La extraña jugada de Daniel Scioli

 

Qué apropiada es la caricatura de Scioli que hacen en el programa de Lanata. El hombre la paciencia infinita. La década dudada. Pero en un momento clave tomó una decisión: se acomodó hacia las presidenciales del 2015 como el único candidato con aspiraciones de triunfo y al mismo potable para buena parte del kirchnerismo (en particular, para su jefa).

Es una apuesta que, como todas, puede salir bien o mal. Quizás el resultado más favorable para Scioli en provincia sea un triunfo de Massa pero no descollante. Ni un aluvión massista que coloque al Jefe de Gabinete Legitimador de la Manipulación de Estadísticas Sergio Massa como front-runner; ni un triunfo kirchnerista que permita soñar con una reforma constitucional. En ese escenario de mediocridad, de algo parecido a un empate, al kirchnerismo le quedarían como opciones para 2015 mandar al muere a un candidato del riñón (Alicia, Abal) o apoyar a Scioli. Otros gobernadores no dan ni la fidelidad ni las chances de ganar.

No son claras las ventajas para el kirchnerismo de apoyar a Scioli en la presidencial (sabemos desde Maquiavelo que lo primero que tiene que hacer el príncipe es asesinar a su antecesor) pero algunas hay. Por ejemplo: cambiar apoyo presidencial por una buena participación de diputados fieles –si existe tal cosa– que de alguna manera condicionen su mandato. Respecto a pactos judiciales oscuros, me cuesta más creer que se pueden firmar esas cosas.

En todo caso: a mí me sorprendió verlo cerrar filas. Veremos cómo le sale.

  • loquesea

    ” a mí me sorprendió verlo cerrar filas”

    Por que las internas de los impresentables no son mensurables en planillas de cálculo. Y las disputas están fueran de las minorías intensas 2.0 sobre todopara la Intelligentsia carente de representatividad

    Peor áun cuando quien intenta elucubrar no tiene la menor idea de lo que está “intentado pesar”.

    Es mejor dedicarse a la especialidad de uno

    • 1opinion

      “Porque” o “por qué”, that is the question…

      • rob

        Mister, the details are not those who have

  • Daniel Ene

    Así como hay una caricatura para Scioli, este mismo es una caricatura del “modelo”

  • Facundo

    Falta mucho para 2015 pero los KK odian a Scioli (bueno a quien no odien que no sea un chupamedias servil) y si Cristina puso a Insaurralde, también podrá bendecir a algún gobernador (Uribarri, Urtubey) o ministro tal vez (¿Randazzo?). Y si a Massa le sale la jugada bien, Scioli que se vaya despidiendo.

  • Fabian

    A mí no me sorprendió. Apoyó la reforma del consejo de la Magistratura y fue Vice de Menem, y …
    Me acuerdo de su cara cuando no podía pagar los aguinaldos y no le atendían el teléfono. Se imaginan lo que serían sus próximos dos años sin financiación.
    De todos modos no ha sido una mala carrera para alguien que no debió haber salido del agua. (Motonáutica) vicepresidente y gobernador.
    Por suerte tomó esta decisión, sino los bonaerenses la pasaríamos muy peo muy mal, aún peor. Por ahora, me conformo con poco.
    Esta elección tiene un único objetivo, reforma de la Constitución o no.
    El Congreso ya fue congelado anteriormente cuando los K perdieron las legislativas.

    • Facundo

      No fue vice de Menem. Los vices de Menem fueron Duhalde 89-95 y Ruckauf 95-99.

  • Barricade

    Scioli es un boludo, simplemente. Aún si llegara a la presidencia, cosa dudosa, no sabría que hacer. Su naturaleza lamefalos lo convierte simplemente en un sirviente, es su naturalezaserlo. Nació y morirá siendo sirviente. Le llega una presidencia y no sabe que hacer.

    • Barricade

      Me está pegando fuerte el alemán, con sorpresa veo que tiendo a repetirme.

      • Barricade

        Tiendo a repetirme.

  • Eugenio Caldararo

    Es bastante simple.

    Para participar de la política hay que entrar por un partido político. Con ese fin se necesita mucha gente con una misma idea. Como la gente no tiene la predisposición para armar un partido político, entran por uno ya armado.

    Algunos entran por el radicalismo, otros por el peronismo.

    Se suman a los espacios trantando de crecer internamente para a futuro lograr una banca, un gobierno provincial o nacional.

    Son formas cortoplacistas de hacer política. No son partidos construidos en base al dialogo, sino basadas en aspiraciones propias.

    Nestor construyó su poder así, pero afanando desde el día uno. Siempre se sumo al barco peronista, porque es el aparato político que ya tiene armado y no necesita conseguir gente. Todos los que están en el peronismo, o en el radicalismo, no saben gestionar equipos de trabajo con fines en común. Por eso carecen de compromismo con el partido, o con la política.

