“Nunca tomé como una opción prostituirme”

 

Julia Amore trabaja en el programa de diversidad sexual del Inadi. Cada día, desde hace un año, su actividad consiste en generar políticas públicas de integración para las personas trans que tienen su ley pero que, ella sabe, aun se implementa a medias.   Se entusiasma cuando habla de su trabajo cotidiano y dice que, por momentos, aun le cuesta creer el lugar que ocupa.

Ella no sabía lo que era trabajar en una oficina, pero aclara que resistió en puestos precarios aunque prostituirse era su límite. “Nunca tomé como opción la posibilidad de trabajar en la calle”, dice.

Julia Amore; foto Facebook

-¿Cuál es tu actividad en el Inadi?

-Trabajamos en equipo pensando cuestiones que hacen a la diversidad, a generar políticas públicas de integración y fomentar la aplicación de la nueva ley de identidad de género y la reglamentación de los artículos, porque aun falta mucho para una verdadera instrumentación. Por ejemplo, en temas de salud todavía no se pudo poner en práctica la ley. Está bastante encaminado pero hay que sugerir cosas, intercambiar  opiniones. Trabajamos con los ministerios de Salud, Educación y Justicia.

Lo que falta es, entre otras cosas, que desde la formación de los profesionales haya más capacitación, que en la carrera de Medicina esté tratado y tenga espacio curricular esta temática desde un lugar de integración, de aceptación, no patologizando el tema.

También es necesario trabajar con profesionales que no tienen capacitación en cuanto al uso de un lenguaje de respeto por el género. Esto que hace al trato digno es fundamental. Trabajamos mucho en el ámbito de la educación con los profesionales que tienen que vincularse con niños y niñas trans, porque los docentes muchas veces no tienen herramientas para saber de qué manera llevar adelante esta temática. Entonces, damos charlas, capacitaciones.

- ¿Te imaginaste un trabajo así para tu vida?

- No, es raro. Tengo cierta trayectoria en el activismo y la militancia, pero nuestra militancia, forzadamente, es de todos los días. Me costaba pensar que en algún momento se nos iba a incluir socialmente, lo veía como muy lejano.

Julia Amore; foto Facebook

- ¿De qué viviste toda la vida?

- Hace muchos años que soy actriz. Empecé a los 12 años, desde entonces me di cuenta de que eso era lo que elegía como profesión. Luego, me formé, estudié. Desde siempre esa fue mi forma de hacer política, siempre se hace política, y el teatro es mi forma de expresión. Con el teatro sobrevivo, no es que gano mucho dinero.

- ¿Trabajaste en la calle por necesidad?

- No, a la calle nunca la tomé como opción. Cuando era más chica y pretendía vivir de mi profesión era difícil, sobre todo siendo diferente. Además, era otro tiempo. Ahora tenemos un Gobierno que acompaña y apoya esta evolución, esta integración y esta forma de incorporar la diversidad como parte de la sociedad. En su momento no se hablaba de eso. Yo era una chica transexual, alguien diferente, que pretendía vivir del arte. Yo traté de ser fuerte, seguir estudiando. No fue fácil: tuve que limpiar casas de familia, que vender comida a domicilio, también vendí ropa. Había que sobrevivir.

- ¿Siempre viviste libremente tu identidad sexual?

- Sí, siempre llevé mi vida como mujer. Era muy libre con mi vida y eso creo que me jugó a favor. Por ejemplo, al colegio al que iba los varones no podían tener el pelo que les tocara el cuello de la camisa; yo llegué a tener el pelo largo casi hasta la cintura. Creo que todo es cuestión de actitud en la vida, tiene un poco que ver con eso. Yo fui bastante inconciente. En mi casa, con mis amigas y en el colegio siempre fui una chica. No veía otra forma y actuaba así. Yo sabía que en algún momento las cosas iban a cambiar en la sociedad, no imaginaba que lo fuera a vivir yo, no era tan optimista. Ahora estoy operada, lo logré antes de la ley y tengo mi documento.

