Tootsie: Alguien que me espere

Hoy en Cinescalas escribe: Guido Chiesa

“…time, I’ve been passing, time watching trains go by, all of my life lying on the sand, watching seabirds fly, wishing there would be someone waiting home for me…”

Una amiga una vez me dijo que debo ser de las personas más melancólicas que existen. Si bien no lo había pensado, no tuve que hacer una gran reflexión de mi vida para saber que tenía razón. Considerando esto, ciertos gustos que tengo se explican fácilmente. Mi viejo jugaba al ajedrez en la computadora, y de fondo dejaba compacts con soundtracks de películas de los ochenta, y se ve que el hecho de hacerle compañía me llevó a que en medio del zapping diario en la tele, suele preocuparme más lo que están dando en TCM que en TNT. Lo admito, no soy muy difícil de dejarme convencer por esas comedias románticas que solían tener algún que otro personaje particular, una música más que agradable, y que no buscaban más que lograr un rato entretenido tanto para el que la veía, como para el que la acompañaba a verla. Dentro de esa época – que a mi parecer está un escalón arriba de la mayoría de comedias románticas que le siguieron en otras -, hay algunas películas que van un poco más allá. Por eso me animo a decir que no solo es mi alto grado nostalgia lo que me lleva a tener “It Might Be You” en el iPod: es también el hecho de que Tootsie tiene una combinación de elementos que la llevan a ser una gran película.

Dustin Hoffman. Pongo el punto al final de su nombre porque merece una oración para él solo. Recomiendo que al que no lo haya hecho, no sólo vea Tootsie, sino todo en lo que haya actuado. Dustin interpreta a Michael Dorsey, un actor desempleado más por actitud que por falta de talento. Michael se ve frustrado cuando su propio agente le asegura que nadie de la industria está dispuesto a trabajar con él. Con intenciones de demostrar lo contrario, tal vez más impulsado por su ego que por su necesidad de conseguir trabajo, se hace pasar por mujer para audicionar por un papel para el cual su amiga había sido rechazada. Logrando sobrepasar la primera negativa, convence a la productora con su carácter, y Dorothy Michales (el Michael femenino) lo consigue.

La primera intención de Michael es recaudar lo necesario para sacar adelante el proyecto de su amigo y compañero de cuarto, una obra de teatro que le daría un protagónico, pero de la que están a ocho mil dólares de distancia. Un dato no menor que debe ser mencionado es que ese amigo es interpretado por Bill Murray. El papel que consigue en una telenovela como la administradora de un hospital le permite alinear parte de su vida, llevando a admitir que crece gracias al punto de vista que Dorothy le trae a su vida: “I think Dorothy is smarter than I am. I just wish I looked prettier, you know, I look in the mirror…maybe I could get a softer hair or something, ‘cause she deserves it”. Asimismo, gracias a ese papel, Michael y Dorothy, la conocen a ella. Julie Nichols es una actriz típica de telenovela, con el papel de enfermera linda, y “enrollada” con el director del show. Jessica Lange es la encargada de darle vida a este personaje, uno del cual es imposible no enamorarse. Sacando de lado el (no menor) hecho de que Dustin pasa gran parte de la película vestido de mujer, aún así podemos observar una genial química entre los actores principales. El guión logra que la amistad que comienza a darse entre Dorothy y Julie exceda cualquier tipo de rareza, y sin necesitar caer en clichés constantes de “estoy por descubrir que sos un hombre”, como si ésta fuera la única forma de generar una situación graciosa, a diferencia de otras películas que ni vale la pena mencionar.

La trama va y viene, se ve a un Michael enamorado que deja de pensar en consecuencia de lo que le genera el papel de Dorothy en su vida real. Momentos de tensión llevados a una poco agradable ruptura con su amiga (con la que no hace falta aclarar que pasó algo), situaciones más que incómodas con el padre de Julie, y demás situaciones que se ven agravadas cuando, en base al reconocimiento y popularidad que empieza a ganar su personaje, le ofrecen un año entero de contrato en la novela. Esto hace que el protagonista se vea obligado a vivir en esa situación mucho más de lo que tenía pensado. Michael/Dorothy no quiere lastimar a Julie, y entiende que cualquiera de las dos opciones que tiene, terminarán en eso, sea seguir con la mentira o decir la verdad. El orden cronológico de los hechos de una relación romántica en una película claramente está preseteado, y no es porque es una comedia romántica, sino porque lamentablemente no hay mucho por inventar en dos horas. Sin ahondar en detalles, se pueden imaginar cómo pueden ir sucediendo los acontecimientos en Tootsie: la conexión entre los personajes se hace cada vez más fuerte, la confianza va en aumento, y luego existe el quiebre. El problema latente queda expuesto, hay un impasse, y luego el tan esperado final. Pensando en el género, uno puede creer que es bueno (ojo que no siempre pasa), y sino serán los menos posibles finales, el triste, y aquel ambiguo que cada tanto aparece, y lleva a discusiones en grupos de amigos sobre si verdaderamente “tal y tal” terminaron juntos.

El punto es que, desde donde yo lo veo, el valor agregado de Tootsie no está en lo mencionado previamente sino en lo que está detrás de esa relación. Michael es un personaje que se encuentra perdido. Se da cuenta de que es él mismo quien trunca las posibilidades que tiene de triunfar como actor, y necesita hacer algo que lo saque de su letargo, de su soledad y su frustración. Así que en efecto acciona, y hace algo fuera de lo común (Hollywood tiende a potenciar ese “fuera de lo común”), y en ese andar se ve feliz mientras ciertas cosas se van solucionando, hasta comenzar a desesperar por encontrarse atrapado en algo que no terminó de analizar en su momento, por lo cual nuevamente se ve obligado a hacer algo al respecto. Tal vez nunca lleguemos a hacernos pasar por mujer para conseguir trabajo, pero estoy seguro de que siempre terminamos haciendo cosas que al menos nos sacan del modo “stand by”, con las que nos animamos y que nos llevan a situaciones más felices, que no dejan de tener nuevas problemáticas. Pero si podemos aprender de las mismas, si podemos no repetir errores que nos llevan a esas frustraciones, si tratamos de afrontar los nuevos problemas de una manera distinta, si nos apoyamos en amigos, si nos apoyamos en el amor, tal vez, solo ahí tal vez, tengamos un final más típico de película de los ochenta. Muchos finales, claro, porque nosotros no vivimos en dos horas, así que tendremos varias situaciones en las que habrá que animarse a hacer algo fuera de lo común, y dentro de eso, tomar decisiones todavía más arriesgadas. “…something’s telling me it might be you, It’s telling me it might be you all of my life…”. Algo le estaba diciendo a Michael que la decisión que debía tomar no se trataba de seguir con la mentira o volver a su vida anterior, sino que se trataba de un fin nuevo. Que la experiencia vivida lo llevaría a algo distinto a lo que estaba acostumbrado. Lo único que me queda es invitarlos a que vean cómo Michael parece no tener rumbo, cómo aprende de Dorothy y cómo se enamora de Julie. Lo único que me queda, en definitiva, es pedirles que vean Tootsie.

