El baño de los colegios, ¿lugar ideal para el bullying homofóbico?

 

Los baños, para muchos gays, son lugares que les remiten a placer o a los tiempos de resistencia al placer sexual cuando ser homosexual era reprimido en la Argentina. Esta es una historia distinta a aquellas. Para Luca, que hoy tiene 38 años y es un ex integrante del grupo de reflexión para varones gay que coordina el lic. Alejandro Viedma en la organización Puerta Abierta, el baño es sinónimo de padecimiento. Hoy comparte su historia: cuenta que cuando era adolescente no quería ir al baño de su colegio en los recreos por miedo a que “se notara” su homosexualidad y que esa fuera razón para que lo agredieran. Así llegó a pasar todo su colegio secundario sin ir nunca al baño en un recreo.

No es la primera vez que tocamos este tema. Les dejo un link con la historia que hace ya un par de años compartió Juane. “No podía entrar al baño de colegio porque me gritaban puto”. De este modo, podríamos preguntarnos: ¿El baño de los colegios es el lugar ideal para el bullying homofóbico?

“Durante todo el secundario evité ir al baño en el recreo”

Por Luca

Archivo LA NACION

Éste bien podría ser un cuento triste porque habla de violencia o de lo que hoy se conoce como bullying o acoso escolar, pero prefiero reconocer que lo que les contaré está basado en mi historia verídica, una novela real de impotencia, miedos, dolor y algo de vergüenza, o tanta que ni siquiera pude animarme a compartirla en el grupo de pares de Alejandro, tal vez porque necesité un tiempo más de elaboración y hoy me siento preparado para sacarla a la luz aunque no exponga mi verdadero nombre. Además, creo que seguramente otros se verán reflejados en lo que viví.

Durante todo el secundario evité ir al baño en el recreo, así que me aguantaba de hacer pis todo lo que podía o, si tenía alguna urgencia, le pedía al profesor de turno que me dejara ir en el horario de la clase.

Pensándolo ahora, el baño era (¿o sigue siendo?) hace veintipico de años para los varones adolescentes, el lugar en donde aflora el sexo: se lo muestra, se comparan los miembros en los mingitorios, se habla más abiertamente sobre todo acerca de los debuts sexuales o de las ganas de “comerse a tal minita”, se transgreden límites como el fumar, entre otras cosas, y se exacerba la masculinidad. A la vez es un lugar complicado para los gays o los sospechados de serlo, como también lo es el vestuario de los clubes o donde te hayan asignado para ir a hacer Educación Física, bah,  a jugar al fútbol, o al menos esa era la única opción para los varones que hemos transcurrido el Industrial a principios de los ‘90. Son lugares en donde más vulnerados, desprotegidos y desnudos están, literalmente, o hemos estado los homosexuales.

Recuerdo que algunos compañeros se bañaban luego de hacer gimnasia porque no volvían a su casa antes de entrar nuevamente al cole cuando teníamos doble turno. Así como los demás eso lo toman como algo natural sé que muchos gays ponen alguna excusa para que no llegue ese momento. Lejos de ratonearme con esas situaciones, a mí me ponían muy incómodo, me esforzaba en que no se notara mi homosexualidad o que no me gasten o agredan por alguna miradita que se me escapase.

Los baños, ¿lugar ideal para el acoso escolar?; Foto: Archivo

¿Por qué trataba de evitar situaciones de desnudez propia o ajena en vestuarios o baños? ¿Por pudor? ¿Por no identificarme o no encajar con los rituales comunes de los machos? ¿Para que no tengan un motivo para cuestionar mi virilidad? ¿Para no tener que aguantar los chistes homofóbicos y fáciles como por ejemplo “vos tenés ganas de que se te caiga el jabón”?

Así como los baños son terreno fértil para escribir anónimamente lo que no se dice de frente y se deja constancia de eso en forma de graffitis o dibujos obscenos, también los lugares en donde se hace Educación Física son menos vigilados que las aulas o los patios de los establecimientos escolares, será porque en esa materia lo físico, el cuerpo, los cuerpos están en juego: para jugar a la pelota o para que los machos te caguen a patadas, jugándote y juzgándote, para que te hagas macho. Allí el panóptico no es tan eficaz y entonces el hostigamiento escolar se presenta más cruelmente, sádicamente diría.

A veces no hay golpes pero me parece que el daño psicológico no es menor por los bardeos, por los comentarios denigratorios que te dejan heridas psíquicas, más que nada porque son como el pájaro carpintero que te quema el cerebro o como la gota de agua que si cae arriba de una roca por años, termina agujereándola, quebrándola. Son persistentemente molestos y atentan contra tu autoestima.

