Dos e-books para leer De parado

 

El escritor Facundo Soto, en este texto para Boquitas pintadas, cuenta por qué decidió formar parte de De parado, la única editorial argentina que publica textos con un perfil porno gay. Soto ya tiene dos libros de cuentos editados allí: “El hombre de acero” y “Cómo se saludan los surfers”, ambos publicados el año pasado. “Ví que podía tener un lugar para lo que otros editores rechazaban”, dice Soto. Y recuerda las respuestas más comunes que oía en el mercado editorial: “sacále lo relativo al sexo”, “no seas tan explícito”, “buscá por el lado erótico”.

Para él eso era censura. Ahora sus cuentos están publicados tal como él los imaginó. En este post, un detalle de estos cuentos,  según la mirada del propio autor.

¿Por qué lo porno no es intelectual y lo erótico sí?

por Facundo Soto

Cuando me llamó Mariano (Blatt) porque me quería contar su proyecto (que me involucraba), me sorprendió la idea cuando me dijo, sin cremita, que iba a crear una editorial de e.book con un perfil porno gay. ¡Lo que yo estaba escribiendo! Me entusiasmé enseguida, porque vi que ahí podía tener un lugar para lo que otros editores rechazaban.Me acuerdo de uno que se interesaba por mis textos, pero siempre y cuando sacara todo lo que era relativo al sexo, decía que eran muy explícitos. Yo ahí, en su censura, veía su prejuicio.

A mi me pareció genial trabajar, como diría mi amigo Enrique Medina, con los deshechos del lenguaje. Con lo que otros desprecian nosotros hacemos algo (nuevo) y le damos un valor ¿artístico?. Sí, podría ser. Había gente que me decía que tenía que trabajar lo erótico, que era mejor que lo explícito. ¿Por qué? preguntaba yo. Porque es más sugerente y lo erótico es literatura, lo otro no, me decían. Yo me ponía de muy mal humor por ese tipo de apreciaciones, pero me sirvió para crecer, también.

Me acuerdo de una charla que di en la Feria del libro de Neuquén. Decía allí que como escritor lo que más me gusta es mostrar lo que la gente hace y no muestra, lo que otros escritores no suelen contar. Si narran un día de una persona común, hacen una elipsis del momento en que van al baño o cuando se acuestan con alguien. ¿Por qué? ¿Por qué no lo consideran relevante? ¿Por qué lo dejan para la intimidad?  A mí, justamente, lo que me interesa contar es esa intimidad, lo que no se cuenta, lo prohibido.

Me parece súper interesante mirar a un chabón en el subte, de corbata, con su I Phono conectado a su trabajo antes de que empiece su jornada, etc. y que esa misma persona “en su intimidad” sea un animal sexual, desenfrenado, que no le tenga miedo ni asco a nada, etc. Conocí mucha gente así y todos en alguna medida tenemos esa especie de doble vida, o de roles distintos que ocupamos en distintos momentos y en distintos lugares. Bueno, ¿por qué no narrar y mostrar a la persona con esas dos formas de ser que tiene?, ¿por qué censurar una?, ¿por qué lo porno no es intelectual y lo erótico sí?

Eso es un pensamiento retrógrado, es no pensar, es repetir un slogan de los ’70, cuando se creía que lo estilísticamente barroco y ampuloso era intelectual. Yo me formé leyendo a Bukowski y Carver. ¿Cómo escribir de una manera barroca-erótica después de leer a esos monstruos de la literatura contemporánea? Mostrar el negativo de la foto es lo interesante. Además, me divierto haciéndolo.

