“Papá, ya sabíamos que eras gay”

 

Juan González tiene 42 años. “Siempre me gustaron los chicos”, reconoce. Y eso le costó que desde pequeño le dijeran mariquita, maricón, entre algunos otros (des)calificativos. Hoy sabe que padeció de un bullying extremo, algo que antes se tomaba como algo propio de los chicos y adolescentes. A los 22 se enamoró de la mujer que fue su esposa y con quien tuvo tres hijos. “Supo toda mi historia, me amó y yo la amé. Juntos formamos una hermosa familia”, dice. “Pero uno es lo que es…”, agrega.

En ese “ser lo que uno es” lo llevó a separarse de su mujer y a vivir su homosexualidad. El recorrido no fue fácil. Pero la experiencia que comparte con Boquitas pintadas es una historia de amor y comprensión. Cuando les contó a sus hijos que era gay, ellos les dijeron que ya lo sabían. Pidieron tiempo. “Te amamos, te respetamos, pero no es fácil, muchos cambios en poco tiempo”, dijeron.

Hoy Juan tiene su pareja y, a la vez, una hermosa relación con sus hijos. Se dispuso a contar su historia porque cuenta que gracias a Boquitas Pintadas conoció virtualmente al Lic. Alejandro Viedma, que es “un gran obrero de su profesión”, como lo describe. “Y, en estos tiempos, gente buena onda y HUMANA es lo mejor”.

El cuenta que vive lejos de Buenos Aires -prefiere decir sólo el interior. “Me imagino contando mi historia de vida en el grupo de reflexión para varones gay que Alejandro coordina en la ONG Puerta Abierta. Como decía antes, no estoy en Buenos Aires y elijo contar mi testimonio en este blog. Veo que muchos lectores tienen en cuenta historias verdaderas y la mía puede aportar algo para que todos podamos seguir evolucionando”.

Esta es la primera de varias entregas en las cuales con distintos especialistas abordaremos la temática de las homoparentalidades y cómo hablarla con los niños, niñas y adolescentes.

Una postal del documental Familias por igual; Foto Facebook

“Soy Juan, gay y papá de tres hermosos hijos”

Por Juan Alberto González

Me llamo Juan, soy del interior del país y, como aquí no existe un grupo como el que modera Alejandro en Buenos Aires, que ayuda a que la gente se acepte y sea lo que sea, quisiera compartir parte de mi verdadera historia con ustedes.

Tengo 42 años, tuve una historia de vida muy dura. ¡Cómo a muchos nos toca vivir seguramente! Se sumó a todos los conflictos y situaciones traumáticas el tema de mi sexualidad. Siempre me gustaron los chicos, esto me pasó desde el jardín y corrobora lo que muchos hombres gay sostienen.

Crecí en mi entorno social y familiar con el mote y temores de: “MARIQUITA”, “MARICON” y otros más duros aún.

Tuve mis primeras experiencias homosexuales un tanto traumáticas y desagradables.

Me enamoré a los 22 de una mujer que supo toda mi historia, me amó y yo la amé. Juntos formamos una hermosa familia, pero uno es lo que es…

Sé que el amor es incondicional y muchas veces a esa paz y a esa felicidad uno las puede encontrar en una persona sin distinción de sexos, le puede pasar a cualquier hombre o mujer y en estos tiempos se ve mucho.

Tengo tres hermosos y maravillosos hijos, hoy ya adolescentes.

Estoy viviendo y asumiendo mi sexualidad, mi identidad desde lo más profundo de mi ser, preparándome física y emocionalmente.

Documental Familias por igual; Facebook

Documental Familias por igual; Facebook

Con mis hijos a lo largo de su vida fui marcando mi postura frente a temas como la homosexualidad, el travestismo, lo “diferente”, la discriminación y el sufrimiento de estas personas dentro de las cuales yo estaba también, puesto que padecí un bullying extremo, se podría decir que en mi adolescencia conocí lo que es el flagelo del bullying en mi propio cuerpo y en mi propia mente.

Un día, la pregunta llegó en medio de una crisis matrimonial de esas continuadas antes de mi separación: “¿Papá, sos bisexual, gay?”. Eso me dijo uno de mis hijos. Yo estaba en pleno tratamiento psicoanalítico y la respuesta fue sincera: “Sí, me gustan los hombres”. Fue como se dice en terapia: “Poner en palabras lo que circulaba en el aire”. Y eso que circula enferma, contamina las relaciones, provoca malestares a cada integrante de la familia.

Luego fue hablar con mis otros hijos. Les aclaré que nadie engañó a nadie, que eran fruto de una hermosa historia de amor. Su respuesta fue: “Papá, ya sabíamos que eras gay”.

Desde mi separación conocí hombres gays de doble vida, tapados, que me dijeron: “Sos loco, ¿cómo les vas a decir a tus hijos que sos gay?, yo nunca se los contaré a mis hijos ni a mi mujer”.

A mí mi cuerpo me dijo: BASTA, no podés seguir así, cada uno con su vida. Mi ser entero me pidió coherencia entre discurso y vida y así actué, nada fácil pero con la fortaleza y convicción de que todos nos merecemos vivir bien y gozar de salud física y mental; y creyéndome eso para mí también lo estoy logrando.

Hubo llantos. Uno de mis chicos me dijo: “Danos tiempo…te amamos, te respetamos, pero no es fácil, muchos cambios en poco tiempo…”.

Pasará por la cabeza y el corazón de cada uno procesar estas historias. Hoy puedo decirles a mis tres hijos que los amo y ellos me siguen respondiendo: “Nosotros también”.

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribi a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • Luis Montero

    Te felicito por las decisiones tomadas y por contarlas en el blog. Saludos!

    • Nora flores

      y los hijos? y la familia? que se jodan…cuanto egoismo!!