Hablando de imágenes o frases que sin firma transmitían agresión, y quizá refiriéndome a una violencia más invisible para todos, un día fui al baño antes de entrar al aula y ví en una pared algo que me hizo mucho daño. Dos compañeros míos y sus cómplices habían pegado fotos pornos de tipos con sus penes erectos con una dedicatoria para mí que decía “Rodríguez se la come”. En aquel momento despegué esas imágenes, las hice un bollo y borré lo escrito, lejos de comunicar lo sucedido en la dirección o sala de preceptores. No quería mandarlos al frente y menos aún verme más expuesto, me daba bastante vergüenza que las autoridades escolares supiesen lo que mis compañeros pensaban de mí.

En verdad pasé mis peores años en mi adolescencia, hubo varios episodios explícitos de bullying pero eso, si me animo, será para otro capítulo… Lo que sigue teniendo resonancia en mí es no poder comprender cómo se puede sentir placer en lastimar, dañar o hacer doler a un compañero, a alguien que es señalado como distinto, a quien se lo cataloga como diferente, tal vez por ser desestabilizador del orden “heterosexista”.

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribi a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • javi

    recortes de vida de este estilo son los que me enganchan, en mi caso opino que pase por cosas muy parecidas a las de luca y el punto exacto de reflejarme en lo que lei es que mis compañer@s me hacian la psicologica, no eran moretones lo que traia mi cuerpo si no grietas que me dejaban en la mente, ese bardeo continuo tan bien contado por luca.

  • Josedelbarrio

    Luca,

    Nunca tuve problemas en ir al baño o bañarme con los demás, pero hay un sinfin de otras situaciones y sus efectos tóxicos son los mismos que pasaste vos. Los que pasamos y sufrimos la misma adolescencia que pasaste vos tampoco podemos entender lo que planteas en tu última oración. Mejor dicho, podemos entenderlo intelectualmente, pero jamás espiritualmente. Con mucho esfuerzo, es posible comprender esa crueldad en los niños y adjudicarla a la inmadurez, la mala educación recibida en su familia, y la ignorancia colectiva. Lamentablemente, pocas veces se corrige con los años. Si seguís las entregas de este blog, ya habrás leído las participaciones similares, aquí mismo, de muchos de esos acosadores, ahora adultos (bueh, “adulto” en su caso es un decir….).

    De todas maneras, comprenderla no cambia para nada los efectos tóxicos que tan claramente describiste y que quedan con nosotros de por vida (en vos te siguen hasta los 38 años, y a mí hasta unos cuantos más). Lo único que podría decirte es que con los años, el efecto algo se diluye de por sí. Lo más importante, es tener experiencias nuevas positivas como para que el componente tóxico tenga un lugar cada vez menor en el conjunto de tus experiencias.

    Un abrazo y mucha suerte.

    • L R

      MUCHAS GRACIAS A VOS JOSE, A DANI Y JAVI QUE SE TOMARON EL TIEMPO PARA COMENTAR. UN CARIÑO PARA USTEDES, ME AYUDA SABER QUE LAMENTABLEMENTE NO FUI EL UNICO MONSTRUO PARA EL PROJIMO. AFORTUNADAMENTE EN EL PRESENTE ME ENCUENTRO BIEN Y EN PAREJA HACE AÑOS, EL TAMBIEN VIVIO ALGO MUY PARECIDO A LO MIO. MIS AMIGOS CERCANOS TAMBIEN. GRACIAS OTRA VES.

    • Carlos

      todos pasamos la adolescencia, la cuestion es superarla.

      • Alejandro

        Es cierto Carlos, pero tal vez la intención de dar a conocer estas vivencias es que los acosados no estén tan vulnerables y aislados como para que no puedan superar la situación, de hecho muchísimos se suicidan. Entonces, este blog aporta su granazo de arena para que los pibes hostigados puedan denunciar, compartir lo que les pasa con su familiares y profes, armar una red con alianzas, defenderse, etc. Por eso también se brega por una Ley de antidiscriminación, que sí hay en Chile lamentablemente luego de la golpiza que dio por finalizada la vida del joven Zamudio. Un saludo.

  • DaniR

    Por suerte tuve una buena experiencia como adolescente en la escuela, no sufrí bullying ni mucho menos… pero como docente muchas veces he visto como estos problemas suelen ser ignorados / menospreciados por docentes y autoridades, que encuentran mucho más fácil mirar para otro lado…

    • Carlos

      si entrás al baño y salís con un escupitajo en la espalda de un grandote que pretendió hacerse el vivo ¿es como para plantear una tragedia?

      • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

        Un escupitajo es solo un símbolo de una agresión mayor. No, no es “para plantear una tragedia”..es para darse cuenta que hay un problema de fondo que debería ser tratado, porque sino solamente crece.

        Y, por otro lado, si realmente pensas que lo único que pasa es que salen con un escupitajo en la espalda, claramente no leiste ni la nota ni los comentarios

      • Ale

        ¿Quién sugirió plantear una tragedia? No sé qué me perdí, pero DaniR sólo planteó un hecho real que es la complicidad, en casos de bullying, de los adultos que tienen cargos en los establecimientos escolares en donde sucede el maltrato.

