Argo, ¿La película del año?

 

Cuando salí de ver Argo, recordé lo que escribió Julio Miranda respecto a la función de un crítico de cine. Miranda decía, palabras más, palabras menos, que su labor consiste en defender (o no) aquello que ve “antes, durante y después de su protesta”, poniendo en evidencia “todo lo que piensa de la película, sea favorable o desfavorable” porque “el primer compromiso del crítico es consigo mismo, y sólo en esa búsqueda y articulación de su personal sentido puede encontrar el hilo de los otros”. En síntesis, Miranda estaba a favor de una postura vehemente y apasionada a la hora de escribir sobre aquello que suscitó (para bien o para mal) un cierto nivel de interés. Porque en primera medida, claro, tiene que haber algo que despierte interés, un interés que el crítico inevitablemente va a querer compartir, aunque su visión contraste con las de quienes lo estén leyendo. Después de finalizada Argo, y como en su momento me sucedió con Red social, dejé la sala pensando que había visto una película del carajo, – “just a great fucking movie”, diría Sasha Stone en su sitio -, una obra que nos recuerda (si es que a veces lo olvidamos) por qué amamos tanto el cine. Después, claro, sucedió lo evidente: me dieron ganas de escribir sobre ella, de buscar esa articulación de sentidos, de hilvanar impresiones. Hay algo primordial que se destaca en la tercera película de Ben Affleck (quien se va superando gracias a su notable perfeccionismo) y es que borra los preconceptos sobre qué es el cine, sobre qué deberíamos esperar de un film, sobre qué parámetros se emplean para determinar su calidad, su perdurabilidad. Affleck es un tipo que sabe cómo contar una historia (acá respaldado por el guión de Chris Terrio) y es uno de los pocos realizadores contemporáneos en aplicar otros dos conocimientos claves para que sus largometrajes triunfen.

John Goodman recibe directivas de Ben Affleck

Se suele hablar de cine como un medio para un fin, como un vehículo para transmitir un pensamiento. Todo eso es cierto. Pero también se lo aborda como un arte que debe, indefectiblemente, dejarnos un mensaje. Afortunadamente, Affleck no comulga con esta visión. Para que una película sea buena, no debe existir una condición sine qua non de rematarla con moraleja. ¿Por qué debería haberla? ¿Acaso lo atractivo muchas veces no se desprende, justamente, de la ausencia de mensaje? La subestimación del espectador, el no dejarle encontrar por sí solo el significado, a veces es moneda corriente o, peor aún, es lo que se cree correcto a los fines de dar por concluida una historia “sólida”. Y si hablamos de historias, con Argo Affleck se mete con una descomunal y por mucho tiempo “tapada”: los pormenores de una operación real de la CIA para rescatar, en 1979, a seis diplomáticos estadounidenses de Irán. La operación se propulsa gracias a la idea de Tony Mendez (el propio Affleck) de camuflarlos como equipo de filmación de una película. Si bien es notoria la necesidad del realizador por cuidar la puesta en escena al extremo, por obtener una veracidad para situarnos en tiempo y espacio, del mismo modo evita cualquier tipo de mensaje moralista. Sí, está el ineludible registro del retorno del héroe, con la bandera de Estados Unidos flameando en la puerta de su casa y toda su connotación. Pero eso es otra cosa. Ese es otro guiño a un cine clásico al que efectivamente Affleck quiere homenajear (en sí, Argo es un homenaje al cine, pero ya volveremos sobre este punto). Estamos hablando de un director que no elude las posibles comparaciones con Clint Eastwood (más bien las incentiva, como en el último plano de The Town) y que ambiciona (saliéndose con la suya) con narrar a gran escala, tomándose las licencias poéticas que le vengan en gana sin que su film se resienta en el proceso.

