Hombres en celo, o una forma particular de querer

 

El autor y director de teatro Martín Marcou es un militante y activista a favor de los derechos de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, intersex y queer (Lgtbiq) desde el arte. Hace pocos días recibió una mención especial de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), la Federación Argentina LGTB  y del sitio Sentido G por su labor artística. Entre sus últimas obras se cuentan Desmesura Vaginal, Rancho Blanco, Tortita de Manteca, Lame Vulva, Quiero pasar una tarde con Franco, Brillosa y Pitón Bebé (esta es la nota que publicamos en este blog).

Marcou, que además es docente a nivel particular, en institutos privados y en cárceles, la semana próxima estrena su nueva obra: Hombres en celo. Conversa con Boquitas pintadas sobre la intención de esta nueva apuesta, qué lo inspiró y reflexiona sobre el amor y las formas particulares del querer en tiempos de hiperconectividad. También se aborda el tema del VIH, en un intento por quitarle dramatismo a ciertas cuestiones desde el humor crudo. “Hombres en Celo hace referencia a un modo particular de querer. Es una toma de posición sobre el amor”, dice. “No creo en amar tibiamente, ni a medias. Me gusta vivir cada uno de los sentimientos que experimento desde las vísceras, los buenos y los malos. Soy muy animal para querer”.

 

El Mordisco - Spot para la obra Hombres en Celo de Martín Marcou- from Hombres en Celo on Vimeo.

 

-¿De qué se trata Hombres en celo?

-Hombres en Celo cuenta la historia de cuatro amigos que los sábados van a bailar a un antro gay friendly que se llama Sonajero. Los viernes, el día previo a esa salida, suelen reunirse en la casa de uno de ellos para hablar de lo que vivieron el fin de semana anterior. Ocurre que en la última semana han sucedido algunas cosas en la vida de los personajes, se aproximan cambios y este fin de semana no se parecerá a ningún otro de los que vivieron antes.

-¿Por qué escribiste esta obra?

-Lo hice pensando en lo que sucede con la idea del amor y de los miedos en estos tiempos. ¿Idealizamos esa construcción? A veces siento que todos queremos a todos, pero que en realidad, nadie quiere a nadie. Resulta que ahora que todo va tan rápido, suele pasar que no querés estar más con una persona, pero cuando la dejaste, necesitás seguir conservando su presencia como si fuera un objeto. Siempre se quiere tener o estar con alguien. ¿Quién se anima a apostar y a construir en la era de la inmediatez? ¿Qué pasa con esa necesidad de quererlo todo y no cuidar lo que se tiene? ¿Cómo opera el deseo y las tentaciones en las relaciones? ¿Qué es querer y cómo se quiere en estos tiempos atravesados por la hiper – conectividad?.  En la obra uno de los personajes se muda después de separarse de su pareja, otro se va de viaje, uno declara su homosexualidad y otro, su condición de portador de VIH positivo.

 

Giroteadores - Spot para la obra HOMBRES en CELO de Martín Marcou - from Hombres en Celo on Vimeo.

-¿Por qué elegiste sumar el tema del VIH?

-Siempre que escribo mis obras, hablo sobre temáticas que me interesan en particular, no estigmatizo, ni demonizo ningún tema. Sólo me hago preguntas sobre lo que me inquieta, me seduce, me moviliza. Me gusta abordar cuestiones que me son aledañas, que me acercan a realidades que me modifican. Me parece que es sustancial visibilizar de un modo natural tópicos que aún cuestan tratar. Hay que poner en relieve manifestaciones reales, porque creo que  es el único modo de perder un poco el miedo.

-¿Creés que se sigue estigmatizando a la comunidad LGBT como “grupo de riesgo”?

-El VIH/Sida lamentablemente sigue siendo una enfermedad social. En la obra hay una pelea con ciertos discursos instaurados que a mi entender ya no están vigentes, lugares comunes y frases que lo único que hacen es colaborar con la ignorancia. El VIH/Sida dejó de ser hace tiempo una enfermedad de los gays, para convertirse en una epidemia masiva que se ha cobrado millones de víctimas de cualquier orientación sexual y que se sigue combatiendo con campañas de prevención que, a veces, no son del todo efectivas, pero que son necesarias. La obra intenta ser un ejercicio que combate contra ciertos prejuicios que aún se arrastran en el tiempo. Me interesa quitarle dramatismo a cuestiones vinculadas con el tema y lo hago desde el humor crudo. Me gusta resignificar discursos añejos, actualizarlos.

-¿Por qué ese título para la obra?

-Hombres en Celo es genérico  ya que en la obra también actúan mujeres. Hace referencia a un modo particular de querer. Es una toma de posición sobre el amor. No creo en amar tibiamente, ni a medias. Me gusta vivir cada uno de los sentimientos que experimento desde las vísceras, los buenos y los malos. Soy muy animal para querer. Si río lo hago con todo lo que soy, lo mismo si me toca sufrir. No le esquivo el bulto a las sensaciones. Estos personajes son excesivos, pero no lineales, creen en algo y apuestan por eso. Son lo que hacen.