Por Guido Chiesa

………………………………………………………………………………………….

► [ESCENA] La declaración de amor de Tootsie:

………………………………………………………………………………………….

► [DE YAPA] Dustin Hoffman habla sobre Dorothy Michaels:

…………………………………………………………………………………………………

► [GALERÍA] 40 declaraciones de amor del cine elegidas por ustedes en el post de hoy; ¡que las disfruten!:

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN LUNES PARA TODOS! En este post de Guido, les dejo dos consignas: 1. Explayarse sobre Tootsie de Sydney Pollack y sus actuaciones favoritas de Dustin Hoffman; 2. Por otro lado, quisiera que mencionen las mejores declaraciones de amor del cine porque les armaré una galería con todas las citas mencionadas; nos reencontramos el miércoles con el Post de las telenovelas, mañana se me dificulta actualizar; ¡que tengan todos un excelente lunes, los leo! PD. Es mi placer anunciar que los ganadores del concurso de La mejor nota de los lunes son Anabella Corridoni (Ver cine en África) en primer lugar y Jorge Bernardez (Mel Brooks: Cartas de amor al cine clásico) y Natalia Paez (Only Lovers Left Alive: El tiempo no para) empatados en el segundo puesto; ¡felicitaciones a los tres!

…………………………………………………………………………………………………….

………………………………………………………………………………………………………..

 La última vez escribió JD Villalba sobre… AVENGERS

…………………………………………………………………………………………………………

 

………………………………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Hoy habla con Cinescalas…Raúl Castillo

Foto Gentileza: Enoch Chan / www.enochchanphotography.com

Recientemente tuve la grata posibilidad de entrevistar a Raúl Castillo, a mi criterio una de las revelaciones actorales de la televisión gracias a la serie Looking sobre la que ya he escrito por acá, y al mismo tiempo una magnética presencia en el cine independiente norteamericano. Me parecía interesante hacer debutar una nueva sección del blog (Hoy habla con Cinescalas) con mi charla con Raúl, una que espero sirva como puntapié para ir sumando otras conversaciones con actores (recordemos que las entrevistas con directores las pueden encontrar todas en este link). Como siempre, gracias por leer. Les dejo la nota en sus dos idiomas (consideré apropiado hacer una traducción, siendo este el tercer post bilingüe del blog) y un audio de la misma para quienes también quieran escucharla. Nos vemos en los comentarios.

¿Qué cualidades de Richie hicieron que te encariñes con el personaje?

Yo creo que el hecho de que Richie sea una persona con principios y un sentido de orgullo muy fuerte. Él es una persona atrevida como se puede ver en el primer capítulo de la serie y alguien que sabe lo que quiere y lo persigue

¿Qué momentos de la serie disfrutaste filmar como Richie y cuáles son aquellos que te gustó ver como espectador?

El que más me gustó filmar fue el quinto capítulo de la primera temporada [N. del E.: "Looking for the Future"], ése fue mi favorito porque era tan íntimo. Estábamos solo Jonathan [Groff], Andrew [Haigh, director del capítulo] y la camarógrafa de la primera temporada. Ese capítulo es el más feliz para mí porque fue algo más personal, y yo estaba muy concentrado en el trabajo. Y por otro lado, como espectador, me encantaron los personajes de Doris y Dom, me gusta mucho su historia en la serie

¿Cómo fue filmar la última escena del programa, en la que Richie le corta el pelo a Patrick?

Ya sabíamos que iba a ser una escena importante, a Andrew le gusta filmar las escenas en secuencia, con la misma continuidad del guión, y a esa la filmamos justamente el día en que ya nos estábamos preparando para irnos de San Francisco. Entonces por eso tiene un sentido sentimental, sumado a que yo tenía un tiempo sin salir en la serie, no había estado en el noveno capítulo y en el décimo solo aparezco en esa secuencia, entonces tenía dos semanas sin trabajar en mi personaje

Es cierto, porque a Richie no lo vemos por un tiempo hasta el momento final

Sí, claro, para mí era como que me había empezado a desenganchar de mi personaje, de lo sentimental que me unía a él, como que se había cerrado una etapa. Fue lindo tener una última escena con Jonathan porque nos llevamos muy bien y tenemos una amistad muy linda, por eso cuando voy a filmar con él me encanta porque sé que va a ser divertida la filmación. Pero esa escena fue muy emocional para él y yo como su pareja en la escena quería apoyarlo, tanto como él quería acompañarme en la última de la primera temporada que a su vez fue muy emocional para mí

Lo acompañaste como partenaire actoral

Exactamente, en ese momento del final de la primera temporada él me apoyó mucho, porque es mi personaje el que se expresa emocionalmente y yo quise hacer lo mismo y fue muy interesante el cambio. Me encantó lo simbólico del final de la serie, todo lo que representa el acto de cortarle el pelo a alguien

Además vos hacés un gesto de rozarle el pelo con la mano muy sutil…

Sí, y como la filmamos una sola vez porque realmente le cortamos el pelo no había oportunidad de repetirla (risas)

¿Ya sabías que la escena iba a concluir con la cámara alejándose? Es una decisión estética hermosa que remite mucho a Weekend

Definitivamente se parece al final de Weekend. Yo no sabía nada de cómo iba a quedar, pero confío tanto en Andrew que lo que él diga yo lo hago, sé que siempre va a filmar algo interesante y respetando el arco emocional que tienen todos los personajes

Raúl Castillo y Jonathan Groff filmando la última escena de Looking

¿Cómo viviste la cancelación del programa? Porque ustedes son como una familia a esta altura

Sí, es un grupo muy unido, nos llevamos como una familia tanto el elenco como el equipo, muchos de ellos son de San Francisco y creo que aprecian el programa porque es íntimo y todos tenemos una muy buena relación. Fue una decisión triste pero a la vez estoy muy agradecido por lo que pudimos hacer, y también por la posibilidad de la película que la vamos a empezar a filmar en septiembre y por todo lo que me ha dado la serie y el personaje de Richie, me ha abierto puertas y ha hecho mucho para mí en lo profesional

¿Cómo es interactuar con los fanáticos, sobre todo teniendo en cuenta que Richie es uno de los personajes más queridos de la serie?

