“No podía entrar al baño del colegio porque me gritaban puto”

 

Esta es la segunda parte de la historia de Juane, alguien que vivió mil desventuras y quiere contarlo para que esta violencia que soportó desde niño, que van desde la sistemática recepción de golpes e insultos hasta ideas suicidas y autoflagelos, no sigan ocurriendo. ¿Cómo sobrevivió a todo esto? ¿Quién lo ayudó?

Este es el relato de Juane…

La crueldad de la vida

(Segunda y última parte)

por Juane

 

Foto: archivo

Una mudanza ¿salvadora?

Entonces emergió de entre todas las posibilidades un imprevisto, mi familia se mudaba de ciudad, de provincia, nos íbamos lejos, “otra oportunidad para que esto no me pase más” pensé al instante de saber la noticia de nuestra pronta mudanza, íbamos al pueblo de mis abuelos, al que no recordaba, el pueblo de mis vacaciones de la infancia, ya no tendría legisladoras que muelan mis brazos a sutiles mas incesantes golpes, ya no tendría a mi alrededor a una división entera riéndose de mis formas, ni de mi voz, ni de mí, volvía a ser persona, al menos todas esas esperanzas mezcladas volcaba sobre ese viaje, era realmente esperanzador comenzarlo todo de nuevo.

Al llegar a la nueva ciudad, me repetía constantemente, “de tanta burla algo he aprendido”, “es momento que haga un esfuerzo más grande, tengo que ocultar todo lo que de mí moleste”, “tengo que ser fuerte”, “no puede ser tan complejo”, “tengo que tener novia”, “ya sobreviví a lo peor ahora todo estará bien”.

***

Durante el primer año la corrección funcionó, no escuchaba insultos, estaba feliz con mi primer amigo varón, sin embargo algo acontecía en mí, pues en soledad, cuando ya estaba solx conmigo en mi cuarto, la tristeza era profunda, el dolor era intenso, cuando no estaba rodeadx, cuando se acababa el “fingir” que tan bien me salía, nuevamente el morir como necesidad de escapar de esta vida ficticia y vacía hacia su sangrienta entrada.

 

En ese transcurso mi dolor era mío, no le pertenecía a nadie más , no podía controlarlo pero al menos si ocultarlo, quizás fue por ello que en el verano del siguiente año, cuando ya hacia más de un mes de mi soledad, en mi cuarto, de alguna manera comencé a escribir mi más definitiva huida, sin saberlo escribí en realidad mi primera novela, su centro era el amor de dos chicxs diferentes, en ese momento se despertó en mí una sensación indeclinable, liberadora y pacificadora, yo era diferente.

 

Foto: archivo

Cuando volví ese año al colegio, retorné con un espíritu aún quebrado, retorné con un espíritu aún sofocado por la angustia, esta vez no era de ocultar lo que no era, esta vez era de encerrar lo que era entre mi cabeza y mis deseos, entre mis hormonas y mis erecciones, así pensaba que la parodia de mi mismx que había construido podría mantenerme con vida, ya sabía del dolor de ser atacadx, no quería darles el placer de confirmarles sus sospechas, mi pecado, mi enfermo deseo que tan puro me había parecido al principio se quedaba conmigo.

 

Así pues, en esta contradicción pasaron 6 meses de un intenso ocultamiento y a su vez de una intensa liberación porque al fin el deseo surgía, por fin tenía ganas de besar a alguien, mas sabía algo muy simple estaba solx, no podía hacerlo publico, de eso dependía mi vida, que aún siendo reducida a una mentira que rápidamente me llevaba siempre al mismo pensamiento suicida era mía y nadie iba a quitármela sino yo mismx.

 

Cabe decir que esos seis meses fueron 6 meses de mí, enamoradx, enamoradx de la persona equivocada a quien se lo comuniqué, no sólo fracasé ese día sin saber muy bien porqué había salido del closet, sabía que como éramos compañerxs de escuela al siguiente día la escuela entera lo sabría, me cuestionaba mis razones,¿ por qué había sido tan imbécil de contárselo’, “¿por qué no me guarde este corazón enfermo que tengo?” me decía sin cesar. Entonces sobrevino la peor de las partes de esta historia, los primeros años de mi vida “fuera del closet”.

****

Cuando volví al colegio, allí empezó el primer calvario, en un instante los insultos y las burlas se mezclaban con los “yo te acepto”, “sos diferente pero sos buena persona” violentos y asquerosos decires, que no tenían otro fin que ganarse mi confianza que escupa mi historia sexual, para así llevarla de bandera para reírse frente a mí de mis prácticas perversas. De todas esas anécdotas quizás una sea la más importante, al menos para mí y por eso quiero dárselas no quiero repetir la descripción de lo que se fue repitiendo (pues todo volvió a suceder sólo que esta vez ya no atacaban a mi persona ni ignoraban una “broma de chicos”, esta vez atacaban la dignidad de mi identidad) por ello quiero contarles lo que hizo de nuevo la discriminación en mis últimos años de mi escuela secundaria

 

Todavía lo recuerdo fue justo en esa época que ocurrió lo que sin duda fue más duro que los golpes, más duro que los encierros, los llantos, o la esperanzadora idea de que pronto me daría muerte a mi mismo. Era un día como cualquier otro, hacía unos meses que había “salido”, justo en un recreo, ese día entré como sin decir nada, nunca había tenido amigxs mucho menos amigos varones (el único que tuve al salir del clóset como la gran mayoría se esfumó), estaban mis compañeros de clase conversando, no pretendía incluirme en su conversación, sólo quería utilizar el sanitario y salir de ese lugar, algo podía pasar lo presentía, entonces entré, el baño no tenía puertas pensaba que no lo habían notado, aún confiaba en que era invisible, mas no fue así, ellos mismos se pusieron en ronda a mi alrededor, mirándome cuales niños a punto de hacer una linda travesura, de inmediato, una vez encerrado, comenzaron a girar, saltando al cántico de “el puto puchero se confundió de baño”, “al puto lo sacamos nosotros de acá” y así fue, a los empujones me sacaron, de allí, no rompí en llanto, pensé:  ‘Está bien, yo no soy como ellos’. Ese día me contuve, sí, contuve todo fluido que tuviera en mi cuerpo. Pasaron los meses, yo seguía sin ir al baño, sin animarme, negándole a mi cuerpo la posibilidad de todo movimiento ajena al de mis pies.

