A los 41 años asumió su identidad de género trans

 

María Eva Rossi es de Bahía Blanca pero estudió Psicología en Buenos Aires; como se había enamorado de Nueva York decidió ejercer allá: de los nueve años que vivió allá, durante nueve meses trabajó en clínica con chicas trans. En ningún momento esas historias le resonaron. Por entonces ella era él, un varón gay cuya sexualidad había prácticamente anulado. “Me gustaban los varones, pero no tanto. Ellos buscaban algo que yo no les daba. No era feliz”, dice.

- ¿Qué buscaban?

- Un hombre

En esta extensa conversación con Boquitas pintadas, María Eva cuenta cómo fue su proceso de construcción de su identidad trans: hizo su transición de género a los 41 años. “Me preguntaba si era tarde, si tenía que seguir mirando para otro lado, hasta que decidí hacerme cargo”, relata. Hoy tiene 47 años, ejerce la docencia y es activista no sólo por las causas que atañen a la diversidad sexual. También participa de La Cámpora y estuvo en la lista como candidata a concejal por Bahía Blanca.

María Eva Rossi, en una visita a Buenos Aires; Foto: Fernanda Corbani

- ¿Cómo fue tu transición de género?

- Yo la hice a los 41. Vine transitando por la vida despistada a más no poder. Era una especie de imposibilidad interna de ver esa identidad profunda. Como no lo podía ver me lo pasaba negándolo, huyendo de eso. Era un mecanismo que no era muy consciente que digamos.

- ¿Qué pensabas?

- En la niñez temprana yo recibía el insulto, la injuria, la calumnia de parte de mis compañeritos en la escuela, que me decían mariquita, trolo, puto, todas esas cosas. Cuando empecé a escuchar todo eso me desayuné, a los 6 años, de que algo raro había, yo no sabía lo que era. Pero de tanto escuchar eso de afuera, pensé que lo que me estaban diciendo afuera sería lo que yo era internamente, parece gracioso. Nunca mencionaron la palabra travesti, entonces es como que me convencieron de alguna manera de que yo era eso que me decían. Me costó muchísimo aceptar la homosexualidad en esa época, en Bahía Blanca.

- ¿La adolescencia cómo fue?

-Fue la profundización de la negación. Estaba en un colegio salesiano de varones Don Bosco; a la tarde iba a andar a caballo en el Quinto Cuerpo del Ejército; era la época de la dictadura militar. Yo no podía ni asomarme a la diversidad sexual, sepultado.

- ¿Tuviste alguna pareja?

- Nada. Además era como otra época. Porque mis compañeros tampoco debutaban a los 14 años. Mucho más tarde lo hacían. Yo zafé porque no era tan raro que alguien de 16 ó 17 años fuera virgen. Luego me fui a vivir a La Plata y ahí empecé de a poco a liberarme de la sexualidad, siempre dentro de la homosexualidad. Pero no era feliz. Me gustaban los varones, pero no tanto. Ellos buscaban algo que yo no les daba. Buscaban un hombre. Yo si bien vivía como varón había algo que no me cerraba y que no terminaba de entender internamente.

Yo evitaba todo contacto íntimo. Era re joven, 23 ó 24 años y no quería nada. Ahí hay una señal. Pero yo no lo podía ver. Así me fui a Nueva York. El colmo de lo que es la negación: en un momento yo trabajaba en un grupo  de chicas trans colombianas, puertorriqueñas. Nueve meses estuve escuchándolas una vez por semana. Ellas, otro psicólogo y yo. Yo escuchaba, escuchaba. ¿Vos te creés que en algún momento a mi me resonó de alguna manera el discurso de las travestis? No, era como escuchar una película ajena.

Finalmente me vuelvo a mi país, me reconecto con lo que es mi vida de niñez, mi familia, la escuela. Empecé a dar clases en la escuela donde hice la primaria. O sea que esa primera escena de insulto e injuria ahora me recibe para dar clases de formación docente. Eso se concatenó de manera tal que yo de repente me di cuenta.

María Eva Rossi, en vuelo; Foto: Fernanda Corbani

- ¿Cómo fue? ¿Qué recordás?

