¿Tiene lógica un dólar de 7 pesos?

 

Creo que todos creemos que no. Creo que todos creemos que un dólar recontraalto de 7 pesos sería un dólar recontrainflacionario. Sin embargo, en 2002 elegimos tener un nivel del dólar que, a los precios de hoy en la Argentina y en el mundo, era equivalente a tener hoy un dólar de 7 pesos. El gráfico muestra precisamente eso: ¿a cuánto tendríamos que llevar el dólar para tener, con los niveles de precios de hoy, la misma situación de “competitividad” que tuvimos en cada fecha del pasado? (Técnicamente: es el tipo de cambio real, base primer trimestre de 2010 igual 3,83).

dolar7pesos

El gráfico nos dice que nuestra situación de competitividad de 2002 era equivalente a la que tendríamos hoy con un dólar de 7 pesos; y la de mediados de 2004 equivalente a tener, con los precios argentinos de hoy, un dólar de 6 pesos. Y que hasta principios de 2008 siempre tuvimos una situación de competitividad igual o mayor que la que tendríamos con un dólar de 5 pesos y los precios de hoy (*).

Entiendo: eran otras circunstancias. Entiendo: colocar el dólar a 7 o 6 pesos era una manera de tener competitividad, generar empleo, etc., etc. Pero algún límite tiene ese argumento. ¿No era un poco ridículo pensar que la Argentina podía tener baja inflación con un nivel de precios en dólares que era 40% del actual? (En la relación con el mundo, la diferencia entre el momento más devaluado de 2002 y ahora no es tan grande porque el mundo también se encareció: nuestra inflación fue del 160% desde nov/02 –260% desde nov/01– y la del mundo –en los productos relevantes para nuestro comercio– 35%).

Cada vez me convenzo más de las similitudes –en espejo– de esta década y la anterior. Un peronista del Norte en los 90; un peronista del Sur esta vez. Uno era globalizado y juntaba dólares en Suiza; el otro era provinciano y juntaba propiedades en el país. Uno se hizo amigo de los liberales, de los militares y de los simpatizantes de los militares tres días antes de llegar a la Presidencia; el otro se hizo amigo de los progres, de los montoneros y de los amigos de los montoneros tres días después. Uno era la ortodoxia liberal pero, al contrario de la ortodoxia liberal, hacía apreciación cambiaria y déficit fiscal. Otro era nac & pop pero, al contrario de los pop, hacía dólar recontraalto y desendeudamiento. La década del peso fuerte terminó con Gran Depresión; la década del peso débil terminó con Gran Inflación.

Seguimos a la espera de la síntesis hegeliana.

(*) Aclaración para nerds: una cosa es decir “la competitividad que tendríamos con un dólar de 5 pesos y los precios de hoy” y otra bastante distinta “la competitividad que tendríamos si lleváramos el dólar a 5 pesos”. Si llevamos el dólar a 5 pesos, algunos precios subirían. De modo que “5 pesos y los precios de hoy” capaz es como decir “devaluar hasta 6 pesos, parte de lo cual es limado por una inflación, de modo que la situación de competitividad es equivalente a 5 pesos y los precios de hoy”. Más aún: probablemente es imposible llevar hoy nuestra competitividad a aquel nivel, ya que el margen para devaluar sin transmisión a precios es pequeño o nulo.

  • Ezequiel

    Gran inflación?

    Entiendo inflación, pero “Gran”?

  • Lucas Llach

    Los americanos le dicen Great Inflation a la de los 70s, y no tocaron 15%… pero es verdad, para nosotros puede ser una exageración

    http://www.nationmultimedia.com/home/2010/02/24/business/Executive-Bookshef-The-Great-Inflation-and-Its-Aft-30123307.html

  • pablopero

    no entendí el grapho Roio.

    La idea era mostrar cuánto tenía q valer el TCNominal para tener siempre un TCR de 3,83??

