Récord U$ 14 millones por un brillante

 

 

Procedente de una colección privada, con un pedigree que se remonta al magnate del ferrocarril Jay Gould, un brillante blanco de 74,70 quilates fue subastado por Sotheby’s Nueva York. Es el precio más alto pagado en los Estados Unidos por un brillante blanco. La divina piedra había sido adquirida por su anterior dueño en 2001 por 4 millones de dólares. Dificil imaginar una mejor inversión… y que ocupe menos lugar. Para tener en cuenta: sube el Dow Jones y suben los brillantes. Un clásico. El estimado de la rematadora era de 9 millones. Rara vez aparece en el mercado un brillante de más de 50 quilates. Sólo un dato: la subasta de las colecciones de joyas de Wallis Simpson Duquesa de Windsor considerada de top of the hill  totalizó 50 millones  de dólares. Ayer el remate organizado por Sotheby’s en sus salas de York Avenue batió las marcas con un total de 53 millones de dólares y el 82,4% de efectividad.