La primera lesbiana que reclama una indemnización por la represión franquista

En estos días se conoció el caso de la primera lesbiana que pidió indemnización por la represión franquista, que la condenó a una pena de entre cuatro meses y tres años para  “reeducación”. El régimen acusaba a esta chica de 17 años de ser un “peligro social”.

Dos chicas besándose en Londres; Foto Facebook Ignacio Lehmann

Al leer sobre este caso en el diario El País, de España, resulta inevitable no establecer la conexión con lo sucedido durante la última dictadura militar en la Argentina. “En este país aun hoy falta el reconocimiento de los gays, lesbianas y trans que desaparecieron bajo el régimen militar. Esta es una demanda de nuestro movimiento y debería ser de toda la sociedad”, señala la abogada de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT ) Natalia Milisenda, defensora de la familia de Natalia Gaitán (la cordobesa lesbiana de 27 años víctima de lesbofobia).

La abogada recuerda que en la Argentina se estima que al menos unas 400 personas de la comunidad desaparecieron sólo por el hecho de ser homosexuales o travestis. “La orientación sexual fue causal de desapariciones y de agravamiento de las torturas”, denuncia.

El caso español –se preserva la identidad de la mujer- sucedió en 1974. Ella tenía 17 años y la causa de su sentencia fue que era lesbiana y por este motivo, informa El País,  pasó cuatro meses en la prisión de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). La noticia que se conoció ahora fue que la Asociación de ex Presos Sociales presentó la denuncia para que esta persona sea  indemnizada por aquella condena. En España rige, desde el 23 de diciembre de 2009, este derecho a reclamar del que ya habían hecho uso gays y trans, pero nunca lesbianas.

“Esperamos que esto sirva de ejemplo para que otras mujeres, siendo lesbianas que hayan sufrido encarcelamiento, persecución o internamiento en manicomios, sigan el ejemplo de esta compañera para conseguir de alguna forma, restituir la dignidad que les fue robada”, dijo el presidente de la asociación, Antoni Ruiz, en una nota que cita el diario español.

Las deudas argentinas

Al conocer el caso de resarcimiento en España, Milisenda celebra y establece el link con nuestro país, un lugar en el que reconoce avances en materia de conquistas de ciudadanía, pero en el que observa materias pendientes. “Todos los sistemas totalitarios pretendieron imponer determinada moralidad, no sólo los dictadores sino también los sectores sociales que los apoyaron”, señala. “Para ellos, para la Nación que pretendían construir, los gays, lesbianas y trans eran inmorales y perversos y atentaban contra su modo de vivir”.

En nuestro país, ley de matrimonio igualitario y ley de identidad de género de por medio, hoy la situación es otra. Sin embargo, la abogada recuerda: “No nos olvidemos que en las provincias todavía rigen los códigos de faltas que se usan para perseguir y que siguen regulando la ‘moralidad y las buenas costumbres”.  Esto sostiene algún grado de criminalización de las personas que no cumplen con los estereotipos de lo “moralmente aceptable”.

En este sentido, la democracia sigue excluyendo a los diversos.

 

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!