      • pipino

        Es una tragedia, sobre todo que los docentes miren para otro lado.

      • Luis Montero

        Estas comparando peras con manzanas y queriendo minimizar un problema real. No se si considerarlo “tragedia”, pero no está bien que pase, sobre todo por las consecuencias que traen. No todos los pueden llevar o soportar de igual manera.
        Un “escupitajo en la espalda” no pasa de eso. Pero que te taladren el cerebro con humillaciones constantes, agresiones gratuitas o insultos sin sentido durante años, quieras o no, marcan la personalidad de muchos jóvenes cuyo peor pecado es ser gay o judío o demasiado lindo o demasiado gordo o ser .. en fin… ser distinto.

    • karmacamilion

      no existiria el bulling sin la complicidad de los adultos que no quieren ver ni escuchar lo que sucede a su alrededor y para peor despues esos chcicos tienen cero apoyo en sus casas, sus familiares tambien los maltratan
      un infierno en vida.

  • Eze S

    Primero lo primero =está genial este
    posteo.

    Lo que picó mi curiosidad fue el título
    porque entre tanta propaganda de lo bien que se pasa en los baños públicos se
    olvidan de la prehistoria, de lo pésimo que nos la fumamos los putos y no hablo
    de morbo ni de satisfacción sexual y sí de, ahora hablo de mí, aguantar las
    descargas de las cargosas acciones que los compas me hacían para dejarme
    cargado y cagado a mí. Parece un juego de palabras pero el bowling, como repiten
    los brutos y graciosísimos ahora, no es ningún jueguito, son hechos nefastos
    que desarman a cualquier mortal.

    Yo tampoco quería entrar al baño, y tenía
    mis motivos, unos chicos dos años mayor que yo llegaron a quemarme las manos y
    brazos con cigarrillos prendidos. También tengo consecuencias de aguantar
    descargarme yo, la orina o ir de cuerpo y la ira que me provocaba que me
    atacasen. El resultado es que mi vejiga y mis riñones están seriamente
    comprometidos hasta el extremo de tener incontinencia. Me fui a la otra orilla.

    A pesar de todo eso hoy estoy bien, con mi
    elección sexual y conmigo mismo, pero no quería dejar de expresar lo conmovido
    que quedé cuando recorría los párrafos de Luca.

    Buenas noches.

    Ezequiel Serrano, 35 años, de Temperley.

    • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

      Gracias por animarte a compartir tu experiencia…se que no debe ser facil para vos.

  • Sonia

    “A veces no hay golpes pero me parece que el daño psicológico no es menor por los bardeos, por los comentarios denigratorios que te dejan heridas psíquicas, más que nada porque son como el pájaro carpintero que te quema el cerebro o como la gota de agua que si cae arriba de una roca por años, termina agujereándola, quebrándola. Son persistentemente molestos y atentan contra tu autoestima.” sin palabras, qué m´táforas tan efectivas.
    Yo tmb soy docente, una profe de CABA y puedo decir que en este campo la situación no se ha modificado mucho.
    Sludos.
    Sonia.

  • Luis Montero

    Es increible lo profundamente identificado que me siento con este relato. Yo también pasé toda mi secundaria sin ir al baño en los recreos y sufriendo las clases de educación física (y otras de talleres rurales, donde los varones nos íbamos 3 horas 3 días a la semana a una granja que tenía la escuela). Padecí un abuso psicológico (no existía la palabra bullying en esa época) desgastante y que ningún pibe de ninguna raza, religión u orientación sexual de esa edad debería pasar. El abuso físico llego una sola vez en forma de una paliza en la que participaron incluso aquellos que yo creía mis amigos (y eso dolió mas que algunos moretones que me quedaron).
    En mi caso particular esas situaciones me llevaron a aislarme y a convertirme en una persona totalmente introvertida a la que le cuesta horrores el trato con las demás personas, desconfiando de las intenciones de la mayoría de elllas.
    Es muy triste ver como cada día mas frecuentemente salen noticias referentes al bullying en nuestro país. Pero mas alarmante es la indeferencia de algunos adultos que miran, cómplices de la situación, para otro lado.

    • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

      Que fuerte lo que contás Luis.. la verdad que cada vez siento más respeto por vos eh.

      Estoy de acuerdo con que es triste…acá se habla muy poco de bullying, más allá de todas las jodas del momento, no se lo toma verdaderamente en cuenta como un problema. Si te fijás, todas las campañas antibullying que se ven en la tele hoy, en realidad vienen de afuera. Creo que tendría que haber alguna política más establecida sobre este tema.

    • LUCAS

      MUCHISIMAS GRACIAS X TU APORTE LUIS. QUE TRISTE QUE HASTA TUS AMIGOS PARTICIPARON DE LA ESCENA VIOLENTA Y ES CIERTO QUE LOS GRANDES SE HACEN LOS TONTIS. UN CARIÑO
      LU

  • memo

    Te gustan los tipos…te la comes…queres una medallita o que te aplaudan?

    • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

      No, pedazo de neanderthal…ni medalla ni aplausos, solo que nos dejen vivir.
      Siempre respondo con tranquilidad y respeto pero la verdad cosas como las que acabas de decir no permiten decirte otra cosa.

      Vos estás opinando que ESTA BIEN lo que le hicieron a Luca? Te das cuenta las implicancias de eso no?

      • Luis Montero

        Mía, comentarios como los de este memo (y ojo que estoy usando su alias y no su significado!!) justifican tus palabras.

    • mema

      Te suena el vocablo RESPETO?

      • memo

        se respeta lo que merece respeto.

        • mema

          Y “DISCRIMINAR” merece RESPETO?
          Andá a tomar la chechona memito nemo mema mamadera y seguimos asociando libremente……………

          • Lorena

            pobre ignorante sin cerebro…despues son los que piden “respeto”, por favor!

          • Luis Montero

            pobre ignorante sin cerebro…despues son los que “se enojan” cuando alguien les contesta, por favor!

        • Lorenzo

          GRAN VERDAD !!!!!!!!!!!!!!!

    • Luis Montero

      Ni una cosa ni la otra, con que no jodan a la gente alcanza…

      • memo

        Si los joden….es que ustedes hacen algo que jode a la gente.

        • Luis Montero

          Realmente muy adulto tu comentario…

        • Leo

          Si “hacemos algo que jode a la gente” que esa “gente” busque un buen profesional para derribar sus cuestiones paranoides y ansiosas por sus miedos y fantasías no resueltas.
          Chau chau

          • roberto

            ustedes tienen que buscar una buena terapia, la gente no va a cambiar, y no tiene porque hacerlo.

    • Josedelbarrio

      ¿Viste, Luca? Como te dije en mi comentario original, cuando crecen (aunque no necesariamente tornandose en adultos), siguen como si todavía estuvieran en la primaria.

      • memo

        Si vos te la comes…nose como te da la cara para hablar de crecimiento o de ser adultos. Jua jua

        • Luis Montero

          Otro comentario increíblemente inteligente…. vamos por más!

          • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

            memo tiene 15 añitos…como mucho (mentales)

            Le falta decir “que me importa cuchillito que no corta” y estamos…

        • DiegoFM

          Paradoja: yo me la como pero resulta que el que la tenés adentro sos vos.

          • memo

            no se a que te referis…eso de tener adentro cosas es terreno tuyo…

        • Fátima

          Leyendo tus comentarios “memo”, siento que ni das para tener una conversación ni provocas energía en responderte.
          Solo quiero decirte que aún no defino si es la vergüenza ajena o la pena que das lo que me motiva a ofrecerte un par de palabras.
          Tu nivel de reflexión y la ignorancia que te inunda merecen que pases muy desapercibido.
          Adiós.

          • memo

            vos sos torta no? y me decis que yo doy verguenza ajena??? jua jua jua que yo soy el ignorante?? jua jua jua…vos tenes que reflexionar sobre la naturaleza

          • Ceci

            Apoyo la moción, Fátima!!

        • max

          y pregunto… que haces leyendo un blog gayfrendly??? te cabe admitilo. sos el típico cuasi macho, que después busca travestis en Palermo… y que obviamente le terminan soplando la nuca.. besitos

  • Alan Jones

    No me imagino algo mas desagradable que estar en el baño/ducha de un gymnasio y tener a un tipo que te mira el bulto o el culo. y solo mirar!! ni hablemos que me diga algo…ahora entiendo a las minas que se molestan por los piropos callejeros.

    • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

      Menos mal que “no te imaginas nada más desagradable”..se ve que nunca te pasó nada.
      Imaginate que te quemen con cigarrillos o te caguen a palos porque “tenes pinta de puto” (porque ni siquiera necesitás ser gay, con ser un poquito menos macho que el resto capaz que alcanza).

      Alan, yo no digo que no exista gente desubicada, que hace sentir incomodos a los demás. Seguramente los hay, y estás en todo tu derecho a ofenderte si alguien te toca el culo o te dice una barrabasada..pero es una simplificación un tanto exagerada la que haces..no TODOS los gays son iguales. Algunos solamente están ahí, se duchan y se van a su casa..por que te molestaria que sean gays en el mismo vestuario que vos?
      Y de ultima, si te dicen algo que te hace sentir mal, podes contestar o hacerte el indiferente,como las minas que ahora taan bien entendes que sufrimos que nos digan estupideces por la calle, pero seguimos saliendo afuera y no hacemos un culto de ser “obrerofobicas”.

      • Josedelbarrio

        “……no TODOS los gays son iguales….”, y definitivamente la mayoría de los gays y de las mujeres (estadísticamente hablando) no están obsesionados con tu bulto, tu culo o tu persona en general.