    Nunca el TCR fue 3.83…, con suerte justo después de la deva…; estaría bueno el grafo, pero para un nivel de TCR como el que tenemos ahora…, que no se cual será..¿1,4?

  • Emi

    Hace mucho que no leo en arte politica a alguien tan ignorante , prejuicioso , gorila y fryo(perteneciente al frente del rechazo y el odio)

  • Rothbard

    ¿El gobierno “liberal” de los ’90 incluye el art. 99 de la reforma constitucional, donde habilitaron los DNU?
    Hay muchos que leen la historia argentina con el libro dado vuelta, porque no entienden nada…

  • Ezequiel

    Entiendo.

    Sería interesante, ya que viendo tus posts sabés bastante de economía, que expliques un poco las razones de la inflación y como se atacaría según tu criterio.

    Influye la asignación familiar por hijo? Cuanto?

  • Marcelo

    Para mi no tiene lógica, que no cobro lo que vendo ni lo que hago en dólares. Me obligaría a vivir como en Cuba. Y beneficiaría, claro, a los mismos de siempre. ¡Dólar a 1,80 ya!

  • menotti

    que el tipo de cambio ahora no es competitivo como antes lo sabiamos..por decir un caso la empresa donde yo trabajaba cerrò y se centralizo en ucrania porque los costos acà llegaron a ser mas altos que allà.

  • soydeaqui

    Que mientras la inflación avanza y el dólar se mantiene estable los bienes y servicios se encarecen en dólares no es algo novedoso. Ocurre ahora igual que en otras épocas. El problema es que, además, el concepto de “productividad” generalmente está mal entendido ya que: 1. poco se habla de agregar valor para que caiga el costo unitario; 2. generar sistemas de producción integrado bajo conceptos de economía de escala; 3. promover la eficiencia energética; 4. optimizar los sistemas logísticos de distribución y flujo de bienes transportables; 4. impulsar el teletrabajo y los teleservicios; 5. promover la tercerización en forma bien entendida que implique especialización y profesionalismo. El tipo de cambio importa, pero queda claro que no es lo único que debería considerarse. (soydeaqui01@gamil.com)

  • gonza

    Lucas:

    Con la formulita de TCR = E* P Internacional / P local, y con lo que comentas de TCR 2002 = 7; TCR 2010 = 3.83; Inflación mundial del período = 25%; Inflación local del período 250%; E 2010 = 3.83, me queda que E en 2002 debería haber sido de 2,5… si no recuerdo mal era un poco más alto… no sé, capaz estoy haciendo algo mal…

    Muy buenos tus posteos siempre, felicitaciones

  • Roberto

    La inflación preocupa, PERO MAS PREOCUPA EL FUTURO. No hay una plan ecónomico previsto, se resuelve día a día, ¿ cunato creen que aguantará la clase más baja ? PENSEMOS POR TODOS y dejemos el egoismo.

  • Lucas Llach

    gonza, una corrección a mi post: el aumento de precios de 250% es desde 2001; desde el momento más devaluado de 2002 es 160%. Y la inflación internacional desde ese momento fue 35%, no 25%. El dólar estaba a 3,55. suponé que los precios argentinos de 2002 eran 100, los internacionales 100 y el dólar era 3,55. E.P*/P era 3,55. Hoy los precios argentinos son 260 (+160%) y los internacionales 135 (+35%). El “E” que te da un 3,55 con esos precios es cerca de 7.

