mejores, que todo pasa y que si me pasa a mi es porque puedo soportalo, a eso me aferro, con eso trato de calmarme. Y luego me doy cuenta que en las situaciones difíciles pongo a prueba mi temple y agradezco luego que me pase porque me doy cuenta de aspectos de mi misma que sin la crisis no conocería y puedo decir que soy mas fuerte de lo que pensaba. Como decís vos MIli (me encantó!), “momento clave como aquel en el que nuestra personalidad es puesta a prueba…en la que la vida desarma el rompecabezas, haciéndonos únicos responsables de su reestructuración. ”
    Mili, estamos con todo con “dejar ir” en estos últimos posts! Slds a todos!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Así es, venimos a full con el “dejar ir”, jajaja. Me encantó lo que escribiste Ludmila, está bueno aferrarse a eso de que “todo pasa” y que uno puede soportarlo como vos decís

      • Ludmila

        Tenía un profe de Estrategias y Promoción de Mercados que repetía “de las crisis salen las mejores oportunidades, porque la crisis genera cambios”. Ponele que lo aplicas a la vida, tan mal no está…

        • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

          No, de hecho, creo que es así!

  • Pachuao

    VI Life of Pi el viernes…una pelicula de una belleza en imagenes inigualable, un uso del 3D como nunca habia viso. Sali pensando en Avatar y en Naufrago, un combo ideal de las 2 (y ahora veo el video de Cameron)…me impacto (SPOILER ALERT) la escena en que explica el accidente a los el seguro y el siguiente dialogo con el escritor. Tremenda pelicula.

  • http://www.facebook.com/luz.quilis Luz Quilis

    Mily: Hermosas tus palabras!! Hoy con muy poco tiempo para escribir (desde la semana próxima-nada- ya que comienzo a trabajar), solamente decir que esta peli es un viaje espiritual de los que ya nos tiene acostumbrados Ang Lee, pero en este caso potenciado con el recurso 3D logró que esta hermosa fábula de gran riqueza imaginativa apunte directo al alma del espectador, y puedo decir que conmigo lo logró. Personalmente creo que quien desarrola y enriquece su espíritu, nunca estará solo; siempre habrá un Richard Parker, un Dios, un 100 años de soledad, un Dark Side of the moon, un algo… ó simplemente un sueño que lo acompañe en la aventura de la vida. Beso.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      “siempre habrá un Richard Parker, un Dios, un 100 años de soledad, un Dark Side of the moon, un algo”, coincido totalmente Luz, adhiero a los libros que, ahora que recuerdo, en la película son fundamentales, ya que se lo ve a Pi leyendo a Camus, por ejemplo. Beso enorme y gracias por tus palabras

  • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

    Acá estoy! Ahora los leo :)

  • http://twitter.com/gyotero Gi Otero

    Me seco las lágrimas nuevamente y escribo. Me abrazo a tus palabras y prometo trabajar duro para, algún día, lograr expresarme como lo hiciste en este post, Mily. Life of Pi me llega en un momento de la vida en el que entiendo el significado de soltar, de dejar ir, de dejar ser; que se lo lleve el agua que corre y que la vida haga con ello lo que su sabiduría crea conveniente. Momentos en los que el adios es, después de varios otros intentos, la única opción. Y con ese adios, se van las estructuras que creía veraces.

    Tras la muerte de mi abuelo hace poco, mis años practicando reiki florecieron en un solo mandato: dejar ir, agradeciendo todo el amor recibido. Dicen los sabios que cuando soltamos, nos sometemos a la inmensidad del universo, a su perfección, dejando que este nos ubique en el camino que nos es mandado.

    Quizás por lo joven en nuestra edad, creemos que la muerte está lejos, no es parte de nuestra cotidianeidad. Pero cierto es que cada día nos levantamos desafiándola. Y cada noche nos dormimos burlándonos de ella, orgullosos, quizás, por haber ido más allá de la rutina y haber hecho de ese día, algo único.

    Así me encuentra Life of Pi, reconociéndome en la búsqueda por una religión (que ya no tiene nombre, pues conservo algo de aquel cristianismo con el que me instruyeron de chica y lo mezclo con enseñanzas tibetanas y budistas). Y ésta es una pelicula que me reconforta (sobre todo su “final feliz”, porque hubiese sido una injusticia atroz no darle a Piscine algo tan merecido como una familia propia), en la que Richard Parker es una luz, con toda su ferocidad y su soberbia, pero una luz al fin, en los momentos de oscuridad más honda.