Yo vivo en Nueva York y estuve viajando mucho el último año, pero cuando me reconocen y me hablan, se comunican conmigo como si yo fuera Richie y ahí es donde se nota en la manera en la que se conectaron con el personaje, lo quieren mucho y de un modo muy sincero. Soy muy afortunado porque la gran mayoría de los televidentes lo ven a Richie con mucha ternura y al mismo tiempo sé que mucha gente joven gay se identificó con el personaje. Como te digo, me siento muy agradecido de haber podido interpretar a un personaje que hace a mucha gente feliz

Además Richie funcionaba como la voz de la conciencia de la serie y eso fomentaba el fanatismo. La primera aparición de Richie como personaje es en “Lorimer”, un cortometraje de Michael Lannan. ¿Ese corto lo filmaron como piloto para luego desarrollar Looking?

Sí, era un corto que al comienzo queríamos que funcionara como propuesta para una película y que luego fue para el piloto de la serie. Michael me había visto en la película Cold Weather y por amigos mutuos se puso en contacto conmigo, me pasó el guión y a mí se me hizo muy interesante. En el corto había solo tres escenas. La primera mostraba a tres amigos que iban caminando por Brooklyn y no por San Francisco, hablando de cualquier cosa y uno de ellos empieza a contar que conoció a un muchacho y que tuvieron una experiencia muy íntima y que excedía lo sexual. En la segunda escena hablan de sus familias, de sus deseos en la vida, y en la tercera escena los vemos vivir en Nueva York juntos. Mi personaje se llamaba Richie pero era más neoyorkino (risas)

Uno de los puntos fuertes de Looking es la naturalidad con la que hablan los personajes de (y en) situaciones cotidianas. ¿Improvisaron mucho o se ajustaban al guión?

Definitivamente nos ajustábamos al guión, estaba todo totalmente escrito. Solo nos dejaban improvisar para empezar o acabar la escena, porque el material estaba muy prefijado ya

Volviendo al episodio “Looking for the Future”, ¿cómo fue la experiencia de filmarlo? ¿Se rodó en una sola jornada o en varias?

Lo filmamos en seis días y me acuerdo muy bien porque el guión decía que en la primera página el personaje de Patrick salía del baño y Richie estaba desnudo en la cama tocando el bajo. Ellos sabían que yo tocaba el bajo y me hicieron tocar algo, pero yo quería que la canción dijera algo de la historia de estos personajes. Me mandaron opciones, y yo pensé en esa canción de Maná [N. del E.: "Oye mi amor"] y luego conseguimos los derechos. Practiqué una semana porque además me daba mucha vergüenza cantar y me puse más nervioso aún por estar al lado de un gran cantante como lo es Jonathan. Pero estuvo muy linda esa semana, vimos muchas partes de San Francisco que no conocía, y es una ciudad tan hermosa, que creo que se refleja en el capítulo. Queríamos mostrar eso que sucede cuando una pareja está empezando a salir, cómo tienen la experiencia de pasar todo un día así juntos, eso es muy común, bien íntimo, algo muy universal. Creo que todos hemos sentido la fortuna de tener una relación romántica en la que uno se va conociendo y se está de a dos todo el tiempo, es algo muy bonito. Por eso me encantó filmar ese capítulo y ver lo que les va pasando a los personajes

Raúl Castillo en Cold Weather de Aaron Katz

“Looking for the Future” tiene ciertas simetrías con “Looking for Truth”, el quinto capítulo de la segunda temporada, que fue escrito por tu amiga de la adolescencia, Tanya Saracho. ¿Cómo fue que llegaron a trabajar juntos?

Tanya y yo nos conocimos cuando yo tenía catorce años, ambos vivíamos en McAllen, un pueblito de Texas. Luego estudiamos juntos en la Universidad de Boston y nos hicimos muy amigos. Cuando se terminó de filmar el piloto de Looking en marzo de 2013, en mayo de ese mismo año nos confirman que HBO quería toda la serie y que íbamos empezar a filmar en septiembre. Una semana más tarde me llama Tanya para contarme que tenía una entrevista con Michael Lannan. Le desee mucha suerte, y a Michael solo le dije que ella era una talentosa dramaturga, pero sabiendo que el puesto se lo iban a dar a quien lo mereciera más. Finalmente ella se ganó la posición, además de que no era su primer trabajo como guionista. Trabajar juntos en Looking fue algo que no hubiéramos esperado nunca, eso de estar en la televisión juntos. Además después me dijeron que en el capítulo ella iba a interpretar el papel de la prima de Richie, Ceci, y al tener nosotros una relación tan especial, porque nos conocemos desde hace tantos años, nos pudimos comunicar de una manera muy directa pero con mucha ternura a la vez. Fue como trabajar con una hermana, y eso creo que se refleja en los personajes de Richie y Ceci

Sí, se nota la confianza en la interacción

Sí, totalmente y además el lugar donde filmamos me recuerda mucho al pueblito donde nacimos y crecimos

Hace un rato mencionabas Cold Weather, ¿qué recuerdo tenés de filmar con Aaron Katz? ¿Te gustaría seguir haciendo cine independiente?

Sí, claro, yo empecé en el cine independiente y me gustaría seguir ahí. En el rodaje de Cold Weather me llevé muy bien con Aaron y con todo el equipo. Yo al mismo tiempo estaba en una producción teatral en Nueva York de una de mis obras, y en medio de los ensayos volaba a Portland, filmaba unos días allá y regresaba. Así tuve varias semanas de ir y venir. Aaron trabaja de una manera muy parecida a la de Andrew Haigh: confía mucho en el actor y no le gusta sobrecontrolar todo. La pasé muy bien la película, y además tengo una gran amistad con Cris [N. del E.: Cris Lankenau, el protagonista del film]

Además de actor sos dramaturgo, ¿en qué momento encontrás tiempo para escribir y cómo está siendo recibida tu reciente obra, Between You, Me & The Lampshade?

Ahora acabo de regresar de Chicago donde se está presentando mi obra. Lo que sucede es que yo aprendo tanto de la actuación cuando estoy en papel de escritor, cuando observo a los actores hacer su trabajo, y al mismo tiempo cuando participo de un proyecto como actor aprendo de la escritura y de la estructura dramática. Me gusta hacer las dos cosas. Claro que con la escritura se necesita de mayor tiempo, se requiere de una rutina, de cierta disciplina. Estoy muy orgulloso de la obra y la están recibiendo muy bien afortunadamente

Formaste parte de muchas puestas teatrales, ¿tenés un cariño especial por alguna?