****

Sin embargo, las horas eran muchas por ello un día decidí un día volver a intentarlo esta vez fue peor, esta vez tenía a todo mi curso gritándolo por toda la escuela, por suerte no había más que autoridades, me propuse que no pasaría de nuevo, decidí por ello no ir más, tres años lectivos pasaron no volví a ir, tenía clases desde las 6:55 a las 13:30 y no volví a ir, dependía de hacerlo a escondidas, de que algún profesor me lo permitiera en las horas de clase, estaba fuera del estatuto por ello en general no lo hacían, mas nunca volví a enfrentarme a ellos, pase por la educación sexual, yo no existía allí dentro, yo no estaba, no aparecía lo mío era como la masturbación un arte prohibido pues como no genera reproducción y nadie tiene que conocerlo porque es tabú, mejor no hablar de ciertas cosas.

 

Mas no quiero dejarlo solo allí, esa serie de hechos desafortunados produjeron algo mucho peor, mis monstruos de la infancia devenidos en seres humanos parecían todas las personas que me rodeaban en ese aula, en esa institución educativa, deseos extraños e irracionales me invadían, ante tanto golpe vinieron mis propios golpes físicos , cada tanto era una hebilla de cinto sobre mi espalda o un filo sobre mis piernas, mi propio dolor oculto debajo de mi ropa para mantener a raya el deseo de morir, el propio vacío de alguien que no quiere dejar de vomitar porque en su vida lo único que entra es desperdicio, el desvalor de seguir con vida, una vida que sólo te sirvió para saber que nunca serás feliz…

 

Es así como concluye mi testimonio, entre el recuerdo de unas autoridades que hicieron oídos sordos, docentes aún más hipócritas, la violencia cotidiana puesta sobre todos mis fluidos, mi vida privada, mi sexualidad y el recuerdo roto de haber tenido una adolescencia que no fue, una vida sin amigos y una existencia solitaria sólo acompañada por la sombra de quien quiere morir. Por esto les repito hasta el cansancio: que esto no sirva como manifiesto desesperanzador,  que sirva para concientizar, para anclar mentes en la importancia de la diversidad y la educación sexual integral. Yo sobreviví, tuve la suerte de poder salir, de superar el mandato que prohíbe la propia felicidad simplemente por una manera que tenemos de vivir. Pero me gustaría que nadie más tenga que volver a ‘sobrevivir. Para quienes estén pensando en cómo poder ayudarlos, denles nombre, no lxs dejen en silencio, luchemos juntxs por una Argentina más justa para todxs.

Me pregunto, ¿por qué no terminé con mi vida? ¿Por qué seguí y sigo? Por la libertad, me digo, por ser yo mismx.

Muchas gracias por este espacio.

Juane

 

¿Viviste situaciones similares? o ¿Hiciste sentir a alguien así?

 

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • Daniel

    Nuevamente, Juane, gracias por compartir tu historia. Ojalá que pronto nadie tenga que “sobrevivir” a su escuela y que todxs puedan VIVIRLA. La Educación Sexual Integral es imperiosa y me alegra ser un docente que puede aportar aunque más no sea unos granitos de arena en los colegios donde trabajo, para combatir tanta ignorancia escudada en tradicionalismos.

  • Ceci

    Es mi deber decirte lo mismo que dijiste:
    Te pregunto, ¿por qué no terminaste con tu vida? ¿Por qué seguiste y seguís? Por la libertad, te digo, por ser vos mismx y para que hoy, yo y muchxs más estemos leyendo tu experiencia.

    Muchas gracias por tus palabras más que valiosas, útiles llenas de coraje. Seguramente, la cosa irá cambiando y espero que como maestrxs, docentes, padres, tíos/as, hermanos/as hagamos algo para que no existan más Juanes en las aulas.

  • roberto

    Juane, muchas gracias por compartir lo que escribiste.
    A pesar que algunos bloguistas hablan mal a veces de los militantes por los derechos, te quiero comentar que estamos trabajando bastante sobre el acoso escolar y de a poco las situaciones van a ir cambiando. Quizás no sea tan rápido el cambio como a uno le gustaría.
    Sería interesante saber hoy como es tu vida.
    Un saludo

  • mariano

    Muy movilizador tu relato, es una lástima q las cosas hayan tenido q ser así para vos. Yo no soy puto, y la verdad q ir al baño (iba a un colegio católico de varones) me daba terror igual. Más de una vez me meé y me cagué encima para evitar algún verdugueo azaroso. También fui cruel con chicos que eran diferentes (a veces ni es que fueran homosexuales, simplemente no eran machos alfa, y hoy están casados con hijos), para evitar que se le agarraran conmigo. Cuando empecé a ser más grande me empecé a parar de frente de cara a estos animales y hasta pude defender a pibes a los que tomaban de punto simplemente porque eran blanco fácil y no les gustaba agarrarse a piñas. El ser humano es muy primitivo, lamentablemente, y los adultos muchas veces no ayudan.

  • juane

    será un gusto responderte robert, se muy bien de buenas intenciones y grandes proyectos presentados en la camra de diputados que tocan especialmente estos temas con buena fuerza y resistencia, mi vida de hoy, seguramente una de las más simples, estudio y milito, si, milito en diversidad sexual y en el partido socialista de la ciudad autonoma de buenos aires todos estos dolores, todos estos golpes me enseñaron a ser yo mismx y es en estos espacios donde veo más fiel mi lucha por conseguir la verdadera libertad de todxs :)

  • CORDOBES

    Daniel, el cocainomano no deberia ofenderte…ojo el cul°! repensalo, fijate bien y si necesitas una explicacion avisame.

    Luix_Mo, tus comentarios no son ofensivos para nada, de hecho me ofende mas que insulten a mi vieja o a mi bandera que si me dicen orejudo, ojudo, cara de naipe etc…asique no te preocupes, se diferenciar. Respecto del sufrimiento, es claro, ya todos sabemos. Pero aun quedan preguntas sin respuesta para los psicologos que “salvan o acompañan o lo que sea”

    J.L.Borges, la obra de Borges es de los mas interesante, no creo que el usase terminos como ridiculo y vos sabes que yo creia que se habia equivocado y pensaba: “que raro, la X esta muy lejos de la O en el teclado”

    Respeto el sufrimiento de cada uno, pero no respeto la fragilidad, no cuando hay gente peor que uds. y cuando pelear con dignidad y hombria puede ser una mejor opcion que hundirse en la depresion.

    • Daniel

      El cocainómano no me ofende… lo que me ofende es la ignorancia que falta el respeto

  • F.T.Q.

