Guillermo Dietrich: “Este año habrá 200 estaciones y 3000 bicis amarillas, que podrán ser usadas las 24 horas”

 

Guillermo Dietrich, subsecretario de Transporte porteño, es el impulsor de EcoBici, el programa de bicis de la ciudad de Buenos Aires, que incluye la construcción de la red de ciclovías y el sistema de préstamo de bicicletas amarillas.

Enfrentado en un principio a la incomprensión general, Dietrich logró lo que parecía imposible: que gran cantidad de porteños vayan a trabajar y estudiar en bici, bajando el nivel de estrés de Buenos Aires.

¿Qué balance hacés de 2013, en cuanto a la bici como sistema de transporte?
La realidad es que 2013 fue el año del despegue.  Estamos felices, porque esto empezó sumamente discutido, con un olor a utopía. Y hoy la Ciudad de Buenos  Aires es una ciudad distinta a la que había en 2010. Es distinta principalmente porque hay un cambio cultural: la bici se incorporó a la vida de la ciudad de Buenos Aires. Hoy yo pasé por una casa de ropa y en todos lados el logo es una bicicleta y en los avisos de las revistas hay bicicletas y los locales de ropa tiene bicis en las vidrieras. Antes era un actor que no existía.

El martes a la noche fui a comer a un restaurante en Billighurst y Díaz Vélez. Llegué a las 21 y cada 5 segundos pasaba una bicicleta. Hace tres años no pasaba una. Podías estar una hora parado y no iba a pasar ni una bicicleta. Eso genera mucha felicidad, muestra que las utopías son posibles.

Me parece que hubo un quiebre cultural, ver que podíamos hacer algo que parecía imposible. Se decía que acá se iban a robar las bicis, y nada de eso pasó.
Te lo hago más amplio, porque la gente decía: “La bicicleta es para Amsterdam, no me interesa hablar de estas pelotudeces, Buenos Aires tiene otras necesidades”. La bicicleta es exitosa por la gente. Allá afuera hay más de 150 mil personas andando en bici todos los días. Es el 3 por ciento de los viajes y empezamos en el 0,3. La gente es la que hizo esta transformación. Nos decían que primero había que ordenar el tránsito, pero hay que hacer todo.  Arenales para los autos es un quilombo, pero yo creo que ya circulan más bicis que autos en hora pico.  Yo voy con mi hijo de siete años en bicicleta por Arenales. Y me voy a comer con mi familia en bicicleta. Y antes no se me hubiera ocurrido. Esto lo que nos genera a nosotros, que muchas veces tenemos una autoflagelación existencial, es que podemos hacer cualquier cambio.

¿Y qué podemos esperar para 2014?
Lo más importante que viene es la automatización. Los sistemas públicos de bicicletas son un gran impulsor del uso de la bici. Mucha gente descubre la bici a través de la bici pública y después termina comprándose una propia. La venta de bicis, a pesar de las restricciones, es un boom. No sólo aumentó en cantidad sino que cambió el tipo de bici, ahora aparecieron las plegables. Hoy tenemos un sistema de 32 estaciones que opera de 8 a 20 y ahora vamos a un sistema de 200, que va a funcionar la 24 horas. Esto es un sistema de redes, ahora vas a poder combinar 200 estaciones con 200 estaciones, se va a multiplicar exponencialmente. Por eso los 6 mil viajes que hacemos diariamente  van a pasar a 36 mil. El número de bicis va a pasar de 800 a entre 3 mil y 4 mil. Obviamente el sistema automático es un desafío de seguridad, porque hoy las bicis pasan la noche en una jaula, pero confiamos en que el sistema nos dé una muestra de civilidad y convivencia. Ahora muchas veces las bicis quedan afuera con una cadena y la gente no hace nada. Las bicis son bastante cuidadas, más allá del desgaste lógico. Ese va a ser uno de los grandes hitos del sistema Ecobici y yo creo que de la gestión.

¿Todas las estaciones van a ser automáticas o va a seguir habiendo manuales?
Siempre va a haber un sistema automático, quizás acompañado por uno manual, para mejorar las devoluciones. La mayoría no va a tener personal.

