Mauricio y el peronismo

 

 

 Our friends are all aboard

Viene fuerte el Submarino Amarillo: Macri ya está primero en algunas encuestas. ¿Puede ganar? Es muy curioso el caso de Macri. Ahora nos olvidamos, pero hace diez años se decía que no podía ganar en la Capital, porque era el electorado más “progre” del país. Luego pasamos al extremo opuesto: “es un fenómeno porteño”. Nunca comulgué con ese pesimismo sobre sus posibilidades electorales fuera de la Capital. El voto en Villa Lugano, por ejemplo, está muy correlacionado con el voto en GBA, y a Macri le iba bien allí incluso antes de ser Jefe de Gobierno.

Las encuestas no son como los mercados: los números no reflejan eventos futuros. Los próximos mojones son, probablemente, a favor del líder del PRO. Convención radical en tres semanas que podría llevar a todo o casi todo el radicalismo a una Unión Cívica para el Progreso (UC-PRO). Entre el 12 y el 26 de abril, PASO en Salta, Santa Fe, Mendoza y CABA, tres de ellas con buenas perspectivas para PRO y aliados.

Más allá de las mil consecuencias y escenarios que podría traer un triunfo presidencial de Macri, con apoyo de toda o casi toda la UCR, quería plantear la siguiente pregunta, para la que no tengo una respuesta: ¿cómo sería el mapa de partidos políticos argentinos durante una presidencia macrista?

Dato 1: la billetera pesa mucho. Si hoy ya hay algún peronista (Reutemann) incorporado “al cambio”, me imagino a muchos otros peronistas haciéndose macristas, o como mínimo no haciendo oposición.

Dato 2: en términos relativos al tablero político de la Argentina, y con todas las dificultades que hay para estas cosas, PRO está a la derecha del mainstream nacional tanto en lo económico (¡me alegro!) como en lo que los yanquis llaman “social issues” (aborto, matrimonio gay, subsidio a escuelas religiosas). Macri, su persona, parece liberal en comparación al mainstream de su partido, pero en los votos sobre estos temas sus diputados han estado más a la derecha que, por ejemplo, el kirchnerismo.

Dato 3: si Macri gana, el PJ es derrotado. Si Cristina no está muy involucrada en la campaña, ella podría ser uno de los líderes de la oposición. Esto depende de muchos factores (judiciales, entre otros) pero de momento Cristina mantiene una fuerza política muy relevante, que amainaría pero no desaparecería una vez que pierda la billetera.

En esas condiciones, ¿no podría ocurrir (la hipótesis es arrojada) que un gobierno de Macri fuera algo parecido a un gobierno de una Democracia Cristiana europea? ¿”Desde dónde” -frase que odio- se le haría oposición? ¿No podría la Argentina llegar a un esquema “normal” de un partido del centro tirando a la derecha y otro más a la izquierda, formado por la izquierda peronista y, quizás, la no-extrema izquierda no-peronista?

Es sólo una pregunta. Y, quizás, una expresión de deseos. El bipartidismo tradicional argentino siempre fue una ridiculez en la que competían dos “catch-all” parties, no muy ubicables a izquierda o derecha. Ya sé, cayó el Muro, terminaron las ideologías. Pero en casi todas las democracias maduras del planeta, y probablemente en todas las bipartidistas, uno puede señalar un centro político y un partido a cada lado de ese centro.

  • Niko Talia

    Peronistas haciéndose macristas??? NO lo fueron entonces nunca.
    Reutemann, hay q recordar los desastres de santa fe y el asesinato de pocho lepratti, el angel de la bicicleta. También las terribles inundaciones por falta de obras. La lista es larga…..pasa q parece q ganaría Del Sel q sabe de política y gestión lo mismo q yo de ucraniano.

  • mula83

    Seria sobre todo mas justo para los votantes que mas alla de algun matiz sabrian que plataforma electoral estan eligiendo. Por poner un ejemplo, un Nestor K que aplaudio a rabiar a Menem, que apoyo la privatizacion de YPF, que era discipulo del Mingo, que subio al poder de la mano de Duhalde no podria haber pegado el salto al “progresismo” (sin intencion de debatir si el Krichnerismo es progresista, al menos en su relato intenta convencer de que lo es).

