Cinco años (y 1.100 posts) después…

“There are places I remember
all my life though some have changed,
some forever not for better,
some have gone and some remain
All these places have their moments
with lovers and friends I still can recall,
some are dead and some are living
In my life I’ve loved them all”

Cuando hace cinco años escribía el primer post de Cinescalas no tenía una vida sino dos. Por un lado estaba la vida común, la de todos los días, la de lo cotidiano. Salidas con amigos, visitas familiares, algún noviazgo, un trabajo más esquemático y menos creativo, los problemas de salud, lecturas, visitas al cine, viajes soñados, etcétera. Por el otro, estaba la vida del blog (y en el blog). Esa vida que era efímera. Era sentarme, escribir un rato, terminar e irme a la vida que estaba en primer plano. Cinco años después puedo decir que esa vida, la común, la de todos los días, fue aprehendida por la otra, la que parecía languidecer, la que parecía no ser tan importante en comparación, la vida de Cinescalas. No puedo precisar el momento en el que el blog se convirtió en un apéndice de mí misma pero sí puedo precisar el efecto dominó que causó. Para eso simplemente tengo que tomar un hecho mínimo y diseminarlo. Ejemplo: hace unas semanas festejé mi cumpleaños y vinieron, entre otros, Jessi y Ezequiel. Jessi y Ezequiel viven juntos pero hace unos años no se conocían. Ahora no solo estaban en casa compartiendo un día especial sino que además traían en sus manos un vinilo de Soda Stereo. Cuando lo hice sonar la mañana siguiente me acordé de Lore y del rostro de Gustavo Cerati que se puede ver en su taller. El taller me remontó al rodaje de No estás solo en esto en Tafí Viejo, donde con Mili compartimos varias experiencias que forjarían nuestro vínculo actual. Pensar en Mili también es pensar en la primera vez que la vi, durante la presentación de Démosle un buen final a esta historia. Si vuelvo a ese día, vuelvo a la posibilidad de cantar con Antolín y vuelvo a cómo Cat y Caro empezaron a escuchar sus discos y a tararear sus canciones en otro día cualquiera en mi casa. Mi casa. La casa donde también pasó una noche Luján en una visita fugaz, donde Rodri dejó su vaso de Fernet, donde Gise recibía uno de los primeros regalos para Sofi, donde Fede se bañó después de trasnochar viendo un recital de Vox Dei. Recitales. Los recitales me remiten a Dario, a quien me crucé en un evento mientras esperaba que salga Mi pequeña muerte al escenario para tocar alguna canción de alguna película de Ezequiel Acuña. Ezequiel, a su vez, me transporta al Festival de Cine de Mar del Plata, donde presentó La vida de alguien, película que traduje al inglés y en la que participé como extra junto con otros integrantes de esta comunidad. Y Mar del Plata es sinónimo de Julieta, Tamara e Ignacio. Es sinónimo de proyectar por primera vez un documental que ustedes facilitaron y que ahora, en un mes justamente, van a poder ver en Capital Federal, en la Universidad Nacional de las Artes. Asimismo, el sitio web de la UNA, que ahora incluye la proyección de No estás solo…, me hace acordar a José. Me hace acordar a las primeras veces que visité la página para chequear si podía asistir a su curso sobre True Detective, cuando él recién empezaba a comentar en el blog. Y True Detective me remite a las charlas con los dos Matias (Rodriguez y Vega) y al sarcasmo de Edu en sus 140 caracteres de Twitter. Y Twitter me hace pensar en Anis, Fernando y Giselle, cuando intercambiábamos canciones como parte del ritual de La Brigada Noctambulista. Y esa brigada me obliga a repasar otros términos/rituales que surgieron acá, desde el post del baboseo, pasando por las playlists de los jueves hasta las notas de los lunes. Necesito un cuadro sinóptico ahora. Necesito de flechas y más flechas para ilustrar cómo, a medida que muchos caminos se fueron cruzando, esas dos vidas que yo tenía se fundieron en una. Puede resultar extraño si escribo que pienso en ustedes diariamente, pero es tan cierto, es tan cierto como la cita de Hanif Kureishi de The Buddha of Suburbia: “I could think about the past and what I’d been through as I’d struggled to locate myself and learn what the heart is. Perhaps in the future I would live more deeply. And so I sat in the centre of this old city that I loved, which itself sat at the bottom of a tiny island. I was surrounded by people I loved (…) I thought of what a mess everything had been, but that it wouldn’t always be this way”. Y hay más, mucho más. Palabras, personas que pasaron y se fueron, personas que llegaron un día y no se fueron más, personas que estuvieron desde el principio. Hace unas horas, cuando les editaba el video que les dejo aquí abajo, pensaba en lo afortunada que soy de haber conocido a tanta gente, de poder asociar tantas películas, músicos y autores a tantos nombres, y es por eso que temo haberme olvidado de alguien (perdón a quien corresponda). También pensaba en lo afortunada que soy de que en cada aniversario del blog siempre haya algo para compartir (en este caso, que muchos de ustedes van a poder ver el documental, ya sea en Mendoza o en C.A.B.A. y en un futuro inmediato a nivel internacional, noticia que me guardaré para dentro de unas semanas), en lo afortunada que soy por el camino recorrido, uno que empezó tímidamente cuando mi vida era puro desorden del malo. Porque este, el desorden de las conexiones, es necesario y hermoso. Un caos hermoso. Como cantaban ellos: “es larga la carretera cuando uno mira atrás, vas cruzando las fronteras sin darte cuenta quizás”. Parece que así es. Porque en el blog, casi sin darme cuenta, pasó todo esto. Pasaron 1.100 notas. Pasaron cinco años. Se pasó esta media década. ♦

