“Cuando le pregunté a mamá qué era ‘tortillera’ me dijo ‘cochina”

 

Para cerrar la serie de notas sobre sexualidad en la adolescencia, y después de reflexionar sobre “el derrumbe del ideal de padre e hijo“, “la bisexualidad y la homosexualidad en la adolescencia” y también sobre “los riesgos del hostigamiento escolar a causa de la orientación sexual de un joven”, dos psicólogas especializadas en el tema aportan sus miradas; se apoyan en relatos de jóvenes varones y mujeres que ponen en evidencia sus padeceres a causa de su orientación sexual.

El primer caso que menciona la Lic. Graciela Balestra, es el de Silvia, una chica que empezó a sufrir los prejuicios que giran en torno a ser lesbiana aún sin saber siquiera lo que era gustar de alguien. “Tenía 10 años cuando volviendo del colegio al cruzar el parque unos chicos me gritaron ¡tortillera!. No sabía lo que significaba esa palabra, pero sonaba a insulto. Llegué a mi casa y le pregunté a mamá, que me contestó: “No seas cochina”.

Balestra, coordinadora de la ONG Puerta Abierta, presenta éste y otro caso para reflexionar: “La adolescencia suele ser de por sí una etapa difícil. Aún más para quienes guardan un secreto a costa de su vida. Lo que escuchamos con frecuencia de mujeres lesbianas en el consultorio es que desde muy jóvenes se daban cuenta de que lo que sentían no encuadraba dentro de la norma y a menudo sufrían enamoramientos fortísimos hacia amigas, profesoras, compañeras, que nunca se enteraban de que eran objeto de tamaño sentimiento”.

Precisa que lo que exactamente sufrían es el término, porque ese amor no les generaba alegría, al contrario, era vivido con culpa, en silencio, a escondidas, “haciendo fuerza para que no se note, porque la mínima sospecha podía ser objeto de la más cruel burla de todos y del rechazo de la persona amada”.

La psicóloga termina de relatar la historia de Silvia, esta chica de 10 años. Luego de recibir esa respuesta de su madre, que le dijo “No seas cochina”, ¿De dónde sacás esas cosas?”, ella entendió que la palabra era “muy fea”. Ella lo expresó así: “Entendí que era algo muy feo lo que veían esos chicos en mí. Y ese día empecé a sentir vergüenza de algo que hasta ese momento me hacía feliz y que era lo único que encontré distinto en mí de las otras chicas: verme masculina”.

Besos en DF, México; Foto: Ignacio Lehmann; proyecto 100 World Kisses

La Lic. Stella Maris Gioiosa, que trabaja a diario en su consultorio con chicos y jóvenes, aporta dos situaciones clínicas que ayudan a pensar en la posibilidad de la homo y la bisexualidad en la adolescencia. A los pacientes, dos varones, uno de 18 y otro de 43 años, los menciona como A y B. Comenta Gioiosa que en ambos casos es para resaltar que manifestaron sus temores acerca de la aceptación familiar y de amigos. “En ambos casos constituyó un alivio poder vivir su sexualidad y otros aspectos de su vida plenamente cuando la homosexualidad dejó de ser un secreto”.

Le resulta interesante remarcar cómo la preocupación por la sexualidad deja inhibidos otros aspectos del desarrollo necesarios para ellos, como estudiar, trabajar y divertirse.

“Se trata de dos varones, uno de 18 años, al que llamaré A y otro de 43, al que llamaré B. El caso de A se plantea como muy interesante ya que tuvo encuentros (besos) con mujeres y se le presentaba el mandato de tener que probar tener relaciones con ellas, cuando en realidad su verdadero deseo y atracción se orientó a chicos de su edad, incluso constituyendo una pareja con rasgos de permanencia y formalidad que se mantuvo por varios meses”.

“La idea de mandato aparece después de trabajar el tema y no de inmediato. Más bien constituye una construcción. Aclaro que atendí por primera vez a A en edad escolar por preocupaciones de maestra y padres respecto de no poder responder a consignas de agruparse los nenes con los nenes y las nenas con las nenas, para juegos o actividades en la escuela. Se quedaba en el medio, sin saber en qué grupo ubicarse. Ahora también recuerda su gusto en la infancia con un hombre al que vio por TV, lo cual comenta a uno de sus progenitores, recibiendo una respuesta de sorpresa “desagradable”, lo que lo llevó a corregir sus dichos”.

“El caso de B lo retomo en tanto los recuerdos que aparecieron de su adolescencia en colegio religioso otorgaron un tinte oscuro y angustioso a la orientación sexual que ya percibía en relación a los varones, también sintiéndose anormal y diferente. En este caso, también hubo un noviazgo pero con una chica, el cual terminó al poder asumir su verdadero interés sexual. ¿Se trató de un intento de formar parte de la heteronormalidad?”

