¿Dios creó el ojo?

Darwin estaba muy preocupado por cómo el ojo pudo ser un resultado de la selección natural. Es realmente sorprendente. Él mismo confesaba su sorpresa en una cita que a veces se saca de contexto, mencionando esta frase:

El suponer que el ojo con todos sus arreglos inimitables para ajustar el foco a distancias diferentes, para admitir diferentes cantidades de luz y para la corrección de aberración esférica y cromática, pudiera haberse formado por selección natural, parece, y lo confieso francamente, absurdo hasta el más alto grado.

cuando el párrafo completo es el que sigue:

Parece absurdo de todo punto – lo confieso espontáneamente- suponer que el ojo, con todas sus inimitables disposiciones para acomodar el foco a diferentes distancias, para admitir cantidad variable de luz y para la corrección de las aberraciones esférica y cromática, pudo haberse formado por selección natural. Cuando se dijo por primera vez que el Sol estaba quieto y la Tierra giraba a su alrededor, el sentido común de la humanidad declaró falsa esta doctrina; pero el antiguo adagio de vox populi, vox Dei, como sabe todo filósofo, no puede admitirse en la ciencia. La razón me dice que sí se puede demostrar que existen muchas gradaciones, desde un ojo sencillo e imperfecto a un ojo completo y perfecto, siendo cada grado útil al animal que lo posea, como ocurre ciertamente; si además el ojo alguna vez varía y las variaciones son hereditarias, como ocurre también ciertamente, y si estas variaciones son útiles a un animal en condiciones variables de la vida, entonces la dificultad de creer que un ojo perfecto y complejo pudo formarse por selección natural, aún cuando insuperable para nuestra imaginación, no tendría que considerarse como destructora de nuestra teoría.

Manifestaba yo mismo en mi cuenta de twitter estas sorpresa ante la selección natural como creadora del ojo y el usuario @alejjaran me refirió a este video. Ocho minutos, pero de esos que valen la pena. Te enterás que no, que Dios no creó el ojo:

La peor cola del mundo es de una argentina

De una película argentina. ¿Habremos puesto plata todos por esto?:

Pensé que al final iba a aparecer Capusotto aclarando que era una jodita.

Los mineros saben economía

Marche acción anti-monopólica contra los 33: se cartelizaron para poner un precio a sus entrevistas (45.000 dólares). El incentivo a no respetar el precio es pequeño porque todos los ingresos por entrevistas se socializan. Y, tratándose de entrevistas que serán muy difundidas, es casi imposible hacer trampa: si te hacés el vivo, los otros 32 se van a dar cuenta. Y creeme que no está bueno enfrentarte a 32 duros hombres que le vieron la cara a la muerte.

En Argentina los estatizaríamos —  ”Mineros Para Todos”.

Soy un bobo

Ahora que me pasé a la bicisenda puedo postear esto con autoridad. Pero antes debería comprarme casco.

¿Era nazi Vargas Llosa?

La reacción canónica de nuestra intelligentsia progresista ha sido: es buen escritor, pero no concuerdo con sus ideas. Ejemplo (uno entre miles): Abelardo Castillo en Ñ (no hay link).

Me molesta. Que ha sido buen escritor, qué sé yo, no soy experto. Me gustaron sus libros, aunque obviamente como economista creo un poco en la productividad marginal decreciente — pulir es trabajoso, y Borges habría sido menos pulido si hubiese sido tan prolífico como Vargas Llosa. (De hecho, el reguero de poemas de la tercera edad borgeana es lo que menos prefiero). Y Vargas Llosa es como se dijo alguna vez de Osvaldo Soriano: un escritor con una rara peculiaridad– escribe. Para mi gusto hay libros grosos (La ciudad y los perros), otros un poco menos (La fiesta del chivo y La guerra del fin del mundo), otros que mucho no me coparon (Historia de Mayta). Ah, ¡y me encantó la película, sí, la película, Pantaleón y las visitadoras!

Así que lo de “buen escritor” lo acepto. Lo que me molesta es el “pero”. Eso de “gran escritor, pero sus ideas…”

¿Será que me hace acordar a lo de “Maradona fue un grande como jugador, pero como persona-padre-técnico-etcétera…”? Puede ser.

Claro que cada uno piensa como quiere, y puede no pensar como Vargas Llosa. Pero ¿es nazi Vargas Llosa como para que la primera reacción sea “pero sus ideas”? Si a un liberal realmente democrático le dan el Premio Nobel, es de mal gusto que un socialdemócrata realmente democrático reaccione, primera cosa, diciendo: “me gusta como escribe, pero sus ideas políticas…”. Cuando a un socialdemócrata le dan el Premio Nobel, como debería ocurrir casi siempre con un premio que se elige en Suecia, of all places, ¿hay algún liberal que se escandalice diciendo “pero ¡sus ideas, sus ideas!”? No. Eso se guarda para los Heidegger, los Ezra Pound, los Kipling.