        No lo tomés a mal, Alan. A todos (seamos hétero, homo, o lo que venga) nos pasa. La gran mayoría del mundo definitivamente tienen otras cosas o personas en que ocuparse. No nos sintamos tan importantes como para ser tan sensibles.

    • kike

      kedate tranki k a los topus no nos gusta los chizitos

      • pepe

        los chorizos si? jajajaja

        • kike

          obvio somos bien argentos jeje

          • pepe

            no metas a los argentos a comer la clase de “chorizos” que te comes vos pepe.

          • Luis Montero

            No se, aquí falta una coma o hay un pequeño acto fallido ;)

          • Nicolás

            ¿Pequeño? Gran acto fallido.

        • pepe

          lo mio fué un error al escribir apurado y querer poner kike. Lo de ustedes ya es un error existencial.

          • Nicolás

            Yo no diría que fue un error… el profesor en “Psicopatología de la Vida Cotidiana” habla acerca de los síntomas que expresa el ICC, a través actos fallidos, lapsus, etc.
            Lo que intentás explicar ya se escribió hace 150 años y más. Hoy con los nuevos aportes de la neurociencia yo podría decir que es una idea interceptada por el pensamiento, absolutista tal vez.

          • pepe

            si si si si, te creo…entonces los bisexuales vendrian a ser actos fallidos del heterosexual que tienen adentro? jajaja.
            Porque pensas que deberia ser tenido en cuenta lo que dice un gay, citando intentos de psicolgos gays de validar su forma de vida?. Si creer esas pavadas humeantes…te dejo la respuesta de Montero de mas arriba, “lo que te haga sentir mejor Nico”…jajaja

          • Nicolás

            En realidad es al revés, en el desarrollo primero se da la bisexualidad y después la heterosexualidad. Pero bueno, entiendo que ese temita los sensibiliza mucho cuando un profesional se los hace recordar…

          • Luis Montero

            Lo que te haga sentir mejor, pepe

          • pepe

            bla bla bla.

          • Luis Montero

            en tu caso sería, pepepepepe

  • sandra

    hay que estar mal del marote para creer que lo que pasa en los baños de los colegios sucede exclusivamente contra determinadas personas… o ser paranoico.

    • Ale

      Ni en el relato de Luca, ni en los comentarios, ni en el título leí la palabra exclusividad… Este post da cuenta de una historia personal y particular pero por los complementos que aportan los comentaristas notamos que no fue ni es una historia aislada. Todos sabemos que el bullying existe y existirá y acciona hacia muchos “diferentes” para esta sociedad y el acoso escolar además cobra diversas modalidades. Quizá la especificidad del hostigamiento homofófico es que los niños y adolescentes bulinizados están más solos que las demás víctimas ya que no lo pueden comentar en su casa, y muchas veces también a la violencia y a la discriminación se las sufre paralela y simultáneamente dentro de la propia familia. Eso. Saludos.

    • Luis Montero

      Quizás será porque nunca te pasó.

      • luis

        o talvez si, pero con otro tema, nada que ver con la homosexualidad. compresion de texto a marzo!

        • Luis Montero

          En varios comentarios que hice en este mismo post, hablé de bullying cualquiera sea la causa.
          Lo que quise expresar con mi comentario fue que si no fuiste gay (aún sin haberte asumido como tal), y no te sentiste bastardeado y humillado por tus compañeros en los baños y vestuarios de un colegio (lugar hormonal a full en esa etapa de la adolescencia), simplemente por ser diferente, por llevar el título del putito del curso, no podés entender lo que se siente.
          Lamento si no fui lo suficientemente claro para que lo entiendas.
          Saludos

  • diego

    Me conmovió la nota, y los comentarios de otros que pasaron por situación similar. Yo no pase por eso, nose si porque fue otra época, otro ámbito, o porque “no se me notaba”. Pero como dijo Jose hay otras situaciones con un efecto similar. Ademas que tengo la empatía para comprender y sentir un poco de ese dolor.
    Tengo que reconocer que lamentablemente me vi en la posición del acosador. Tenia un compañero al que ofendí por sus modos más femeninos. No quiero minimizar, pero por suerte no fue algo reiterativo, ni de la magnitud del relato. Por ahí me di cuenta a tiempo, ademas dicho compañero luego termino siendo una persona bastante cercana, casi un amigo durante gran parte de mi estancia en la primaria y secundaria. Pero luego no nos vimos más. Dada nuestra buena relación con el tiempo, calculo pude remendar algo, aun así lamento haber tenido esa actitud despreciable para con el.
    Independientemente de nuestra condición sexual y otras, todos podemos hacer mal y bien.

    • Luis Montero

      Lo importante fue que te diste cuenta a tiempo y algo pudiste hacer.

  • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

    Como leí en otro comentario: primero lo primero, me encantó este post, me gustó mucho como está escrito, más allá de que la temática es fuerte creo que es necesario que salga a la luz. Bravo.

    La verdad no pasé por ese tipo de situación..pero me parece terrible y a la vez siento un profundisimo respeto hacia personas como Luca, que vivieron todo esto, que se animan a contarlo para hacer saber a otros que no están solos.

