Terrible Love

“It takes an ocean not to break” – The National

Hay momentos en los que la trillada expresión “este es mi lugar en el mundo” parece contener más de una significación. Se trata de una afirmación tan sujeta a lo arbitrario como incapaz de sostenerse a lo largo del tiempo. ¿Qué nos lleva a decirla? ¿A qué podemos atribuírsela? ¿Encontramos nuestro lugar en el mundo porque tenemos una compañía en él? ¿Encontramos nuestro lugar en el mundo porque logramos emanciparnos de uno anterior, quizás menos hostil? ¿O encontramos nuestro lugar en el mundo de manera continua, como si la búsqueda no concluyese nunca? Supongo que esto último. Al menos trato de no darla por concluida. Al menos quiero creer que no. Quiero creer que no tengo por qué ligar el término felicidad a la noción unívoca de un solo espacio. Que lo de “un lugar en el mundo” no es más que la suma de lugares, o la necesidad de encontrar en la incertidumbre una suerte de excitación. Lo paradójico es que siempre la multiplicidad de espacios propios puede ser vista como un síntoma de inestabilidad, mientras que la apropiación inalterable de un único espacio tiene una carga más positiva, como si se le temiera al desconocimiento o a la posibilidad de que lo que hoy es nuestro hogar mañana, por un movimiento súbito, pueda dejar de serlo. Quizás resulte más sencillo convencernos de que ya llegamos a ese punto álgido, porque el pensar que puede haber otros mundos conquistables amenaza, atemoriza: nos cuestiona. Everyone’s Going to Die, la ópera prima de la dupla creativa Jones que tuve la posibilidad de ver en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, es una película que conecta a dos individuos gracias a la fuerza (o al poder, o al magnetismo, o a la energía) de un espacio, lugar, hogar. Melanie (Nora Tschirner) y Ray (Rob Knighton, todo un hallazgo) se conocen en un ámbito impensado: un café de mala muerte con pésima atención y peor vista a través de su ventanal. El hecho de que ambos entablen una conversación el día en el que se ven por primera vez (y en ese contexto) dice mucho sobre el nivel poético del film (porque hay poesía en este film, de la más extraña, de la más fascinante): el ideal de lugar apacible para ambos no responde a las expectativas de la gran mayoría. Bajo esta premisa, ella con una boda planeada que no desea concretar y él con dos duelos a cuestas que no logra superar, la clase de amor terrible que se termina gestando – Max Barron, uno de los directores del film, me habló sobre la relevancia que tuvo para el guión la canción de The National que titula este post – halla en lo inconmensurable de las locaciones y en su espíritu genuino la forma de presentarse como plausible.

Everyone’s Going to Die podría haber descansado en la belleza de su centro vital (Folkestone, una ciudad costera de Kent, en el Sur de Inglaterra), podría haber apostado solo por la conjunción del agua, las piedras, el viento y un puñado de pequeñas grandes canciones, podría haber sido una de las tantas películas independientes con dos protagonistas a la deriva que hacen de la excentricidad un arte. Sin embargo, es única por las razones menos obvias. Es única porque se atreve a sortear una de las dificultades más complejas a la hora de serle fiel a un relato simple: encontrar originalidad, encontrar una voz, en una temática universal como lo es la persecución permanente de la dicha. “Sería todo más fácil si mi familia quisiese que forme parte de su negocio o algo así, porque al menos podría convertirme en una rebelde, pero no, todo el tiempo me están diciendo que tengo que hacer algo que ame, y me dicen que encuentre eso que amo, pero yo no tengo ni idea de qué es y no sé si me importa, solo quiero que la gente deje de hacerme esa pregunta” le confiesa Melanie a Ray dentro de un auto mientras el Sol enfoca y desenfoca su rostro, escena en la que el film logra tomar control de esa voz original para acercar a dos personas que se comprenden precisamente porque no se abruman con la presura para explicar qué buscan o qué quieren, ya que lo que sienten termina siendo lo predominante. Se siente un pasado pesado (“the past is another country, Ray” – “yeah, well, it’s invaded”). Se siente una urgencia por tomar un tren hacia otro lugar (nuevamente el locativo es fundamental pero no necesita de una especificidad). Se siente una urgencia por tirarse al agua como para, de alguna manera, saberse vivo. Se siente una urgencia por responder más a lo que no se quiere que a aquello que sí, porque aquello que sí no siempre está tan claro (“I feel like I should say something important”). Melanie y Ray viven reencontrándose no solo para mantener con vida al gesto de pasarse una moneda como excusa para volver al punto de encuentro, sino porque saben que lo de tener un lugar en el mundo, y un poco como escribió Bruce Springsteen, puede vincularse con la luna creciente, con una mansión en una colina, o con una charla en un muelle. Por eso, la frase “anything ‘s pretty if you’re far enough up” que dice Ray es el manifiesto del film y, en simultáneo, el horizonte del que se aparta cuando busca hacer lo opuesto: contemplar la belleza bien de cerca. Contemplar un amor que es terrible (y acá yace la ironía, presente en varios pasajes de la historia y en el título de la misma) cuanto más terrible/brillante es el deseo de alejarse de la norma, de no tener que explicar nada. Porque si la mayoría de las personas no hacen algo, ésa es una doble razón para pensar que ese “algo” es una buena idea. Como lo es para Melanie y Ray ir a un funeral, compartir un día de playa o tirarse en una cama para dejar que el silencio hable por ellos. 