  • ANGEL

    NO TE HAGAS ILUSIONES PELADO INCIPIENTE… VOLVEMOS A GANAR…

    • Garrotes

      Cuándo decis “volvemos” te referis a Sicoli o Randazzo? porque con cualquiera de esos dos se acaba el Kirchnerismo. Son peronchos de pura cepa que lo primero que harán será matar a su madrina política

  • Marcelo Adrián Ochotorena

    Mas allá de la mirada electoralista, creo que es muy oportuno que el peronismo no tenga una nueva chance, sin que sea el radicalismo -imposible, por cierto- la alternativa y que tampoco lo sea el pseudo/peronista excomulgado, que terminará mimetizándose con el peronismo tradicional. Es tiempo que ésta Argentina se le rebele a su propia historia de los últimos 70 años, y que las fuerzas de poder más concretas -peronistas, obvio- se acomoden a un proyecto menos coyuntural, mas republicano. En este contexto, tu hipótesis parece muy defendible.

  • Charrua

    A tanto de las elecciones y sin los candidatos realmente definidos, cualquier resultado de las encuestas que no sea abrumador no vale mucho.
    En cuanto a sí podría el sistema de partidos argentino evolucionar a un esquema más “normal” en caso de ganar Macri, no lo veo.
    No sólo porque en caso de ganar, probablemente necesite la ayuda de diputados y senadores que no serán de centro derecha, sino porque el partido de oposición tampoco sería TAN claramente de centro izquierda. El kirchnerismo si, pero las lineas internas tienden a esfumarse bastante rápido en el peronismo, sobre todo cuando pierden.
    Ah, y un bipartidismo construido sobre dos partidos catch all poco definidos ideologicamente no es ninguna ridiculez. Funcionó en USA y Uruguay durante muchas, muchas décadas.

    • Julio Argentino

      En USA, si obviamos al Sur, la ambigüedad ideológica dejó de funcionar en 1932. No creo que cuente.
      Pero en LatAm antes del s. XXI sí ha sido común la ausencia de una polarización partidaria entre izquierdas-derechas. Caso bipartidista más llamativo que Uruguay en LatAm (por su estabilidad libre de golpes): Venezuela. Y también Colombia.

      • Charrua

        Bueno, “si obviamos al Sur”, si, pero descartar una regíon bastante importante permite hacer muchas cosas.

        • Julio Argentino

          Era importante, aunque minoritaria. Igual, no es el punto, el punto es que tenía una historia electoral excepcional marcada por la guerra y la Reconstrucción posterior que les “impedía” votar al partido que los había humillado. Por esa excepcionalidad no es un buen ejemplo para entender el desarrollo partidario en Occidente tras la llegada de las masas a la vida política en la primera mitad del s. XX.

          • Charrua

            Entiendo el punto, pero de todos modos, quedamos en lo mismo. En los sistemas presidencialistas de nuestro continente, no es (o era) raro ver bipartidismos construidos alrededor de dos partidos catch all poco ideológicos.

            En ese sentido, el “bipartidismo” argentino no tenía nada de peculiar.

  • fmcapo

    Otra acuarela de Management & Fruit, la que le dio 37% a Cristina en 2011. Poliarquía tuvo números hace poco, y también IPSOS Mora y Araujo. Pero esas, las buenas, Clarín no las pulbica, ¿por qué será?