………………………………………………………………………………………..

► [VIDEO-REGALO DE ANIVERSARIO POR ESTOS 5 AÑOS Y 1.100 POSTS] ¿En qué pienso cuando pienso en ustedes? En todo esto:

CINCO AÑOS DE CINESCALAS (¡ Y 1.100 POSTS!) from Mili Amondaray on Vimeo.

………………………………………………………………………………………..

► [DATOS DE LA PROYECCIÓN QUE MÁS ESPERÁBAMOS] No estás solo en esto se proyectará en Capital Federal en un mes y allí nos veremos (ACLARACIÓN/FE DE ERRATAS: LA PROYECCIÓN ES A LAS 20HS., después corregiremos el flyer):

………………………………………………………………………………………….

¡BUEN MARTES PARA TODOS! En este post aniversario, una sola consigna: mencionar qué películas asocian a miembros de este espacio/qué películas asocian al blog mismo y felicitar :P ; como siempre, mil gracias a todos por estar acá después de media década, espero que les haya gustado el video; que tengan un excelente día y nos reencontramos mañana con el post de Maggie; ¡feliz aniversario para ustedes también, muchachada!

 …………………………………………………………………………………………

¡CINCO AÑOS! ¡FESTEJEMOS! 

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

¡1.000 posts! (y un boleto a Ciudad Feliz)

Hace unos días revisité una biblioteca del lugar donde vivo, San Antonio de Areco, y la encontré igual que hace poco menos de dos décadas y, al mismo tiempo, bastante diferente. Es decir, el escenario me resultaba mucho más chico de lo que yo recordaba, claro síntoma de que cuando uno crece los espacios se alteran de acuerdo a la dimensión que les damos con nuestra memoria. Me puse a mirar los estantes y encontré uno donde estaba exhibida una colección de películas VHS, las mismas que yo sacaba para llevar al colegio. Me pareció curioso que dicho lugar no se haya readaptado, pero reencontrarme con esa colección implicó reencontrarme con la adolescente de quince años. Es decir, valió la pena. Seguí mirando el espacio y finalmente la vi, escondida como si me estuviera esperando, a la novela de Ray Loriga Tokio ya no nos quiere. Y volví a buscar esa frase de la que nunca estoy dispuesta a desprenderme: “El amor es realmente una tormenta de la imaginación”. Una vez, en este mismo espacio, la cité en relación a un vínculo estrictamente romántico, pero hoy pienso que tiene que ver con todo. El corazón sobre todo. El concebir una idea justamente conlleva el poner a girar el pensamiento como si no tuviéramos techo, porque el dar esos giros, el estar en movimiento, el hacer circular la energía, ya es un mérito en sí mismo. Especialmente cuando es mucho más fácil quedarse quieto. Yo no tengo dudas en este día, y mil notas después de aquella primera, que fueron ustedes quienes desataron esa tormenta en mí. No hubiese escrito tanto si no hubiese tenido un impulso. No hubiese editado un libro si no lo hubiesen sugerido. No hubiese filmado una película si ustedes no hubiesen contribuido a que se configure una historia. La historia que empezó en un lugar de soledad y que se fue ramificando y ramificando. Dos cinéfilas de una misma ciudad que no se conocían y que ahora van a ver películas juntas. Dos personas que transitaban caminos individuales y que se enamoraron acá, porque ella citó la frase de la película de cabecera de él, quien a su vez tenía un cuadro de esa película en su casa. Dos individuos que no tenían dónde hablar de arte hasta que se encontraron en el blog a la noche, fiel a su naturaleza noctámbula, para explayarse sin restricciones. Y hay tanto más. Hay tantas ecuaciones. Tanto que no alcanzó una película para reflejarlo. Tanto que no alcanza lo que yo pueda decir hoy para abarcar lo que me genera haber concebido este lugar. Por eso, cuando miraba esos VHS pensaba que jamás, en mi adolescencia o hasta hace un año, hubiese imaginado que un grupo de personas me iba a hacer un regalo tan inconmensurable como el de filmar una película. Y mucho menos pensaba que esa película iba a poder proyectarse en un festival internacional. Pero acá estamos. Es irrefutable lo que dice Loriga: es el amor el que provoca esas tormentas de la imaginación, el que mantiene la llama viva, el que nos agarra de súbito.

