“El amor es como una fuerza revolucionaria”

 

“A mí me gusta definir al amor como una fuerza revolucionaria como no hay otra en la humanidad”, dice a Boquitas pintadas Gato Martínez Canto. “El amor es lo que mueve al mundo”, arriesga su compañera Eloísa Tarruella, ambos creadores y directores del documental El Objeto de mi amor, que se estrena hoy en el cine Gaumont.

Esta película que va en búsqueda de historias de amor diversas se vive como “una odisea, una aventura, un remolino” de esos que nos despierta el amor. Y también es un recorrido poético. Comenta Eloísa: “El personaje que interpreto yo, la de una guionista que se encuentra escribiendo una película sobre el amor, es el nexo entre las historias de amor reales y las míticas/literarias que aparecen en el film (Romeo y Julieta, La Maga y Oliveira de Cortázar, Eloísa y Abelardo dos amantes en el 1100 en París). Mi personaje tiene una historia de amor inconclusa, esto interpela al espectador, lo pone como aliado y los lleva de la mano a conocer las distintas historias de amor”.

Trailer película "El Objeto de mi Amor" from Gato Martínez Cantó on Vimeo.

- ¿Por qué hacer un documental sobre el amor?

- Eloísa: El amor es lo que mueve al mundo, es un sentimiento universal que nos toca a todxs.

- Gato: Es una temática muy explorada desde la ficción pero poco desde el género documental. Nos pareció un desafío indagar en el amor con historias reales.

-Eloísa: En AMORAR, una pieza teatral que dirigí hace unos años, indagué en los objetos simbólicos y esto también fue un disparador importante para la película.

- ¿Qué buscaban? ¿Qué hallazgos tuvieron?

- Gato: Como directores, buscamos generar un cruce, un diálogo entre el documental y la ficción para abordar esta temática. También decidimos darle una fuerte presencia a lo musical (compuesta por Florencia Albarracín y Juan Matías Tarruella de “Todas las calles el día”). La música fusiona, da climas, poesía.

- Eloísa: El personaje que interpreto yo, la de una guionista que se encuentra escribiendo una película sobre el amor, es el nexo entre las historias de amor reales y las míticas/literarias que aparecen en el film (Romeo y Julieta, La Maga y Oliveira de Cortázar, Eloísa y Abelardo dos amantes en el 1100 en París). Mi personaje tiene una historia de amor inconclusa, esto interpela al espectador, lo pone como aliado y los lleva de la mano a conocer las distintas historias de amor.

- Gato: También al indagar en las historias reales, nos dimos cuenta que había muchas cosas en común con algunas ficciones: eran como odiseas, aventuras… ese remolino que nos trae el amor.

Eloísa en Europa, durante el rodaje del documental

- ¿Por qué decidieron enfocarse en el balcón de Romeo y Julieta?

- Eloísa: Investigando descubrimos que el balcón es un ícono, un símbolo del amor, que resiste el paso del tiempo.

- Gato: Shakespeare armó esta ficción antológica y luego se creó “La Casa de Julieta” donde se encuentra el balcón. Las personas que lo visitan se agolpan para estar allí. Eso construye un imaginario sobre el amor.

- Eloísa: En El objeto de mi amor el balcón funciona como disparador para mi personaje que se pregunta por el sentido de las cosas: ¿todos tenemos un objeto con historia o los objetos son cosas inanimadas que ocupan un espacio?

- ¿Cuál es el juego entre las palabras objeto y amor?

- Gato: Hay una “objetivación” del amor en estos tiempos. Preguntarse por “El objeto de mi amor”, jugando con la significación del sentido, justificación o finalidad (como si el amor lo tuviese que tener), nos hace reflexionar sobre el sentido que le damos a las cosas. El sentido que le damos al amor es muy propio, construido y en construcción. Y si trasladamos simbólicamente esa construcción al objeto del “amor”, brinda un anclaje y ayuda a pensar en una definición personal. Por ejemplo, a mi me gusta definir al amor, como una fuerza revolucionaria como no hay otra en la humanidad.

Silvina y Andrea, una de las parejas que integran el documental

- ¿Qué historia de las que conocieron los impactó más? ¿Por qué?

- Eloísa: Todas las historias tienen aspectos que nos impactaron. No podríamos destacar una sola. De Laura Lazzarino y Juan Pablo Villarino (dos escritores y viajeros nómadas), nos sorprendió la manera de conocerse y enamorarse a distancia a través del libro que escribió Juan Pablo. Que fue lo que los unió. En el caso de Silvina Maddaleno y Andrea Majul, son dos madres coraje de trillizos. Su batalla por el reconocimiento de sus derechos y el de sus hijxs, nos despierta admiración. Ariadna y Georges (ella argentina y él libanés) es una historia de amor que nos hizo recordar a una odisea, una aventura marcada por conflictos políticos/sociales…nos impactó.

- ¿Por qué incluyeron una pareja de mujeres? ¿Qué descubrieron de especial en ellas?