  • Julio Argentino

    Keep dreaming.
    La ideologías existen, basta ver cualquier discusión entre economistas, científicos sociales o intelectuales sobre propiedad privada, igualdad, derechos laborales, Piketty, etc. Pero Durán Barba tiene razón, a la mayoría de los votantes no les importa nada eso, les importa su bolsillo. Los partidos socialdemócratas europeos no tienen votantes ideológicos, tienen “trabajadores” (esto es, personas en relación de dependencia no profesionales fuera de los dos primeros deciles de ingresos y a menudo en ocupaciones bastante sindicalizadas) que identifican al partido con su bolsillo, identificación que está anclada en la historia y tradición de esos partidos, desde las luchas por el sufragio universal a fines del s. XIX y principios del XX y hasta la consolidación del Estado de Bienestar en la posguerra (“yo tornero, voto socialista, mi padre lloró de emoción con Miterrand y mi abuelo, también socialista, peleó en la Resistencia”). Acá esa función la cumple un partido que tuvo durante diez años el gobierno democrático más pro-mercado que la gente recuerde.

    Pero bueno, si es por soñar, uno podría imaginarse, al margen de esta elección, un proceso de más largo plazo en que el massismo (cuya candidatura con apoyo de intendentes pero por fuera del PJ es, si se mantiene esa escisión del PJ, un dato tan o más novedoso que las encuestas favorables al PRO) y el macrismo converjan hacia una unión de centro-derecha tradicional con arraigo nacional que absorba a la mayoría de los peronistas conservadores o pro-mercado que queden. Con el paso del tiempo y el olvido del menemismo, esa alianza permitiría consolidar una agenda de centro-izquierda en el PJ, que haga más consistente su función de “partido de los trabajdores”. Pero el PJ no desaparecería, desaparecería su ambigüedad (lo cual no es tan llamativo, después de todo, el Partido Demócrata fue fundado por un librecambista como Jackson y tuvo el apoyo de la oligarquía sureña).

    La UCR, en cambio, sí perdería ya para siempre su peso histórico (con suerte, podría rearmarse como partido minoritario de centro, a la manera de los Lib Dems, con la diferencia de que en un sistema presidencialista ese tipo de partido nunca va a ser kingmaker).

    • lllach

      el argumento “las ideologías existen” es *a favor* de que se “ordene” el tablero, no en contra. Sí, más o menos en esas líneas que vos apuntás.

      • Julio Argentino

        Sí, sí, entendí ese deseo del post, y creo que lo comparto. Por si no se me entendió, mi punto era: “sí, las ideologías existen, pero no importan” (o pueden no importar, i.e. no tienen por qué determinar el desarrollo político de un país). Los que piensan ideológicamente son minoría siempre.

  • Debede

    CABA no toma deuda para amoritguar el déficit fiscal que tiene a pesar de haber aumentado la recaudación? Sino me equivoco principalmente aumentaron gastos en publicidad y sueldos estatales. Se parece bastante a la definición económica de populismo lo de CABA.
    Mucha carga simbólica difícil de contrastar con la realidad veo en ese voto y el planteo que haces.

    • Lysander

      Hace no mucho (Julio 2014) el ministro de hacienda porteño se jactaba de como CABA era la unica “provincia” de Argentina que no cubria gastos corrientes con deuda. Es posible, pero realmente no se si es cierto.

      Por otro lado, CABA incremento sus colocaciones de deuda en 3x en la gestion Macri. A tasas similares a las del gobierno nacional.

      • aleyamil

        Hasta que alguien lo desmienta (o lo actualice), voy a creer en esto: http://www.lanacion.com.ar/1711536-el-deficit-publico-de-la-ciudad-de-buenos-aires-se-duplico-en-un-ano

        • Lysander

          Bueh, la nota dice basicamente lo mismo. Todo bien con tomar deuda para obra publica (es lo que corresponde), pero el monto y las tasas son muy elevadas para mi gusto.

      • Debede

        Perdon el dela., http://www.chequeado.com/medio-medio/1995-tiempo-argentino-macri-triplico-la-deuda-externa-de-la-ciudad.html.
        En ese Link argumentan que la mayor parte de la deuda fue a gasto corriente porque se mantuvo constante la inversión en infraestructura.