Ben Affleck, Tate Donovan, Rory Cochrane, Clea DuVall, Scoot McNairy, Christopher Denham y Kerry Bishé en ARGO

Cuando André Bazin escribió sobre los ragos del western, uno de los primeros aspectos en los que se centró fue en su veracidad histórica (o la falta de). Porque no hay tal cosa en los westerns. Y si la hay, es en la minoría. Al western no le interesa la precisión, le interesa “la ingenua invención”, la estética, los planos abiertos, lo descomunal. En esencia: lo épico. Esto nos conduce al tramo final de Argo, donde además de aplicarse esta regla, nos terminamos convirtiendo en testigos de su mutación en un thriller que suda (y hace sudar). Sí, seguramente haya manipulaciones para que la sala quede enmudecida, aún conociendo de antemano el desenlace. Seguramente el hacernos sufrir sea una herramienta para mantener nuestra atención. Pero eso es precisamente lo que Affleck persigue: la contundencia que se logra sacrificando, en el camino, a la fidelidad histórica. Aquí es donde entra en juego el segundo conocimiento absorbido por el realizador para que todo funcione como relojito. Argo es una película inteligente. Así como Affleck sabe que el mensaje no importa, que el cine puede producir un conocimiento por su innata naturaleza lingüística de transmitir ideas, también sabe discernir y comprende que sí importa revelar una agudeza, defendiendo su obra con una visión que se mantenga a lo largo de sus 120 minutos. Porque veamos: ¿Argo es una película vanguardista? No. No está adelantada a su época. ¿Es lo último un requisito para que sea innovadora? En lo más mínimo. Su inteligencia reside, entre otras cosas, en su compromiso con lo que se cuenta y el modo elegido para contarlo. Es eso lo que la distingue y aleja de la mediocridad.

Los seis rescatados, junto al entonces presidente Carter

Volviendo a su homenaje al cine, en Argo hay una película dentro de una película, pero también hay una celebración del séptimo arte como industria, a través de los personajes del maquillador John Chambers (interpretado por un extraordinario John Goodman) y del productor Lester Sieger (el no menos extraordinario Alan Arkin), y a través de la función que cumplen como dupla cohesiva: vendernos una historia y que nosotros la compremos. Crear un mundo para sacarnos de otro. El curioso plan de Tony Mendez le cae como anillo al dedo a Affleck para accionar una doble intención: hacer una simbiosis entre western y espionaje con el carácter heroico del cine clásico (visto más que nada en el regreso al hogar ya mencionado) y reivindicar el poder que tiene un film dentro del mundanal ruido; de cómo, si hay un buen desarrollo, un buen desempeño, una buena idea, el cine puede someternos. Eso sucedió entonces en el aeropuerto con ese plan ejecutado hasta el más mínimo detalle, y eso sucede ahora con Argo como película que narra el hecho. Su metaficción es irremisible, es vital, y es lo que le permite a Affleck narrar yuxtaponiendo contextos (la vida cautiva de los seis contrastando con la promoción de la película, por ejemplo), integrados con un breve pero eficaz uso de comedia, y concluyendo con un tramo intenso, casi intolerable. Argo es una de esas películas en las que se evidencia lo bien que la pasó el director filmándola y lo mucho que buscó contagiar su entusiasmo.

Volviendo a lo que escribió Miranda, su texto cierra con otro punto (quizás el excluyente) sobre la función del crítico: “Cumple su rol y luego dice adiós. Como probablemente todos”. Es decir, mira, absorbe, escribe y se retira, esperando que eso que escribió tenga sentido para alguien. Lo mismo se puede aplicar a un realizador. Excepto que, en este caso, Affleck va más allá y su tarea es correrse de la media. Porque Argo, una vez concluida, no parece irse del todo. Por algo estoy acá hoy tipeando esto, semanas después de haberla visto. Para conseguir la permanencia, no se necesita ni moralejas ni extrema veracidad. Argo apunta a ser inolvidable jugando con otras armas. Como toda historia (super)heroica. Como todo cine épico.

* Les dejo un especial sobre ARGO:

…………………………………………………………………………………….

