Los 87 años de Le Parc

 

Julio Le Parc ha sido la noticia del arte esta semana. Una vez más. Cumplió 87 años el viernes y lo celebró con la instalación de un móvil bellìsimo y azul en el CCK conducido por Liliana Piñeiro.  Monumental Centro Cultura,l que por ahora es un continente sin contenido. El caso Le Parc encarna de manera cabal un fénomeno de revalorización, comercial y museológica, para la obra del artista que ganó la Bienal de Venecia en los sesenta con sus juegos lumínicos geniales. Años atrás, la muestra del Palais de Tokyo  colocó al mendocino de nuevo en el candelero. Ayer celebró sus jóvenes 87 años rodeado de amigos, artistas, coleccionistas, curadores y galeristas, en El descanso, la Isla de  Claudio Stamato, en el Tigre. Le Parc vive días de gloria. Lo confirmaron a su lado el embajador de Francia Jean Michel Casá y la gran actriz, adorable persona,  Marilú Marini, en la celebración a pleno sol.  Es el año Le Parc. En junio, durante la feria de Art Basel, presentó su carré para Hermés, un pañuelo con su obra para la tradicional marca de la rue Saint Honoré, como lo hicieron antes Daniel Buren y Joseph Albers. Hermés comenzó vendiendo monturas y atalajes para los criadores argentinos a comienzos del siglo XX y hoy es la meca de la elegancia. Julio Le Parc  y  Yamil, hijo y mano derecha, ya forman parte de la historia de la casa, gracias a Pierre-Alexis Dumas, quien puso el ojo en los trazos coloridos, sensuales e ilimitados de Julio Le Parc cuando el maestro expuso en el Palais de Tokyo. Siguió la exposición en la Daros de Rio de Janeiro y, poco después, una antológica en Malba. Sus guiños de luces, a partir de recursos mínimos ejercitados con un talento máximo, encendieron la escena porteña y también el entusiasmo de seguidores y compradores. Las esferas móviles, además de recibir al visitante en el Faena ARTS Center, integran colecciones de Argentina, Uruguay, Francia, Alemania y Estados Unidos. Ayer, en la lancha rumbo a la isla El Descanso,  Le Parc  confirmó que en 2016, en coincidencia con la edición anual de Art Basel Miami Beach, exhibirá su obra en el Museo de Jorge Pérez  de Miami, que dirige Tobías Ostrander. Se abre así el horizonte del universo norteamericano desde las salas proyectadas por Herzog y DeMeuron. Miami es puerta de acceso y gran vidriera.

Mucha tinta en los diarios y mucha agua bajo el sol ha corrido desde que Le Parc, un joven de 87 años, encontró al éxito jugando de su lado. No está demás recordar que la revalorización del arte cinético y geométrico estará para siempre asociada a la Geometry of Hope, que da título a la muestra impulsada por la venezolana Patricia Cisneros.  Ese fue el punto de inflexión para el reconocimiento  de artistas como Carlos Cruz Diez, Jesús Soto, Luis Tomasello, Vardánegas y Marta Botto.  En la cima a los ochenta, como otro grande , León Ferrari, coronado por el oro de Venecia, premios y halagos tras una larga y fecunda carrera.