    La ” x” no es un simple error de tipeo, es un manifiesto de libertad, la ” x” son para mí todos los géneros ( masculino, femenino, y los que por supuesto no encajen en ese binario) y estoy muy de acuerdo con ver esto más allá, no es una simple discriminación por orientación sexual, es una discriminación por la alteridad de ser diferente y su correctivo social, no hace falta ser ” hombre” con lo que el término les refiera para luchar y triunfar, cordobés el problema que me parece sientes es simple, tienes la idea única de “hombre” seguramente otra contrapuesta de ” mujer” y no escapas a lo bello de la diversidad, la diversidad no tiene dos únicos colores sino que los tiene todos y eso cuesta de entender incluso dentro de todas las comunidadades LBTTTIQ existe el prejuicio y la discriminación tanto o más fuerte que para con el mundo que se dice “heterosexual”, por ende nuestras formas de tener sexo, nuestras identidades de genero, nuestras expresiones de genero, nuestras vidas y nuestros deseos son propiedad intima de cada quien y juzgar unas por encima de otras (solo porque cometen el delito de no ser la mía) es un contrasentido venga de donde venga, después de todo la gente en todo el mundo come o no hamburguesas y no por eso decimos ¡oh no debió comer pastas! esto es lo mismo no podemos ponernos como ejemplo podemos aunar por la felicidad de todas las personas sabiendo lo que hicimos, haciéndonos cargo de lo que pasa y desde lo pequeño que podamos actuar en consecuencia hacerlo

    • J.L.Borges

      Lx xqxxs xs xnx mxnxrx mxy txrxdx dx hxcxrsx nxtxr y nx sxqxxxrx pxxdx prxnxncxxrsx.

  • Lapegnola

    Juane: soy una persona mayor, viví y vivo en el “armario”; me case y soy padre, pero me hiciste revivir la dolorosa etapa de mi adolescencia en el colegio. Te felicito.

    • Juan Carlos Díaz

      Juane,

      Lapegnola me ganó de mano, pero al igual que él, pasé por una infancia y adolescencia muy parecida a la tuya y me identifico totalmente con tu soledad y tu aislamiento.

      Yo también viví y sigo viviendo en el armario, casado, con hijos, habiendo suprimido mi identidad para “ser como se debe” y simultaneamente ver morir una parte integral de mi persona y de mis esperanzas. Y si por un lado mi familia me brinda muchas satisfacciones, por otro lado te envidio en que, por lo que leo, hayas podido estabilizar tu vida en tus términos, y que yo solo podré imaginar sin poder vivirlo.

      Espero que, gracias a relatos como el tuyo, las nuevas generaciones puedan aprender dos cosas: vivir según sus términos, y no joder a nadie que tenga términos diferentes.

      Somos unos cuantos que hinchan por vos. Un abrazo.

  • Andrea

    “Conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará Libres…” ( Juan 8:32 ). Si tan solo alguien le hubiera enseñado la verdad se habría evitado años de sufrimiento sinsentido.

    • Julio Iglesias

      A vos te patina el coco ¿no?

    • mica

      mas bien creo que es al revés. Andrea es una de las pocas cuerdas de este blog.

    • Julio iglesia

      Ah, andan en barra los loquitos fanáticos religiosos.

    • Juan Martín

      A Andrea le preguntaría cuál es la verdad de la que habla.
      Y a Mica, le preguntaría cómo sabey le consta que Andrea es “una de las pocas cuerdas de este blog”.

  • Luis

    En la juventud y primera adolescencia cualquier manifestación de homosexualidad (percepción, conducta, atracción o discordancia sexogenérica) aumenta hasta en veinte veces el peligro de suicidio o conductas autodestructivas. Solamente una poderosa homofobia enquistada en las instituciones de educación y prevención puede explicar que no se estén tomando medidas para contrarrestar esta realidad..

    EL PROBLEMA DEL SUICIDIO EN LA ADOLESCENCIA HOMOSEXUAL por: Rafael Freda en: http://www.sigla.org.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=93%3Ael-problema-del-suicidio-en-la-adolescencia-homosexual&Itemid=104

    • pipino01

      Ayyyy Juane, cuantos recuerdos. Me hiciste revivir momentos muy dolorosos. Yo me pregunto: y los docentes??? Pero bueno, hoy los defensores de este tipo de cosas(porque los hay, ojo) tienen que cerrar la boquita y meterse sus opiniones donde no les da el sol. Espero que tanto dolor te haya servido como a mi me sirvió. Siempre digo lo mismo, tuve una infancia y adolescencia muy infeliz.Pero el día que tomé las riendas, la cosa cambió. No pudieron ni van a poder.

      • Nick

        ya elegiste tu camino, ahora viene el tiempo de cosechar lo sembrado.

      • Josedelbarrio

        Nick, ¿qué otro camino le hubiera recomendado usted a un niño como Juane, o a un adulto como Pipino01? Si no ofrece a cambio algo específico cuyos méritos se puedan evaluar, entonces hacer pronunciamientos vacíos sobre elecciones, siembra y cosecha no tiene mucha gracia.

        Saludos.

  • Emiliano

    Qué necesidad tenés de omitir decir “yo mismO”. Sos un varón al que le gustan los varones. Nada más. No por eso tenés que usar la “X”. Con razón te discriminaban tanto, seguro querías todo el tiempo hacer notar que eras homosexual. Sos varón, listo, referite a vos mismo como tal…

    Claro, y después pretendés que no te discriminen. Sos nefasto. Reitero: NE-FAS-TO!!!!

  • Javi

    Muy buena tb esta segunda parte del relato de Juane! Gran decisión de subirlo en dos tandas, entraba a cada rato desde el lunes para saber cómo continuaba y terminaba la historia de él.
    Lo del baño es tal cual, a mí tb me pasó: aguantarme horas y horas para no ir e iba si no daba más en medio d las clases, pero no en recreos. Me encantó el final!!! Duros, pero al fin lindos y positivos mensajes.
    Saludos de Javi.

    • roberto

      Ante articulos como este siempre veo como algunos bloguistas distraen la atención en insultos, críticas literarias y lo que logran es una serie de comentarios que terminamos discutiendo sobre eso y no sobres las notas. Realmente es una estrategia por la que no debemos caer en ella.
      La nota de Juane me llegó al alma, tuve la suerte de no pasar por esa situación, pero por ello no quiere decir que no me llegue.
      Juane una vez mas te agradezco por abrir tu corazón y contarnos ese pedacito de tu vida que sirve para que muchos/as chicos/as sepan que el suicidio no es una alternativa viable.
      Gracias

  • Alf

    Lamento muchisimo que usted y otros hayan tenido que pasar todo eso ! Inadmisible !!!

  • CORDOBES

    Me gustaron todos los comentarios sobre todo el de Emiliano.

    Felicitaciones a todos por sus palabras

    Hoy estoy un poco bajon porque se tuvo que ir Spinetta, por suerte nos dejo a los latinos mucho de que hablar.