    Me invadió el sentimentalismo, pero Life of Pi me encantó tanto que no pude evitarlo.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Ay, Gi, me mataste con el comentario, estoy realmente muy conmovida. “con ese adiós, se van las estructuras que creía veraces”, es tan cierto lo que escribiste. Despedirse implica esa sabiduría que mencionás, porque casi siempre nos agarra desprevenidos, como que uno nunca está suficientemente preparado. Y eso que mencionás en el tercer párrafo es algo en lo que concuerdo y que fue el eje del post “La frontera invisible”. Te quiero agradecer enormemente por compartir lo de tu abuelo y lo de tu búsqueda personal. Lo valoro mucho. Me acuerdo de la escena en la que Pi cuenta cómo no se pudo despedir de Richard Parker y releo tu comentario y me invade la emoción. Te mando un beso enorme!

      • http://twitter.com/gyotero Gi Otero

        Gracias a vos por dejarnos hacer cartarsis jajaja. Te digo que hace tanto que no escribo que me parece que lo de arriba va derecho a mi cuaderno :P . Beso gigante!

        • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

          Sí, amerita que lo guardes! :)

    • paola

      Me encantaron tus palabras, copie esa frase “Dicen los sabios que cuando soltamos, nos sometemos a la inmensidad del
      universo, a su perfección, dejando que este nos ubique en el camino que
      nos es mandado”.

  • http://www.facebook.com/EcchiS Ezequiel Saul

    Ang lee la verdad que no está entre mis favoritos, es un poco lento su cine para mi gusto, un claro ejemplo es HULK, hizo aburrida una peli de superhéroes! Igual me muero de ganás de ver Life of Pi, jajaja. Puedo ser un poco contradicotrio a veces…

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      jaja, no coincido con eso de que es aburrido, pero se agradece la opinión :P

      • http://www.facebook.com/EcchiS Ezequiel Saul

        Lets agree on desagree

  • Carolain22

    Buenas, buenas…. de regreso por aquí. ¡Qué lindas palabras Mily!

    Vi la peli el domingo y todavía estoy pensando en ella. La verdad es poco lo que puedo decir sobre ella, así que voy más por el lado personal. Yo creo en mí, porque he descubierto en estos últimos años que encuentro en algún lado la fuerza para sostenerme y seguir. Y lo que me da esa fortaleza son sentimientos, sensaciones, momentos que me hacen venir de muy abajo. Por eso me emocionó cuando Pi dice que agradece la presencia de Richard Parker porque es esta la que lo hizo estar alerta y poder sobrevivir. Creo en mi madre, que siempre será el sol y la sombra que me cubra de él cuando sea necesario. Creo en la fuerza que me da agradecer (y algunas, pedir) a la virgencita que hace 30 años me regalaron mis padres y me vigila todas las noches.
    El tema de las despedidas es complejo, es doloroso e incomprensible aún para mí, yo perdí a temprana edad a dos personas muy importantes (mi abuela y mi mejor amiga) de las que no me pude despedir por la circunstancia de sus partidas, y con el transcurso de los años he agitado pañuelos por algunos amigos. Creo que cumplida o no, siempre me es difícil superarla.
    Los leo al rato… Saludossss

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      A mi también me emocionó mucho ese momento, Caro, cuando explicita lo que genera Richard Parker en él…

  • Adriana

    es uno de tus mejores post :)

    La tengo que ver!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Muchísimas gracias! Y sí, mirala! :)

