Fuera de la tormenta

 

“Me habían arrojado fuera de la tormenta y era hermoso” - David Whitehouse

¿Qué pasa si no nos gusta lo que sucede a nuestro alrededor? ¿Qué pasa si nos terminamos convirtiendo en receptores de actitudes que, o bien no merecemos, o bien no podemos manejar? ¿Qué alternativas tenemos ante la conducta ajena? ¿Cómo podemos responder? ¿Cómo podemos reaccionar? ¿Dentro de qué grupo nos deberíamos ubicar? ¿Vamos a ser quienes se corren de ese ámbito o quienes se quedan, enviciándolo aún más, sin poder salir del círculo? En Bed, la reveladora novela de David Whitehouse, se alude a la doble naturaleza del amor. Pero no estamos hablando sobre relaciones de pareja sino sobre cómo se manifiesta el sentimiento dentro de la dinámica familiar. “El amor es una línea larga. Es todo amor pero tiene extremos opuestos. Está el extremo que es bueno. Ese es el extremo en el que uno quiere estar. Y está el extremo que es malo, porque el amor también puede destruirte. Y ese extremo de la línea es el lugar en el que está la mayoría”. Así somos, ópera prima de Alex Kurtzman (guionista/soldado de las producciones de J.J. Abrams, desde Alias hasta Star Trek), tiene a dos personajes centrales ubicados en ese último extremo de la línea, quienes crecieron convencidos de que la contención familiar nunca iba a ser completa y de que eventualmente toda presencia termina mutando en abandono. Sin embargo, es aún más triste cuando la ausencia llega antes de la muerte, cuando llega con una partida voluntaria, con la desconsideración, con la falta de afecto. Poco después del funeral de su padre, Sam (Chris Pine) se entera de que ese hombre que estuvo siempre a medias en su vida también tuvo otra hija (este hecho está inspirado en la experiencia personal de Kurtzman). Inmerso en sus propios problemas laborales, retrasando su futuro sentimental por no haber podido lidiar con una infancia traumática, Sam intenta salir del espiral para conocer a su hermana Frankie (una extraordinaria Elizabeth Banks) y así, a partir de varios encuentros en los que no le revela su identidad, dilucidar quién fue su padre, ese hombre que lo llevó al parque algunas veces, le dio seis consejos para manejarse en la vida, lo instruyó en la música, se ausentó, se enfermó, murió y nunca pudo ser para él más que una figura incompleta.

“It’s official: I don’t exist” 

Frankie, sin saberlo y con una generosidad natural, ayuda a Sam a reconstruir el rompecabezas, siendo ella ese extremo (inicialmente) más destruido. “La última imagen que tengo de mi padre es la de las luces traseras de la camioneta” le cuenta ella a Sam. Pero Así somos no emparenta la melancolía con un puñado de confesiones edulcoradas. Porque la realidad no lo es. Y Frankie es la viva prueba. El abandono de su padre, la decisión de quedarse con su otra familia, provocó en ella una rebeldía que la condujo al alcohol, a las drogas, al frecuente sexo casual y a un hijo, Josh (el personaje/costado más esperanzador de la historia), quien tampoco sabe quién es su padre. La ausencia, entonces, cobra otro sentido, se hace más pesada. El recuerdo de un padre de quien esperaste más y quien nunca estuvo a la altura de las circunstancias (un poco por no poder y otro poco por no querer) activa una nostalgia punzante, una necesidad de rebobinar para rastrear ese momento en el que todo fue tomando otro curso, en el que todo fue cayendo en picada. En esa necesidad, Frankie admite nunca haberse preguntando qué había de malo en él sino, por el contrario, qué había de malo en ella. Qué pudo haber hecho ella para que su padre no se interese por estar sobrio y llevarla a comer, en lugar de drogarse con amigos mientras ella observaba la escena a la distancia, con un vestido nuevo que no volvería a usar. Esa distancia que es precisamente la que no debería existir en ese vínculo. Porque nada puede causar más impotencia que mirar a un padre y no reconocerlo. El golpe puede contrarrestar cualquier ímpetu de hacer algo por nosotros mismos (o bien empujarnos a la otra vereda).