    Lilita está sola, porque tiene la energía de construir un partido pero no sabe dialogar. Es tan autoritaria como a quienes critica. Aprendió a desconfiar de todos, y a veces le resulta, pero a veces se pasa. Sin argumentos ni prubeas acusa de corruptos. Y lo mucho que conoce de derecho e historia se le vuelve en contra porque no entiende como funciona el sistema de precios, el sistema tributario, o acusa de vaciamiento sin fundamentos, lo que hace que su denuncia resulte en un “investiguese”.

    De Narvaez, Massa, Lavagna, Redrado, Scioli, De la Sota, entre tantos otros, se quieren sumar al barco del peronismo.

    No comparten valores, no tienen un equipo, o equipos de gestion interdisciplinarios. Siguen un nombre de partido, dejando, cuando necesiten, valores de lado.

    El único partido que viene a romper con la estructura vieja de la política que viene de fracaso en fracaso, que se fue creando con el tiempo, en base a valores innegociables, talento, pluralidad y dialogo es el PRO.

    Y la convicción de los que integran el PRO, al estar basada en esos valores, en tolerancia y en respeto, tiene una fortaleza única. Sus integrantes muy dificilmente se bajen. Mientras que la relación que une a cualquier otro político con su partido es débil. Dejaron a Menem apenas terminó su mandato, y dejarán a Cristina los remanentes peronsistas en el oficialismo, apenas ella termine el mandato, sino antes. El radicalismo carece de liderazgo, de ideas, de propuestas. El principal referente de la Coalición Cívica acaba de abandonar el barco en la Provincia.

    Esas debilidades harán que el PRO, como lo hizo los últimos 10 años, cada día gane más fuerza. Nunca trabajé en el sector público, siempre en el privado, no pertenezco al PRO, ojalá algún día pueda pertenecer. Como decía Sebreli, si los mejores no se meten en la política, le dejan el lugar a los peores.

    La esperanza es esa, que los mejores se metan, en el único espacio con poder real de cambiar el futuro de este país. Es la única forma de desplazar a los políticos que vienen destruyendo hace décadas el potencial de este país. La responsabilidad recae en nosotros, no en otros. Si no participamos, la culpa fue nuestra.

    • Julio Argentino

      Jajajajajaja, boludo, si vas a hacer propaganda, aprendé a reemplazar los wall of texts con ideas cortas y efectivas. Es algo que los equipos del PRO ya aprendieron.

      • Eugenio Caldararo

        Quizá no me interesa llegar al segmento de las ideas cortas y efectivas.

    • Daniel Ene

      Concuerdo Eugenio. Hubo una quiebra en el 2001 con el “se vayan todos”. Hubo otra hace poco como el 8N y 11A, pero muy pocos políticos han capitalizado estos reclamos, que se me antojan caprichosos, sin sustento participativo y base para una democracia real. Mientras, parece haber un desgaste de figurones como Scioli, que luego será Massa o vaya a saber quien mas.

      Las ideologías han quedado obsoletas, y el neoliberalismo o liberalismo tampoco es la respuesta a un mundo que encara nuevas demandas sociales y que producen estos reacomodamientos espasmódicos de figurones con fines de corto plazo.

  • Julio Argentino

    Facundo, Urtubey es tan intragable como Scioli para el kirchnerismo de riñón. Uribarri no, pero si Insaurralde no gana va a ser prueba suficiente de que con poner el sello del FPV a cualquier semiconocido fiel no alcanza para ganarle a candidatos ya firmes y establecidos (Scioli, Massa). Yo no creo que, a pesar de la jugada (para nada extraña) de Scioli, el kirchnerismo puro (en definitiva, Cristina) termine cediendo. Será Alicia o Capitanich (Randazzo o Abal no tienen chances). Preferentemente Alicia, que tiene el apellido y eso basta para que postularla esté lejos de mandarla al muere. No es ficha segura como Scioli, se juega a perder, pero el kirchnerismo no cambia su esencia. Puede cambiar un decreto sobre hidrocarburos, pero no su ley. Muere con ella. Y quienes traten de analizar sus decisiones desde una óptica de rational choice (le damos el mando a Scioli a cambio de mayoría de diputados -wtf?-) no van a entenderla.

  • Val

    “No son claras las ventajas para el kirchnerismo de apoyar a Scioli en la presidencial: sabemos desde Maquiavelo que lo primero que tiene que hacer el príncipe es asesinar a su antecesor”

    Caés en la falacia de racionalidad. No podés anticipar la acción de un actor basándote en que una acción le convenga. Duhalde pensó que iba a controlar a Kirchner y se llevó un chasco. Estos tipos, sin candidatos orgánicos que les aseguren un triunfo, y con un Scioli que les diga todo lo que quieran escuchar, pueden llegar a ser tan torpes como Duhalde…