Washington Cucurto y que Vivan los putos

 

El escritor Washington Cucurto, fundador de la editorial Eloísa Cartonera, lanza Vivan los putos, una antología que promete reunir los cuentos más trash y borders contemporáneos. Lo hace a través de Eloísa Cartonera, un proyecto social que surgió hace más de diez años, que publica libros de autores latinoamericanos editados en cartón y que emplea, así, a cartoneros de la ciudad.

En una conversación con Boquitas pintadas, Cucurto, autor de libros como La máquina de hacer paraguayitos, Cosa de Negros, entre muchos otros, creador y director de esta editorial que trabaja por la inclusión social desde el arte, cuenta por qué esta vez decidieron publicar ficción sobre diversidad sexual. “Siempre me gustó la literatura gay-queer porque bordea los bordes, porque está cerca del abismo y en los márgenes, porque nunca termina de ser aceptada ese tipo de literatura”, dice.

Cucurto, en pleno armado de libros; foto: Matías Aimar

- ¿Cómo surgió la idea de hacer Vivan los putos?

- Bueno, la idea surgió cuando estaba armando la antología, que ya está terminada y a la venta “Nuevos borders”, donde hay cuentos de Fernanda Laguna, Fabián Casas, Cecilia Pavone. El de Gabriela Bejerman es muy sexy y quería poner uno de Facundo R. Soto, que finalmente metimos “Abrazos gratis”, pero tenía otro que era muy punk, muy trash, pero no iba para este libro porque iba a estar al alcance de los chicos. Era muy porno-trash. Lo de Gaby Bejerman quedó, si bien también es muy punk, también es muy frágil y por momentos infantil. De todas formas, a mí siempre me gustó la literatura gay-queer porque bordea los bordes, porque está cerca del abismo y en los márgenes, porque nunca termina de ser aceptada ese tipo de literatura. Con Eloísa Cartonera publicamos a Reinaldo Arenas, Dani Umpi, Néstor Perlongher, Lamborghini, Copi (hasta que lo tuvimos que sacar del catálogo por una cuestión de derechos). Ahora vamos a sacar, además de esta antología de cuentos porno-trash, que se llama Vivan los putos, una colección de libros gays, porque de alguna manera siempre lo vinimos haciendo, nada más que ahora decantó sola, sólo tuvimos que ponerle el nombre y seguir produciendo libros.

trabajando

Editores de Eloísa Cartonera arman los próximos libros; foto: Matías Aimar

- ¿Por qué te parece importante abordar estos temas desde la ficción?

- Se abordan desde la ficción pero todos tienen una base real – autobiográfica muy fuerte. Por ejemplo, lo de Effy es la crónica de la performance que ella hizo cuando le dijeron que, por más de que se operara, nunca iba a ser mujer. Entonces ella dijo, ah así, yo también puedo indisponerme y ahí salió con toda esa cosa de sacarse sangre y metérsela ahí abajo y en público ofrecérsela a la gente. Son genialidades. Rarezas. Cosas que la alta literatura hoy deja afuera, pero que en unos años va a tener incorporado. Siento que estamos abriendo caminos desde la sinceridad y la no pretensión, la espontaneidad y el sentido del humor, cosa que dejan afuera muchos escritores que se creen escritores con mayúsculas. Después de todo ¿para qué estamos acá si no es para ser felices y gozar, no?

Cucurto

Cucurto en Eloísa Cartonera; ocho de la noche y aún trabajando a pleno; foto: Matías Aimar

- ¿Por qué hacer esta edición por Eloísa Cartonera?

