El desafío de las pequeñas cosas

 

Hoy en Cinescalas escribe: Javier Salas Bulacio

Suena el despertador. Un nuevo día comienza. Te debatís una vez más intentando vencer esas ganas de quedarte en la cama. “Un minuto más”, te decís a vos mismo y sabés que te engañás. Cuando finalmente, resignado, dejás la cama, aún algo dormido, los ojos semiabiertos, presumís mucho de lo que va a venir. Una ducha rápida para terminar de despertarse. Un desayuno a las corridas, en el mejor de los casos. Convertirse en maratonista para intentar alcanzar el colectivo o desafiar las leyes de la física para intentar entrar en el subte una vez más. Y así, sin más, otra vez, llegar a tu trabajo, pasar varias horas allí, rodeado de aquellos con quienes compartís más tiempo del que quizá quisieras y que muchas veces apenas te conocen, para luego emprender la vuelta en esa rueda que gira y gira. Rutina, que le llaman. Rutina con la que algunos se sienten protegidos, contra la que otros luchan, y ante la que muchos otros se dieron por vencidos.

Algo de esto, o mucho, es lo que le pasa a Martín Santomé, protagonista de La Tregua, exquisita, inolvidable novela de Mario Benedetti. Empleado, viudo, tres hijos, a punto de cumplir 50 años y próximo a su jubilación, su vida transcurre entre la oficina, algún bar y su casa; sólo ciertas discusiones familiares y algún encuentro furtivo parecieran alterar esa monotonía. Y cuando todo parece irremediablemente conducir a esa ficticia liberación que supone el final de su carrera laboral, súbitamente un hecho lo cambia todo, una mujer, cuándo no, llega a su vida para regalarle más de lo que podía imaginar, lo más cercano a una nueva vida, justo cuando él creía que su suerte estaba echada. Laura Avellaneda, o simplemente Avellaneda, como la llama él, una joven que podría ser su hija y que se convertirá en ese remanso que inconscientemente anhelaba. Un remanso, apenas eso, una tregua.

Benedetti elige contar esta historia bajo la forma de un diario personal, donde el protagonista abre su corazón y nos muestra sus sentimientos, pensamientos y emociones a lo largo de varios meses. La Montevideo de los ’50 como telón de fondo para narrar escenas cotidianas que en muchos casos trascienden el lugar y la época y bien podría tratarse de la Buenos Aires de estos días. Un ámbito de trabajo plagado de situaciones y personajes reconocibles. Una familia donde sus miembros no se animan a compartir plenamente eso que les pasa. Pero por sobre todas las cosas, un amor lleno de miedos y de prejuicios por vencer, silencioso, a escondidas. Santomé le dirá a Avellaneda: “Yo la quiero a usted en eso que se llama la realidad, pero los problemas aparecen cuando pienso en eso que se llama las apariencias”. Y ahí, en esa encrucijada, se juega el eje de esa tregua que a Santomé le regala la vida.

Algunos años después, Sergio Renán eligió llevar esta novela al cine de la mano de Aída Bortnik en la adaptación, y si bien se introducen algunos cambios, la esencia está allí intacta, mérito de un gran guión que sabe plasmar el espíritu de la novela, pero también de un elenco extraordinario que se luce aún en los pequeños roles (Héctor Alterio, Ana María Picchio, Luis Brandoni, Marilina Ross, Oscar Martínez, Norma Aleandro, Antonio Gasalla, Hugo Arana, China Zorrilla, entre otros). Muchos recuerdan la película por esa inolvidable escena de la broma en la oficina, pero sin dudas, tiene otros grandes momentos para atesorar. El devenir de la relación entre Martín y Laura, esas miradas, esos silencios que se (nos) regalan resultan verdadera poesía hecha imagen, todo en el marco de una melancólica Buenos Aires, distinta en su envase, igual en su contenido.

