¿Se casó con un varón o con una mujer?

En una de sus sesiones de 2012 Roxana (*) le comentaba al Lic. en Psicología (UBA) Alejandro Viedma: “No es fácil ni para mí acostumbrarme a decir que Clara es mi esposa. Es raro escucharme o escuchar que los que saben digan “tu ESPOSA”. El otro día tuve que hacer trámites, llenar formularios y lo escribí, fue la segunda vez que me pasaba. Antes había tenido que enfrentar este asunto con la gente de Recursos Humanos de mi trabajo, en la previa de mi casamiento con ella, explicar todo, arreglar los días que me correspondían por matrimonio. Incluso con algunos compañeros que no sabían sobre mi vida privada tuve que salir del placard en esos días, inevitablemente, aunque yo no quería todavía, no me sentía preparada. Ahora cuando vamos juntas a un local y el que atiende me dice: “tu amiga”, refiriéndose a ella, yo a veces le aclaro que es mi esposa y a veces no, no tengo ganas, es desgastante tener que aclarar todo el tiempo. Lo mismo cuando viajamos y tenemos que reservar una habitación en un hotel, si bien reservamos siempre cama matrimonial, cuando nos presentamos en la recepción nos preguntan: ¿Camas separadas, no?”.

Se inició un nuevo año. Este blog cumplió sus cuatro años de vida el 28 de diciembre pasado. Se sigue avanzando temporalmente desde la sanción de la ley de matrimonio igualitario en 2010. ¿Cuánto se avanza como sociedad en la real posibilidad de que dos personas del mismo sexo se casen? Cuando alguien anuncia su matrimonio: ¿nos surge la pregunta de si se casa con un varón o con una mujer?

Una pareja de mujeres y mamás, en la marcha del orgullo en Buenos Aires; Foto: Alejandro Viedma

Viedma considera que “hay consecuencias positivas de las conquistas igualitarias en los últimos años en la Argentina, de los grandes pasos que sobre todo logró el colectivo LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queer) a través de sus organizaciones, militantes y activistas independientes, ya que existen menos personas por fuera de redes (humanas, sociales, jurídicas), al constituirse realmente en ciudadanos (en igualdad de derechos). Y lo principal que está trayendo la ligazón: ‘avances en derechos igualitarios con efectos subjetivos’. Es decir, los primeros mejoran la calidad de vida de las personas (LGBTIQ y sus allegados)”.

Así, que alguien pueda acceder a algo (una ley) que anteriormente le fue denegado, lo posiciona en otro lugar, ya con la posibilidad real de ser digno y feliz, concretando en la realidad cotidiana lo que en el pasado ni siquiera podía soñar como proyecto.

El psicoanalista aclara que sin embargo, aún se escuchan y leen cosas espantosas desde los que se posicionaron en la vereda de enfrente, dedicadas a quienes no entraban/entran en la heteronormatividad, sobre todo con la cuestión de la adopción de niños y niñas por parte de parejas del mismo sexo, lo que ya des-cubría la homofobia social, institucional, política en aquellos debates desde 2009 y por supuesto también desde antes.

Pero Viedma cree que de a poco las parejas del mismo sexo empiezan a escuchar preguntas del tipo de: ‘Y ustedes, ¿se van a casar?’; con los años: ‘¿Van a adoptar?’. “En el presente en cada grupo humano se desmiente/niega menos y se iguala más; hoy en día cuando alguien refiere que otra persona está casada, tiene además que preguntar(se): ‘¿Se casó con un varón o con una mujer?’, o: ‘¿este matrimonio –sea cual fuere- tiene hijos?’. Es decir que los interrogantes sociales también entran en una igualdad, las preguntas van dejando de ser tabúes, se cortan los silencios por miedos o por no ser irrespetuoso y aflora lo simbólico derribando preconceptos, incluso con novedosas formas dentro de la comunidad LGBT”.

“Desde mi rol de terapeuta acompaño a mis pacientes en sus procesos mitigando el nivel de angustia, apuntalándolos para que puedan resolver con la verdad los obstáculos que se les presentan, revisando los propios prejuicios y temores que traban la comunicación fluida en todos los ámbitos (laboral, familiar, amistoso, etc.) por donde circulan. Para eso suelo indagar alrededor de las creencias establecidas desde la infancia y adolescencia, sobre todo en los campos educativos y el familiar. Si bien aún falta para que en nuestro país gocemos de una igualdad real, las personas LGBT están más contenidas que en el pasado y cuentan con más espacios para acudir y denunciar en casos de discriminación”.

 (*) Roxana es un nombre cambiado con el fin de preservar la privacidad de la expaciente

 

¡Feliz 2015,

por un año con más derechos para todos y todas!

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribí a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

“Fui homofóbico aún siendo gay”

Leonardo es un exintegrante del grupo de reflexión para varones gay que coordina el lic. Alejandro Viedma en la Asociación Civil Puerta Abierta y que festejará sus primeros 15 años de vida el próximo sábado. Leo envió a Boquitas pintadas el texto que viene a continuación como testimonio de su paso por ese espacio y de cómo ese lugar lo ayudó a resolver cuestiones internas que cuando ingresó al grupo ni siquiera tenía conscientes.

Uno de los aspectos a destacar es que Leo reconoce que, si bien se había reconocido a sí mismo como homosexual,  jamás se  incluía en el ambiente gay, ni en marchas del orgullo, ni iba a boliches, pubs, ni participaba de páginas de encuentros. “No me gustaba nada de eso, era muy prejuicioso, sin poder ser consciente de ello”, dice en un tramo de su escrito. “Se trataba de mi homofobia inconsciente, internalizada. Por ejemplo, pensaba que la Marcha del Orgullo Gay era un circo, no daba cuenta  del objetivo político sobre la lucha por los derechos LGTB que la Marcha conlleva. Además tenía el típico desprecio por lo femenino en el hombre y la sobrevaloración por lo masculino, en realidad, se trataba del desprecio a mí mismo”.

Sus creencias homofóbicas pese a ser gay. Esa es una de las cuestiones que más tuvo que desandar en el grupo de reflexión que lo cobijó desde 2007.

Vale la pena acercar una definición. “La homofobia internalizada es la creencia consciente o inconsciente que tienen algunas personas gay y lesbianas de que los prejuicios, estereotipos y mitos sobre los homosexuales son ciertos. En otras palabras, son sentimientos negativos que sienten hacia sí mismas por su homosexualidad. La homofobia internalizada se refleja con complejo de inferioridad, sentimientos de vergüenza y culpa, baja autoestima y conductas autodestructivas”. (Un artículo para conocer más sobre homofobia) 

Mi experiencia con mi querido grupo

Por Leo

Marcha Del Orgullo LGBTIQ (Lesbianas Gays Bisexuales Transexuales Intersex Queer) XXII de Buenos Aires; Foto: Ignacio Lehmann

En una etapa un poco difícil de mi vida respecto de mi sexualidad, busqué hasta que encontré este hermoso grupo. Cuando digo difícil con respecto a mi sexualidad, no me refiero a mi orientación sexual, ya que yo ya estaba asumido como gay, sin embargo, me llegué a preguntar ¿y ahora qué hago con esto, con lo que siento?

Mi familia, mis amigos heterosexuales me conocen, sabían de mi orientación, lo que notaba era que no tenía  amigos ni compañeros gays  para compartir entre pares lo que me sucedía.

En resumen, jamás me incluía en el ambiente gay, ni marchas del orgullo, ni boliches, ni pubs, ni páginas de encuentros. No me gustaba nada de eso, era muy prejuicioso, sin poder ser consciente de ello, se trataba de mi homofobia inconsciente, internalizada, por ejemplo, pensaba que la Marcha del Orgullo Gay era un circo, no daba cuenta  del objetivo político sobre la lucha por los derechos LGTB que la Marcha conlleva. Además tenía el típico desprecio por lo femenino en el hombre y la sobrevaloración por lo masculino, en realidad se trataba del desprecio a mí mismo. Tampoco estaba  de acuerdo  que dos papás o dos mamás adopten niños, pensaba que podía ser perjudicial  para la salud de estos últimos por la discriminación. Ni siquiera sabía que existían las familias homoparentales. En fin, una lluvia de creencias homofóbicas que me perjudicaban, que hacían sentirme aislado, como sapo de otro pozo, hasta el año 2007, cuando conocí el grupo de reflexión.

