Ciegos entre ciegos

 

Hoy en Cinescalas escribe: Patricio Imbrogno

¿Qué harías si todo el mundo estuviera ciego? A partir de una realidad cuasi apocalíptica en la que todo el mundo sufre una epidemia de “ceguera blanca”, José Saramago retrata con un nivel de detalle que roza lo escatológico, una realidad plagada de miserias y frustraciones, de búsqueda mutua de consuelo, de necesidad y dependencia para con el otro, de llanto respondido con llanto. Un mundo que puede ser el de cualquiera, que escapa a los nombres, países y lenguas, que busca ser una metáfora de lo universal, de aquello que nos une a pesar de las diferencias. Todo puede ser diferente, pero la esencia de nuestros cuerpos es la misma, y eso nos iguala. Y ante la ausencia de imagen, y por ende, de ciertos prejuicios burdos, todos somos lo mismo. Y así como nuestros ojos pueden ser privados de su libertad, el espíritu tiene poder de decisión. Puede ser quebrado, pero intentará prevalecer. O al menos tiene la libertad para hacerlo. Ensayo sobre la ceguera plantea una lucha de espíritus, que buscan prevalecer ante la adversidad, ante el cambio de una realidad conocida hasta entonces. Cuando uno es ciego y los demás ven, sabemos que, más allá de la dificultad, siempre puede haber una guía que nos marque el camino indicado. Saramago plantea un escenario diferente, en el que todos se necesitan entre sí, en el que las “capacidades diferentes” alcanzan el grado de normalidad.

En cuanto a la película, Blindness, no logra transmitir completamente la idea. Parece más un resumen del libro que una película en sí misma. Partes inconexas, poca profundidad de los personajes y comportamientos inverosímiles que se justifican en el libro, pero no en la adaptación. Lo cierto es que los tiempos cinematográficos no permiten aplicar el recurso de la repetición y del detalle que tan bien utiliza Saramago, y que logran generar en el lector un conocimiento superior de cada unos de los personajes, y por ende de sus actos. En la película se muestran muchas actitudes que están en el libro, pero que pierden sentido por su “soledad” dentro del film. No están justificadas. Pero no todas son pálidas. Creo que se puede rescatar el uso de ciertos recursos, como los fuera de foco, la tonalidad blanca de la imagen y la puesta en escena dentro del manicomio y en las tomas exteriores.

La adaptación cinematográfica tiene al peor competidor, que no es el libro, sino la imaginación del lector. Tal vez la idea de fidelidad no sea la más adecuada para lograr que el espectador -que leyó el libro- se sienta identificado con esta forma diferente de comunicar una idea. Buscar una identidad propia, despegarse un poco del ladrillo atado al pie que implica el libro para la película, tal vez sea la mejor manera de lograr que el espectador y el lector logren convivir en su propia imaginación.

Por Patricio Imbrogno

¿Qué opinan sobre la adaptación de Ensayo sobre la ceguera? Los invito también, como de algún modo abordamos en este post, a hablar sobre las películas que fallaron en adaptar material literario; ¡Dejen sus comentarios!; para escribir en Cinescalas solo deben mandar sus notas a milyyorke@gmail.com

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • Aníbal

    Buen día.
    La película no se anima a mostrar lo crudo que expone el libro. Un defecto del cine americano, según mi criterio, es que todas las adaptaciones que hace últimamente de libros, las “lavan” para que no sean tan shokeantes en base a un temor de que la película no sea un negocio.
    Lo singular es que en este lavado se le van (a modo de mancha nefasta) todas las ideas y reflexiones que uno tuvo cuando leyó el libro (o historieta, o película original). No creo que sorprenda a nadie de aquí diciendo que cierta gama de películas no buscan que el espectador piense o sienta sobre una realidad, obviamente, bajo la mirada del director. Con muchas películas no llegamos a eso porque nos quedamos un paso antes, vemos que sistemáticamente han aliminado aquellos ángulos que eran más interesantes y todo ésto para llenar el rótulo de entretenimiento.
    Personalmente me atraen las cosas que me hacen pensar. El libro me produjo varias sensaciones que duraron un timpo, no así la película.
    ¿Quién no tuvo la impresión alguna vez de ser ciego rodeado de ciegos? Tal cómo dice el título del post, esa sensación es lo principal de ésta historia, si no pregúntele a Sábato. La peli no te deja nada de eso.

  • Carolain

    Hoy no puedo opinar totalmente sobre la consigna porque no leí el libro, sólo vi la película con una vaga idea de lo que trataba (en realidad trato de no leer comentarios/reseñas porque en la mayoría de los casos son demasiado reveladoras). Antes de verla me atrajo el tema y la pareja protagónica; y al verla la encontré bastante violenta, particularmente las escenas en este lugar en donde estaban alojados, tanto que esa noche me desperté agitada por un sueño que obviamente ya no recuerdo.
    En un post reciente sobre adaptaciones comenté que una película que para mí había fallado en la adaptación fue “Silk”. Como dice Patricio “La adaptación cinematográfica tiene al peor competidor, que no es el libro, sino la imaginación del lector.” y en este caso es un libro que me encanta, que he leído muchísima veces y que incluso he usado en algunas oportunidades para trabajos de la facultad.
    Buen inicio de semana para todos.

  • gallega

    Buenas! No leí ensayo sobre la ceguera pero si vi blindness, así que sólo puedo hablar desde un registro y nada sobre la calidad de la adaptación. La película me gusto bastante, me revolvió las tripas por lo desagradable de la condición humana que pone en evidencia frente al miedo y la obligación de convivir con el otro que falla escandalosamente. Tal vez no era exactamente el sentido de saramago, pero lo que se ve es una sociedad de m*** que se manifiesta cuando las apariencias caen o, peor, pierden todo sentido porque nadie las puede ver.