      • Nicolás

        Nora Flores = Maude Flanders: “Alguien quiere por favor pensar en los niños…!!!!!!?????”

  • mariano

    hola
    a todos quiero expresar que esta nota me ha conmovido, soy padre de dos nenes y
    aun me veo a años luz del paso descomunal que ha hecho juan, siempre por x o
    por y me pongo escusas para no enfrentar mi realidad que me gustan los hombres
    pero no me animo a romper con mi familia…siempre se me cruza que los nenes son
    chicos o que le voy a quebrar el corazon a mi mujer

    mi
    agradecimiento a juan, como hago para ponerme en contacto contigo¿

    soy
    mariano

    • principe de viana reino navarr

      Con todo mi respeto Mariano ¿por qué los homosexuales casados tenés hijos?, no es un reproche en absoluto solo que siendo conscientes de vuestra verdadera naturaleza y que por lo tanto de que en parte estáis viviendo en una mentira ¿por qué ser padres?.
      Debe ser durísimo y cuanto más tiempo peor pues los lazos que os unen a esa familia “impuesta”, pueden llegar a convertirse en un lastre pero por otro lado no dudo de que la satisfación de ver crecer a tus vástagos puede suplir algo ese “silencio”. No obstante y siguiendo el testimonio de Juan, personalmente no lo considero justo para ninguno.
      Ni por asomo voy a osar deciros lo que debéis hacer (ya cometí dicha imprudencia en una anterior ocasión y en este mismo blog y me arrepiento de ello), sos vos quien debe valorarlo pero si escucharos y en parte tratar de entenderos, pues creo que esta es la función de un verdadero espacio gayfriendly. Mucho ánimo y ojalá algún dia encuentres la respuesta.

      • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

        A veces tengo miedo de quedar como una “agresora” porque me suelo pregutnar cosas similiares. Obvio que la situación de cada quien es diferente pero siendo que dicen “tener conciencia” de su naturaleza desde siempre, me cuesta mucho entender que sigan el juego de la sociedad. Es decir, entiendo que no “salgan del closet”, para muchos eso es casi imposible dado el ambiente que los rodea..pero tambien me pregunto por que deciden ser padres de una familia “falsa”.

        Espero no ofender a nadie, pregunto de mera curiosidad y por tratar de entender un poco mas de la gente que es diferente a mi

        • manila

          la familia no es falsa , la famila es verdadera no se inventa una familia para parecer “normal” , se hacen cargo de sus hijos, no los abandonan como otros mas “machos” y si les cuesta salir del closet es por el amor a sus hijos

          • Juan Carlos Díaz

            Si, Manila, la teoría de lo que decís es correcta. La implementación práctica es otra historia. Para mí, mi familia es verdadera y siempre lo fué. Más precisamente, el que yo haya decidido no salir del ropero se debe a que no quiero que mis hijos y, más aún mi esposa, se lleven la desilusión y la amargura de saber que su padre y esposo los mantuvo al margen de una parte básica de su persona. No quiero ni pensar en mis hijos o mi esposa llegando a creer lo contrario, como que los usé, o como que nunca fueron “verdaderos” (por más justificados que estén en pensarlo al enterarse de la verdad).

            Volviendo a la implementación que te mencioné arriba, vivir con este secreto a cuestas es un infierno, como bien lo describió Príncipe anteriormente. Y cuanto más pasan los años, y más vida tenés por detrás que por delante, y pensás en lo que fué, en lo que pudo haber sido, y en lo injusto de la situación en general, peor se pone el infierno.

          • principe de viana reino navarr

            Solo vos tenés la respuesta, vos valorás, vos decidís.

          • Ramiro

            Se prioriza usted y sus deseos homosexuales por sobre cualquier otra cosa. Llegar a viejo y tener familia e hijos, ver a sus nietos es muuuuuuuuchisimo mas importante que tener historias y sexo con otros hombres. Espero que el egoismo no le gane.

      • Vale

        Yo me pregunto los mismo que vos, pero respecto de heterosexuales, casados y no casados!!! Jeje. Creo que el tema de traer hijos la mundo es un mandato como tantos otros (y muy distinto a la vez, en tanto afecta a muchas vidad más…).

        • principe de viana reino navarr

          Ser padre/madre debería ser una decisión libre. Ser padre es para toda la vida.

    • mariano ramira

      y si, es realidad todo lo que dice, y hará un gran daño en su familia si lo comenta.

    • Pedro

      si a Ud le gustan los hombres, porque no lo pensó antes de tener hijos??… hay que aguantarse las consecuencias…

      • Juan Carlos Díaz

        Querés el oro, el moro, la chancha, los veinte, y quizás también la máquina de hacer chorizos.

        Si un tipo es homosexual, entonces es un degenerado parásito de la sociedad que no quiere reproducirse.

        Ahora, si el tipo no acepta su sexualidad, por más que sepa que le gustan los hombres, y hace el esfuerzo de vivir “como la sociedad (o vos) quiere”, todo bien, mientras aguante la mentira. Si no la aguanta, entonces viene el “¿porqué no lo pensó antes de tener hijos?”.

        Decíme, cuando jugás a la ruleta, ¿le apostás a todos los números al mismo tiempo?

      • principe de viana reino navarr

        No es una consecuencia, es una responsabilidad pero ello no conlleva que no pueda buscar el modo de compatibilizarla con la verdad como hizo Juan. Un abrazo Mariano.

