Boquitas pintadas

 

“La homosexualidad no existe”, provocó el escritor Manuel Puig en el ensayo “El error gay”. Militante en los inicios del movimiento homosexual, el autor de “Boquitas pintadas” intentaba criticar al ghetto gay y a la creación de la homosexualidad como categoría. Más de 30 años después, matrimonio igualitario de por medio, la provocación de Puig sigue vigente…

Me parece un buen momento para inaugurar un espacio gay friendly abierto a conocer experiencias que hablen de la diversidad sexual en un intento por pensar un mundo donde todos seamos aceptados por lo que somos y no por la elección sexual. La idea es contar historias, proponer temas de discusión, explorar la intimidad de esta comunidad que se abre camino y abre caminos. Y hacerlo sin lugares comunes, sin prejuicios, sin reproducir estereotipos.

La propuesta está hecha: la intención es asomarnos a un modo de vivir diverso, procurando achicar las distancias entre ese nosotros y ese ellos establecido como mandato durante años. Propongo conversar sobre lo que nos vaya dando ganas de charlar, con mucha participación de ustedes.

Con curiosidad, sin pautas establecidas: ¿Se animan?

  • Alejandro

    Quiero felicitar a la periodista Verónica Dema por inaugurar este espacio en este medio tan importante y masivo. En este acto esta mujer asume su trabajo con pasión, valentía, honestidad y humildad. Fantástica la invitación a correr los velos de historias que la sociedad quiso esconder, juzgar, enterrar. Feliz inicio y recorrido de este blog inteligente y jugado!! Aplausos para su creadora!!

    Alejandro

  • Natalia

    Me animo! Y te felicito por la iniciativa.

  • Daniel

    ¡Bravo Verónica! ¡Felicitaciones por este paso tan importante!

  • Roberto

    Felicito a las creadoras de este espacio y (a mi pesar)a La Nación por este giro en su estilo de pensamiento

  • Ana D’Onofrio

    Felicitaciones, Vero, por ingresar a la blogósfera y también por atreverte a tocar un tema como este. Mucho éxito.

  • Alberto Leonelli

    Felicitaciones a l@s responsables del blog, estoy sorprendido de un espacio glbt en La Nacion…¿Sera verdad o tendre que pellizcarme para creerlo…? ojala sea el comienzo de una verdadera transformacion y apertura del diario! Merde y feliz año para tod@s! vamos por mas!!!

  • Lic.Jorge Horacio Raíces Montero

    para mayor información:

    Un cuerpo: mil sexos

    Intersexualidades

    Compilador: Jorge Raíces Montero

    Escriben: Curtis E. Hinkle, Diana Maffia, Alejandro Modarelli, Lohana Berkins, Pedro Paradiso Sottile, Iñaki Regueiro de Giacomi, Emiliano Litardo y Liliana Hendel

    Informes

    editorial@topia.com.ar / revista@topia.com.ar / http://www.topia.com.ar

    Ventas y distribución

    CATALOGOS – AV. INDEPENDENCIA 1860

    CATALOGOS@CIUDAD.COM.AR – TE.: 4381-5708/5878

    Como señala Jorge Raíces Montero, compilador de este libro: “Existe poca bibliografía que trate el tema de intersexualidad en forma científica, por ende, agentes de salud mental, haciendo una extensión ilícita, encuadran los casos presentados dentro del dogma del hermafroditismo, perversión, parafilias o psicosis, olvidando que más que el dolor de ser, existe el dolor de ser señalado peyorativamente. La propia historia sexual del agente de salud se vería seriamente cuestionada si se deviene a encauzar, como corresponde, el encuentro terapéutico y la empatía hacia una postura interrogativa, teniendo en cuenta el discurso manifiesto y latente demandante. Tampoco existe, en los programas formales universitarios, estudios sobre la temática sexual en general, menos aún podríamos esperar que se trate las temáticas Intersexuales en particular, la oferta es coherente con el sistema social imperante. La Intersexualidad es selectivamente rechazada, no por su ser en sí, sino por ignorancia o quizás por denuncia de autoacusación, provocada por cualquier persona que marque el lugar del ‘querer ser’ y tener el atrevimiento de lograrlo, aún a un gran costo. La Intersexualidad señala, enfáticamente, un lugar de poder, el lugar de la diferencia, o mejor aún, aquel lugar en que una persona, con todas sus dudas y sus certezas, trata de fijarse una meta e imprime en ella, como idea regulativa kantiana, todas sus potencialidades. Son tantas y tan variadas las expresiones de la sexualidad humana y tan pocas las investigaciones serias, que la mayoría de los profesionales tienden a aglutinar todo lo ‘diferente’ en una misma entidad gnoseológica”.

  • Lic.Jorge Horacio Raíces Montero

    Opinión:

    Transexualidad no-binaria

    El binarismo es la creencia ideológica de que hay hombres y mujeres. “¡Y yastá!”. Sabemos que la realidad es más variada. El binarismo la acepta a regañadientes, pero censura, patologiza, descalifica a todos los que estamos en sitios más o menos intermedios.

    En términos binaristas, cuando no estabas a gusto al lado de los hombres, no te quedaba más que pasar al lado de las mujeres. Un barranco metafísico por medio. Un abismo de no ser, entre un ser dividido en dos.

    Aun así, nosotras nos atrevimos a saltar ese foso. Por eso, fuimos llamadas trans-sexuales. De un llano al otro, barranco por medio.