  • gallegamdq

    Casi paso el dia sin comentar, porque la verdad es que me da culpa pasar y repetir, como tantas veces ultimamente, que esta pelicula no me hizo nada. Amo la poesia visual de ang lee en todo lo que hace (o casi todo, no con julia roberts) pero life of pi no me termino de llegar o conmover, no termino de pasar de la cabeza al corazon. Tal vez sea un estado de animo o tal vez sea que soy una pesona nacida y criada en una familia atea, por lo que la fe es una forma de pensar (una forma de ver el mundo?) que me es totalmente ajena, que no puedo imaginar y menos experimentar (otra vez, mucha cabeza y poca magia) O tal vez sea que tampoco tengo muchas ganas de pensar en las despedidas, y entonces cierro las puertas y no las dejo pasar de largo.
    Mañana lo charlo en terapia!
    Trate, pero mo pude pasar de largo porque el post que escribiste mily es hermosisimo! Tambien habia pensado en los paralelismos con moby dick (GUARDA, SPOILERS AHEAD) y ese animal otro que es una parte del narrador que es necesaria, una parte que el protagonista puede ver y reconocer solo como un animal salvaje que lo ataca. Por otro lado y como le pasa a gaby, odie que la peli se explique a si misma en la voz del escritor, no me gusto para nada que el cierre fuera a prueba de salames.
    Nos estamos viendo!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Está buenísimo que hayas dejado tu punto de vista, Juli!

    • VeroKF

      No creo que la peli se explique a si misma.
      Al final te da dos opciones para que vos elijas en cual de las dos creer. No hay pruebas concluyentes de una sobre la otra (o le crees a cualquiera que dice que las bananas no flotan?). Según como cada uno es, en cual historia va a creer.

      Como las religiones, vos elegis en que queres creer, o si no crees en nada.
      Es una cuestion de fe. Sin tener pruebas, por que crees en lo que crees?

  • Silvana

    Creo que solo quienes han pasado por un “naufragio” y salieron adelante al igual que Pi pueden entendender y sentir cabalmente semejante obra cinematográfica, y el post que tan exquisitamente has escrito sobre ella.
    Gracias!!!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Gracias a vos, Silvana!

  • Lunargirl

    La mejor película en lo que va del año: actuación, efectos, guión, etc, etc.!!! La terminé de ver y quería verla de nuevo!! Y encima podés hablar sobre ella, discutir y pensar muchísimo!!! Masterpiece!!!!

  • Mariana

    Durante el fin de semana planeé conocer The Life of Pi y lamentablemente no pudo ser, pero no quería dejar de decir que la nota sobre la película es muy linda. Ang Lee no me mata y James Cameron menos, juntando los temas de ayer y hoy, soy más de carilina que de pochoclo en el cine. En que creo? En mi gente. Creo que el adiós a alguien o a algo en la vida tiene que ser ofrecido porque se siente y porque la otra parte lo merece, básicamente cuando aquello que se compartió fue honesto y en esto incluyo familia, amigos, mi perro, un novio, un lugar. Seguiré cumpliendo años, tendré más canas y sin embargo no tengo dudas que hay despedidas que me van a costar mucho.

    Saludos a todos!

  • Claudia Marés

    Gracias a todos los que escribieron tan lindo hoy, me encantó leerlos

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Me sumo al agradecimiento de Clau, muchachada!

      • VOLA

        olA

  • http://www.facebook.com/giinlimbo Ginette Lafit

    Que lindo post, me hizo lagrimear. Es muy lindo lo que escribiste y sobre todo por que no hay nada más dificil que decir adios para siempre.

    Hace un par de meses un amigo falleció, un amigo que hacía un tiempo que no veía, por circunstancias de la vida, y es de esas personas que tienen tanto amor para dar que simplemente estar un rato charlando, escuchando jazz o cualquier otra cosa, son los momentos más intensos por que simplemente cuando hablabas con el sabías que el dejaba todo para escucharte. Es más nunca voy a olvidar el abrazo se esos fuertes que nunca se dejan de sentir que me dio antes de viajar a un nuevo país.
    El otro día mientras hacia unas cosas totalmente concentrada pensando en eso me acorde de esta persona, fue como ese pensamiento que te viene a la cabeza y sentí como una especie de paz interior, por que sentí que algo más alla de la muerte y del adios eterno tiene que haber. Que estas personas que iluminaron tu vida y te dieron los abrazos más fuertes tienen que estar en un lugar donde haya paz.

    Y es así como desde quiza un pensamiento un día por la tarde empece a creer que hay algo más alla de lo que hoy somos.

