Cinescalas en la Feria del Libro

Hoy presenté Démosle un buen final a esta historia en la Feria del Libro. Gracias a todos los que estuvieron, lejos o presencialmente, con una palabra de apoyo. ¡Nos reencontramos el lunes, muchachada!

No hay luz que no concuerde: La presentación del libro de Cinescalas

“La felicidad es una nave que va a través de las estrellas”

Cuando el martes me llegó el turno de abrir la presentación y decir unas palabras sobre Antolín, quien iba a recibir a los asistentes con sus canciones, pensé en hablar de él desde mi primer recuerdo. Lo dije el martes y lo reitero ahora. Estaba en la redacción de Cinemanía cuando un compañero me pasa un mp3 y me dice: “escuchá este tema, te va a gustar”. Lo escuché y no solo me gustó (o lo amé) sino que además tengo muy presente la sensación de que la última frase (“tal vez me deprimo demasiado bien”) me estaba hablando a mí en un momento de debilidad. Quise contar eso no sólo porque fue mi puerta hacia una persona a la que aprecio mucho (y con quien me di el gusto de cantar ese tema) sino porque a la vez sintetiza lo que sucede acá todos los días. Todos los días acá hay una persona que sabe cómo traducir el pensamiento, el sentimiento, las pulsiones de alguna otra. Todos los días nos encontramos con el siempre bienvenido “a mí me pasa lo mismo”, el movilizante “yo también”. Tampoco fue casual la lectura de “El soneto perfecto”, el texto sobre Bright Star. Creo (o estoy convencida) de que lo elegí porque habla de la escritura como algo a lo que hay entregarse sin medir las consecuencias. La escritura como algo que no da cabida a las medias tintas. Empaparse con las palabras, no mojarse los pies. Tragar agua. Ir hasta lo más profundo. Lo mismo se puede aplicar a los vínculos. Al menos yo lo siento así. Exponerse, dar hasta lo que no se tiene, buscar el buen final de la historia con el corazón sobre todo.

“Habrá que desenvainar las espadas del texto y escribir una canción aunque no haya algún pretexto, y dedicársela al primero que pase caminando, al que se quedó pensando, al que no quiere pensar; al olvido selectivo, a la memoria perdida, a los pedazos de vida que no vamos a perder jamás…”

El martes pasó mucho en dos horas (e incluso en más). Por todo eso que sucedió después no podía dormirme. Sigo sin poder dormir de la exaltación. Porque me acuerdo de cosas. De regalos. De quienes vinieron desde lejos. De quienes me dijeron cosas como susurrando, como si no fueran algunas de las frases más conmovedoras que me hayan dicho jamás. De quienes me abrazaron como si me conocieran desde siempre. De quienes me presentaron. De quienes fueron mis compañeros (de trabajo, de estudio) y que ese día estaban ahí. De mis amigos y sus gestos. De mi familia y los suyos. De un disco en la mano. De unas flores. De la puerta de la librería que se abría y abría. De mails posteriores. Y de lo que también me acordaba, cuando viajaba en el micro de vuelta a mi casa, era de lo abrumador que es experimentar el ver a muchas personas encontrarse por primera vez como si fueran amigos de toda la vida. Lo abrumador que es ver el resultado concreto de un proyecto que empezó hace tres años y que se ramificó en vínculos afectivos y en la palabra escrita. Hernán y Guadalupe, al presentarme, dijeron respectivamente que en el blog encontré mi lugar y que en el blog está puesto todo mi corazón. Y no podría ser más cierto. Por eso la cita que puse al comienzo del libro: “solo un verdadero testigo ocular se percataría de los detalles aparentemente insignificantes”. Así lo creo. En los detalles está todo. Y ustedes son los que les dan esa entidad trascendente. Porque comparten hasta lo más mínimo que los conmueve y porque no saben hasta qué punto una palabra que me han dicho o un abrazo que me han dado me sigue reconectando con lo más importante de mi vida: el entregarme a lo que quiero. Como los quiero ustedes por darme esa luz que hace que las cosas se intensifiquen, se magnifiquen, concuerden, tengan todo el sentido del mundo. 

Videos: Matias Aimar // Fotos: Ezequiel Saul // Edición de fotos: Catalina Ajargo // Notas: Federico Closs

………………………………………………………………………………………..

► [VIDEO NÚMERO 1] Todo lo que pasó el día de la presentación en diez minutos; ¡que lo disfruten!:

Presentación del libro DÉMOSLE UN BUEN FINAL A ESTA HISTORIA from lanacion.com on Vimeo.

………………………………………………………………………………………..

► [VIDEO NÚMERO 2] Antolín y yo cantando a dúo “No siento nada”; no sé si esto lo van a disfrutar :P :

Mily canta con Antolín durante la presentación del libro DÉMOSLE UN BUEN FINAL A ESTA HISTORIA from lanacion.com on Vimeo.

…………………………………………………………………………………………..

► [GALERÍA] De yapa: imágenes de esa tarde/noche:

………………………………………………………………………………………

Una consigna para este viernes: Los invito a que hablemos sobre ese mágico martes que tanto significó no solo para mí sino también para toda la comunidad y, de paso, les hago un pedido: que me vayan mandando fotos durante toda la semana que viene del libro de Cinescalas en sus bibliotecas (y en lo posible que estén ustedes en la imagen), así armo un post alusivo más adelante cuando vuelva de mi descanso; me voy de vacaciones hasta el  lunes 23; ¡nos reencontramos ese día, muchachada!

………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………

Composición: Tema libre (tercera entrega)

Llegó el gran día. No voy a mentir y decir que estoy tranquila. No, no estoy tranquila. Estoy nerviosa. Presento un libro. La comunidad se va a conocer (casi) en su totalidad. Van a estar mis amigos. Mi familia. Mucha gente que quiero y admiro. Pero sobre todo: es el día en el que eso de “sueño cumplido” va a adquirir una connotación más personal, en el que literalmente voy a poder compartirlo cara a cara. ¿Qué disparador les puedo dejar hoy? Hablemos de esta comunidad. Y de ahí, lo que venga. Los veo en unas horas. Sí, sí: qué nervios.  

Foto de domingo: ¡Ya está el libro!

Les prometí una foto con el libro y aquí está. Han sido días muy emocionantes para mí. No hay nada más abrumador que un proyecto cumplido, sobre todo cuando ustedes son parte de él. Gracias por el epílogo. Gracias por todo.

—> Para acceder a los detalles de la presentación del libro, hacer click acá

—> Para acceder a información sobre envíos al interior, hacer click acá

—> Para acceder a la fanpage del libro en Facebook, hacer click acá

—> Para acceder al micrositio del libro, hacer click acá