    Tema: Sin Fin
    Disco: Pan
    Autor: LUIS ALBERTO SPINETTA

    “Prepárate que el anochecer,
    se hace aliado de todas nuestras heridas…
    Descálzate ya con tu soledad…
    y que las horas no atrapen tus alegrías,
    que han de seguir, como la vida…
    han de seguir…”

    CORDOBES

  • JuanChotaLarga

    Cheeee, no sabia que ser trolo era tan complicado!

    • Rimbaud

      No es tan complicado, solamente tenés que bancarte que cualquier perejil te diga trolo.

    • roberto

      Muy buena respuesta Rimbaud, jajajajja

    • JuanChotaLarga

      y si, debe ser complicado bancarse a los perejiles. Ni me quiero imaginar lo que es embarcar carne por popa!!!.

    • El Genio del Dub

      Sarna con gusto no pica Juancho..sino preguntale a tu hermana.

    • Rimbaud

      Juancho, no creo que te tengas que preocupar por eso porque debés ser incogible.

  • CORDOBES

    Ahora, algo que nadie dijo:

    Un niño o grupo de niños se dan cuenta que el otro niño es gay, ¿el no se da cuenta?

    Un adulto, decide salir del closet, como ya lo dije: “Todos sabiamos que ese adulto era gay” cual es la sopresa?

    En sintesis, el gay actua como mujer y no sabe que proboca eso?…..

    Insisto, aca debe haber un tema en los cromosomas o algo mas complejo que aun nadie descubrio….si fuese tan natural, se darian cuenta…..

    Tal vez estoy muy muy equivado….

    • Juan Martín

      Hola Cordobés:

      Como has aclarado varias veces, no tenés amigos gays, y por eso te surgen estos interrogantes.

      El gay afeminado, por lo general no se da cuenta de sus modos, especialmente cuando es chico. Recién cuando empiezan a bardearlo en el colegio, o en el club, o en donde sea, es cuando empieza a percibir que en su proceder se le cae alguna pluma.

      Con el adulto pasa algo parecido. A lo mejor él se imagina que hay sospechas sobre su sexualidad -en algunos casos, ni siquiera eso-, pero aun así es todo un tema “salir del closet”. Es un aceptarse, un asumirse, no solamente frente a uno, sino frente a la sociedad. Y si al flaco lo bardearon desde pendejo, es lógico que tenga inseguridades que hagan que salir del closet sea algo difícil para él.

      En pocas palabras, son muchos los casos en donde los gays son afeminados y no lo saben.

      Me atrevería a decir que no es un tema de cromosomas, sino más bien psicológico. Pero ya estoy hablando sin conocimiento real de la cuestión.

      Espero haber sido claro.

      ¡Abrazo!

  • Alex

    Personalmente conozco varios casos como este y varios tipos de personas: las que son fuertes y las que, lamentablemente, se quiebran. Soy relativamente joven para hablar ampliamente (menos de 35), así que me limito a lo que se, a mi experincia, a lo que yo viví y vivo. Uds, o Verónica me corregirán.
    Cuando era más chico, la sociedad era muy cruel con este tipo de cosas; ahora, un poco menos. En mi caso personal puedo decirles que me refugié en mi soledad, con absoluta discreción y, en cierta forma, decidí vender lo que mi sociedad y ámbito social quería comprar. Puertas adentro, en secreto y privadamente, era yo mismo (quizás por que vi muy de cerca otros casos de gente y pibes que estaban en lo mismo, que eran excelentes personas y la sociedad los hizo sufrir demasido al no saber o no tener la experiencia o ayuda para manejar eso y yo no quería pasar por lo mismo).

    Uno no elige donde nacer, pero nací en una familia tradicional, con cierta clase social, poco comunicativa y seca de afecto. Más de una vez hubiese dado lo que fuera por un abrazo, una oreja familiar que me escuchara y un poco de contención. ¿El colegio? Una etapa difícil: vi en otros lo que podría haber sufrido yo si blanqueaba lo que me pasaba, ante las burlas o bromas que me hacían respondía de manera firme, a veces, a las trompadas. Era el más alto de mi clase y sabía pelear bien, es bueno.
    Pero aun así, por dentro me retorcía de dolor, estaba tan metido en mi soledad y en mi mismo que me di cuenta tarde de que no era único en mi clase. Uno terminó muy mal, eso me marcó mucho y, a veces, pienso si la situación que me tocó de cerca no hubiera sido oportunidad para haber hecho algo para ayudarlo.

    En mi ámbito familiar era el chico formidable y prometedor con las cualidades que todos querían ver: iba a fiestas, lugares sociales, salía con chicas bien, con todo el grupo de amigotes a los boliches y lugares de moda. Era como debía ser: buen estudiante, buen deportista, buen hijo siempre con actitud positiva, cara alegre (aunque internamente era todo lo contrario). Con el tiempo, pensé, ¿cómo nadie se daba cuena? ¡Cómo los conozco yo a ustedes y qué poco me conocen a mi!.
    Cargado de espectativas de parte de padres, tíos y tías viejas diciéndome: “Algún día te vas a casar con una buena chica como vos y vas a tener muchos hijos lindos”. Yo me lo tomaba con ironía y en mis adentros pensaba: ¡si supieras!. En mi casa nunca comenté ningún tipo de problemas, me volví herméntico y simpre los resolví solo. Me fue difícil y, a pesar de que me considero muy alegre y optimista, a menudo sentía la pesadumbre de la soledad que me quemaba por dentro. Algo en mi gritaba auxilio y recordaba que “en esto estoy solo”, pero ocultaba muy bien mis sentimientos y con el tiempo fui haciendo mis procesos, que, para ser chico, eran muchos y muy desgastantes.
    Cuando afilé más mis sentidos y me relajé un poco más me animé y busqué gente homosexual como yo en mi ámbito social. Me di cuenta de que había muchos, pero pocos o ninguno se animaba a hablar del tema o expresarse. Quizás un factor era la edad, no lo se.
    Yo llegué al punto en que necesitaba respuestas: hablar, expresarme, escuchar, comprender y aprender, así que empecé a buscar por todos lados: escuché, conocí y aprendí lecciones excelentes de todo tipo de personas. Mi gran último click fue cuando cumplí la mayoría de edad: para mi fue como la última pared. Puedo hacer lo que quiera, como quiera, cuando quiera sin moletar a nadie y sin rendirle cuentas a nadie. Libertad. ¡Qué bueno fue sentir eso! Ahora estoy casi pisando los 30 y, si bien no tengo nada contra nadie, no guardo rencores ni resentimientos, creo que cuando salí de mi casa, salí un poco a buscar a mi familia, a mis amigos, salí a buscarme a mi. Empezaba a ser un poco más el verdadero yo.