¿Vieron ARGO? ¿Qué les pareció? Pueden volver a hablar sobre Ben Affleck como ya hicimos en este post de Flor; ¡Espero sus comentarios!

……………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

  • Nico Balduri

    Gran post, es imposible no tener ganas de verla después de leer esto!

    La quiero ver ugente!

    De Affleck sólo ví The Town, que es excelente. Esa relación complicada entre secuestrador y víctima me fascina! jaja.

    Me falta Gone baby gone!

    Saludos!!

  • Javi SB

    Mily qué buena crítica de la película! Demuestra que no sólo tenes una sensibilidad extraordinaria para escribir desde el corazón, también una solidez analítica profunda! Realmente excelente texto!!!

    No puedo no estar más de acuerdo con lo que escribiste. Y si humildemente puedo aportar algo respecto a lo que mencionás es la coherencia narrativa que demuestra Affleck en la pelicula. Lo que narra y cómo decide narrarlo fluye y creemos cada una de las cosas que pasan, por más inverosímiles que quiza puedan resultarnos aún cuando sabemos que se inspira en una historia real. Lo opresivo del comienzo se equilibra con esos pasos de comedia justos de la dupla Arkin-Goodman (queda claro que deberían quedar sólo 3 lugares libres en la categoría Actor de Reparto en los próximos Oscar) y sin darnos cuenta terminamos con el corazón en la boca y aferrados a la butaca los últimos 20 minutos. Si eso no es estar frente a una gran película y a un gran narrador, entonces qué queda? Me encantó que todo estuviera cuidado al detalle, y que hasta la forma de narrar remita al cine clásico de los ’70, incluso con ese logo de Warner del comienzo.

    Sin dudas Affleck es quien va tomando la posta del gran Clint, y ha pasado a integrar esa lista de directores de los que espero su próxima película.

    A la pregunta del título, mi respuesta es: Si, definitivamente. Aunque confieso que si alguna película pudiera destronarla, desearía que fuera The Master. Y si eso pasara, no cambiaría en nada mi opinión con relación a Argo, porque como bien vos decís, perdura, con destino de clásico.

    Buen miércoles para todos!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Oh, Javi, muchas gracias!
      Sabés que me había olvidado lo del logo de Warner que, a su vez, me hizo recordar otra cosa: cómo te contextualiza en el inicio todo con storyboards. ES GENIAL. Me olvidé de ponerlo en la crítica.
      Y respecto a lo último, coincidimos plenamente, Quiero que The Master sea mi película del año. Pero bueno, tendré que ponerme objetiva llegado el momento y a rezar para verla antes del 31 de diciembre, porque el estreno en salas acá está previsto para enero. Así las cosas, el ranking viene más o menos de este modo:
      1. ARGO
      2. THE FIVE YEAR ENGAGEMENT
      3. MOONRISE KINGDOM
      4. TED
      5. (a definir, jajaja)

      • Javi SB

        Siiiii! Tal cual! Lo de los storyboards es bueniiiiiisimo!!!
        Tenemos bastante Alcoyana – Alcoyana, ja! Sólo que intercambiados los puestos 2 y 3. El 5, para mí, y por ahora es “A separation”, la película iraní, me encantó.
        Sugerencia/cliché: Ultimos días de diciembre, post titulado “Mi top ten 2012″, y de ahí sale el Top ten de CInescalas! ;)

        • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

          uy, sí, a separation! colgué mucho con esa película
          y ya tengo pensado algo relacionado al clásico balance 2012, espero poder llevarlo a cabo!

  • http://strangelovebloger.blogspot.com/ João Paulo Rodrigues

    Me custo un huevo para descobrir que el tipo del bigoton es Rory Cochrane …

    La peli es más una de aquellas que tienes muchas cosas por trás …

    Creo que hacer un texto para una peli como esa es mucho más dificil que se crees.

    Solo voy hablar de una escena que si sabes … vas a concordar conmigo … Arkin mirando la peli mientras el personaje de Affleck habla del plan … y ve una escena en especial … QUE MIRADA FUE ESA??