No pienso que sea casual que los 1.000 posts de Cinescalas coincidan con esta noticia – sí, la película que ustedes financiaron en enero ahora es parte de la sección Panorama Argentino del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata -, porque acá siempre hay algo para compartir. Porque acá siempre están pasando cosas. No sé si alguna vez lo dije, quizás me autocensuré por miedo a la cursilería, pero yo siento que me estuve preparando inconscientemente para Cinescalas toda mi vida. Desde que linkeaba en un Fotolog, desde que tenía la necesidad de compartir distintas experiencias personales a través de una película. Hoy, un 12 de noviembre de 2014, no puedo contarles que formé una familia propia, por ejemplo. Todavía hay cosas que no me llegaron y que a veces pienso que no van a llegar. De todas maneras, cuando me puse a escuchar una y otra vez “Sing For The Moment” de Eminem, su letra (su visceral, descarnada y pasional letra), me cayó la ficha: “Everybody just feels like they can relate, I guess words are a motherfucker, they can be great (…) That’s why we seize the moment try to freeze it and own it, squeeze it and hold it, ’cause we consider these minutes golden, and maybe they’ll admit it when we’re gone, just let our spirits live on, through our lyrics that you hear in our songs”. Para mí es indescriptible lo que él sí supo describir: no hay sensación más poderosa que afectar a alguien con las palabras. Lo sentí hace unos días con el post de Boyhood, cuando una determinada frase que costó tanto sacar afuera terminó conmoviendo a alguien que estaba necesitando leer precisamente eso y no otra cosa (y en el momento adecuado). Eso resume a la perfección la historia de Cinescalas, eso que Caro remarca en su testimonio del documental. A este lugar llegaron las personas que tenían que llegar. Para darme un propósito. Sí, ustedes me dieron un propósito, así de abrumador como suena. Gracias a ustedes el 24 y 25 de noviembre voy a estar en una sala de cine, solo que esta vez viendo mi propia historia y todas las que se desprendieron de ella. Entonces no es extraño que esa biblioteca de Areco se haya sentido más chica. Ustedes ampliaron mi vida, mi trabajo, mi sensibilidad. Ustedes son, sin dudas, esa familia propia. ¿De dónde voy a sacar más palabras para ejemplificar eso? ¿De dónde voy a sacar más palabras para que lo que hoy siento se transmita, se vuelva más tangible? Quizás hoy no pueda. Quizás hoy las palabras sobren. Quizás hoy la foto superior deba hablar por mí. 

………………………………………………………………………………………..

…………………………………………………………………………………….….

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MIÉRCOLES PARA TODOS! Hoy, como en cada cumplepost, los invito a ponerse cursis :P   y a responder una sola consigna: de estos 1.000 posts, ¿cuáles son sus favoritos? - Gracias por todo lo que trajeron a mi vida, realmente siento que ya no me alcanzan las palabras; ¡que tengan un gran día y espero a muchos verlos en Mar del Plata! (qué increíble, ¿no?); ¡hasta el lunes, muchachada! PD. Mañana les dejo el flyer con los días y horarios de proyección así se organizan; pero en este link pueden ver la grilla y acá mismo el catálogo del festival

 …………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………….

…………………………………………………………………………………………….

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

¡900 posts! (y un video romántico de regalo) (y una breve despedida) (y a filmar la película) (y otro gracias)

“Todos acababan diciendo que fantaseaba demasiado, que siempre tenía la cabeza en otro sitio. No sé dónde estaría ese sitio” - Patti Smith