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

“¿Qué vida es esta, que te da la maravilla de un corazón que late y después lo hace estallar en un millón de pedazos diminutos? ¿En la que lo que te enseñan a esperar, todo eso, no llega nunca? Si eso es la vida, ¿para qué salir de la cama?”, pregunta Whitehouse en su novela. Así somos parece querer decirnos que es Frankie quien no pudo levantarse, quien se perdió en los excesos por esperar el regreso de su padre, un regreso que nunca se produjo (al menos no de la forma que ella suponía). Pero lo interesante de la película es cómo trastoca la perspectiva: quien creemos que tiene todo bajo control por haber pasado más tiempo con una familia moderadamente “constituida” (Sam) es quien menos idea tiene de cómo relacionarse, de cómo decir una verdad a tiempo, de cómo acercarse a una madre (Michelle Pfeiffer en un papel tan modesto como doloroso) quien también lidia con el peso de decisiones que repercutieron en esos hermanos que crecieron separados. Entonces, volvemos a lo mismo: ¿qué pasa si no nos gusta lo que sucede a nuestro alrededor? ¿Qué pasa si no nos podemos hacer cargo de los conflictos familiares sin evitar meternos en la tormenta? La película muestra a Sam y a Frankie lidiando con la decepción, con la frustración, a partir de vaivenes de conducta. Al comienzo los conocemos como personas autodestructivas y luego como quienes, al aceptar que con la muerte de su padre también murieron sus expectativas, se abocan a la realidad, a lo que sí tienen, a sus pequeñas epifanías: escuchar Joy Division, arreglar el jardín, hacer dormir a un hijo, decirle “te amo” a alguien, visitar una playa, comer tacos. No hay más que eso. Mejor dicho: no hay otra forma.

*Les dejo una escena de Así somos:

“Somos hermanos, somos las únicas dos personas en el mundo que saben lo que fue crecer sin él. Eso es un milagro”, le dice Sam a Frankie y en ese instante no hay dudas respecto a la importancia de la hermandad para hacerle frente a un panorama irremediable. Es de acá en adelante. Es aceptar el pasado fijando la atención en el encanto cotidiano. No para aislarse: para conocerse. “Nos sentamos ahí todo el resto del día, relajados y en calma (…) a lo lejos, las luces parpadeantes de los aviones. Fuera del ladrido del perro cuando pasaba un auto, no había nada. Me habían arrojado fuera de la tormenta y era hermoso” se lee también en Bed. Así somos responde a mi pregunta inicial del post de la manera más honesta posible. Si no nos gusta lo que sucede, no hay otra forma de lidiar con la frustración que haciendo algo que nos sirva a nosotros y que el otro también vea (y, con suerte, lo ayude). Sam se refugia en momentos compartidos con su sobrino, “relajado y en calma” y, en esa actitud, le devuelve la fe a su madre de recomponer un vínculo que su padre cortó al medio. Pero a pesar de su luminosidad, la película de Kurtzman aborda la compleja interacción familiar con una melancolía omnipresente (sobre todo en la hermosa pero dura escena final), con Sam y Frankie como los únicos responsables a la hora de cambiar el futuro. “Vi los acantilados blancos de la costa inglesa y recordé el momento en que papá me contó por qué eran de ese color. ‘Miles de millones de años de huesos’, dijo. ‘Billones de vidas, todos los esqueletos del mar, mantenidos en tierra por las mareas y golpeados por las olas. Presión más tiempo para convertir todo en tiza. Sorprendente. Con suficiente presión durante suficiente tiempo siempre se crea algo nuevo’”. Cuando uno logra soltar – ya sea a la fuerza o por real convicción -, cuando uno supera la ausencia (si es que se supera del todo) es cuando más listo está para aceptar que si alguien pudo subirse a una camioneta y dejar todo atrás, uno también puede subirse a la suya, mirar hacia adelante y salir de la tormenta.

…………………………………………………………………………………….

¿Vieron Así somos? ¿Les gustó? ¿Qué películas sienten que representan a sus respectivas familias? ¿Con cuáles se sintieron más identificados en ese plano? ; ¡Comenten! ¡Buen martes para todos!

………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

  • Javi SB

    Mily! Que hermoso lo que escribiste!!! Sabés que venía postergando ver la peli porque no me terminaba de llamar la atención, bah, digámoslo de una vez: me despertaba prejuicio! Y con este post no hacés más que lograr que la peli escale a primeras posiciones entre las pendientes por ver…

    La relación padre hijo, o mejor dicho, la ausencia o la falta de momentos compartidos entre un padre y su hijo, particularmente, me pega muchísimo porque es uno de los ejes centrales de mi historia personal (mi viejo dejó mi casa cuando tenía casi 10 años, y ese es un hito en mi vida realmente fuerte), y aunque con el tiempo siendo adultos los dos hemos intentado acercarnos, siempre hay una distancia, más chica, es cierto, pero distancia al fin, quizá precisamente por esa tristeza/dolor de los momentos de ausencia que hace que esa brecha no pueda ser reducida del todo… En ese sentido, una peli que terminó pegándome mucho fue Up, creo que de chico tenía gran parte de esos sentimientos encontrados del nene gordito que la protagoniza… Me conmueve mucho el final de esta historia…

    Uf! Resultó catártico el comentario! Gracias!