    Argo fuck yourself ya es una de las frases del año.
    Besos Milly!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      jaajajajaaja! genial primer frase de un comentario! me pasó lo mismo con Scoot McNairy, sobre quien le comentaba a Javi acá abajo. No me acuerdo lo que mencionás!!! jajaja. Cuándo se está preparando para irse a una premiación? Está mirando las noticias o no? No es eso lo que termina de convencerlo?

      Argo-fuck-yourself too!

      • http://strangelovebloger.blogspot.com/ João Paulo Rodrigues

        Esa misma … La mirada que dijo todo … Y tambien …

        Un amigo mio hablo tambien una cosa muy interesante que si fuera un otro personaje, seria mejor, pero esta bueno en saber que Ben Affleck tomo jarabe de buen senso y esta haciendo bien las cosas!

  • flor_06

    Primero, ¡lo dije yo primero, que era un gran director! Jaja
    Segundo, no hice la tarea, shame on me!
    Creo que Warner estaba buscando su nuevo Eastwood y lo encontró. Gone baby Gone no me acuerdo quién la produjo, The Town ya es de Warner.
    Estoy segura de que Affleck miró mucho cine, tiene detalles cinéfilos, como la antena de los autos en The Town, que es de manual: algo que aparece varias veces, resignificado.
    Claramente no busca dejar un mensaje, coincido plenamente, aunque no haya visto Argo. Los finales de las dos primeras películas son una muestra cabal de eso: no te sugiere que te replantees algunas cosas, salís del cine replanteándote unas cuantas cosas.
    Mily, prometo ponerme al día pronto :) Y gracias por los links a Work in progress. Creo que el título ya quedó viejo: ya es una realidad.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Jajaja, tu primera afirmación con los signos de exclamación va muy bien con el avatar de Benito :P

      A Gone, Baby, Gone creo que la co-produjo Miramax, aunque Argo viene con toda la pompa con Clooney detrás. Quiere llevarse el Oscar, Ben, sin dudas. Está haciendo una gran campaña para promocionarla.

      De nada por el link, merecidísimo! Mirate ARGO y volvé acá por favor! jajaja. Es una orden. Te va a gustar mucho.

      Besos!

  • http://www.facebook.com/luz.quilis Luz Quilis

    Hola: Estoy con poquísimo tiempo pero no podía dejar pasar este post que habla de uno de los directores que se ha convertido, para mí, en referente del buen cine actual y como bien vos decís creo que el secreto es su cine inteligente y además refinado (en esta línea sumaría también y en segundo lugar a las pelis de George Clooney). Primero, Gone Baby con la actuación de su hermano Casey, que le creo todo….. luego The Town y su excelencia, ambas me deslumbraron y ahora llegó la tercera que la voy a ver este ó el próximo fin de semana pero que la estaba esperando, porque su cine se ha convertido para mí en: Cuando se estrena la nueva de Affleck? eso es todo y ya… a verla; ni te cuento cuando vi el trailer y advertí las connotaciones políticas (una de mis temáticas favoritas) y la ambientación tipo Munich de Spielberg, muy setentosa, no hay dudas que me va a gustar. Mily son muy seductoras tus palabras e incitan a verla ya pero el trabajo me espera! Beso.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Es cierto, no había trazado un paralelismo con Munich, tenés razón, tiene algunas cosas del film de Spielberg

  • @enjoyjessica

    Buenos días, gente. Fui a ver Argo más que nada por la recomendación de quien lleva el blog, que justamente me dijo “es la película del año”. Debo decir, que si bien para mí no es la película del año, me gustó y mucho. Aún me debo Gone Baby Gone, pero creo que Ben Affleck ya me convenció como director. Como actor, aún me cuesta digerirlo a veces. De hecho, en esta película me parece que está flojo como protagonista. En cuanto al film, por momentos se me hizo muy ‘americano’, por así decirlo pero creo que funciona (y cómo!) como thriller, ya que no te permite despegar los ojos de la pantalla pero a la vez tiene cierto grado de humor que aligereza el tono.