    Muchos saludos Mily!!!!!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Hermoso lo que escribiste Ginette, mil gracias por expresarte. Es efectivamente reconfortante recordar a alguien que ya no está no con una tristeza punzante sino con esa paz que vos bien mencionás y que sí, que tiene que ver con una idea de eternidad. Saludos para vos!!!

  • Teresitem

    Increíble post, no puedo decir mucho más que lo que ya dijiste, me encantó tu reflexión y la película. Para mi estas los dos temas principales que mencionaste de la fe, aferrarse a algo, confiar, y el tema de lo doloroso de no poder decir adiós. Pero el segundo fue el que más me pegó de la película, cuando el tigre se da vuelta y desaparece no pude evitar soltar unas lágrimas, me dio mucha tristeza, porque no hay nada peor que no despedirse. Ahora pienso en la palabra despedirse y ese ‘se’ que va atrás de todo suena raro, es como si uno también se estuviera despidiendo a uno mismo, no? Justo ayer vi ‘Where the wild things are’, película que conocí gracias a este blog, y cuando carol casi no llega a despedirse del niño es la parte que más angustia me daba.
    Personalmente yo creo en Dios, y si bien a veces flaquea mi fe, trato de tener confianza de que por algún extraño camino todo va a estar bien. Me encantaría tener esa fe de Pi, que en medio de la tormenta sigue inquebrantable, me encanto! Adios!!

  • http://twitter.com/animancuso Ana Mancuso

    My God… recién ahora vengo a leer tu post, después de haberla visto anoche, y me encuentro con que encabezaste la entrada con la misma frase que a mi me pegó más que todas, y que usé hoy en el facebook cuando subí una foto de la película…
    (Ahora sigo leyendo, pero eso fue too much, lo tenía que venir a decir! jajaja)

    • http://twitter.com/animancuso Ana Mancuso

      Y tamién elegimos la misma imagen ahora que veo el tumblr!

      • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

        Muy loco! jajaja! espero ordenes pronto las ideas así leo tu comentario

  • http://twitter.com/animancuso Ana Mancuso

    Y además, como ha pasado otras veces, este post llegó con tanto timing que me resulta difícil ordenar lo que quiero decir sobre la película como para poder comentar…

  • marcelo

    Hola, el viernes fuí a ver Life of Pi. Magnífica desde lo visual, su fotografía, sus efectos especiales, su grandilocuencia espacial, en fin todo un recreo para los sentidos. Una pelic. larga en algunos puntos, con una primer parte muy interesante y conmovedora al conocer la vida de Pi en la India, su flia., sus costumbres y sobre todo su búsqueda interior de Dios. Su inocencia y bondad puesta al servicio de lo trascendente me emocionó mucho, especialmente con su primer contacto con el cristianismo. Me pareció lo mejor de la pelic. La segunda parte es a partir del naufragio y ahí me parece que pierde toda emoción y suspenso. Por momentos me pareció estar viendo Forrest Gump y al teniente Dam despotricando contra Dios por sus desventuras en medio de la tormenta y finalmente la paz que llega de manera misteriosa. También me pareció estar viendo Big fish en la escena del hijo con el médico de su padre, donde elige que historia es mejor para recordar de los hechos de la vida. Por alguna razón no me conmovieron sus partes mas sensibles, ni me llegaron al corazón otras tantas, en fin cómo dicen por ahí ” le faltó el remate” y se olvidaron de que lo pequeño tambien es hermoso. Saludos