Entre otros grandes fragmentos de la novela hay uno que siento la resume y al mismo tiempo reúne aquello que logra transmitir la película: “La felicidad, la verdadera felicidad, es un estado mucho menos angélico y bastante menos agradable de lo que uno tiende siempre a soñar. La gente acaba por lo general sintiéndose desgraciada nada más que por haber creído que la felicidad era una permanente sensación de indefinible bienestar, de gozoso éxtasis, de festival perpetuo. La felicidad es bastante menos (o bastante más, pero de todos modos, otra cosa) y es seguro que esos presuntos desgraciados son en realidad felices, pero no se dan cuenta, no lo admiten, porque ellos creen que están muy lejos del máximo bienestar”.

Un nuevo día más de vida. Abrir los ojos. Despertarse. El desayuno. El viaje al trabajo. El día de trabajo. El regreso a casa. El encuentro con nuestros seres queridos. Otro día que termina. Y la rueda de eso que suelen llamar rutina sigue girando. Tal vez, sólo tal vez, el desafío que se nos (me) plantea es comenzar a descubrir esas pequeñas cosas, esos instantes únicos e irrepetibles que nos ofrece la cotidianeidad, e intentar ser plenamente felices.

Por Javier Salas Bulacio

…………………………………………………………………………………

¿Vieron La tregua? ¿Leyeron la novela? ¿Qué les pareció? Por otro lado, en relación a la nota de Javi, ¿Cuáles son esos momentos que más disfrutan dentro de la rutina diaria?; ¡Dejen sus comentarios!; para escribir en Cinescalas manden sus notas a milyyorke@gmail.com (gracias por la paciencia a quienes no he publicado todavía)

…………………………………………………………………………………

—> La última vez escribió Carolina Gatti sobre…QUÉ HABILIDAD DE UN PERSONAJE DEL CINE NOS GUSTARÍA TENER

…………………………………………………………………………………….

OFF TOPIC: Aprovecho para felicitar a Gustavo Eduardo Rosatto por ser el ganador del concurso del viernes, con su nota “Un thriller inmortal”; la mención especial la obtuvo Diego Valente por su texto “Sobre el soundtrack de Trainspotting”; felicitaciones a ambos, ya me pondré en contacto para hacerles llegar los premios; ¡gracias al resto por participar! ;)

………………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

  • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

    Javi, felicitaciones, es una gran nota. Justamente me encuentro releyendo algunas cosas de “El amor, las mujeres y la vida”. Y debería rever La tregua. Reitero: felicitaciones a ti, a los ganadores del concurso y un gran saludo al resto! Que tengan un excelente comienzo de semana!

    • Javi SB

      Mily! Contesté arriba! Solo darte nuevamente las gracias! Beso!

  • FEDECHIZZO

    Y un día, volví a comentar una nota de lunes, aunque todavia es domingo.

    Felicitaciones Javi, muy buena la nota!

    No vi la película (ni sabía que existía y menos con ese elencazo)

    Pero sí leí la novela, hace como dos años y quede fascinado con la historia. Atrapadisimo tambien por la forma de escribir de Mario, que te lleva todo el tiempo a querer leer mas y embriagarte de palabras y fragmentos geniales.

    Me llevo pal facebook la fotito del Lunes 3 de febrero.

    QUE TENGAN UNA LINDA SEMANA!!

    AHI NOS OLEMOS!!

    Fede!

    PD: Que público poco rockero el del blog eh :P 16 comments jajaja

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      jajaajaja, viste? igual fue un día raro ese, el post-apagón

    • Javi SB

      Gracias Fede! No dejes de ver la película, si disfrutaste la novela, imagino te va a gustar! Abrazo!

  • pAOLAOK

    Buenas noches! paso un toquecito para felicitar a Javier por el post de hoy, me gusto mucho, me resulto muy emotivo. E invita a la reflexión… hay quien dice que la vida es aquello que pasa mientras la planificamos… En fin, me parece genial esto que planteás de rescatar las pequeñas cosas de nuestros días, de nuestra rutina. Quizá estamos tan apurados y ensimismados que no logramos hacerlo, pero estaría bueno intentarlo. Gracias y felicitaciones! Slds!