Pensar que en siete años cambió tanto la concepción de las personas LGBT a partir de la Ley de Matrimonio Igualitario y la de Identidad de Género… Sin embargo, faltan años para que estas leyes se interioricen en cada sujeto, familia; la homofobia social todavía existe, como por ejemplo en las escuelas: el bullying por homofobia es un problema grave que se tiene que poner en evidencia.

Tengo que aceptar que, aunque sin darme cuenta, fui parte de los prejuicios y estereotipos socioculturales, pero por suerte, puedo hablar en pasado ya que tanto por mi estimado grupo y por el Lic. Alejandro Viedma, cambié.

Alejandro Viedma, coordinador del grupo de reflexión de Puerta Abierta

Mis modificaciones tuvieron lugar por los intercambios con ellos, los cuestionamientos de muchos mitos homofóbicos y compartir sucesos, sentimientos sobre el amor, la amistad y conformación de una red entre pares, charlas sobre cómo afrontar su salida del clóset en el trabajo, debates desde las vivencias personales en torno al sexo, la sexualidad, las familias diversas, los derechos LGTB, etc. Y recién ahí hice un insight, un “ahora me doy cuenta de cómo mis pensamientos prejuiciosos me limitaban” en mi desarrollo personal, la manera de vincularme con los demás, por ende en  mi sentimiento de bienestar.

Por otra parte, en los boliches o páginas de encuentro, siempre noté un lado frívolo y es algo que no comparto, la alienación a la imagen, el divismo narcisista hasta ahora me aburre mucho, pero la diferencia es que antes tomaba la parte por el todo, generalizaba, y después me dí cuenta que los gays no somos todos iguales, ni tampoco tenemos la misma actitud en todos los lugares, al igual que el resto de los seres humanos.

Tal es así que escucho a amigas quejarse, después de ir a bailar dicen: “¡Los tipos están todos tomados, lo único que quieren es echarse un polvo!”. Noto que acá está también la queja por la frivolidad o por lo efímero de lo exclusivamente sexual. Otros amigos heteros comentan también: “Las minas están muy lanzadas, hasta se pelean entre ellas para ver quien se lleva al más fachero!”. Pareciera que la complicación histérica está en todos lados, jaja. Entonces, el lado frívolo está en todos los ámbitos independientemente de la orientación sexual.

No obstante, se puede salir de ese boliche o de lo virtual con alguien y te encontrás con  el otro aspecto de esa persona, como cuando encontré a este grupo. Muchos vamos a bailar o usamos las páginas virtuales, sin embargo, en el grupo pensamos, intercambiamos, nos reímos, profundizamos, nos divertimos, nos respetamos, descubrimos otras miradas y opiniones, otros discursos y, a partir de allí, de ese recorrido, pude habilitarme a tener una vida más amplia donde otras puertas se me abren y nuevos vínculos se constituyen.

Gracias, querido Alejandro, y a todo el grupo porque se derrumba ese muro prejuicioso que construí. Ahora puedo mirar desde otro lugar, de una manera menos totalizadora, ahora lo que internalizo y trato de entender es la diversidad misma.

Mil gracias y cariños a todxs.

Leo

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribí a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

El teatro por la diversidad de Puerta Abierta, declarado de Interés cultural por la Legislatura porteña

En septiembre del año pasado anunciábamos que Buenos Aires tenía su teatro por la diversidad. En una iniciativa inédita para esta capital, la Asociación Civil Puerta Abierta abría el primer espacio escénico orientado a la celebración de la diversidad sexual. A partir de un proyecto presentado por la legisladora María Rachid, esto fue reconocido por la legislatura porteña, que declarará este viernes 27 a ese teatro como de interés para la promoción de los derechos humanos, social y cultural de Ciudad de Buenos Aires.

El trabajo de esta organización que empieza a tener sus reconocimientos formales se inició hace ya casi quince años. Fundada en 1999, la agrupación trabaja activamente por los derechos de la comunidad LGBT. Allí se reciben diariamente a personas de todas las edades que asisten a diversas actividades, como por ejemplo psicoterapia especializada en diversidad sexual, grupos de reflexión para lesbianas y gays, clases de yoga y talleres culturales de todo tipo. Miles de personas ya pasaron por la institución.

“Cachita” Arévalo, Graciela Balestra, Alejandro Viedma, Silvina Tealdi, Laura y Norma Castillo, integrantes históricos de Puerta Abierta

Sus objetivos siempre fueron luchar contra la discriminación, concientizar a la sociedad de los derechos humanos de todas las personas y derribar prejuicios sobre la diversidad sexual; brindar un espacio donde poder encontrarse con pares para charlar, reflexionar, donde las personas homosexuales pudieran ver que no estaban solas, que no eran enfermas ni únicas en el mundo.

Tablas diversas

En septiembre de 2013 se inauguró en el barrio porteño de San Cristóbal, donde se encuentra la sede de esta ONG, “Puerta Abierta teatro”, el primero en su tipo en la Argentina dedicado a mostrar autores/as y abordar temáticas en relación a la diversidad sexo-afectiva. Señalan sus creadoras, la psicóloga Graciela Balestra y su compañera Silvina Tealdi, que “este espacio, que permite visibilizar a la comunidad LGBT, reivindicar sus derechos y luchar en contra de la discriminación y el odio hacia la diversidad, está pensado como una instancia de integración social, en donde puedan participar todos/as sin distinciones de identidades y/o orientaciones sexuales, ni de ningún otro tipo, utilizando el arte como pretexto para la eliminación de prejuicios y estereotipos, que básicamente se asientan sobre el desconocimiento y la ignorancia”.

Silvina y Graciela, fundadoras de Puerta Abierta y gestoras del teatro diverso

En los fundamentos de la Legislatura para declararlo de interés cultural, se señala: “Años atrás, Puerta Abierta ya supo ser vanguardia y generó una revolución mediática cuando en 2009 fundó el primer Centro de Jubilados/as y Pensionados/as lésbico-gay de la región. Este espacio fue concebido como lugar de encuentro entre pares en donde los/as adultos/as mayores de la comunidad LGBT pudieran tejer vínculos afectivos y conformar una red de mutuo apoyo que posibilitara desarrollar sentido de pertenencia y en donde pudieran expresarse libremente sin miedo a ser discriminados, juzgados o violentados por ser quiénes son y no otros/as”.

Según ellas cuentan, el mundo teatral no les era ajeno. La actuación ya funcionaba como método catártico en los grupos y en los talleres de reflexión, ya que se valían de dramatizaciones y puestas en escenas, que luego eran debatidas de manera grupal, como forma de abordar algunos temas y problemáticas concretas relacionadas a ser y encarnar cuerpos, deseos y sexualidades contrahegemónicas en una sociedad altamente heteronormativa.

Al ver cómo la actuación facilitaba el acceso a tabúes y prejuicios, explorando en la acción las cuestiones no verbalizadas y permitiendo una comprensión más profunda de las emociones y de las consecuencias de estas, decidieron pensar en la posibilidad de un teatro propio.

El deseo devino acción. Cuatro años después de la apertura del Centro de Jubilados/as y Pensionados/as para la diversidad se inauguró el espacio teatral. Lo que comenzó como un experimento lúdico en el ámbito grupal de una organización social, se convirtió en una casa antigua acondicionada como sala teatral con capacidad para 50 personas, que aporta a la lucha en contra de la discriminación, la violencia, constituyendo un espacio en donde celebrar la existencia de la diversidad y dar batalla a la invisibilización social de un colectivo históricamente vulnerado.

