Robert Solow 1, Jesús de Nazareth 1

 

Robert Solow: los países pobres pueden crecer más rápido. Claro que se tienen que poner un poquito las pilas: que haya seguridad jurídica, que haya políticas macro razonables. La “convergencia” con los países ricos es condicional: con reglas de juego más o menos comparables a las de los países ricos, los pobres crecerán más rápido, porque (1) el capital (máquinas, etc) es más productivo allí donde escasea y (2) es más fácil copiar una tecnología de país rico que lo que es para un país rico *inventar* una nueva tecnología.

Jesús de Nazareth: “a los pobres los tendréis siempre entre vosotros”.

Como en 1800 todos los países del mundo eran pobres, y ahora hay enormes diferencias, es obvio que unos crecieron más que otros, y que esas diferencias no fueron neutralizándose por las fuerzas de la convergencia. Muchos países siguieron siendo tozudamente pobres por mucho tiempo; incluso, muchos prácticamente no crecieron nada hasta fines del siglo XX. Jesús parecía tener razón.

Sin embargo, hace ya más de una década (al menos) vivimos una época de convergencia. El gráfico muestra en el eje X el PBI per cápita de los países en 2000; y en el eje Y el crecimiento del PBI per cápita en siguientes 13 años. El tamaño de las burbujas guarda una relación con la población de cada país (le queremos dar más importancia a las Chinas que a los Luxemburgo de este mundo).

No sé ustedes, pero yo veo una correlación negativa. No hay países ricos que crezcan mucho (OK, justo les tocó la crisis financiera); y hay muchos países pobres creciendo bastante. Y, cosa curiosa, a casi todos los países de mitad de tabla -ese montoncito donde están Polonia, Argentina y Chile- les ha ido razonablemente bien, sin excepciones. Por supuesto, no todos los pobres crecieron rápido: a Zimbabwe le fue pésimo, pero ahí tienen Robert Mugabe y la hiperinflación. Es obvio que les va a ir mal. No cumple el supuesto “condicional” de las fuerzas de la convergencia.

¿Por qué empezó a observarse convergencia recién ahora? Mi explicación, naive, simplista y creo que correcta (si no lo creyera, cambiaria de opinión) es fukuyamista. Desde la caída del muro, el mundo adoptó el capitalismo; desde las crisis financieras de los 90s, se adoptaron en general una mayor disciplina macroeconómica y (clave) tipos de cambios flexibles. No digo que es todo lo que se necesita para crecer. Pero es bastante. Alcanza para que los países más pobres empiecen a aprovechar los beneficios de ser pobres.

Si esto sigue, creo que habría que darle a Solow un segundo Premio Nobel. Si la convergencia perdura, creo que sería el pronóstico correcto más relevante de la historia de la ciencia económica, superando incluso a la fantástica predicción de Friedman y Phelps sobre la muerte de la curva de Phillips (que tuvo la virtud de cumplirse en seguida).

[Además Solow es un gran humorista. De Friedman decía: "A mí cualquier cosa me hace pensar en sexo; a Milton, cualquier cosa le hace pensar en la oferta monetaria". Y cuando le preguntaron por qué no discutía con los neoclásicos más extremos, que consideran que el desempleo no existe, respondió:

Imagínese que alguien se sienta ahí donde usted está sentado ahora y me anuncia que él es Napoleón Bonaparte. La última cosa que quiero hacer con él es meterme en una discusión sobre tácticas de caballería en la batalla de Austerlitz. Si lo hago, estoy aceptando el juego de que él en realidad es Napoleón Bonaparte].

  • aleyamil

    Es fácil crecer porcentualmente cuando se parte de una base muy baja. Y viceversa. (No creo que al autor se le haya pasado algo tan obvio: prefiero creer que no entendí nada).

    • pepe

      La cuestión es que, por décadas, “la convergencia” -esto es que los países pobres crezcan más rápido que los países ricos- no se observaba en la realidad. No al menos en numerosas regiones. Había que ir a buscar nuevos factores para explicar el desarrollo. Sin embargo, en las últimas dos décadas, la convergencia fue la regla, incluso más allá de la condicionalidad institucional que menciona Llach.