  • http://www.facebook.com/lunesenlaluna Dario Villalba

    Ah bueno, creo que está era la patada que me faltaba para ver está película….

    Saludos a todos que tengan bien día…

  • Jointreau

    La vi ayer, me copó… mucho…
    Sobre todo me gustó como no fue para nada lenta, a pesar de tener toda la pinta de poder ser uno de esos thrillers laaaaargoooooss…

    Y destaco ese comentario que hiciste por alguna parte del post, mantiene a uno al borde del asiento por más que se conozca cómo eventualmente se desenlazaron los acontecimientos.

    Véanla!

  • anitapado

    Quiero verla. Imagino que iré el fin de semana.

    Absolutamente fabuloso Affleck como director. Gone baby gone y The town son excelentes. Y esta, seguro también lo es.

    Es detallista, preciso, sutil, prolijo… me gusta. Mucho.

  • http://twitter.com/NatyPaez Natalia Paez

    Hola Mili!

    Buen día a todos!

    Me gustó mucho tu texto, y estoy muy de acuerdo con lo que decis aquí: “Afortunadamente, Affleck no comulga con esta visión. Para que una película sea buena, no debe existir una condición sine qua non de rematarla con moraleja. ¿Por qué debería haberla? ¿Acaso lo atractivo muchas veces no se desprende, justamente, de la ausencia de mensaje? La subestimación del espectador, el no dejarle encontrar por sí solo el significado, a veces es moneda corriente o, peor aún, es lo que se cree correcto a los fines de dar por concluida una historia “sólida” “. Me parece que darle todo digerido es no pedirle que reinterprete la obra, que la haga suya, y que le aporte un significado de su propia historia. Que se vea a sí mismo en eso que mira,y que se pueda relacionar con los personajes y el marco narrativo.
    Affleck me parece un realizador compremetido con contarme buenas historias, y por eso lo respeto muchisimo. También me gusta que elija buenos intérpretes que sean no sólo físicamente parecidos a las personas reales a las que le sucedió todo esto, sino que sean creibles y contundentes con su arte. Ya mencionas a Jonh Goodman y Alan Arkin, y yo adhiero a Clea DuVall y a Tate Donovan, y al propio Affleck, que parece que está repuesto de sus comedias románticas y cliches.
    Me hubiera gustado ver más de Victor Garber (sé que el gobierno de Canadá se quejó por el rol marginal que le dieron a su embajador), que normalmente es un intérprete genial, además de quien casó a Ben con Jennifer Gardner (sí, chisme, pero me acordé y lo quería decir jaja).
    Para mi, una de las películas del año, sin duda.

    Saludos!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Gracias Nati. Es muy cierto, el elenco es perfecto. A diferencia de Dettachment por ejemplo (una película de Tony Kaye con Adrien Brody que tiene un gran cast de reparto), intenta darle lugar a cada uno de ellos, y recordé a Bryan Cranston quien está muy bien! A mí me hubiese gustado ver un poco más a Chris Messina, pero dio en el clavo con “los seis”, especialmente me encantó verlos a Scoot McNairy y a Clea DuVall :)

  • Pachuao

    Me encanto Argo y coincido con lo que decis del cine de Affleck, hizo 3 peliculas y las 3 son espectaculares (Gone baby gone por encima de The Town) y me paree una version moderna de Eastwood, que a veces se pone un poco ceremonioso.
    Volviendo a Argo, el ritmo y la tension que tiene la ultima media hora…creo que sali contracturado! Me gustaria saber si fue tan asi el final o si agrego ciertas licencias (spoiler alert: la persecucion de los policias al avion por ej).
    Y me parecio superlativo el final, como haciendo hincapie en decir “esto paso de verdad!” (la ultima voz que aparece relatando, de quien es?).
    Si hay algo que no se les puede reprochar a los americanos en general es su sentido de autocritica…antes de mostrarte todo lo bueno de la operacion de la CIA, te muestran como apoyaron un gobierno titere y corrupto por el oro negro, eso le da incluso mas veracidad al relato.
    PD: no sabia acerca de la “decadencia” del cine y los estudios hacia finales de los 70, consagrado con esa toma sobre el cartel de Hollywood! Ese tambien parece un metamensaje de Argo.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Ignacio, te dejo este artículo que habla sobre las licencias poéticas del film:

      http://www.slate.com/articles/arts/culturebox/2012/10/argo_hostage_story_mark_lijek_s_true_account_of_fleeing_iran.html