Reconozco que ya no se me da tanto ser diplomática. ¿Vieron eso de tener que estar cumpliendo expectativas ajenas o formar parte de un núcleo tan solo porque hay que hacerlo? Cada vez que cito a Fuguet, olvido citar una de las frases más contundentes de Mala onda: “me carga que la gente espere cosas de mí, me enreda, me complica, me obliga a responder”. Hace poco me encontré en una situación en la que me dijeron todo eso que uno no debería escuchar: las conclusiones apresuradas que el entorno puede sacar de vos. Conclusiones signadas por los prejuicios, como casi siempre. En realidad, no sé si no debería escucharlas sino que ya conozco un poco cómo funciona. Todo se reduce al concepto de pertenecer. Si no te integrás en determinadas conversaciones, es que el problema lo tenés vos. Nunca puede ser a la inversa. Nunca puede ser que vos estés eligiendo con quién pasar el tiempo. El preciado tiempo. Se subestima tanto lo efímero que es, tanto al punto de que se lo emplea mirando hacia el costado, mirando al otro, hablando del otro, pensando lo que se quiera del otro. Lo que mejor haga sentir al que está enarbolando sus sentencias. Pero así como ya no me sale tanto ser diplomática cuando del otro lado no hay nada que motive mi respuesta, sí se me da por proteger ese sitio del que habla Patti Smith en su cita. Me gusta que ella no explicite hacia dónde exactamente va su cabeza, porque… ¿cómo se podría enumerar todo aquello que penetra la sensibilidad? Son canciones, películas, viajes, experiencias, palabras leídas, personas que llegan y se van, una casa propia, una casa ajena, una decisión. Es lo abstracto y lo concreto. Es lo que nos define. Son nuestras reacciones ante las acciones. Es decirle a un libro “gracias por hablar por mí” y es sentir cómo una melodía se mete por debajo de tu piel. Todo eso conforma el sitio sobre el que escribe Patti. Yo quiero decir esto: Cinescalas es el sitio donde puedo llevar registro de cada cosa que veo, leo y escucho. Es el sitio donde pertenezco. Pero no pertenezco porque el blog sea de mi autoría. Uno puede escribir y también sentirse solo. Yo no. Nunca me pasó. Ustedes me hacen sentir que formo parte del mejor lugar posible. Del que es genuino. No me interesa nada que no tenga que ver con esa cuota de sinceridad para con uno mismo, para decir “me gusta esto” o “no me interesa esto otro”. Y soy muy afortunada. Porque si tampoco debo estar guardando las apariencias en espacios donde no me siento yo, es porque siempre tengo un lugar al que volver. Qué tema el de los lugares. Pasé años buscando un único espacio que me hiciera bien. Salté de un lado al otro hasta que finalmente me di cuenta que mi espacio físico puede ir variando, pero es el “virtual” el que permanece inalterable. Qué paradoja. Qué cosa tan rara de explicar. Vuelvo a Fuguet porque él lo expresa mejor que yo: “si hay conexión hay lugar, incluso en un no-lugar”. Pensé en eso de “no-lugar”. Cinescalas como página web. Como blog. Como sitio de Internet. Como un no-lugar. Sin embargo, para mí es más lugar que tantos otros lugares “reales”. Justamente por esa conexión. La que yo tengo con ustedes, las que ustedes tienen conmigo y las que ustedes tienen entre ustedes. Ustedes que me escriben y ustedes que hicieron posible que filme una película. Quiero volver sobre esa situación que me hizo ahondar en los prejuicios, en cómo sé con seguridad a qué sitio pertenezco y de qué sitio prefiero excluirme, porque esa situación me dio la tranquilidad para reafirmar lo poco que importa la percepción de los desconocidos. “I do some stupid things, but my heart is in the right place and this I know”. Tantas veces pensé en esa frase en estas últimas semanas y, como siempre, la dejo acá. El lugar donde quiero estar porque se siente correcto. Gracias por darme eso. Una de las pocas certezas de mi vida.

Ahora sí: paso a contar algunos detalles de la película. No estás solo en esto se va a filmar durante todo el mes de abril (con excepción de los últimos días) en un rodaje intenso y ajustado. El documental va a abarcar entrevistas en Capital Federal, Rosario, Córdoba y Tafí Viejo. La última jornada se rodará en San Antonio de Areco (mi testimonio). Debido a que se trata de una película que durará alrededor de 70 minutos, será imposible entrevistarlos a todos los integrantes de la comunidad. Sin embargo, todos estarán presentes en la película según lo tengo estipulado en el guión, y ya recibirán mi mail explicando qué necesito de ustedes para que formen parte del film. Por otro lado, como ya les había contado, los editores y directores de fotografía son Victoria Fernández y Martín Nocquet de Ypnos Producciones. El plan es comenzar con la edición de la película a mediados de mayo hasta que quede como queremos. Asimismo, No estás solo en esto contará con la música instrumental de Thomas Cepeda y Jacob Piontek y con canciones que estoy terminando de definir. Como ustedes hicieron posible este rodaje, durante abril el blog se va a actualizar solo con fotos y/o videos que funcionen como testimonio de lo que estaremos filmando. Por una cuestión de tiempo es que no puedo filmar a la par de escribir y mi energía en abril tiene que estar destinada a la película. El panorama futuro de no encontrarme con ustedes acá las próximas semanas no me agrada, pero estimo que seguirán con los debates en mi ausencia. Lo escribo siempre, pero no quiero dejar de hacerlo: gracias. Gracias por los aportes en Ideame, por los mails ofreciendo ayuda de todo tipo, por las palabras que incrementan el entusiasmo. Gracias por hacer de abril de 2014 uno de los períodos más especiales y desafiantes de mi vida. Cuídenme el rancho. Los leo a la vuelta. 

………………………………………………………………………………………….

VIDEO: SUS ESCENAS ROMÁNTICAS FAVORITAS DEL CINE:

Hace unos meses atrás, en este post, les había pedido que dejen links de las secuencias románticas del cine que podrían ver una y otra vez. La idea era festejar los 900 y hacer una despedida con todos esos momentos en un video. No sé cómo lo hace, pero Mati Aimar se supera con sus compilados. No adelanto nada, solo dejo que el poder de la edición y de sus aportes hagan lo suyo. Sí les digo que este es otro video/regalo de Cinescalas musicalizado con Queen, ya un clásico de los cumpleposts. Que lo disfruten. Yo lo vi mil veces ya. Y ahora lo veré de nuevo…

Los 900 posts de Cinescalas from lanacion.com on Vimeo.