- Era en agosto de 2006. En ese momento, cuando me di cuenta, dije: ‘Entonces toda esta vida que llevé fue un esfuerzo denodado por no caer en el travestismo’. Ahí fue un sentimiento encontrado. Por un lado fue: ‘Qué maravilla que por lo menos me doy cuenta ahora’. Por otro lado: ‘Qué torpe y cuánta represión que me llevó tanto tiempo enfrentar esto. Era esa ambivalencia.

- ¿Nunca antes habías querido ponerte ropas que usan las mujeres?

- Lo había hecho de muy chiquita. Muy separado de la homosexualidad, vinculado a la infancia. Después apareció en mi adolescencia pero ahí sí me asusté. Quizá si seguía ahí no paraba más, pero ni siquiera fue un click: fue el inicio de la huida, a los 12 ó 13 años. Y dejé de huir cuando volví a mi ciudad y conecté con mi pasado.

- ¿Cómo fueron esos primeros días?

- Primero lo tuve que aceptar definitivamente yo internamente. Durante 10 días estuve meditándolo. ¿Qué hago? ¿Lo vuelvo a sepultar? ¿Lo vuelvo a meter bajo la alfombra? ¿Es muy tarde empezar esto a los 40 años? No, finalmente dije ‘no’. La vida me está confrontando con esto y tengo que afrontarlo salga lo que salga. Consulté con un endocrinólogo en una fecha muy particular: 17 de octubre. Hablé con él, tenía experiencia en cambios de género. Me asesoró con un tratamiento hormonal y ahí empecé a hablar con mi familia.

La primera de todas, mi hermana mayor. A la semana, mi otra hermana. Somos tres. La del medio me dijo: ‘Tenés todo el apoyo nuestro, pero a mamá no le digas nada’. Pensé: ¿Será posible no decírselo? En algún momento yo lo iba a hacer.

- ¿Qué pasó después?

- Ahí decidí irme a vivir con mi mamá a pesar de la promesa esa. Al segundo mes mi mamá me preguntó no hizo falta mucho más. Yo te voy a hacer una pregunta que vengo pensando hace mucho tiempo, me dijo: ‘¿A vos te hubiera gustado ser mujer?’ Aunque le había prometido eso a mi hermana, no pude decirle que no. Ella ya estaba lista para la respuesta, no es que le faltaran herramientas. Ahí blanqueé todo. Ella me escuchó con una tranquilidad, se fue a dormir la siesta. Cuando se levantó me dijo: ‘Para las hormonas tengo a una señora. Se llama Eva’. Genial. Empezó un camino de apoyo, que tuvo una recaída en un momento, cuando a ella se le ocurrió ir a hablar con una psicóloga que le pintó el panorama más negro que te puedas imaginar.

Entonces empecé a hacer crisis con mi profesión. Empecé a leer un montón de cosas que no tenía idea. Me di cuenta de que la psicología no sabe nada de género, menos de transgeneridad. Ahí empecé con una crisis que me terminó de separar de la clínica y abracé la docencia. Entonces terminé siendo más docente por casualidad o los caminos de mi vida personal que por una elección al momento de definir mi carrera.

María Eva Rossi a los 41 años se preguntó si era tarde para hacer su transición de género; en pocos días tomó valor para enfrentarlo; Foto: Fernanda Corbani

- ¿Cómo fue tu cambio en la escuela?

- Al principio era un proceso muy interno. Dos años te diría de carreteo mientras me empezaba a dejar el pelo largo, eliminar la barba. Detalles que no eran tan cruciales como hacerte las lolas. Empecé a bajar de peso. La gente empezó a mirar. Yo estaba muy flaco hasta que, de repente, en diciembre cierro las mesas, tomo examen, me vengo a Buenos Aires y el 27 de diciembre salgo a la calle como mujer. Era antes de la ley.

Vuelvo a Bahía Blanca en enero de 2009 y le digo: ‘Mamá, me largué’. Me dijo: ‘Bueno está bien querida. Pero a comer afuera no vamos a ir nunca más’. Tres días más tarde comíamos afuera, con pollera, en Bahía, que es una vidriera impresionante. Fue adaptándose de la mejor manera, te diría.

- Fueron muchos años en los que ella fue viendo…

- Sí, y mejoró mucho el vínculo. Hay una escena previa a aquella en la que ella me preguntara. Se había cortado la luz, una boca de lobo la ciudad. En la oscuridad del balcón me dice: ‘¿Sabés que durante los 9 meses que yo estuve embarazada de vos estaba convencida y no me entraba en la cabeza otra posibilidad de tener una nena? Yo escuché esa voz como del oráculo. Al día siguiente me pregunta y se lo cuento.