    • Javi SB

      Gracias Paola! Me gustó mucho eso de que la vida es aquello que pasa mientras la planificamos… Me alegro que te haya gustado la nota! Beso

  • Nico Balduri

    Buenas noches!

    Gran post el de Javi, del tipo de post amondarayesco que me hace poner un freno, sentarme un rato y repensar algunas cosas. Es fundamental tomar consciencia de los lindos momentos del día a día, aunque sean pocos.
    No vi La Tregua, pero qué pedazo de elenco che!!!!
    Saludos!

    • Javi SB

      Gracias Nico! Pero no será mucho lo de “amondarayesco”, jeje! No dejes de ver la peli, y si no leíste la novela, también tomate un rato para leerla, ambas valen la pena! Abrazo!

  • flor_06

    Hermoso texto Javier! :D
    Esta película les debería servir a muchos para ver que el cine es cine y no importa si es argentino, danés o coreano. Esta es una de las mejores películas que vi en mi vida y tiene un gran mérito: resistió el paso del tiempo. Hace pocos años la volví a ver y hay una escena, larga, muy larga, en un café, que en cualquier película hubiera sido eso: larga. En este caso, tiene una tensión, entre amorosa y sexual, que pocos saben lograr. Mérito del guión, seguro, pero sobre todo de la mano del director, que sabe llevarla. Lamentablemente, cuando se habla de directores argentinos, casi nunca se hace mención a Renán y lo cierto es que ha hecho grandes filmes.

    “La tregua” tiene, probablemente, el mejor casting de la historia del cine local. Sino, uno de los mejores. Y si no ganó el Oscar a mejor película en idioma extranjera, es porque le tocó competir contra tanques como “Amarcord”, de Fellini (que creo que fue el que lo ganó ese año).
    A mi gusto, “La tregua” es mejor película que libro, tiene más emoción. Por el contrario, “Gracias por el fuego” es mi libro favorito de Benedetti por lejos y la película, también de Renán, es flojísima. Es más, me sonó a fórmula y salió mal. De todos modos, es la oportunidad de ver a una gran actriz, además bellísima, como era Bárbara Mujica.

    • Javi SB

      Es verdad eso que decís respecto a lo universal de la peli… Porque en la novela se respira Montevideo en su estado más puro (y quien haya estado allí puede dar fe de cómo te traslada), y sin embargo la peli la traslada a Buenos Aires sin problemas, pero podría haber sido otra ciudad y otro idioma y creo que la esencia no se hubiera perdido…

  • Teresitem

    Felicitaciones Javier, muy lindo lo que escribiste. Justo para empezar bien el día! No ví la película ni leí el libro, pero me gusta como lo contas, y eso que citaste de pensar que debe haber tanta gente feliz que no sabe que lo es. Nunca lo había pensando así, creo que en general uno escucha cosas mas pesimistas como ‘hay gente que piensa que es feliz pero no lo es’, pero es mucho màs real lo que decis vos, por suerte. A veces somos felices y nos damos mil vueltas para pensar que no! Uhh, te agradezco de nuevo porque mientras escribo esto me doy cuenta que soy feliz y me emocioné. Adios!!! Felicitaciones también a los ganadores del concurso!!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      me pasó lo mismo que a vos Tere, gran cita esa

    • Javi SB

      Muchas gracias! Me alegró enormemente leer que te haya causado esa sensación de felicidad y emoción! :)

  • Javi SB

    Hoy solo me sale decir Gracias!

    A Mily, por la enorme confianza de siempre. Me encantó como quedó diagramada la nota, se nota el toque Amondaray allí :)

    Y a los que ya comentaron, por tan lindas palabras. Paradójicamente, o no, en línea con la nota, tengo un día medio de corridas. Prometo responder luego… Me dejaron pensando algunas cosas que compartieron…

    Buen lunes para todos!

    Pd: mató ver la segunda foto, el 12 de agosto es mi cumple! :)

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      De nada, Javi! Y no te puedo creer lo del 12 de agosto, jajaja!