…………………………………………………………………………………………….

¡BUEN LUNES PARA TODOS! Como siempre en estos cumpleposts, los invito a saludar y a comentar el video; va a ser raro no actualizar el blog normalmente, pero espero que sigan charlando en este post y que me esperen con el aguante de siempre; nuevamente gracias por hacer posible la filmación de la película y por haber traído tantas cosas increíbles a mi vida; ¡nos vemos en pocas semanas nada más! El lunes 5 de mayo estamos oficialmente de regreso; mientras tanto, esperen los posts del rodaje durante abril; ¡hasta pronto! ¡se los va a extrañar! PD. Un gracias extra a todos los que me enviaron notas que no han sido publicadas todavía; sé que me tendrán paciencia para que las publique paulatinamente a mi regreso ;)

…………………………………………………………………………………………….

 ► [DE YAPA: LISTA DE REPRODUCCIÓN] Para festejar los 900 posts, reciclamos la playlist UP! que armamos en noviembre de 2013; ¡a darle play nuevamente!

………………………………………………………………………………………………….

 ► [OTRA YAPA: GALERÍA] Cómo festejamos espontáneamente el #CinescalasDay en Twitter usando la remera del blog:

………………………………………………………………………………………………….

900 POSTS…¡SE LOS QUIERE, MUCHACHADA!

 ……………………………………………………………………………………………..

¡800 posts! (y un video de regalo) (y el ganador del concurso) (y una invitación para festejar) (y otro gracias)

“Everywhere I go I’m a tourist, but if you stay with me I’ll always be at home”

Desde chica, en mi pieza, siempre tuve muchos afiches, postales, folletos pegados en la pared. A los dieciocho, cuando dejé mi casa, pasé por varios lugares, pero eso siempre se mantuvo. Creo que tuvo que ver con tres factores. Voy con el primero: necesito tener al alcance de la mano (o, en su defecto, al alcance de la vista) la mayor cantidad posible de cosas que me apasionan. Por ejemplo, mientras escribo esto miro a la derecha y veo un cuadro de Excelsior, miro la heladera y veo un imán de In Rainbows, miro a la izquierda y veo un cuadro autografiado por Kate Nash, miro hacia atrás y veo una taza de Kurt Cobain tomando de la mano a Amy Winehouse. Voy con el segundo: considero, ahora que van diez años de escritura profesional, que si nunca me gustaron las paredes en blanco, eso tiene relación con el temor al bloqueo, que esa pared en blanco es análoga a la hoja en blanco, y que la hoja en blanco es, en simultáneo, lo que más me asusta y lo que más me incentiva. El tercer factor es el resultado de los dos anteriores y lo podría sintetizar en una frase que sonó bastante en la mesa familiar: “Milagros, bajá a la realidad”. Es cierto, eso de ir por la vida con la cabeza funcionando a mil por hora (con la cabeza en mi propio universo), con la piel tatuada con eso de que estoy viviendo “in cloud cuckoo land” y de que “one day I am gonna grow wings”, y con auriculares para llenar los silencios o el ruido ambiente (de nuevo pienso en eso de la molestia ante la pared en blanco), tuvo su connotación negativa y derivó en situaciones de las que me costó reponerme, pero a su vez fue la prueba irrefutable de que si yo estaba creando mi mundo (al colgar esos pósters, al encerrarme a escuchar música, y posteriormente al relacionarme sólo con la gente que me interesaba y no con quien debía relacionarme, algo frecuente en el medio en el que me muevo y del que a veces me siento ajena) era porque algo estaba por venir. Mi porvenir fue este blog. Miren arriba. No sé si difiere mucho de esa pieza y esos pósters. El cabezal sería una suerte de afiche. Mi biografía contiene una cita (ya lo saben: amo las citas). El subtítulo de Cinescalas es Kubrick. Y todo lo que fui escribiendo acá, en estos 800 posts, siempre fui yo. Pero entre esa Milagros y la de ahora hay una diferencia radical. Lo de escribir para concebir mi propio hogar, lo de escribir para configurar mi propio planeta, no me aísla: me acerca. La diferencia, entonces, son ustedes. Siempre son ustedes.