Yo en París tuve algunos inconvenientes con los sistemas automáticos. Tal vez a la gente le cueste acostumbrarse.
Todo cambio lleva su tiempo y va haber un tiempo de aprendizaje.  Acá va a haber muchas alternativas. Vas a tener una tarjeta, o lo vas a poder sacar con el celular.

¿Y va a haber en la Plaza Constitución, que es un lugar con mucho tránsito de personas?
Es muy probable que sí. No está definido. Lo que hay que tener en cuenta en los grandes centros de transbordo es que no seas un generador de frustración constante, porque vos tenés  cien bicis, enseguida se las van a llevar.

Un problema que veo a diario es que hay muchas motos en las ciclovías. ¿Cómo piensan solucionarlo?
Estamos en una sociedad con un bajo respeto a las normas. El principal es el automovilista que no le da paso al peatón cuando dobla. Es una aberración cultural. Y no hay muchas ciudades donde esto pase. En Montevideo  o Santiago de Chile, el auto para y deja pasar al transeúnte antes de doblar. Y no sólo eso. Cuando hay una senda peatonal y no hay semáforo, el auto para. Acá es cero la posibilidad de que ocurra eso. Tenemos un problema de no respeto a las normas en general. Después, las motos, por la forma en que circulan es un problema de convivencia.  Tenemos una red de ciclovías de 100 kilómetros y múltiples demandas de control porque no respetamos las normas, entonces tenemos que estar controlando todo.

Creo que tenemos que ir evolucionando como sociedad. El motociclista tiene que entender que meterse en una ciclovía es una locura. Y cuantos más ciclistas haya, el ciclista también va a ir diciéndolo al motociclista que por ahí no puede andar. De hecho antes estaba el problema de que mucha gente estacionaba en la ciclovía y hoy ese problema no existe.  ¿Eso cómo se dio? Porque la convivencia fue evolucionando, porque cada vez hay más bicis y porque los ciclistas les sacaban fotos para que les hiciéramos infracciones.  Todo eso hace que sea excepcional que haya autos mal estacionados.  La moto refleja nuestro comportamiento en general. En Figueroa Alcorta, a la altura de Obras Sanitarias, me dijeron que en hora pico andan por la vereda. Un auto no va a andar nunca por la vereda, porque no puede, pero sí, en una autopista, se mete por la banquina. O estaciona mal si no hay un agente de tránsito.

¿Y no se podría establecer una zona de exclusión de motos en el Centro, para bajar el nivel de tensión?
Creo que la baja en el nivel de tensión la tenemos que ir logrando con convivencia y no con prohibición.  Si no, pagan justos por pecadores, porque la moto no es algo malo para la ciudad. Ocupa menos espacio y contamina menos.

¿Qué consejos te dio la gente de Dinamarca y Holanda que vino a participar del programa ABC?
Quedaron muy impresionados con lo que estamos haciendo. Lo que ves en Copenhague es una infraestructura de calidad espectacular y nosotros tenemos que seguir avanzando en eso. Vos en Copenhague tenés tachos de basura para ciclistas. Tenés en la ciclovía más grande, donde circulan 36 mil bicis por día, una onda verde para bicicletas. En Copenhague están haciendo seis puentes de conexión solo para ciclistas. En París hoy el ciclista puede ir a contramano y girar con el semáforo en rojo. Se prioriza a los ciclistas. Cuando vas a esas ciudades, querés eso.  Y la gente pedalea con frío, lluvia o calor. Y es 10 mil veces mejor moverse en bici que otra cosa. Lo que tienen estas ciudades es mucha infraestructura y en ese sentido le fueron quitando espacio a los autos.

¿Es una locura hacer calles exclusivas para ciclistas?
No tiene sentido. Los ciclistas al comienzo pedían que no los segregaran con ciclovías, pero hay que dar seguridad. En Copenhague tienen calles donde los autos, las bicis y los peatones van en diferentes niveles.  Sale una fortuna hacer esto.  Esto funciona con la sensación de seguridad, más allá de que estés seguro. Por eso se animan las mujeres y los chicos. Desde que inauguramos las ciclovías no hubo un accidente mortal. En Copenhague no hay calles para cilcistas. Sí fueron haciendo las ciclovías más anchas, lo que eventualmente puede pasar acá.  Tal vez hagamos las ciclovías de una sola mano y dupliquemos la cantidad de ciclovías.