    Beso!

    Pd: Me encantó que hayas citado Bed… Finalmente, nunca hablamos de ella… Y por lo visto te gustó! Lo cual me alegra :)

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Gracias, Javi! Y muchas (más) gracias por compartir esa parte de tu historia personal, que imagino no debe haber sido fácil. Volvé cuando veas la película, me gustaría saber qué te pareció. Creo entender eso de la brecha que no puede ser reducida, pero al menos veo que hiciste las paces con esa situación lo que, supongo, tampoco debe haber sido fácil. Y sí! me encantó Bed! todo eso de resignar cosas por el bien del otro y cómo se va acumulando cierto rencor que uno no quisiera experimentar pero que surge inevitablemente…me resultó brillantemente descrito. Así que gracias por eso también ;)

      • Javi SB

        No fue nada fácil, es cierto… Pero con el tiempo y por experiencias vividas me fui dando cuenta que, una vez elaborado, compartirlo no sólo me ayudo a terminar de asumirlo si no también hasta de ayuda a otros que han estado o están en la misma…

        Bed es una novela maravillosa, precisamente por la forma en la que transcurre la narración de la historia (ojalá algún día pueda llegar al cine)… La compre porque me sedujo su tapa y terminó sorprendiéndome… Por eso sabía que podía llegar a gustarte!

        • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

          jajaja, sí, la tapa es genial! me encanta! este es un caso en el que estuvo bien juzgar al libro por la portada :P

  • anitapado

    Quiero verla!!

    ME gustan este tipo de películas, sobre la vida misma, tal vez familias un poco más o menos disfuncionales que las nuestras, pero promedio. Donde todos hablamos juntos, guardamos muchas cosas para decir o justamente las decimos en el momento menos indicado, quedan muchas cosas pendientes, alegrías, tristezas, desencuentros, críticas y amor, obvio, que casi siempre está pero que a veces, simplemente no se siente del todo.

    Las familias de Parenthood, Home for the holidays o Little Miss sunshine son las que vienen a mi mente.

    • FEDECHIZZO

      Está en Cuevana para verla.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Mirala y volvé!

  • Gaby_G

    Buenas noches! aunque nunca había escuchado hablar de esta película (vengo para atrás jaja) me encantó el post! hermoso!

    Mi familia está retratada en Los Locos Addams perfectamente jajaja

    Bueno, hablando en serio, hay varias peliculas en las cuales, de alguna manera veo a mi familia, por ej: Mi gran casamiento griego (especialmente con respecto a las reuniones familiares y las toneladas de comida), Parenthood , Esperando la carroza (imposible no identificarse en algo con tanta idiosincracia argentina) y hasta un poco de El gran Pez.

    Seguro se me escapa alguna, pero esas, seguro! :D
    Besos!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Yo no podía creer que esta película fuera de Kurtzman, Gaby!

  • http://www.facebook.com/lunesenlaluna Dario Villalba

    hola, no vi la pelicula, pero me encanto lo que escribiste…

    ese ultimo parrafo me hizo poner la piel de gallina je n.n

    mm no encuentro ahora en mi cabeza una pelicula que represente mi familia, basicamente somos algo distantes, como planetas girando en sus propias orvitas y cada tanto nos alineamos, como para un fiesta de fin de año.
    en fin saludos,

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Muchas gracias, Dario! Y ya se acerca la fecha en que se van a alinear, espero que la pasen bien. PD. Todavía no vi 360, soy un desastre!

  • FEDECHIZZO

    Siendo las 4.35 am termine de ver la pelicula. Me gustó mucho, aunque por momentos se me hizo algo tediosa porque se estiraba mucho el tema de contar la verdad.
    Pero me gustó mucho como trató el tema del vinculo paternal.
    Por un lado Sam (no me gustó mucho Chris “cara de Gaston Pauls” Pine interpretando el personaje) que creció en un marco familiar, con la presencia fisica de su padre pero paradojicamente ausente como tal, que motivaron que creciera considerandolo un cabrón, con su unico recuerdo lindo era cuando lo llevaba al parque aunque nunca se bajaba del auto para jugar con él. Y Frankie, que vivió el abandono, el rechazo, el cambio por otro familia. Sin entender por que no la quería en su vida. Enterandose por una llamada y por el diario de la muerte de su padre. Creció con una vida llena de conflictos, con un hijo, Josh, que no solo no tiene padre, sino que ella ni siquiera sabe quien puede ser.