…………………………………………………………………………………………

 ► [TRAILER] Los invito a mirar un adelanto de Everyone’s Going to Die:

Everyone's Going to Die - SXSW 2013 Accepted Film from SXSW on Vimeo.

…………………………………………………………………………………………

 ► [DE YAPA] “Book of James” de We Are Augustines, la canción que descubrí gracias al film de Jones:

We Are Augustines | Book Of James from matt amato on Vimeo.

…………………………………………………………………………………………

► [LISTA DE REPRODUCCIÓN] 100 canciones que descubrieron gracias al cine; ¡que la disfruten!:

………………………………………………………………………………………….

¡Buen jueves, muchachada! Se los había prometido: iba a encontrar la manera de tener una playlist más en este día, al menos hasta el año que viene, cuando renueve secciones; hoy les dejo tres consignas: 1. Una vez mencionamos canciones que descubrimos gracias a películas; me gustaría que la nueva camada del blog se sume a responder, y de paso armaremos otra lista de reproducción con sus aportes; 2. ¿Qué películas los hicieron sentir menos solos en cuanto a los planteos que lleva a cabo o porque se hallaron a ustedes en las inquietudes que verbalizan los protagonistas? 3. ¿Ya encontraron su lugar en el mundo? ¿Cuál sienten que es? Los invito a responder y nos vemos mañana con el resultado del post más comentado del blog (¿hace falta decir cuál?) ;)

………………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Composición: Tema libre (cuarta entrega)

¡Buen viernes para todos! Sé que varios andamos tristes ya que se terminaron las playlists de los jueves. Por ende, para este Open Post, una consigna (después divaguen sobre lo que gusten, por supuesto): ¿cuál fue su playlist favorita de todas las que escuchamos? Pueden elegir una en este mismo post hasta hoy a la medianoche. La más votada saldrá publicada en la sección de mañana sábado. Ahora sí, los dejo charlando entre ustedes….¿sobre Homeland quizás?

Concurso “Filmá tu propio videoclip”: Decimosexta (y última) entrega

Este post debería abrir con una carita triste. Ya sabíamos que llegaría este momento. Último video para el concurso. Última playlist. Prometo encontrar la manera para que las listas de reproducción sigan apareciendo, ustedes confíen en mí. Hoy no sólo quiero felicitar a Caro por cerrar el concurso con su trabajo sino también hacer extensiva la felicitación a todos los que participaron de la convocatoria. Ha sido un placer ver sus videos y les cuento que, como quedaron algunos afuera, seguramente en el 2014 retome este iniciativa. No se olviden de que el lunes próximo podrán elegir al ganador (no quisiera estar en sus zapatos). Mientras tanto, tienen tiempo para ir pensando cuál es su favorito. Los dejo con las palabras de Caro y sí, lo vuelvo a decir: voy a extrañar estos jueves tanto como ustedes. Gracias a todos por los trabajos (y por los aportes) en estos días melómanos.  

Voy a contarles un secreto: así como Olive en Easy A confiesa que quisiera vivir en una película escrita por John Hughes, yo siempre voy a querer ser parte de una historia del mundo de Wes Anderson, y también siempre voy a querer que Alex Turner soundtrackee mi vida. Creo que con esto van a entender mejor por qué este video. Y un aviso más antes de arrancar: no hay nada de Cerati en lo que van a ver, pero su voz me guió durante su realización…