  • Leti

    “La adaptación cinematográfica tiene al peor competidor, que no es el libro, sino la imaginación del lector” Esta frase es simplemente brillante.

    • Milagros Amondaray

      Adhiero a lo que dice Leti, me encantó esa frase Pato, excelente; gracias por escribir ;)

  • beluf

    Me encantó lo que escribiste, Patricio!
    Por mi parte, lo que me pasó es que leí el libro y me fascinó, quedó en mi lista personal de “Libros que cambiaron mi manera de leer”, entonces la película no me aportó nada. Me parece que la película se queda en un gris y que los recursos del fuera de foco y de la contínua luz blanca no son suficientes para marcar la diferencia entre la visión de la mujer del médico y la falta de visión del resto. Podrían haber sido mucho más creativos y usar otros recursos para meter a los espectadores en esa ceguera blanca y hacerlos sentir – como logra el libro- que todos estamos un poco ciegos.

  • Leti

    Disculpen que no comente sobre la adaptación, sólo leí el libro y coincido totalmente con la percepción de Patricio. Buenísimo artículo!

  • Patricio

    Gracias! Me encantó ser parte de un blog que sigo a diario. Está bueno que los lectores tengan la posibilidad de participar. Son detalles que marcan la diferencia ;) Saludos!

  • Gaby

    buenas!
    Me gustó mucho el post.
    Pero no puedo opinar sobre la pelicula porque no la vi.

    Asi que ahora paso a saludar mientras pienso alguna peli que responda a la consigna :)

    saludos!

  • jp_bartolomiu

    Creo que en su momento – cuando había que comentar sobre malas adaptaciones sobre grandes novelas – dí el ejemplo de ésta película.
    Lo que pasa que la novela es tan buena, que debe costar mucho hacer una buena adaptación; sobre todo para el universo de los lectores de Saramago que es muy amplio.
    Me dá la impresión, que una novela para ser adaptada con éxito debe ser corta , porque sinó se corre el riesgo de cortarle partes fundamentales que hacen a la historia. Digo ésto y pienso en la adaptación de “La casa de los espiritus” de Isabel Allende en la cual, directamente hicieron desaparecer a personajes fundamentales, sin ningún criterio

  • @enjoyjessica

    Vi la película y no me gustó, pero no leí el libro, así que no puedo hablar en cuanto a adaptación refiere.

    Mmmm pienso, no se me viene ninguna a la cabeza.

    • pAOLA

      A mí sí me gustó la película. Hice al revés de la mayoría, primero el film y después el libro. Me shockeó bastante la peli, muy fuerte, por momentos se me hizo insoportable… pero ese sacudón movilizador q me inspiró la peli hizo q luego me devorara el libro en dos días. Por supuesto que es superior, como casi todos, pero me quedó el sabor de una buena adaptación cinematográfica.
      Lo podemos conversar! Muy bueno el post Patricio!

    • pAOLA

      ***No sé porqué mi comment salió acá***

  • Claudia

    Vuelvo mañana por la ventana, porque hoy no sé de que hablan… me quedé en el Informe de Sábato.

    Me sumo a los que felicitaron a Patricio por el post y por el hallazgo de su frase “La adaptación cinematográfica tiene al peor competidor, que no es el libro, sino la imaginación del lector.”

  • Claudia

    Me olvidé de la otra mitad… en La Insoportable Levedad del Ser a pesar de ser una linda película le falta el sentimiento y la energía del libro… Daniel Day Lewis no es Tomás!!

  • Anis

    Buenas!
    Patricio te felicito por la nota, me gustó y tuvo como efecto hacer que quiera leer el libro (tengo la sensación de que me va a encantar por el tema que parece querer abordar más allá del tema de la ceguera de todos…); asi mismo, tu post y los comentarios de todos, hacen que no quiera ver la película :P
    (Por fin una que no tengo que anotar a la ya lista-sábana de pendientes! jajaja)

    No se me ocurre ahora nada para la consigna, sepan disculpar :P
    Si eso cambia, regreso!

  • AleZ

    Buenas tardes!
    No vi Blindness, pero sí leí el libro de Saramago. Me pareció excelente y aunque me falta ver la peli, me daba la sensación de que iba a ser una historia difícil de adaptar desde el clima que genera.

    Adhiero 100% a la frase de que el competidor de la peli no es el libro sino la imaginación del lector. Ese es “superpoder” de la literatura.

    Felicitaciones, Patricio! Me encantó tu nota.

    Saludos!!

  • Juan

    Clarísimo. Hacía mucho que no leía una crítica tan buena.

  • Javi SB

    Hola a todos!

    Muy tarde hoy, pero no quería dejar de comentar por dos motivos.

    El primero, felicitar a Patricio por su gran nota! Lo que reflejas respecto a las sensaciones que genera la novela en tan pocas pero precisas palabras, es excelente. Párrafo aparte para tu gran frase, me sumo en ello a los comentarios de la mayoría.

    El segundo porque se trata de una de mis novelas favoritas. Como bien dice Beluf en su comentario mas arriba, Ensayo sobre la Ceguera, es de esas novelas que cambian tu forma de leer. En mi caso fue la primer novela de Saramago que leí, y si bien al primer contacto cuesta acostumbrarse al estilo de su prosa, una vez que se ingresa en su universo literario es imposible alejarse de él. El poder sus palabras diría es casi hipnótico.

    Y respecto a la consigna. Es difícil. Cuando un libro es tan poderoso, la adaptación al cine no siempre resulta satisfactoria. Si tengo que verlo desapasionadamente, Blindness no es una mala película, pero pensando en su director y en el equipo de actores, creo que la palabra decepción encaja, porque en verdad, en mi caso, esperaba mas!

    Abrazo cinescalero!