 

Una Enfermera para tu Enfermedad - Spot para la obra HOMBRES en CELO de Martín Marcou - from Hombres en Celo on Vimeo.

-¿Cómo fue el proceso de escritura?

-El proceso de escritura de mis obras siempre se termina de completar con los ensayos, con lo que cada actor pone de sí y a partir de mi relación con el espacio. Nunca estoy conforme, siempre quito o agrego cosas. Creo en la dramaturgia de ensayos, creo en lo que cada ensayo en sí te aporta, que siempre es un espacio para ajustar lo que se va configurando. Investigué sobre el tema, leí, pero básicamente trabajo desde la intuición.

-¿Quiénes son los actores? ¿Convocás a tus elencos siempre personas homosexuales?

-En este proyecto sólo trabajo con dos personas con las que trabajé anteriormente, el resto son personas con las que trabajo por primera vez. Algunos son gays y otros no. Hay gente con distintas orientaciones sexuales en el elenco porque cuando convoco a un actor u actriz para una obra nunca les pregunto cuál es su orientación sexual ya que son convocados para actuar, no me interesa en lo absoluto con quiénes se acuestan. Pienso que un actor homosexual puede hacer de heterosexual y viceversa y ambos pueden hacer la mayoría de los personajes que se propongan hacer.  Lo que me interesa es que entiendan qué necesito, que sean buenas personas y que se diviertan con el proyecto, básicamente que la pasemos bien.

 

Hombres en celo estrena el jueves 15 de este mes; habrá tres únicas funciones. Reestrena el año próximo. Teatro LA CLAC, Avenida de Mayo 1158, Ciudad de Buenos Aires.

 

- “No hay que hacer un circo de lo gay”, decía hace unos meses el dramaturgo Martín Marcou. Mirá la entrevista y el video

 

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • ROSA

    A LOS MANFLOROS NO LES SALE ACTUAR DE HOMBRES SON MUY AMANERADOS

    • Victoriano Erre

       MANFLOROS??????? DEBES TENER COMO 50 AÑOS POR LO MENOS!!!! ESA PALABRA ES DE MUSEO!!! JAJAJAJA

      • Claudio

        50 años de gay reprimido tiene “ROSA” porque de mujer no tiene nada, es un baja-linea que algunos con razón dicen que es le mismo diario LN

    • eliocesar

      jaja ,que diría rock hudson , y el actor del pájaro de espino , lo que nuestras abuelas soñaban con rock hudson.

  • Matildefernandez

    Ahora a los saunas gays los llaman lugares del amor?. Solo les falta decir algo como eso.

    • eliocesar

      y donde crees que los heteros consiguen a sus esposas ?, conozco varios que se enamoraron trabajando. 

    • Claudio

      hhhmmmm… y vos qué sabes lo que pasa en los saunas gay? más o menos lo mismo que pasa en los saunas hetero, que hay muchos más y son más antiguos que los gay, asi que…. qué???

      • eliocesar

        Los heteros se han creído que son los santitos de la película , si habré visto putiferios heteros con compañeros de trabajo hetero, 
        ese cuento hetero para su consumo de que no son los promiscuos le queda dos telediarios de duración, les falta decir , mi maridito javier es un sol . 

    • Florecia Mercado

       Los hombres heterosexuales no buscan esposa o amor en burdeles.  Tan perdidos estan que ya dicen cualquier cosa?.  Los saunas, wiskerias, burdeles y prostibulos son  los lugares donde hombres y mujeres dan rienda suelta a su degeneracion. Si algunos aca creen que de esos antros sale “amor”…no me extraña viniendo de personas que confunden hasta la normalidad en el sexo.

  • ELIZABETH ROMA

    CREO QUE LA AUTORA NO  LLAMA A LAS COSAS POR SUS NOMBRES, Y EN LUGAR DE ELEGIR UN ESCENARIO NORMAL, ELIJE EL DE LA DE GENERACION, PARA APUNTALAR EL TRAMA DEL HIV. LE TEME A LA PALABRA “DISCRIMINAR” O “ESTIGMATIZAR”, PUES BIEN CUANDO SE DEBE SALVAR LO BUENO FRENTE A LO MALO, NO SE PUEDE ANDAR CON MEDIAS TINTAS. LOS GAYS, LESBIANAS, Y TODO TIPO DE DEGENACION (PORQUE ESTAN “FUERA” DE GENERO), NO ES OTRA COSA QUE LA SOCIEDAD GRIEGA EN EL SIGLO XXI (Y ERAN BIEN DEGENERADOS Y ADONISACOS). EL PROBLEMA NO SON ESTOS “SEMIDIOSES” QUE HACEN SU VOLUNTAD POR ENCIMA DE LA SOCIEDAD QUE LOS CONTIENE (POR AHORA), SINO EL EXHIBICIONISMO QUE PRACTICAN DESCARADAMENTE SO PRETEXTO DE SENTIMIENTOS O AFECTOS ENFERMOS, Y NO TIENEN EN CUENTA QUE HAY TODA UNA SOCIEDAD QUE SON RESPETUOSOS DE LA OTREDAD Y NO PRACTICAN CONDUCTAS ABERRANTES ENPUBLICO, PUES SI LO HICIERAMOS, NO PODRÍAMOS CRIAR HIJOS SANOS. REITERO, CADA CUAL ES DUEÑO DE HACER LO QUE LE PLAZCA, MIENTRES NO AFECTE A LOS DEMAS, Y ESO SE LLAMA PRIVACIDAD, DISCRESIÓN. SEAN DEGENERADOS PERO CON CODIGOS Y SUPEREN A LOS GRIEGOS.

