Banda de sábado: Inverness

 

He expresado más de una vez por acá que disfruto de las películas que tienen, por lo menos, una secuencia donde toca una banda en vivo. Pasa en Como un avión estrellado, pasa en El espacio entre los dos y pasa en La vida de los peces. En esta última, particularmente, escuchamos a la banda chilena Inverness interpretar la preciosa “Nubes”, canción simbólica de la relación entre los protagonistas del gran film de Matías Bize. Tuve la oportunidad de entrevistar a este grupo que nació en Santiago en el 2007 y cuyos integrantes (Rodrigo Jarque, Washington Abrigo, Ángelo Agurto y Rodrigo Soto) tienen bien en claro en qué consiste el poder de la música (“sobrevolar las azoteas”) y nos hacen estremecer, en medio de una atmósfera shoegaze, fluyendo con un ritmo al que no tenemos otra opción más que entregarnos.

* ¿Cómo se encontraron y dieron forma a lo que hoy es Inverness?

Venimos de distintas partes de Chile. Algunos de nosotros crecimos en la Patagonia y otros en pequeñas ciudades sureñas como Curicó. Otros crecieron en Santiago. Es divertido que nos hayamos encontrado, como amigos y músicos, después de tantos ires y venires en nuestras vidas. Comenzamos a juntarnos a principios del 2008. Todo comenzó con el proyecto solista de Rodrigo Jarque, quien había editado un disco en el 2006 llamado Monstruos bajo la cama. Cuando nos conocimos todos, era inevitable formar Inverness. Fue como ese tipo de asuntos que se van desenvolviendo solos y crecen como árboles con el tiempo y de pronto te encuentras bajo una sombra agradable y fresca. La amistad entre nosotros es la que originó todo y también la que lo mantiene.

* Fuegos distantes es un gran disco, con una persistente melancolía que lo sobrevuela, letras muy reales y poéticas; ¿siempre supieron cómo querían sonar, sobre qué temáticas les interesaba ahondar, o eso surgió en el camino?

Fuegos Distantes es, efectivamente, un disco melancólico. No diríamos triste, como podrían percibir algunas personas después de una escucha superficial. Y más que melancólico, diríamos que es un disco que expresa cierto estado de deseo muy fuerte por algo que es inalcanzable o que se perdió hace mucho tiempo. Incluso por algo que tal vez ni siquiera comprendemos cabalmente. Y tiene mucho que ver con nuestra generación, que creció entre amenazas de guerras nucleares, un avance implacable de la tecnología y todo lo relacionado con las partes más feas de la globalización. Son cosas que te alienan de ti mismo y de los demás y la música en esos casos es una válvula de escape. Con Fuegos Distantes e Illuminaciones quisimos crear un lugar al que las personas pudieran acceder y encontrar alivio y recuperar su mirada de las cosas. Suena un poco pretencioso y estará en las personas decidir si logramos eso o no, pero podemos decir con franqueza que es lo que aspiramos a hacer siempre con nuestra música: crear un lugar, un mundo secundario, para recuperar la visión perdida. En ese sentido, siempre abordamos las letras como una etapa de subcreación, lograr que esos lugares sean verosímiles y acogedores. Por eso, muchas de las letras hablan de parajes bucólicos y de las diferentes luces del día y de la noche. Si no entendiéramos nuestra música como un gran lienzo que se va pintando con los años, seguramente nos aburriríamos.

* ¿Cómo se concretó su participación en el soundtrack de La vida de los peces y cuánto cariño les tienen a esas dos maravillosas canciones?

La relación de Matías Bize con Inverness se remonta al disco solista de Rodrigo Jarque. Matías incluyó tres de las canciones de ese álbum en la película Lo bueno de llorar y eso produjo un revuelo en la prensa local, ya que tanto la película como su música eran apuestas arriesgadas, difíciles de digerir y poco comerciales en un mercado acostumbrado a los efectos hollywoodenses y a la pachanga. Pasar por eso juntos afianzó la amistad entre Jarque y Bize. Era natural participar en La vida de los peces, aunque para entonces Matías se encontró con Inverness y con Illuminaciones ya editado. Éramos una banda y nuestro sonido estaba más definido y pulido. ‘Nubes’ fue la primera canción de Inverness. La primera en la que los cuatro participamos y pusimos nuestro corazón en ella. Es un manifiesto. Un manifiesto un tanto pesimista, pero debe entenderse que esa fue una época difícil de nuestras vidas. No teníamos dinero, tampoco un lugar muy agradable para vivir e incluso no siempre comíamos muy bien. Preferíamos gastar el dinero en comprar cuerdas para nuestros instrumentos. Pasar de eso al Goya que ganó La vida de los peces el año pasado, nuestra visita al festival SXSW en Estados Unidos y la inclusión en un documental de la BBC de Escocia, ha sido como un espaldarazo a nuestra amistad y a nuestro trabajo como banda y Matías Bize ha sido testigo cercano de todo eso.