Foto: archivo La Nacion

Ayer me encontré con un amigo de fútbol en el subte y me contaba que conoció a un tipo re lindo en la calle: alto, de ojos claros, bien vestido (bueno, por lo menos a él le parecía lindo como estaba vestido). Tenía la alianza de casamiento y, cuando se dio cuenta de que mi amigo se la miraba (la alianza), le dijo que tenía un hijo de un año; pero que él hacía “eso” por joda. La cosa quedó ahí. Después le empezó a mandar mails súper calientes, en los que lo trataba a mi amigo como una putita. La sorpresa fue cuando se vieron: primero, la cita del casado fue en un baño público donde “supuestamente” era re tranqui. Y después, la actitud del casado: el súper macho-viril se bajaba los pantalones y se comportaba como una loca. ¿Por qué no contar eso? ¿Por qué convertir una escena salvaje en algo pretensioso, aburrido, con ínfulas de intelectualidad? Eso es inseguridad. La vida es más simple, man.

Con este imput escribí un cuento porno que seguramente salga en mi próximo libro y que seguro va a provocar al lector una sensación fuerte, tan fuerte que puede sacar esa parte animal que hay en él y que vuelva a ser Mr. Hyde. Pero, claro, no todos están preparados para jugar y dejarse llevar. Al fin y al cabo, ¿Qué nos llevamos de la vida si no es el placer? ¡Aguante el placer!

Los libros, cuento por cuento

“El hombre de acero”: Tiene dos cuentos y te los podes bajar gratis en De Parado Editorial

Ano virginal: Es la historia de un chico, Parásito, que conoce a otro por Facebook. Primero se relacionan vía web-cam. Después, en el encuentro real, Ramiro le cuenta que es virgen y la historia se desarrolla tratando de hacer que Ramiro pierda la virginidad; pero el cuento depara una sorpresa. Tiene un toque pop “Parásito apoyó la cabeza en la pierna del chico y se relajó mirando el techo. Estaba lleno de estrellas de plástico que brillaban cuando la luz del día no era muy intensa”. Además de sexo explícito tiene mucha poesía.

 

El hombre de acero: Tiene una estructura que trasciende el relato porno, está pensado con una estructura arquitectónica como si fuese un edificio; es el más largo de todos, tiene nueve páginas… Me parece interesante la relación de la pareja que viven juntos, que ya no son pareja, sino ex (esto suele ser común en el ambiente gay, que no pasa en el hétero), y que miran una lucha en la tele, una lucha sumamente caliente.  La cuestión escópica está en primer plano, cuando no miran la tele, miran por la ventana y especulan con lo que está pasando en el departamento de enfrente: otra pareja de hombres que se están mudando, pero falta uno. “En la tele el de short negro agarraba por la espalda al de rojo. Lo agarraba por atrás, como si sus brazos fuesen tenazas, como si quisiera que no se le escapase nunca.

“Mirá como le pasa la mano por la cintura… Ahí hay deseo…- le dijo Rodrigo a Alan pajeándose con los dedos índice y pulgar, despacito”. El lenguaje es coloquial y tiene sus detalles, a la manera de Chéjov, pero bueno, en menor escala, por supuesto. “Agarró la cerveza y la puso en el cenicero. El cenicero era profundo y tenía forma de cisne, estaba lleno de cerveza”. “Alan se levantó y fue hasta la cocina. Sacó una cerveza de la heladera. Se la dio a Rodrigo para que la destapara con los dientes.

-          Te voy a confesar una cosa… Yo tiré el destapador por el balcón, porque me calienta verte abrir la birra con los dientes. No sé, creo que es lo más viril que tenes.

-          ¿Lo más viril que tengo? ¿Qué querés decir, gato? ¿Qué soy una loca?

-          No, man. No. Es que me gusta la mirada que pones cuando te concentrás para sacarle la tapa. Me gusta tu diente partido. Me gusta como agarras la birra”.

Por momentos se vuelve muy caliente y divertido a la vez. Me reí mucho mientras lo escribía…

 

El otro libro es “Cómo se saludan los surfers”

Gimnasio: Es el más porno de todos. Los que leyeron el libro, todos coinciden en que es el más porno y que logró su efecto… La historia es mínima, pero de alto voltaje.