  • Daniel Ene

    La frase de Jesús alude a que siempre va a haber pobres, pienso por mi parte que mucho más en países ricos que pobres, por simple contraste dado que la riqueza siempre es limitada a pequeños grupos de poder para que tenga esa condición. El positivismo y el materialismo como corrientes filosóficas y científicas (la economía) pueden plantear siempre mejoras sustanciales en la distribución pero no creo que lleguen a eliminar las diferencias que hace que un humano defina la riqueza/pobreza fuera de los límites de su época y lugar. Ser rico es poseer determinados bienes considerados dentro de parámetros contemporáneos. Un pobre en Argentina puede poseer un estilo de vida, comida, salud educación y hasta un promedio de vida superior que no hubiese tenido un rey de la antiguedad al compararlo en determinados parámetros. La pobreza no es un disvalor, o lo mismo como harto escuché esta frase “es rico quien menos necesita”. Un hombre que no negoció sino para morir en la cruz para el perdón del resto de los mortales no entra en el análisis de las convergencias mundanas. Economistas 1 Jesús de Nazareth X

  • lilo

    1-”justo les tocó la crisis financiera” no es ningún accidente. La crisis hizo que los capitales migraran de los países ricos a los pobres, y que se ahorrara en comodities.

    2-Lamentable el crecimiento de México, a pesar de pertenecer al NAFTA.

  • para lilo

    No es por la crisis financiera que se produce la convergencia.

  • Gustavo Garcia

    Si por algo me gustan las columnas de Lucas es por su capacidad de proponer ideas. Puede o no conducirlo a razonamientos erróneos, pero siempre hay ideas. Gracias.

  • Gustavo Garcia

    A esta altura de los acontecimientos queda claro que la globalización y el capitalismo , con lo que él implica en cuanto a seguridad jurídica y respeto por los derechos de propiedad, son las condiciones para el desarrollo; mal que les pese a los políticos que intentan manipular a la población para mantener sus privilegios y los de sus amigos. Feliz Navidad a los amigos venezolanos.

  • Ezequiel

    Coincido que si jugas con las mismas reglas podes aprovechar las ventajas de ser un pais pobre como por ejemplo, tal como mencionas vos, menores costos y menor competencia. Pero al final jugas con las reglas que armaron las potencias en funcion de sus propios intereses, por lo cual tenes todas las de perder.

    Seguro que seguir las reglas te va a dar un horizonte para crecer pero con un techo muy bajo. Los paises Europeos empobrecidos como Espana y Portugal son casos de ello, crecieron jugando con las reglas hasta llegar a su limite.

    Si te fijas en las ultimas decadas las grandes ventajas economicas que se tuvieron frente a las potencias fueron por NO jugar con las reglas establecidas.

    Por nombrar un par:

    1. Aumento del valor de venta del petroleo: Los principales paises productores coordinaron subir considerablemente el precio, rompiendo cualquier regla de anti monopolio. Esto fue un durisimo golpe a la economia de EEUU y le lleno de divisas a esos paises.

    2. El ‘modelo china’: China tiene muchas de sus ventajas competitivas al no obedecer en su totalidad las reglas establecidas.

    Las potencias establecieron un modelo en donde lo que ellos producen vale un monton y lo que produce el resto vale poco, con lo cual simplemente comerciando se quedan con todo. Hay que romper esa dinamica si se quiere dar un salto hacia el futuro de manera sostenida.

  • Flavio Pigazzi

    lo que suele producir que los países pobres crezcan a altas tasas es la tasa de natalidad, el aumento de la población se traduce en aumentos de producción y de consumo, aunque sea a un nivel per capita ínfimo. El mejor caso es China o es india. Agradezcamos que este crecimiento del producto nacional sea alto en esos países, porque con sus altos indices de natalidad, el aumento de la población y su envejecimiento, esos países si no crecen explotan de pobreza extrema como le pasa a algunos países africanos.