No, siento un cariño por todas porque todos los personajes tienen algo, es como que entablás una relación con cada uno de ellos y llegás a quererlos, a empatizar, y hasta cierto punto te llenan de vida. Por eso cuando los tenés que dejar es como un duelo. Sí te puedo mencionar a La Escuela de las Américas, del dramaturgo José Rivera, quien escribió el guión de Diarios de motocicleta. Es uno de mis dramaturgos favoritos, y esa obra fue presentada en el Public Theater de Nueva York

Raúl Castillo como Richie Donado Ventura en Looking

¿Cómo fueron los primeros contactos con el mundo artístico? Leí que formaste parte de una banda punk

(risas) Sí, de muy niño dice mi mamá que jugaba con los muñecos de Star Wars y de G.I. Joe y que les hacía actuar escenas. Más tarde me empezó a gustar escribir historias cortas y a los once empecé a tocar el bajo y a estar en grupos. Me gustaba el hecho de estar arriba del escenario y presentar algo para el público. Luego gracias al teatro de la escuela me dieron una beca para la universidad, y como yo era de un pueblo tan pequeño quería ir a una ciudad más grande, quería conocer Nueva York. Terminé estudiando en Boston, pero desde la universidad que mi familia me apoyó mucho y desde entonces que no he dejado de trabajar

Ahora se viene la película de Looking, muchos fanáticos de la serie en Twitter me pidieron que te pregunte cuánto tiempo aparecerá Richie en el film, aunque estimo que todavía no hay nada concreto

No, no hay nada, se empezó el proceso de guión recien ahora, pero no debe haber mucho más para contar

¿Qué otros proyectos hay en el futuro?

En mayo tengo otra película para filmar en Estados Unidos, una producción independiente de una directora que me gusta mucho. El film se llama In Radio City. Como te dije, Looking y Richie me han abierto muchas puertas y se van presentando oportunidades, ojalá que siga todo así

¿Qué impacto crees que tuvo Looking en la comunidad gay? Porque la serie fue única en ese aspecto, casi todos sus protagonistas son gays y se naturalizó ese hecho

Sí, eso es algo que me llama mucho la atención. Tengo una cuenta de Instagram, la única red social que tengo, y mucha gente me manda mensajes, muchos muchachos y muchachas de pueblos chicos que no tienen historias en las que se puedan ver reflejados, y que me cuentan cómo Looking tuvo un impacto fuerte para ellos. Porque la gente joven de pueblos chicos generalmente no tiene la posibilidad de ver personajes que reflejen sus experiencias, y por eso espero que Looking los haya ayudado en ese aspecto. Cuando la cancelaron me sorprendió la cantidad de personas que se expresaron, que manifestaron su pena, porque era un programa muy importante. Yo estoy de acuerdo con eso, no hay nada como este programa en la televisión y es una lástima que ya no esté

Sobre todo porque uno siente que los personajes no se agotaron

Exactamente. Pero ojalá la serie les pueda abrir más puertas a otros programas similares. 

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

*INTERVIEW WITH LOOKING’S RAÚL CASTILLO (ENGLISH VERSION)

Which qualities made you fall in love with Richie’s character?

I think that the fact that he is someone with very strong principles and a sense of pride. He is also very daring as you can see on the first episode of the show. He knows what he wants and he goes after it

Which moment of the show did you enjoy filming the most as Richie and which one did you enjoy watching as a viewer?

The one that I liked filming the most was the fifth episode of the first season, “Looking for the Future”, is my favorite one by far because is so intimate. There was Jonathan, Andrew and myself. It is a really happy episode because of that intimacy, and I was really focused on the work. On the other hand, as a viewer I really enjoyed watching Doris and Dom’s storyline

How was it like filming the last shot of the series, when Richie gives Patrick a haircut?

We knew beforehand that it was going to be a very important scene, and Andrew likes filming the scenes as the story unfolds, respecting an order, and that one was actually shot the day we were getting ready to leave San Francisco. That is why is so sentimental, and also I wasn’t working in the show for a few weeks, because Richie wasn’t featured in episode nine and barely in episode ten, only in the final minutes, so I hadn’t been working on my character for a while

That’s true, because we don’t see Richie for almost two entire episodes until the very end

Right, so I was like detaching from the character, from all the sentimental bond that tied me to him, leaving that part of me behind, like closing a chapter. It was nice to have one last scene with Jonathan because we get along so well and we have a great friendship, that’s why I like working with him so much, because I know for a fact that is going to be a really fun ride. That last scene was very emotional for him and I wanted to be there, to support him, as he did in the last episode of season one., in which my character was very emotional as well

You gave him support as the co-participant of that scene

Exactly, specially since he was there for me in the last season, when Richie expresses himself very emotionally, I wanted to be there for him in that sense too. It was very interesting. That scene is really simbolic, specially with the haircut and all its meaning

You do a perfect gesture of touching his hair briefly, is a very powerful and subtle detail…

Yeah, and since we only got the chance to shoot it once I had to be very focused, there were no do-overs (laughs)

Did you know how that scene was going to play out visually? The camera pulls away from the action in a very Weekend-like decision

It’s definitely close to Weekend in that regard, yeah. I didn’t know anything, but I’ve always trusted Andrew and whatever he told me to do, I will do it. I knew he was gonna shoot something in a very atractive way, always having respect for the emotional arc the characters went through

Raul Castillo and Jonathan Groff in the last scene of Looking

When the show was cancelled how did you take it? You guys are like a family at this point

Yeah, it’s a very nice group, we are a family, not only the cast but also the crew, because many of them are originally from San Francisco, so they liked shooting such an intimate show there, and we are all very close and tight. It was a sad decision, but at the same time I’m very happy with the upcoming movie, we start shooting it in September, and I’m also very grateful for everything the show and Richie brought into my life. It opened a lot of doors for me profesionally

How is the interaction with the fans, specially considering that Richie is one of the most beloved characters on the show?

I live in New York and I’ve been travelling a lot in the past year, but when they recognize me, they come up and talk to me as if I were Richie, and that is when I see how much they connected with him, and how much they love him in a very sincere way. I’m very lucky because most viewers see Richie on a tender light, and at the same time lots of gay people saw themselves in him. As I told you before, I am really grateful for having been able to play a character that made so many people happy

Richie was also the voice of reason on the show, and I think that was why he was so loved, every time he opened his mouth, a truth emerged (laughs) His first appareance was in the “Lorimer” short film, shot by Michael Lannan, right? Is there any way to see it?

I don’t think so, no. It was a short film that at first was meant to be like a prototype of a movie and then it became like the foundation of Looking’s pilot. Michael had seen me in Cold Weather and we had mutual friends, he contacted me, handed me the script and I thought it was extremely interesting. In the short there were only three scenes. In the first one, three friends were walking through the streets of Brooklyn, not San Francisco, and talking about some sexual encounter that one of them had, and that turned out to be so much more than that. Then in the second scene they talk about family and live’s golds and then in the last one we just see them living the city. My character was also named Richie but he was more of a newyorker type (laughs)

One of the strongest aspects of the show is the natural way in which these friends talk to each other, was there any room to improvise?