  • Elba Gómez

    ¡Qué buen post por Dior! Lamento el bullying y las agresiones familiares que padeció
    Juan, muy pocas experiencias son tan traumáticas en la vida, no porque sí él
    tuvo que prepararse emocional y físicamente para llegar a este presente que
    vive. Hay que tener todo bien puesto para asumirse con hijos, en especial
    cuando los que te rodean te aconsejas que no lo digas, incluso los gays de
    closet. Qué bellas y sabias oraciones, “A mí mi cuerpo me dijo: BASTA, no podés seguir así, cada uno con su vida. Mi ser entero me pidió coherencia entre discurso y vida y así actué, nada fácil pero con la fortaleza y convicción de que todos nos merecemos vivir bien y gozar de salud física y mental; y creyéndome eso para mí también lo estoy logrando.” Me alegra mucho y ni hablemos de la resolución de esta situación, “Hoy puedo decirles a mis tres hijos que los amo y ellos me siguen respondiendo: “Nosotros también”.
    Me dejaste emocionada Juan. Elba, también del interior de Argentina.

  • ALICIA

    BONITO RELATO
    SALUDOS

  • Juan Carlos Díaz

    Hola, Juan,

    Al igual que vos, yo también pasé por una situación como la tuya (bullying, matrimonio, hijos), con la diferencia de que, con unos años más que vos, todavía estoy en el ropero de la doble vida (que en realidad no es doble, sino una sola vida, compartimentalizada de tal manera que no es completa para ningún lado). Tengo mis razones (similares al comentario que te hizo Mariano), pero son exactamente eso, mis razones, y no las de nadie más.

    Por eso, no te preocupes que de ninguna manera voy a decirte algo tipo “Sos loco, ¿cómo les vas a decir a tus hijos que sos gay?, yo nunca se los contaré a mis hijos ni a mi mujer”. Al contrario, me alegro mucho de que hayas podido, o estés pudiendo, sobrellevar la situación e inclusive superarla positivamente. Contrariamente a mi caso, tuviste la fortuna de asumir tu realidad cuando todavía eras joven y, más importante aún, tu mujer era consciente de la situación (según lo interpreté de tu texto). Lo que contaste de que tu “ser entero me pidió coherencia entre discurso y vida” es de lo más claro y expresivo que haya leído en cualquier lado.

    Tu historia me emocionó y me alegró por vos. Te deseo lo mejor.

    • Nestor

      Espero no arruine su vida como el otro muchacho, no vale la pena.

  • principe de viana reino navarr

    Maravilloso testimonio Juan, gracias por compartirlo. Puedo entender tu situación como también las de tanto otros hombres homosexuales que se ven arrastrados a un matrimonio como único modo de sobrevivir en una sociedad tan machista y homófoba como la que te tocó vivir durante tu juventud, porque igual o en diferente grado y, como vos bien exponeis en vuestra declaración, es algo por lo que prácticamente todos los homosexuales hemos pasado.
    Sentirme orgulloso de vos, porque habéis logrado emocionarme con vuestras palabras y por que sos un ejemplo en principio, para vos mismo y para muchos otros que seguro os leen y como está sucediendo quieren compartir esa misma realidad que o padecieron o siguen padeciendo todavía.
    Nadie puede obligar a otro a “salir del closet” pero si decirle, como lo relatáis vos, que es posible ser fiel a uno mismo sin perder a su familia.
    Creo que vos lo hicísteis bien por dos motivos principales. El primero y aunque parecezca egoista el más importante por vos, ya que debió llegar un momento en que sería un infierno mirar a vuestra esposa, a vuestros hijos y sentir que no erais sincero. Y el otro por vuestra familia que aunque como decís “necesitan tiempo” a la larga preferiran saber quien es verdaderamente su padre y de esa manera quereros como realmente os merecéis, aceptándoos tal y como sois.
    Desearte mucha suerte en tu nueva vida y alegrarme de que no tengas que renunciar a todo lo que construiste anteriormente, principalmente a tus hijos. Acertadamente acudiste a lugar adecuado, una Asociacion LGTB que puedo ayudarte y asesorarte en tu camino, lamento que por la cuestión que fuera abandonaras el grupo con el que trabajabas, yo no me considero un experto como lo puede ser alguien preparado para ayudar y asesorar, pero si un buen oyente y un “comunicador” decente, de manera que puedes contar conmigo para leer tus historias y dar mi opinión si lo creéis necesario.
    Con todo mi amor, os deseo lo mejor a vos, vuestra pareja y a vuestra familia que estoy convencido agradecerán que fueras sincero.

    • Ray

      que tiene de maravilloso???

      • principe de viana reino navarr

        Tenés suerte de que estoy controlando mi “Síndrome de Homofo-Estocólmo” ¡Karen, Karen!.

  • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

    Que bueno que hayan incluido una referencia al documental Familias por igual, estaba por preguntar si iban a hacer alguna nota sobre eso.
    Me encanto t historia Juan, gracias por tu valentía y por ser parte de quienes suman a que s desmitifique un poco lo que es “ser homosexual”. Mis felicitaciones también a Alejandro, ojala existieran más grupos cómo el suyo.

  • Diegosam

    Me alegra leer la historia de Juan ! La aceptación y el diálogo sincero con sus hijos.

    Conozco y recomiendo el maravilloso grupo de reflexion que coordina el Lic. Alejandro Viedma, para intercambiar, compartir y enriquecerse como persona. Diegosam

  • Gonzalo Leal

    Pobre hombre, vivio casi toda su vida en la senda correcta para despues descarrilar casi al final. con que necesidad!!! se puso a pensar el sufrimiento de sus hijos?? no lo creo…

    • alejandro

      Gonzalo: Cual es la “senda correcta” ? Haber vivido añares en una relacion mentirosa ? Y creo q seguramente pensò mucho en el sufrimiento de sus hijos.Sds

    • Marcos

      sus hijos deben estar feliz que al fin, despues de dedicarles una vida, el ahora se dedica a vivir la suya.

      • Gonzalo Leal

        No creo que sus hijos esten felices, a lo sumo estarán resignados ante una decision de su padre, pero eso no es felicidad…muy lejos es la felicidad de eso!!

