Un premio que da energía

 

Hasta el 22 de junio de 2015 pueden participar del Premio Zayed Energía del Futuro que otorga anualmente la suma de USD 4 millones a proyectos vinculados a las energías renovables y la sostenibilidad, a fin de promover un estilo de vida en armonía con el planeta.

Está organizado por el Gobierno de los Emiratos Árabes y administrado por Masdar, compañía de energía renovable de Abu Dhabi. El premio, creado en 2008, representa la visión del difunto padre fundador de los Emiratos Árabes Unidos, el Jeque Zayed bin Sultan al Nahyan, quien defendió la gestión ambiental y la sostenibilidad como una parte integral de la historia de su país.

La edición 2016 del premio busca reconocer a las corporaciones grandes, las pequeñas y medianas empresas (Pymes), las organizaciones sin ánimo de lucro y ONG, las instituciones de educación secundaria y la trayectoria de una vida; que se destaquen por proyectos de energías limpias y desarrollo sustentable con impacto, innovación, liderazgo y visión a largo plazo.

CATEGORÍAS
El premio tiene cinco categorías:
• Corporación Grande: Premio de Reconocimiento.
• Pequeña y Mediana Empresa (PYME): 1,5 millones de USD.
• Organización sin ánimo de lucro y ONG: 1,5 millones de USD.
• Reconocimiento de una vida: 500,000 de USD.
• Instituciones de Educación Secundaria: 500.000 dólares divididos entre cinco regiones (América, Europa, África, Asia y Oceanía) 100.000 USD para cada escuela.

PROCESO DE SELECCIÓN Y EVALUACIÓN
Cada una de estas categorías se evalúa según un riguroso proceso de selección y evaluación que consta de cuatro criterios básicos transparentes.

Etapa 1:
Una agencia de investigación y análisis internacional de renombre realiza la debida diligencia en todas las presentaciones para garantizar que se cumplan los cuatro criterios del premio: impacto, innovación, liderazgo y visión a largo plazo.

Etapa 2:
El Comité de Revisión se reúne para evaluar y calificar a los finalistas de la etapa previa, en base a una matriz de puntuación que fue diseñada para garantizar una evaluación justa y equitativa.

Etapa 3:
El Comité de Selección, compuesto por expertos técnicos y académicos en las energías renovables, discute y debate sobre los proyectos preseleccionados por el Comité de Revisión y prepara la lista final de las deliberaciones del jurado.

Etapa 4:
El Jurado, compuesto por los jefes de Estado, los principales expertos en energía y personalidades de renombre mundial, se reúne en persona para discutir la lista final de candidatos preseleccionados y seleccionar a los ganadores de cada categoría. La decisión final es unánime.

UN FINALISTA ARGENTINO
En la última edición de la competencia, la Escuela Argentina de Educación Técnica Nº4 Primera Brigada Aérea Profesor Héctor Ángel Larralde del Palomar, fue seleccionada como finalista por su proyecto de promoción de las energías renovables y la sostenibilidad en su institución. “Me llamaron para invitarme a participar del premio, busqué mayor información en Internet y me pareció interesarte participar pues siempre estamos trabajando con proyectos vinculados a la temática ambiental”, explica Jorge Damián Carrasco, profesor y jefe del Departamento de Electrónica de la escuela, y agrega: “La currícula escolar nos exige que los alumnos busquen una necesidad local y desarrollen una solución”.

La inspiración del profesor y de sus alumnos fue el documental del ex vicepresidente de Estados Unidos y activista ambiental, Al Gore, “La verdad incómoda”. Esto fue lo que en 2013 lo impulsó a empezar a pensar un proyecto de biodiesel que comenzó a desarrollarse con los alumnos un año más tarde. Consistía en una máquina especialmente diseñada en el laboratorio para fabricar biodiesel a partir de la reutilización de materia prima natural y vegetal.

El proceso de aplicación al premio fue útil para mejorar su propuesta proyectual. Ello fue lo que los impulsó a complementar el biodiesel con un procesador de algas que haría más sustentable el proyecto. Esta propuesta integral fue los que les permitió ser seleccionados como finalistas de la edición 2015 del Premio Zayed Energía del Futuro en la categoría de instituciones de educación secundaria.

Como finalistas, el alumno Ulises Schreiner y su padre viajaron en representación del equipo a Abu Dabi. Si bien el proyecto de la institución de El Palomar no resultó ganador en su categoría, tanto alumno como profesor encontraron la satisfacción en otros aspectos:

“Llegar a la final permitió dar a conocer el proyecto y que hoy diferentes actores estén interesados en invertir para poder llevarlo a cabo. En términos de industria, en Argentina tenemos la misma posibilidad de desarrollar proyectos sustentables y de energías renovables que otros países”,explica Carrasco.

Ulises deja un mensaje inspirador: “Jamás pensé que íbamos a llegar tan lejos con el proyecto. Uno siempre tiende a pensar que es imposible llegar a conseguir algo así. Y la realidad es que cualquier persona con una idea puede motivar para cambiar el mundo”.

Más datos:
www.ZayedFutureEnergyPrize.com
@ZFEP
www.facebook.com/TZFEP
www.youtube.com/user/zayedfep