      Me parece que nos hace sufrir, por ejemplo, cuando tienen que chequear en la computadora dos veces en el aeropuerto, todo muy sobre la hora. Aún así, cumple su cometido. Realmente me costó fijar los ojos en la pantalla y no ponerme nerviosa.

      La voz del final es de Jimmy Carter y no había reparado en lo del cartel de Hollywood como símbolo de decadencia de los estudios. Otro gran detalle! Y adhiero a eso de que Eastwood se viene poniendo más ceremonioso. Quizás el final de Argo me remitió más al estilo de Gran Torino.

  • JC

    Notable manejo del suspenso, y un casting perfecto. Affleck es un director excelente pero en esta pifia un poco me parece. La escena de “ahora sabrán que no somos los malos” y la conversación sobre la medalla en la puerta, nos quieren vender una CIA buena a fines de los 70, ambas secuencias sobremusicalizadas con solemnidad por Alexandre Desplat, responsable también de los momentos flojos de The ides of march de Clooney. No se puede leer esto como un simple juego de míticos heroes cinematográficos cuando a lo largo de toda la película hay material documental, material símil documental, y cierre con fotos de archivo de los personajes reales y cartelitos con la historia de cada uno. Por supuesto que se toma licencias narrativas y las admite, pero las mezcla de manera muy tramposa. En Gone baby gone y The Town se metía en situaciones muy espinosas sin ser tramposo con sus personajes (Jon Hamm, Jeremy Renner, la madre de la nena en la primera) acá los musicaliza a sus villanos como monstruos todo el tiempo. Adhiero a casi todos los elogios del gran director americano de los últimos 5 años (A su edad Eastwood no había dirigido ninguna todavía!!!) pero no quería dejar pasar estas críticas.

    Una cosa más:

    Uno de los temas recurrentesde Affleck se podría resumir en esta frase ¿Should i stay or Should i go?

    En En busca del destino de Van Sant Matt Damon se va al limbo (la ruta)
    En Gone Baby Gone Casey Affleck se queda, su chica se va.
    En The Town Affleck se va al limbo (una casa en el medio de la nada).
    En Argo Affleck está en el limbo (La misión) y termina volviendo a casa. Esta es su única película fuera de Boston, en la próxima parece que vuelve al pago.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Jajaja, “should I stay or should I go?”, morí, jajaja. El final de Gone, Baby, Gone es el mejor de todos, genera algo distinto, una incomodidad e incertidumbre. Las otras cierran á la Clint (o a lo western, si queremos, especialmente The Town con ese atardecer).

      Entiendo lo que decís, que si se basa en un hecho real y aparecen las fotos de archivos sobre el final es porque de algún modo nos quiere “vender” la película por ese lado. Puede ser que sea tramposo, como le puse a Ignacio más abajo en algunos momentos. Pero creo que funciona más allá de eso y que, como vos señalás, las admite. Me parece que no opaca otros grandes momentos y que esa manipulación le juega a favor.

      Y lo banco a Desplat este año! (Argo, Moonrise Kingdom)

      Dicho sea de paso, The Idles of March está llena de baches (y eso que me gusta esa clase de películas y me gusta Ryan Gosling y las intervenciones de Paul Giamatti y Philip Seymour Hoffman), pero no compro eso de que todo se reduce a un quilombo importante con una mina. Ahí sí me parece más un giro tramposo que le quita densidad a todo.