    Pregunta a quienes SI vivieron esta situación..ven algo que se pueda hacer para minimizar esto? Algo que hoy, desde una posición más segura, podamos hacer para dar aunque sea un apoyo moral a quienes sufren hoy en día lo que ustedes sufrieron hace unos años? Me da una impotencia terrible leer esos comentarios dicen que esto sigue igual..Y tal vez mi visión del asunto es un poco naif, por eso me gustaría saber la opinión de ustedes.

    • LUCA

      MUCHISIMAS GRACIAS X TU RESPUESTA MIA L. AL VER LOS COMENTARIOS POSITIVOS COMO EL TUYO Y OTROS A LOS QUE LES PASO LO MISMO SIENTO QUE NO ESTOY SOLO Y QUE BUENO QUE VOS LO VISTE AL REVES, QUE YO AL COMPARTIR MI HISTORIA AYUDO A QUE OTROS NO SE SIENTAN SOLO. EN UNA SESION QUE TUVE EN MI TERAPIA LE CONTABA X LO QUE PASE Y EL ME PREGUNTO ¿Y EN DONDE VOLCASTE TU AGRESION? AL SER VIOLENTADO ¿DONDE DESCARGASTE VOS LA VIOLENCIA POR SER AGREDIDO? Y NUNCA LO HABIA PENSADO PORQUE YO NO ODIABA NI ODIO A MIS EX COMPAÑEROS, SIMPLEMENTE NO QUERIA IR MAS AL COLEGIO Y CONTABA LOS DIAS PARA TERMINAR LA SECUNDARIA. HOY REVISO ESO CON MI SICOLOGO Y TAMBIEN ME AYUDA HACER DEPORTES.
      UN CARIÑO.
      LU

      • Luis Montero

        Luca, realmente es curioso. A mi también me sucedió eso de no “odiar” a los pibes que me hicieron pasar una secundaria horrible. Como dije en el otro comentario me dolió que algunos de ellos lo hicieran, en especial uno con el que de chicos compartimos miles de juegos. Pasaba esos días contándolos para que terminara la secundaria y tomármelas (al terminar el colegio dejé mi pueblo natal y me fui a la capital tucumana a estudiar).
        Al final resulto que este chico, en mi época de facultad, se convirtió en mi mejor amigo y aún mantenemos un dialogo de vez en cuando (el se quedó en el norte y yo me vine a vivir a Buenos Aires). Que se yo, quizás le sucedió lo que a Diego en otro comentario y se dio cuenta de lo que hizo y se arrepintió. Nunca salió el tema entre nosotros.
        Por supuesto no todos lo pueden manejar de la misma forma y algunos terminan “volcando su violencia” en casa, con otros compañeros o yéndose a extremos ultraviolentos (como los casos mas resonantes en EEUU).
        Abrazo

    • Luis Montero

      Mia, ¿qué se puede hacer? realmente no lo se.Tené en cuenta que lo yo conté sucedió allá por los ’80 y en un pueblo del interior de Salta, donde aún hoy cuesta un poco hablar de la homosexualidad.
      Supongo que campañas de concientización mucho mas agresivas (en el buen sentido) pueden ayudar. Pero sobre todo, muchísima capacitación a los docentes y autoridades escolares para manejar estas situaciones. También todos debemos darnos cuenta que si hay un pibe en un colegio haciendo bullying a un campañero (por el motivo que sea) es porque detrás hay un adulto “educándolo” para que lo haga. La frase “la educación comienza por casa” describe muy bien esta situación. Hace poco, en este blog, tuve un intercambio de opiniones con una señora que ,muy orgullosa ella, decía: por supuesto que yo les voy a seguir dciendo a mis hijos que “eso” está mal. Con “eso” se refería a los gays y la adopción. Mas allá de la remanida discución de si está bien o está mal, los hijos de esa señora ya van a ir formando su idea, y ¿qué sucederán cuando tenga un compañerito en esa situación?
      Siempre es un gusto leerte Mia, por favor, no dejes de participar en este blog. Besos!

  • pablo

    leo boquitas pintadas desde que lo descubri en la oficina hace un año y medio, nunca he comentado y en esta tarde fresca de caba solamente digo que este es el mejor posteo que lei hasta hoy dia

    por otros asi

    pablo

  • Sole

    Hola. Cada barbaridad de comentario he leído que me parece acertado recordar que estamos hablando de chicos, en promedio, de tan solo 15 años.
    Todas las cuestiones propias de esa etapa, sumado al sentir gay y el muy posible silencio que deban tener sobre su acoso por el ocultamiento de la homosexualidad a su familia … en cabezas de esa edad son temas muy difíciles de procesar y afrontar.
    Pero por favor, antes de comentar algo desafortunado recuerden que en este articulo se habla de adolescentes.

    Saludos.
    Soledad.