¿Eso puede pasar en un futuro?
Yo creo que es probable que pase. Puede ser de acá a 5 años. En una ciclovía más amplia pueden ir tres personas charlando, o hacer un carril rápido. Hoy no tiene sentido, porque no hay tanto tránsito de bicis.

¿Un día como hoy (35 grados) se puede usar la bici?
Cien por cien. La semana pasada hubo un día así y a la mañana caminé mucho y transpiré terriblemente. A partir del mediodía me moví en bici y transpiré menos.

No, porque yo ando, pero en estos días prefiero no.
Lo que tiene la bicicleta es una gran flexibilidad para modificar la velocidad. Vos podés ir tranquilo. Con un esfuerzo mínimo.  Jugás con las bajadas, con el semáforo. Es cierto que es más cómodo con mucho frío que con mucho calor. Pero también es cierto que mucho frío te intimida. Es increíble cómo crece el uso de bici en Río, donde hace un calor tremendo. Vos me decís ¿qué es mejor? Ir en una limusina, con un chofer, tomando un whisky, y sí bueno (risas), ¿pero cuántos pueden hacer  eso? Dos. Además, el tipo ese tarda tres veces más que el tipo que anda en bicicleta. Además, te subí s a la bici y te cambió el mundo.  El otro día venía por Paraguay y Cerrito. Lo miro al pibe de al lado y era un personaje total. Iba comiendo un sánguche de milanesa. Y se produjo una conversación.  Eso no se da en un auto ni en el colectivo. Porque estás más conectado. Por eso hay tanta conexión entre los ciclistas.

¿El sistema seguirá siendo gratuito?
Sí.

¿Te da miedo que si gana otra fuerza política estos cambios vayan para atrás? Porque yo recuerdo que una promesa de campaña de Daniel Filmus fue sacar las ciclovías.
Fue su primera promesa.  Eso lo que te muestra es, por un lado, que hay un sector de la política que no entiende hacia dónde está yendo el mundo.  Porque alguien que se presenta a alcalde de la ciudad, y no entiende que las ciudades van hacia esto…  Es lo mismo que alguien que se presenta a presidente no entienda que el mundo va a una globalización donde somos parte de un engranaje y cada uno tiene que generar y recibir cosas. Hoy el mundo es un mundo de ciudades.  Los alcaldes tienen mucha fuerza hoy. Porque la mayoría de la gente vive ahí. Y porque los problemas de cambio climático están en las ciudades. Que venga un tipo y diga que las ciclovías son malas para la ciudad, y no sólo eso, sino que dijo que iba a construir grandes playas de estacionamiento en la periferia para que la gente venga en auto, no entiende nada. Por lo tanto, el tipo es alcalde sin pensar un minuto en qué hacer para que la gente pueda vivir bien en la ciudad. Eso te da una alarma. Es una discusión superada en el mundo. Acá viene un tipo con una visión de dinosaurio total, pero por el otro lado tenés una sociedad que reacciona y se tuvo que rectificar. Hoy es imposible volver atrás. Lo que sí te puede pasar es como en Bogotá, que llegó un gobierno que no le dio impulso y se quedaron estancados.

Lo más sorprendente de la ciudad de Buenos  Aires es que un gobierno supuestamente de derecha toma medidas priorizando el transporte público. Y la oposición, que es de izquierda, pone el grito en el cielo en defensa de los automovilistas. Es algo que no se entiende y que creo no existe en otro lado del mundo.
Acá claramente vivimos en muchos temas una gran confusión.  Yo no creo que exista más la derecha y la izquierda. Lo que existe es  gente honesta que hace cosas para mejorar la vida de la gente.  Y en una ciudad se ve muy tangible eso.  Porque en las discusiones a nivel  nacional las cosas son más intangibles. Entonces puede pasar que se diga una cosa y es imposible corroborarlo. Acá, en la ciudad, tenés la posibilidad de corroborarlo. Y tenés la posibilidad de corroborar que Filmus dijo una huevada total, porque en dos años la ciudad cambió radicalmente. Hoy no podría decir lo que dijo. ¿Ahora qué va a decir? La mayoría de la gente, al Centro viene en colectivo, no en auto.