Alejandro Viedma, coordinador del grupo de varones gays, habla en la inauguración del teatro; María Rachid, en primera fila

Entiende la legislatura: “Iniciativas como estas contribuyen desde el arte a construir una ciudad más justa e igualitaria, visibilizando la existencia y reivindicando los derechos de las personas LGBT a nivel social y cultural, como ya lo vienen haciendo a nivel jurídico la Ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad de Género, entre otras iniciativas tendientes a promover y garantizar la igualdad”.

La Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires establece en su artículo 11: “Todas las personas tienen idéntica dignidad y son iguales ante la ley. Se reconoce y garantiza el derecho a ser diferente, no admitiéndose discriminaciones que tiendan a la segregación por razones o con pretexto de raza, etnia, género, orientación sexual, edad, religión, ideología, opinión, nacionalidad, caracteres físicos, condición psicofísica, social, económica o cualquier circunstancia que implique distinción, exclusión, restricción o menoscabo”.

Asimismo señala que “la Ciudad promueve la remoción de los obstáculos de cualquier orden que, limitando de hecho la igualdad y la libertad, impidan el pleno desarrollo de la persona y la efectiva participación en la vida política, económica o social de la comunidad”.

Así se fundamenta esta necesidad de levantarle el pulgar a esta institución que tanto hizo y hace por el “pleno desarrollo de la persona” y el respeto de cada uno en sus individualidades.

 

Bonus track para conocer más de Puerta Abierta: Graciela Balestra (directora de la institución), Silvina Tealdi (co-coordinadora del grupo de mujeres), Norma Castillo (presidenta del centro de jubilados) y Alejandro Viedma (coordinador del grupo de reflexión de varones gays), hablan sobre el área terapéutica y los espacios de reflexión para lesbianas y gays, entre varias cuestiones, en este video realizado por Multiple choice:

 

 

 

Este viernes 27 de junio a las 18 (puntual), la Legislatura declarará de Interés para la Promoción de los Derechos Humanos, Social y Cultural de CABA a “Puerta Abierta Teatro”. Están todos/as invitados/as para festejar con la organización Puerta Abierta, que este año cumple quince años de vida. La cita es en la Legislatura Porteña (Perú 160), Salón Montevideo. La entrada es libre y gratuita.

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribí a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

“El amor es como una fuerza revolucionaria”

“A mí me gusta definir al amor como una fuerza revolucionaria como no hay otra en la humanidad”, dice a Boquitas pintadas Gato Martínez Canto. “El amor es lo que mueve al mundo”, arriesga su compañera Eloísa Tarruella, ambos creadores y directores del documental El Objeto de mi amor, que se estrena hoy en el cine Gaumont.

Esta película que va en búsqueda de historias de amor diversas se vive como “una odisea, una aventura, un remolino” de esos que nos despierta el amor. Y también es un recorrido poético. Comenta Eloísa: “El personaje que interpreto yo, la de una guionista que se encuentra escribiendo una película sobre el amor, es el nexo entre las historias de amor reales y las míticas/literarias que aparecen en el film (Romeo y Julieta, La Maga y Oliveira de Cortázar, Eloísa y Abelardo dos amantes en el 1100 en París). Mi personaje tiene una historia de amor inconclusa, esto interpela al espectador, lo pone como aliado y los lleva de la mano a conocer las distintas historias de amor”.

Trailer película "El Objeto de mi Amor" from Gato Martínez Cantó on Vimeo.

- ¿Por qué hacer un documental sobre el amor?

- Eloísa: El amor es lo que mueve al mundo, es un sentimiento universal que nos toca a todxs.

- Gato: Es una temática muy explorada desde la ficción pero poco desde el género documental. Nos pareció un desafío indagar en el amor con historias reales.

-Eloísa: En AMORAR, una pieza teatral que dirigí hace unos años, indagué en los objetos simbólicos y esto también fue un disparador importante para la película.

- ¿Qué buscaban? ¿Qué hallazgos tuvieron?

- Gato: Como directores, buscamos generar un cruce, un diálogo entre el documental y la ficción para abordar esta temática. También decidimos darle una fuerte presencia a lo musical (compuesta por Florencia Albarracín y Juan Matías Tarruella de “Todas las calles el día”). La música fusiona, da climas, poesía.

- Eloísa: El personaje que interpreto yo, la de una guionista que se encuentra escribiendo una película sobre el amor, es el nexo entre las historias de amor reales y las míticas/literarias que aparecen en el film (Romeo y Julieta, La Maga y Oliveira de Cortázar, Eloísa y Abelardo dos amantes en el 1100 en París). Mi personaje tiene una historia de amor inconclusa, esto interpela al espectador, lo pone como aliado y los lleva de la mano a conocer las distintas historias de amor.

- Gato: También al indagar en las historias reales, nos dimos cuenta que había muchas cosas en común con algunas ficciones: eran como odiseas, aventuras… ese remolino que nos trae el amor.

Eloísa en Europa, durante el rodaje del documental

- ¿Por qué decidieron enfocarse en el balcón de Romeo y Julieta?

- Eloísa: Investigando descubrimos que el balcón es un ícono, un símbolo del amor, que resiste el paso del tiempo.

- Gato: Shakespeare armó esta ficción antológica y luego se creó “La Casa de Julieta” donde se encuentra el balcón. Las personas que lo visitan se agolpan para estar allí. Eso construye un imaginario sobre el amor.

- Eloísa: En El objeto de mi amor el balcón funciona como disparador para mi personaje que se pregunta por el sentido de las cosas: ¿todos tenemos un objeto con historia o los objetos son cosas inanimadas que ocupan un espacio?

- ¿Cuál es el juego entre las palabras objeto y amor?

- Gato: Hay una “objetivación” del amor en estos tiempos. Preguntarse por “El objeto de mi amor”, jugando con la significación del sentido, justificación o finalidad (como si el amor lo tuviese que tener), nos hace reflexionar sobre el sentido que le damos a las cosas. El sentido que le damos al amor es muy propio, construido y en construcción. Y si trasladamos simbólicamente esa construcción al objeto del “amor”, brinda un anclaje y ayuda a pensar en una definición personal. Por ejemplo, a mi me gusta definir al amor, como una fuerza revolucionaria como no hay otra en la humanidad.

Silvina y Andrea, una de las parejas que integran el documental

- ¿Qué historia de las que conocieron los impactó más? ¿Por qué?

- Eloísa: Todas las historias tienen aspectos que nos impactaron. No podríamos destacar una sola. De Laura Lazzarino y Juan Pablo Villarino (dos escritores y viajeros nómadas), nos sorprendió la manera de conocerse y enamorarse a distancia a través del libro que escribió Juan Pablo. Que fue lo que los unió. En el caso de Silvina Maddaleno y Andrea Majul, son dos madres coraje de trillizos. Su batalla por el reconocimiento de sus derechos y el de sus hijxs, nos despierta admiración. Ariadna y Georges (ella argentina y él libanés) es una historia de amor que nos hizo recordar a una odisea, una aventura marcada por conflictos políticos/sociales…nos impactó.

- ¿Por qué incluyeron una pareja de mujeres? ¿Qué descubrieron de especial en ellas?

- Gato: Pienso que la película apunta a la diversidad, entonces por qué no contar una historia de amor entre dos mujeres. Por fortuna, los tiempos cambiaron y hoy en día las personas del mismo sexo pueden tener los mismos derechos que todxs. Esto no sucedía cuando Andrea y Silvina se conocieron (hace 20 años que están juntas). La película también da cuenta de este cambio social.

-Eloísa: Andrea y Silvina son dos madrazas que crían a tres niñxs pequeños y además trabajan muchísimo. Durante las entrevistas que tuvimos con ellas cuando se miraban había un brillo en sus ojos… a pesar del tiempo, las exigencias diarias… ese brillo.  Pienso que eso es el amor.

 

El objeto de mi amor se estrena este jueves a las 19.30 en el Gaumont

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribi a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

“Qué suerte que tenés dos mamás, te hacen mucho de comer”

Dos nenas conversan. No juzgan. Por el contrario, ponen énfasis en el alimentarse bien, en el cuidado y el amor. Si hay dos mamás, esto llega por partida doble. “Qué suerte que tenés dos mamás, te hacen mucho de comer”, le dice una amiga a otra, cuya familia está compuesta por dos mamás.