Hace poco iba caminando con Guadalupe, una lectora silenciosa del blog. Ella me contaba de su trabajo y lo bien que se sentía con sus compañeros, de lo fundamental que es tener un buen clima laboral al pasar tantas horas en un mismo lugar. Eso derivó en que yo me pusiera a pensar en el clima laboral de mi cotidianeidad. Y la sensación fue rara. Porque la imagen que configuré no era la de una mujer sentada sola en la barra de su casa escribiendo (que es lo que hago, a fin de cuentas), más bien todo lo contrario. Ya no llevo a cabo el acto de ir a un lugar y escribir rodeada de gente y, sin embargo, me siento menos sola ahora que cuando lo hacía. Esa primera sensación que me invadió no hizo más que darles a ustedes la magnitud con la que siempre los pienso. Y se lo comenté a ella. Y lo entendió. Lo entendió porque es parte de esto. ¿Qué pasa cuando no? ¿Qué pasa cuando tengo que explicar parte de mi trabajo de los jueves a la mañana? ¿Cómo digo que armo playlists? ¿Cómo le cuento a un tercero todo lo que sucede acá todos los días? Y ahí pienso que este blog es la sumatoria de la habitación de mi adolescencia, del primer departamento en el que viví en Capital y de aquellos que le sucedieron, de ese cuarto en Londres, de mi casa en Areco. Este blog es la hoja en blanco que se llena, es la pared que se cubre de imágenes y soy yo hablando con ustedes que le dan sentido a este planeta. En su nueva obra Tránsitos, Fuguet dice que hay gente que no entiende la vida si no la escribe. Y también dice algo más: “Intuí que quizás no es mentira eso de que para escribir (o para vivir) no es malo estar abierto, ser curioso, relacionarse con los demás, salir de tu pieza”. Entonces, como siempre, les agradezco a todos los que están acá, los que entraron a esta pieza y se quedaron, a los que golpean de vez en cuando, a los que siempre están y no golpean. Yo también pienso que vivo para escribir, y que la escritura me salva, que le da sentido a todo. Pero fue eso de estar abierto a lo nuevo, a sentirme mejor, lo que me llevó a salir de un micromundo (esa pieza personal de la que habla Fuguet) a este otro, donde el relacionarme con los demás es lo que me hizo a compartir con Guadalupe que, aunque trabaje sola, en realidad estoy acompañada. Como de algún modo lo dice Julian Casablancas en la canción que les dejé allí arriba: si ustedes se quedan acá, este “acá” será siempre mi casa. Una casa única. Nunca en blanco. Especial. La mejor. 

………………………………………………………………………………………….

CONCURSO “FILMÁ TU PROPIO VIDEOCLIP” – EL COMPILADO:

Esta convocatoria surgió hace exactamente 700 posts. Pensé que podía ser una buena idea que se junten a filmar, que despunten el vicio creativo a través de este concurso. Sin embargo, nunca pensé dos cosas. Por un lado, que me iban a llegar más de quince trabajos. Por el otro, que espontáneamente la sección se iba a convertir en vehículo para musicalizar nuestros jueves. Como ya les prometí, planeo continuar con las playlists de una forma u otra y lo más rápido posible. Ahora sí, les quiero dejar este regalo. Un compilado con los dieciséis videoclips que filmaron, no sólo para que el resto pueda recordar y elegir con mayor facilidad sino también para homenajear a todos los que se sentaron a editar minuciosamente cada uno de estos aportes que ahora vamos a ver. Otro agradecimiento a Ezequiel Saul por ayudarme con los flyers y a Matias Aimar por armar este emocionante recorrido por esas brillantes ideas que muchos de ustedes ejecutaron (de más está decir que lo que hizo Mati es otro montaje para el recuerdo). Felicitaciones a todos. Los invito a poner play y a pasearse por esos dieciséis jueves y esos dieciséis videos…

Los dieciséis videoclips del concurso from lanacion.com on Vimeo.

……………………………………………………………………………………………

OTRO TEMA (MÁS): LA REUNIÓN DE FIN DE AÑO DE CINESCALAS – TODOS LOS DATOS:

Hace bastante que venimos hablando de la posibilidad de reunirnos nuevamente, pero no fue hasta la presentación del libro que nos dimos cuenta de cuán necesario era. Sé que muchos están dispuestos a viajar desde el interior, por lo cual ya los agradezco por anticipado. Como pueden ver en el flyer, la reunión se llevará a cabo el sábado 14 de diciembre en El Living/You Know My Name (Marcelo T. de Alvear 1540) a partir de las 22.00hs. El lugar ya se encuentra reservado para nosotros. Sin embargo, necesito de la confirmación de ustedes para ir armando la lista. Para ello, les pido que me manden un mail a milyyorke@gmail.com, con el asunto “yo voy a estar en la reunión de fin de año de Cinescalas” así voy armando el archivo de confirmados. Una aclaración: independientemente de la reserva, hay que informarle al lugar la cantidad exacta de asistentes dado que, al manejarse con menú, se cobra extra en caso de que muchos no vayan a último momento. Por ende, hago hincapié en lo importante que es que me confirmen asistencia hasta fines de esta semana por favor y que asistan sin falta (¿sueno muy mandona?) una vez que confirman (obviamente que se contempla cualquier eventualidad que impida la asistencia, pero la idea es que todo esté bien organizado). Va a ser, a falta de mejor término, genial terminar el 2013 con ustedes y celebrar todo lo que creció este blog (y esta comunidad) durante este año. Los veo pronto, entonces. ¡No se olviden de escribir! (lo mismo a Mili por las remeras, ya que hay plazo hasta este viernes también) PD. Lectores silenciosos, también espero verlos a ustedes ;)

………………………………………………………………………………………………

Como siempre en estos cumpleposts, los invito a festejar y a votar; tienen tiempo hasta este viernes 22 a la medianoche para elegir su video favorito del concurso; por mi parte, les vuelvo agradecer su compañía diaria y espero que a mi casilla lleguen muchos mails confirmando su presencia para la reunión de fin de año; ¡felicidades para mí y para ustedes! :P

…………………………………………………………………………………………….