    • cesar

      totalmente acertado tu comentario sole, sobretodo hay que tener mucho cuidado con los adolescente que entran a leer estos comentarios que no le sumaran a sus dias donde estan siendo maltratados.
      cesar

  • Nicolas

    Me parece bien, es una buena forma de que algunos se enteren que esta bien y que esta mal, ya que en sus casas no se lo enseñan evidentemente.

    • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

      Que te parece bien que?
      Está bien que lo maltraten? Está bien que le peguen?
      Pero solo un poquito..no vaya a ser que lo maten, porque ahí deja de estar bien…o no?

      Si malinterpreté, mis disculpas..pero si quisiste decir que esta bien lo que le hicieron a Luca, o a Luis, o a tantos otros…te mereces vos también el titulo honorario de neanderthal.

      En serio gente…ustedes dicen ser buenas personas? Como no sienten una profunda contradicción con eso cuando dicen este tipo de cosas?
      Yo la verdad si vos admitieras que sos un hdp..todo bien, decí lo que quieras (me va caer mal pero al menos no va a ser hipócrita de tu parte). Pero justo se la vienen a dar de moralistas y después dicen barrabasadas como “me parece bien” el bullying (no, perdón, el bullying está mal, a menos que seas puto, es así no?)

      • Sebastian Giovannetti

        Vale la pena que Nicolas lo aclare porque puede malinterpretarse, opto por creer que en la casa no le enseñan que esta mal el bullying en cualquiera de sus formas….

        • Luis Montero

          Si, yo también creo que se mal interpretó. De todas maneras estaría bueno que Nicolás lo aclare.

          • Nicolás

            Quiero aclarar que el Nicolás de más arriba no soy yo, es otro usuario.
            Yo, por el contrario estoy en contra del bullying y además investigo sobre el tema para saber si es un síntoma o se trata de una crisis social, al igual que con el fenómeno del mobbing en los trabajos.
            Saludos.

          • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

            Vos sos Nicolás con acento ;)

            Che, investigando…como? Alguna tesis o algo? Estaría interesante que compartas

  • Sebastian Giovannetti

    Voy a contar algo que me paso en la primaria, en la secundaria por suerte nunca vivi esto cuando era mas conciente de lo que soy.
    Yo era un chico que le gustaba jugar a lo que sea tanto con varones como con mujeres, tenia tanto amigos varones como mujeres, jugaba a la pelota y al tenis, pero tambien porque me sentia bien tener amigos jugaba con las chicas a lo que sea y en esa inocencia no me preocupaba mucho si correspondia o no que lo haga, si los demas me veian raro por jugar a la rayuela o a la soga con las chicas o si estaba “mejor” que solo jugara a la pelota, no me preocupaba yo me divertía.
    Hasta que a los 9 o 10 años me sorprendi al ver que todos mis compañeros comenzaron con un canto que no entendia en ese momento pero me dolio: “Coquito tiene sidaaaaa, coquito tiene sidaaaaa”, todo el recreo asi, al principio me reía pero al rato comprendi que no se reian conmigo sino se reian de mi por algo que no entendía, en frente de los maestros que no hacian nada. Nunca ningun maestro me vino a hablar del tema y yo por ser muy curioso y por leer de todo desde chico, hasta libros de ciencia, medicina, astronomia, etc. Busque de donde podia que era eso llamado sida, no lo encontraba, no tenia libros en casa sobre el tema, pero un dia en canal 9 salio un documental sobre el sida, veia las propagandas antes de la emision donde se mostraban gays afeminados como previa al tema, no entendia lo que veia pero estaba seguro que lo queria ver. Lo pasaban a la 9 de la noche en un horario donde toda mi flia estaba comiendo o por comer y solo teniamos una tv en el comedor. Cuando pude me escondi abajo de la mesa y puse el documental, no pude ver mucho pero lo suficiente hasta que mis padres se sorprendieron y cambiaron de canal.
    Ese dia comprendi lo diferente que era, no que era gay sino como me miraban los demas hasta mis propios padres, termine recluyendome y mientras antes era un chico extrovertido, divertido y que sin prejuicios vivia mi vida buscando diversion con quien sea, porque yo me divertia con los demas no con el juego en si, pase a ser un ente que no se relacionaba con nadie.
    Desde ese día me senti muy diferente a todos, no solo porque presentía que algo raro tenia, sino porque veia y empece a comprender lo que es el prejuicio de todos en un momento de mi vida en el que el sexo no formaba parte de mi vocabulario y en donde mis comportamientos eran totalmente naturales, ese dia deje de ser yo por mucho tiempo.
    Como conclusion puedo decir, ignorancia, desprecio, rechazo y vista gorda de los que realmente podian comprender lo que habia pasado, los maestros. Esto paso en la decada del 80, 86 mas o menos.
    Es la primera vez creo que posteo sin contestar a nadie, pero este tema me toco y hasta tarde en decidir si comentarlo desde mi y no simplemente ser contestatario como siempre, al mismo tiempo aceptando los posibles comentarios denigrantes que vendran de los que ya sabemos, pero me parece que algo aporta mi vivencia para la reflexion.