Retomamos en Boquitas pintadas a las familias homoparentales a partir de la mirada del licenciado en Psicología Gabriel Marcomini, un estudioso del tema. El explica que hasta hace pocas décadas se pensaba que la homosexualidad no podía ir de la mano de la parentalidad. “Existía un modo hegemónico de entender y un modelo de parentalidad que implicaba ciertas características. Ser homosexual era no poder constituir una familia, ya que para esto se necesitaba de un hombre y una mujer”, expone Marcomini.

Esta concepción de familia clásica es la que todavía muchos sostienen, entendiéndose como modelo a seguir. “Si hablar de homosexualidad ya era en algunos aspectos mal visto, el querer pensar el concepto de homoparentalidad hasta hace muy poco era directamente inimaginable”, acota. Y agrega: “Las familias homoparentales hace rato ya empezaron a  inventar su lugar en las configuraciones familiares, y lo hacen a partir de lo que existe, al igual que las familias adoptivas, las mixtas, las parejas de hecho sin casamiento legal o las que recurren a la procreación asistida, hacen y construyen un distanciamiento del modelo familiar clásico, para dar paso a un modelo multiparental. Las familias homoparentales dan cuenta de un nuevo distanciamiento relevante y profundo, poniendo de manifiesto nuevas respuestas para nuevas preguntas”.

El especialista reflexiona: “Es por eso que tal vez sea necesario designarlas de esa forma, denominarlas, para que quede plasmada su existencia dentro del orden social, aunque quizá también sea necesario denominarlas “familias parentales”, omitiendo referencia a la cuestión de la orientación sexual. Al acceder a una ley que las incluye y las nombra toman la fuerza y el valor para no seguir siendo acalladas y silenciadas”.

“Qué suerte que tenés dos mamás, te hacen mucho de comer”

Por Gabriel Marcomini (*)

Foto: Familias LGBT Uruguay

A partir de estas nuevas formas o modelos de familias reconocidas socialmente con la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario, cabe preguntarnos acerca de los roles y funciones en las familias homoparentales. Roudinesco (La familia en desorden, 2002) señala: “Cualquiera sea la edad, sexo, orientación sexual o condición social, todos desean una familia”.

Y si esta es la premisa, no debería importar la orientación sexual o la identidad de género de los integrantes de una familia, y sí la salud, el bienestar, la educación de los mismos.

La problemática de definir un rol o un lugar en el caso de familias homoparentales se torna algo complejo, pero ¿no es complejo también tratar de definir roles en una familia de las llamadas tipo? ¿Cuántas veces la madre toma las riendas en su casa y es la que lleva la familia?, o ¿cuántas  veces la que cría a los hijos es la abuela, mientras que el padre sólo –y en el mejor de los casos- participa desde lo económico?, o ¿cuántas veces son hermanos o tías los encargados de la crianza de los niños?

El rol parental no va de la mano con el sexo, ni con el género. Muchas madres se deben hacer cargo de su casa y al mismo tiempo trabajan fuera del hogar siendo la única fuente económica. Los padres tienen que trabajar y sus hijos son criados por abuelas, tías o personal de crianza. Es por esto que rol, género, sexo y función no tienen una correspondencia fija y rígida, sino que son variables y se han visto modificadas.

¿Quién hace de quién?

En estas nuevas formas familiares se pone en tela de juicio el interrogante ¿quién es el papá?, en el caso de un matrimonio de dos hombres, o ¿quién es la mamá?, en el caso de un matrimonio de lesbianas (prejuicio tal vez proveniente del cliché: “¿Quién hace de hombre y quién de mujer?”).

Ante este cuestionamiento he escuchado la respuesta de una niña de cinco años que le contesta a una compañerita que tiene dos mamás; ella respondió: “Qué suerte, te deben hacer mucho de comer”.

En definitiva lo que intento exponer es que las preguntas de quién es el papá o la mamá tienen el carácter sexista  y  puramente biológico. Mostrando un grado de rigidez en relación a estos tiempos, cuestión que se fue modificando a través de la historia, pero que todavía sigue vigente y pregona un alto grado de discriminación y maltrato hacia la comunidad LGBT, la cual viene demostrando con creces ser una entidad organizada, en acción, y tomando forma de militancia social.

Entonces, volviendo a ¿cuál sería el rol parental en las familias homoparentales?, agrego: ¿Por qué nos preguntamos esto en este tipo de familia y no en otros tipos?

El rol parental  no varía según el tipo de familia, es el mismo que en cualquier estructura; el deseo de un hijo no está ligado intrínsecamente a la orientación sexual o identidad de género (del padre o de la madre), sino que éste responde a la búsqueda de la constitución de una familia para ser reconocido socialmente, y a la búsqueda de la trascendencia.

El deseo de un hijo

El deseo de un hijo pertenece al deseo de los seres humanos, es su parte instintiva, como necesidad y también como demanda de amor. Los homosexuales, en tanto seres humanos, experimentan y quieren llevar a cabo ese deseo. Si bien tiene una parte de instintiva, también ese deseo se construye y modifica en relación a los aspectos sociales y culturales.

En un tiempo no muy lejano, aquellas personas con una “elección” diferente a la sexualidad hétero eran marginadas y juzgadas, el ser gay o lesbiana implicaba no poder ser padres y, por ende el deseo de tener un hijo quedaba cercenado, truncado, resignando, esa orientación homosexual traía aparejado el que esa persona no pudiera implementar ese rol, esa función, esa posición.

Familias diversas; Foto Facebook Familias Lgbt

Por otra parte, estaba lo que implicaba esa sexualidad en el núcleo familiar. ¿Cuál era el costo que sufría una persona que tenía una orientación sexual homo dentro de su núcleo familiar? En la mayoría de los casos era alto, muy alto, ya que sus familiares, y en especial los padres, vivían esto como algo totalmente anti natural, y con esta “elección” -y desde su fantasma- les sacaban la posibilidad de ser abuelos, de ser parte de una continuidad, de la familia, de la sangre, del apellido.

Es uno de los motivos del orden familiar por lo que los homosexuales tenían que vivir en las sombras su sexualidad, hasta el punto que muchos se casaban con alguien del sexo opuesto, formaban una familia, en pos de mantener la apariencia y la continuidad del mandato, a costa de relegar la sexualidad, cuestión que afectaba a todas las esferas de su vida.

La existencia de las familias homoparentales reafirma derechos, deberes y obligaciones de los padres hacia sus hijos, incitando a una posición y una forma de parentalidad que deja de lado el complemento de la unión desde la diferencia sexual, y confluye en la unidad de deseos de conformar una familia.

Es importante destacar que el deseo contiene un grado de responsabilidad, la responsabilidad de ser padres, y esto implica diversas cuestiones: criar, educar, contener, brindar seguridad, afecto y amor. En ese sentido, la orientación sexual o identidad de género, no define la integridad de las personas.

Padres homo o heterosexuales: ¿qué cambia en los chicos?

Estudios que comparan grupos de niños criados por padres homosexuales y heterosexuales descubren que no hay diferencias en el desarrollo entre los niños en cuatro áreas críticas: su inteligencia, su adaptación psicológica, adaptación social y popularidad con sus amigos.

Estos aspectos ya fueron evaluados en diferentes países, donde llevaron y buscaron en la experiencia empírica la confirmación de los diferentes aspectos, y pudieron realizar muestreos en los cuales arrojaron datos satisfactorios con relación a las familias homoparentales.

La combinación de la neurología y fisiología en los estudios experimentales de los procesos del pensamiento toman un carácter central. Las habilidades se forman en el mismo proceso de la actividad en la que el niño hace suya la información y adquiere conocimientos. Es en este punto donde asistimos al cómo se van construyendo las funciones superiores y la importancia que esto toma en relación al aprendizaje dentro de una cultura específica.

Es en este punto en donde pensamos a la homoparentalidad como una construcción que no quedaría fija, que podría tomar características diferentes, donde se ampliarían formas de entendimientos de la familia en pos de comprender nuevos abordajes, ya que la adquisición del aprendizaje se da en diferentes actividades.