800 POSTS…WINK!

 ……………………………………………………………………………………………..

Y NO SE OLVIDEN DE ELEGIR EL MEJOR VIDEO :P

 ……………………………………………………………………………………………..

 * RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

¡700 posts! (y un video algo ridículo) (y dos concursos) (y otro gracias)

“Rewind the film again,
I’d love to see my joy, my friends
Rewind the film again
So I can fall asleep content”

Confieso que soy una persona que se ahoga en vasos de agua. Quisiera decir que aplico diariamente los consejos que recibo de no hacerme demasiado problema por situaciones que a la larga tienen solución, pero la verdad es que no. La verdad es que a veces desproporciono las nimiedades, desde un comentario que me cae mal hasta una actitud que me enfurece; e incluso me enojo al pretender (injustificadamente) que los demás reaccionen como yo lo haría y en el momento exacto en el que yo lo haría. En consecuencia, lo que me lleva a ahogarme en vasos de agua termina siendo siempre lo mismo: querer cambiar las cosas y no mi predisposición ante ellas. Pero juro que lo intento. Intento que la hipersensibilidad no me haga tropezar dos veces con la misma piedra, intento poner en práctica otro de esos consejos (el de contar hasta diez antes de hacer algo de lo que quizás no haya vuelta atrás) e intento pensar que si a mi alrededor están pasando cosas que se me van de las manos (porque ahora, en los treinta, todo me parece de algún modo más real), o que simplemente no son las ideales, es porque los demás también están viviendo, viviendo como yo, es decir, de la mejor manera que pueden. “My parents have a shit ton of black Santas, but that’s okay. They’re them. I’m too obsessed with a Web site to answer my phone sometimes when my friends call, or my girlfriend. That’s okay, too. That’s me. You like me anyway. And I like you. You’re funny, and you’re smart, and you may show up late, but you always show up eventually, just chill the hell out”. Siempre me gustó esa frase (de un amigo a otro) de Paper Towns. Porque es así. Si fuera por mí, los caprichos me harían sentir que puedo controlarlo todo, que estoy en la posición de reclamar un gesto cuando lo necesito y no cuando a los demás les surge de manera espontánea. De lo contrario, jamás podría disfrutar nada o “chill the hell out” y no quiero eso. No quiero perder la capacidad de disfrutar lo que tengo por estar distraída con lo que tiñe el panorama.

El disfrutar de lo que tenemos puede llevarse a cabo de distintas formas. Llamando a un amigo a las doce de la noche. Tocándole el timbre a alguien para salir a correr. Comprando flores para tu abuela. Escribiendo un mail para que le llegue a otro en un día no tan bueno. Regalando un libro que es fundamental para vos. Escribiendo una carta. Abrazando a tu mamá. O a tu papá. O a tu hermano. Cuando era más chica, fue mi mamá precisamente la que me pedía que disfrute de los pequeños instantes cotidianos. Siempre subestimé ese consejo. O sentía que disfrutar era sinónimo de planes ambiciosos trazados a largo plazo (“you just use the future to escape the present”). Pero ahora lo entiendo. Entiendo que eso de “pequeños instantes cotidianos” se traduce en esas acciones desinteresadas, humanas, afectivas, que contrarrestan todas las otras que nos quieren hundir (“a esta altura yo no caigo más, los rayos lo hacen por mí”). Hace más de un año que tengo una vida sin rutina. Me mudé a un lugar más tranquilo, al ideal de casa que siempre busqué y puedo, si trabajo para eso, manejar mis propios horarios. Sin embargo, hay algo dentro de esa no-rutina que sí es metódico y que no quiero que cambie: despertarme, prepararme el desayuno y empezar a leerlos. Porque aprendo. Porque sonrío al verlos interactuar. Porque me encanta responder. Porque me divierto armando galerías. Porque me emociono. Porque ya son parte de mi vida. Y lo siento en situaciones puntuales, como cuando recopilé todas las frases que dejaron para el epílogo del libro del blog y reconfirmé que Cinescalas es tan importante para mí no solo porque es un proyecto personal (con su inminente correlación en papel): es importante porque los juntó a ustedes. Hace poco fui a un recital en el que alguien cantaba que “las noches oscuras ya son parte del recuerdo, voy a mejorarlo, como las hojas al viento, como el árbol joven a punto de dar sus frutos, te ofrezco mis manos”. Yo no puedo llamarlos a cada uno de ustedes a las doce de la noche. No puedo ir a golpearles las puertas de sus casas para invitarlos a salir a correr o a caminar. No puedo comprarles flores. No puedo abrazarlos. No puedo, por cuestiones lógicas, realizar esos pequeños gestos que quiero que reciban, porque es demasiado (demasiado hermoso) todo lo que yo recibo acá, el “acá” siendo este espacio que les ofrezco de lunes a lunes. Pero sepan que si pudiera, haría todo eso. Porque repensando el consejo de mi mamá, ahora sé que, sin darme cuenta, le estuve haciendo caso estos tres años. Porque disfruté mucho. Pasé 700 días disfrutando gracias a ustedes. Gracias a ustedes que me cambian el día. 