- ¿Y en la escuela?

- En enero está cerrado el instituto, pero justo le entran a robar a mi hermana y me llevan toda la documentación. Tuve que hacer todos los trámites habidos y por haber porque me habían robado todo. Tuve que volver a luchar por identidad de varón, pero yo ya vestida de mujer. En febrero cuando vuelve a abrir la institución llamo por teléfono y pido una entrevista con la directora y voy personalmente. Ella ya sabía, porque Bahía es muy chica. Me escucha y  me dice cosas maravillosas. ‘Vos tenés todo el derecho de luchar por tu identidad y vas a contar con el apoyo de toda la institución’, dijo.

- ¿Y cuándo empezó tu militancia en la política?

- Una es disidente sexual, no tiene escapatoria más que la visibilidad por un lado, porque la visibilidad travesti es inocultable, el placard es transparente. No tengo el beneficio de vivirlo privadamente, el beneficio del placard de los gays. Estás expuesta, y eso quiere decir a que te agredan, te critiquen, a rendir examen todo el tiempo. Mezclada con el prejuicio de la mirada del otro. Está siempre lo prostibulario por un lado. Cuesta mucho que vean a una persona travesti y vean a una persona y no se interponga esa imagen sexual de venta de sexo. Esa lucha la tuve que pasar.

María Eva Rossi, en una de las charlas organizadas en Bahía Blanca con dos activistas trans; Foto: archivo

Una vez fue Lohana Berkins a dar una charla a Bahía Blanca en la semana de la diversidad en noviembre de 2009. Justo en esa semana había ido a un bar y no me habían dejado entrar. Hice la denuncia por discriminación, vinieron los medios. En la charla de Lohana muchas travestis me habían visto en la tele. Para mi fue una especie de bautismo. Yo hablé también. Aplaudió todo el mundo, se ve que dije algo que gustó. Entonces me pasó algo. Dije tengo que volcar mi experiencia de vida en la militancia trans. Porque somos pocas las travestis que como hicimos la transición tardía tenemos herramientas como para luchar. La verdad de la milanesa es que hay que luchar. La ley de identidad de género todavía no estaba sancionada, ni la de matrimonio igualitario. ¡Había tanto para hacer!

Esa noche inicié la militancia desde el Inadi. Con otra compañera, Carolina Martínez, que trabajaba desde ATTTA, organizábamos charlas, conferencias sobre tema trans, pasábamos películas. Fueron referentes importantes como Esteban Paulon, Marcela Romero, María Pía Baudracco. Una movida de la que ni siquiera nosotras éramos conscientes. Era revolucionario, subversivo.

Luego de la ley de matrimonio, yo ya estaba medio seducida por el peronismo, en particular por el kirchnerismo. Desde que estaba en Nueva York me empezó a gustar lo que pasaba en la Argentina. Por eso decidí volver, por los cambos que se vivían acá. Entonces me vuelco a La Cámpora y allí milito desde 2011 milito. Cuando me ofrecieron un lugar en la lista de concejales no lo podía creer. Realmente algo está cambiando.

 

TransFormadora Despertando a Lilith, un documental que muestra la reacción del Instituto docente donde donde trabaja María Eva frente a su cambio de género

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribime a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • Clara

    Una gran persona María Eva!!! Fue un placer haberla tenido de profe en mi carrera de formación docente y por dejar que participe en su documental :)

  • Ariel Kaufman

    Es la melliza perdida de CFK !!!

  • jorge f

    fui testigo de esos comienzos desde inadi, creciste mucho y lo tenes mereceido por ser una luchadora en el dia a dia.felicitaciones. jorge f

  • http://www.facebook.com/marce.dicarlo.1 Marcela

    Eva una persona muy especial !!! lo de concientizar -educar-construír es un propósito que algunxs llevamos con pasión y valentía también para que se entienda, que la diversidad es parte de la humanidad y por supuesto que todos tenemos lugar en este mundo, para pertenecer al sistema como los demás y ser Sujetos de Derecho !!

  • Sol Kuhn

    Un orgullo que haya sido mi profesora. Es una gran educadora y formadora.

  • pipino01

    Le preguntaría a María Eva si es feliz. Digamos, entiendo que es menos infeliz de lo que era, y eso es bueno. Pero…..No se, me transmite tristeza. Espero equivocarme.