La realidad excede cualquier análisis teórico, y es a partir de estas nuevas realidades que se deben ajustar las teorías para poder dar respuestas a las diferentes necesidades. Teniendo en cuenta, como profesional de la salud mental, que privilegio ante todo el encuentro con el sujeto en su singularidad, y anteponiendo la escucha sin prejuicios, permitiéndome la capacidad de asombro y oyendo las necesidades del otro, sin encasillamientos, he tomado el ejemplo de las niñas donde todas las preguntas que nos hacemos de ¿cómo va a ser visto ese niño?, ¿qué pasa en la relación con otros niños?, ¿cómo va a poder adaptarse teniendo una realidad diferente?, quedan invalidadas. Esto nos permite, a los terapeutas, apropiarnos de diferentes herramientas desde las distintas corrientes psicológicas y abre la puerta a cambiar el esquema de las preguntas que nos veníamos formulando.

¿Podemos, como sociedad, terminar de entender que puedan conformar una familia o adoptar personas del mismo sexo que no pueden reproducirse de la manera biológica tradicional?

Es a través de los avances científicos que podemos dar forma a estas nuevas realidades. La parentalidad ya no está estrictamente ligada a la reproducción a través del coito entre una hembra y un macho.

Considerando que todos tenemos deseos de formar una familia, de generar un espacio de pertenencia que nos brinde seguridad y amor, las diversas formas familiares surgen como modos de responder a este deseo de los seres humanos. Es a partir de este fundamento básico, que es motor, donde el psicólogo se inserta para colaborar en mantener la integridad del sujeto apuntando siempre a su bienestar.

(*)Lic. en Psicología (Terapia Sistémica, Universidad J.F. Kennedy); elmarcote@yahoo.com.ar

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribi a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

Dos mujeres un poco “raras” presentan su libro de diversidad sexual

“Siempre me sentí un poco queer, rara, distinta”, dice Ana Lía Glas en el prólogo de Diversidades en primera persona, hacia un imaginario inclusivo, un libro que escribieron a cuatro manos con Silvia Kurlat. “Me hice dos abortos y nunca me arrepentí de la decisión tomada. Elegí parejas heterosexuales pero “especiales”, agrega. Feminista desde fines de los ’80, cuando su hijo le dijo que era gay las luchas contra la discriminación se volvieron centrales en su vida.

Silvia reconoce que su interés por las diversidades fue algo que la sedujo desde la escuela primaria. Este libro es la síntesis de años de andar, investigar, estudiar. “Me interesaba muy particularmente que las diversidades étnicas, generacionales, sociales, sexuales, genéricas dejaran de ser vistas y tratadas como patológicas, inmorales, obscenas o pecaminosas para ser consideradas como evidencia de que lxs humanxs somos diversxs, múltiples, discontinuxs y singulares”.

En este diálogo con Boquitas pintadas, las autoras hablan de sus motivaciones, explican por qué consideran que el sistema sexual actual está regulado según parámetros que no reflejan la realidad y generan opresión y subordinación, se refieren a las razones por las que incluyeron testimonios en primera persona y cómo las

- ¿Cuáles son las razones por las que escribieron el libro?

- Silvia Kurlat: Reconozco diferentes motivaciones: por un lado el tema de la diversidad me despertó  interés y preocupación aún en la escuela primaria. Curiosamente me volqué a lecturas relacionadas con personas perseguidas, pueblos oprimidos, diversidades culturales, étnicas, religiosas, sexuales, etc. Se constituyó en una fuerte motivación  compartir la experiencia de personas muy queridas que sufrían en silencio por tratar de adaptarse a un imaginario social patriarcal, heteronormativo, homogeneizante y patologizante sólo para ser aceptadas socialmente. Fantaseaba con una publicación que pudiera contribuir a la elaboración de argumentos para enfrentar los prejuicios con que se aborda, en general, el tema de las sexualidades.

A partir de la sanción de las leyes de Matrimonio Igualitario y de Identidad de género pensé que era el momento oportuno para hacer algún aporte sensibilizador en línea con los derechos que estas leyes garantizan, como modo de contribuir consolidar  una sociedad más justa e igualitaria.

- Ana Lía Glas: Soy una militante política desde mi juventud, una militante feminista y tengo escritos publicados e inéditos. Así que la escritura es un medio de expresión que amo, aunque nunca había escrito un libro. Estos últimos años me he acercado al tema de las diversidades sexuales, tal vez porque todas las luchas me interpelan y también porque a partir de que uno de mis hijos me dijo que era gay sentí la necesidad de militar en ese tema. La invitación de Silvia a que escribiéramos juntas este libro me dio la oportunidad de hacer de la narrativa, del contacto con las diversas personas entrevistadas, una forma de militancia.

- ¿Por qué consideran que el sistema sexual actual está regulado según parámetros que no reflejan la realidad?

- Silvia: Actualmente son frecuentes las familias homoparentales, ensambladas, etc. Las prácticas sexuales se ampliaron y se visibilizaron cada vez más. La concepción de familia tradicional se ha ido modificando sustancialmente, sin embargo, el imaginario social sigue valorando de manera diferenciada a las relaciones heterosexuales, monogámicas, entre personas de la misma edad  y clase y cuya orientación sexual y  el género están definidos.

La creencia arraigada que considera a la familia como la célula básica de toda sociedad humana es una concepción restringida, disciplinadora y opresiva.

Actualmente el sistema sexual se continúa regulando, a pesar de los avances, con parámetros restringidos que no reflejan la realidad de todas las personas y por lo tanto se tornan opresivos.

- Ana Lía : Esta sociedad patriarcal, heteronormativa impone sus reglas. Se parte de una lógica binaria: sos hombre o sos mujer, sos judío o sos argentino, sos heterosexual o sos homosexual. Quedan por fuera otras realidades que escapan a estas definiciones .Las identidades mutantes, ambiguas, paradas en ese lugar adonde no tienen límites rígidos, difíciles de comprender para la mayoría de las personas.

Además el patriarcado ha impuesto, y plasmado aún en las subjetividades de las personas la idea de la superioridad masculina.

Esto genera opresión y subordinación en mujeres, el colectivo LGBT y otras comunidades , franjas etáreas, etnias etc.

Las autoras Ana Lía Glas y Silvia Kurlat, en la presentación del libro junto a Norma Castillo, una de las lesbianas que dio su testimonio

- ¿En el libro consideran a la sexualidad en su dimensión política y privada? ¿Por qué?

- Silvia: Hemos tratado de considerar tanto los aspectos privados e íntimos de la sexualidad  como lo relativo a la dimensión política  que implica asumir una determinada orientación sexual e identidad genérica  tanto en la elaboración del marco teórico como en los relatos de las personas entrevistadas. Para algunxs autorxs y personas entrevistadas, toda sexualidad es política mientras que para otrxs es una expresión del deseo ligada al placer sexual.

- Ana Lía : Para mí éste es un libro eminentemente político. Pero como decimos las feministas: “Lo personal es político”, se incluye la dimensión privada, lxs entrevistadxs nos han contado parte de sus historias y también se han definido políticamente, en el sentido más amplio del término.

- ¿Qué teorías recorren el libro? ¿Por qué las eligieron?

- Silvia: Tanto en el mapeo bibliográfico seleccionado para esta publicación como a través de lxs entrevistadxs se puede identificar claramente la sociología de la desviación, los estudios de género, las diferentes teorías feministas, los estudios queer, la performatividad y la interseccionalidad.

- Ana Lía : Son teorías a las que he adherido a lo largo de mi vida, teorías de alguna manera transgresoras  con las que me identifico, como así también adhiero al abolicionismo penal, estoy a favor de la paulatina desaparición de cárceles y manicomios (aunque hoy pueda parecer una utopía) he nutrido también mi pensamiento en la antipsiquiatria, a favor de la despenalización del consumo de marihuana y por supuesto por la legalización del aborto.