Cuando suena “Nubes” en La vida de los peces:

Se entiende que el cariño que le tenemos a ‘Nubes’ y a ‘Illuminaciones’ sea muy parecido al cariño que le podría tener un padre a su pequeño hijo que vuelve a casa con buenas calificaciones y el reconocimiento de sus profesores. Los músicos somos anécdotas comparados con la música. Nunca nos pusimos un pie forzado para crear música. Nunca lo haremos. Dejamos que todo fluya en nuestro estudio. Vamos detrás del sonido y la melodía manda. No tenemos muchos estudios formales de música. Si entendiéramos la música como una gran ciudad y a los músicos formales como personas, ellos conducirían sus vehículos por supercarreteras urbanas a altas velocidades. Nosotros en cambio, somos como fantasmas algo torpes que atraviesan las paredes y sobrevuelan las azoteas. El proceso es mucho más orgánico en nosotros. Es algo casi fisiológico.

* ¿Podrían mencionar bandas que cada uno de ustedes escuchan diariamente y bandas que sienten que, de una manera u otra, los han influenciado?

Escuchamos música muy diversa. En estos momentos escuchamos mucho Avishai Cohen, The Who, White Denim, Chopin, Erik Satie, Sun O))), Scott Walker, Robert Wyatt, Blur y Pedro Aznar. Siempre  escuchamos Radiohead y The Cure y también Slowdive. Podrías decir que todas esas bandas nos inspiran diariamente de una u otra manera, ya sea por su música o su oficio y talento.

* ¿Cómo describirían el panorama musical chileno?

El panorama musical chileno es muy interesante en este momento. Hay muchas bandas. Casi todas las personas de cierto grupo etario están en una banda o planean estarlo. Eso es bueno. El problema es que el mercado no crece proporcional a como lo hacen las diferentes escenas musicales. Es decir, hay muchas bandas, pero los lugares son mínimos y pocos y por lo general sus dueños son como especies de roedores famélicos sordos con un dejo de autosuficiencia terrible. Suponemos que es así en todos lados. Con un mercado tan anoréxico, es difícil que las bandas sobrevivan más de 3 años. Los que lo hacen, crecen con  ciertas habilidades de supervivencia admirables. Nosotros armamos un sello (LeRockPsicophonique) para crearnos una escena con bandas afines. Jovenabuelo, Nader Cabezas, Pablo Yovane, Nhur, Martín Pescador, amBattom y Prehistöricos son buenos ejemplos de lo que está pasando en nuestra escena musical, más ligada al post-rock y al rock alternativo. Les dejamos el link a nuestro sello para que puedan escuchar y bajar mucha música gratuitamente.

* BONUS TRACK: la hermosa canción “Vivíamos en la mitad de la nada”:

——————————> Un agradecimiento especial a Natalia Nin

  • Carolain

    Buen giro para la música de los sábados :)

  • Anis

    Good day sunshines!
    Leí la entrevista mientras desayunaba (si,a esta hora, no son lindos los sábados? :P ) y la disfruté un montón. Me gustó eso que dicen sobre usar la música para “crear un lugar, un mundo secundario, para recuperar la visión perdida” (los que tenemos a la música como refugio sabemos que eso es más que posible).
    Me acuerdo de haber visto La Vida de los Peces y que la presencia de la música en ella me llamara mucho la atención; creo incluso que lo mencioné en el post de la peli en cuestión (momento en el que aproveché el playlist que dejaste y escuché la OST completa).
    En esta escena que subís se ve mucho eso, cómo la música gana la escena… y el paradójico efecto que tiene es que queriendo poner a la música en un lugar privilegiado y protagonista se logra llevar todavía más a primer plano – y sin necesidad de diálogos – todo lo que les está pasando en el corazón, la mente y el alma a Andrés y a Beatriz.
    Muy linda nota, muy linda music!!

    Buen sábado para todos!

  • Ines

    Les amo con locura…