  • soydeaqui

    Vi que el autor citó al acopio de propiedades: la realidad es que hoy hay productores endeudados que intentan desprenderse para recomponer su capital de trabajo y advierten el mal negocio que fue invertir en propiedades con rentas, si las hay, que no guardan relación con la performance que tienen otro tipo de activos muy líquidos y que poseen altas tasas internas de retorno (TIR). También se cae de maduro que si con la paridad cambiaria actual en el mercado inmobiliario casi no hay ventas, de llevarla a niveles como los citados en este blog, una corrección de mercado de envergadura resultaría inevitable. Por otra parte, la brecha entre los porcentajes de incrementos de los precios internos y la de la evolución del tipo de cambio invita al “carry trade” al que le seguiría una toma de ganancias fogoneando la fuga de divisas que se observa hoy en día la que se potenciaría si la FED en el segundo semestre de 2010 procediera a restar la liquidez excedente, con destrucción de reservas, si efectivamente EE.UU. pretende aún mantener al dólar como divisa líder en la comercialización de bienes y servicios: con solo tocar las tasas de los t-bonds del tramo largo un nuevo “fly to quality” resultaría poco evitable. (soydeaqui01@gmail.com)

  • Kaloma

    No tiene logica un dolar a 7, como no la tuvo un dolar a 1, con el agregado de: ¨en cada contexto¨, ya q el dolar noventoso no es el dolar actual, lo q en realidad agranda el diferencial.
    Dicho esto, la inflacion, salvo la inicial luego del salto devaluatorio, no es una consecuencia ni directa ni obvia.
    Tranquilamente podriamos habernos revaluado nominalmente y tener un dolar a lo Brasil en 1,80, con inflacion del 4 anual. La sutil diferencia es q un dolar nominalmente alto con inflacion inducida desde el gasto publico, permitio subir un 50% el gasto en terminos reales.
    Aqui rompo los espejos y los dejo sentaditos en el mismo banco, los dos hicieron del gasto, su exceso y su mala gestion el elemento q los define como iguales.

  • silvia gale meccico

    Estimado Lucas: un dólar desiete pesos SI tiene sentido: el sentido para los únicos beneficiarios de siempre:losexportadores.

  • Ramón Sánchez

    Ortodoxia liberal los 90? Ah bueno!! llamar liberal a los 90 es como llamar liberales a Cavallo a Rawls a Keynes a Friedman,a los liberals….del verdadero Liberalismo del Patrón oro y EAE ni Pepa.

  • Charrua

    “¿No era un poco ridículo pensar que la Argentina podía tener baja inflación con un nivel de precios en dólares que era 40% del actual?”

    Rollo, en el 2002 NO era un poco ridículo, sino bastante razonable, dado que la recesión planchaba los precios. Después si, se hizo crecientemente ridículo (e imposible, de hecho).
    Siguiendo lo que dice Kaloma, hasta que punto podían bancar una apreciación del peso con un sistema fiscal muy dependiente de las exportaciones, un gasto atado a subsidios difíciles de bajar y poco financiamiento externo?

  • raul

    no vi a nadie que se acuerde de la industria,y entonces razonar que el costo del salario en dolar se aprecia cada vez mas y resulta conveniente hacer las inversiones en otro pais.

  • soydeaqui

    raul(18): Sobre la industria, algo expuse en mi comentario 9. Le saludo muy respetuosamente, sdaqui.

  • vamochicago

    Totalmente ridiculo. Habria que haberlo dejado caer nominalmente entonces. Siempre sostuve ello! Pero Paglos y vos apoyaban ese tipo de cambio ridiculamente alto. Me acuerdo que Pangloss decia que era mejor converger al tipo de cambio real de equilibrio desde abajo, que desde arriba! y que te ganabas unos anitos de tipo de cambio alto!! For what?

  • No economista

    Entiendo que la respuesta esta en el mismo post de origen:
    “es imposible llevar hoy nuestra competitividad a aquel nivel, ya que el margen para devaluar sin transmisión a precios es pequeño o nulo.”