Ilustración de tapa: Escucha alegría, de Gloria Frydlewski

- ¿Por qué sumaron las entrevistas en primera persona?

- Silvia: La propuesta era desnaturalizar todo etiquetamiento, cuestionar el binarismo, el modelo heteronormativo hegemónico y para ello, entendíamos que no alcanzaba con un desarrollo teórico. Los relatos en primera persona aparecieron como el modo más pertinente de abordar estas cuestiones porque las historias de vida describen mejor que todas las teorías juntas, las vivencias personalísimas de cada una de las personas. De hecho admito, a pesar de haber recurrido a una abundante y diversa bibliografía, asumo sin embargo haber aprendido más de los relatos que de los libros.

Muchas veces se discrimina porque  se desconoce la “humanidad” del discriminado. Se lo deshumaniza para poder humillarlo.

- Ana Lía: Como dice Aurora Levins Morales (1):”Los empresarios y promotores de las multinacionales convierten en alta teoría la riqueza de nuestras vidas, quitándonosla. Llevando a un proceso de abstracción hasta hacerla irreconocible y luego comerciar con ella”.

Nosotras pretendimos a través de nuestro libro dar la palabra  a lxs protagonistas. En el video de presentación del libro Luis de Grazia nos plantea que “cuando los libros son demasiado académicos y se quedan en un circuito muy cerrado no se abre el debate a la sociedad”.

- ¿Qué historia le resultó más llamativa, sorprendente por algo?

- Silvia: Varios relatos me sorprendieron. Sorprende, por ejemplo, que una persona que por razones políticas se presenta como una persona trans, que se siente un varón, considere la posibilidad de embarazarse en un futuro. Sorprende que a una mujer transexual la recluyeran reiteradamente  en institutos de menores sólo por el hecho de asumir esa condición sexual. Es poco conocida la situación de mujeres trans que deciden no intervenir sus cuerpos, no someterse a tratamientos de hormonización, no maquillarse, o sea que escapan al estereotipo que circula en los medios de comunicación e impregna el imaginario social.

Lo más impactante a mi parecer fue la entrega de cada una de las personas entrevistadas, la muy buena disposición para compartir su mundo interno,  lo más íntimo y muchas veces doloroso.

- Ana Lía : A mi todas las historias me resultaron ricas y súmamente interesantes. Y también me conmovieron y crearon un lazo con las personas  entrevistadas que perdura.

(1) Aurora Levins Morales es aborigen de Puerto Rico

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribi a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

 

Ana y Lucrecia, “una historia de amor muy espacial” escrita para chicxs

“Desde entonces, Lucrecia, todas las noches, miraba las estrellas tratando de averiguar el misterio de la extraña huida de su amor. –¿Dónde estará? –pensaba Lucrecia– ¿Dónde?–. Y miraba el cielo buscando imaginarla como la primera vez que la había visto, algunos años atrás. Lucrecia había llevado su vieja Citroneta amarilla a arreglar al taller, y allí estaba Ana. Vestía unos pantalones verdes y una musculosa blanca, y con un pequeño destornillador ajustaba algunos tornillos sueltos de su bicicleta colorada. Se miraron a los ojos y sus corazones comenzaron a latir tan rápido que, a partir de ese día, salieron a pasear todos los domingos de sol. Y los de lluvia también. A veces en la Citroneta amarilla y otras en la bici colorada…” (final del capítulo 6)

María Laura Sabino escribió una novela de “aventura, amor y humor” para chicos y chicas. Cuenta varias historias de “amores espaciales” que se cruzan durante la trama: la bruja Luneta es la malvada de este relato, que intenta separar con sus hechizos a las estrellólogas (Lucrecia y Ana). Al final, el amor triunfa gracias al encuentro de todos los personajes.

Sabino, en esta entrevista con Boquitas pintadas, cuenta que se dispuso a escribir esta ficción porque considera que “la literatura infantil siempre responde a un único modelo”. Por este motivo cree que es necesario contar que hay otras historias de amor, de las cuales casi no se habla. “Apuesto a las chicas y a los chicos, a que construyan una sociedad más respetuosa de la diversidad sexual”, propone.

- ¿Cómo surge Una historia de amor muy espacial?

- Hace tiempo que estaba con ganas de escribir un cuento infantil. Cuando escribo los personajes van acercándose de a poco y yo me dejo llevar por ellos. Primero aparecieron don Ubaldo y el Pícaro Duende; luego, Lucrecia y Ana, los perros y por último, la malvada bruja Luneta. No tenía la idea previa de escribir sobre diversidad sexual, pero Ana y Lucrecia llegaron a esta historia juntas, unidas por el amor. Y me gusto que sea así, por eso me relacioné con ellas, las conocí y escribí su historia.

- ¿Por qué decidiste escribirla?

- Aunque no tenía la idea tan clara, sí venía pensando que la literatura infantil siempre responde a un único modelo. Y es necesario contar que hay otras historias de amor, de las cuales casi no se habla. Apuesto a las chicas y a los chicos, a que construyan una sociedad más respetuosa de la diversidad sexual.

- ¿De qué dirías que trata?

- Es una novela de aventura, de amor y de humor. Cuenta varias historias de amores espaciales que se cruzan durante la trama. La bruja Luneta es la malvada de éste relato, que intenta separar con sus hechizos a las estrellólogas (Lucrecia y Ana) por una venganza. Al final, el amor va a triunfar –quería un final feliz– gracias al encuentro de todos los personajes que juntos y trabajando en equipo, podrán resolver el enigma.

- ¿Cómo surge el contacto con la ilustradora? ¿Cómo trabajaron juntas?

- Conocí a Andrea Toledo por medio de las chicas de la editorial. Nos juntamos por primera vez en un café y fue un intercambio hermoso de experiencias, ideas, sueños. Unos meses después me reuní con Andrea en la editorial y me encontré por primera vez con sus dibujos. Algo había mirado por Internet, pero ver el trabajo casi terminado fue maravilloso. Estoy muy agradecida por sus ilustraciones.

- ¿Qué rol creés que tiene la literatura infantil en temas de diversidad sexual?

- ¡Importantísimo! Los libros son formadores. Las historias que se escuchan y leen en la infancia son de un valor incalculable. Sabemos que brindan la posibilidad de que los niños y las niñas se identifiquen con los personajes.

- ¿Qué ocurre si siempre les estamos brindamos el mismo modelo cuando no todos somos iguales?

- Las mentes de los niños son libres. Las descripciones de lo que pasa en el mundo real son naturales para ellos. La idea de un libro como Una historia de amor muy espacial es justamente mantener esa frescura para que cada vez más vivamos en un mundo que respete la diversidad.

- ¿Qué devolución tuvieron?

- A los pequeños lectores les intrigan muchas cosas de la historia, ninguna de esas intrigas tienen que ver con la sexualidad de Ana y Lucrecia, sino más bien con la aventura de los personajes y el amor a salvo de las maldades de la Bruja Luneta.

- ¿Algún proyecto en camino?

- Ahora estoy escribiendo otro libro infantil, esta vez, una serie de cuentos. Los protagonistas son niñas, niños y adultos mayores. Hablan de la importancia y la riqueza de los vínculos entre dos generaciones. También son historias de humor y de amor. ¡Parece que sigo en esa línea!

 

Dónde conseguir el libro: A través de La Mariposa y La Iguana o en varias librerías de Corrientes, entre ellas: La Hernández, Antígona. Pueden encontrar el listado de las librerías en el blog de la editorial 

 

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribime a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

¡Felices tres años, Boquitas pintadas!

Hace tres años nacía el blog Boquitas pintadas en LA NACION. Parecía un sueño difícil, por distintas razones. Por momentos pensé que el tema de la diversidad sexual se iba a agotar en algunos meses, que ya no habría demasiadas historias o cuestiones por discutir, que las leyes garantizarían un piso de igualdad y respeto, que no sería tan necesario exponer lo obvio, hablar desde este espacio de la importancia de los derechos de todxs.

Pero tres años después, me doy cuenta de que el blog está muy vivo, que crece, que se nutre de cientos de relatos de vida, que celebra un nuevo aniversario y que seguramente vendrán otros más.