Very little. We took the script very seriously, and said everything that was on the page. We could improvise maybe at the beginning or ending of a scene, but not during one

Coming back to “Looking for the Future”, how was the experience of shooting it? Was it shot in one day or it took several?

We actually shot it in six days. The script said, in the first page, that Patrick comes out of the bathroom and sees Richie naked in bed playing the bass. They knew I play bass so they made me play something, but I wanted to find a song that was related to the character’s feelings. So they sent me some options but I finally chose to do that Maná track ["Oye mi amor"] and then we got the rights. I practiced for over a week, specially because I’m very shy when it comes to singing and I was even more ashamed with such a talented singer like Jonathan beside me. But it was a very nice week overall, we saw many parts of San Francisco that I didn’t know, is such a beautiful city, and we wanted to show that in the episode. We also wanted to show the beginning of a romantic relationship, when you can’t get your hands off of the other person, when you can spend a whole day with them, that is a very universal feeling and it’s a very nice feeling to have. That’s why I loved shooting that particular episode, and also to witness what is happening emotionally to both characters as the day progresses

Raul Castillo and Cris Lankenau in Aaron Katz’s Cold Weather

“Looking for the Future” shares a lot of similarities with “Looking for Truth”, also the fifth episode but of the seacond season, an episode that was written by your teenage friend Tanya Saracho. How did you end up working together on Looking?

Tanya and I knew each other when I was fourteen and we were both living in McAllen, a small town in Texas. Then we went to Boston University together and we became very tight friends. When we finished shooting Looking’s pilot in March, 2013, in May HBO ordered a full season, and we started shooting it in September. A week later Tanya calls me to tell me that she had an interview with Michael Lannan. I wished her best of luck and only told Michael that she was an excellent writer, knowing that whoever was taking that job was going to be the most deserving. And Tanya finally did, and she had written many stuff before that one, she was a consumate writer. Working together on Looking was something that we never expected, the whole being-in-television-together thing. And on top of that they told us that she was going to play my cousin Ceci on the show and since we have such a close and sincere friendship, we talked to each other in a brutal but tenderly way in our scenes. It was like working with a sister, and I think that you can see that closeness in the episode between Richie and Ceci

Oh, yeah, absolutely, the connection you have is palpable on that moments together, there is a lot of trust there

Yes, totally, and we even shot in a town that reminded us of the little town we grew up in together

A few minutes ago you mentioned Cold Weather, a film that I really like; which memories do you have of working with Aaron Katz and would you work in independent cinema again?

Of course I would, that is where I started and where I would love to continue. I had a great time working with Aaron in that movie, and with the whole crew. I was working in New York at the same time with rehearsals of a play I’d written, so I had to travel to Portland back and forth many times for that shooting and it was great. Aaron works in a similar way to Andrew Haigh: they both trust the actors they have and they don’t try to control everything, they let you perform. I had a great time in Cold Weather and I have a nice friendship with Cris Lankenau, the main actor

You are a playwriter as well as an actor, where do you find the time to write and how is your new play, Between You, Me & The Lampshade, is being received?

I just came back from Chicago where my play is being showed. The thing is that I learned from acting when I am writing because I watch the actors do their job, and at the same time I learn from writing by being an actor and learning about the process and the dramatic structure of the scene. I like to do both. It goes without saying that writing takes more time and more discipline. I am very proud of the play and the actors in it and it’s being well received fortunately

As an actor you were part of many theater productions, is there any one that stands out?

Not really, I’m very fond of every play I did because all those characters gave me something. It’s like being in a relationship with each and every one of them, and then having to say goodbye, and going into a mourning period. But I can tell you that I have a very special bond with The School of the Americas, a play that was written by the great José Rivera, one of my favorite writers. That played was shown in the Public Theater in New York

Raul Castillo as Richie Donado Ventura in Looking

How were your first encounters with the artistic world? I read that you were in a punk rock band, is that true? (laughs)

(laughs) Oh, yes it is. My mom said that as a kid I used to play with Star Wars and G.I. Joe fugures and made them act in scenes together. Later I liked writing short stories and at eleven I started playing bass and being in different bands. I liked the fact of being on stage showing something to an audience. Then thanks to the plays I did in highschool I got a scholarship and went to Boston University. Since I grew up in a small town all I wanted was to be in a really big city, I wanted to see New York so bad. My family was always very supportive and since college I didn’t stop performing and acting

Now we have the Looking movie to look forward to. Many of your fans on Twitter told me to ask you about how long Richie is going to be in it. I’m assuming that there’s a lot in the air right now

A lot, yeah. I think the writing stage had just begun so I don’t know much about the story yet, and don’t have much to tell you guys about it

What projects are waiting for you in the future?

On May I’m gonna start shooting a film here in the US called In Radio City, directed by a very talented female filmmaker and then, as I said before, since Looking and Richie opened lots of doors for me, I hope that the opportunities will keep coming

Finally, I wanted to know what impact do you think Looking had on the LGBTQ community? It was a very necessary and important show

Yeah, that is something that never ceases to amaze me. I have an Instagram account, the only social network I use, and lots of people leave messages there, specially young girls and boys that live in small towns and that don’t have many other shows in which they can see themselves in. Looking had a huge impact on them, because small town teenagers and young people really don’t get the chance to see characters that speak to them, so I think Looking helped them in that sense. When the show was cancelled I was really surprised by the amount of support we had. As you say, it was a very important TV show, there is nothing like it, and it’s a pity that is no longer on the air

Specially because you can’t help but feeling that we didn’t fully explore the characters, that there is so much more to tell

Exactly, I do hope that Looking will open doors for other shows with similar concerns. 

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

► [ESCENA] Raúl Castillo en el final de Looking:

………………………………………………………………………………………..

► [AUDIO1] La entrevista completa con Raúl:

Entrevista con Raúl Castillo de Looking / Raúl Castillo Looking Interview by Milagros Amondaray on Mixcloud

………………………………………………………………………………………..

► [AUDIO2] Raúl envía un saludo a la comunidad de Cinescalas:

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MIÉRCOLES PARA TODA LA MUCHACHADA! Hoy les dejo dos consignas: 1. Por un lado, quienes quieran volver a hablar sobre Looking y la actuación de Raúl en la serie, son más que bienvenidos a hacerlo; 2. Por el otro, la consigna televisiva del día es que mencionen grandes actuaciones y/o personajes secundarios de series; ¿cuáles son sus favoritos? (no tienen que ser necesariamente actuales); como siempre, leo sus comentarios y los reencuentro el lunes con un post sobre Tootsie de Sydney Pollack y declaraciones de amor del cine; ¡hasta entonces! ¡que tengan un excelente día!