    De golpe Sam se entera que tiene una hermana y en vez de contarle la verdad (ademas de la herencia) la manipula para conocer mas cosas de su padre, interactuando con el hijo de ella, forjando una relación que enamora a su hermana (cosa que se va haciendo predecible y previsible cuando ella los filma con los cangrejos) haciendole sentir que él puede ocupar el rol de padre que su hijo nunca tuvo, darle la oportunidad que ella no tuvo. (cuando le da los consejos que le dio su padre una vez)

    Estan muy bien mostradas las relaciones (Sam-Padre, Sam-Madre, Padre-Madre, Sam-Frankie, Sam-Josh, Frankie-Padre, Frankie-Josh) y sus interacciones ya sean fisicas o con anecdotas, fotos, videos y musica.

    Para mi lo unico malo es Chris Pine, no me gustó su actuación. No le creo el personaje. Elizabeth Banks concuerdo en que está estupenda. Michelle Pfeiffer bien, sin destacarse, pero hermosa como toda la vida. El pibe bien con el personaje de niño semi independiente, maduro, reaccionario, comprensivo pero no me gusta la cara jajaj.

    Y el final es espectacular, no me lo esperaba ni un poco. Es muy bueno, no solo por lo que sucede sino por la importancia que tienen los pequeños detalles que te muestran a lo largo de la pelicula que por ahi en el momento pasan desaparcibidos y terminan explicandolo todo.

    En fin, creo que fue por el final que me gustó mucho. Sino iba para 6 Fedechizzos nada mas.

    Me voy a dormir, espero que se haya entendido lo que queria expresar, y si spoileé algo editalo Mily porfa…..estoy escribiendo con un ojo a esta altura….

    Ahi nos olemos!

    ZETA ZETA ZETA ZETA ZETA ZETA ZETA ZETA

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Gracias Fede por explayarte. A mí me gustó Chris Pine! No me mató, pero me parece que no desentona. Igual al lado de ella queda bastante opacado y el final es genial, está bueno lo que decís de que, efectivamente, te van mostrando indicios a lo largo de la película para que no quede inverosímil.

  • FEDECHIZZO

    Respecto a la consigna…ahora no se me ocurre nada…..si llega a haber alguna vuelvo.

  • http://twitter.com/NatyPaez Natalia Paez

    Muy buenos dias!

    Uf! Se viene con todo este post, Mili. No es cosa sencilla ponerse hablar de la familia, menos en esta época para mi. No se si les pasa, pero llegando a fin de año, y para no desentonar con el cliché, empiezo a hacer balances de todo lo vivido y de las apuestas para el año que se viene. Casi siempre, mi familia está presente en el “hecho” y en el “por hacer” también.

    Aunque no vi ninguna de las pelis que mencionas, puedo identificarme ampliamente con lo que decis: “Si no nos gusta lo que sucede, no hay otra forma de lidiar con la
    frustración que haciendo algo que nos sirva a nosotros y que el otro
    también vea (y, con suerte, lo ayude)”. Es tan cierto, pero tan difícil de hacer esto, que no puedo evitar ponerlo en la columna de pendientes para mi.

    En cuanto a la consigna, a mi familia la representan varias de las que he visto por ahi: mi vieja tiene un poco de los padres de Lucy en “Two weeks notice”: apasionada, idealista, cabeza dura, testadura pero buena persona, a veces me encuentro un poco diciendo(me): “Sus intenciones son buenas, por eso lo hace”. También tiene un poco de Meryl, en “Prime”: si la dejas, te sofoca un poco. Pero, otra vez, she means well.

    Nosotros somos un poco como la familia de “Atrápame si puedes”; mi papá tiene un poco de Fran Sr. y esa magia que te atrapa y te encanta, pero que se evanece y te deja con sólo las historias y los cuentos, ninguna realidad. Cuando veo esa peli por cable, no puedo evitar sentirme como Leo mirando la ventana de esa familia perfecta que en su cabeza no puede completarse, y me angustio un poco. Por suerte, siempre estuvo mi vieja como pilar para evitar que caigamos en el lamento y la pena, y para sacarnos adelante a mi hermana y a mi. Después llegó mi hermano, el marido de mi vieja y su familia, y ahi se rearmó el rompecabezas nuevamente.

    Entonces, sí, al final del día creo que somos como la familia de “Little Miss Sunshine”: disfuncionales, sí, distintos, también, pero igualmente pasionales y determinados como el primer día. Y ahi el balance me da bien, y no tengo más que sonreir por tener lo que tengo como base, como pilar. Como familia.