Cuento algo personalísimo: anteayer nació mi sobrina Lía. Verla tan pequeña y tan llena de vida a la vez, me invita a seguir, desde mi lugar de comunicadora, militando para que las nuevas generaciones vivan cada vez más libres, con más amor y menos prejuicios.

¡Felicidades para todxs! ¡Siempre gracias!

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribime a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

Papá y papá, un grupo para compartir la experiencia de la familia propia

El grupo de Facebook ‘Papá y Papá’ nació como un espacio para establecer y fortalecer vínculos entre gente que tiene en común el deseo de ser padres y enfrentar las dificultades que implica querer hacerlo, siendo varones, solos, o en pareja con otro hombre. También vincularse con otros que ya viven la paternidad, compartiendo sus experiencias, con instituciones, o personas que se interesen por esta problemática, y-o participen del recorrido en el camino hacia la paternidad, interrelacionándose e informándose de cada situación. Y bajo la creencia de que lo fundamental para crear una familia es el AMOR.

Ariel Ocampo y Guillermo Boccamazzo, así como Pablo Adzich y Francisco Solá dedicieron compartir con Boquitas pintadas la razón de ser de este grupo que crearon, las intenciones que los movilizan, los desafíos que se plantearon.

Con esta ilustración, realizada por Ariel Ocampo para Boquitas pintadas, se presenta la agrupación

Ellos escriben a cuatro manos: “Somos dos matrimonios de varones que buscábamos la forma de lograr tener hijos, y de vez en cuando nos encontrábamos en distintos ámbitos sociales y comentábamos lo que veníamos realizando. Coincidimos en el Encuentro de Familias Homoparentales que se realizó en Agua de Oro, Córdoba. Gracias a la generosidad y apertura de las organizadoras, que no solo convocaron a familias con hijos, sino a todos los que tienen intenciones de ser mamás o papás siendo gays. Volvimos a notar que dentro de la diversidad de familias, nuestra situación como varones conforma una problemática específica dentro del grupo, por el hecho de que existe la necesidad de un óvulo y un útero ajenos a la familia, si hablamos de hijos biológicos”.

“Además, en el caso de la adopción, a los prejuicios que la mayoría de los jueces ostenta acerca de las familias homoparentales, se le suma el de la idealización del rol de la mujer como elemento insustituible en una familia, ignorando, por ejemplo, los innumerables casos de los viudos, o separados y/o divorciados varones que crían a sus hijos y conforman hermosos hogares. Entonces, nos encontramos con que mientras muchas parejas de lesbianas están ya compartiendo experiencias acerca de cómo criar a sus hijos, cómo integrar la familia a la sociedad, etc., la mayoría de las parejas de varones seguimos viendo cómo hacemos para algún día concretar nuestro anhelo de agrandar la nuestra”.

“Entonces, dijimos: ‘Che, tenemos que reunirnos de una forma más sistemática, para hablar sobre este tema específico y ver qué podemos hacer. Y hasta que nos organicemos para juntarnos, armemos un grupo de Facebook y podemos ir sumando a gente que conozcamos que está en la misma’.

Una vez que armaron la página empezaron a llegar mensajes desde todos los puntos de la Argentina; se contaban situaciones de lo más variadas. Algunos eran casi como llamados de auxilio pidiendo que alguien escuche su historia.

“Esta situación nos hizo ver una vez más que no estamos solos, sino separados, ocultos, callados y todos esperando un lugar visible al cual pertenecer. Ver que la gente nos escribía, incluso sin saber quiénes éramos nos daba a entender que estaban esperando algo más que un ‘gracias por participar, estamos en contacto’. Y si bien no nos sentimos capacitados para “asesorar”, vamos comenzando a canalizar algunas dudas e inquietudes y poniendo en contacto a la gente con distintos profesionales especialistas que se han acercado desinteresadamente”.

Es decir, aclaran que no son un grupo organizado que busca reflejar su actividad en las redes sociales, sino al revés: Facebook fue un disparador y la intención es conformar un grupo presencial.

“Cuando decimos ‘Papá y Papá’ es un poco en respuesta a las banderas levantadas por los católicos conservadores con la leyenda ‘Papá y Mamá’ y cuando decimos ‘varones gay’, no es porque nos importe especialmente la sexualidad de las personas que conforman el grupo de Facebook, sino para encuadrar con alguna palabra la imposibilidad de tener en nuestras familias a una ‘mamá’’, aclaran.

- ¿Cuál es la realidad que atraviesan las parejas de varones gays que quieren ser padres?

Ellos cuentan que las realidades son múltiples, con el denominador común de la ansiedad, y una serie de limitantes sociales y legales. Las exponen:

Frente a la adopción: Si bien la ley no hace diferencia por preferencia sexual ni tipo de familia, en el tema adopción siempre hay un margen de discrecionalidad que queda en manos del Juez y sus prejuicios. Para el aspirante soltero gay, si bien no es fácil adoptar, hay más posibilidades de “burlar” esos prejuicios, revistiendo ante el sistema la categoría de “soltero” y nada más; en cambio, cuando nos casamos, nuestra libreta de familia es un “certificado de homosexualidad”, con el cual estamos explicitando nuestra preferencia sexual, y estamos “blanqueando” formalmente nuestro proyecto de familia ante la mirada temerosa de los juzgados. El soltero, una vez que adoptó, puede casarse con una persona de su mismo sexo y luego el cónyuge “co adopta” al niño, con lo cual el proceso estaría listo.

Frente a la posibilidad de paternidad biológica: Para este proyecto, aunque suene raro, no se necesita una “mujer”. Por más prejuicios que existan, un niño puede crecer sana y felizmente en una familia donde no hay una mujer. La realidad es que lo que sí es imprescindible, es un óvulo, y un cuerpo de mujer que pueda gestar el bebé. Para todo lo posterior al nacimiento, no es excluyente la presencia de la mujer. Y la realidad y estudios al respecto lo demuestran.

La subrogación, o ceder la capacidad de gestación no sólo existe como posibilidad sino también en los hechos, aunque no haya un marco legal que lo contemple. De esta manera, la precariedad y la falta de seguridad jurídica para todos –incluido el hijo- vulnera los derechos de los implicados. Así como no hizo falta la ley de matrimonio igualitario para que las parejas de personas del mismo sexo convivieran, pero sí hizo falta para ser reconocidos con los derechos y responsabilidades que genera, de la misma manera la realidad de la subrogación de vientres necesita un marco legal –que ya existe en diversos países-. Un marco legal que defina y delimite las responsabilidades de cada participante del proceso, y también un marco regulatorio que centre la paternidad en la voluntad expresa y no en la persona de quien dio a luz a un niño.

- ¿Qué presiones sienten de la Iglesia católica, por vivir en una provincia tan creyente?

“En cuanto a la Iglesia Católica, creemos que ejerce la misma presión que ejerce con todo lo que signifique cambio cultural: es uno de los principales aparatos de conservación y reproducción cultural, una máquina que casi anda sola, porque sus mandatos y principios inundan el tiempo y los espacios, de tal manera que casi no le hace falta expresarse en alguna presión en particular, sino que ejerce esa fuerza que sus 2000 años de imposición cultural le posibilita”.

“Por lo general la Iglesia se toma sus años en reconocer y legitimar cambios sociales, y por lo general pide perdón por el hostigamiento moral y físico con una distancia temporal suficiente para que tanto víctimas como victimarios queden perdidos en el anonimato de la historia, o su existencia se limite al ‘personaje’ y no a la ‘persona”.

“Hoy en día es casi pintoresco hablar de los métodos de la Inquisición, de las Brujas en la hoguera, de los Esclavos y su sufrimiento, del aniquilamiento de pueblos y culturas en nombre de la Fe, pero si pensamos en los millones de personas que a lo largo de la historia de la Iglesia Católica nacieron, crecieron y murieron en el sufrimiento de ver sus derechos avasallados, más que pintoresco es realmente triste. Y como que no alcanza con un pedido de perdón lejano y anacrónico, que limpia el historial para hacer nuevo espacio para seguir persiguiendo y condenando a los perseguidos de hoy y del mañana”.

