¿Dónde guardar el aceite usado?

 

El aceite que usamos para freír las milanesas o las papas fritas no hay que tirarlo en la pileta de la cocina, porque obtura los desagües y 1 solo litro de aceite puede contaminar hasta 1000 litros de agua, que equivale a lo que utiliza una persona en un año y medio.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) estima que el consumo anual de aceites en CABA supera los 61 millones de litros. Por esta razón se creó el proyecto “Reciclá tu aceite” del programa ALPI Sustentable. Esta iniciativa promueve el reciclado de aceite vegetal de uso doméstico con el fin de transformarlo en  biocombustible, un recurso energético renovable que genera menos emisiones de CO2 que el gasoil mineral.

A través de esta acción, el consumidor puede verter su AVU (aceite vegetal usado) frío en un contenedor especial limpio y bien cerrado, que retira en las dos sucursales de Carrefour o en ALPI. Una vez lleno, lo lleva a los contenedores y lo deja en la máquina. Luego de unos minutos, recibe un nuevo envase limpio y vacío, que le permite continuar con el proceso de reciclado.

En la ciudad hay 39 lugares de recolección (en este link tenés todos los lugares). ALPI es la encargada de retirar todos los envases con AVU, tanto de los Puntos Verdes como de los contenedores, y de llevarlos a la planta de AOM, que los procesa y transforma en biodiesel.

El proyecto de Sustentabilidad de ALPI tiene como fin principal recaudar fondos para la construcción de su Centro de Internación y Rehabilitación Pediátrico. El apoyo de organizaciones como APrA, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, Carrefour, AySA, HSBC y AOM hacen posible que la entidad pueda avanzar en la obra, que permitirá la atención integral de niños y adultos.