 …………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

“Let the sunshine in”

“All my little plans and schemes, lost like some forgotten dreams, seems that all I really was doing was waiting for you”. La escena de Funny People en la que George (Adam Sandler) se pone a tocar “Real Love” con sus amigos funciona en dos niveles. Por un lado, es una viñeta melancólica dentro de una película extensa, a la que si se la piensa objetivamente se la puede considerar disonante con el resto del film. Lo sabemos: Funny People maneja diferentes tonos y precisamente por eso parece haber sido infravalorada. Judd Apatow intentó, dentro de una historia particular, plantear la vida del ser humano desde lo general, desde lo vasto, desde un escenario en el que pueden coexistir el amor que no se olvida con la amistad imperecedera, y con la música sobrevolando ambos vínculos como un necesario tercer actante. Por otro lado, Funny People es una extensión más “madura” de su ópera prima The 40 Year Old Virgin. Esto se nota en el modo en el que Apatow reincide en esa unión permanente de relaciones entre amigos y relaciones entre parejas, volviendo pluridimensional a esa letra de John Lennon que coverea Adam Sandler. Ese “all I really was doing was waiting for you” puede aludir tanto al amigo nuevo que aparece de súbito como al amor que se hace presente del mismo modo. Por lo tanto, cuando barajaba potenciales grandes finales del cine como respuesta a la consigna de hoy, no me quise ir a lo canónico sino a una conclusión que resulta igual de efectiva y gloriosa que tantos otros desenlaces clásicos. The 40 Year Old Virgin halla su coda en la celebración más colorida y lúdica de esa inigualable sensación de estar enamorado. Sí, también es un festejo por cómo Andy puede por fin canalizar sus deseos físicos, pero su historia excede el terreno sexual. Apatow construye un final acorde al resto del film, uno en el que los amigos se confunden con las parejas en un baile armónico, uno en el que se pide dejar entrar lo luminoso y no dar por sentado los eventos más extraordinarios dentro de lo mundano. “Let the sunshine in” es la plegaria que sintetiza cómo todos los personajes del film manifiestan amor a través de gestos simples como prestar un caja de películas pornográficas o impulsar a un hombre a que se despida de su pasado para poder progresar. Dejar entrar al Sol es dejar entrar al cambio y eso, para Apatow, hay que mostrarlo con un extraordinario, delirante y hermoso baile fraternal. 

………………………………………………………………………………………….

► [ESCENA] El gran final musical de The 40 Year Old Virgin:

Age of Aquarius/Let the sunshine - 40 year old virgin from Graciana Balbuena on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

► [COMPILADO] Comparto con quienes no vieron esto todavía, un gran video editado por Jacob T. Swinney, en el que contrapone los primeros y últimos planos de algunas películas; les garantizo que es imperdible:

First and Final Frames from Jacob T. Swinney on Vimeo.

…………………………………………………………………………………………………

¡BUEN MARTES PARA TODA LA MUCHACHADA! En este nuevo post que varios me venían pidiendo, una única consigna: ¿Cuáles son los mejores finales del cine? Los invito a mencionar sus secuencias conclusivas favoritas; como el público se renueva (?), este post funciona como la segunda parte de este otro que hicimos hace mucho tiempo; asimismo, los espero mañana en el post de mejores personajes secundarios de series + entrevista a Raúl Castillo de Looking; ¡los leo, como siempre! ¡buen martes!

…………………………………………………………………………………………………………

 

………………………………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

El efecto Avengers

Hoy en Cinescalas escribe: JD Villalba

“Lo más interesante que ocurría en el mundo del arte de los 80 eran los cómics”- Neil Gaiman

A principios del 2009 presenciábamos cómo, al darse a conocer las nominaciones al Oscar, se excluía la que para la gran mayoría había sido la mejor película del año anterior: The Dark Knight. Hasta ese entonces, público y crítica en general habían coincidido en los notables logros argumentales que tuvo este film, como también en su carácter épico, ritmo trepidante, profundidad filosófica y complejidad de sus personajes, pero ni siquiera el innegable reconocimiento al trabajo de Heath Ledger sirvió para calmar las aguas. Podríamos considerarlo como un hecho no del todo sorprendente si tenemos en cuenta los gustos particulares de la Academia, que suelen alejarla del reconocimiento del denominado “cine de género” a la hora de otorgar los premios mayores, pero en su momento este incidente generó tanta polémica y rechazo que posteriormente fue necesario ampliar el cupo de nominados en la categoría de mejor película: las seleccionadas pasaban de ser cinco a ser diez. La película de Christopher Nolan fue un acontecimiento demasiado trascendente como para dejarse de lado, darle la espalda significaba hundirse una vez más en la impopularidad al definirse como una premiación insensible a un fenómeno masivo que iba en aumento: el cine de superhéroes.

Seis años después, es en los mismos Oscars en donde asistimos a la premiación simultánea de dos películas resultantes en menor o mayor medida de esta tendencia: Big Hero 6 en la categoría de mejor largometraje de animación y Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)  llevándose muchas estatuillas, entre ellas la de mejor película. Sí, ya sé… Birdman… no es una película de superhéroes propiamente dicha, y llega a abordar el tema de una manera muy simple y superficial, pero aun así su existencia está predispuesta por el actual panorama. Teniendo en cuenta el estilo conservador de la Academia, quizás esto sea lo más cerca que estemos de lograr ver por fin a una película de superhéroes obtener el reconocimiento máximo que se le negó a The Dark Knight en su momento. De todas maneras, nunca perderé las esperanzas, sobre todo teniendo en cuenta que todavía queda mucho por estrenarse, y eso es debido a que pasaron un sinfín de cosas con respecto a este tema en los últimos seis años, especialmente el efecto Avengers.

Estrenada a mediados de 2012, Avengers resultó innovadora en muchos sentidos, un arriesgado experimento que podría definirse como una “multisecuela” al converger como intersección de tantas películas, y cuyo posible fracaso en su momento amenazaba con arrastrar consigo la continuidad de cuatro franquicias simultáneamente, (Iron Man, Captain America, Thor y Hulk) además de la suya, claro. Pero ya sabemos de sobra que no fue un fracaso, sino un desmesurado éxito de más de 1.500 millones de dólares en recaudación, convirtiéndose hasta ahora en la tercera película más exitosa de la historia. Poco después de su estreno, el efecto Avengers generó sus primeras consecuencias, al potenciar la recaudación y estimular la concreción de nuevos proyectos para cine y TV relacionados con el universo superheroico. Dentro de su misma saga, Thor y Captain America superaron el éxito de sus antecesoras, Iron Man 3 se convirtió en el mayor éxito del 2013, Guardians of the Galaxy en el segundo mayor éxito del 2014… ¿Alguien tiene alguna duda de que Avengers: Age of Ultron será el mayor éxito del 2015?, ¿O de que Batman v Superman lo será en el 2016? Bueno, tal vez las nuevas aventuras de Luke, Leia y compañía amenacen ese primer lugar en el podio, pero me atrevo a dudarlo… ¿Por qué ahora y no antes? Por un lado podríamos resaltar la amplia evolución que han alcanzado los efectos especiales de hoy en día. Desde Lord of the Rings que quedó claro que cualquier fantasía puede representarse en pantalla con la suficiente credibilidad, y eso es fundamental para que, por ejemplo, podamos observar cómo un sujeto se traslada entre edificios por medio de telarañas que lanza de sus brazos y que eso nos produzca asombro en vez de risa.