  • marcos

    jajaja es joda? que manera de arruinarse la vida.

  • andrea

    arruinarle la vida a su madre, imperdonable. ademas que decepcion para esa señora!

    • pipino01

      O sea que tiene que arruinarse ella la vida para que su madre pueda seguir yendo al super sin problemas. Andrea, sos otra que de maternidad no sabe nada. Ser padre o padre significa ante todo GENEROSIDAD. Significa pensar ante todo en el hijo y dejar de lado tus intereses personales. Espero que no seas madre, pobre tus hijos…..

    • lucas m.

      la gran decepción cómo sociedad y cómo “civilización” es gente que en siglo 21 siga teniendo una mirada tan pequeña, tan desohonesta y tan hipócrita de la vida, cómo es tu caso.

      • Marcelo Benavidez

        no hay peor ignorancia que tomar como natural lo antinatural…pienselo

  • Juliana Montefiore

    Pobre madre, yo me pongo en su lugar y seria un golpe tremendo. Deberia pensar mas en su madre y no tanto en su egoismo personal. Que va a lograr con esto? darle un disjusto a su madre, una desilucion, y a sus hermanas tambien, no por nada le pidieron que no le cuente a la madre. Que pena que siendo grande de edad siga siendo un adolescente para tomar decisiones.

  • Maraca

    y eso es un ejemplo o un orgullo??

    • Marcelo Benavidez

      convengamos que muchos no saben lo que es el orgullo, o se enorgullecen de cosas que para la gran mayoria son motivo de verguenza.

  • Claudio Nogueiras

    ta buenísimo este blog! solo aceptan comentarios amigos… los otros no… será parte de la construcción cultural…

    • vdema

      Claudio: No son comentarios de amigos, simplemente es de gente informada y bienintencionada, de la que podemos aprender algo. Lamento decirte que no es tu caso muchas veces. Tu falta de lectura sobre el tema y tu nivel de agresión no suman para nada a la discusión constructiva. No permito que se agreda a los entrevistados porque sí, por ignorancia o por la impunidad que da estar detrás de un nombre de usuario. Con aportes agresivos no aprendemos nada nuevo sino que alimentamos prejuicios. Para eso seguramente encontrarás otros espacios, no Boquitas pintadas. Saludos,

      • Carito

        Muy bien contestado!!! No podés ser más exacta, Vero. Se escudan detrás de un “nick” para agredir y ofender. La homofobia y la transfobia son las más delirantes y agresivas de las enfermedades (sociales y mentales)

        • Claudio Nogueiras

          que nick?

      • Claudio Nogueiras

        cierto, discusión constructiva, pero solo de amigos. uds si que viven en una burbuja… compran lo que uds mismos venden y creen hacer negocio…

        y no me pidas lectura, porque de los estudios de Gerard van den Aardweg, Richard P. Fitzgibbons, Peter Rudegeair, Eugene F. Diamond, Richard Cohen, Aquilino Polaino, Joseph Nicolosi, Jokin de Irala, Miguel Soler uds parecen tener un problema cognitivo.

        • Nicolás

          Lo invito a una supervisión con un equipo interdisciplinario, y después vemos a ver quién tiene problemas cognitivos…

  • Claudio Nogueiras

    La sexualidad no es una construcción, sino una realidad… busquense el caso Reimer.

    • Nicolás

      Y Ud. lea el caso Ernest Lanzer (El hombre de las Ratas) a ver si puede identificar su ambivalencia, proyecciones, desplazamientos, animismo, horror ante un goce desconocido, etc., a través del relato de este famoso historial clínico…

      • Claudio Nogueiras

        ya lo leí. ahora te entiendo un poquito mejor. solo te resta buscarte ayuda siquiatrica.

        • Nicolás

          Ud. no está en condiciones de recomendar ayuda de ningún tipo, ni siquiera sabe redactar, desconoce teorías básicas con las cuales pretende polemizar y discutir con profesionales. Contesta con más proyecciones, es lo único que sabe hacer.

  • carlos

    De La Cámpora. No podía ser de otra forma.

    • Marcelo Benavidez

      pensandolo bien, no hay mucho que objetar.

  • pipino01

    Cuanto daño pueden hacer los padres a sus hijos. Cuanto egoismo puede haber en un padre/madre. Pensar en un hijo como una propiedad, como un perrito para mostrar. Realmente por ciertos comentarios, siento pena de ciertas personas. Pero siento mas pena de los hijos de estas personas.