- ¿Creen que con el papa Francisco cambiará algo?

- “Hay una euforia papista-nacionalista desde que Bergoglio fue elegido Papa. Y si la gente estaba haciendo esfuerzos por salir de la comodidad de lo conocido, para empezar a considerar lo diferente…ya no”.

- ¿Qué opinan de los recortes en el proyecto de modificación del código civil?

- “Nos parece un reflejo concreto de lo que venimos hablando: un tire y afloje entre las necesidades de cambio social y las fuerzas conservadoras, que generan este retroceso que consideramos “momentáneo” ya que la realidad, tarde o temprano, termina ajustando las leyes. Y cuanto más visible sean nuestros proyectos de vida más rápido se generarán los cambios necesarios. En este contexto entendimos lo importante de nuestra visibilización como familias homoparentales”.

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribime a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

30 años de democracia y 10 conquistas de la comunidad gay y trans

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA), una organización sin fines de lucro dedicada a defender los derechos de minorías sexuales, a 30 años de la democracia repasa las conquistas obtenidas en cuestiones vinculadas a la igualdad de derechos.

Raúl Alfonsín, en las elecciones de la vuelta a la democracia; foto: archivo LA NACION

El presidente de la CHA, César Cigliutti, señala: “Esta fecha nos ayuda a poner en perspectiva toda nuestra lucha que iniciamos en la CHA luego de la última dictadura militar. Por eso, enviamos la información de nuestras principales conquistas que produjeron, cada una de ellas, un cambio social y cultural”. Hace más de 29 años que esta organización trabaja por la inclusión. Y agrega: “Es reconfortante conocer nuestra historia y tener memoria para saber cuánto costó y cómo llegamos a esta actualidad. Quedan sin enunciar muchas acciones y luchas, pero con el criterio de seleccionar las más trascendentes, seguirán estando en nuestra ilustre historia”.

La CHA entiende que en este día de celebración para la democracia argentina, es apropiado recordar con orgullo su lema, la guía de sus acciones y compromiso por los derechos humanos: “En el origen de nuestra lucha está el deseo de todas las libertades”.

Las 10 principales conquistas de la comunidad gay, lésbica, travesti, transexual, bisexual e intersexual (GLTTBI) en la democracia

Una de las postales del libro Rostros de un triunfo; foto: Fuentes2Fernández

1- Creación de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y Personería Jurídica de la CHA

16/04/1984: En la discoteca Contramano, se realiza la primera asamblea que funda y da nombre a la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), y que contó con la participación de unas ciento cincuenta personas. En esta asamblea también se estableció como objetivo primario y de emergencia luchar contra la represión y los edictos policiales heredados de la dictadura militar.

La CHA fue la única organización LGBTTI en la Argentina durante los primeros 8 años de democracia.

20/03/1992: Se otorga la personería jurídica a la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) después de años de lucha y luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazara la inscripción en la Inspección general de Justicia (IGJ). Es el primer precedente legal en Argentina en la conquista de los derechos de la comunidad GLTTBI.

2- Marcha del Orgullo Gay Lésbico Travesti, Transexual, Bisexual, Intersexual, Bisexual y Queer:

02/07/1992: Con la convocatoria de Carlos Jáuregui y César Cigliutti, por primera vez en la Argentina se realiza la “Marcha del Orgullo Gay-Lesbiano”. Desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso de la Nación 300 personas marchan en esta oportunidad. Impresionante cobertura de los medios de comunicación.

Las Marchas del Orgullo se realizan todos los años y siempre fue creciendo su convocatoria. La última marcha superó a las 100.000 personas.

3- Constitución de la Ciudad de Buenos Aires

01/10/1996: La Convención Constituyente de la Ciudad de Buenos Aires aprueba la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Es la primera vez en Argentina que se pronuncia en contra de la discriminación por Orientación Sexual.  “El Artículo 11.- Todas las personas tienen idéntica dignidad y son iguales ante la ley. Se reconoce y garantiza el derecho a ser diferente, no admitiéndose discriminaciones que tiendan a la segregación por razones o con pretexto de raza, etnia, género, orientación sexual, edad, religión, ideología, opinión, nacionalidad, caracteres físicos, condición psicofísica, social, económica o cualquier circunstancia que implique distinción, exclusión, restricción o menoscabo. La Ciudad promueve la remoción de los obstáculos de cualquier orden que, limitando de hecho la igualdad y la libertad, impidan el pleno desarrollo de la persona y la efectiva participación en la vida política, económica o social de la comunidad. “

4- Ley de Unión Civil:

12/12/2002: La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprueba la Ley de Unión Civil (Ley Nº 1004). Es el primer antecedente y el primer reconocimiento de las parejas de gays y lesbianas en Latinoamérica y el Caribe. Promulgada el 17 de enero de 2003 por el Decreto N° 63. El proyecto fue presentado por la CHA en la Legislatura de la Ciudad de Bs.As. el 28 de agosto de 2001. El 18 de julio de 2003 se realiza la primera Unión Civil cuando César Cigliutti (Presidente de la CHA) y Marcelo Suntheim (Secretario de la CHA) inauguran el Registro de Uniones Civiles. Es el primer antecedente del Matrimonio Igualitario.

5- Ley de Educación Sexual Integral:

04/10/2006: El Senado aprueba la Ley Nacional de Educación Sexual Integral N° 26150 y establece la creación del Programa Nacional de Educación Sexual Integral en el ámbito del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. La ley fue aprobada por 54 votos contra 1.

6- Pensión por fallecimiento:

18/08/2008: ANSeS aprueba la Resolución 671/2008 (por las reiteradas presentaciones de la CHA) que reconoce la pensión por fallecimiento a las parejas del mismo sexo. Es la primera vez en Argentina que el estado reconoce a nivel nacional a las parejas homosexuales. “Artículo 1º — Declárese a los convivientes del mismo sexo incluidos en los alcances del artículo 53 de la Ley Nº 24.241, como parientes con derecho a la pensión por fallecimiento del jubilado, del beneficiario de retiro por invalidez o del afiliado en actividad del Régimen Previsional Público o del Régimen de Capitalización, que acrediten derecho a percibir el componente público.”

Javier Fuentes registra la media sanción en Senadores; el fotógrafo que lo retrató es su pareja, Nicolás Fernández: Foto: Fuentes2Fernández

7- Ley de Matrimonio Igualitario (Ley N° 26.618):

15/07/2010 Se aprueba en la Argentina la Ley de Matrimonio Igualitario, en la Cámara del Senado con 33 votos a favor, 27 en contra y 3 abstenciones. Argentina es el primer país en Latinoamérica y el Caribe y el 15ª en el mundo que otorga este derecho a las parejas del mismo sexo.

8- Ley de Identidad de Género (Ley N° 26.743):

09/05/2012: La Cámara de Senadores de la Nación aprueba la Ley de Identidad de Género (con 55 votos a favor). Permite la rectificación registral sin obligación de acreditar intervención quirúrgica ni terapias hormonales u otro tratamiento psicológico o médico. La CHA presentó el proyecto que fue usado de base para la ley.

9- Ley de Reproducción Humana Asistida (Ley N° 26.862, Fertilización Asistida)

05/06/2013: La Cámara de Diputados de la Nación aprueba la Ley de Reproducción Humana Asistida (Fertilización Asistida) por 204 votos afirmativos y 10 abstenciones,  garantizando el acceso universal a los procedimientos y técnicas de reproducción, La CHA presentó la inclusión de las parejas del mismo sexo en el proyecto.

10- Ley de Identidad de Género para una niña de 6 años (Luana):

09/10/2013: Luana (“Lulú”) recibe su DNI con su identidad de Género. Por la acción de la CHA, es el primer caso en el mundo, por la edad de Luana (seis años), que una persona transexual tiene su documento con su verdadera identidad de género sin judicializar el trámite.

30 años de democracia: especial de LA NACION

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribime a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!