¿Quién vio un CEDIN?

 

Me estoy volviendo pesimista sobre el blanqueo. Sí, fuimos bastante optimistas sobre el precio del CEDIN en el mercado secundario, arriesgamos alguna vez 90 centavos respecto al blue. Pero tengo la impresión de que no es un incentivo suficiente. El blanqueador, si no quiere comprar una propiedad, tiene que vender sus CEDIN a ese precio y luego, como no querrá mantenerse en pesos, comprar dólares en el “contado con liqui” al valor “venta”, el más alto de los dos. ¿Tiene sentido perder 10% y avisarle a la AFIP que blanqueaste dinero? Esa tasa cobrada por el blanqueo sería bastante mayor que en la del blanqueo anterior.

¿O será que puede ser mayor que 90 centavos el precio del CEDIN en el mercado secundario? No lo creo.

Lo que sigue es un largo resumen de lo que acabo de decir. Yo que usted no apretaría”seguir leyendo”.

Entendemos: el primer comprador del CEDIN es quien trae dólares negros. Y si quiere comprar una propiedad, se lo tomarán prácticamente a 1:1. No es mal deal.

Ahora bien: ¿qué pasa con el que quiere entrar dólares negros y convertirlos en dólares blancos? Puede acceder al mercado secundario. 100.000 dólares se cambian por 100.000 CEDIN. ¿Cómo pasar esos CEDIN a dólar? Primero: venderlos en pesos en el mercado secundario; segundo paso, cambiar esos pesos en “contado con liqui” a dólares. La pérdida está dada por la diferencia entre el “contado con liqui” y el valor en pesos del CEDIN no aplicado en el mercado secundario. Ese es el impuesto al blanqueo. De modo que, para saber si va a haber mucho blanqueo de dólar ilegal x dólar legal, es clave saber el precio del CEDIN en el mercado secundario.

En principio fuimos optimistas sobre ese precio, y efectivamente se habla de unos 90 centavos. Nos parece que quizás Veamos.

¿Quién estará comprando CEDIN en ese mercado? En principio, alguien que quiera hacer una operación inmobiliaria o de construcción y piense: “por el CEDIN ‘no aplicado’ me cobrarán algo menos que un dólar, pero el vendedor de la propiedad me lo tomará a prácticamente un dólar”.

Mi pregunta es la siguiente: ¿quién tiene los pesos para comprar ese CEDIN? Ese comprador potencial de una propiedad podía tener (i) pesos en blanco (ii) pesos en negro (iii) dólares en blanco (iv) dólares en negro. En los casos (i) y (ii) no hay problema, pero ¿Qué tan relevantes son? ¿Quién ahorra en pesos acá? Los principales compradores por este lado serían, por ejemplo, empresas que tienen un flujo grande de pesos y compran propiedades. No me doy cuenta si esa es una gran demanda. Supongamos por un rato que no, y pasemos a los compradores de CEDIN que, en principio, tienen dólares.

En el caso (iv), dólares en negro, podría venderlos en el mercado ilegal por pesos y luego comprar CEDIN, obteniendo más CEDIN que los dólares originales (porque el “blue” va a cotizar por encima del CEDIN “no aplicado”). Ahora bien: suena más riesgoso que comprar directamente la propiedad en dólares negros. Le va a llegar al Banco Central unos papeles con tu nombre en el CEDIN endosado; bien puede preguntarse ¿de dónde sacó la plata este muñeco, Echegaray? Descartamos, pues, esta opción.

Y vamos al caso (iii), entonces. Tengo dólares blancos, quiero comprar una propiedad, y pienso que haciéndolo via CEDIN podré ahorrarme unos centavos, porque el CEDIN “no aplicado” cuesta algo menos que un dólar. Pero para conseguir los pesos tengo dos variantes: (iii.i) la ilegal (ir al blue) y (iii.ii) la legal (ir al “contado con liqui”).

La ilegal no parece buen negocio: uno entiende al que convierte dólares en pesos en el blue y no en el oficial para gastar en consumo. Estás ganando la enorme brecha. Pero acá estarías pasando a la ilegalidad sólo para ganar la diferencia entre el “blue” y el precio del CEDIN. En realidad, algo menor: el vendedor de la propiedad quizá quiere participar del bísnes y no toma CEDIN exactamente uno a uno. La alternativa es comprar directamente en dólares tu propiedad. No parece que valga la pena tanto riesgo y lío por unas chirolas. Descartemos también esta opción.

La (iii.ii) es cambiar dólares legalmente en el contado con liqui y usar los pesos para conseguir CEDIN. La esperanza es, de nuevo: vendo dólares a $8, compro CEDIN a $7,50, me toman los CEDIN para la compra de propiedad a $7,75. Esta operación es más atractiva cuanto mayor sea la diferencia entre el dólar contado con liqui y el precio al que se tome el CEDIN para compra de  propiedad.