        Y efectivamente hay una tendencia que se mantiene desde que asume el PRO en CABA donde hay un aumento fuerte en la recaudación de la mano de un aumento mayor en gastos. Con estos problemas para manejar CABA, como se supone que va a hacer para gobernar el país?
        Hasta Ibarra en el peor momento mantenía superávit siendo que para obras de infraestructura,por ej en subte, tenía vedada la posibilidad de financiaciarlo con deuda…

    • aleyamil

      Exactamente. Me cae bien que el PRO sea, digamos, modernoso, pero me cae muy mal que no tenga las cuentas en orden. En ese sentido (que es para mí fundamental) el PRO es lo mismo que el cristinismo. Recaudan mucho pero son gastadores compulsivos. Y eso a fin de cuentas se paga. Sabemos que no hay almuerzos gratis.

  • Diestro

    Qué tiernos todos los circunloquios y matices en «Dato 2» para no decir, llanamente, que el PRO es un partido de derecha.

    • Garrotes

      En el mapa político argentino la gran mayoría de las izquierdas modernas del mundo serían de derecha (Chile, Brasil, Francia, etc)

      • lllach

        muy bueno Garrotes. Es eso lo que quise decir. En el mapa mundial PRO no me parece de derecha, en el argentino sí.

        • B-K

          con onda pregunto, cuentan a venezuela, cuba, bolivia, ecuador, grecia (je) en su mapa mundial? todos esos me parece que estan mas a la izquierda que el kirchnerismo…

          • Lysander

            El mundo es bastante mas grande que 5 paises. De todos modos, todos los que mencionaste tienen el mismo corte populista que el Kirchnerismo. O incluso menor. Evo Morales sera todo lo zurdo que quieran tiene una de las economias mas ordenadas de Sudamerica.

  • Carlos

    No creo que gane Macri, aunque respeto mucho su gestión en CABA, estas encuestas tanto tiempo antes de la elección no indican nada.

    Por otro lado, si ganara estaría en minoría en el congreso con un senado peronista (como es desde hace 70 años) y no podría hacer mucho ya que el peronismo se dedicaría a hacer oposición salvaje.

    En este país eso de que “el que gana gobierna y el que pierde ayuda” nunca funcionó…

    • http://www.lanacion.com roberto

      ¿Cómo que no? “El que gana conduce y los demás acompañan” dijo el general. Y no podemos negar que los peronistas Kirchner condujeron el mayor latrocinio de la historia argentina y los peronistas de todos los “ismos” que lo componen y muchos “contreras” los acompañaron en el robo permanente con abnegado entusiasmo. Y así quedamos….

  • Vitocita

    ¿No podés reflexionar en castellano? ¿Qué es un catch all party?

    • fede24

      Googlee m´hijo. Es una buena forma de desasnarse. El partido atrapalotodo (también partido multicomprensivo e incluso partido escoba; en inglés catch-all party) es un tipo de partido político que busca atraer votantes de diversos puntos de vista e ideologías, en contraposición con otros partidos que defienden una ideología determinada y que buscan votantes que se adhieran a esa ideología. Fuente: Wikipedia

  • Julio Argentino

    Mauricio Macri: “Reivindico 100 por ciento las banderas del justicialismo”. Jeje, el Macri que enamora.

    • Lysander

      Otro candidato invotable en mi libro :(

  • roberto

    Juan José, yo soy un viejito tonto y esperanzado. ¿tendrá la Argentina alguna vez un partido que se pueda llamar “Solamente tipos decentes” y aparte los demás. Creo que sería la única forma de lograr empezar a tener una democracia, que no nos hagan creer que democracia es votar cada dos años, acá nunca hubo democracia, que yo conozca. O sea hace 70 años que empecé el colegio. Algo quiso hacer el único totalmente decente que tuvimos, Don Arturo Umberto Íllia, y así le fue. Y además empezar a darle algo de bola a ese librito archivado y olvidado entre las cosas viejas en las bibliotecas del Congreso, de el Palacio de Tribunales y sobre todo de la Casa Rosada. Se llama Constitución Nacional. Saludos y gracias.

    • aleyamil

      No es nada decente “ganar” una elección en la que se proscribe al partido mayoritario.