    Beso!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Qué lindo comentario, Nati! Me encantaron las menciones que hacés, me gusta tanto el personaje de la madre de Lucy como el de Frank Sr. (sobre todo), qué gran interpretación de Christopher Walken. Siempre voy a poner en el Top Ten de Spielberg a Atrápame si puedes, la reacción de Frank al ver cómo se desmorona su familia y el final, donde ve cómo su madre rearmó su vida conformando otra familia es realmente terrible. Reitero: hermoso lo que escribiste. Beso grande.

      • http://twitter.com/NatyPaez Natalia Paez

        Gracias Mili! Hice un poco de catarsis, como dice Javi más arriba. Sirve abrirse y compartir, siempre :)
        La verdad es que Atrapame si puedes es una gran película, y Leo está muy bien ahi. Es un gran actor, siempre lo fue, pero tuvo que pasar el tiempo para que se lo vuelva a valorar por lo que ya hacía desde Gilbert Grape: Emocional, pasional, simple pero concreto, algunas miradas y gestos de él lo vuelven nuevamente un adolescente ante nuestros ojos, aunque ya esté llegando a los 40!

        • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

          Totalmente de acuerdo, Nati! Su mirada adolescente la mantiene a lo largo de toda la película. Es un gran papel! Vamos a ver si este año se lleva el Oscar por Django Unchained ;)

  • VeroKF

    Uy me llega de cerca este post. Me identifico con Sam, y eso que no vi la peli.

    En mi caso, mi papás se separaron cuando yo tenia 15 pero nunca mi papá estuvo presente realmente, siempre miró todo de lejos, como bien transmite la escena del parque. Con mi hermana menor siempre sospechamos que tener hijos fue un mandato social impuesto para el y no su eleccion. Tambien me imagino que si hubiera tenido hijos varones hubiera actuado distinto, pero nunca lo voy a saber. En la peli elige al varon pero tampoco es buen padre.

    Siempre me sorprendio como algunos padres varones pueden desentenderse de sus hijos un poco, mucho o directamente del todo. Y siendo mujer ha afectado mi relacion con los hombres, como le paso a Frankie. Acaso no se dan cuenta de como impactan sus acciones en sus hijos? No lo sufrieron ellos con sus padres? En fin, voy a tener que verla!! Mejor con mi hermana. Un beso!! Buen post :-) da para la catarsis ja.

    • FEDECHIZZO

      Mirala porque te vas a sorprender.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Vero, gracias por compartir tu historia…la película habla de eso justamente, de las consecuencias de determinadas acciones. Volvé cuando la mires y contame qué te pareció. Es muy buena idea la de mirarla con Nati :) Beso grande y gracias de nuevo!

  • Sebastián Z

    seis consejos para manejarse en la vida y un mandala: Gang of Four, Buzzcocks, Joy Division, The Clash and Television

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      jajaja y en ese orden! te quiero!

      • Sebastián Z

        liiinda! precisamente en ese orden eterno jeje <3

  • Claudia Marés

    Lindísimo post Mily!

    No he visto esta película pero menciona algo de lo que puedo dar fe: la fortaleza del vínculo que une a los hermanos frente a una dificultad, a un dolor o a una torta de chocolate a compartir. Es una de las cosas más fuertes que hay en el mundo, uno no se puede divorciar de sus hermanos!

    Mi familia no se parece a una película, llevo 32 años con @marido, los dos venimos de familias sin historias y nuestros hijos ahí andan haciendo sus caminos.

    A los que tuvieron la generosidad de contar las separaciones de sus padres les pido una mirada piadosa: hemos hecho lo que hemos podido (creo hablo en nombre de los de 50 para arriba)

    Me voy con una escenita de una comida familiar que me gusta: http://www.youtube.com/watch?v=ED7_y4jETo0

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      uy, esa escena, jajaja! btw, no pude ver Amour todavía :/

      • Claudia Marés

        Mon Dieu! No la viste porque no funcionó?

        • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

          No. no me funcionó :s

  • Lujan20

    Hola, Milagros!! la verdad no ví “Así somos”, pero me gustó mucho lo que escribiste, y una vez que termine de rendir (solo faltan un par de días) me voy a dedicar a disminuir un poco esa larga lista de pendientes…

    Pero con respecto a películas con que me haya sentido identificada como familia, podría mencionar esas donde se produce reuniones de familias numerosas, como “Mi gran casamiento griego”, donde las reuniones son una locura, pero lindas. Pero me he identificado más con series como “Sisters and Brothers” donde se podían ver las distintas dinámicas en la familia y las diferencias de personalidades, pero que cuando se necesitaban, estaban: o “Parenthood” también con formatos similares.