Glory hole: Es casi un cuento policial donde lo que se buscan no son precisamente muertes… A Mariano le gustó mucho, dice que tiene un alto valor literario y que habría que enseñar literatura en los colegios con ese cuento, sobre todo por el comienzo; obviamente exagera, Marian es mi amigo. Lo único que les puedo adelantar es que se trata de un chico que perdió a su novio. Se entera que trabaja en un Glory hole y trata de buscarlo y recuperarlo yendo a un Glory hole donde le dijeron que posiblemente esté trabajando. Pueden imaginarse lo que pasa… Ah, y si no saben qué es un Glory hole no hace falta buscarlo en Wikipedia, en el cuento queda claro qué es.

El árbol que plantamos en el patio: Comienza así: Me bajé una parada antes y empecé a caminar por la vereda donde los árboles daban sombra. Pasé por una casa antigua, que estaba casi escondida entre tantas plantas. En la puerta había un chico con la camiseta de Boca, zapatillas Nike onda tractor. Los ojos eran color flan y  en la cara tenía algunos granos. Empecé a caminar más lento para mirarlo como si lo estuviera filmando. Me llamó la atención las uñas, se las comía. Era alto.  Estaba sentado, con las piernas abiertas y se le escapaba un huevo por el costado del pantaloncito de fútbol. Lo miré. Me miró”. Trata sobre un asalto, cuando entras a tu casa y te encontras a alguien ahí, adentro. Es el cuento que más me gusta de todo el libro, por el clima, el lenguaje callejero y la forma “creativa” de resolver el problema.

Boleadoras: Es un texto barroco donde cuento la historia que me contó un indio al que veía todos los días, cuando salía del subte. El indio vendía quesos y longanizas de campo. Me envió un video con su historia. Tiene un clima muy César Aira, por lo que me dijeron, y transcurre en la época en que los españoles desembarcaron en América. Eran todos hombres y ninguna mujer. Los indios les ofrecieron todo a los de piel blanca… Pero los invasores tenían fiebre anal. Se ponían en cuatro patas y les chupaban hasta los pies (a los indios) como enloquecidos. Y cuando se fueron les dejaron algo a cambio.

Paki: Tiene un mensaje up, te invita a salir, ir a bailar y conocer gente. Pero no todo lo que brilla es oro. ¿Cómo decía mi abuelita? Las apariencias engañan… Tiene mucho humor y poesía; sin descuidar la historia. “Fui al patio y me colgué mirando las plantas con una linterna: la enredadera cubría la pared, la menta se había reproducido como yuyo, el limonero estaba repleto de frutos amarillos que parecían bolas de navidad. Encontré un caracol subiendo por una maceta. Lo agarré con los dedos, lo sostuve en el aire y le hablé”. Quizás, junto a “Gimnasio”, es el más explícito de todos: “El chico le dijo que se quería casar con él, y sin que Agustín le dijera nada, se agachó y abrió la boca”.

 

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribime a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. Te espero! Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • pato

    Todavia existe este blog? Autoridades de LN, tenemos papa argentino con posicion tomada al respecto, ya va siendo hora que les caiga la ficha de que esto se debe terminar…

    • Zirion

      Qué tendrá que ver que el papa sea argentino o checoslovaco…

    • Nicolás

      Y con los católicos, sacerdotes, médicos, profesores, escritores, científicos, periodistas que son homosexuales qué hacemos? Los deportamos del país? ¿qué sugerís?

    • Barón de Danglars

      Pato: Argentina, que yo sepa, no es una teocracia. A mi no me gustó el posteo, artículo, o como se llame, pero me alegra que alguien pueda hacerlo. En una teocracia como en la que vos deseás vivir, no creo que eso sea posible.

    • http://www.facebook.com/luciano.vaccaro.180 Luciano Vaccaro

      Es un verdadero desafío responder a estupideces como esa…

    • juanete

      que te pasa Patete… botón… que te pasa loco??? (con voz de María Elena Fuseneco sacada)

    • mica ela

      De acuerdo con pato

  • Morita19

    Verónica, cada vez se te lee menos. Cambiá de rumbo que te quedás sin laburo, querida.