      Beso y gracias por explayarte tanto! ;)

  • Ludmila

    Muy buena peli, es verdad Milagros, perdura en la memoria y me da ganas de verla de nuevo ahora!

    • Ludmila

      Nunca comento, pero me gustan tus posts y sus comentarios. Ví muchas pelis gracias a recomendaciones. Gracias!

      • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

        Gracias a vos Ludmila! Y bienvenida! :)

  • Lujan20

    Hola, Milagros! Sí, justamente fui a verla anoche con mi hermana. Y me pareció muy, pero muy buena!!

    Me atrapó desde un comienzo. Hizo que me inmerciera tanto en la historia, una muy bien contada. La calidad de la imagen, me hizo sentir estar viviendo en 1980; el vestuario muy acertado; los personajes y sus actores también. Quizá todo forma parte de ese perfeccionismo que presenta Affleck como mencionas en el post, pero que tiene su buen resultado, y que particularmente me atre y mucho.

    Logró un gran resultado, hizo que sintiéramos la claustrofobia que percibían los 6 diplomáticos, la asfixia en ciertos momentos, la tensión y más tensión vividos desde un comienzo. Y sobre todo, que creyéramos la historia.

    Con respecto al mensaje, creo podríamos también relacionarlos a la idea de una película dentro de otra pelícua; con esto quiero decir que más que ausencia de un mensaje, Affleck se lo deja a la historia misma, al mensaje inherente que conlleva ese suceso y esa operación entre naciones, dedicándose simplemente a transmitirla con una manera particular.

    Aún no he visto las películas anteriores que dirigió Affleck, pero teniendo un acercamiento a su modalidad, y disfrutándola enormemente, creo que intentaré de verlas muy pronto. Si bien aún no “compro” a Ben Affleck como actor, el “director” me sedujo bastante. Y voy a darle la oportunidad sin duda a sus futuras producciones.

    Saludos para todos.

  • marcelo

    Hola, que buen análisis de Argo que hace Mili. Ví Argo y la disfruté mucho, me tuvo en suspenso mal todo el tiempo de duración ya que no sabia nada de la historia que contaba. Goodman y Arkin se roban la pelic. Por momentos recordaba Expreso de medianoche. It takes balls hacer lo que hizo Mendez en la vida real.Saludos

  • gallegamdq

    Buenas! Fui a ver argo por recomendacion de MBS y, como ya me pasó con red social, me gustó bastante pero ni cerca de ser la película del año. Creo que se me escapa algo de tu análisis, porque hay algo de la narración despojada y acompasada (que ambas películas comparten aunque con ritmos distintos) y que no me termina de maravillar, que no me parece mucho oficio sino un estilo y nada más. Quiero aprehender eso sobre lo que no puedo poner el dedo y volverla a ver (porque si, le puedo poner mente y enamorarme cuando no me pasó de una, es un don de nos los toc) Salvo los minutos finales, que son enervantes, al resto no le encontré el chiste. Explíquenme!!!
    Respecto a la no-moraleja… tampoco coincido. OJO, TROSKEL ALERT, SPOILER ALERT TAMBIEN. No sólo creo que la película tiene moraleja (el mito de cine y tv sobre el aparato en las sombras que protege a cada americano here and overseas, leave no one behind! #amohomelandyque) sino que la secuencia de los títulos termina de aclarar demasiado las cosas al peor estilo docudrama.

    Ah! Supongo que para elegir la peli del año tendremos un tiempo aun, yo estoy esperando the great gatsby, ojalá baz no me rompa el corazón

    • gallegamdq

      PD: ¿a este post no le falta una etiqueta? No se, digo, me parece…

      • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

        “etiqueta”? what are you talking about willys? jajaja

        • gallegamdq

          ¿categoría?

          • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

            jajaja, cuál? “la mejor película de…” :P o “a la deriva” :p?

  • FEDECHIZZO

    No vi Argo, pero la peli del año es TED.