    • manila

      jajja vida correcta!? de que hablas?? la vida correcta es decir la verdad y ser honesto sobretodo con la personas que amas y les debes cuidado y respeto

      • Gonzalo Leal

        La vida correcta es la que vivió muchos años como padre de familia, y le fué honesto al contarle a su mujer esa inclinacion que tenia…lamentablemente para el final de su vida decidio que esa inclinacion era mas importante que la vida en familia con sus hijos.

  • virginia

    Expresarte, compartir tú historia, es otro acto de coherencia entre discurso y vida. Felicitaciones.

  • el pensador

    El Pensador: María L, comparto con vos el planteo que te haces, cuestiono lo mismo, sabiendo la naturaleza que tienen porque? traen hijos al mundo, la vida es dura de por si, si a eso le agregamos el aditamento de la sexualidad de los padres, en la infancia, pobres hijos, el colegio, el club. etc.

  • Juan Carlos Díaz

    Gracias, Diego. El mejor comentario hasta el momento, por lejos.

    • diego

      Gracias, igual creo vos lo explicaste mucho mejor con tu caso. No dudo que lo que construiste hasta hoy es real y genuino. Me apena sientas ese “infierno” por momentos, y nose que decirte. No creo sea bueno lo tengas que vivir solo. Tal vez no sea tarde para cambiar algunas cosas, y lo que construiste no necesariamente se tiene que venir abajo. De todas formas cualquiera sea tu camino de aca en mas, es igualmente valioso. Fuerzas y un abrazo.

      • Juan Carlos Díaz

        Gracias, y gracias por la comprensión, Diego.

        A la larga, solo queda hacer lo mejor que se puede con el camino que se tomó, aunque suene a cliché.

        Suerte y una abrazo para vos también.

  • C Méndez

    Ampliando un poco las preguntas que hicieron Príncipe de Viana Reino Navarra y Mía L. un poco más abajo: ¿Cuáles son las razones de empezar una relación romántica con alguién que no desean sexualmente? Supongo que las respuestas son muy individuales, pero me interesarían mucho.

    ¿Es como se decíá en una nota anterior “uno se enamora de una persona y no de los genitales” y es realmente amor sin deseo sexual de por medio que los une?¿Es más bien la idea de que el deseo sea algo pasajero y “ya se va curar con el tiempo”?

    Si es por mero compromiso social: ¿No requiere de un gran medida de caradurez? Digo, seducir una mujer, ponerse de novio, casarse con ella es algo que requiere decisión y dedicación. ¿Si uno no es sincero en todo este emprendimiento, no es un desprecio total hacia ella?¿O me equivoco en esto?

    El hecho que después aparecen chicos es algo lógico (hasta cierto punto – más abajo también tengo una pregunta al respecto), la mayoría de la gente quiere tener hijos y si uno se decide por formar una familia con otra persona es algo que generalmente está dentro del proyecto, pero primero está la pareja, la famila de dos personas.

    • Juan Carlos Díaz

      Hola por tercera vez, C. Méndez,

      No puedo explayarme mucho más que lo que le respondí a Mía y a Príncipe anteriormente. La no-aceptación me motivó para continuar en la “vía heterosexual”. Llamálo auto-engaño, algo de deseo hétero genuino, tratar de “encajar en el compromiso social”, o, lo más probable, una combinación de los tres.

      Al menos así fué en mi caso. Meterse en una relación incompatible exclusivamente por el compromiso social debe de ser un emprendimiento muy macchiavélico y muy difícil de sostener a la larga, se me ocurre. No creo que mi matrimonio habría podido durar todas estas décadas solo por fachada.

      Y ahora sí, buenas noches. Y como les dije a Príncipe y a Mía, gracias por tu respeto

      • C Méndez

        Juan, te agradezco muchísimo por tus respuestas. Cada testimonio ayuda a entender un poco mejor al otro.
        Me urge aclarar algo: si llamé “caradurez” lo que vos llamaste “macchiavélico” no era para difamar o acusar. Quiero simplemente seguir y entender un poco los pasos en la vida de los que se encuentren en dilemas por el estilo.
        Un beso grande y todo lo mejor para vos y tu familia.

  • C Méndez

    Tanto la nota como los comentarios me dejaron con más preguntas que respuestas.

    Sería genial si alguien las podría contestar, sea respondiendo aquí o quizás en otras entregas de blog más adelante.

    Empiezo con lo más tonto: El hecho que tienen hijos implica que han tenido relaciones sexuales en bastante más de una ocasión. No tengo mucha idea de sexualidad másculina pero según tengo entendido, para un hombre es esencial estar excitado para tener relaciones. ¿Cómo hacen si en realidad no les calienta estar con una mina?¿Lo pueden “fingir”?¿No es necesario?¿Se imaginan otra cosa de lo que están haciendo?

    Posiblemente tenga una idea equivocada de lo que están haciendo, pero mis conocimientos sobre el sexo con hombres son sólo teóricos.

    • Juan Carlos Díaz

      Hola, C. Méndez,

      Como lo expliqué parcialmente en mi respuesta a Príncipe, la cosa no es tan blanco y negro como parece. Mucho depende de 1) el grado de aceptación (o no) que se tenga de la identidad sexual, particularmente durante los años más vitales de su vida (diríamos desde la adolescencia hasta los cuarenta), y 2) el nivel de atracción que pueda llegar a tener por el sexo opuesto (no todo el mundo es 100% homo o 100% hétero, aunque no me quiero meter en el debate de “bisexual u homo”).