  • Carolain22

    ¡Hermoso texto Javi! Me dejaste con muchas ganas de leer y ver.
    Yo soy una de esas personas que se sienten protegidas por la rutina, pero que cada tanto celebra salirse de ella y ver que nada grave sucede.
    Hace un par de meses, sin ningún hecho especial que me llevara a ello, decidí no preocuparme innecesariamente, rezongar menos (y cuando me daba cuenta de que lo hacía pensar si realmente era algo que valía la pena) y ser conciente de pequeños momentos en los que estoy disfrutando de algo, o sea siendo feliz. No digo que sea fácil, ni que se cambie de un día para el otros, pero es una decisión conciente de optismo activo que va dando sus resultados. Descubrir esto también me da felicidad. Saludossssss

    PD: Felicitaciones a los ganadores del concurso :)

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      esa es la mejor actitud ante la rutina Caro, o al menos la única que nos queda para poder convivir mejor con ella, disfrutar de las pequeñas cosas que la quiebran

    • Javi SB

      Muchas gracias Caro! Me gustó muchísimo esto que contás! Y comparto plenamente que se trata de una decisión que sólo debemos animarnos a tomar. Beso

  • http://www.facebook.com/jelamero Josefina Lamero

    Muy lindo lo que escribis. Vi la pelicula en su estreno y me emociono mucho, lei el libro y tambien. Es una historia simple que encierra muchisimas cosas.Excelente Hector Alterio, un actorazo. El resto del elenco tambien muy bueno.Es una de esas peliculas que con el pasar de los años nunca se olvidan, siempre vigentes.Saludos.

    • Javi SB

      Gracias! Comparto lo de la simpleza de la historia, creo que ahí radica su mayor virtud y su riqueza…

  • Cecilia Busmald

    Buen lunes a todos!
    Qué hermoso post, ¡felicito a Javier!
    Ésta novela la leí en mi adolescencia, en mi cursada de Lengua y Literatura. Recuerdo vivamente lo que me encantó leerla. Recuerdo, en realidad siempre me ha pasado, que me atrapan las novelas redactadas en forma de diario. Me gusta éso de involucrarme en el día a día de los personajes, imaginar cómo sienten, ser parte de éso que van contando.
    Las cosas que me hacen feliz en mi cotidianeidad pueden ser muchas pero generalmente están relacionadas a imágenes (estudio fotografía) que encuentro en la calle, en mi trabajo, en mi casa. Desde la sonrisa de un bebé, al encuentro de alguna parejita en alguna esquina del Microcentro, ésas cosas me dan ternura, alegría… Un mensaje de personas queridas, lo inesperado, que alguien te haga sentir que piensa en vos… Uff tantas cosas! Pero son bastante cursis… Mejor lo dejo ahí. =)
    Y comparto lo que dice Javier, a veces, me incluyo, vemos el vaso medio vacío y no sabemos apreciar las pequeñas cosas o no nos permitimos disfrutar de esos pequeños instantes de felicidad y regocijo… Por ejemplo, este finde me pasó de sentirme muy contenta en una expo de arte, la EGGO en el Cultural Recoleta, verme frente a una obra de arte o una fotografía genial me generó mucha alegría! Y me había olvidado lo que disfruto de este tipo de eventos.
    Me voy a releer La tregua. Precioso post.

    =)

    Saludos a todos!

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Serán cursis, pero hermosas las cosas que citaste! Gracias por compartirlas, Ceci :)

    • Javi SB

      Muchísimas gracias Ceci! Qué lindo comentario! Y que bueno eso de poder poner en imagen esas pequeñas cosas que a veces no podemos ver y disfrutar. Beso!

  • anitapado

    Hermoso texto el de Javi.

    Esas fotos que publicaste del libro, Mily, me hacen querer tener la novela en la mano YA! Así que la tengo que conseguir… porque vi la película pero no leí nunca nada de Benedetti. No recuerdo el final… pero sé que quedé triste. Por eso lo habré dejado atrás en mi memoria?