De acá a 10 años cómo ves a la ciudad de Buenos Aires. ¿Puede ser Amsterdam?
Yo creo que si después de estos años, en 2015 se elige a alguien del PRO, para 2019 podemos estar llegando a un 10 por ciento de viajes en bicicleta y convertirnos en la primera ciudad del mundo que, desde cero, llega a los dos dígitos.

  • Pablo

    Excelente nota. Prueba clara de que con una buena gestion (planificacion + trabajo) y optimismo se pueden lograr muchas cosas positivas. No como otros ciertos personajes como FULMINUS y sus retrógradas propuestas y opiniones cavernícolas (así le fue, obvio….)
    Muy bien por Dietrich y su equipo. A no dormirse en los laureles, queda mucho por hacer, pero nadie les quita lo bailado. Felicitaciones y a seguir usando y difundiendo la bici!!!
    Nota de color: Sin intención de “santificar” a Dietrich, observen que su caso es una de las pocas veces en que un político o al menos una “persona con cargo político” PREDICA CON EL EJEMPLO. El tipo realmente es ciclista. Pedalea y difunde diariamente el uso de la bici con el ejemplo propio. Me parece que es algo para destacar, ante tanto doble discurso e hipocresía en la política en general.

  • Riky Mildiner

    Felicitaciones Guillo a vos y todo tu equipo, ojalá esto no se corte y siga creciendo soy de los que pedalean en la ciudad hace más de 30 años con un infarto hace 13, la bici me salvó la vida y me permite seguir con una excelente calidad de vida, gracias al pedaleo continuo, una óptima capacidad respiratoria y un mejor manejo del estrés. Brindo por una ampliación de la red de bicis públicas y en un futuro por una red de ciclovías de mano única cómo proponés. Tenemos que sumar más gente, ser más ciclistas andando y eso va a generar automáticamente la necesidad de ampliar la red. Salu2

  • Luis Bandeo

    Excelente nota. Totalmente de acuerdo con que la bici es ahora una alternativa valida.
    En mi caso personal me gustaría que amplien las estaciones para las bicis, porque tengo bicisenda hasta casa, cerca de Monroe y Figueroa Alcorta, pero no hay ninguna estación ni medianamente cerca.
    Podría volver del trabajo pedaleando, y lamentablemente al no contar con duchas mi trabajo no es una opcion ir y venir en mi propia bici.

  • Federico

    Nota completamente sesgada. Parece pagada por Dietrich. Se me ocurren algunas preguntas que habría que haberle hecho, pero dejo dos para muestra: ¿por qué no se le preguntó en ningún momento sobre las infinitas y gravísimas infracciones de los bicifundamentalistas? y ¿por qué ninguna bicisenda pasa por el frente de ninguna de las concesionarias Dietrich? …

    • Víctor Pombinho

      Estimado, es cierto que los ciclistas cometen infracciones. La verdad que no se me ocurrió preguntarle por eso. Usted está seguro de que NINGUNA ciclovía pasa por un concesionario Dietrich? La verdad que ni idea. Y le garantizo que, salvo LN, no me paga nadie por escribir.

    • Flavio Pigazzi

      hay una concesionaria dietrich en libertador y salguero.

    • Flavio Pigazzi

      los automovilistas y los peatones se quejan de los ciclistas, pero nunca exhiben el menor grado de autocrítica. Autos estacionados en bicicendas, peatones que caminan por ellas como si nada y se enojan si les pedís paso, hasta chicos que juegan sin cuidado de los padres.