      Sé que ésto puede sonar a superficial, pero dudo que un individuo que está exclusivamente interesado en su propio género/sexo, vaya a poder excitarse con alguien del sexo opuesto. Eso se aplica tanto a mujeres como hombres, obviamente. En el caso de tu pregunta, obviamente es mucho más dificil para los hombres que para las mujeres fingir interés, por la simple razón de la necesidad de una erección para consumar el acto (perdoná si ésto suena horriblemente clínico). Hay personas que directamente no pueden y ni siquiera tratan. Algunos necesitan fantasear con alguien del mismo sexo para tener su erección. Para muchos otros, una mezcla de afecto o amor, sumado al contacto de piel es suficiente para general el estímulo necesario. Otros, son puramente físicos y con altos niveles de libido y son capaces de funcionar “con lo que se le cruce por delante”. Hay de todo.

      Disculpá que quizás la respuesta es más confusa que la pregunta, pero vuelvo al tema de los grises, en vez del blanco y negro.

      • C Méndez

        Querido, no me parece ni “superficial” ni “horriblemente clínica” tu respuesta. En tal caso lo fueron mis preguntas. Ya sé que la sexualidad humana es muy compleja pero justamente me interesaba como funciona físicamente en casos cuando se tiene una relación que no va acorde con los deseos de uno. Si no molesta me interesarían un par de comentarios más ya que soy bastante ignorante en el algunas cosas.

        • Juan Carlos Díaz

          Gracias. Preguntá sin problemas. Lo que pueda o sepa te lo contesto.

  • Tino

    La mayoria de los hombres gay, querra decir…

  • principe de viana reino navarr

    Creo que todos lo homosexuales sentimos que cuando somos sinceros con nosotros mismos y con lo que nos quieren “Es el primer día de nuestras verdaderas vidas”

  • principe de viana reino navarr

    ¿Por qué lo cuenta acá?

  • principe de viana reino navarr

    Gracias Juan Carlos, la aceptación de uno mismo tenéis toda la razón, el autoengaño y el miedo a reconocerse a si mismo queriendo demostrarse que “puedo y debe ser como los demás”. Pero los tiempos cambian, soplan aires nuevos de esperanza para la siguientes generaciones y para vos, no estas solo Juan Carlos, ni vos ni los que sufrieron y sufren como vos, estamos nosotros para escucharos y mostraros nuestro apoyo. El bello ejemplo de Juan es una lección para todos. Besos y gracias por compartir.

  • principe de viana reino navarr

    Apoyo al 100% el derecho a ser padre sea quien sea siempre que pueda procurar un entorno favorable y cubrir las necesidades de los niños. Tu caso en concreto Javier quizás lo remitiría a la excelente respuesta que Juan Carlos Díaz nos regala unos comentarios más arriba, que fue una cuestión de aceptación y que cada cual necesita su tiempo para ello.
    No dudo ni un instante de que esos hijos fueron deseados, en mi anterior comentario fui demasiado prepotente pensando que todos los matrimonios son fachadas para “sobrevivir”, seguro que en muchos hubo amor y comprensión pese a sentir que se tiene una sexualidad distinta.
    Desconozco si vuestra ex-esposa y vuestros hijos saben quien sos vos y no soy quien para decir si debería decírselo pues esa es una decisión muy personal, pero quiero que sepa que le agradezco su apunte, que nos recuerde que la aceptación es algo sumamente individual y que cada uno necesita de un tiempo distinto para asumirlo.
    Gracias Javier por compartir y recuerde que este es su espacio ya que usted es una de esas personas que “nos abren lo ojos a quienes solo ansiamos saber y comprender”.
    Un fuerte abrazo.

  • JUAN TESTIMONIO

    soy juan ,q fácil es juzgar la vida de otras personas!!exprese sufrimiento ,dolor miseria humana y a pesar de todo el amor al final y surgen preguntas BÁSICAS,yo ame y siempre respetare a la madre de mis hijos y compañera de 20 años , fuimos papas jóvenes y disfrute muchisimo de mi paternidad y rol de marido ,pero una parte mía fue relegada y respetarme a mi y a mis seres queridos esta x sobre todo mis hijos seguirán teniendo un padre re presente afectuoso y comprometido como yo con un padre hetero nunca lo tuve y si TODO VA BIEN LA HISTORIA TERMINA FELIZ CON UNA SOCIEDAD MAS TOLERANTE Y CON VIENTOS DE CAMBIO!!Y OJO A LAS MUJERES Q DICEN ES putoXQ MUCHOS MARIDOS CON MUJERES EMBARAZADAS Y FAMILIA FELIZ SE ESCABULLEN PARA TENER SEXO CON HOMBRES!!!YO ESO NO KIERO PARA MI VIDA SALUDOS Y LOS ESTOY LEYENDO

    • C Méndez

      Lo que me encanta de tu comentario es la frase “mis hijos seguirán teniendo un padre re presente afectuoso y comprometido como yo con un padre hetero nunca lo tuve”. Creo que es lo mejor que les podés dar a ellos en la vida y seguramente les sos un padre fabuloso.

      Si en mis otros comentarios traté de ponerme en los zapatos de la mujer de un hombre gay es porque sus sentimientos en la nota apenas aparecen a pesar de estar igualmente involucrada en la historia.

      Siento un cierto disgusto con ciertos roles tradicionales que el mundo machista nos suele asignar, como “La Santa” (su amor es puro y se sacrifica a pesar de conocer la verdad) o “La Pobrecita” (el hombre sufre, pero la tiene que proteger).

      Esto es mi lectura personal, no quiero decir que tenga que ver con tu historia.

      un beso grande y suerte en tu vida y para los que amás.