    Muy lindo post, Milagros.

    Saludos para todos.

    PD: Encontré esta foto (con photoshop o no) que podría ser un lindo deathmatch: http://content7.flixster.com/site/10/25/44/10254453_ori.jpg. Aunque Ian McKellen ya dejó claro en una entrevista quien ganaría en su criterio. ;)

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Justo que vi tu comentario sobre Anne en FB me pregunté si habías terminado de rendir o no. Suerte con lo que te queda! Me encantaba Brothers and Sisters, Sally Field estaba muy bien ahí, aunque siempre tuve debilidad por los personajes de Emily Van Camp (ejemplo: Everwood). Y me agendo el Deathmatch, solo me queda conseguir esa foto en grande y sale de una ;) Saludos, Luján!

  • crisromero

    Qué suerte que hoy, que tengo tiempo de participar después de semanas de demasiado trabajo como para leer diarios y blogs (pasa todos los diciembres) me encuentro con este hermoso post! No ví esta película, pero el análisis de Milagros me remitió instantáneamente a Gente como Uno (Ordinary People) una joyita sin pretenciones de 1980, también el debut como director de Robert Redford. Copiando de una reseña de la época, “una historia simple, directa y cruda, sin finales felices y menos frases prefabricadas, sino un acercamiento genuino a las trivialidades de una familia convencional que vive incomunicada y distante”. Madre tan incapaz de asumir la tragedia que la disfraza aferrándose a rutinas diarias rígidas y negadoras, de “acá no ha pasado nada”; padre sensible y amante pero incapaz de romper ese silencio familiar que tapa lo que no puede enfrentar; hijo que carga con una culpa destructiva y agrandada porque la actitud de sus padres lo lleva a cargar también, por default, con las culpas y falencias de ellos. En lo personal, en algunas de esas actitudes parentales (sobre todo la madre) vi reflejadas las de los míos propios. Ojalá algunos de uds hayan visto Gente como Uno, aunque por un tema generacional pertenece a la era terciaria del cine para muchos, jaja.
    Como Claudia Marés nos dejó la escena memorable de una cena “desfamiliar”, les dejo la de la cena de Gente como Uno:
    http://blogs.publimetro.cl/cineytv/2010/04/05/gente-como-uno/

    Beso prenavideño para todos!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Gente como uno es una gran película, Cris! Y un giro absoluto en la carrera de Mary Tyler Moore. Nunca me voy a olvidar de la tristeza en los ojos de un joven Timothy Hutton. Es muy dura, no sé si podría volver a verla por razones personales. Agrego que para mí es lo primero, y a la vez, lo mejor que hizo Redford. Beso grande!

  • gallegamdq

    Muy bueno el post de hoy! Me gustó mucho la película, realmente es muy distinta a otras cosas. Hace un rato que estoy pensando películas sobre la familia que me recuerden a la mía y la verdad es que no encuentro, en parte porque creo que la flía yanqui se parece muy poco a la latina. Aunque parezca mentira (más en esta época donde los conflictos familiares recrudecen a la luz del amontonamiento y la felicidad compulsiva), creo que tenemos menos muertos en el placar y mucho más amor unos con otros. En todo caso, mi imagino complotando con mis hermanos al estilo good bye lenin para mantener las fantasías de revolución de mi viejo, aunque si mi hermano fuera daniel bruhl estaría tan confundida como elizabeth banks (y con sólo decirlo, me parece que cruzo una línea que no ha de cruzarse y que levi strauss vendrá a recordarme martillo en mano que la prohibición del insisto es un principio fundacional de toda sociedad)

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Juli! :) – [SPOILER] Lo de la confusión de ella para con su hermano es todo un tema, para mí se prolonga demasiado. Leí algunas entrevistas a Kurztman y dijo que no encontró otra manera de mostrar lo que él había vivido que así como lo narró, que inevitablemente se tenía que generar una incomodidad

      • FEDECHIZZO

        SPOILERRRRRRR!!!!

        Es cierto, creo que esa prolongación es lo que la hace tediosa.Pero tambien creo que se estira debido a lo repentino y chocante que es todo para Sam. Endeudado, se entera que el viejo le pide mediante una nota que le de 150 mil a un tal Josh Davis, y que los cuide mucho. Después descubre que tiene una hermana y un sobrino cuya existencia desconocía. E intenta el acercamiento, no solo para contarles la verdad sino para descubrir mas sobre su padre. Y terminar dándose cuenta que no era el cabrón que el pensaba que era.

        • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

          Sí, es la única manera que encuentra Sam, pasa que para el espectador, al saber que ella está generando sentimientos de amor/enamoramiento/loquesea hacia él, se hace cada vez es más difícil mirar cuando se encuentran. A diferencia de los momentos de él con el sobrino que obviamente no tienen toda esa connotación o todo ese trasfondo que impide disfrutarlos sin cargas. No sé si me explico…

          • FEDECHIZZO

            Si, eso es lo tedioso (TED y OSO jaja) de la pelicula que quise reflejar en mi comentario matutino.

          • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

            JAJAJAJAA!

    • Ana Mancuso

      Jajajajaja me mataste con lo de Levi-Strauss xD. Igual acordate de lo que el decía: no importa sobre quién cae la prohibición, el asunto es simplemente que haya prohibición con alguien como principio fundacional de una sociedad: en esta civilización los hermanos, en aquella de más allá el tío paterno, es esa otra de más acá el primo segundo… (así que todo se resuelve mudandose a la comunidad más conveniente :P )

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=100001433257601 Eduardo Meza

    Hola Mily! Perdoname perdoname perdonameeee se me cortó Internet anoche y hace poquito volvió; encima recién llego de ver mi desastre decorando mi libreta de la facu… jajaja

    Creo, respondiendo a la gran pregunta del post, que en un aspecto somos víctimas de lo que sucede alrededor. Una interpretación del Génesis que leí va de esto: el verdadero pecado original es el mal que nos encontramos en este mundo (al que caemos siendo inocentes, sino véan los ojos de los recién nacidos); primero en nuestra familia, luego en la malas decisiones de los del jardín, la primaria etc. Tarde o temprano caemos en el mismo círculo de mentirse y dañarse en el que están nuestros antecesores y contemporáneos… Por eso es pecado original: el orígen de nuestras cag**as es la maldad circundante que nos ceba… En fin.
    Eso es cuando arrancamos. Con el paso del tiempo, nosotros y nuestra libertad estamos metidos y tenemos que hacer algo, aunque fallemos. Me refiero a algo para mejorar el entorno, aunque no cambiemos el problema de fondo, el real. Todo bien pero prefiero un parche antes que la herida sangrando, expuesta todo el tiempo.

    Salir de la tormenta es difícil si no partimos del hecho de que todos fallamos. El problema de quién la arruina más no va. Escupir para arriba es riesgoso, ¿quien te dice que vos no vas a hacerle algo horrible a una persona? Yo lo he hecho. Defraude a una gran amiga, a un gran amor también… Y no sentir el perdón del otro lado, aunque con el tiempo yo haya mejorado, me es mas espantoso que el tomar conciencia de haberlas herido. Con el tiempo, les aseguro que es peor estar del otro lado del mostrador… si tratamos de una conversación de humanos. Hay algunas personas que no se arepienten ni en 50 años -pero es caso aparte.

    Si no hay amor, entonces todo muere. Si hay amor, entonces, sobreviviremos a los errores de nosotros y los demás por mas devastadores que sean. Para respaldar mis palabras en experiencia: si no hubiera perdonado a mi viejo de lo que nos hizo a mi vieja y a mí, seguro que hoy estaríamos los tres cada uno por su lado. Agrego que el perdón es algo esencial en esta trama (bien dice la frase que el perdónar es divino, porque nos eleva sobre todo lo conocido y nos hace más humanos). Pero para perdonar al otro, primero uno tiene que verse al spejo del alma y perdonarse uno mismo por lo que hizo y lo que no hizo. Después, el otro tiene que ser creíble al menos. Después, si, adelante.

    Sam y Frankie, creo, han hecho todos los pasos. El pasado, ya saneado, tomó su lugar: pasado, experiencia y base de todo. Ahora, el presente a vivir y el futuro a planear. A pesar de todo, la felicidad que faltó antes puede estar adelante… Hay que buscarla.

    Finalmente para vos: MBV – I Can See It (But I Can’t Feel It) es espectacular, aunque no hable de salir de la tormenta sino que mas bien la profundiza… Espero que te guste.

    Un beso.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      No sabía qué corno te había pasado anoche, pero volviste recargado, jajaja. Hermoso comentario, Junior. Me encantó esto: “Me refiero a algo para mejorar el entorno, aunque no cambiemos el problema de fondo, el real.”. No podría concordar más y eso del amor que decís es clave, me hizo acordar a uno de mis temas favoritos de Fito Páez (#listolodije), llamado justamente “Si es amor”, y que también se puede aplicar a lo familiar:

      “pero al fin, si es amor, cruzará huracanes y tormentas
      pero al fin, si es amor, beberemos solo su belleza

      y si es amor, comeremos en la misma mesa
      y si es amor, lo que nunca compartimos,
      las vidas que no vivimos juntos,
      las miradas que esquivamos
      las mentiras que dañaron
      nada nos importará
      nada nos importará
      nada nos importará, si es amor…”

      Encima habla de tormentas también :O – weird.