¿Qué hizo Vargas Llosa, políticamente? Quiso aplicar en Perú el Consenso de Washington, es decir, las políticas que hoy practican todos los países del continente excepto Venezuela. Noticias, noticias del mundo, señoras y señores: la revuelta neoliberal ha triunfado. Ha triunfado en América Latina. Y en la última década ha consolidado su victoria gracias a practicantes insospechados, que lo hacen con disimulo: los Lula, los Mujica, los Alan García y hasta los Kirchner de este mundo han abrazado el neoliberalismo. ¿Qué era el neoliberalismo? ¿No eran las recetas del Consenso de Washington? Aquí están: que no haya grandes déficis fiscales, que la moneda no está muy apreciada, que los servicios públicos estén en su mayoría en manos privadas, que no haya obstáculos excesivos al comercio exterior. Todo lo que hace hoy casi toda América Latina. Argentina incluida, con sus condimentos de política criolla.

¿Qué más hizo Vargas Llosa? Criticó mucho a Fidel Castro, cosa que no debería sorprender de alguien que hizo carrera criticando a los gobiernos no democráticos del mundo y especialmente del continente (a Trujillo le dedicó un libro, y llamó al PRI mexicano “dictadura perfecta”).

Y entonces empiezo a entrever lo que me molesta. Me molesta la doble moral. ¿Podés pensar que sos “del palo” de Lula y de Castro y que por eso te molestan las ideas de Vargas Llosa? Solamente si sos un cínico. La política democrática y neoliberal de Lula no podría ser más opuesta a la política autoritaria y literalmente comunista de los Castro. Tenés que elegir. El famoso programa “Bolsa Familia”, supuestamente la gran política inclusiva de Lula, como la Asignación por Hijo aquí, es bastante parecido a lo que siempre propuso Milton Friedman como política social. Si te gustan las políticas de Lula en Brasil tu diferencia con Vargas Llosa es de matices, de estilos: un poco más de discurso anti-yanqui sin consecuencias, un poquito más de foro anti-Davos, un poquito más de crédito estatal a los grandes conglomerados industriales. Si te gustan las políticas de Castro en Cuba no te puede gustar Lula: tenés que tomar las armas o ser un cobarde.

Castro o Lula, tenés que elegir. Y si elegís Lula, el “pero sus ideas políticas”, guardátelo un rato. Decilo, pero no en el minuto uno, apenas recibe el Nobel, como si fuera una gran mancha en su carrera. Son los debates del gran diálogo democrático, así que lo podemos discutir después. Otro día. Cuando estemos hablando de eso.

El post más alto del mundo

Los co-bloggers que hicieron posts a 7200 metros de altura, en pleno Everest, vuelven a la llanura (“que desde lejos nuestra sangre siente, como el britano el mar”) a beneficio de la Fundación Pescar. Que no pertenece a Martín Palermo.

everest

Fallido de cuarta

Leemos a Llach, S. en nuestra competencia:

Para cerrar con el espectacular submundo de la Feria, volvamos al principio, al momento cultural en el que los raperitos de Chicago volcaron en la batalla del sentido. Después del sillesco aquelarre felliniano, la exitosa presentación del libro de Noriega (probablemente la presentación que mejor cumplió su objetivo promocional en las últimas décadas) siguió su curso custodiada por los muchachos de ATE, por guardias privados y por policías de civil. La continuación estuvo mucho más acorde a las monocordes reglas que rigen a las presentaciones de libros. La nota disonante, sin embargo, la dio la más serena, la más ecuánime y quizás la más inteligente de las personas que había en la Sala Tomada Julio Cortázar. Beatriz Sarlo, que también se mostró contenta de verse inmersa en una situación tan política, desató risas y aplausos con un fallido memorable dedicado a sus contrincantes simbólicos: “los intelectuales de cuarta… de Carta Abierta”. Alta pieza del arte de la injuria que no se consigue en Mataderos: Discépolo 6, Cicerón 0.

Por qué la tenemos tan grande

No quiero alardear, pero a los 3cm del gorila le gano por afano. Explicación de Ms. Carole Jahme: los gorilas vivían en harenes, donde el macho decidía con quien intimar. Con 3cm bastaba y sobraba. En otras especies primates, en cambio, había más libre mercado. Entre los chimpancés, por ejemplo, una furiosa poligamia hacía que la competencia evolutiva la libraran los espermatozoides dentro del cuerpo de la hembra, y así fue que los machos ganadores fueron los de testículos más grandes. Por eso son tan boludos los chimpancés.

En nuestra especie, parece que la mujer era menos esclava que entre los gorilas y menos cualquier-bondi-me-lleva-bien que las chimpancés. Elegía –como hace hasta el día de hoy– y lo hacía con el criterio del placer. Sólo pudieron sobrevivir nuestros antepasados bien dotados, de quienes recibimos este voluminoso legado. Incluso hay quien dice que nos hicimos bípedos para poder mostrarla. En idioma científico:

It has even been theorised that bipedalism evolved in humans to allow the fashionably new, larger, flexible penis to be displayed to discerning females.