    • Claudio

      Vero, excelente nota, como siempre, por favor hacé oidos sordos porque que no comentemos no significa que no te leamos, ese es el deseo de las Moritas19 y tod@s l@ homofóbic@s que entran a agredir sin aportar nada constructivo. Este espacio siempre va a ser alentado por plantear temas de diversidad sexual, diversa como la vida misma.

  • Barón de Danglars

    Me dio vergüenza ajena.

  • Rafa

    La bloggera V Dema y su creación demuestran que aquí no hay censura, de hecho se publican los comentarios quejosos, discriminatorios y que restan. Me//les pregunto, los que solo entran a criticar, por qué insisten tanto en este blog? Les da morbo? Se
    calientan? Si les jode tanto el sexo o el sexo con el mismo sexo, para qué
    rompen acá? Porque yo no entro a páginas de relatos ((hot o no)) hetero, ni me
    interesan. Yendo a este post, me parece respetable que Soto no se haga el sota
    y rescate lo que no se hace público, y todo lo que explica en la introducción. Interesante
    lo de las dos caras o roles de una persona, en un medio de transporte o en su
    sommier, porque en lo cotidiano coexisten Dr Jekill & Mr Hyde. Que siga
    adelante Boquitas Pintadas.

    • Barón de Danglars

      Me parece que estás confundido… Yo no “insisto tanto” en este blog: entré porque me llamó la atención el título, y luego leí la nota. Luego de hacerlo, sentí esa sensación de “vergüenza ajena” tan válida como tus opiniones, que por otra parte pretenden menoscabar las opiniones de otros. E insisto: me pareció horrible, los relatos de mal gusto y de poca calidad literaria. Es lo que pienso y opino, le guste a quien le guste.

      • Claudio

        Bueno, justamente hablas de “mal gusto” y “poca calidad literaria” como si eso no fuese descalificador. Todos los libros vienen con una contratapa donde te cuentan de qué se trata la historia, el blog al que entraste porque te “llamó la atención” el título, cuando entrás sabés de qué se trata, y así, todo esto habla de elegir qué querés ver y qué no, asi que es lógico que molesten los descalificativos sin otro criterio que el de agredir, como el en 99% de los casos en que comenta la gente como vos.

        • Barón de Danglars

          Vos realmente estás muy mal…

  • http://www.facebook.com/aldo.turitich Aldo FT

    Verónica: te animamos a que sigas así. Cada vez el blog nos resulta mas interesante. Me cago en el papa argentino.

  • David

    Muy buenoo!! No sabía que existía! Gracias Vero por subirlo al blog y felicitaciones a Facundo!

  • Daniel

    Muchos creen que porque el papa es argentino, Argentina va a regresar en el tiempo 50 años…Pobres ilusos! Gracias por este blog!

    • Claudio

      No Daniel!, creo que te quedaste corto por lo menos en dos ceros, eso es lo que pretende el chupacirismo argentino, que ahora de golpe desaparezcamos del mapa y nos quemen en la hoguera. Y yo creo que este papa hasta a mí me puede llegar a sorprender (nunca me olvido de aquello de la “guerra de Dios” en la que estábamos en julio de 2010) asi que veremos…

  • Pablo

    Excelente el blog sigan así

  • Pablo

    Excelente el blog un gusto leerlo, al que no le guste que lea otra parte del diario…

  • http://www.facebook.com/leo.roman.169 Roman Leo

    Ustedes son una minoria que imponen su dictadura ante la mayoria.

    • Claudio

      Wow: qué pasó? te exigieron hacer sexo en un baño público y no pudiste negarte?

  • Esteban

    ¡Genial!

  • Claudio

    No Jorge, no es así, hay de-to-do como bien vos lo decís, en todos los ámbitos. Que el gay sea más desprejuiciado y haya además encontrado lugares “alternativos” donde poder hacer lo que le gusta sexualmente, sobre todo cuando no había ni siquiera saunas, no significa que todos lo seamos, no hay que generalizar.

  • ricardo daniel piña

    buenísimo el discurso de facundo… nos conocimos en el puesto de corriente y paraná, amigo de cucu. No te había leído. Está bueno! Es interesante…