    Me gusto mucho este post y es verdad que se sufre muchísimo en la niñez o juventud. La gente no se da cuenta pero puede arruinar la autoestima y la vida de una persona maravillosa. Es una realidad muy cruda y cruel pero quizás es un proceso que es parte de la vida, no lo se!! Hoy las cosas son algo distintas pero aun así creo que antes de decretar hay que escuchar, obserar en vez de mirar, si uno observa, a veces, puede ver el dolor que se oculta atrás de una cara sonriente e intentar comprender, ponerse en el lugar del otro. Tal vez, un gesto de cariño, una charla o un gesto de contención es algo tan eficaz como darle agua a un sediento. No se si está bien o está mal. Es lo que yo pienso y lo que puedo aportar desde mi experincia.

  • Juan

    Muy interesante el articulo. La forma en que se desarrollo el thread desvirtuo lo que era el contenido principal, muchas gracias a Juane por compartir sin pudor y sin miedo una vivencia que tiene que llevar a concientizar, por que carecer de un derecho humano tan basico como poder elegir cuando la persona por su edad e indefension adolece de casi todo lo lleva a ideas suicidas.

    Lo que es verdaderamente doloroso es la actitud de los que debieran haber estado a su lado, los amigos y familiares. Serian balsamo sobre piel quemada. En cuanto al bulling , para mi es algo tan arraigado como el instinto de matar.

  • martin

    hola estoy llorando en este momento,algo parecido vivi yo,es el mismo infierno…no se lo deseo a nadie

  • David

    me paso algo muy similar, realmente siento empatipia con vos juane

    no sabemos de donde sacamos la fuerza, simplemente la sacamos, será de las ganas de sacar lo profundo, no se, pero me alegra que ahora estes bien y si, ojala cada vez sean menos los juane y David de este pais

  • mariano

    me conmovio hasta las lágrimas, soy docente , homosexual y esto lo veo en las escuelas, por suerte pongo un “stop” y enseño, hoy en día los adolescentes lo tienen mejor tolerado, cada tanto un caso desafortunado hay, pero se que las cosas van mejor.

  • CORDOBES

    Porque el homosexual (al igual que el cocainomano) es tan extremista en cuanto a finalizar su vida???

    ¿¿¿¿Los psicologos saben?????

    Todos conocemos individuos sin piernas ni brazos que siguen adelante, veo madres que pierden a sus hijos y siguen adelante, veo adolecentes con cancer que siguen adelante, veo marginales, niños abusados, niños de la calle, gente con el agua hasta el cuello, etc que siguen adelante….y les preguntas y no se les cruza por la cabeza el suicidio, sino….avanzar, luchar sin miedo, enfrentar la adversidad. Y aca no hay plata para psicologos (eso es muy burgues para a quienes me referio)

    Don psicologo, ¿podria ud. decirnos porque en el grupo gay se da mas esta tendencia? cuando tienen “profesionales” colaborando con evitar justamente esta desicion tan drastica?

    No será a caso, que es necesario que el caracter del niño homosexual debe ser fuertemente reforzado, llevando a laburar como un hombrecito, es decir, como cualquier otro niño, doblegando los esfuerzos porque aprenda a patear la pelota, exigiendole mas….tal vez….eh ahi la solucion….

    Todo lo que digo es de pura ignorancia, pretendo una respuesta de algun forista que conozca mas del tema.

    PD: Disculpen por no ser muy delicado en mis comentarios, no me sale ser suave, pero no intento ofender ni hacer doler a nadie.

    CORDOBES

  • Daniel

    Dada la historia de Juane, y que seguramente está muy lejos de ser la única (e incluso hay peores), lo que me sorprende es que no haya aún más suicidios entre el colectivo LGBT. Es combatiendo la ignorancia que se ampara en eso mismo (ignorancia) y en otras cuestiones completamente desvirtuadas de valor (como los supuestos valores tradicionales), que cada vez habrá menos suicidios, menos historias tan tristes.
    Tuve una infancia y adolescencia sin mayores problemas, jamás me obligaron a patear una pelota o a “laburar como un hombrecito”. Y hoy soy un hombre hecho y derecho. Gay, orgulloso de la vida que me he forjado.
    Y si alguien genuinamente no quiere ofender, que comience por no igualar a la homosexualidad con la adicción a la cocaína.

  • Luix_Mo

    Cordobés, y que te hace pensar a vos que a toda la gente que nombraste no se pasa una y mil veces las ganas de quitarse la vida o de bajar los brazos y no seguir mas. Por supuesto que hay GRANDES ejemplos de vida y de lucha, y también lo hay en la comunidad gay.
    Pero sabés donde hay una diferencia? La madre que pierde el hijo, las personas con cáncer, etc. tienen en quien apoyarse, por la general familiareas que le ayudan a seguir adelante. El nene/joven que sabe que es distinto, en la gran mayoría de los casos, no tiene en quien apoyarse.
    Vos te preguntas, “por que ser tan extremista?”, y yo digo: “por que no?” Estamos hablando de un pibe, de un nene, que sufrió todo eso durante su infancia, que no tuvo apoyo alguno, que la padeció fea… Si a vos no te pasó lo mismo (y ojalá que no), podés opinar desde el desconocimiento pero nunca vas a poder opinar desde el conocimiento.

    Yo, desde el conocimiento, te digo que es muy feo pasar por las situaciones que paso Juane. Y en algunas etapas negras de mi vida, la idea del suicidio fue bastante tentadora.

    Saludos!

    PD: Mis comentarios no son ofensivos, y te pido disculpas si eso parecieron.

  • nacho_lp

    Es obvio, la sociedad te dice q ser gay es motivo de verguenza para tus padre/familiares etc. No hay ningun chiste de Corona q toqe el tema de los inundados o de un pibe con cancer. Eso en una mente devil de un adolescente es un coctel explosivo. Otra cosa no solo los adolescentes gays se suicidan….

  • Emiliano

    Creo que pasa por el hecho de que uno, siendo homosexual, encuentra un camino para desarrollarse socialmente que roza la no existencia, la invisibilidad. Ver que casi toda la sociedad condena una conducta que no se puede reprimir, como es el tema sexual, conlleva a uno a vivir impostando un personaje ficticio. De ser una persona impostada, un ser ficticio, a dejar de ser casi que no hay diferencia.
    Ojo, yo tuve y tengo cientos de amigos heterosexuales, una infancia podría decirse normal, una familia que si bien no es perfecta es unida, con todo lo que eso significa… Y la verdad es que se la puede llevar mejor.
    No es el suicidio una amenaza que acecha a todo el mundo homosexual, pero es perfectamente lógico y entendible dadas las circunstancias.
    Saludos.