  • luis perez

    Hola! Yo vivo en mexico, este fin de semana vi la película de
    Life of Pi y quede muy impresionado, es una película que me sacudió muchísimas cosas
    y todo el fin de semana intento
    reflexionar cual es el mensaje primario de la película, pues me aborda con muchísimos
    temas y curiosamente convergen o se unen todos en uno solo al final, he tratado
    de investigar por internet porque el autor del libro escribe una historia asi y
    cual es su objetivo??? A primera vista
    es obvio que se trata de la fe pero abarca muchos temas también por ejemplo el
    como se comporta el hombre en situaciones extremas o como la religión también se
    basa en explicar con parábolas o con cuentos otras realidades que de otra
    manera son inexplicables, aun no logro tener conclusiones de la película y mi
    experiencia personal de ella pero tengo un boceto mas o menos ya bien estructurado,
    porque cuento todo esto??? Soy medio complicado pero llegue por casualidad a tu
    blog y tu análisis de la película y lo encontré fascinante! Te quiero felicitar
    por como escribes y de tu pensamiento, muchas felicidades, me gusto muchísimo y
    encontré una pieza mas del rompecabezas que quiero armar, excelente!!!! Yo no me quise ir con el primer con lo
    evidente que es la religión, creo que mas que eso tu análisis es el que
    encuentro mas lógico y que la película gira en torno a las perdidas en la vida
    y como superalas y como avanzar en la vida con todo ello, yo no soy analista de
    películas pero yo quiero pensar también que Pi es la parte espiritual del
    hombre y Richard parker es la parte instintiva del hombre, al comienzo en tu infancia tu egocentrismo se
    desarrolla y es lo que te permite crecer, en este caso la infancia idílica de
    Pi en el zoo, después viene el camino de enfrentarte al mundo tu solo, tienes
    que despojarte de tus ideas aprendidas y cultura que te han enseñado para que
    tu te formes a través de tu experiencia tus propios valores e identidades, por
    ello mueren todos sus parientes y toda su historia con el, porque hasta la
    libreta la pierde en el mar, todo tiene que ser nuevo de ahora en adelante! Veo
    el tema de la perdida también pero en un plano individual donde el hombre sufre
    por convertirse en verdadera persona y empezar a domar sus instintos (Richard Parker)
    para que no lo dominen a el y sea un esclavo de ellos, que nos hace animales?? El
    no pensar….pero también necesitamos darle de comer a nuestro cuerpo y a nuestro
    insitinto por eso creo que ayuda al tigre a regresar al bote de nuevo.

    El bote es el cuerpo donde están depositados los instintos
    (el tigre) y el espíritu (PI) y los tres tienen que viajar al encuentro con las
    demás personas, en una isla el solo también morirán!

    Digo esta muy complejo mi análisis pero yo en la película me
    imagine esto, la fe claro que es el tema! Pero la conquista, lo mágico esta en
    ser seres humanos, yo pienso que lo que sucedió fue lo brutal, y los animales
    es una forma de representar el camino de la conquista espiritual del hombre de
    si mismo con toda la gracia y la ayuda de Dios que no nos abandona nunca……una
    vez mas te felicito por tu escrito me ayudo muchísimo y me gustaría que
    fueramos amigos! Saludos! Dios te
    bendiga…..!…..espero que me haya dado a entender ya que soy muy rebuscado..
    =(

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Luis, un placer leerte! Muchísimas gracias por tomarte el tiempo para explayarte sobre la película y por tus palabras hacia mi texto. Me gustó mucho esto que escribiste: “El bote es el cuerpo donde están depositados los instintos(el tigre) y el espíritu (PI) y los tres tienen que viajar al encuentro con la demás personas, “. Me encantó tu análisis, de nuevo gracias y un fuerte abrazo a México. Saludos. Milagros.

  • luis alb perez

    ijole reitero, yo creo que la pelicula lo que sucedio fue la segunda historia donde se mataron y solo quedo Pi naufragando y ahi sucedio todo internamente (espiritualmente) y bueno para explicar la existencia de Dios lo conto con animales…….esta pelicula es un reto en todo los sentidos…..

  • anitapado

    Me gustó mucho Life of Pi. Visualmente es impresionante, me gustó mucho la historia… aunque el costado espiritual me pasó de largo. Es supervivencia, es desafío, es tristeza, es temor, es superación, es nostalgia… Adoré la suavidad y tranquilidad con que Pi relata su historia desde el hoy. Absolutamente consciente de que es parte de sí mismo esa historia.

    Y he reconfirmado que mi adorada perra tiene movimientos de Richard Parker. Tengo una en casa!! (Es un san bernardo, eh? No crean que deliro).

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      jajaja, te creemos, te creemos :P

  • http://www.facebook.com/maria.julia.7393 María Julia

    ¡¡¡Excelente tu crítica, Milagros!!!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Muchísimas gracias, María Julia!

  • Lujan20

    Después de ver la pelícua, y despues de leer este post, de revivirla, de resignificarla, me encuentro con un gran nudo en mi garganta. Como le dije a mi hermanan cuando regresé del cine: “es una caricia al alma”.