    Pero no comprendíamos que, por debajo de nuestras suposiciones, la realidad era no-binaria.

    Ahora la vemos, vemos que hemos estado siempre en ella. Vemos que no hay conjuntos cerrados de hombres y mujeres, sino conjuntos difusos, de personas que son más o menos hombres, o más o menos mujeres.

    Incluso hay conjuntos de personas que asumen que son más o menos intersexuales o más o menos transexuales…

    Y para los homosexuales, lo mismo. Mucha gente es más o menos homosexual, más o menos hetera. Es decir, la mayoría son más o menos bisexuales.

    Por tanto, las cosas cambian para la transexualidad.

    Si se piensa que otra cosa es demasiado griálica, demasiado utópica, ya no es preciso saltar del todo al otro lado. Nos podemos quedar en alguna de las amplias llanuras intermedias que hay donde antiguamente se veía un imaginario barranco.

    Entrando en ella, se puede hacer quirúrgicamente o no quirúrgicamente, hormonalmente o no hormonalmente, con un cambio de género espectacular, o con un cambio de género moderado, según lo que cada cual comprenda de sí y de lo que puede y lo que no puede.

    Nos encontramos con una transexualidad mucho más relajada, de muchas formas. Pero antes, el binarismo, nos hacía pensar que hubiera una “transexualidad verdadera” y temer que la nuestra fuera errónea; un “sí o no”, esencia del binarismo. Ahora sabemos que la transexualidad es cuestión de un “más o menos”, fórmula del no-binarismo donde cada cual se encuentra donde está; dicho de otra manera, donde quiere estar.

    Porque no-binaristamente, la transexualidad se puede definir como una intersexualidad cerebral que se expresa en términos hormonales, quirúrgicos o de género.

    Escrito por Kim Pérez a las 11:57 AM

  • Gastonrosarino

    Verónica, vuelvo a felicitarte en este post por brindarnos un espacio de debate.
    Me parece sumamente importante que un diario como La Nación se abra a este tipo de cuestiones y las aborde con mayor calidez. Me duró algún tiempo la bronca contra el diario por un par de editoriales reaccionarias que se publicaron durante el debate por el proyecto de ley de matrimonio igualitario.
    Espero que sea todo un éxito este blog.
    Te mando un abrazo caluroso… sofocante… abrazador… desde Rosario.

  • fernando

    Lic.Jorge Horacio Raíces Montero. Tiene alguna forma de demostrar lo que ud afirma ?. Si puede, le daré la razón y podriamos terminar con una cuestion de siglos, pero si no puede, no le queda mas remedio que aceptar que puede estar equivocado. no le parece?

  • Pingback: Tweets that mention Boquitas pintadas - lanacion.com | Blogs -- Topsy.com()

  • Luis

    La Nación: qué paso importante es tener este blog. Felicitaciones y me alegra ver que se dieron cuenta que hay un público, hay gente, hay personas que forman parte de esta forma de vida que es inofensiva y que forma parte de toda la sociedad sin distinciones de sectores sociales, religiosos, políticos, etc. Felicitaciones La Nación.

  • Mauro

    Bueno, solo felicitaciones por este blog en un diario tan importante como es La Nación! lo cual reviste la seriedad que el tema requiere… Un caluroso saludo!

  • V. C. G MATIAS

    Es muy triste pensar que hay generaciones de personas buenas y productivas que tienen problemas de autoestima y crecieron pensando que eran anormales, degenerados, sin merecer siquiera la compasión de la iglesia generaciones que crecieron escondidas mintiendo y empujados a vivir dobles vidas
    personas que amen de luchar en esta vida que ya de por si es difícil luchan contra el desprecio de la sociedad a la que pertenecen y hasta de sus propios padres , nadie elige ser homosexual como nadie elige ser castaño o tener ojos azules basta de esta discusión baldía sin sentido ni fin , aceptemos , aceptémonos
    Recuerden la máxima que dice ¨serás lo que debas ser o no serás nada ¨

  • Maria Jose Hernandez

    Para Fernando: creo que soy una demostracion viviente de lo que Plantea el Lic. Raices Montero, conozco cantidad de personas de igual condicion, claro que yo tambien puedo hacerme la pregunta de si vos podes probar lo contrario. ¿Acaso no tenes nunca una sola actitud o caracteristica femenina? miremos tan solo algunos aspectos de roles masculinos de hace 30 años, un hombre no cambiaba pañales, no se ocupaba de las cosas de la casa, hoy muchos hombres desempleados pasaron a ser verdaderas madres mientras sus esposas trabajan y ocupan cargos destinados para hombres y visten pantalones (una prenda antiguamente reservada para hombres). Los generos y sus caracteristicas han ido modificandose, no creo que exista una persona 100 % hombre o mujer en cuanto al genero, lo sexual es diferente, es biologico y sin embargo admite excepciones tambien

    Maria Jose
    http://www.juegodelaslagrimas.com.ar

  • Marcela Trax

    Bravo Veronica!! Celebro la creacion de este blog! Es una bocanada de aire fresco, es derechos, es igualdad!!! Un beso enorme!
    Marcela (una chica cross)

  • Pingback: La Nación, con blog gay friendly « Espectadores()

  • Diego

    Estoy de acuerdo con JUAN CARLOS 100% mantenerse en el closet en la actualidad es un acto de cobardia y comodidad ademas de ser una MENTIRA a LA GENTE QUE LOS QUIERE

  • Pingback: La homofobia enferma y mata | El Despertador Americano()