    • vdema

      Muchas gracias por abrirte a compartir tu testimonio en este espacio! Un abrazo y todo el afecto para vos

      • Sebastian Giovannetti

        Te lo agradezco Vero.

    • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

      Que loco no? porque tu experiencia ni siquiera tiene que ver con SER GAY. Los nenes pueden ser crueles, pero en este caso corresponde que los adultos accionen.

      Gracias por compartir.

    • cesar

      que bueno que podes abrirte a contarnos esto despues de haberte sentido encerrado y que no podias ser vos, espero que hayas recuperado tu capacidad para divertirte y ser feliz, cosa que todos nos merecemos por lo que en los 80 y 90 pasamos, sufrimos, nos denigraron.
      te envio abrazos
      cesar

  • Josedelbarrio

    Poco a poco se comienza a entender que el acoso no tiene que ser necesariamente gratuito para las escuelas que lo toleran…..

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/06/16/catalunya/1402933404_239105.html

  • javier sanabria

    Increible tu historia Luca, muy fuerte y creo que muy cierta…. alguien comentaba que en los clubes, en la clase de actividad física estaba más permitido este bastardeo hacia el diferente… el más debilucho… el menos apto deportivamente… y cómo se asociaba esa menor capacidad / interés por lo deportivo con la homosexualidad…
    Recuerdo una tarde de colonia de vacaciones…. no más de 8 – 9 años de edad…. yo todavía NO sabía que era puto… pero sí sabía que era distinto… que habia algo raro en mi forma de ser, en lo que me interesaba……Cuando el profesor encargado del grupo retó a uno de los compañeros, a mi mejor amigo, diciéndole que parecía un maricón y una nenita por no hacer bien un ejercicio…. cómo “me maté” luego por hacerlo bien para que nadie se diera cuenta de lo mio…….
    Recién con los años, pude repensar en ese episodio… y darme cuenta en cuánto me había marcado… y cómo me exigía el ser el mejor en todo para que no se me note lo “rarito”…..
    Alguien preguntaba qué hacer para prevenir….. educación… educación y más educación…. junto a la actual visibilización… y ver que NO hay un solo tipo de puto, sino que venimos en todos los tamaños, formas, colores, profesiones, gustos y pasiones
    Abrazos a todos y como siempre… excelente el blog!!!

  • Xin

    Por defender a un compañero super afeminado me comenzaron a molestar a mí también. Después de unas cuantas trompadas se dejaron de joder, y con el tiempo hasta terminamos todos como amigos. Claro que fue más complejo, pero es un resumen de una de mis experiencias en la escuela.

  • Martin

    En primaria unos chicos de dos grados mas arriba siempre me jodían diciéndome “el homo”, sobre todo si me los cruzaba estando solo, no era violencia física, “solo” verbal. En el colegio hasta sexto era un edificio separado, luego seguías los demás años en otro edificio cercano. Así que quinto y sexto grado los tuve bastante relajados sin la presencia de ése grupo. Cuando pasamos al otro edificio nuevamente ir al baño era todo un tema, sólo iba a los mas alejados de aquél año, nunca al de los más grandes por mas que a veces fuera mas conveniente; y siempre estuve pendiente de no cruzármelos. Tampoco quería que los demás años se prendieran con ellos. Supongo que esto me influenció para crear una especie de armadura en cuanto al tema, nunca lo quise enfrentar hasta pasados los 20. Tan fuerte era mi “instinto de supervivencia” de chico que cuando los de mi año molestaban a otro por afeminado yo me quedaba callado, no hacía nada o si hablaban mal a sus espaldas yo también. Cosas que me hacían sentir mal y que es el día de hoy que me arrepiento. De todas formas mi experiencia general por el colegio fue positiva, las peleas eran muy excepcionales y soló sucedían entre “violentos”. Me hubiera encantado poder enfrentarme a mi mismo mucho antes, pero así se dieron las cosas. Este finde ya con casi 25 años me crucé en un cumpleaños a uno de esos chicos que me decían homo, ya no se veía amenazante, ni siquiera físicamente. No soy una persona que guarda rencores (me parece una pérdida de tiempo/energía) pero de todas formas no quería seguir como en el colegio evitándolo. Entonces le pregunté si se acordaba de mí, de “el homo”, estaba junto a su novia que ya me conocía así que pude ver como él se incomodó un poco jeje. Después para alivianar un poco le dije que finalmente no estaba equivocado que soy gay. Su reacción fue rara, primero de incrédulo y diciendo medio en broma “seguro que te hacés para entrar en confianza, y después avanzar con las chicas” y después llego a decir “espero no haberte marcado” como si por él soy lo que soy, un egocéntrico jajaja. Todo terminó con un “todo bien” mutuo sin demasiado contenido pero superando el momento.