- ¿Cómo era conseguir trabajo?

- Te cerraban muchas puertas sólo por la identidad sexual. Era difícil conseguir trabajo, sobre todo cuando no tenía DNI, o cuando lo tenía pero no me representaba. Entonces, a veces calificaba para un trabajo pero cuando presentaba la documentación  me decían que no, no entendían. En un tiempo opté por ser medio andrógina, vestía ropas grandes, ni varón ni mujer. Así llegué incluso a un cargo gerencial en un call center. Una se ve obligada a negociar algunas cosas, pero nunca renegué de mi identidad.

Julia Amore de bebe, con su muñeca favorita; foto Facebook

- ¿En tu casa cómo lo tomaron?

- Mis padres nacieron en los años 30. La mentalidad distinta, muy cerrados. No tenían información. No es para juzgarlos, acompañaron a su forma. Con ellos fue como ambiguo todo. Tenía cosas prohibidas, pero también yo jugaba con tacos de mi mamá, me pintaba la boca. Hacía eso y sufrí retos y chirlos por hacerlo. Pero bueno, cada tanto lo hacía igual. Recuerdo algo muy lindo, también. Mi papá era constructor. Se daba maña para hacer cosas. Mi vieja tenía unos zuecos y yo taconeaba feliz de la vida  con ellos. Cuando mi papá descubrió que me gustaba ponérmelos y taconear haciendo ruido por la casa él me hizo unos zuecos de madera de mi número, pero sin taco. Era una aceptación a medias: me hacía los zuecos pero sin taco. Yo era feliz, me encantaban. Los combinaba con ropas de ellos, hacía shows para toda la familia. Me gustaban los skech.

- ¿Te acordás de tu primera pareja?

- A los 15 años tuve mi primer novio. Pero ya en el jardín de infantes estaba enamorada de un nene, Marcelo, que estaba en segundo grado cuando yo iba a preescolar. Recuerdo que hablábamos a través de la reja. Nos hicimos amigos y toda la primaria fuimos muy amigos. Hace poco me encontré con él por facebook. Recordamos las picardías de niños. Le pregunté cuál era su percepción de mi en aquel momento. Me dijo: ‘Vos eras mi novia. Para mi siempre fuiste Juli’.

 

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

 

  • Amorejulia

    Muy linda la nota Vero, gracias. Besote!

  • http://twitter.com/Piolapi Tabano De Comodoro

    Porque lo plantea como una virtud  ”el no prostituirse”  . Casi nadie se prostituye. Yo tampoco pensé nunca en prostituirme ¿ cual es el merito en ello? 

    • Juan Martín

      Para entender el mérito, tendrías que estar en los zapatos de una persona trans. Tendrías que vivir lo que es no conseguir ningún trabajo, que te cierren las puertas en todos lados, que no tengas de dónde sacar un mango para sobrevivir. Y recién ahí, te darías cuenta de que dedicarse a la prostitución no es algo que se hace por gusto, sino por necesidad.

    • Diego

       Porque vos no eras un hombre con documento de mujer, básicamente…

  • Sinceramente

    La verdad me da lastima que este sea un tema tan trascendental como para merecer una nota en un diario nacional. Me hace acordar al viejo chiste de “las 40″ pero bueno, sera que uno se ha criado en un mundo donde el Norte era el Norte y el Sur era el Sur y no otra cosa. . .

    • Juan Martín

      Este es un blog de temática LGBT. El artículo está íntimamente relacionado a la problemática que rodea a quienes formamos parte de ese colectivo social. Y sí, la dignidad de la persona es un tema más que trascendental, que merece mucho más que una nota en un diario nacional.
      Yo no sé en qué mundo se crió Ud., pero claramente la historia demuestra que lo que antes se creía que era el Norte, en realidad nunca lo fue. ¿Se acuerda cuando el Sol giraba alrededor de la Tierra? ¡Qué tiempos aquellos! No como ahora, que un grupo de pseudo-progres herejes sostienen que es la Tierra la que gira alrededor del Sol. ¡Qué barbaridad!
      Saludos.