  • Dany

    No entiendo los comentarios que dicen que arruinó la vida de la madre, al contrario, no quiere toda madre que sus hijos sean felices y fieles a lo que realmente sienten y son. Si ella misma contó que ahora se lleva mejor con la madre. Es hora de que todos vivamos y dejemos vivir a los demás. No son superiores los heterosexuales ni más normales, solo son mayoria. Respeten al que piensa y siente diferente.
    Felicito a los que se animan a ser quienes realmente sienten que son y no se dejan llevar por los mandatos sociales y familiares.

  • Maria Eva Rossi

    interesantes comentarios y respondo a dos: mi madre estaba orgullosa de mi decisión y honestidad y valentía……(creo que eso queda claro en el corto) y si soy feliz? claro que si, pero en esta sociedad ser travesti es lo más difícil que pueda haber en el orden psicosexual……pero a mi me interesa ser yo misma, más allá de las dificultades….

    • vdema

      ¡Gracias María Eva! Un placer conversar con vos.
      Un abrazo y hasta cualquier momento, Verónica

    • pipino01

      Gracias por tu respuesta María Eva. Saludos.

  • pipino01

    A aquellos madres/padres que se creen ejemplares les digo: Tener un hijo no genera derechos sobre el mismo, sino OBLIGACIONES.

  • viviana

    Gran trabajo en el que nos vamos transformando todxs….Abrazo de las Lilith que se van despertando

  • Marcelo Benavidez

    es ud padre? supongo que si al decir que seria mejor tal o cual cosa.

    • Juan Carlos Díaz

      Yo sí tengo hijos y conozco muy bien lo que significa que no “TE” (dativo de interés) salgan como vos soñás o fantaseás. También sé muy bien como continuar amandolos y apoyandolos incondicionalmente aunque, al vivir sus vidas, no “ME” salgan como yo esperaba. Podré soñar y desear, pero no tengo derecho a reclamarles que vivan la vida como a MÍ me parezca.

      Como padre, me parecen incomprensibles esas personas que sugieren o directamente rechazan y echan a sus hijos de la casa porque “LE” salieron homosexuales. No entiendo para empezar porqué tuvieron hijos si no pueden aceptar que ellos mismos, de maneras diversas, salieron diferentes a sus propios padres.

  • Juan Carlos Díaz

    Rechazar a un hijo porque no LE salió a USTED como USTED figura muy alto en el índice de ignorancia y crueldad humana. Creo que hasta pasa los límites, o le pega en el poste, de lo que Dios podría perdonar.

    • Ana Maria Rigamontti

      No lo rechazariamos a él, rechazariamos una decision que tome. Nada que ver con lo que ud dice. Dios perdona todo, incluso la homosexualidad, no lo sabia?

      • Maria Eva Rossi

        qué es lo que Dios tiene que perdonar? y si Dios perdonara, creyentes en ese Dios no deberían hacer lo propio?…..

  • Juan Carlos Díaz

    ¿Así que Rosario sabe con exactitud que la madre experimentó “resignación” en vez de “aceptación”, más que Eva misma? ¿Estaba presente en la casa de Eva en esos días, Rosario?

    Cuántas gansadas hay que leer…..

  • Juan Carlos Díaz

    “…..y le aseguro que no hay madre en el mundo que tiene hijos para que sean homosexuales….”

    Quizás, pero y si los hijos son homosexuales, entonces ¿qué?, según su sentido maternal. ¿Los rechaza? ¿Los deja “librados a su suerte” porque a usted no LE salieron como soñaba?

    Piense un poco lo que dice, por favor, que abandonar, sea física o emocionalmente, a un hijo, sean cuales sean las circunstancias, es muy alta traición.

    • Alicia

      No se rechaza un hijo, simplemente no se acepta el estilo de vida que decide llevar. Juan Carlos, usted es padre?

      • Juan Carlos Díaz

        Sí, soy padre, como publiqué más abajo en mi respuesta a otro forista. Puede leerla, ya que también se aplica a usted.

  • Alfredo Recalde

    Pienso igual que usted Ana.