    • principe de viana reino navarr

      No puedo hablar por “los otros” pero si por los que conozco y siguen tu historia con respesto y por que no ¡ADMIRACIÓN!. La sociedad presiona, la sociedad condena y trata de imponerse al individuo y por desgracia, la mayoría juzgamos en ocasiones siendo duros pero lo que más importa Juan, es que vos sabés quien sos y los que os quieren tambien y que tu artículo (al menos a mi) me ha conmovido y tu testimonio me muestra a un hombre (pues sos un hombre por mucho que otros digan que no), a un padre que ha tomado la libre decisión de mostrarse al mundo tal y como es.
      No agradezco ahora solo vuestro artículo sino especialmente esta intervención, pues pese a haberlo hecho en otra ocasión quiero aprovechar para decirte que yo te escucho (así como vos nos lees) y que espero estar haciéndolo con el mayor respeto del que soy capaz.
      Soplan vientos de cambio, vos sos el aire limpio que ayuda a renovarlo todo y que permite que se pueda respirar mejor ahora en la Argentina. Gracias Juan por las generaciones presentes y futuras y sobre todo, por ser más vos que nunca. Un abrazo

  • Juan Carlos Díaz

    Hola nuevamente, C Méndez. Por razones obvias, solo puedo responderte yo a dos de tus preguntas:

    1) “Habiendo una causa clara y definida, es mucho menos probable que ellos [los hijos] sientan una responsabilidad.” Es verdad, pero no lo hace de ninguna manera más fácil. Hace un par de años que sigo, como observador, un blog en inglés (está basado en EEUU. No encontré nada similar en español) de héterosexuales que son o fueron cónyugues de homosexuales. Los testimonios indican, tal cual, que los hijos no sienten responsabilidad por la sexualidad de los padres o por su consecuencia en el divorcio de ellos. Sin embargo, a muchos les queda la duda de hasta dónde fueron productos de una mentira, lo cual, sea verdad o mentira, no es algo que le desearía a nadie de tener que cargar a cuestas.

    2)

    a) “La que siempre va a estar cagada es la pareja (en los testimonios de la nota como en los comentarios: la mujer). No tiene poder de decisión”. Tal cual, y, como mencioné anteriormente, eso constituye la carga espiritual (el infierno, como lo llamó Príncipe) que se torna insoportable;

    b) “puede seguir viviendo engañada – o sea ser tomada eternamente por boluda (como feminista ferviente me revienta la idea de que se trate a una mujer de tarada)”. Jamás traté a mi esposa de boluda, pero lo que respondí en a) se aplica aquí también.

    c) “o puede enterarse que ha derperdiciado muchos años de su vida en un proyecto que no fue real.” Si, lo peor de todo. Nuevamente, solo hablo por mí. El “proyecto” fué y sigue siendo real en lo que a mi concierne, pero soy yo pensando positivamente. Nada puede compensarle el no tener el cuadro completo. Seguramente habría tomado otra decisión y no unirse conmigo. Volvemos al tema del infierno.

    “Sé que no todo es negro o blanco y que no hay que juzgar a las personas, pero para mi la hipocresía es algo muy feo.” Lo más irónico de este tema es que la única persona que en este foro se pone abiertamente en la piel de la mujer engañada sos vos, una lesbiana que obviamente no será engañada por un hombre de esta manera. No veo ninguna o ninguno de los “contribuidores/as” evangélicos que entran acá a rasgarse las vestiduras y que hayan cuestionado ésto como lo hiciste vos. Al contrario, son los primeros en ordenar a los homosexuales a casarse con el sexo opuesto, irresponsable y perversamente sin pensar en las consecuencias que mencionás. Para ellos, las parejas engañadas son apenas un costo justificable con tal de no ver en la calle a dos personas del mismo sexo tomadas de la mano.

    • C Méndez

      Para mi demostraste con esta respuesta que sos una gran persona, con mucha moral y sensibilidad. Cualquier persona que te tiene al lado – sea como amigo, pareja o padre – se tiene que sentir afortunado.

  • Juan Carlos Díaz

    Hola, Hernán,

    Estaba de acuerdo con todo tu mensaje hasta que llegué al párrafo final.

    A veces, el precio a pagar por la verdad SÍ puede ser demasiado alto.

    Como le mencioné a Manila anteriormente, el que yo haya decidido no salir del ropero se debe a que no quiero que mis hijos y, más aún mi esposa, se lleven la desilusión y la amargura de saber que su padre y esposo los mantuvo al margen de una parte básica de su persona. No quiero por un segundo ni pensar en mis hijos o mi esposa llegando a creer lo contrario, como que los usé, o como que nunca fueron “verdaderos” (por más justificados que estén en pensarlo al enterarse de la verdad).

    No quiero que ellos paguen el precio de mi verdad, aunque yo tenga que vivir en un infierno.

    En un mundo más perfecto, cuando no tengamos más iglesias ni moralistas que hablen y ordenen sobre lo que claramente no conocen, quizás estas situaciones desaparezcan. Solo me queda esa esperanza.

    • principe de viana reino navarr

      Hay más luz Juan Carlos, ni por asomo te diría lo que hacer pero yo creo que hay más luz que sombras siendo sinceros ¿no os sentis más libres al poder escribir y expresaros aca?. Os escuchamos, yo os escucho.

      • Juan Carlos Díaz

        Muchas gracias, Príncipe. Tal cual. Escribir aquí ayuda, y bastante. Por eso lo hago, además del placer de intercambiar opiniones con vos, C. Méndez, Luís, Mía y tantos otros de buena voluntad.

        Y también lo hago para detallar, como pueda, algo que por lo general no veo en muchas partes: una descripción, desde adentro, de en qué se puede transformar el ropero a la larga. Quizás lo que escribo pueda ayudar a alguien.

        Un abrazo.