    Creo que gran parte del impacto que generó en mí se debe a que estoy en una situación en las cual muchos puntos tratados me tocaron de una manera considerable.

    En primer lugar, la cuestión de la fe, no en una religión específica, sino como bien decis en el post, Milagros, la fe en “algo”. Una fe que puede estar en todos lados, desde en los lazos a una familia, la fe que amigos pueden tener en nosotros, a la cual podemos adoptar, pero sobre todo, la fe en nosotros mismos, que muchas veces es tan dificil hallar.
    Por otro lado, es inevitable no sentirnos identificados con el “dejar ir”,y comprender el dolor que se siente el no poder despedirse. Pero, otra vez, este “dejar ir” se puede aplicar a tantos aspectos en la vida, puede ser la partida de una persona, el cambio de una estilo de vida, decisiones que hacen que debamos dejar ir algunas cosas, pero que no hacen más que formar parte de ese crecimeinto, de esa madurez que nombras también, Milagros. Y todo cambio lleva consigo un duelo que debemos pasar y superar. Pero que con seguridad, una “clausura” ayudará en el proceso.
    Algo más para destacar es ese contraste entre un comportamiento salvaje, animal, con el humano, que al final no parecen diferir mucho si comparamos ambas historias, nos hacen ver la verdadera naturaleza humana: una que sorprende y que a la vez descepciona. Y que nos hace querer elegir, sin nignuan duda, “la historia del tigre”.
    Y, para terminar, a toda la belleza natural mostrada en la película, tenemos que agregar la manera magestuosa en la que fue reflejada. Que hizo que todo tuviera mayor efecto e impacto.

    Saludos para todos.

  • Emi Ramirez

    Excelente narrativa. no conocía este blog, me hago seguidor ya! Saludos

  • Leonardo Parra Cano

    Si me pidieran que describiera esta pelicula con una sola palabra, sin duda la primer palabra que se me vendria a la mente es “Hermosa”, Ang Lee tiene un talento impresionante para contar historias, con una propuesta visual que desborda inteligencia, un espectaculo visual hermoso y un realismo mágico deslumbrante

  • Mafer

    Hace una semana vi esta película, la verdad desde que la vi, estoy conmovida, hace mucho tiempo quería verla, pero no se me había presentado la oportunidad, y me soluciono muchas dudas que tenía y aún mas en este momento de mi vida, la persona que me la recomendó, me dijo que yo decidía en cual creer de las dos historias… Richard para mi es lo que Pi decidió creer, tener fe en él para poder sobrevivir, recuerdo una parte de la peli, donde el padre de pi, le dice que el tigre es el reflejo de él, la vida tiene un sentido para todos, si la vida fuera perfecta, la felicidad o el ir en busca de algo no tendría sentido, y esta peli nos lleva a ver que si hay un Dios, un Dios que quiere que cumplamos nuestra misión, la vida es cuestión de despego, Pi nunca se despidió de los que amaba, siempre dijo “lo siento” y por eso cada día hay que vivirlo al máximo, y no esperar por nadie, a Pi todo se le fue, hasta la libreta, la vida es tristeza y momentos dolorosos, algunos sin despedida, si a mi me dijeran que mañana va a morir alguien importante para mi, sería difícil despedirme, es mas cuando un ser querido muere, no se dice adiós, todo se va cuando menos lo esperamos…
    Lo que mas valore de la peli fue que Richard le refleja temor, debía estar alerta para sobrevivir y eso me encanto, Pi y Richard eran como uno solo, como cuando los humanos peleamos con ese ser que esta dentro de nosotros, en un momento los dos quisieron darse por vencidos, pero lucharon juntos hasta llegar a la isla. Y la película refleja lo que es la vida, tristezas, luchas, alegrías, pero de una forma maravillosa, y ahí se ve la obra de Dios, porque si el mal existe es porque tenemos que ir en busca de lo bueno y Dios quiere eso, Pi no reprochaba a Dios, lo vimos en el momento de la tormenta y así deberíamos ser nosotros agradecidos y seguir luchando… Si me preguntan de forma concreta en que decido creer, yo creo en la primera parte de la película, esa es la vida, es el reflejo de la vida, pero de la manera en que la beberíamos ver, maravillosamente… Extraordinariamente :)