    • Pablo

      Federico, no solo los CICLISTAS (queda feo decir “bicifundamentalistas”) comentemos infracciones (mea culpa), TODOS las cometen por igual. Automovilistas, Motociclistas, Peatones, Rollers, Ciclistas y hasta corredores, que ahora son los nuevos INVASORES de las ciclovias, se les da por correr en ellas. Es un tema de educación y fundamentalmente de RESPETO común por el projimo y de observación de las normas. Los semaforos deben respetarse. el peatón debe respetarse. Autos y motos deben circular por la calle y no invadir las ciclovías. Los ciclistas deben circular A MANO por las ciclovías y en caso de no contar con ellas, por la calle de mano derecha y señalizar con la mano sus maniobras, etc… el transito somos todos y lo hacemos entre todos, cada cual cumpliendo las funciones que le corresponde

      • Federico

        Es cierto Pablo, pero hasta he visto a policías llamándole la atención a peatones … jamás a una bicicleta, jamás … hace unos días en la esquina de mi casa como una bicicleta en una maniobra brusca prácticamente se tiró encima de un taxi que respetaba las normas de tránsito. Los insultos de esa energúmena atrajeron a otros bicifundamentalistas que querían poco menos que linchar al taxista, a quien tuvimos que proteger varios vecinos. El problema con los bicicleteros es que están convencidos de que son tan políticamente correctos que todo les está permitido y, en los hechos, es así, hasta Macri tuvo la infeliz idea de hablar de la “dictadura de las bicicletas” con un sorprendente desprecio por el 97% (según los cuestionables números de Dietrich) que no las usamos y dándoles una excusa a los mayores infractores de las normas de tránsito para seguir haciéndolo, los bicicleteros.

    • Federico

      Estimado Víctor. Si rellee mi post, verá que escribí “parece”, muy distinto de “es”, pero si no lo es por pago, entonces es sesgada por sus propios intereses y deja de ser una nota periodística para ser nada más que una vulgar promoción de tales intereses y conveniencias disfrazada de otro cosa, lo cual tal vez sea peor.
      Estoy seguro que ninguna bicisenda pasa frente a una concesionaria de Dietrich siquiera molestando el movimiento de los autos de sus clientes, pero si por las calles paralelas, con todos los inconvenientes que le ocasionan a los frentistas, en especial a aquellos que no pueden usar bicicletas por impedimientos físicos, en quienes nadie piensa salvo para sacrificarlos en aras de la nueva bicireligión.
      A Pigazzi: los bicifundamentalistas no sólo se quejan, son sumamente agresivos, con los peatones particularmente a quienes atropellan, asustan, amenazan permanentemetne … exactamente esa actitud que Ud. demuestra al exigir que sus sacrosantas sendas estén libres de todo hereje sea un niño, un discapacitado, un anciano … pide autocrítica, pero JAMÄS escuché ninguna autocrítica de los bicicleteros ni mucho menos de personajes como Dietrich, que los usa para su beneficio político. Párese en la puerta de la Municipalidad y lo verá llegar a diario en auto con chofer que estaciona en lugares prohibidos a los mortales ….

      • Pablo

        Federico, se respeta tu opinion, pero si notás.. este foro se llama “baires en bici”. No es que la nota esta sesgada o pagada… es una nota acorde a un foro de ciclismo urbano. ¿Acaso Victor debería postear una nota sobre los premios grammy, sobre la victoria del barcelona o quizas sobre las ultimas tendencias de la moda en Milan? para eso existen otros foros acordes a esos temas.
        Otra cosa: bicicleteros son a lo sumo los mecánicos que arreglan bicicletas o los que las venden. La gente que usa la bicicleta como medio de transporte o para deporte se llaman CICLISTAS.
        Te doy la derecha en cuanto hacés mención a los bicifundamentalistas, pero dejame aclararte que no todos los CICLISTAS somos fundamentalistas. Tambien estamos los “moderados” que si somos entusiastas, sin llegar a extremos viscerales de fundamentalismo. No creo ni en los extremos ni en la cultura de las “hichandas y el aguante”. Insisto que el transito lo hacemos entre todos y que todos debemos RESPETARNOS entre todos y no agredir, pero si concientizar y hacer cumplir las normas.
        El dia que tomemos conciencia colectiva de esto ultimo, no se van a producir mas episodios como el del taxi que contaste antes