¿Adónde voy? Ya me perdí. Ah: ¿el precio del CEDIN será suficientemente alto para estimular a muchos potenciales blanqueadores (de esos que quieren cambiar dólares negros por blancos) a blanquear pero suficientemente bajo como para estimular a muchos potenciales compradores de CEDIN en el mercado secundario a hacerlo? Tengo mis seriísimas dudas. Ordenemos los precios de mayor a menor:

1. Contado con liqui “venta” (me venden dólares).

2. Contado con liqui “compra” (me compran los dólares)

3. CEDIN aplicado.

4. CEDIN “inmobiliario”, es decir, a cuánto te toma el vendedor inmobiliario un CEDIN [es más fácil pensar este no en pesos sino en tasa de cambio respecto al dólar: por ejemplo, 0,98 si tenés que pagar 102 cedines para comprar 100 dólares de propiedad].

5. CEDIN, mercado secundario, “venta” (me venden CEDIN).

6. CEDIN, mercado secundario, “compra” (me compran CEDIN).

Fíjense que para el blanqueador la pérdida es la diferencia entre 1 y 6.

Para el que tiene dólares legales y quiere hacer una operación inmobiliaria, el incentivo está dado por 2/5*4. Cuanto más distancia haya entre el contado con liqui “compra” y el CEDIN secundario; y cuanto más sea la cotización del “CEDIN inmobiliario” respecto al del mercado secundario, más incentivos.

Mi argumento es: para que la diferencia entre 2 y 5 y entre y 4 y 5 sean suficientemente grandes y por lo tanto valga la pena triangular dólar legal-CEDIN-propiedad, la diferencia entre 1 y 6 será tan grande que el incentivo para blanquear no será muy alto. En otras palabras: mi pronóstico es poco blanqueo via mercado secundario.

  • El imaginador

    Rolo, el blanqueo va a venir por el lado del apriete morenista.
    “Yo se que vos tenés muchos dólares negro (digamos que el 40% de la economía en Argentina es informal), vos sabés que yo se, blanqueá algo sino te voy a buscar”. La frase es imaginaria pero creo que algo por el estilo fue escuchado ya por muchos empresarios, cámaras y demás participantes de la “escuela de moreno”

    • Lucho

      La frase no es imaginaria ya se aviso que despues del blanqueo viene las inspecciones. Nada mas “comodo” que blanquiar una parte de tus dolares negros a un tipo de cambio un poco mas bajo que el blue o comprar una propiedad, no pagar nada por evadir y evitar despues hacer malabares con las declaraciones juradas.

  • El que Mira

    Si todos los pasajeros de un barco nos subimos a un bote salvavidas …..que pasa…? Si todos nos subimos al dolar que pasa??? … Es preciso que el que puede invertir comience a instruirse para invertir, en comprar maquinaria para que el barco funcione mejor….. no les parece? El barco en esta analogía es el pais de referencia. Invertimos tiempo e inteligencia en saber hasta las cuestiones mínimas del mercado cambiario. Y hay que invertir tiempo e inteligencia en aprender cosas de las inversiones que el pais necesita -campo, industrias etc.- esto es lo que hará que funcione mejor el pais. Y al volverse mas estable… recién entonces las inversiones con el dolar, y demas cuestiones análogas, se volverán estables. ….. Chaucito….Nos vemos……!!!!!!!!

    • Andres

      Hoy, dado el gobierno que tenemos, es mas rentable apostarle al dólar que a invertir tiempo e inteligencia en aprender cosas de las inversiones que el país necesita (dado el contexto, no es fácil saber cuales son, cuanto cuestan y cuanto rinden). Esto aplica también a la telefonía… que parece que ahora querrían reestatizar.

      • El que Mira

        Hola Andres, antes que nada,
        gracias por tu respuesta.

        Quiero
        hablarte primero de un gran hombre: San Martin. Todos sabemos sabemos que hizo
        una gran campaña aquí, pero luego se fue del pais y murió hace ya tiempo. No lo
        tomes a mal, no quiero ofenderte. Pero, luego, quiero decirte que San Martin no
        va a volver por mucho que esperemos. Así como tampoco vendrá un gobierno con
        prohombres como ese. Si!. Es una mera ilusión esperar un próximo gobierno excelente
        en todas sus acciones. Y es una ilusión en la que hemos estado inmersos ya hace
        demasiado tiempo. Desde hace ya demasiados gobiernos anteriores. Todos nos
        repetimos los unos a los otros: !Ya vendrá el próximo, ya verán, será mejor que este!. Manteniendo
        esa vieja ilusión sin sentido. Hemos apostado al dólar hace ya… desde hace
        cuanto???. Siento decirlo pero lo cierto que es que solo estamos vos, yo y
        todos todos los que vivimos ahora; en este tiempo. Por eso es preciso hacer
        todo lo mejor que podamos. Porque no hay otros que lo hagan. Acciones grandiosas
        o mínimas, ubérrimas o retorcidas en extremo. Todas ellas determinan nuestro
        futuro. Hay que mirar la realidad, que es tan grande que asusta es cierto,
        aunque sea poco a poco. No es fácil, cuesta bastante; en esto seguro coincidimos. Y tengo una última cosa para decirte, hermosa y
        terrible a la vez: los gobiernos no son mas que una resultante de nosotros
        mismos.