  • Silvia Rossi

    Hola , soy la hermana de M Eva, con que fundamento te tomas el atrevimiento de opinar sobre nuestra madre. ??? Ni vale la pena que me esfuerce en comentarte como era mi madre, si queres saber algo mas te sugiero mirar el corto “Volver en MI”, en youtube, donde conoceras algo mas sobre este tema.

  • lucas m.

    pretender un “modelo” o mejor dicho imponérselo a un hijo, es lisa y llanamente una perversión, es desconocer la profundidad de ser padre también una ignorancia llevada a la máxima potencia, los hijos “son” sin importar sus cualidades, sus “bellezas” o sus “fealdades”, son en una integridad única, sin condicionamientos externos de ninguna índole, ni sexual, ni social, ni cultural o patológico, quién no entienda ésto es cualquier cosa, menos padreeeeeessss………………….

    • mario

      tenes hijos lucas?

  • Patricia Rossi

    Buena tardes,yo soy Patricia ,la otra hermana de María Eva y coincido plenamente con mi hermana Silvia. Quién puede arrogarse el conocimiento del sentimiento de otra persona? Nuestra madre Sra Rosario, era un ser absolutamente sensible , con una inteligencia y una generosidad admirable que acompañó a sus hijas en todo lo que nos pasó en nuestras vidas .Y sí Sra Rosario, nosotras sabemos aceptar las diferencias,incluso la suya y sabe qué? no pedimos que nos entiendan pero sí exigimos respeto.

    • Jose Prieto

      A mi me daria una verguenza indescriptible a los 47 años venirle a mi vieja con un tema como este…a los 47!!! para qué?. Respeto la eleccion de su hermano de contar eso, pero justamente por respeto y por la edad que tiene debió guardarse eso para si. En mi caso, casado hace casi 40 años….no vendria a mi esposa a decirle a sus 50 y pico…sabes, te engañé hace 20 años…ya fué, eso quedará para mi y me lo llevo a la tumba. Usted habla mucho del respeto pero me parece que no conoce su significado.

      • Patricia Rossi

        José hace 30 años que estoy casada y sí sé muy bien qué es el respeto,y el mismo no es sólo hacia los demás sino también a uno mismo. Y vivir en una farsa es faltarse el respeto a sí mismo. Y el ejemplo que ud. da no es pertinente en absoluto con lo que aquí se plantea. No viene al caso lo que ud. hubiera heho con su esposa y en el caso hipotético que plantea hubiera habido una doble falta de respeto por mentirse a sí. mismo y a ella.

      • Maria Eva Rossi

        hola, José, no entiendo por qué comparar mi historia de vida con la suya…..tiene alguna relación posible?….

  • Ana Maria Rigamontti

    Deberia leer nuevamente mis mensajes, porque evidentemente no los comprende. Va de nuevo: “Si alguno de mis hijos toma esta DECISION, que se olvide de su familia. (
    No lo rechazamos a el, rechazamos la DECISION que tomó. Entiende ahora que siempre hablé de la DECISION tomada?.) Este tipo de DECISIONES no lo aceptamos ni lo aceptaremos nunca en mi
    familia.” En mayusculas y para mejor comprension, la palabra importante que parece no comprender.

    • cintia

      a ver…si estas rechazando SU DECISION lo estas rechazando a el..porque no podria vivir en su libertad,no podria ser definitivamente el mismo solo porque SU FAMILIA no acepta ser como es…es lo mismo viviria reprimido toda su vida o bajo una persona que no es.. no se si se entiende???

  • juan

    en mi casa menos Ana

  • Maria Eva Rossi

    Buenas tardes, a todes: quería comentar algo: los comentarios negativos, de algunos lectores, son después de haber leído la nota y mirado el documental? Me gustaría saber, porque de ser así debería realizar un tercer documental…..

    • pipino01

      María Eva, creo que no tengo que decirte a vos que la homofobia es una enfermedad. Y puede ser muy dañina. Lamentablemente algunos padres no están preparados para serlo (caso de la Sra Rigamontti….). Pero la naturaleza no hace diferencias en esto y les permite procrear. Lamento profundamente los que sufrirán estos niños.

  • Celia Morrone

    y bueno Ana Maria, que se puede esperar de 10 años del gobierno mas inmoral que tuvimos? este tipo de cosas no deberia pasar en ninguna familia, y espero que con los nuevos aires de Francisco tengamos nuevas generaciones basadas en los principios morales cristianos, y no en liberalismos que se dicen evolucionados, pero que representan la involucion de la raza humana.