        • Federico Silva

          Pablo, este es un blog de un diario y publicó una nota a un funcionario público, sobre el tema del blog, por supuesto. No sé dónde encontraste que yo pidiera que acá se escribiera sobre los grammy, football o moda …. y las preguntas son sesgadas y complacientes con el funcionario, algo muy distinto de lo que La Nación dice que es el periodismo. Si sumamos a eso que el periodista que maneja el blog es además subdirector de una sección del diario, ya no sé qué otra contradicción encontrar. Pero además, ese periodista-bloguero se presenta como un talibán de la bicicleta … toda una definición. Por todo eso es que la nota es sesgada, no tiene nada de objetiva y sólo busca promover los intereses y conveniencia del autor. Eso de periodismo no tiene nada.
          Por otra parte, no te gusta que se mezcle a los talibanes, como POMBINHO o los patoteros que se hacen llamar masa crítica, con los que decís son verdaderos ciclistas, pero no veo que, como en algún otro comentario, distingas a los que manejan de los automovilistas. Creo que fuiste vos quien escribió que no todo el que anda en bicicleta es ciclista, bueno, con ese criterio, no todo el que anda en auto es automovilista. Aunque en realidad es bastante caprichosa la distinción, porque así solo serían ciclistas, colectiveros, taxistas, automovilistas, motociclistas y peatones los que respetan las normas y los que no … bueno, vaya uno a saber qué serían con semejante criterio y ni vos ni ningún ciclista tendría derecho a quejarse de los automovilistas, peatones, taxistas, etc., como hacen a diario.
          Pese a los esfuerzos de gente como vos por convencer a la gran mayoría (ese despreciable 99% al que la bicicleta no le sirve para nada) de las ventajas de tener que aguantarla (y el mal olor de los que la usan en las oficinas, que gracias a Dios son poquísimos; o que incluso dentro de los ascensores nos ensucien la ropa con sus juguetitos plegables), no pueden disimular que en Buenos Aires para lo único que sirve es para pasear y hacer ejercicio, cosas que sólo benefician al que las hace, nada aportan al resto, para lo que quieren obligar a la sociedad a cederles el dominio indiscriminado del espacio público.
          En resumen, todo esto es un rosario interminable de inconsistencias y contradicciones que aprovecha descaradamente un irresponsable como Dietrich para su beneficio político. Respetar la opinión ajena no es decir que se lo hace, sino abstenerse de imponerle un estilo de vida distinto al que eligió; ninguno de estos cambios fué consultado a nadie, sino impuestos contra la voluntad de la mayoría de la gente (particularmente de los frentistas de las bicisendas), como dijo bien Macri: la dictadura de las bicicletas llegó … una verdadera y descarnada dictadura.

          • Pablo

            Gracias Federico por aportar tu punto de vista, lo tendre en cuenta. Eso si.. por lo que decis, te aconsejo mudarte de ciudad si tanta aversion te producimos los ciclistas con nuestros “juguetitos plegables”, dado que el 1% que somos ahora (segun tus numeros) pronto seremos muchos mas, dado que cada vez mas gente elige la bici para moverse en Bs.As.y de paso hacer ejercicio y mantenerse en forma.
            En fin…

          • Federico

            En fin, está clara la mentalidad fundamentalista y totalitaria de los bicicleteros: a quien no le guste o no pueda usar la bicicleta que se mude, porque los bicitalibanes llegaron para pasarnos a todos por encima. Gracias Pablo, tu último comentario desnuda que el respeto y los buenos modos que pregonan no son más que una máscara que oculta la fea cara de patoterismo bicicletero. Andá pensando vos en mudarte también el día que necesites moverte con ayuda.

          • Federico

            En fin … se acabaron los argumentos y llegó la descalificación del que opina distinto al bicifundamentalismo.

          • Federico

            En fin ….

          • Luis Bandeo

            La verdad tu marcada posición anticiclismo no ayuda en nada.