    Dentro de la rutina diaria, mis momentos favoritos son los que comparto con otros. El desayunar y cenar con mi marido y mi perra, la llegada al trabajo y los encuentros en la cocina, los recreos en la facultad, la entrada triunfal al salón cada uno de los días que doy clases…

    Rutinas tenemos todos. Hasta el que dice que no tiene rutina, la tiene! Sólo que es diferente a la del otro. Y he ahí lo interesante.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      jajaaja, sí, Ana, tu última frase me hizo acordar a algo que dice Polly en Mi novia Polly: “I’m a not on a non-plan plan”, jajaja. Y sí, esas capturas del libro son muy bellas. Besote!

    • Javi SB

      Gracias Ana! Comparto lo de la entrada triunfal al salón de clases… Si mi día viene gris ese es EL momento en el que cambia radicalmente… Y no dejes de leer el libro.

  • http://www.facebook.com/lunesenlaluna Dario Villalba

    hola a todos …

    muy bueno lo escrito javi , me re engancho, ahora quiero leer el libro n.n

    dentro de mi rutina unas de las cosas que mas de me gusta es cuando llego al trabajo por la mañana y me dasayuno dos tazas de cafe con leche y musica con volumen bastante algo (como abro el local estoy solo) o la vuelta en subte cuando cada tanto sube alguien a tocar musica o a cantar…

    bueno saludos.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      siempre con la música vos, eh! me parece perfecto :)

    • Javi SB

      Muchas gracias Darío! No dejes de leer el libro!

  • vivipro

    me encantó el post de Javi, me encantó lo justo para ir corriendo a buscar ese libro, que me debo desde hace 30 años.

    Hay dos cosas que me endulzan mi rutina: una es ir a trabajar escuchando la música que adoro bien fuerte en el auto. Hasta espero que el semáforo se ponga en rojo para disfrutar un rato más…… es mi música, mi soledad y yo. El otro momento es bañar a mi hija…. Beso!

    • Javi SB

      Muchas gracias! Y me encantó lo que decís de la música en el auto! :)

  • Valaquela

    Buenas Cinescaleros: Javier; Te felicito por la nota! el libro es
    genial y la película a mi parecer está muy bien adaptada. La verdad es que creo
    que nadie mejor que Alterio para protagonizar a un individuo mas, trabajando en
    una oficina, cansado de la rutina y la vida capitalista. Es un actor que no
    puede dejar de trasmitir ese sabor a nostalgia que Benedetti nos quiere dejar.
    La película es excelente, la recomiando para quien no la vió. Es imposible no
    sentirse algo identificado. Personalmente si hay algo con lo que disfruto y lo
    que mas me hace alejarme, alejarme realmente de esta realidad; es el cine.saludos a todos

    • http://blogs.lanacion.com.ar/cine Milagros Amondaray

      Hermoso comentario, Valen. No podías faltar hoy :)

    • Javi SB

      Gracias! Y coincido, es difícil no pensar en otro actor que no sea Alterio en el rol de Martín Santomé!

  • ale zold

    Hola!!! Felicitaciones, Javier!!! Me encantó la nota.

    Vi la peli y leí el libro y me gustaron muchísimo ambos. Coincido en que la adaptación de la novela a la peli es genial porque mantiene ese tono particular que cruza al personaje a lo largo de la historia. Y creo que tu nota, además de acertada en cuanto al análisis, la pega 100% en el tono y en la continuidad del estilo. Un placer leerla.

    En cuanto a la consigna, estoy terminando el día laboral como siempre. Me vuelvo a casa, como siempre. Y aunque parezca que esto, por rutinario, es aburrido y falto de emociones, sé que cuando llegue tengo a mis hijas esperándome para sacudir la rutina diaria y llenar mi tiempo de esos pequeños momentos que me hacen feliz…

    • Javi SB

      Ale, muchísimas gracias por tus palabras! Y es muy lindo lo que compartís de tus hijas… enorme regalo de la vida capaz de regalar una sonrisa en aún en los días mas grises! Un abrazo!

  • Asuan

    Leí primero el libro, luego vi la película. Ambas fueron buenas en su momento, tendría 17 años, quizá hoy repasaría más la película que el libro. Huyo de la rutina y el costo energético por lograrlo es alto, pero la realización es mayor.