  • MM

    “El nino da cuenta de lo que va a ser de adulto”.Y de adulto, al entrar en razon, lo problemas se magnifican. La falta de autoestima, algo que seguramente conoces, hace que desde nino,entre otras cosas, se le rehuya a la fuerza del deporte y al espiritu de competencia que implica. Eso no siempre es asi. La sociedad argentina, “intelectualmente…”centrada en el futbol, valora mas a un futbolista o a un mujeriego(otra forma de manifestar inseguridad) que a un Premio Nobel. Otras sociedades, donde la escuela no tiene directamente un valor formativo moral como todavia sepretende de las nuestras, valoran mas otros aspectos de la formacion(caso de los alemanes: ellos le llaman”gymnasium a la escuela secundaria donde han podido entrar los mejores alumnos en terminos academicos, y la gimnasia enesta escuela es mental,no fisica).O el caso de la exclusion tambien se da en la conversacion entre machos. Enla Argentina, no te hablan de otra cosa mas que de futbol. En Francia, Alemania, aseguro por experiencia que el futbol no es tema de conversacion universal,poco se ve de futbol en television, y por lo tanto una persona que no tenga afinidad deportiva puede integrarse tranquilamente(ademas de no ser sociedades que se insmiscuyan en la vida ajena como la nuestra).En cuanto a la tendencia del suicidio, en mayor o menor manera se manifiesta en cualquiera. La perdida de un hijo puede poner en la cabeza de una madre el llevarlo a cabo, sin que ello quiera decir que lo concrete. Y muchas otras causas. Lo que pasa es que la vida gay, interiormente, gasta. Es una erosion que viene desde la infancia y de ahi esa sensacion de querer alejarse de todos, a traves de la idea de la muerte, donde ya nadie podria seguir lastimandote.La muerte se perfila como un lugar de proteccion y de paz perpetuapara un alma atormentada.

  • Teresa

    Luix_Mo fue muy claro. Más allá de que las ideas suicidas pueden aparecer en cualquiera (cualquiera puede pensar en suicidarse o dejarse morir si pierde las piernas o un hijo, etc.), la mayoría de la gente tiene familiares y amigos que los apoyan en tanto en los trances difíciles como en los simples. Una madre que pierde un hijo va a estar rodeada de gente compadeciéndola, atendiéndola y con quien pueda contar. Lo mismo alguien que queda manco o hasta una adolescente que se pelea con el novio. Y precisamente, el relato de Juane es de su época de niño y adolescente. Dos etapas que de por sí son extremistas. Un adolescente completamente solo y suponiendo que será así para siempre. No veo lo difícil de entender las ideas suicidas de esa situación.

  • Marina

    Te respondo sin vueltas: porque de quien no tiene brazos o piernas, la gente no se burla descaradamente, porque la supuesta moral no permite que asi suceda y quien lo hace es un hijo de puta mal visto. Porque quien esta en una situacion asi, no es insultado ni se le hecha la culpa de ser “anormal”.
    La palabras golpean mucho mas duro que los puños, y, cuando desde la infancia a una persona se la hostiga, se la penetra mentalmente con esa idea de ser inservible, sucio, inutil, de ser indeeado y monstruoso, deja huellas en la persona que hacen que el autoestima decaida de una manera tal, que no se tenga un sentido del por que estar vivo. Y aun peor, cuando es un adulto quien justifica, respalda, oculta o ignora estos hechos, dan aun mas la pauta de que el insulto esta legitimizado y la persona es basura.
    Entonces, el suicidio es y siempre fue una via de escape para aquellos cuya autoestima esta por el suelo, NO para el escape de una vida conflictiva, de un entorno o una desventaja fisica. Es un ataque contra la propia persona, no con las circunstancias que la rodean.
    La esperanza de un futuro mejor siempre esta para mucha gente “desafortunada”, pero si te taladraron con que vos sos inservible toda tu vida, que esperanza podes tener?
    pensalo, pensa lo q hubiera sido para vos pasar una vida siendo insultado sin saber siquiera por que, ser odiado, golpeado, ignorado, escondido.

  • ricardo

    La respuesta está en tu post. No sos capaz de entender la diferencia. En ninguna escuela una ronda de chicos se dedicaría a burlarse y pegarle a un chico en silla de ruedas, o sin brazo. Y si eso sucediera las autoridades no permanecerían quietas. Durante años. Durante toda esa época hermosa que es la adolescencia y el secundario. Eso los convence de que nunca serán felices, de que siempre estarán solos. Que no le importan a nadie. Finalmente Juanse, u muchos otros no se suicidaron. ¿Nunca escuchaste a alguien decir que prefiere un hijo asesino, chorro o violador, pero no homosexual? ¿Cómo te parece que impacta eso sobre una personalidad en formación que descubre que es homosexual? Tratá de ponerte en el lugar y tal vez entiendas. Ah es otra zonzera que decís ¿Tenés idea de la cantidad de jugarores profesionales de fútbol gay que hay, además del “Mundial de Fútbol gay”? No se puede creer.

  • J.L.Borges

    Qué ridículo que quedás escribiendo con x. Serás puto pero seguís siendo hombre, así que “yo mismo” es “yo mismo”, no “yo mismx”.

  • Victoria

    Más ridículo será usted! que haciendo abuso del seudonimo de un gran literata, ofende a otro.
    La “x” hace, además, a modo de que cada lector pueda identificarse con el relato con el genero que más le plazca.
    Porque este es, y seguira siendo, a pesar de comentarios como el suyo, un espacio de reflexión.

    Saludos

  • J.L.Borges

    Se puede reflexionar escribiendo correctamente y no como un disléxico seudopolíticamente correcto.

  • Marina

    ¿Y usted es muy correcto, sin siquiera dar nombre propio y ocultándose tras un arrogante escritor muerto para utilizar incluso una enfermedad (la dislexia) como insulto?

  • Teresa

    Me extraña que alguien que se pone de seudónimo J.L.Borges, no sepa que el castellano es una lengua viva y las lenguas vivas se llaman así porque van creciendo y modificándose contínuamente. Quedaría más claro que diga concretamente que no acepta que haya diferentes sexualidades, antes que esconderse en el desagrado por el uso de una manera de escribir recientemente incorporada al idioma.

  • J.L.Borges

    Teresa, el castellano es una lengua viva, no la matemos. Yo acepto las distintas sexualidades, en tu “anti homofobia” metés a todos en la misma bolsa y entrás a dar palos a troche y moche, dándome a mí porque no entendiste correctamente mi mensaje. Yo simplemente me quejo del mal uso del idioma que hacen los que quieren ser políticamente correctos y nada más demuestran analfabetismo mental mezclado con esnobismo. No está recientemente incorporada, es una moda atroz que pretenden imponer y no pasa de una jerga.