………………………………………………………………………………………….

OTRO TEMA/CONCURSO: “FILMÁ TU PROPIO VIDEOCLIP”:

¿Cuántos de nosotros, al escuchar una canción, nos imaginamos una determinada circunstancia, concebimos nuestra propia película? Sí, creo que muchos. De esa seguridad surgió este nuevo concurso. Así como el año pasado la convocatoria fue la de filmar un cortometraje (nuevamente felicitaciones a la ganadora, Mariana Caillet Bois), este año la propuesta es que filmen un videoclip con su canción favorita (o una de sus favoritas, al menos) sonando de fondo. Paso a responder posibles preguntas. ¿Qué tiene que mostrar el video? Lo que quieran (sabiendo los límites, claro está). Puede ser una secuencia imaginada, o bien un compilado de secuencias de película. La única condición es que esté musicalizado con su tema predilecto. ¿Cómo tiene que ser filmado? Casero o profesional, con una cámara, un celular o un iPod, siempre y cuando haya un cierto “cuidado” en el material. ¿Cuánto tiempo hay para filmarlo? Exactamente dos meses. Desde hoy hasta el viernes 27 de septiembre. Como sucedió en aquella oportunidad, lo preferible es que si los filman antes, me los envíen, así los voy mostrando por entregas, a medida que me vayan llegando. Es decir, que si ya la semana que viene tienen algo, bienvenido sea. ¿Puedo recibir ayuda? Absolutamente. De hecho, el premio no es solo uno, por lo cual podrán repartirlo entre quienes colaboraron con su trabajo. ¿Quién elige al ganador? Los videos, como mencioné previamente, van a ser mostrados por entregas en el orden en el que me lleguen. Una vez recibidos todos, el viernes 4 de octubre voy a publicarlos juntos para que ustedes los revean y elijan su favorito. ¿El premio? Otra canasta-cinescalera-cinéfila con bandas sonoras, películas originales y libros. ¿Algo más? Sí, el video tiene que ser mandado con link o código (de YouTube o Vimeo) a mi casilla de correo de siempre (milyyorke@gmail.com). ¿Podemos dejar de leer? Sí. Ahora es momento de que sufran la pesadilla de verme cantar (o imitar la voz de alguien, no sé qué es peor) “Pink Rabbits” de The National, en un video amateur del que pueden sacar una idea (si es que hay alguna en el mío) para cómo filmar los suyos. Porque como yo me ubico dentro de ese grupo que, al escuchar una canción, imagina una determinada circunstancia, les quiero agradecer a Ezequiel Saul y Matias Aimar por cumplir mi capricho a la hora de mostrar uno de los momentos en los que llevo a cabo precisamente eso: hacerme la película. Sin más, los invito a verlo y a reírse un poco de quien les escribe así cortamos con tanta cursilería :P¡Participen! Aguardo ansiosa sus producciones, muchachada. Imagino que tienen mucho para mostrar…

Grabá tu propio videoclip from lanacion.com on Vimeo.

……………………………………………………………………………………………

DE YAPA: EL CLÁSICO CONCURSO DE LA MEJOR NOTA DE LOS LUNES; AQUÍ LES DEJO NUEVAMENTE LA LISTA (ESTA VEZ MÁS BREVE) PARA VOTAR HASTA EL DOMINGO POR SU FAVORITA:

Hacer un cortometraje por Manuel Gimenez / Si no fuera esto, sería otra cosa por Sol Iametti / Se presume culpable por Soledad Lamacchia / Bienvenidos al club por Ana Acosta / We Need to Talk About Kevin por Natalia Paez / Spring Breakers y la estética de videoclip por Lautaro Garcia Candela /

………………………………………………………………………………………………

Muchachada, como siempre en estos posts, a felicitar y a votar :P ; gracias por acompañarme en el blog en cada una de sus etapas; nos reencontramos el lunes  donde anunciaré al ganador del concurso y espero que participen con sus videos en la otra convocatoria del día; ¡Buen Finde para todos!

…………………………………………………………………………………………….

700 POSTS…¡OH MY GOD!

 ……………………………………………………………………………………………..

 * RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!