  • Pidono

    Las cuestiones de genero estan llenas de los temas de los gays y del feminismo ¿para cuando los problemas de hombres heterosexuales? y no se confundan ya hay un movimiento que esta luchando por esto ya que hoy tenemos una imagen francamente demonizada y muchas cargas que quedaron del famoso patriarcado que las feministas casualmente prefirieron no tocar. Igualdad es igualdad, es pagarse la cuenta en una cita, es aceptar que el SAP es un problema, es ley es lograr leyes mas duras contra las falsas denuncias de delitos sexuales por parte de mujeres inescrupulosas, es terminar con la mentira sexista del que el hombre gana mas por ser hombre cuando hay investigaciones que concluyen que no hay sexismo en lograr que engañar en el uso de un metodo anticonceptivo y generar un embarazo sea delito (de multa al menos), es sacar la idea de femicidio y hablar de homicidio de genero, es revalorizar la imagen del hombre heterosexual que con aciertos y errores llevo este mundo hasta ahora y no siempre con intolerencia ya que hasta que en roma y grecia la homosexualidad era ampliamente tolerada, creo que la intolerancia se la debemos a las falsas doctrinas de la iglesia (digo falsas porque no se si jesus hablo de los homosexuales especificamente) y no al hombre. Al margen de todo la columna es interesante pero hubiera sido mejor que fuera sobre cuestiones de genero y no sobre homosexualidad especificamente. Un saludo

    • Rick Santorum

       Pindono, este es un blog que trata específicamente temas LGBTTI. En mi opinión, está bueno que tengas esas inquietudes como hombre heterosexual y me parece muy interesante lo que planteás. Fundá vos ese blog para expresar tu punto de vista, Verónica Dema escribe sobre esto que ves en Boquitas Pintadas, sobre lo que a ella le interesa y le parece mejor difundir. Abrazo.

    • Eliocesar95

      No estoy tan seguro las trans son despreciadas y se les niega un trabajo esos mismos hombres heteros de los que ud habla , y la mayoría aceptan a los gays si no lo parecen y niegan serlo, los hombres heteros tienen toda la ventaja en oficinas, no tienen techo de cristal que les impida escalar, los gays y mujeres si lo tienen. Los hombres heterosexuales no tienen problema por ser heterosexuales , puede ser por sobrepeso y si son mayores de 50 años (igual que a los gays) ahí si que hay discriminación laboral, pero no por ser hetero precisamente. Se puede llegar a entrar en lugares siendo gay , pero el ascenso ya es otra cosa. Como gay en un trabajo y si estas rodeado de heteros la mejor estrategia lo e comprobado , es tratar de parecer inofensivo y decir todo que si , entonces se creen magnánimos porque deja trabajar al “gay”, ahora si un gay o una mujer es orgulloso y tiene ambición de superación en su trabajo ,es visto poco menos que como napoleón bonaparte 

  • Sandrasalgado35

    Sandraambiar el enfoque que la carrera medica le da a este tema, primero deberia ser despatologizado por APA porque no se puede desconocer porque si nomas que este trastorno es una patologia. Veo la ideologia cada vez metiendose mas en la ciencia y nada bueno saldra de eso.

    • Pidono

      Que onda ¿es una patologia? estoy de acuerdo con lo que decis, pareciera que si alguien dice que la homosexualidad es una enfermedad es un homofobo y creo que no es asi. Es decir, creo que deberia seguir estudiandose el tema, en lo personal tengo la duda de si es una enfermedad o no, me parece bien que se tolere pero creo que desde el punto de vista medico deberia seguir investigandose esto a fondo sobre todo en los trans ya que no pueden volver atras con su decision. Slds

  • Juan Jose

     jajaja. le daban muñecas de bebé a este niño varón?. ja! con razón tiene problemas de grande!!. otra prueba mas de que los gays se hacen y no nacen asi.