Pero yo destacaría algo más. En los casi ochenta años de existencia de los superhéroes (a partir de la primera aparición oficial de Superman), hubo lugar para el desarrollo de historias y autores de todo tipo. Del 30 al 50 tuvimos la denominada Edad de Oro (no por la calidad de los cómics sino por el nivel de ventas de los mismos), la Edad de Plata en los 60 y 70, con la aparición de Marvel y reformulación de DC, hasta llegar a la Edad Moderna en los años 80, donde el género presenció cambios sustanciales impulsados por el genio de una camada de autores vanguardistas como Alan Moore, Frank Miller, Grant Morrison y Neil Gaiman, por citar algunos nombres. Obras maestras como Watchmen y The Dark Knight Returns contribuyeron a la desmitificación del concepto de superhéroe como figura incorruptible e impoluta, proveyéndolos de estructuras psíquicas complejas, al mismo tiempo que eran envueltos cada vez más en aspectos de la agobiante y sucia realidad que diariamente reconocemos en nuestra cotidianidad. Esta proyección produjo nuevas libertades para los autores en búsqueda de originales historias, por medio de complejas tramas que necesitaron del desarrollo de nuevos formatos como el de novela gráfica (similar al de un libro) o series limitadas. Allí es en parte donde comienza el entendimiento con el cine, ya que su adaptación es facilitada a las exigencias un guión, al tener una historia con un número determinado de personajes que posee un principio y un final. Así es como muchos de los argumentos que vemos en cine hoy en día son tomados directamente de sagas provenientes de los cómics. De hecho, tanto es el reconocimiento que a veces ni se toman la molestia de modificar los títulos de su formato de origen, como sucede, por ejemplo, con Captain America: The Winter Soldier. Los superhéroes, entonces, son a esta altura parte de toda una mitología instaurada en la cultura e inconsciente colectivo, plagada de personajes icónicos con sus virtudes y defectos, tal como ocurría con la mitología griega. ¿Por qué no aprovechar lo que ya fue desarrollado?. Pero para lograr la masividad, el cine necesita de una cierta calidad y entendimiento que alcance a toda clase de público, más allá de su edad, etnia, sexo o nacionalidad, necesidad de temas y valores universales claramente expuestos en las historietas que atraparon a toda una generación de cineastas que creció leyéndolas y disfrutándolas, y que algún día serían los encargados de exponer todo ese potencial en la pantalla.

Es allí donde siendo fan del género, mi satisfacción alcanza otros niveles, al identificarme y reconocer no solo el gran nivel de información que poseen los cineastas sobre los personajes que tratan, sino además el profundo amor y respeto que los autores poseen en relación a ellos. Joss Whedon y James Gunn vivieron, al igual que yo, sus infancias u adolescencias durante los 80 y 90, nutriendo su imaginación de historias surgidas a partir de toda una mitología que llevaba cincuenta años desarrollándose hasta alcanzar su madurez estética y conceptual, y por lo tanto, sus películas no son el resultado de trabajos por encargo de personas con una burda, infantil o limitada visión que pueda tenerse de los superhéroes y que dan como resultado obras como la infame Batman & Robin. Cada vez que veo Avengers, veo parte de esa magia intentando ser transmitida, la magia que ellos o yo sentimos por primera vez al leer un cómic.

Por lo tanto, me condiciona significativamente el afecto adquirido de antaño al tener que hablar de Avengers. Pero aun así, objetivamente puedo valorar su amplio manejo e interacción de múltiples personajes protagónicos sin que ninguno termine por anular u opacar al otro, mas allá de la popularidad o nivel de poder que cada uno posea (como ejemplo opuesto, veamos el excesivo protagonismo que se le brinda a Wolverine en la saga X-Men). El éxito no le fue esquivo a pesar de que se trate de un conjunto de personajes no del todo identificables para el gran público, y con el término “gran público” me refiero a que resulten reconocibles para aquellos que nunca leyeron un cómic (la excepción tal vez sea Hulk, aunque ya sabemos que la presencia de Hulk en películas previas tampoco fue garantía de éxito). Abundan los diálogos y frases memorables (¡Puny God!), junto con extensas y espectaculares escenas de acción (la invasión Chitauri como mejor exponente de esta afirmación). Rescato el clima épico sin necesidad de solemnidad o de dejar el humor de lado, y el heroísmo entendido no sólo como un privilegio sino además como una carga de pesada responsabilidad, por parte de aquellos que deciden ser héroes a pesar de sus desconfianzas y conflictos, a pesar de llevar el peso de sentirse diferentes, a pesar de ser tan amados como temidos, a pesar de ellos mismos, porque en última instancia, cuando la maldad sale a la luz, lo mejor es estar unidos.

Seguramente hubo y habrá muchos iniciados lectores producto de este actual entendimiento cuasi simbiótico entre cine y cómic, y ésa es una razón más para celebrar la masividad de un género que hace tiempo dejó de ser cosa de nerds o de adolescentes leían historietas a escondidas de sus amigos. Se trata de un éxito muy necesario para su supervivencia, ya que estamos hablando de grandes producciones que requieren de cientos de millones de dólares para seguir desarrollándose, como parece que sucederá. Aún así, los que conocemos de cómics sabemos que en algún momento se producirá un colapso o crisis dentro del universo compartido, al plagarse de tantas tramas y subtramas, que en algunos casos harán necesario un borrón y cuenta nueva. El punto culminante en este caso tal vez sea la segunda parte de Infinite War planificada para 2019. Hasta ese año, contando a partir de ahora, se estrenarán cerca de treinta películas de superhéroes, una tendencia que seguramente decaerá en algún momento, pero nunca hasta llegar a la desaparición.

Lo importante es que la hazaña ya fue lograda. Avengers fue el punto de inicio de la Edad de Oro de los superhéroes en cine y televisión, y mientras dure este romance, por mi parte, solo queda disfrutarlo.

Por JD Villalba

………………………………………………………………………………………….