          • Federico Silva

            Posición aticiclismo??????? … flor de pavada escribiste … posición contra el abuso bicitalibán confeso por el bloguero Pombihno, tal vez. Ese sólo razonamiento y etiquetado demuestra el tundamentalismo totalitario de la mayoría de los bicicleteros de nuevo cuño que con la fe del converso arrasan y pisotean a todo aquel que ose no inmolarse en el altar de la bicireligión

  • Flavio Pigazzi

    me parece importante que se mejoren y cuiden las bicisendas, no alcanza con sumar kilómetros rápidamente de bicisendas marcadas en las veredas….. hay lugares con pozos de hace meses como gorriti al 2.100 o virrey liniers hay varios, cordones rotos en gorriti al 3600 o al 5.200 donde estacionan camiones y autos, bajadas de cordones que faltan por Palermo en varios lados, lo peor es la nueva bicisenda en Costanera Norte que termina en el club de pescadores sin continuidad a ningún lado, y que esta ocupada por las mesas y clientes de los puestos de choripan, los pescadores con sus autos y mesas, los chicos que la cruzan sin cuidado de los padres y los peatones que caminan como si fuese la peatonal florida en lugar de transitar por el sector peatonal……. hacer bicisendas es algo más que pintar franjas sobre las veredas.

  • Daniel

    La bicicleta pública es lo más humano de la ciudad. Faltan más cámaras de seguridad en las bici sendas para que las bandas de hurto sean aprehendidas con rapidez. Sobre todo para los que usan bicicletas privadas. (Muchos de bicis públicas irán pasando a bicis privadas una vez que creen habito, esto pasa en los mejores sistemas de bicis públicas.)

  • Federico

    Otra pregunta que venía al caso: ¿cuánto nos va a costar a los porteños pagar los paseitos de los bicicleteros?

    • Víctor Pombinho

      En general, la sociedad subvenciona a los automovilistas.

      • Federico Silva

        Ah si? Como? será por los brutales impuestos a los autos que los hacen casi el doble de caros que en otros países? o por impuestos iguales de caros al combustible? o que de ahora en más los peajes los pagarán los bicicleteros para que los autos usen gratis las autopistas? o tal vez será que las patentes ahora las van a pagar las bicicletas y las van a dejar de pagar los autos? o tal vez que de ahora en adelante por cada millonada de pesos que se gasten en las bicisendas para que las use el 3% (?!) van a dar un subsidio igual a los autos radicados en capital?.Sería interesante que los argumentos vengan acompañados de datos comprobables, no sólo usarlos amañados para que se acomoden al gusto del que los usa … al estilo Kicillof, al que este diario le dedicó varias notas por ese vicio …

        Es lamentable que en lugar de hacer una pregunta que verdaderamente importa, el periodista (?) trate de desviar la atención para imponer sus propios gustos.

        • matias

          Averiguá lo que costaron las autopistas de Cacciatore, te vas a llevar una sorpresa. Ah, y por cierto, incluí el costo de las expropiaciones…

          • Federico Silva

            Averiguá quiénes usan las autopistas. Te lo facilito: todo el mundo. Las bicisendas? …. el 0,0000001% de los que se mueven. Averiguá con cuánto contribuyuen los bicicletudos: te lo digo, con 0 pesos. Los dueños de autos, camiones, motos, taxis, colectivos, pagan fortunas al comprarlos, de patentes, de bienes personales, al cargar nafta, al hacer cualquier service, etc. … Sabés a cuánto tiende cualquier número dividido 0? … no, no sabés, a infinito. Ese es el costo para la sociedad del la cursilería bicibletuda del corrompindo gobierno del pro.

          • matias

            Decir que “todos usan las autopistas” da una idea del grado de información que tenes. Vos ves un país para menos del 50% de la población…

          • Federico Silva

            Vos ves un país para menos del 0.000001% de la población que, además, es el más improductivo: los bicicletos.

    • Federico Silva

      Ya que el bicitalibán Pombinho no quiere dar los datos, acá va algo un poco desactualizado tal vez:: cuando Dietrich arrancó con la bicipavada pagaba por cada cuadra la friolera de $ 90.0000, con un dolar a $ 4 … así que sacando la cuenta, con un dólar a $ 12 y subiendo, pronto sus amigos de la CAC estarán facturándole a la ciudad de Buenos Aires, es decir, a todos lo que pagamos impuestos, inclutendo las patentes de los autos y motos, aproximadamente $ 1.000.000 por cuadra … querían 100 más este año?: . A eso sumemos las 3.000 bicicletas, que pagarán alrededor de u$s 200 cada una (que es lo que las venían pagando), nos da que este año sólo en eso se gastarán $ 7.200.000. Todo lo anterior suma u$s 2.100.000, apenas empezando, a lo que hay que sumar la instalación de los galpones donde funciona el sistema de préstamos, el equipamiento informático, el personal, etc. … y tenés la audacia de decir que se subsidia a los automovilistas Pombinho ?!