  • C Méndez

    Habla Verónica en la entrada al blog “un tabú que empieza a dejar de serlo”. Lo triste es, si no fuera por los tabúes todavía existentes, ni esta nota, ni los diversos comentarios que encontramos abajo tendrían que existir. Si bien a nivel de derechos se ha alcanzado (no pongo “hemos” porque nada de esto es mérito mío) casi la igualdad, a nivel social queda mucho trecho para recorrer.
    Sigue existiendo presión de familias y de los comunidades de gente que a uno le rodean. El modelo de familia clásica para mucha gente sigue siendo el único concepto de vida válido.
    Esperemos que en años por venir estas presiones cesen y que nadie ya tenga problemas para vivir acorde con lo que es, que “diversidad” sea visto como algo que enriquece la sociedad.
    A veces gente amiga me preguntó: ¿Porqué siguen haciendo marchas, siguen militando en grupos si ya han alcanzado todo? Creo que los testimonios reunidos acá muestran claramente que sigue siendo muy importante gritar “presente” para que la sociedad mayoritaria se de cuenta que existen otras opciones, otros modelos de vida igualmente válidos.

  • C Méndez

    Es una pregunta muy profunda que planteás, diego: ¿Qué partes de nuestro ser, nuestra personalidad son aprendidas y qué partes provienen netamente de la biología? Según el estado actual de la ciencia parece ser que nuestra orientación sexual es mayoritariamente biológica. Lo que también parece ser cierto es que el deseo de formar familias es algo inherente de la mayoría de los humanos.
    La presión exterior consiste en que se considere válido únicamente el modelo de familia “padre, madre, hijos – unidos para siempre” cuando en realidad también hay otras constelaciones válidas y realmente existentes.

  • Diana Salvioni

    y vos sos una inmoral heterofobica.

  • Gonzalo Leal

    Claro que si. vos sos casado con familia e hijos?. Si no lo sos, no tenes autoridad para opinar.

  • diego

    eso lo decis vos que vivis una mentira.

    • Luis Montero

      Vos decís che?

  • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

    Gracias por tu respuesta Diego. Creo que tenes un excelente punto con el tema de que el deseo a veces se “hace propio” como por autoconvencimiento tal vez.
    Perdon por la demora en la respuesta, estuve levemente incomunicada en estos días.

    De nuevo gracias por echar un poquito de luz sobre mis ignorancias.

    Saludos!

  • Juan Carlos Díaz

    Me parece que no leíste mayormente la cantidad de comentarios que escribí en esta entrega. Si lo hicieras, verías qué es lo que priorizo yo.

    De todas maneras, si la única comparación que podés hacer como para “equiparte” a mi caso es la de un affaire con otra mujer, sería mejor directamente no perder mucho tiempo tratando de contestarte.

    Te la simplifico entonces: una cosa es estar casado, y en un momento X y por la razón que sea, “meterle los cuernos” y engañar a tu mujer con otra. Una mentira podríamos decir circunstancial, si bien no deja de ser grave.

    Otra cosa muy diferente es, mentir desde el vamos, desde el primer “Hola, me llamo Gonzalo”, al ocultarle a ella que lo que realmente te atrae son los hombres. En este caso, la mentira es sistemática y penetra toda la relación que venga por detrás.

    ¿Captás la diferencia de magnitud ahora, y la diferencia en el efecto desvastador que tendrían cada una de esas revelaciones? Si no la captás ahora, entonces mi mensaje original sigue en pié. No hagas más papelones.

    • Fernando Suarez

      Esa diferencia es subjetiva y el hacerlo mas grave es cosa suya. En lo personal, creo que fué un error no blanquearle esa faceta suya que se inclina por los hombres, pero no vale la pena llorar por la leche derramada. Lo mejor para usted y su familia es tratar de mantener lo que tiene y vivir lo mas feliz que se pueda…como hacemos todos.

  • Juan Carlos Díaz

    Contanos entonces cual es tu método para tener relaciones sexuales “más allá de tus inclinaciones” y mantener una vida en común con alguien con quien no sos sexualmente compatible. Quizás aprendemos algo.

    • Nicolás

      ¿Qué le hace pensar que Luis, que es un Sr., le va a dar detalles de su intimidad sexual a Ud?.

  • Juan Carlos Díaz

    Como le respondí a Hernán anteriormente, quizás un día, en un mundo más perfecto, cuando no tengamos más iglesias ni moralistas que hablen y ordenen sobre lo que claramente no conocen, quizás no hayan homosexuales que sean presionados, sea de forma explícita o implícita, para vivir en una forma incompatible con su sexualidad y entonces estas situaciones desaparezcan. Solo me queda esa esperanza.

    • Fernando Suarez

      Me da la impresion de que buscas pasarle la responsabilidad a otros(iglesia, moralistas, etc) de lo que hiciste o dejaste de hacer. Juan carlos diaz, las cosas son claras….vos queres irte detras de tipos jodiendo a toda tu familia? eso es lo que dicta tu “verdadero ser”?? ok, hacelo…tenes la posibilidad de elegir y optar…pero no pidas que despues de cagarle la vida a la gente que mas te quieren, que todos esten felices y contentos…porque eso no es asi. Si te casaste, tomaste una decision y un compromiso que debe ser de por vida. si no lo tenias claro o no estabas decidido a mantenerlo toda tu vida…no te hubieras casado. Lo mismo para los heterosexuales.

      • Juan Carlos Díaz

        Vayamos un poquito más despacio, a ver si podemos comprendernos algo mejor. Quizás no leíste mis comentarios a lo largo de esta entrega. Si lo hacés, te darás cuenta de que mi caso no es de “queres irme detras de tipos jodiendo a toda mi familia”. Eso es más tu pregunta retórica medio obvia para introducir tus moralejas, pero nada más.

        Yo acepto la responsabilidad que me corresponde por lo que hice hace varias décadas. No se la deslindo a nadie. El que firmó en el registro civil fuí yo.

        Quienes veo que no aceptan su grano de responsabilidad en este asunto son vos y tus amigos de la iglesia y la moral. Después de todo, el ropero es una creación neta de la moralidad heterosexual de los últimos 2000 y pico de años. ¿Quién sino se metería en un ropero, a negar su identidad, a ocultarla cada segundo de su vida, y a crear una fachada de modelo de vida que en realidad no es lo que siente y que es incompatible con su atracción sexual?