- Gato: Pienso que la película apunta a la diversidad, entonces por qué no contar una historia de amor entre dos mujeres. Por fortuna, los tiempos cambiaron y hoy en día las personas del mismo sexo pueden tener los mismos derechos que todxs. Esto no sucedía cuando Andrea y Silvina se conocieron (hace 20 años que están juntas). La película también da cuenta de este cambio social.

-Eloísa: Andrea y Silvina son dos madrazas que crían a tres niñxs pequeños y además trabajan muchísimo. Durante las entrevistas que tuvimos con ellas cuando se miraban había un brillo en sus ojos… a pesar del tiempo, las exigencias diarias… ese brillo.  Pienso que eso es el amor.

 

El objeto de mi amor se estrena este jueves a las 19.30 en el Gaumont

Te invito desde este espacio a que compartas tus historias, tus experiencias. Escribi a boquitaspintadas@lanacion.com.ar. ¡Te espero! ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

  • Marcela

    Cuando el amor es algo ordenado con tu inteligencia, si. Cuando el amor no es mas que una pasión desordenada, corroe la inteligencia y destruye la vida. No se puede ser arbitrario a la hora de amar, ni de vivir. El amor implica entrega absoluta, por eso hay que entender claramente a que nos entregamos, si a lo que es un alimento, o a lo que es una defecación.

    • diego

      Amor asociado a orden, inteligencia, alimento? Entonces hay que poder brindar muchos beneficios para ser tu objeto de amor. Eso es entrega en base a intereses o resultados, no entrega absoluta.
      Imaginate que yo “ame” a dios, siempre y cuando me provea de pan y orden, y me crea “inteligente” por eso. Que manera tan perversa de “amar”!!

      • Sebastian Giovannetti

        Coincido eso no es amor es conveniencia, termina amando lo que el otro tiene y no lo que es, el amor es espiritual no es material.

        • diego

          Exacto. Y es desinteresado. Es un sentimiento, no se elige ni planifica, por eso no necesita de inteligencia, no tiene finalidad de orden, etc. En fin, el afán de ensuciar, hace que algunos terminen ensuciándose solos.

    • Soledad

      Hola Marcela. Creo que esa pareja de mujeres que están juntas hace 20 años, y que ha atravesado épocas difíciles en cuanto a la homosexualidad, está lejos de ser una “pasión desenfrenada” y claramente entienden de entrega absoluta.
      Después de todo, quiénes somos nosotros para juzgar semejante sentimiento como el amor… En todo caso, para eso ya está Dios, no?
      Dejémosle esa dura tarea a Él que seguro tiene más experiencia y dediquémonos a ser felices y mejores personas.
      Beso enorme para vos!!!
      Soledad.

  • diego

    Me gusto mucho la nota. Coincido con el amor como la mayor fuerza revolucionaria. También con la idea de que a partir del objeto del amor, podemos tener noción de la construcción que cada uno tiene del amor, de la persona que construye ese concepto. Y me parece que lo mismo sucede al revés, podemos inferir el objeto del amor de una persona a partir de como define el amor.

  • DiegoFM

    Marcela, tal vez apliques tus normas en tu propia vida. Pero no logro imaginar ninguna manera de que tus pensamientos incidan en lo más mínimo ni en mi vida ni en la de nadie más.

  • diego

    Yo no leo lo que quiero, leo tus palabras, y muy bien. Te cito: “no se puede ser arbitrario a la hora de amar”, osea hay que ser lo contrario según vos, imparcial u objetivo. Te das cuenta de lo ridículo de tu frase? como pretendes objetividad en algo tan subjetivo como el amor?.
    Sabes cual es el problema, intentas insinuar que el amor entre dos personas del mismo sexo es negativo, porque según vos es desordenado, irracional, arbitrario. Y en tu afán de hacerlo, terminás desdibujando el mismo concepto del amor, que no requiere de inteligencia, que no entiende de razón (porque es un sentimiento), entre otras. Te tropezás solita.
    Claro que hay que ser racionales, pero a la hora de argumentar (de pensar), no a la hora del amor (de sentir). Y cuando se apela a la razón, hay que saber manejarla. Sino se quiere terminar en la ridiculez del pretencioso/a.

  • http://hablemosincoherencias.blogspot.com.ar/ Mia L.

    Que lindo que en una pelicula sobre AMOR haya simplemente historias, que no importe si son mujeres con hombres, o con mujeres. Siempre digo lo mismo, pero la única forma de que cambien las cosas es dejar de resaltar las diferencias y enfocarnos en lo que nos une.

    Me gusto mucho la parte del “objeto de su amor”, creo que es una frase que parece sencilla pero dice demasiado. Cuando el amor se mezcla con la posesividad se convierte en otra cosa, a mi entender..Pero también es cierto que la forma de amar de cada uno, o de cada pareja o vínculo en general es super particular..entonces, tampoco tiene que se necesariamente algo malo si funciona para una relacion en particular (para mi no funciona, pero debe haber gente para la que si)

    Tienen alguna intención de presentar la película en algún otro lado o en otro formato? Habemos muchos que estamos lejos..