Desde el mismo día que me enteré que se venía este concurso, sentí las ganas de querer participar, porque iba a significar un gran reto para mí al que ya sabía que me iba a gustar enfrentar. Pero muchas veces ya me pasó que por dos razones termino bajándome de estas cosas: por no ser (o por no creerme) capaz de hacer lo que el concurso requiere para poder participar, o por la maldita falta de tiempo. En este caso me atacó por los dos costados, puedo tener millones de ideas de videos (suelo imaginarme una historia cuando escucho ciertas canciones) pero no sé filmar, ni nada de edición ni cómo hacer un video (y no digo profesionalmente, ahí sí que estoy a años luz); y después con el trabajo y con el momento en que me encuentro con la facultad, veía que no encontraba de dónde sacar tiempo para hacer algo. Esas ganas de participar las tuve que guardar bajo llave porque ya se venía el cierre del concurso, y reprimí mi imaginación para dejar de pensar en el video que hubiera hecho cuando escuchaba esas canciones. Pero el concurso se convirtió en algo gigante, y dejó de ser solo un eso gracias a las increíbles playlists e intercambios que se fueron armando jueves a jueves, por lo que su finalización se fue estirando más y más, y porque creo que además llegó un punto donde nadie quería que terminara. Debido a ese estire, y al apriete profesional de las dos Milys, finalmente me terminaron convenciendo de que participara. Escuché en mi cabeza un “tengo tiempo para saber si lo que sueño concluye en algo”, y no pude decir que no, me hicieron ver de que podía hacer algo que no me llevara tanto tiempo para así darle otro jueves al concurso y para que así también me sacara las ganas de participar. Paradójicamente, funciono mejor bajo presión, ¡se ve que eso era lo que necesitaba!

El nuevo problema era que tenía que enfrentarme a la cruel realidad: debía dejar de imaginar y ponerme a hacer, tenía que elegir UNA canción, y tenía que decidir qué contar. Como dije antes, el concurso me gustó desde el comienzo porque representaba un desafío… y así fue como le hice frente al mismo: tenía que significar un reto para mí. Taché un montón de ideas que tenía para hacer porque no tenía mucho tiempo, y porque realmente se me iba a complicar realizarlas. Me puse a escuchar “Cosas imposibles” y me puse a pensar en mis limitaciones y en la estúpida idea que tuve de ponerme un reto, pero también pensé en aquellas cosas que más me cuestan hacer (además de elegir y escribir poco, claro está)… y surgió que dibujar es una de ellas. Nunca fui buena para eso, sí para pintar sin pasarme de las líneas. Y muchísimo más me cuesta dibujar algo en la computadora, ni siquiera concebía esa idea. Tengo una hermana que es una genia para eso, y muchas veces la vi haciendo algo así a partir de dibujos, y yo no lo podía creer, realmente es algo que me supera. Pero quería hacer cosas imposibles, y elegí el dibujo. Y lo hice porque por más que me costase, por lo menos de esa forma iba a poder contar una historia sin demasiadas trabas (ya no tenía que salir a filmar, ni suplicar a amigos que actúen, o cosas por el estilo). Le conté a Mily que los personajes los tenía frente a mis narices. Surgieron porque me quedé mirando el escritorio de mi notebook por largo tiempo para idear lo que iba a hacer… en el escritorio los tengo a ellos dos, mis personajes favoritos de Wes Anderson: a Richie y a Margot. Y los elegí porque iba a sentirme parte de su mundo de alguna forma.

Así, quedaba la canción, y elegirla fue lo más difícil de todo. Pensé en la primera que saliera de mi reproductor al utilizar la opción de que me reproduzca los temas que más escucho, pero la que salió no pegaba con los personajes. Me gusta que si no es la letra, que sea la música la que se conecte con la historia. En este caso, hacía semanas que venía obsesionada con el último trabajo de los Arctic Monkeys (si no lo escucharon, ¿qué esperan? :P ), y en particular me tenía loca la música de “Mad sounds”, cuya melodía conectó perfectamente con los dibujos y con la historia que más o menos quería mostrar, por más que no fuese lineal con la letra, y así fue que terminó siendo la elegida. Bueno, esto es más o menos lo que está atrás del video, video que disfruté muchísimo hacer y que por más que me robó miles de horas de sueño, admito que ahora extraño sentir dolores de espalda a la mañana siguiente por haberme quedado muchas noches seguidas haciendo cuadro tras cuadro. Espero que lo disfruten, que les saque alguna sonrisa, y que sepan que muchas cosas imposibles pueden volverse posibles si uno las busca, se esfuerza y decide a enfrentar sus limitaciones. Me voy con un enorme GRACIAS a Mily, por llevar adelante este concurso que se volvió en algo maravilloso como dije antes, por hacer que los jueves de muchos de nosotros se transformaran, por estirarlo y dejarme participar, y por presionarme también. Infinitas gracias Mily, ¡solo vos lográs estas cosas! Y Cinescaleros…¡¡¡hagamos que explote la playlist de hoy!!! :)  

 ………………………………………………………………………………………….