    Marina, te leí, ¿pero qué querés que te diga? me tiene sin cuidado lo que opinás.

  • Fernando

    Personalmente me sigue gustando el castellano bien escrito, tanto en la ortografia como en la gramatica. No creo que con una “x” la lengua quede viva, mas bien va muriendo. Una alternativa seria escribir “mismo/a”, aunque no creo que sea necesario, si la escritura es buena y el texto atrayente, cualquiera puede identificarse independientemente de su sexo. Por las dudas, soy gay, completamente asumido, casado y con hijos (con mi esposo), pero me sigue gustando el buen castellano.

  • Juan Manuel

    Concuerdo casi en todo con J.L.Borges. El uso de la “x” para hacer referencia a género indistinto es una moda horrible. No por eso hay que usar el término “puto” que, estará en el diccionario, pero también es una palabra despectiva. Sonará feo, pero -lamentablemente- el colectivo GLTB se apropió de esa palabra y hay que respetarlo, tal como el colectivo negro se apropió del “nigger” en EE.UU. Son palabras ultradespectivas que no deberían usarlas ni ellos mismos. Estoy de acuerdo con que es una palabra que debería guardarse para usos muy específicos, por su sentido y la violencia que genera, pero, si no la podemos usar los heterosexuales, que tampoco sea usada por el colectivo GLBT o, sino, ¿no es eso discriminación también? Ni te digo cuando se usa para la autovictimización. Soy hetero y estoy a favor por completo de la tolerancia respecto de cualquier orientación sexual, pero estas cuestiones de lenguaje me enervan.

  • Josedelbarrio

    Estoy de acuerdo con J.L. Borges y con Juan Manuel en todo ésto. Tenemos un idioma que, como muchos otros de orígenes indoeuropeos, tiene todo el vocabulario necesario para tratar este tema. La “x” es una moda que no añade nada constructivo al debate o a la comunicación en general, al igual que la palabra “puto”, o la palabra “nigger” en inglés, o chapucear el español con palabras como fun, glamour, top, amenities, shopping, y otras tonterías.

    Con la riqueza del español, podemos comunicar lo que queremos en este tema.

    Saludos.

  • Bogart

    Buenas tardes a todo/a/xs, a ver, veo que en este debate sobre si x si o x no, participa gente inteligente, cada quién tendrá su postura y es respetable. Oiga J.L Borges me gustaría conocer también su opinión sobre el contenido del texto de Juane, si no es mucha molestia, entiendo el texto muy cargado de significado, un relato realmente descarnado y triste, aunque también un claro testimonio de la increíble capacidad del hombre de soportar muchísima presión y reponerse al trauma, según mi punto de vista..usted qué opina, Jorge Luis, del bullyng homofóbico?
    Se me hace que se quedaron prendidos de un detalle..ojearon un árbol y no vieron el bosque. J.L.B ¿qué lo indigna más, el (según ud.) mal uso del castellano; o el maltrato sistemático a un niño/adolescente por su forma de ser?

  • Bogart

    Todo muy interesante, aunque no sé hasta qué punto se puede controlar la evolución de una lengua, porque la misma pertenece a las sociedades, no a las instituciones que intentan regularla. Nos pueden gustar más o menos ciertos modismos nuevos pero no se puede detener su avance. Creo que si se inventara la máquina del tiempo y pudiera traerse a esta época a Cervantes, lo ponés a hablar con un catedrático de la RAE de hoy y capáz que Cervantes le diría que habla y escribe como el culo, y se espantaría de cómo se cagó el castellano en los últimos siglos. En fin…de repente me acordé de ese sketch de Capussoto, el de Ministerio de Educación, mirénlo si pueden, es muy gracioso.

  • Teresa

    Bogart, conicido en todo lo que decís. Acá terminaron debatiendo sobre el lenguaje en vez de hablar sobre el posteo. En lo que no coincido es en lo que pensaría si viniese Cervantes. Creo que no sólo él no entendería nada de lo que decimos, sino que nadie entendería su castellano antiguo.
    Y Cordobés, yo no di palos a troche y moche ni puse a todos en una misma bolsa. Tu comentario fue claramente homofóbico. De ahí se desprende que para vos un hombre SIEMPRE deberá ser un hombre y una mujer SIEMPRE deberá ser una mujer.
    Con respecto a si el uso de la “X” es una “moda” que pretende ser impuesta, es posible, sólo que si se consigue imponer, dejaría de ser una moda y pasaría a formar parte del lenguaje del futuro, en donde quizás el lenguaje escrito sea más habitual y más utilizado que el lenguaje oral. Ahora, si tanto te interesa hablar sobre el idioma y tu comentario no tiene nada que ver con el tema “sexualidades”, quizás podrías publicar una nota en algún lado e invitarnos a debatir ahí. A mí francamente, me pareció que tu comentario hablaba sobre tu desagrado sobre que “un hombre” no quiera utilizar el género masculino ni el femenino al referirse a sí mismo.

  • De Lautremont

    Cordobés,
    El caso del adicto a las drogas es completamente distinto al de esta historia en particular. Muchos chicos y adolescentes que son rechazados por su entorno, sufren de ideas suicidas. En todo caso, se puede homologar eso con los niños, niñas y adolescentes que son discriminados por padecer obesidad, o por portar cualquier otra característica que los haga víctimas de acoso psicológico.
    El sujeto se estructura a partir de la mirada del otro, cuando la mirada del otro lo anula sistemáticamente en su identidad, es lógico que aparezca la idea suicida.
    Hay muchos motivos para sufrir en el mundo, hay muchas personas que se reponen a golpes muy duros (eso se llama resiliencia). Pero el acoso psicológico del entorno no es un detalle menor.
    Si no malinterpreto tu planteo, lo que proponés es mandar a trabajar y a jugar al fútbol al joven que sufre porque los otros lo atosigan. No encuentro la relación entre las ideas suicidas causadas por hostigamiento, y la terapia de “hombrecito” que planteás.
    Espero haber contribuido a clarificar algunas de tus dudas.

  • M

    Iden.

  • Marcos

    Mejor para ustedes en todo caso, porque nada está mejor hoy que antes.

  • German

    Destruyen a nuestros niños con esto, destruyen a nuestra sociedad con esta apologia antinatural, y ensima, si no pensamos igual a ellos, somos DISCRIMINADORES.

