¿Es posible agua limpia para todos?

 

Con el fin de trabajar en la concientización en el Día mundial del agua, el fotógrafo Alejandro Chaskielberg recorrió distintas comunidades wichi en la provincia de Salta en donde está presente el programa “Agua Limpia para los Niños” de P&G, para mostrar a través de su lente cómo viven estas comunidades, poniendo a las personas y su conexión con el agua como protagonistas.

El programa Agua Limpia para los Niños ha permitido, por medio de sachets purificadores, convertir 13 mil millones de litros de agua sucia en agua limpia a nivel global a las personas sin acceso a agua potable desde 2004. El programa se ejecuta a través de alianzas con más de 150 organizaciones reconocidas como ONGs, entidades de gobierno, y entre otras, para ayudar a distribuirlos en 85 países en desarrollo. Su meta de entregar 15 mil millones de litros en 2020.

Gracias al apoyo y participación del Ministerio de Desarrollo Social de La Nación el programa continúa expandiéndose en diversas comunidades del país. De esta forma, se continuará impactando en localidades como La Matanza, en el distrito “Puerta de Hierro” junto a la Fundación C.A.deN.A; en la localidad de San Pedro Gutenberg, provincia de Córdoba, a través de la Fundación Plurales; en la Villa 21-24 de Barracas en CABA a través de la Fundación Pilares, y en diferentes localidades de la provincia de Salta a través de organizaciones como la Fundación Manos Abiertas, la Fundación Nutrir Salta (CONIN), Pata Pila, Fundación CAII y Fundación delALTO y Fundación San Genaro en la localidad Ojo de Agua, al sur de Santiago del Estero.

Niños en la comunidad wichi de Pluma de Pato

Esta expansión del programa se suma a lo ya ejecutado en Argentina, y que continuará canalizándose, por un lado, para mitigar las situaciones de emergencias (inundaciones, terremotos, etc.) a través de ADRA y la Cruz Roja.

Por otro lado, se continuará en las comunidades que tengan necesidad de agua potable, como es el caso de El Impenetrable, provincia de El Chaco y Formosa, donde ya se está ejecutando Agua Limpia para los Niños. Se está llegando a aproximadamente 350 familias, alrededor de 5.000 personas, de diversas comunidades, quienes utilizan como fuente de agua en su mayoría pozos, charcos, esteros y arroyos. La distribución y el entrenamiento del uso de los sachets purificadores de P&G está en manos de voluntarios de la ONG Rotary Club.

El reflejo de Rosa Ferreyra, integrante de la comunidad wichi de Gral. Juan Solá del Chaco Salteño, fotografiada en un espejo de agua junto a su hijo Franco

Walmart se suma nuevamente a esta iniciativa para motivar a los consumidores a contribuir con el programa: con la compra de un producto de P&G en cualquier tienda de Walmart y Changomás desde el 13 de marzo al 2 de abril de 2018 se donará un día de agua limpia. Las donaciones recaudadas serán destinadas al fondo global Agua Limpia para Los Niños, el cual brinda apoyo permanente a los programas de agua limpia en la Argentina, Latinoamérica y el mundo.

Más datos:
www.csdw.org