  • Quecoraje

    Sr. Llach, ¿cuál es el sentido de estas líneas? Creo que su ¿análisis? es pobre, desacertado y sin rumbo. Al margen de la constatación del fracaso rotundo de las teorías económicas monetaristas como suficientes para determinar los rumbos económicos (felices para todos); usted pretende insistir en fijar una moneda a otra, como si esta otra (dólar) fuera patrón de referencia fijo y estable; obviando el gran dilema de esto: que es que el gran generador de inflación del mundo es EE.UU. con su emisión descontrolada de dólares. Ni que hablar que al parecer su solución a los problemas (parece inducir) sería una depreciación del peso (= de los salarios). Qué coraje el suyo, de nuevo cargar sobre los asalariados. Pero, eureka!! en un rayo de lucidez, supone que ante esto, habría un aumento natural de la conflictividad laboral; como es obvio dado que hoy no es el 2001 en donde había 40% entre indigentes y pobres; y un 25% de desocupados. Claro, en ese entonces con devaluación y todo, se conseguía a personas que trabajaran mucho y barato, para el placer de sus ideas económicas. Le voy a hacer una colecta para que usted cumpla su sueño y se dedique a jugar al fútbol de forma profesional, y de paso, evitamos que siga desparramando sus “iluminadas” ideas por los claustruos universitarios. Nuevamente, qué coraje el suyo.
    Evito comentar el análisis político hecho en su tercer párrafo. ¿Tan poco hace falta para publicar en un diaro?

  • Quecoraje

    Llach, y ya que estamos, chequeá informes REALES sobre los índices de precios y desempleo en EE.UU. Porque por tu perfil, debés ser muy proclive a comerte el verso del “core inflation” y demás; muy de moda en unviersidades que les gusta abusar de términos foráneos. Los yanqees son unos vivos bárbaros, bebés de pecho al lado de Moreno. Excluyen del IPC a los alimentos y a la energía, por ser volátiles. Pero no veo a economistas de los medios remarcar esto.
    Chequeen este sitio si pueden: http://www.shadowstats.com/
    ANDÁ A COMENTAR EL BLOG DE VARSKY!

  • Nicolas

    Ojo, con mis amigos de la facu tenemos como segunda opcion para “salir” una megadevaluacion con shock ultra-hipér sarpado… Obviamente la otra, es la ortodoxia.

  • Nicolas

    me parece que el problema es que la inflacion ya esta en un piso demasiado alto. Y hay menos recursos ociosos que en 2002.

  • palolo

    Mmm, no es que sea fan del turco, ¿pero de dónde sacás eso que se hizo amigo de los militares tres días antes de asumir? En los primeros años de su gobierno los tuvo cagando, hasta que quedó claro quién mandaba (sublevación del 3 de diciembre, fin de la conscripción, ahogo presupuestario) y después ya ni bola les dio.

  • Alejandro María Cardoso

    Es cierto que existe un paralelismo de posiciones antagónicas, una oposición de imágenes inversas, ambas erróneas. Y por consiguiente posiciones sin “puntos medios” válidos. (El medio entre dos errores, es un acierto sólo por error). Los factores de éxito de una política eficaz, no pueden ser igualmente los factores de su fracaso.
    Los argentinos somos especialistas en construir la próxima crisis. Salír de la sobrevaluación de la explosión del 2002, nos llevó al tipo de” cambio competitivo”, que contenía el germen de la inflación con su secuela natural de pérdida de competitividad, sufrimiento social, y dificultad para planificar e invertir. El factor de éxito es aquí el mismo que el de su fracaso. Pero si a esto le sumamos un intervencionismo animal, un gasto público astronómico y mal financiado, la intervención y desarticulación de mercados a lo Moreno, la maraña de subsidios, desequilibrio fiscal, apropiación de todo activo que ande dando vuelta, destrucción de instituciones, etc., luego del ciclo, llegamos a estar casi como al principio, pero mucho peor. La economía internacional traccionando va a prolongar el engaño, postergando la nueva crisis autoinfligida. Pero ¿porqué no utilizamos criterios básicos que nos salven de los errores groseros? Hay conceptos primarios de desarrollo con amplio consenso. Apliquémoslos. Estoy de acuerdo en que fuera de este “piso” hay mucho más para que un país se destaque. Se requieren estrategias propias, más difíciles en tanto necesitan de instituciones, orden e inteligencia social para hacerlo, cosa que pareciera que estamos cada vez mas lejos de poseer. Pero comencemos con lo mínimo. Aunque más no sea.