    • eliocesar

      La sociedad que los sostiene? 
      ya bájate de tu grandisimo trono hetero , me tienen harto los heteros que se creen el centro del universo , los normales de la película y encima van de perdonavidas y “tolerantes”.  Escúchame bien : los gays lesbianas , trans ,SOMOS la sociedad tanto como tu , el pueblo, el soberano , SOMOS también nosotros, nosotros, trabajamos , pagamos impuestos , mantenemos familias , y estamos por todas partes , NOSOTROS decidiremos que hacemos , nuestra definición , nuestra manera de andar por la calle , si nos casamos o no ,  NO TU , no necesitamos tu susodicha tolerancia. YO no tengo amigos tolerantes, si alguien no me reconoce como su igual no es mi amigo.

    • Federico

      Elio. Los gays son un porcentaje infimo de la sociedad y por esa razon no tienen derecho a pretender cambiarle la forma de vida y creencias a una gran mayoria. Ademas, nadie pretende quitarles derechos porque siempre se pudieron casar o no como cualquier hijo de vecino. Lo que ocurre es que de la misma forma que no se permite el matrimonio entre familiares o con menores de edad(al menos todavia) tampoco se permitia el “matrimonio” gay.

      • Josedelbarrio

        “……Ademas, nadie pretende quitarles derechos porque siempre se pudieron casar o no como cualquier hijo de vecino…..”
        Federico, quizás no entendí bien: ¿Los gays siempre se pudieron casar? ¿Desde cuándo? A no ser que te refieras, en términos exclusivamente técnicos, a una persona homosexual casandose con alguien del sexo opuesto.

        Te agradecería una aclaración, si no te molesta.

        Saludos.

      • eliocesar

        Nadie cambia tu forma de vida, si no te quieres casar con un hombre NO TE CASES, nadie te pone un revolver en la nuca para hacerlo. Y si no te gusta mala suerte. Hay mil cosas de los heteros que no me gustan y no trato de recortarles ningún derecho.
        Zapatero a tus zapatos, ocúpense de sus vidas, y nosotros lo haremos con las nuestras. 

      • Federico

         Jose. todas las personas siempre tuvieron el mismo derecho a casarse como cualquiera, si cumplian con los requisitos que requiere el casamiento.  creo que no hace falta explicar mucho…el hetero o gay que pedia turno y cumplia con los requisitos siempre se pudo casar.  Ahora, si un fulano hetero se presenta con una menor de edad…no lo van a dejar casarse porque no cumple con los requisitos, si un tipo se presentaba con otro tipo, o 2 mujeres se presentaban a casarse, tampoco cumplian con los requisitos del matrimonio. Las reglas eran iguales para todos, por lo tanto decir que no se podian casar es falso.

      • Charly

        Federico tu discurso es falaz! Y a partir de los 16 (menor) con dispensa de un juez se procede a la realización del matrimonio. Y nadie quiere imponer nada, solo se te pide que te ocupes de tu vida y dejes en paz a los demas.

      • Josedelbarrio

        “…..si un tipo se presentaba con otro tipo, o 2 mujeres se presentaban a casarse, tampoco cumplian con los requisitos del matrimonio…..” Gracias por la respuesta. Sí, era como me sospechaba, aferrandote a la definición más técnica (¿o quizás religiosa?) del matrimonio. 

        Sin embargo, después te contradecís: “…….Las reglas eran iguales para todos, por lo tanto decir que no se podian casar es falso….” No eran iguales para los heterosexuales y para los homosexuales. Como dijiste anteriormente, si “un tipo se presentaba con otro tipo, o 2 mujeres se presentaban a casarse, tampoco cumplian con los requisitos del matrimonio…..”.

        Una de dos: tu postura es obtusa, o deliberadamente “troll”:

        Saludos.

    • Charly

      Me suena a que sos homosexual reprimida, tendrias que ver a un analista, pero es tema tuyo. Tu discurso lleno de odio y amenazas (sociedad que los sostiene por ahora…) se cae por falta de sustento. Espero que algún puedas entender un poco mas!