Foto: Ignacio Lehmann; proyecto 100 World Kisses

Para concluir, Balestra presenta el caso de Laura, la chica que a los 14 años se enamoró de su mejor amiga, a quien nunca se animó a confesarle su amor por miedo a perderla. Ocurrió un distanciamiento forzado e inexplicable. Laura sufrió mucho, pero no pudo hablar de esto con nadie durante 20 años.

“A los 14 tuve mi primer amor. Me enamoré de mi mejor amiga. Era un amor tan fuerte que dolía. Pensaba en ella día y noche, me llenaba el alma verla, le regalaba chocolatines y la ayudaba en todo lo que podía. Soñaba que éramos novias y  que la besaba. Ella me quería mucho, éramos muy amigas, pero nunca le dije lo que en realidad sentía. Tenía miedo de asustarla y perderla. Un día la madre le encontró una carta que yo le había escrito”.

“Evidentemente mi carta desbordaba de amor y se dio cuenta. Hubo una reunión familiar entre mis padres y los de ella a la que no nos dejaron asistir. A partir de allí nos separaron, nunca más la pude volver a ver. Inexplicable el dolor que sentí ante una injusticia que no podía comprender. ¡Si yo jamás le haría daño!”

“Me llevó más de un año de depresión, pasé de ser una alumna brillante a repetir el curso y hasta tuve deseos de morir. Y lo peor es que jamás hablé de esto con nadie, hasta 20 años después, que empecé terapia con la lic. Graciela Balestra. Antes había hecho otras terapias pero no me animaba a contarlo porque no sentía que esos terapeutas me pudieran entender”.

“Hoy puedo vivir siendo lesbiana libremente. Asisto a los grupos de reflexión de mujeres de Puerta Abierta y por fin logré sentirme normal. Pero perdí veinte años de mi vida sintiéndome enferma, intentando adecuarme a lo que los demás pretendían de mí. Y ahora veo que no soy la única. ¿Quién nos va a indemnizar por tanto sufrimiento inútil?”.

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribime a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • Jula

    Es increíble cómo a veces uno, siendo heterosexual, nunca cae en la cuenta que lo tuvimos más “fácil” por ser mayoría. Blogs como éstos hacen que uno note que puede poner su granito de arena para que todos estemos incluidos. Reprobar comentarios homófobos, no tratar la homosexualidad como algo tabú, y lo más importante, no condicionar a las próximas generaciones con trabas mentales que tenemos los adultos! Sigan así, excelente blog

    • marcos lovello

      por pensar de esta manera, confundir lo bueno con lo malo, lo correcto con lo incorrecto, es que la sociedad se està yendo al tacho.

      • Nicolás

        Y vos sos el recolector de residuos sociales?

    • roberto

      Coincido con marcos

  • Diana

    La madre que dijo eso es un ejemplo a seguir.

  • Damian

    No soy de comentar en las notas de las revistas o diarios, pero esta nota me llegó…sobre todo la historia de Laura que terminó con una reflexión memorable. Mis felicitaciones por la publicación!

  • Prado

    como le van a decir “tortillera”!! le deberían haber dicho, andá “intercambio sexual entre iguales”

  • Acho

    Siendo heterosexual me he preguntado porque una gran mayoria de los heterosexuales son extremadamente promiscuos. En mi juventud, hace ya muchos años, era muy frecuente ser abordado o incluso manoseado en el transporte publico o en los cines, era famoso el cine Mundial un continuado de …dibujos animados!!! en donde se daban cita no sololos pibes q ibamos a verlos, sino tambien adultos q generalmente portaban portafolios, por eso los llamaban “valijas”, cuyo objetivo eran los adolescentes. Acepto la homosexualidad pero me molesta la promiscuidad, incluso en los heterosexuales, lo cual no implica no tener la posibilidad de cambiar de pareja, pero no encarar al primero q se ponga a tiro. A ver si algun sicologo me da una interpretacion a esto. Gracias.

    • DiegoFM

      A éste no le da ni para escribir. Dudo que sepa leer, así que no le voy a contestar ¿Por qué una gran mayoría de los heterosexuales serán tan estúpidos?

      • fer

        Si sos gay, no tenes autoridad para criticar. Ordenà tu vida primero y despues criticà la estupidez ajena

        • Nicolás

          What!?! DiegoFM tiene todo el derecho del mundo en opinar!! Este un Blog Gay Friendly, qué parte no entendiste? ¿O en qué idioma preferís que te lo expliquemos? ¿Qué principios “ordenadores” nos querés venir a imponer?

        • DiegoFM

          Si sos heterosexual, pertenecés al 99% de la población mundial (fuente: vos mismo en otro comentario). Según mi estadística personal, (donde entrás vos y el tal Acho) el 99% de los heterosexuales son algo o muy estúpidos. Así que combinadamente estás dentro del 98% de la población mundial. Quedate tranquilo: SOS NORMAL.