- Esta antología la sacamos por Eloísa porque, desde el día cero nuestra propuesta es divulgar la literatura, que los textos circulen. Por eso vendemos tres libros a 20$. Una pichincha. Porque no nos interesa sobrevalorar los libros ni que sean inaccesibles; por el contrario queremos que el libro sea un objeto de encuentro, para gente que no puede entrar a la librerías por una cuestión social; en ese caso les llevamos nosotros el libro a sus manos. El libro también va a salir en versión digital, en e.book, a través de la flamante editorial “De parado”, del gran poeta Mariano Blatt. Porque la idea es llegar a la mayor cantidad de gente posible. Ofrecer un momento de placer en la lectura y también abrir un poco las cabezas apelmazadas. En ese sentido la alianza con Blatt nos va a ayudar mucho a difundir este género casi inexistente, todavía; pero que pronto va a ser el alimento que muchos hambrientos esperan. Me divertí mucho trabajando con Facundo (R. Soto) en la selección de textos.

Soto

El escritor Facundo Soto colaboró en la selección de cuentos y, ahora, en el armado de la antología Vivan los putos; Foto: Matías Aimar

- ¿Cómo fue esa selección?

- Llegaron muchos y muy buenos, aunque también, todavía, hay mucho prejuicio. Hay escritores que no son jugados, pero bueno, esperamos que se suelten algún día y gocen de la libertad que tienen y no ven, o que sigan apareciendo escritores colorinches, borders, dispuestos a gozar y rasgar la tierra con su zapateo. Con Facu queremos hacer una lectura pública, en la Avenida Corrientes, en el puesto de diarios que ahora tenemos con Eloísa, en Paraná y Corrientes, de la mano en que circulan los autos. Antes, la intelectualidad porteña se juntaba en La Paz, La Giralda, etc. Ahora ya no queda intelectualidad viva, vital; los que movemos la sangre en el cuerpo y la agitamos nos juntamos en la calle, en el cordón de la avenida. Están todos invitados… A des-bordar. ¡Eso! Que salgan todos los locos del Borda y vengan a leer con nosotros. Esa es nuestra propuesta. Me gusta que la literatura sea un bazar de opciones, que la gente pueda elegir y que no se acote solamente a propuestas para especializados. Cualquier puede leer y sentirse reflejado en lo que lee o encontrar una realidad que no conocía…

Eloísa Cartonera

El frente de Aloísa Cartonera; foto: Matías Aimar

- ¿Para cuándo está previsto lanzarla?

- Ahora, cuando aparezca otro libro más que está por ir a imprenta, sale “Vivan los putos”. Hay un cuento de Martín Villagarcía, que incursionó en el porno con “La gira” en el sello de Blatt. Hay uno de Gaby Bejerman, que parece muy infantil y es re sexy-punk, Peter Pank, que ya hay un editor interesado en publicar un libro entero de él, cuando  leyó el texto que estamos incluyendo en la antología, Pablo Perez, infaltable con su aporte a la diversidad desde su lugar de construcción hacia textos sado-masoquistas, un original texto de Diego Trerotola y muchos, muchos textos borders, trash, punk, porno. Es la primera antología que se fija en los residuos, en lo que otras editoriales descartarían solo por el título. Nos interesa eso. A fines de junio: Vivan los putos, en todas las librerías colorinches del país y de Latinoamérica, porque viajamos a las ferias de otros países; y por supuesto en nuestro flamante puesto cartonero de Av. Corrientes y Paraná. Para todos los tikis y las tikis. Salud. Vivan los putos.

sol albañil

Cucurto y Soto, un gran equipo de trabajo a cargo de Vivan los putos

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribime a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. Te espero! Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • rocco

    Si, que vivan los putos…pero bien lejos!.

    • mirtamda

      …. por? les tenés miedo?

  • JORGE SOSA

    QUE INTERESANTE! PARA LOS PUTOS!. PARA OTRA GENTE HAY LITERATURA DE SOBRA.

    • Marto

      No creas, yo soy gay y no me parece ni un poco interesante.

  • http://www.facebook.com/cbenavem Carolina Benavente

    Vivan el Cucu y la Eloísa Cartonera!!

  • Alejandro Junot

    De los putos, lo peor. Después pagamos justos por pecadores. Esta gente son los menos, los resentidos.