    • lucas m.

      el gobierno k es inmoral y corrupto, de éso no hay dudas pero no por las circunstancias que vos relatas sino por otras, y viendo tu postura frente a la vida no me da la impresión que vos seas de la más puras y de las que en mejores condiciones esté para marcar el bien y el mal, dejalo a francisco tranquilo que tiene una ardua labor en limpiar las toneladas de mugre que dejaron por siglos gente con tu pensamiento en la iglesia.

      • Maria Eva Rossi

        Yo no traje a Francisco……Ud. lo hizo…..y gente con mi pensamiento rara vez se meten en la Iglesia…….bueno, en realidad puede ser, porque está lleno de varones con pollera en la Iglesia…

        • fiona

          varon con pollera??? jajaja una contradiccion en si mismo. jajajaja

      • Celia Morrone

        Lucas, no tiene idea lo que dice, y la limpieza de Francisco tiene que ver con la inmoralidad, mas o menos lo que se ve en este blog, pero dentro de la misma iglesia. Es al reves Lucas, la limpieza que se debe hacer es de los que no viven con los principios cristianos y la gran cantidad de homosexuales en la iglesia.

    • Maria Eva Rossi

      Precisamente un principio cristiano es la misericordia……..asombra que una historia personal de 47 años de vida pueda relacionarse con los últimos diez años de gobierno (nacional debe ser, aunque no está aclarado eso)….

  • Maria Eva Rossi

    Exacto, pero precisamente hay comentarios irrespetuosos…….entonces el respeto debería ser mutuo…….no es dejar principios, sino tratar de entender al otrx, al distinto…..a la diversidad…….el documental fue realizado con respeto y esperamos la misma reacción…….no le parece, Andrea?……si es cuestión de respetar diferencias…..respetemos….

  • Silvia Rossi

    Yo ya creo que estos comentarios desdibujan un poco la entrevista, sugiero quedarnos con la misma para elaborar cada cual su idea, su impresion, sus sentimientos , y sus ideologias, haciendo caso omiso de los comentarios, no vamos a convencer a nadie que tenga cerrado el corazon y la entendedera.

    • Rosa

      Por lo mismo, quien no tiene moral nunca entenderá que la persona es lo que nació, porque asi vino al mundo.

  • Maria Eva Rossi

    jajaj, es que sencillamente, no puedo creer….me gustaría tener a ciertos comentaristas cara a cara a ver si me dicen lo mismo…..ayayayayayyyyyy

    • javier sanchez

      y si hay gente que invierte tiempo escribiendo en este blog, que le hace pensar que no le dirian en la cara lo que piensan? Usted se malacostumbro al gobierno inmoral que tenemos y seguro pensará que la falta de moral y el relativismo que pretenden imponer es compartido/aceptado por la mayoria, cuando de ninguna manera es asi, y los que piensan como usted son una muy minoria. Lo verá con mayor claridad con el proximo gobierno.

  • Diego

    si se hace cura y te rechaza por pensar como pensas, tambien lo vas a aceptar sin cuestionamientos?

  • marisa b

    Lo verdaderamente horrible es criar hijos sin moral, sin principios, sin limites, sin conceptos claros de lo correcto y lo incorrecto…un viva la pepa generalizado…viviendo basado en el si te gusta, hacelo…si te hace sentir bien, hacelo, y despues se cometen los peores erroes en la vida siguiendo esa filosofia…o peor, se vive sin trascendencia, se llega a adulto sin familia, sin hijos, sin nada que dejar…y todo porqué? porque los padres no ejercieron su rol como debieron hacerlo, eso es lo verdaderamente horrible.

  • Mario Iglesias

    Coincido con usted Ana Maria Rigamontti, pensé que eran pocos los que viviamos con estos valores, pero evidentemente somos muchos mas de lo que imaginé. Saludos Ana!

  • pipino01

    Y quien está hablando de bienes materiales. Estoy hablando de respetar la identidad de cada uno. Y tenés razón, todo vuelve…..para uno y para otros.

  • Micaela

    los seres humanos somos extraños…hablamos de libertad y de felicidad. de misericordia…pero no podemos respetar aquello que no comprendemos…juzgamos. lastimamos. con soberbia defendemos ciertas verdades, que jamas será la verdad…valoro a quien ha luchado y lucha por el respeto y al igualdad…