NO ESTÁS SOLO EN ESTO, disponible para ustedes

¡Buen comienzo de semana, muchachada! Hoy les quería comentar dos cosas. En primer lugar que, como ya les venía adelantando, me voy a tomar un descanso del blog por tiempo indeterminado. Ésto no significa, bajo ningún motivo, que CINESCALAS será cerrado o dado de baja de la web. Por el contrario, seguirá online como siempre y tendrán la posibilidad de seguir comentando. Sin embargo, por falta de tiempo y otras razones, yo lo voy a actualizar esporádicamente y sin agenda, cuando me surja la necesidad de escribir sobre alguna película en particular, cuando haga alguna entrevista que considere que les pueda interesar, etcétera. Así las cosas, este post es un “hasta pronto” sin fecha definitiva y es, también, el marco para dejarles de regalo No estás solo en esto. Aquí abajo podrán disfrutar del documental inspirado y propulsado por todos ustedes (la versión es en baja, por problemas de peso), como forma de coronar los seis años que lleva el blog y como forma de despedirme momentáneamente. De más está decir que voy a extrañar la regularidad de nuestros intercambios, pero pueden encontrarme en el mail o en Facebook para lo que necesiten. Ah, y como decía Truman: “In case I don’t see ya, good afternoon, good evening and good night”.

*COMO EL VIDEO ESTÁ PROTEGIDO, HAGAN CLICK EN “WATCH ON VIMEO” Y PONGAN LA SIGUIENTE CONTRASEÑA: diferente / QUE LA DISFRUTEN:

NO ESTAS SOLO EN ESTO - FINAL EN BAJA CON CORRECCIÓN DE COLOR/SIN AJUSTES DE SONIDO from No estás solo en esto on Vimeo.

Pensando qué hacer

El pasado jueves se canceló el estreno de No estás solo en esto en el Centro Cultural de la Cooperación. Gracias a una espectadora que me escribió, me enteré de algo que desconocía: si no hay más de ocho asistentes en la sala, las proyecciones se suspenden. Luego de haber escrito varias entradas del tag “Diario de proyección” con entusiasmo, me toca mencionar que lamentablemente ese primer jueves el documental no fue tan visto como yo hubiese querido y que quienes quisieron verlo se quedaron sin la posibilidad de hacerlo. Obviamente que deseo que los próximos tres jueves restantes el panorama cambie pero, si tengo que ser honesta, la noticia me desmotivó y me ganó el cansancio. Desde la muerte de mi abuela el 17 de diciembre hasta hoy que me encuentro pensando mucho en el cierre de los ciclos, en las etapas cumplidas. En esa clase de momento cuasi-reflexivo estaba cuando súbitamente me mudé la semana pasada. Y uso ese adverbio porque una casa que estaba buscando se desocupó y, de repente, mi novia y yo estábamos dejando otro lugar atrás, así, de manera súbita. Un lugar que representó mi independencia, un lugar que mi abuela sí pudo visitar, mirar, conocer al detalle. De nuevo, se cerraba otra etapa. Como suelo mezclar todo lo que me acontece – no soy buena para disociar, lo admito -, pensé que la cancelación del estreno quizás estaba ligada a que No estás solo en esto ya había cumplido su ciclo en el 2015 y que en el 2016 la energía era distinta, y el mismo razonamiento apliqué al blog. ¿Y si Cinescalas tiene que cumplir solo seis años? ¿Y si para todos este espacio ya cumplió un ciclo también? Toda esa maraña de pensamientos, sumado al hecho de que afortunadamente estoy con mayor carga laboral por fuera del blog, me terminó agotando. Pensé que necesitaba solo una buena noche de sueño, pero es más que eso. Entonces, permítanme decirles que voy a buscarle la vuelta a esto de si Cinescalas terminó una etapa o de si Cinescalas va a finalizar su recorrido mucho más adelante o de si Cinescalas necesita una renovación. No lo sé. Como tantas otras veces, les vuelvo a pedir paciencia. Para recargar toda la energía que se me fue y para volver en unos días como ilustra el afiche de No estás solo: con el corazón en el teclado.

Un poco más sola

Así me siento desde que perdí a mi abuela hace unos días, a la persona que prácticamente nos crió a mi hermano y a mí junto a nuestros padres. Un poco más solos nos sentimos los cuatro desde el jueves. A ella le gustó No estás solo en esto. La dejé en su cama con los auriculares puestos y la PC mientras miraba el documental y cada tanto tiraba algún comentario. Cuando terminó, cuando divisó que la película estaba dedicada a ella, me llamó contenta y me dijo: “era como que todos estaban buscando un lugar”, sintetizando la esencia del blog, de lo que les sucedió a muchos de ustedes, de lo que era mi vida en ese mal momento en el que, como en todos, ella siempre estuvo. Hoy me cuesta escribir. Por eso prefiero retomar el blog el lunes 28 con los últimos posts del año y el video que ya es tradición por acá. Gracias a los que me escribieron durante estos días por distintas vías, ya que son quienes me hacen querer cambiar el título de este post y revertirlo hacia lo positivo. Todavía no es el momento. Pero ya llegará. Que tengan todos una muy feliz Navidad. Los veo pronto.

Video de fin de año: Último aviso

¡Hola muchachada! Les cuento que hasta todo el día de mañana (martes 8, a diferencia de lo que dice el flyer), voy a seguir recibiendo fotos, para luego a partir del miércoles comenzar con la edición del video de fin de año. Los espero a los que faltan y divaguen por acá, nomás. Que tengan todos un excelente día.