      Gracias por la recomendación bloodyvalentinesca ;)

    • VeroKF

      Que gran comentario, Eduardo, me encanto. Es verdad que el rencor es un ancla. Para avanzar hay que soltarla.

  • marcelo

    Hola, buen día, que lindo tema, la pelic. no la ví, pero me dieron ganas de verla. Me impactó la relación entre Clint Eastwood y Hilary Swank en Million dolar baby. El actuaba cómo un verdadero padre con su pupila, y cómo contradicción el no veía a su verdadera hija hacía años. Cosas que pasan en la vida. Saludos

  • Fede

    Primer comentario en el blog, la vi el otro dia por la web. Interesante la propuesta de partir de una crítica para llegar a una reflexión.

    Me pareció buena, tiene buen sentido del humor y buena música. El personaje de Frankie es lo mejor para mi.

    Por otro lado la encontré un poco simplista a la hora de cerrar el resto de las historias que se van abriendo (la crisis laboral del protagonista, su novia que vuelve y listo, la madre que se opera y listo, la crisis escolar del sobrino).

    saludos

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Bienvenido Fede! Y puede ser que cierre bruscamente algunas historias, es cierto. Espero que comentes más seguido. Beso grande! PD. Sí, el personaje de Frankie es sin dudas el mejor. Saludos!

      • Fede

        Faa, me sorprendió la respuesta todavía vagando por el blog, gracias. Sabés ganar nuevos lectores, eh! abrazo!

  • Ana Mancuso

    Bueno, hello!

    Vengo porque recién hace un par de días vi esta peli y me causó una impresión bastante fuerte. Es indudable que cuando los realizadores se deciden a abordar experiencias fuertes que han marcado sus vidas, la mayoría de las veces el resultado es una obra que te conmueve y que logra que empatices con ella de principio a fin (se me viene a la mente en este momento el ejemplo de Beginners en el que pasa algo similar).

    People Like Us para mi quiere dejar esta moraleja: todas las decisiones importantes que tomes en la vida van a determinar no solamente tu historia, sino que tienen un profundo impacto en las personas que te rodean, asi que, pensalo de nuevo! Esto lo vemos en todas las decisiones equivocadas que, por egoísmo, sufrimiento o incapacidad emocional toman todos los involucrados en esa familia tan particular; para tomar solamente a los dos mayores:

    - El padre de Frankie y Sam decidiendo no hacer parte a su otra hija de su nueva familia, causandole daño directo a ella, e indirecto a Sam con quien terminó teniendo una relación de no-compromiso, en parte por su naturaleza, en parte porque comprometerse con esa nueva familia 100% implicaba también tomar la decisión correcta con respecto a su hija: incluírla. El mismo Sam lo entiende así incluso, interpretando que el padre no se conectaba con el porque veía en su persona a la hija que había abandonado (y la escena final lo demuestra, cuando vemos que filma a los dos nenes jugando juntos, encontrándose espontáneamente y entendiéndose más allá de la separación a la que los obligaron los errores de sus padres)

    - La madre de Sam, obligándo a su marido a elegir, empujada por esa inseguridad que le causaba estar con alguien como el, pensando que esa era la manera de cuidar su propia familia, eligiendo borrar un pasado sin darse cuenta de la trampa que eso implicaba: La tierra que escondés debajo de la alfombra no desaparece, sigue ahí, y se convierte cada vez en más tierra. En ese sentido, el personaje de Michelle Pfeiffer, aunque pareciera ser menor a mi me resultó clave en la historia, y en un momento dice algo que para mi es fundamental dentro de todo lo que pasó en esta familia (y que personalmente me mató): “I hope you never have to know what it’s like to love someone and then find out you’re not enough. I was trying to protect you from ever feeling that.”

    Lo que nos dice todo el rodeo que hace la película es que, in the end, tenés que hacer las pases con tu historia y la única manera de hacerlo es lograr empujar la rueda de tal modo que empiece a girar para el lado contrario al que los hechos te vienieron obligando a girar. Un movimiento así implica una cantidad inicial de fuerza y esfuerzo tremenda, pero es la única manera en la que vas a evitar dejarte arrastrar por los errores que en tu camino cometieron otras personas, y es la única manera en la que vos vas a ser actor y no espectador en tu propia vida.