    Es lo unico que voy a decir jajaja

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      jajaja, está en mi top five, sí, que se completó con SAFETY NOT GUARANTEED

  • Flavia

    Me gusto mucho Argo, cosa que no me pasa con estas peliculas de los yankis salvando al mundo o siendo los heroes, coincido en que Affleck no toma postura politica. Me gusto mucho mas The Town, especialmente a nivel actoral de Affleck, que creo que deberia abandonar la actuacion definitivamente. Para mi muy buena, pero no excelente.

  • yobailopogo

    wuau! entonces no me la tengo que perder antes del fin del mundo

  • Guada Di Palma

    Milagros que buen post! me encanta como escribís realmente espero algún día escribir así. Me dieron muchas ganas de verla, más que nada cuando la comparaste con Red Social, tremenda peli.
    Un beso grande!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Muchas gracias por tus palabras, Guada! Cuando la veas, volvé y contanos qué te parecio! Beso grande.

  • http://twitter.com/MaruNenu Marilina Nennhuber

    Cumplo y paso por este post después de haber visto la peli. Confesión mediante: soy una persona a la que le suele costar quedarse quieta mirando una peli. En casa doy miles de vueltas, me fumo un pucho, pongo la pausa y demás. En el cine, me acomodo 25 veces en la butaca. Luego de esta aclaración, comento: fui sola a ver Argo y me encontré con que, finalmente, no eramos más de 20 personas en la sala. Pintaba, como alguien dijo, como un thriller larguito. Sin embargo, solo cuando empezaron a pasar las ultimas imagenes, junto a las fotografias reales me di cuenta que había estado las 2 hs casi sin moverme. El casi es porque recuerdo haberme acurrucado en la butaca mientras estaban en el aeropuerto, subían al avión y demás.
    Simplemente volví del cine fascinada. Coincido en como se supera película tras película este muchacho, como logra manejar el suspenso y mantenerme, al menos a mí, atornillada a la silla. Ya me había pasado con Gone baby gone (gracias Flor por esa recomendación), en la cual coincido, tiene un final sublime.
    Reparo también en esas cuestiones triunfalistas, la banderita flameando y la vuelta heroica, pero también en algo que mencionaron, eso de mostrarnos como el gobierno yanqui comulgó con cierta gente…
    Me gustó mucho encontrarme nuevamente con “el abuelo de Little Miss Sunshine” y con el grosso de Goodman…
    No he visto otras pelis que pueda nombrar como la peli del año (aunque Ted me puede mal!!!!) pero sin dudas, esta es una de las mejores que vi yo al menos.
    Besotes Mily! Como siempre, un placer leerte.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Gracias por pasar, Maru! Yo también estuve acurrucada en la butaca durante la última parte en el aeropuerto y en el cine no volaba una mosca. Y sí, coincido con vos en cuanto a las películas del año, Ted le pelea palmo a palmo el primer lugar. Ya hablaremos de eso más adelante :) Beso grande y de nuevo gracias por dejar tu comentario

  • http://www.facebook.com/iohanng Iohann Gualteros

    Hola, me encanta como escribes, es la primera vez que hago un comentario en un post pero acabo de ver la película y tuve curiosidad de saber si a otras personas les dejo en la boca el mismo sabor que a mi, un sabor como cuando esperas que un plato de desagrade pero que al final sorprende y gusta. Lo único que se de cine es que me gusta ver de todo y en este caso creo que repetiría aunque sea por lo bien logrado de la ambientación de los 80′s. Tienes un seguidor mas de tu post, me gusta tu trabajo y en general se nota que todos los que te comentan saben de lo que hablan , gracias y un abrazo. :)

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Muchas gracias por pasar y dejar tu impresión. Nos encontramos en otros posts entonces. Beso!

  • Alejandra Álvarez

    Cuando
    un largometraje de dos horas se te pasa como si fuese la mitad del tiempo solo
    es por una razón, es porque te entretiene y te gusta lo que estás viendo, y eso
    es lo que me ha pasado a mí con esta película Argo, que se me ha pasado el
    tiempo volando.