► [TRAILER] Algunas imágenes de Avengers: Age of Ultron:

Avengers- Age of Ultron - HD Trailer from Nueplex Cinemas on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

► [DE YAPA] Escenas eliminadas de la primera entrega de Avengers:

Loki, Clint & Selvig in the tunnels (Avengers Deleted Scene) from Hiddleston-Daily on Vimeo.

…………………………………………………………………………………………………

¡BUEN LUNES PARA TODOS! En este gran post de Daniel, los invito a responder tres consignas: 1. Explayarse largo y tendido sobre Avengers: Age of Ultron; 2. Por otro lado, pueden mencionar sus películas favoritas del género de superhéroes y sus superhéroes favoritos también 3. ¿Leen cómics? Si es así, me gustaría que compartan cuáles y que armemos un debate al respecto; como siempre, los leo y los reencuentro mañana en el post de mejores escenas finales del cine ;) PD. Recuerden que hasta el viernes tienen tiempo de elegir La mejor nota de los lunes y que acá mismo pueden votar por sus dos favoritas; ¡gracias a todos y que tengan un gran comienzo de semana!

…………………………………………………………………………………………………….

………………………………………………………………………………………………………..

 La última vez escribió Mauro Zanier sobre… LAGGIES

…………………………………………………………………………………………………………

 

………………………………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Concurso: La mejor nota de los lunes

Me salgo brevemente de la rutina habitual de actualización del blog (de lunes a miércoles, lo cual me lleva a decir que espero poder retomar la clásica de lunes a viernes, pero el trabajo sumado a proyectos paralelos no me lo permiten por ahora) para comentar dos cosas. Por un lado, les quería contar que desde el lunes 15 de junio hasta el lunes 13 de julio Cinescalas no se va actualizar normalmente porque quien les escribe estará de vacaciones en Nueva York. De todos modos, mi idea es publicar algunos mini-posts (?) desde allá ni bien pueda. Por otro lado, y en relación a esta noticia, me parecía apropiado que regresara el concurso que premie a la mejor nota de los lunes, y que sean ustedes quienes elijan su favorita para el primer premio y su segunda favorita para una mención especial. Mi idea es traerles a los ganadores dos modestos regalos neoyorkinos. Para refrescar la memoria, aquí abajo les dejo los links a las notas escritas por invitados que fueron publicadas en el último año (abril 2014-abril 2015). De paso, no quería dejar de agradecerles a absolutamente todas las personas que pasaron por la sección desde que el blog arrancó allá por agosto del 2010. Este espacio no sería lo mismo sin esos lunes. Nuevamente gracias por haberse tomado el tiempo para escribir para este lugar y por la paciencia para la publicación de sus textos (estoy intentando ceñirme a un cronograma, pero a veces dicha publicación puede tardar ya que hay notas que me fueron llegando antes). Asimismo, les cuento que cada seis meses retomaré este concurso como forma de devolverles con un mínimo presente todo lo que ustedes le brindan a Cinescalas. Sin más que agregar, los invito a votar (tienen tiempo durante todo el mes de abril para hacerlo) y los veo la semana próxima. Gracias otra vez. Todas las que sean necesarias.

LISTA DE NOTAS DE LOS LUNES PARA VOTAR:

► LAGGIES: ENTRE DOS MUNDOS por Mauro Zanier

AMERICAN SNIPER: AMERICAN TELEDRAMA por Luis Alberto Pescara López

VER CINE EN ÁFRICA por Anabella Corridoni

► RECUERDOS DEL FUTURO: LA CIENCIA FICCIÓN, A TRAVÉS DE SUS AFICHES por Sebastián Vivarelli

THE IMITATION GAME: EL HOMBRE EN LA MÁQUINA por Soledad Lamacchia

FRANK UNDERWOOD Y TOM KANE: POLÍTICA Y PODER por Tomás Bieda

IDA: PASADO NEGRO, PRESENTE BLANCO por Joâo Paulo Rodrigues da Silva

BIRDMAN O (LA LEGITIMACIÓN DE LA IGNORANCIA) por José Tripodero

VIRUNGA: EL DOCUMENTAL QUE DESAFÍA AL MUNDO por Tais Gadea Lara

WHAT IF: QUE LO COMPLICADO PAREZCA SENCILLO por Matias Rodriguez

FRANK: EL HOMBRE DE LA MÁSCARA DE CARTÓN por Soledad Lamacchia

LOUIE POR PARTIDA DOBLE por Lucas Álvarez y Pablo Policarpo

► THE HUNGER GAMES – MOCKINGJAY: CERCA DE LA REVOLUCIÓN por Natalia Paez

LA CARRERA HACIA EL OSCAR 2015 por Craig Kennedy

INTERSTELLAR: ODISEA EN LA SUPERFICIE DE LA HUMANIDAD por Eduardo Blake

¡YO SIEMPRE VUELVO! por Jessica Taranto

HAY LUGARES QUE TE LLAMAN: CINESCALAS EN NUEVA YORK por Rodrigo Bravo

SNOWPIERCER: TODOS A BORDO por Ezequiel Saul

RELATOS SALVAJES: CUENTOS QUE NO SON CUENTO por José Tripodero

EN DEFENSA DE SUMMER por JD Villalba

RELACIONES FAMOSAS por Pia Querejeta

¡QUÉ PLATO! por Ezequiel Saul y Jessica Taranto

HAYAO MIYAZAKI: EL HOMBRE OBSESIONADO CON LA INFANCIA, LOS SUEÑOS Y LOS VUELOS por Hernán Schell

MEL BROOKS: CARTAS DE AMOR AL CINE CLÁSICO por Jorge Bernardez

X-MEN – DAYS OF FUTURE PAST: SALVEN A LOS MUTANTES por Ezequiel Saul

MALEFICENT: JUGANDO A SER MALA por Jessica Taranto

► UNA IMAGEN… por José Tripodero

THE LEFTOVERS: EL DOLOR DE LA AUSENCIA por Javier Correa Cáceres

HELLO, STRANGER por Maria Agustina Schirripa

ONLY LOVERS LEFT ALIVE: EL TIEMPO NO PARA por Natalia Paez

LO MEJOR DE NUESTRAS VIDAS: UN ROMPECABEZAS CHINO A LA FRANCESA por Tais Gadea Lara. 

……………………………………………………………………………………..

¡BUEN JUEVES PARA TODOS! Muchachada, hoy simplemente los invito a elegir sus dos notas favoritas publicadas los lunes (su ganadora y su mención especial); nosotros nos reencontramos justamente el lunes con un post sobre el fenómeno Avengers, ¡hasta entonces, que tengan un excelente día!

……………………………………………………………………………………..

¡GRACIAS A TODOS POR ESCRIBIR!

……………………………………………………………………………………..

 * RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!