  • LALO

    Te respondo sin vueltas: porque de quien no tiene brazos o piernas, la gente no se burla descaradamente, porque la supuesta moral no permite que asi suceda y quien lo hace es un hijo de puta mal visto. Porque quien esta en una situacion asi, no es insultado ni se le hecha la culpa de ser “anormal”.
    La palabras golpean mucho mas duro que los puños, y, cuando desde la infancia a una persona se la hostiga, se la penetra mentalmente con esa idea de ser inservible, sucio, inutil, de ser indeeado y monstruoso, deja huellas en la persona que hacen que el autoestima decaida de una manera tal, que no se tenga un sentido del por que estar vivo. Y aun peor, cuando es un adulto quien justifica, respalda, oculta o ignora estos hechos, dan aun mas la pauta de que el insulto esta legitimizado y la persona es basura.
    Entonces, el suicidio es y siempre fue una via de escape para aquellos cuya autoestima esta por el suelo, NO para el escape de una vida conflictiva, de un entorno o una desventaja fisica. Es un ataque contra la propia persona, no con las circunstancias que la rodean.
    La esperanza de un futuro mejor siempre esta para mucha gente “desafortunada”, pero si te taladraron con que vos sos inservible toda tu vida, que esperanza podes tener?
    pensalo, pensa lo q hubiera sido para vos pasar una vida siendo insultado sin saber siquiera por que, ser odiado, golpeado, ignorado, escondido.

  • Marina

    Quien destruye a los niños? y para colmo sos capaz de decir “nuestros” niños, quien sos vos, flaco, para adueñarte de los niños, quien sos vos para denominar antinatural a alguien o algo, sos todopoderoso? sos moral segun quien?
    Por ignorancia o estupidez dejas pasar el hecho de que justamente la historia habla de un NIÑO, un niño insultado no por niños, sino por los padres idiotas que permitian e inculcaban en sus hijos esa violencia psicologica que vos denominas “no pensar igual”, no pensar igual a quien? quien quiere que vos pienses igual a alguien? todos piensan diferente, eso esta claro y forma parte de la persona, pero lo que se pide, se grita, se suplica, es que se respete, es que dejen de existir personas como vos que no se cree discriminador cuando separa en un “ellos” y un “nosotros” cuando son /somos todos personas, iguales, capaces.

  • Juan

    No te pedimos que pienses igual que nosotros,sino que aprendas a respetar el pensamiento y elección de los demás.Eso nos hará más felices y tolerantes a todos.Sea el tema que sea.

  • Martin Rosso

    estoy con vos German. Estas personas que creen que cualquier cosa es natural solo porque se les ocurre a ellos no van entender que defienden un error aunque la sociedad vuelva a las cavernas. Deberiamos dejar de decirles que están golpeandose la cabeza contra la pared para que de hecho lo hagan en masa, porque parece que quienes defienden esto se olvidan todas las consecuencias negativas que tiene ser homosexual. Habria que alentarlos incluso a serlo mas…y que la naturaleza haga su trabajo.

  • Josedelbarrio

    German, Martín Rosso, fuera de que no aceptan la homosexualidad o la consideran abominable, perversa, etc., ¿ustedes aceptan el abuso a un niño de 10 años como en el caso de Juane, no solo por parte de sus pares, pero también por parte de la indiferencia de sus padres, maestros y demás adultos?

    En otras palabras, ¿ustedes consideran que su percepción negativa de la homosexualidad justifica entonces el abuso de un niño y sus consecuencias futuras en su personalidad?

    De ser así ¿cuál serían las opciones que ustedes presentarían a un niño de 10 años como Juane? (Me refiero a opciones viables. Fantasías infantiles como “que se muera”, o “no sé, no me importa, solo quiero que desaparezcan o se esfumen” no son respuestas válidas).

    Gracias.

  • Martin Rosso

    Claro que no acepto ni justifico este tipo de abuso y persecusion!!!!. Creo que se mezclan dos temas separados, las burlas y el acoso(bullyin como le dicen), y la homosexualidad. Como padre no aceptaria nunca que uno de mis hijos tenga ese tipo de trato con algun compañerito del colegio, pero eso no significa que me parezca bien la homosexualidad. Creo que los padres tuvieron muchas herramientas para enseñar a Juane el mejor camino pero creo que no supieron que hacer ante un niño con tendencias afeminadas y lo dejaron solo. El no menciona nada de su familia, pero no me sorprenderia que haya sido una de las tantas familias con padres ausentes, sin sentido de autoridad, sin figuras paternas en las cuales reflejarse. Opciones hay muchas para los padres, pero se necesita que los padres atentos a estos comportamientos y que tomen cartas en el asunto…pero lo principal es tener una familia bien constituida con ejemplos de los cuales los hijos puedan aprender y proyectarse.

  • Josedelbarrio

    Disculpe, Martín Rosso, pero me parece que es al revés.

    A Juane (y a millones de otros), lo abusaron por ser un niño afeminado (o marica, o maricón, o puto, o como usted lo quiera llamar). No lo abusaron por ser cojo, disléxico, gordo, flaco, petiso, o lo que sea. En este caso, el acoso y la posible expresión de una sexualidad divergente a la “normal” están intrinsecamente relacionados y la relación es inseparable.

    Usted está tratando de separar los dos temas (acoso y homosexualidad) para que, una vez que cumplió con la formalidad de decir que el acoso está mal y es impermisible, se evade convenientemente en tangentes para exponer sus perspectivas sobre la homosexualidad, sus suposiciones sobre lo que pueden haber hecho o no la familia de Juane, etc., para finalmente evadir una respuesta a mi pregunta con generalidades acerca de opciones para los padres, sin entrar en ningún detalle o ejemplo.

    Reiterando entonces mi pregunta original en forma más directa, y sin especular acerca de lo que no sabemos (que hicieron o no los padres de Juane),

    ¿qué haría usted como padre si un hijo suyo, afeminado y exhibiendo un potencial futuro no heterosexual, llega a su casa mostrando signos de abuso escolar, y dando señales de depresión? ¿Qué triunfa en su enfoque frente a este problema: su escala de valores respecto de la homosexualidad, o el apoyo incondicional a su hijo?

    Saludos.

  • ROSA

    AHORA VOLVIO?? PENSE QUE SE HABIA ARREPENTIDO DE DEFENDER AFEMINADOS

  • Mr. X

    LALO.la verdad no duele, o no deberia doler.

  • Bogart

    Mr. X ¿cúal es “la verdad” y quién se arroga tenerla? ¿vos?

  • Juan Martín

    Mr. X: Coincido, la verdad no debería doler.

    El problema es que en el caso en debate, a Juane le mentían, haciéndole creer que él era una especie de monstruo, merecedor de las peores palabras y castigos, y él se creía las mentiras como si fueran verdades, que, por no serlo, dolían y hacían mucho daño, hasta el punto de hacerlo pensar en el suicidio como solución a sus problemas.