  • Alejandro María Cardoso

    Completando ideas, se me ocurre que nuestra ortodoxia es hetero-ortodoxa, y su opuesta, una hetero-heterodoxia, que pueden dar para cualquier cosa, porque ante todo, no son racionales. alejandrocardoso@yahoo.com

  • Maximo

    Pero Rollo, el dólar a 3 pesos fue en su momento el imperio de la necesidad, y no una decisión de política económica. Un equilibrio logrado ex post, entre el peso 40 de Remes y los 8 pesos con que especulaba el mercado a futuro.

    Es cierto que era ridículo pensar que Argentina no tendría inflación. El desfiladero era delicado, de un lado, la inflación galopante, y del otro la recesión más cruda. El desfiladero se transitó, la economía reaccionó, y el gobierno se volcó a disimular la inflación.

    Agregaría a las contradicciones de la ortodoxia liberal de los 90 la del tipo de cambio fijo.

    Saludos.

  • Alejandro María Cardoso

    Máximo, el dólar a 3 pesos fué por imperio de la necesidad, como vos decís. Pero luego fué una decisión económica sostener un tipo de cambio “competitivo”, en momentos en que la devaluación no se había trasladado a precios. He revisado las crónicas de la época, y el gobierno salió siempre a impedir que el peso se aprecie, efecto natural de un superavit de cuenta corriente. Lo que no ajustó por tipo de cambio real, lo hizo por tipo de cambio nominal, con inflación. Ahora, nos encontramos con una paridad cada vez “menos competitiva”, pero con inflación, pobreza, intervencionismo destructivo, una maraña de subsidios, y sistema impositivo completamente distorsionado, y para colmo, con una especie de convertibilidad. Aunque es cierto que una sobrevaluación de nuestra moneda es destructiva, lo opuesto no es necesariamente verdad. Una vez más, apelamos a recetas “mágicas”, y no nos va a ir bien. Por desgracia, nosotros mismos nos inoculamos nuestras propias enfermedades. Saludos. alejandrocardoso@yahoo.com

  • Ramón Sánchez

    Yo digo….¿Hasta cuándo van a seguir apoyando políticas inflacionarias? ¿No se dieron cuenta todavía que este tipo de políticas han fracasado en el mundo entero?…inflación crónica, depresiones inflacionarias…realmente es increíble como el keynesianismo sobrevive.

  • Esteban

    Ramón: a los políticos les encanta estas clases de políticas, se llenan la boca hablando de aumentos, redistribución del ingreso.

    Comparto lo que decís. Ahora los KK lo llevar esto al paroxismo al intervenir el INDEK, confiscar cada caja que encontraron y si bien los políticos tienen una mirada cortoplacista estos no ven más allá de sus narices.

    A este paso en un año desaparecieron los pobres de la Argentina, ni siquiera con la mìnima serías pobre.

  • pepe

    cuando nuestro país va a tener un imposición fiscal que no sea recesiva, que podamos pagar todos los habitantes de este bendito suelo, que no sea confiscatoria como lo es ahora donde el peso fiscal cae sobre el consumo directo que es la política más fácil de implementar.Porqué no hablamos de reformular realmente esto ,que es lo que nunca se toca.Aparte preguntaría si las partidas fiscales para ejecutar proyectos aprobados por el congreso se utilizan y de que manera …….si se utilizan….

  • Alejandro

    Todos nombran la devaluacion de la economia argentina.
    Devaluacion? Si no hay devaluacion…
    Yo escuche a Anibal Fernandez decir, al igual que marcan los indices del INDEC, que no habia.. me mintieron?