        P.D: Me disculpo desde ya, si te he
        resultado ser exesivamente irritante en mis términos

  • Chacho Canaya

    Lucas, yo coincido con el ejercicio desarrollado. Lo que estimo es que la diferencia entre “1″ y “6″ va a ser muy grande.

    Hay un par de cuestiones que me parece que quedan por revisar y que harían que CEDIN no valga ni cerca de blue (creo que puede caer cerca del oficial o debajo):

    1º) Del que ingresa U$S: El que compra CEDIN, quiere blanquear, y blanquear siempre cuesta algo. Hasta donde está dispuesto a perder, depende de cada uno, pero si lo que está sin declarar es un monto muy grande, perder el 30% o más, puede seguir siendo negocio si me permite vivir bien acá, debilitando la punta vendedora. Lo que nos lleva a cual es la punta compradora.

    2º) Del que recibe CEDIN: Quien va a recibir el CEDIN no debería considerarlo como blue o cercano a. El beneficio del blue es que es transable al precio que yo quiera, en el mercado que yo quiera, en el momento que yo quiera, y además, que “no existe”, por lo que no tributa. Si canjeo mis CEDIN por U$S, el estado sabrá exactamente cuantos U$S tengo, tendrán que figurar en mis DDJJ y tributar. Sumado a esto, el día que quiera hacer una operación que no sea en U$S, los tengo que vender al oficial. No pueden desaparecer mágicamente de mi patrimonio y aparecer como pesos a TdeC: 8$. La obligación de tributar + solo poder venderlos al oficial me haría pagar menos que el blue.

    3º) De los receptores posteriores: Supongamos que vendo un inmueble, me pagan con CEDIN y los acepto al blue (o cerca). Esto solo me sirve si después encuentro alguien que me lo tome del mismo modo. De este modo mi patrimonio se mantiene inalterable, pero no tengo ahorro en U$S.

    El problema es que más tarde o más temprano me voy a encontrar con alguien del punto 2º que no me los pague blue y la cadena se corta. Y si vamos a la avivada argenta de declarar una venta de inmueble por menos del valor para recibir U$S en negro, quien entregue los U$S no puede dejar de declarar lo pagado, porque el estado ya conoce su patrimonio y para hacer esto deberá seguir declarando en su poder U$S que efectivamente entregó, lo que no le conviene.

    Lo único que podría darle sustento a que te paguen cerca del blue es que quien reciba los U$S lo atesore a la espera de que en algún momento el TdeC oficial vaya a superar el blue actual, por lo que necesitas de una devaluación importante, y que compense lo tributado por los U$S.

    Todo esto hablando de montos mínimamente importantes, porque el que compra 1000U$S no va a determinar precio del CEDIN, va a ser tomador de precio.

    Quisiera saber que opinas vos y el resto de los lectores.

    Gracias

    Sldos

  • Flavio Pigazzi

    la verdad que discutir sobre el CEDIN y el eBAADE me parece más intrascendente que la receta del pan casero. No tengo plata para blanquear, soy un autónomo que llega a fin de mes, que no tengo para acumular ni pesos ni dólares, que mi preocupación pasa por los precios en el super de la esquina y lo que me toque a futuro de jubilación mínima. Gracias por la receta del pan casero, pero yo prefiero un par de medialunas cada mañana y no creo muy práctico tener que dedicar una hora cada mañana para cocinar dos medialunas, menos interesante me resulta la discusión sobre el lavado de plata entre Ezptain y su banco hipotecario, las grandes constructoras que han “ganado mucho” en esta dekada y los que tienen muchos pesos y les sobran para cambiar el auto cada año, un viaje al caribe y no saben que hacer con el resto. Osea, no todo el país tiene el problema de los grandes ganadores de la dekada.

  • buxcador

    Una empresa constructora tiene 100 palos verdes. Los vende a precio blue, compra cedines, los hace pasar como venta, los cambia por dolares, y repite el ciclo. Para el que compra cedines es la panacea.

  • Pepete

    El CEDIN es un pagaré de Moreno, no vale nada, nadie lo quiere. Es la versión de “Jugando al Huevo Podrido” kernerista.

  • Francisco

    ¿Qué pasa con los ingresos brutos (provincial) y ganancias al año siguiente?
    ¿Son ingresos gravados al año siguiente en caso del IG?