► [VIDEO] “Mad Sounds” x Carolina Torfano:

Mad sounds from Carolina Torfano on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

► [LISTA DE REPRODUCCIÓN] Las 200 canciones que más se nombraron en estos dieciséis jueves; ¡que las disfruten!:

………………………………………………………………………………………….

Se terminan los jueves de playlists y aportes para el concurso con las siguientes consignas: 1. Dejarle unas palabras a Caro sobre su genial video 2. Para la megaplaylist de 200 temas, la idea es que mencionen todas aquellas canciones que funcionan a modo de recopilación de las mejores de todas las playlists que pasaron, porque fueron las más nombradas o porque son las que quisieran escuchar sí o sí en la última lista de reproducción; hoy más que nunca espero sus aportes, sé que no me van a fallar, arranco yo con… “Paranoid Android” porque…¿cómo va a faltar Radiohead?; ¡buen jueves para todos!

………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Concurso “Filmá tu propio videoclip”: Decimoquinta entrega

¿Ya dije que no quiero que se termine este concurso? Bueno, no quiero que se termine. Espero poder hacer una segunda vuelta en el 2014 porque no sólo me encanta recibir videos totalmente distintos sino que además disfruto mucho de cómo se van armando las playlists y de cómo esas playlists, de algún modo, modifican nuestras rutinas. Hoy no será la excepción. Los dejo con este video de Ale, que llega con un muy buen timming (el marco del reciente recital que dio Blur) y con mucha energía. Su autora presenta con estas palabras el penúltimo aporte a esta convocatoria:

Cuando vi el anuncio del concurso sobre filmar un videoclip para el blog, de inmediato pensé que tenía que trabajar en uno porque siempre estoy haciendo cositas así para los amigos y la familia, aunque de forma tan artesanal y casera que me llega a dar vergüenza estar en el mismo lugar exponiendo esto junto a otros profesionales del área. Sin embargo, el entusiasmo siempre puede más y me decidí a enviar mi pequeña colaboración a ver si les hace pasar un buen rato. A mí por lo menos me entretuvo un montón filmarlo. Me costó muchísimo decidirme por un tema, pero justo coincidieron varias cosas. Estaba yo disfrutando de la hermosa panorámica de la ventana de mi trabajo un día por la tarde cuando se ponía el sol y estaba tan lindo que aproveché para tomar fotos y grabar un videíto, y casualmente también había estado escuchando mucho a Blur el último tiempo. Por ende, pensé que tenía que unir las dos cosas. La forma en la que se me ocurrió unirlas fue usando el tema “Country House”. Si bien la ciudad donde vivo no es tan grande, no está exenta de los males de las urbes y es así como el sueño de muchos aquí es irse a vivir al campo. Yo viví varios años en una zona bastante rural y ya estoy un poco hasta la coronilla con muchos aspectos de la vida fuera de la ciudad, así que la verdad es que ahora al campo sólo voy de paseo. Entonces quise hacer mofa un poco de los clásicos arquetipos de la vida campestre imprimiéndole un ritmo vertiginoso al video desde el comienzo en la ciudad congestionada hasta llegar a un pueblito en el interior donde parte de mi familia da rienda suelta y sin pudor a sus habilidades artísticas en plena plaza (estas personas son hasta introvertidas en su vida cotidiana) todo gracias a las bondades del campo… jajaja. En el video se muestra parte de la ruta entre Puerto Montt y Ralún, pasando por Puelo que es la localidad donde se utiliza la plaza, todo esto en el Estuario de Reloncaví en la Región de Los Lagos, Chile. Que lo disfruten. 

 ………………………………………………………………………………………….

► [VIDEO] “Country House” x Alejandra Carriel Castillo:

Country House - Blur from luna on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

► [LISTA DE REPRODUCCIÓN] 190 (sí, sí, leyeron bien, 190) canciones que nos ponen de buen humor:

………………………………………………………………………………………….

Nuevamente les doy la bienvenida a otro jueves musical, y nuevamente con dos consignas para el post: 1. Los invito a comentar el video que filmó Ale para este concurso 2. Como siempre, armaremos otra playlist y, dado que el video de hoy es muy dinámico, la consigna es que mencionen canciones bien pum para arriba, aquellas que nos ponen de buen humor o que ponemos de fondo para arrancar la jornada con la mejor onda que se pueda; ¡espero los aportes! ¡saldrán más temas que el jueves pasado!; ¡los leo, como siempre, que tengan un excelente día y espero que la playlist contribuya a eso! ;)

………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!