Un chat de hace diez años para revivir el final de una historia de amor lésbico

 

Maquimaiú (la dedicatoria) cuenta el final de una historia de amor entre dos mujeres: Maqui y Maia. Y lo cuenta sobre las tablas en una obra que se estrena este domingo. La obra pone en escena, con esa mezcla de humor y ternura que otorga revisar el pasado, los desencuentros y malos entendidos que se juegan a veces en el amor, en este caso, en la voz de dos mujeres.

En una obra inspirada en sus propios mails con su primer gran amor, Maia Muravchik, autora, directora y actriz, conversó con Boquitas pintadas sobre esta pieza que, desde las conversaciones virtuales con alguien que amó, reflexiona sobre los cambios en las relaciones en tiempos de hiperconexión. ¿Nos comunicamos más? ¿Cuánto hay de verdadero en ese intercambio virtual?

“De tanto escribirse horas y horas con una persona, uno termina escribiendo cualquier cosa. Pero, en algún momento del cansancio salta la verdad”, opina Maia.

Maia y Maqui, en escena

- ¿De qué trata la obra?

- MAQUIMAIU (La dedicatoria) cuenta la historia del final de una historia de amor. Algo tan absurdo como la dedicatoria de un disco hace que todo vuele por los aires. Habla de dos personas que se quisieron un montón pero que no pudieron escucharse por diversas razones: el orgullo, el miedo, la inexperiencia, el ego.

- ¿Por qué te interesó retomar una historia de amor desde el chat, un medio que en apariencia parecería sin mucha sustancia?

- Un domingo angustiada me puse a revisar viejos mails y chats que había tenido con quien fue mi primer amor, hace casi diez años. Las conversaciones virtuales y correos electrónicos habían formado parte fundamental de nuestra relación. En este chat en particular encontré un gran potencial  por lo absurdo, pero también porque había algo intenso y verdadero en esas incoherentes líneas. Había algo  bello y algo triste. Y el inevitable final. Entendí cómo en cierto momento ya empezábamos a decir cualquier cosa, como ocurre a menudo con los chats.

Me hizo reflexionar sobre los cambios que existen en las relaciones a partir de la irrupción de las nuevas tecnologías para la comunicación. Muchas veces, como en este caso, la hipercomunicación lleva a no comunicarse, a no escucharse. Y creo que eso fue en definitiva, lo que pasó.

Entonces armé como si fuera un guión. Lo leí una vez más y me puse a llorar. Lo llamé a Dennis Smith [director de la obra] quien aparte de ser mi entrañable amigo, es un artista talentosísimo, y le mandé el texto. Me llamó y me dijo “Amiga, estás re loca, no puedo parar de reírme”. Empezó a supervisar y proponer cambios para que la conversación pueda ser llevada a escena. Y llamamos a dos talentosísimas actrices para que se embarquen en esta locura virtual: Maqui Figueroa y Johanna Zambón.

El final de una historia de amor entre mujeres

- ¿Qué riqueza encontraste en ese medio?

- Justamente la riqueza radica en que, de tanto escribirse horas y horas con una persona, uno termina escribiendo cualquier cosa. Pero, en algún momento del cansancio salta la verdad.

El desafío fue hacer una obra con esto: generar ese chat en un espacio escénico, sin recurrir a lo obvio.

- ¿Te parecen importantes los pequeños detalles para abordar desde allí una historia amorosa? ¿Por qué?

- En su momento me volvió loca no estar en los agradecimientos del disco. Y tenía que ver lo cruda que había sido toda nuestra historia de amor, porque había sido realmente muy cruda. Yo pedía estar en los agradecimientos del disco porque necesitaba eso, una legitimación. Vivir oculta me parecía terrible. Hoy día lo puedo entender y agradezco no estar en la dedicatoria. Pero justamente lo que se ve en MAQUIMAIU es que lo de los agradecimientos es un disparador para conocer la intimidad de esa pareja, las locuras y los desencuentros.

- ¿Creés que tienen algo de particular las relaciones amorosas entre mujeres, a diferencia de otras de distinto sexo?

- No creo. La obra tampoco aborda ese lugar. Realmente en la obra no importa si son mujeres, hombres o mujer y hombre. Son dos mujeres, en verdad tres, pero no es lo más relevante de la historia. Lo que importa es lo que no fue y por qué no fue y ni eso queda demasiado claro.

Lo bueno de lo que está pasando hace un tiempo es que nos estamos empezando a dar cuenta de que la gente se encuentra o no se encuentra. Ya no importa si sos chico o chica y si el otro es chico o chica. Si te va bien, te encontrás. Si no te va tan bien, como en mi caso, adoptás dos gatas.

- ¿Qué te pasó a vos cuando terminaste de escribir esta obra? ¿Qué sentimientos te surgieron?

- Empecé a darme cuenta de que estoy loca y me empecé a preocupar. Es muy raro actuar de uno hace diez años. Al principio del proceso me defendía a mí misma, después llegué a odiarme un poco y finalmente aprendí a perdonarme. Hice lo que pude en mi primera relación. Y da cierta ternura haber sido tan inocente.

Creo que, al fin de cuentas, aprendí la lección.

 

MAQUIMAIU (la dedicatoria): Funciones: Desde el 23 de marzo, domingos a las 21. ElKafka Espacio Teatral –Lambaré 866

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribi a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

 

  • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

    Me siento “levemente” identificada con esto de revisar el
    pasado y de alguna manera ver a una persona distinta. Y lo de darse cuenta que
    una está loca también.
    Me gustó mucho el comentario “lo bueno que esta pasando es
    que [….] Ya no importa si sos chico o chica y si el otro es chico o chica”..ojala
    eso siga creciendo.
    Creo que voy andar por Bs,As. un domingo pronto así que por
    una vez voy a poder disfrutar alguna de todas las cosas que leo en el blog!
    Gracias Verónica por acercarnos la info y las entrevistas!

