¿Qué es ser una mujer?

 

Paula Díaz Martina, Vida Morant y Checha Kadener posan para Boquitas pintadas

¿Quién es mujer? ¿Vos, yo? ¿Quién puede arrogarse a responderlo? ¿Con qué autoridad? ¿Siguiendo qué parámetros?

La obra Vacías, que se estrena este fin de semana, pone en cuestión el misterio de lo femenino. Se trata de tres actrices que llevan a escena tres feminidades muy distintas, no sólo desde lo físico sino también desde sus historias de vida.

Ana María (protagonizada por Vida Morant) es pintora, tiene un marido que la ama pero a ella no le alcanza y quiere abandonarlo todo para volver a casa de su madre; parece enojada con Lucía por una historia de amor frustrada entre ambas.

Virginia (Checha Kadener), una mujer excedida de peso que revela una dejadez total en su vida y, a la vez, una entrega absoluta a su madre enferma; es inocente, pura y desconoce lo que es enamorarse porque vive en su encierro.

Lucía (Paula Díaz Martina) es una chica trans; está dolida de amor porque el hombre que es su pareja la esconde por vergüenza al qué dirán.

Pese a sus diferencias, o justamente por esto mismo, encuentran puntos de cercanía que tienen que ver más con los interrogantes que las abruman que con las certezas.

En el ensayo general de esta obra escrita y dirigida por Vida Morant, Boquitas pintadas conversó con estas tres actrices que hace casi dos años investigan sobre la feminidad y ahora logran traer a escena en esta historia de amistad.

Las tres actrices, en sus roles de Lucía, Ana María y Virginia, luego del ensayo

- ¿Cómo surge la obra?

- Vida Morant: Empezamos con un proceso de investigación sobre las feminidades. No sabíamos que nos iba a abrazar para el estreno esto de la ley de matrimonio igualitario y menos la ley de identidad de género. Ya había cosas que nos hacían ruido y aún hoy, con estas leyes aprobadas, siguen haciéndolo, porque hay algunas definiciones culturalmente establecidas que nos dañan.

- ¿Por ejemplo?

- Vida Morant: Se llama ‘Vacías’ porque el concepto de mujer que pensamos está vacío de contenido fijo. Hay lugares desde donde salen voces que pretenden llenar ese concepto de mujer con un significado concreto: mujer, dos puntos, es la que hace determinadas cosas o es de determinada forma.

Creemos que no hay una única forma de ser mujer, porque no la define ni la corporalidad, ni la elección de objeto sexual sino que la define la historia, con las pinceladas que cada una le va dando. Acá en la obra elegimos tres feminidades muy distintas, desde el físico y las historias también, pero hay puntos en común que tienen que ver con los interrogantes más que con las certezas.

- Checha Kadener: Mi personaje, Virginia, es la más pura de las tres, no maneja máscaras ni nada. Es como es y como se la ve. Espera y quiere ser querida; es lo único que le importa. El tema de la gordura en su caso es una característica más de la dejadez de su vida, que está relegada por ocuparse de su madre.

-Vida Morant: Es justamente el personaje de Virginia el que se apropia de la sensualidad en la obra. Mientras que en el modelo de belleza que impera hoy se señala un tipo de belleza distinto de este, para nosotros la sensualidad tiene que ver con esto, nosotras hablamos de lo sensual a través de un cuerpo que lo es más allá de que no reúna los cánones.

- ¿Cómo juega la figura de la madre?

- Checha Kadener: Tiene que ver con la opresión de sentir que hay un mandato de alguien que te dice lo qué tenés que hacer, que te esclaviza de alguna manera. Virginia  necesita salir de eso y llega a este lugar, la casa de Ana María, donde se siente acompañada y un poco más libre.

- ¿Qué me pueden contar de las parejas de estas mujeres?

- Paula Díaz Martina: El tema de las parejas está dado desde distintos lugares. Estas tres mujeres se conocen cuando mi personaje, Lucía, respondía a una corporalidad masculina; esto es un trabajo personal nuestro y Ana María estaba enamorada de él cuando, para la gente, era un hombre. Por eso le dice en un momento: ‘Te juro que nunca me enamoré de Guillermo [su marido] y está como enojada con Lucía por ser trans’.

Cada una trabaja algo del amor: en el caso de Virginia es el desconocimiento total del amor, el encierro, la inocencia. En el caso de Ana María tener un marido que la ama, la adora y no le alcanza. Y, en mi caso, el no ser reconocida por el hombre que la tiene al lado, que la esconde, que siempre la tiene como de segunda.

- ¿Qué concepción de arte intentan mostrar?