        ¿Porque sí?
        ¿Porque no tiene más nada que hacer?

        ¿O porque hasta hace muy poco tiempo las consecuencias de no hacerlo eran muy graves (y lo siguen siendo en lugares desde Nigeria a Uganda, y desde Rusia a Arabia Saudita)? Creo que es eso lo que los saca de las casillas a ustedes ahora. Es ver que cada vez la fuerza de patota automática es cada vez menor, por lento que parezca, y que menos gente se mete en el ropero. Es muy indicativo que en esta entrega, vos y tus amigos mayormente brillan por su ausencia. Después de todo, no se van a tirar contra su propio invento, ¿no?

        Volviendo entonces a mi mensaje original en esta subtrama, sería mejor que callaras antes de pontificarle a otros. El tema te queda un poco grande. Así como se lee tu mensaje, suena un poco al proverbial adolescente que todo lo sabe y que ya está de vuelta de todo y da clase a los adultos.

        Respecto de tu comentario sobre los que salen del ropero, creo que hay que ser muy iluso, muy ciego, o ambas cosas para pensar que después de 1, 2 o tres décadas de ocultar una incompatibilidad de esta magnitud a una pareja, alquien pueda esperar “que todos esten felices y contentos”. Éste es otro obvio comentario retórico tuyo para introducir tus moralejas, pero nada más.

        De todas maneras, reitero lo que le comenté a una colega tuya. Vos y tus amigos son los primeros en ordenar a los homosexuales a casarse con el sexo opuesto, irresponsable y perversamente sin pensar en las consecuencias. Para vos, las parejas engañadas son apenas un costo justificable con tal de no ver en la calle a dos personas del mismo sexo tomadas de la mano. Por lo tanto,la próxima vez que te preocupe ésto, pensá en los hijos y la familia de cualquier homosexual cuando le decís que “elija no serlo” y que se case y “tire pa´delante”. Es más, tené cuidado, ya que la familia afectada podés ser vos y/o tus hijos, hermanos, amigos, o hasta tus padres.

        Después solo te va a quedar el consuelo de ir a llorar a la iglesia.

        • Luis Montero

          Excelente. Saludos!

      • unsleep

        deberias dejar de mentirte y salir del armario

  • Roberto

    Verónica, como siempre tus publicaciones y notas son muy buenas. Felicito a Juan por haber tomado la decisión que tomo. Conozco a Alejandro Viedma e integro su grupo de reflexión y se muy bien lo duro que es tomar este tipo de decisiones, mas cuando hay hijos de por medio. Pero se también, que siendo coherente con lo que uno siente, no se lastima. Por el contrario, viviendo una vida dentro del ropero,no solo trae su propia infelicidad si no también la de que nos rodea.
    Tanto terapia como los grupos de reflexión, son un gran apoyo.

  • Nicolás

    Informe Científico de la Federación Argentina de Medicina Familiar y Gral.:

    “En consonancia con la postura de la Sociedad Argentina de Pediatría en un documento divulgado en el contexto del debate por la Ley de “Matrimonio entre personas de mismo sexo” podríamos reasegurar a los pacientes que no existe evidencia de que los niños criados por uno o más progenitores homosexuales tengan un desarrollo emocional, cognitivo, social o sexual diferente a los niños criados por padres heterosexuales.”

  • Luis Montero

    Entonces la solución para vos es dejemos todo como está y nos jodamos la vida (porque ocultando la propia sexualidad también estás jodiendo la familia y a los hijos) total…

  • vdema

    Muchas gracias por compartir tu experiencia. Un beso, Verónica

  • Luis Montero

    Es muy interesante leer tu experiencia. Gracias por compatirla.
    Es genial saber que no todo en esta vida se define en términos de blanco o negro… hay grises y está bueno!

  • Luis Montero

    si vos confundís sexualidad con “cogerse a todas las minas” allá vos. Sexualidad es un cosa, tener sexo es otra.

  • C Méndez

    Increíble tu actitud positiva. Me llena el corazón saber que hay gente como vos que ame tan profundamente que puede dejar de lado todo el rencor que puedan sentir.
    Sería lindo y seguramente muy instructivo leer mas aportes tuyos en esta comunidad.

    un beso muy, muy grande

  • gabriel diaz

    muchísimas gracias por tu testimonio, maggie!!! siempre habiendo dos personas hay dos campanas, con similitudes y diferencias en lo que sienten y cuentan, porque son dos individuos. tanto el relato de juan como el tuyo me sirven para seguir confirmando que los humanos somos diversos, complejos, nada lineales, y todo lo digo sin juzgar, porque en todo caso por h o por b ¿quien no ha ocultado, quien no ha mentido? la mentira, los miedos, la miseria tambien son componenetes de nosotros como personas pero por suerte ademas tenemos cosas maravillosas para dar y recibir, como el amor por nuestros hijos o padres o amigos. les mando saludos a ustedes y a sus hijos, que tambien estaria bueno escuchar, si ellos quisieran.

  • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

    Que buen aporte a este post! Gracias por compartir tu vivencia =)

    Concuerdo con C.Mendez y creo que estaría re bueno si un día tenes ganas de escribir algo más detallado sobre tu experiencia seria super interesante para que Veronica lo publique en el blog.

  • unsleep

    si “cogerse las minas” es lo natural y lo que deseas, si, no hay porque ignoranrlo, ser hipocritas o decir que no existe solo porque a la secta catolica le interese con su agenda maligna. el sexo no es malo, por mucho que digan esos demonios. si la monogamia es una invencion cristiana, admitamoslo. Dejad de mentir a todo el mundo.