  • Hernan

    Se que la vida del homosexual es muy dificil por alguien cercano. Me compadezco de ellos, son victimas de situaciones disfuncionales o hechos de violencia y de hostigamientos que tampoco comparto sin estar de acuerdo con ese estilo de vida, pero que quienes los produjeron marcaron la identidad de ese niño/a. Y los principales responsable de ese adulto hoy homosexual son como en tantas otras cosas, sus progenitores.

    ¿ Porque la necesidad de declarar constantemente que algo es normal en una conducta que en mi opinion no lo es ? ¿ No sera que en el fondo, en su interior, saben que hay algo que esta mal, mas alla de lo que diga o no la sociedad ?

    No entiendo tampoco cuando exigen tener beneficios propios de los heterosexuales (matrimonio o adopcion)

    Cuando alguien elige llevar un estilo de vida tiene que asumir las consecuencias, y no me estoy refiriendo a la inclinacion sexual homosexual (que no se elige), me refiero al estilo de vida gay. Las consecuencias seran no poder tener hijos con tu pareja del mismo sexo entonces ¿ porque reclamar a la sociedad lo que la propia naturaleza no provee ? o ¿ porque querer hacerle ver al otro que una inclinacion es normal o de origen genetico cuando eso no se comparte o no esta fehacientemente comprobado ?.

    Espero que avancemos verdaderamente en la tolerancia. Que se tolere (aunque no se comparta o acepte) a aquel que piensa diferente, y esto va para todos, porque me encuentro con que quienes creemos que la homosexualidad no es normal, somos tildados con epitetos diversos sin siquiera conocernos las personas que nos aplican esos calificativos. Y tambien me encuntro con hostigamiento, violencia y burlas hacia los gays de parte de los heterosexuales yp ara mi sorpresa sucede entre los propios homosexuales, actitudes que naturalmente yo tampoco comparto a pesar de no estar de acuerdo con lo pregonan esta vida gay.

    Creo que los padres deben escuchar a sus hijos y estar abiertos a hablan temas de sexualidad independientemente de la inclinacion. Saludos

    • Ale

      “¿porque reclamar a la sociedad lo que la propia naturaleza no provee?”. Bajo esta idea deberíamos prohibir la adopción y la inseminación artificial a todos aquellos que por orden de la naturaleza no pueden concebir… Ud no cree?.

      La homosexualidad es egosintónica, no presenta conflicto entre el yo y el ello. No es una enfermedad, no está incluida en el DSM IV: Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría. Es una elección objetal -inconsciente- distinta, y eso no la convierte en patológica.

      • Miguel

        Está mezclando las cosas. No me parece bien las donaciones anonimas en bancos de esperma para que despues una pareja compre un chico que no sabrá quien es su padre biologico. Pero si una pareja heterosexual por la razon que fuera no pueden concebir naturalmente, utilizan la tecnica de fertilizacion asistida para ser padres no lo veo mal. Comprende la deferencia?. En este caso, la mujer seria fecundada por el esperma del propio marido y el hijo seria hijo de ambos. En la homosexualidad esto no ocurre, sino que siempre es con donantes, en su mayoria anonimos, y luego cuando el hijo crece deben rogar que no tenga trastornos psicologicos por la forma en que vino al mundo y que jamas conocera a su padre biologico. La mejor forma de criar a un niño, la que brinda las mejores oportunidades de crianza saludable es la familia heterosexual, eso es indiscutible.

        • Ale

          Sí, ya sé la diferencia entre una técnica y otra.
          Tengo años encima de práctica, he hecho guardias en Hosp. Materno-Infantiles, he visto cientos de casos de madres -heterosexuales- que luego de parir no quieren ver a su hijo, sienten rechazo.
          El bebé necesita ser criado con afecto independientemente del sexo del criador. El psicólogo John Bowlby lo estudió durante años y lo volcó en su Teoría sobre el Apego. Acá lo importante no es el rol sino la función paterna y/o materna.
          Le recomiendo ver la película Mi Familia.

          • roberto

            Esa teoria del psicólogo es falsa porque presupone que es lo mismo que al rol de padre o madre en la crianza lo desempeñe una persona del sexo opuesto. Es decir, para el psicólogo es lo mismo que el rol de padre lo desempeñe una mujer o un hombre, con lo cual asume que es lo mismo hombre que mujer en la crianza lo que es un disparate total. Si una pareja no le brinda las mejores oportunidades de crianza saludable al hijo…dudo del amor que le puedan tener. Coincido en que lo mejor para un niño es crecer con su padre y madre biológicos.