  • Federico Silva

    Actualizo datos: supuestamente se construirán 30 km de bicisendas este año, según el gobierno de la ciudad. a u$s 150.000 el km, estamos hablando de u$s 4.500.000 …. esto lo pagan los bicitalibanes, Pombinho??? … o tal vez sea mejor no hablar de estos costos, Pombinho?

    • matias

      Lo que sería bueno es analizar esos cuatro millones de dólares frente a lo que se gasta para los autos, que son jústamente los que congestionan. No parece tanto dinero, fijate que son 15 mil dolares por cuadra, 150.000 pesos, supongo que será en promedio, porque seguramente vale más en las cuadras que había empedrado y se cambió por hormigón. Acepto las críticas genuinas y con fundamento, pero no las que son solo para “bardear”

      • Federico Silva

        Una preguntita ¿quién te creés que sos para imaginarte que te critico a vos? … y todavía más, para atreverte a decir que no tiene fundamento lo que digo: un poquito arrogante lo tuyo, chiquitín. Y la respuesta, mirala abajo, aunque es difícil que la entiendas. Hacete engrasar el caño del asiento.

        • matias

          Seguí en lo tuyo Federico, con la última frase, ya sabemos quien sos.

          • Federico Silva

            Buenísima tu respuesta con fundamento !!!!!!!!

    • Eduardo Balán Goitia

      Ese costo es erróneo, la ciclovia es una demarcación sobre una calle ya asfaltada, esoas pasando el costo de un kilómetro por 13 metros de asfalto

  • Florencia

    Gente alguien sacó un SEGURO para la bici? Contra robo en la calle. Porque viven afanando, la ates con la cadena que sea… PORFI CUENTENME! Gracias.

    • Flavio Pigazzi

      Yo no saque seguro pero el año pasado me robaron dos bicis, una en Palermo y otra en Congreso, generalmente horario 19-20 horas que empieza a oscurecer, había otras bicis pero playeras y la mia tenía cambios y era nueva. No hay cadena que sirva, la segunda tenia una cadena con candado y un cable con llave, cortaron las dos cosas frente a varias personas como si nada, puerta del cine Gaumont….. lo mejor es no dejar bicicletas en ningún lado, Por ahora voy por mi tercera bicicleta, pero no me separo más de un metro de ella.

    • Anabella

      Seguros hay por 50$ si la bici sale 3500, en banco zurich, o segurobici.com.ar

  • Isi

    Se termina el 2014 y aún no construyeron la proyectada bicisenda de la calle Tucumán. Indispensable para ir al centro para quienes vivimos en Almagro (no me vengan con el carril no exclusivo de Avenida Corrientes).
    En el 2013 el GCBA me informó por mail que la tendríamos terminada en el 2014. Sigo esperando.
    No puedo arriesgarme a que me levanten por el aire en Corrientes; la mano de Perón hacia el centro termina en Castelli y hay que abrirse hasta Alsina muchas cuadras; Gorriti termina en Billinghurst. Una pena.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/baires-en-bici/ Victor Pombinho

      Te averiguo. Saludos y gracias por comentar.

  • BiciPartesLaPlata

    Acá les paso el link de una muy buena Plegable por precio y calidad.

    http://www.biciparteslaplata.com.ar/plegable-folding-sbk-rodado-20-4

    Llantas dobre pared – Ruedas con reflectores – Cuadro de aluminio plegable – Horquilla rigida – Frenos delantero y trasero V-Brake – Caja pedalera y juego de direccion Neco – Manubrio de aluminio – Stem plegable – Puños negros – Pedales plegables con reflectores – Grupo Shimano TZ de 6 velocidades – Cubrecadena – Asiento Velo negro – Bocina – Ojos de gato delantero y trasero

  • Osky Leo

    Porque para los ciclista no existen los semaforos, y ademas cuando circulan en sentido contrario no toman precauciones cuan estamos por cruzar la calle, nostros , los peatones controlamos el lado que vienen los autos y por lo general nos atropellan los ciclistas.