      • http://www.lanacion.com roberto

        Deberías pensar antes de contestar. Dije que el único presidente decente PERSONALMENTE en la historia reciente ha sido el Dr.(médico)Arturo Umberto Íllia. Las condiciones eleccionarias de entonces eran esas. ¿O Kirchner no se hizo del gobierno con el 23% de los votos? Y es el mejor ejemplo contrario a la decencia en el ejercicio del poder.

        • aleyamil

          Ok, fueron todos indecentes. Illía también. Si hubiera sido decente no habría aceptado encabezar un gobierno que llegó al poder mediante fraude. (Al margen, es raro que Videla y compañía no aparezcan en tu extensa descripción de indecencias).

          • DanielV

            Y porque acepto Kirchner? bueno…ya sabemos el nunca fue decente.

          • http://www.lanacion.com roberto

            Lo único que deberías hacer es ir a Cruz del Eje para ver la casa donde vivió, atendió a sus pacientes y murió un ser humano que llegó a Presidente de la República Argentina. Y entonces pedirías perdón de rodillas al Cielo por tus desatinos. Andá y luego compáralo con (solamente) los dos pisos y las cocheras en Puerto Madero. Y si hay algo de vergüenza dentro tuyo jamás harías ningún comentario más sobre este tema.

          • aleyamil

            Nadie niega la austeridad ni la honestidad económica de Illia. Pero si él hubiera sido realmente decente, no habría aceptado ser presidente sabiendo que las elecciones de 1963 fueron sólo un simulacro de democracia.

  • julián

    los partidos tradicionales arrastras dogmas desde sus inicios. Inclusive muchos de sus protagonistas tal vez han debido “jurar” por ideales obligándose a mantener criterios claros. Sin embargo lo escucho hablar a Macri o a Michetti y no veo en ellos ese convencimiento, ese discurso certero que sólo lo permite una ideología.
    Mas bien los veo ideológicamente inocentes. No quiero decir que no tengan ideología porque no tendría sentido sino que no se sientes atados a ningún “enlatado” del siglo pasado

  • Nico

    Creo que un primer enfoque es la adherencia a un partido politico. En la decada del 80, 2 de cada 3 argentinos decian pertenecer a un partido. Hoy dudo que el 10% de la poblacion tenga esa identidad. Por lo tanto se puede dar un reordenamiento politico donde Pro-UCR y PJ coexistan en un gobierno nacional pero no asi en las jurisdicciones. Hay que verlo mas como franquicias abiertas por lideres con arrastre popular que sellos. El kirchnerismo, por otro lado, sin el atractivo de una formula ganadora (o los recursos del estado) va a perder un gran caudal electoral. Muchos de sus lideres van a saltar a expresiones politicas que le garanticen continuidad y propondran lo opuesto a lo que hacen hoy sin rasgarse las vestiduras. El rpoblema de esta organizacion politica partidaria es que depende mucho mas de personas que de instituciones y tienden a ser inestables a traves del tiempo.

  • Lysander

    Creo que vamos a ver mucha coincidencia entre el Pro y el Peronismo si Macri gana las elecciones. ¿Alguien escucho las declaraciones que hizo ayer?

    Seria muy triste que eso pase. Significaria que los cuatro principales candidatos a presidente en Argentina son todos del mismo partido politico.

  • DanielV

    Me parece que hay un punto que se olvida: La ausencia ideologica del Peronismo.
    George Bush podria ser peronista…en terminos de la ideologia peronista….Me explico: El peronismo nace en el facismo de los cuarteles, contiene a la extrema izquierda de montoneros, y vuelve a sus origenes con la extrema derecha de la triple A, pasa por el centro de Menem y la izquierda light de Kirchner…y esta bazofia dirigista actual….Al fin y al cabo la unica ideologia, el unico amor universal del peronismo…y alli radica su fuerza es su amor incondicional con el poder…cualquiera que lo dirige suma fuerzas peronistas mientras tenga poder.

    Ya lo dijo su lider inicial: “Me preguntan si soy de derecha o de izquierda…Que quieren?? un lider manco??”
    Claramente Macri puede ser peronista y sumarlo a Barrionuevo…mirá lo que te digo.