          • Nicolás

            No todos las personas se han criado con padre y madre. He viso bebés morirse por marasmo, por falta de afecto. Si nos remontamos a muchos años atrás, los bebés que nacían prematuros debían quedar en incubadora para terminar de desarrollarse, no tenían contacto directo ni con la madre ni con el padre, luego la ciencia avanzó y hoy en día las cosas cambiaron.
            Si va refutar mi teoría cite bibliografía científica que lo avale porque no ha mencionado a ningún autor.

          • diego

            No roberto, lo falso es su premisa de que el rol paterno o materno no lo puede desempeñar el sexo opuesto. Es falso porque la experiencia lo demuestra y porque ni siquiera se digna a explicarlo. El rol paterno o materno es justamente un rol, que cumple una funcion, es un acto diario que se realiza con la mente y el corazon, y por suerte todos tenemos dichos atributos independientemente de nuestro sexo. Ademas, cómo puede usted creer que lo mejor para un niño es crecer con sus padres biologicos, siendo muchos de estos, abusadores, golpeadores, asesinos incluso. Hagace el favor de pensar mas alla de lo que el medio le impone pensar, asi no anda pecando de bruto vio

  • Paul

    Ya van a encontrar una vacuna contra esa enfermedad denominada homosexualidad

    • Ale

      La homosexualidad no es una enfermedad infecto-contagiosa como para tener que andar haciendo campañas de inmunización. Pero bueno, al parecer Ud. está muy seguro de lo que afirma, así que cuando descubra el antígeno para hacerlo, acá lo estamos esperando…

    • diego

      jajaja, es una enfermedad que dos personas del mismo sexo puedan exitarse mutuamente, o incluso amarse? y si lo es, no te parece raro que no afecte nuestra salud. Sabes que es lo que aveces puede afectar nuestra salud? la intolerancia, ojala se encuentre vacuna contra esa enfermedad

    • Claudio

      Disculpame que disienta, pero estoy muy seguro que, aunque pase una eternidad y ni nosotros lo veamos, antes va a salir naturalmente una vacuna contra la homofobia. Por lo pronto yo ya estoy inmune.

    • DiegoFM

      Ya que estamos mezclando sueños, deseos y bioquímica, ¿qué tal una sustancia que excite intensamente y vuelva homosexual a un hetero?. Que el efecto dure un rato (digamos unas dos horas) y que venga en polvo (perdón por el fallido) cosa de que pueda administrarse inocentemente junto con la sal fina, o el azúcar del café. Y como soy bueno, al terminar le sirvo un té del árbol del olvido. (Eso ya existe. Lo mencionó una vez Inodoro Pereyra).

  • Profesor Jirafales

    Porqué a los hombres heterosexuales nos calienta el sexo entre lesbianas pero a las mujeres heterosexuales les da asco? Mientras que el sexo entre hombres homosexuales le da asco tanto a hombres como mujeres heterosexuales? Preguntas… preguntas… preguntas…

    • Romi

      No es tan así como usted dice. Hay toda una corriente en el animé (llamada yaoi) sobre relaciones de varones, con muchas seguidoras femeninas. Conozco mujeres hetero que realmente les atrae ver a dos hombres juntos. No se puede generalizar tan fácilmente, sino se comete la estupidez del señor de arriba de decir algo tan ridículo como que la población no heterosexual mundial es del 1% (ya solamente los gays y lesbianas, sin contar bisexuales ni curiosos, en este país alcanzan el 10%).

      • andres

        mmm, la verdad ni sabia que existia ese anime yaoi, ni a mujeres que no les de asco ver dos tipos juntos, asi que te daras cuenta que la gente que piensa como vos Romi son muy pocos. Capaz es cierto ese 1% nomàs…pensalo.

  • Ale

    ¿Ud. sabe de dónde está extraída esa foto? Fíjese que la periodista cita la fuente. Esa foto es parte de un proyecto de fotografía, es arte.

  • Diana

    Pierda cuidado que los mios creceran con principios y moral, no como otros que despues terminan arruinando sus vidas.

  • fer

    La unica verdad es la realidad, y la realidad es que el 99% de la humanidad es heterosexual, todo lo demas son argumentos tirados de los pelos para normalizar algo de por si anormal.

    • Nicolás

      juaaaa, que disparate!!! Mirtha diría: “ay por Dios, las cosas que hay que escuchar”.

  • mary jo

    la homosexualidad era jodida en la época de la dictadura, hoy ser homosexuala nacido en democracia, es otra historia. nada que ver. pregunten y escuchen bien lo que les cuentan de aquella época…..

  • Romi

    Que esa chica no se preocupe, a mi mi madre por preguntar para qué eran los tampones a los 10 años me encajó un sonoro cachetazo que casi me deja en el piso. Cuando pregunté para qué se usaban los preservativos, me mandó castigada a mi cuarto. Madres que les falla hay por todos lados.

    • alberto

      y madres que no tienen moral tambìen…y despues esperan que les salgan hijos normales?? jajaja