    • vdema

      ¡Gracias a vos por tomar estas propuestas! Uno se identifica con la obra porque quién no tiene una historia de amor pasada para recordar y darle vueltas una y otra vez…

      • http://batman-news.com Violette

        Cómo puedo agregar mi foto? no me da la opción… soy nueva en este blog y veo que algunos tienen la suya. Gracias !!!
        Amor es Amor… sin etiquetas

        • C Méndez

          Si clickeás en tu nombre arriba de la discusión te aparece un menú, seleccioná “tu perfil” y ahí lo podés editar y agregar una foto si querés. Y aparte de esto: bienvenida aquí!

  • http://batman-news.com Violette

    la ire a ver ! cuantos silencios por emociones revueltas que ni siquiera nosotras mismas identificamos. A veces cuando logramos hablar … es muy tarde. El Amor en constante construcción.

  • Silvia

    amor lésbico? el amor es compromiso con el ser amado, no lesbianismo… uds confunden alimentarse con atosigarse con un tarro de dulce de leche…

    • Karen Bennett

      Porqué no dejás de dar tantas vueltas y ponés tu aviso de “busco novia” en este blog de una buena vez?,

    • C Méndez

      O sea: me das de eligir entre una buena cucharada de dulce de leche y una remolacha…
      Yo sé con cual me quedo.

      • Luis Montero

        Como me imagino que el comentario iría también dirigido a los gays varones, también elijo el dulce de leche (y si viene como relleno de un chocolate, mejor!! ) ;)

      • Cristian Montoya

        respuesta infantil que denota inmadurez

        • Luis Montero

          Al contrario. El de C Méndez me parece una respuesta irónica, que demuestra mucha madurez, a un comentario totalmente ofensivo y discriminador. Cuestión de como se mire, vió?

          • C Méndez

            ¡Gracias Luis por defenderme!

            En realidad no me molesta mucho que a cada rato me llamen “infantil”, “chiquilina” o “inmadura” (en promedio una vez por nota). En un par de años ya me aparecerán las arrugas, la celulitis y las canas; las tetas y el culo empezarán a perder su lucha con la fuerza de la gravedad, me voy a cortar el pelo y teñirme (¿de rubia?) y me van a llamar “vieja chota” … y será irreversible …

          • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

            Lo bueno es que en esta fue infantil e inmadura en un mismo comentario..eso es eficiencia :P

    • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

      Me parece que miras muchas XXX vos. Quien te dijo que una pareja de minas no puede tener “compromiso con el ser amado”? Que yo sepa “lesbianismo” no aparece como antónimo de “relación comprometida”.
      Por otro lado, las dinámicas relacionales son infinitas, no hay una sola, (y no hablo de parejas homosexuales, hay muchas heterosexuales que no tienen la clasica dinámica de señor+señora=casa+hijitos+goldenretriever).
      Habría que dejar de antagonizar todo, no veo por que lo que vos pensás que es bueno tiene que ser OPUESTO a lo que yo creo que es bueno. De hecho en el caso de las relaciones, me parece que buscamos lo mismo (pero ya tengo novia, por las dudas aviso)

      • C Méndez

        Son completamente opuestas ustedes dos. Silvia quiere herir y buscar roña, vos entendés y hacés todo para ser entendida. Tu paciencia me parece admirable, igual que tu capacidad de siempre poner las palabras justas. Un beso

        • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

          Gracias por el cumplido! Aunque no soy tan paciente…tengo un instinto asesino bastante latente, pero solo lo uso en los casos en los que me parece útil..por una razon meramente egoísta de no malgastar mi valiosa en chimangos.

  • Alejandro

    No me gustan las lesbianas.

    • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

      A mi no me gustan los hombres.

      Pero tengo amigOs, y puedo ver peliculas donde actuan hombres, escuchar musica que cantan hombres, leer historias sobre hombres.

      Tu comentario tenía algun sentido o era solo para sumar negatividad?

    • C Méndez

      Y tampoco hace falta. Con respeto alcanza y sobra.

  • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

    Acabo de salir de ver la obra..y ya que tengo un rato en el colectivo aprovecho a hacer mi devolución..
    Me pareció GENIAL. Me reí durante toda la obra puerto cuando salí tenía una sensación rarísima de angustia que me trajo recordar esa experiencia similar que casi todos hemos tenido..
    La verdad no me imaginaba como iba a ser la puesta en escena de un chat pero el resultado fue increíble..me pareció super original y fluido..
    La verdad no tengo más que halagos…podría seguir pero va a sonar falso si sigo diciendo tantos elogios.
    De nuevo gracias Verónica por acercarnos estas propuestas a los que no estamos muy enterados de nada

    PD. Comentario al margen, en público vi mucha gente distinta, jóvenes, no tan jóvenes,gays, heteros, lo cual me resulto una grata sorpresa porque quiere decir que dejaron de lado el hecho de que las protagonistas fueran dos mujeres y se tomaron el tiempo de apreciar la obra por lo que era..

    • vdema

      ¡Qué bueno, Mía! Para los que no la vimos, a agendarla como una salida, entonces. ¡Un abrazo y gracias! Verónica

    • C Méndez

      Calculo que para octubre estaré unas semanas en Baires. Si todavía está la obra (poco probable, creo) la iré a ver. Por la nota no me imaginé que era para reírse tanto – gracias por mencionarlo. A veces las obras de lesbianas tienen una cierta gravedad o algo muy de cabeza que no les hace del todo bien. Por lo que contás, Mía, ésta es justo lo contrario: te hizo reír y te tocó en el alma … una crítica así da ganas.