- Vida Morant: Hay una segunda línea narrativa que tiene que ver con una crítica al arte, a la teatralidad. Yo encontré una analogía ahí mientras iba escribiendo la obra. Pensaba: estamos intentando contar que no hay una sola forma de ser mujer; tampoco hay una sola forma de apropiarse de la teatralidad. Sin embargo, hay como un discurso sobre cómo se hace teatro, si se cuenta así o asá. Digo, hay tantas maneras para construir el  hecho teatral. Eso se refleja acá.

- En la obra Ana María pinta para ‘poder verse’, como ella dice…

- Vida Morant: Ese es un poco el discurso de las tres. Están buscándose.

- Hay un personaje trans, ¿por qué no hacerlo vos?

- Vida Morant: Me parece interesante romper con eso. Nunca acepté un papel de trans, ni transgénero, ni travesti porque no me seduce hacer de mí misma. No quiere decir que no lo pueda hacer, quizá alguna vez lo haga. Nuestra compañía [Escénika] se toma la responsabilidad de ser comunicadora social y, de alguna manera, esto también es reeducar la mirada porque, para un espectador, lo más obvio es que una actriz  transexual haga ese papel. Nosotras mostramos otra cosa. Lo que se ve no siempre es lo que una ve.

Foto: Gentileza Escénika

 

Un apunte final

No soy crítica de teatro, sólo puedo recomendar “Vacías” desde mi más estricta subjetividad. La obra me encantó: me emocionó, me reí, lloré, fui niña otra vez, me reencontré con varias de las mujeres que me habitan. Ojalá vayan a verla. Luego conversamos por acá o por Facebook si quieren.

Teatro del Sur: Venezuela 2255

Sábado 2 de junio, 20 horas (estará tres meses en cartel)

 

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • Raul

    Verónica,
    Muy bueno todo: tus preguntas, las respuestas inteligentes de las actrices y la necesidad que tienen -sobre todo Vida Morant, la persona y actriz trans que prefiere no hacer el papel de una trans- de deconstuir lo dado, lo que tuvo q ser establecido por algo en la sociedad q habitamos, de lo que tiene y debe ser una mujer.
    Saludos!!

  • Patricio

    ¿Todavía necesita saber qué es una mujer? ¿No será demasiado buscar y re-buscarle la vuelta para convencer a la gente que la homosexualidad es lo más normal del mundo y que quien quiere cambiarse de sexo “si lo siente, está bien” ?.

    • Vida Morant

      Hola Patricio! Ralmente me gustaría mucho que pudieras venir a ver la Obra. La trama no aborda el concepto de Normalidad, de hecho, lo deconstruye. Como Dramaturga, como Comunicadora Social y como Activista Trans, me he propuesto intentar romper los estigmas culturales que históricamente se han volcado sobre el género y que aún, pese a los inmensos avances de nuestra Sociedad, en gran parte siguen vigentes.

  • Marcela

    Si tienen dudas de lo que es ser mujer, que le pregunten a sus respectivas madres, o piensan que vinieron al mundo en un cigueña o de un repollo?.

    • Debora

      Marcela, con ese criterio no deberia existir el teatro, el cine, ni ningun tipo de expresion artistica!! jaja si todo fuese autorreferencial u obvio…imagino, claro, que vos solo ves dibujitos animados.

  • debora

    Rosa, no se trata de ejemplos a seguir! se trata de vivir y dejar vivir, de ser felices y hacer lo que nos gusta tanto laboralmente como en lo social, artistico y personal.

    • Alberto III

      ROSA… lo decadente es no dejar ser al otro. Si suponés que todo lo del mundo es un ejemplo a seguir estarás tentada. Todo depende de tu dicernimiento y tus ganas.

  • Ruben_(ool

    Me gusto la entrevista, me permitio entrever la naturaleza de los personajes previo a degustar la obra..Muy interesante.
    Un exito desde su concepcion misma.
    Saludos!

  • debora

    Felicitaciones Vida!! mucha merd. Respecto a los comentarios prehistoricos…que puedo decir, hay mucho infeliz que lo unico que tiene para sentir que “pertenece” a algo es tratar de encontrar una “normalidad” un patron comun, un grupo de pertenencia que gane por mayoria..como si alguna vez las mayorias fueran portadoras de verdades. Estas personas grises, que viven sumergidas en sus ordinarias vidas, carentes de motivos para ser y irradiar felicidad suelen ofuscarse y olestarse mucho con quienes avanzan hacia una vida llena de color, alegria y as aun!! si encima son inteligentes, artistas deliciosas que pueden escribir una obra, dirigirla y actuarla!! No van a ir a ver la obra…porque preferiran quedarse en casa, mirando por la ventana como los demas cumplen sus sueños.

  • ROSA

    VIDA LLENA DE COLOR? DESDE CUANDO UN HOMBRE QUE SE VISTE DE MUJER ES UN EJEMPLO A SEGUIR?? A MI ME PARECEN DECADENTES Y LAMENTABLES