10 museos que nos cambiaron la vida

Hoy, Día Internacional del Arte, un guiño cómplice para los museos que nos cambiaron la vida. Aquellos que, como decía Jack Lang, tres veces ministro de Mitterrand, establecieron una nueva manera de relacionarse con el público, Una manera amigable, cercana y lejos de la solemnidad propia de los reservorios del siglo XIX. Arriba, comenzamos la recorrida con la Tate Modern, museo insignia del siglo XXI con su fabulosa Turbine Hall, memoria de la Usina del siglo XIX, que devora al espectador en las fauces de una sala de 100 x 100 metros. Allí mismo Olafur Eliasson nos hizo amar la contemplación del arte como una experiencia gozoza y gregaria en un amanecer deslumbrante. El proyecto en las márgenes del Támesis, frente a la Iglesia de St. Paul, unido por el Puente del Milenio de Sir Norman Foster, sigue vivo y lleva la firma de la dupla de Basilea: Herzog y DeMeuron.

  Despejó el itinerario del cambio la fabulosa transformaciòn de la Gare d’Orsay en el museo del mismo nombre (abajo), resignificado por la italiana Gae Aulenti en los ochenta. Inaugurado en 1986 para albergar el arte del siglo XIX, los impresionistas, el retrato doctor Gachet de Van Gogh;  Moulin de la Galette, de Renoir , y la crema de la crema de las esculturas soñadas (hasta 1914) en una sala de luz cenital que corta la respiración.  Nada de esto hubiera ocurrido sin el gesto voluptuoso y genial de Frank Lloyd Wright, cuando proyectó la espiral de la Quinta Avenida para los Guggenheim (arriba) inaugurada en 1959. Todavía hoy, cuando se remonta la cuesta de esas salas únicas se siente la inmensa energía de Wright, decidido a cambiar la historia y la manera de mirar y ver el arte. El museo en sí mismo es una bella escultura, imbatible.  De todos modos, mi elegido,  como punto de partida de la enorme transformación que hizo de los museos una meca de turismo, una celebración de la vida y un lugar de encuentro de multitudes, será siempre el Centro Georges Pompidou, en Le Marais, Paris. Construido por encargo del presidente Pompidou, fue inaugurado en 1977. Renzo Piano y Richard Rogers, entonces dos jóvenes audaces, ganaron el concurso en 1970 por el proyecto que dejaba libre la mitad del terreno del viejo mercado de Les Halles, para dar vida a una plaza seca de fines múltiples, donde la gente hace lo que quiere, una suerte de ágora contemporánea que prepara el ánimo para la experiencia del arte.  En la fachada de la cafetera (abajo) la fotografía del presidente Pompidou.

Nueva York no sería lo que es sin el MoMA.Todos gozamos de esa terraza al aire libre desde donde mira, por encima del hombro, con displicencia, el Balzac de Rodin. Fundado en un departamento del Upper East por Rockefeller y amigos, es un museo privado con una colección estupenda que incluye Noche estrellada, de Van Gogh; Nenúfares, de Monet; y la Señoritas de Avignon, de Pablo Picasso. Por 25 dólares es el mejor programa de MANHATTAN, sin contar que en The Modern sirven el mejor carpaccio de la isla.

La fecha clave es 1992. Los 500 años del Descubrimiento de América fueron la campana de largada del Guggenheim de Bilbao, museo que le cambió el destino decadente a la vieja ciudad astillero para convertirla en un vibrante destino, lleno de arte y con la mejor gastronomía encarnada por chefs premiados como Martín Berazategui.  El Guggi fue  el resultado de un virtuoso acuerdo entre los poderosos bancos vascos y Thomas Krenz, número uno del Guggi de la Quinta Avenida y el mayor acierto de la sucursal de Bilbao fue el edificio proyectado por Frank Gehry, un pájaro de titanio recostado sobre la ría del Nervión, imágen icónica del siglo XXI. Damos la última vuelta por dos museos cercanos. En casa, Buenos Aires. En la milla de los museos, genial circuito que va de la Colección Fortabat, en Puerto Madero, al Sivori,  en los bosques de Palermo, hay dos escalas obligadas. Primero el Museo Nacional de Bellas Artes, fundado, en 1896, por Eduardo Schiaffino, que funciona en el viejo edificio de bombas de Obras Sanitarias refuncionalizado por Bustillo. Tiene la mejor colección de arte europeo de América del Sur; desde la Bailarina, de Degas;  al Beso, de Rodin y el desnudo níveo (abajo), la Ninfa Sorprendida de Manet. Last but no least llegando a la meta, cerramos este homenaje, en el Día Internacional del Arte, consagrado  a los museos que nos cambiaron la vida, al MALBA, inaugurado por  Eduardo Francisco Costantini en 2001. Exhibe una colección única de moderno latinoamericano y , en estos días, una escultura de Jeff Koons,  Ballerina, de la serie Antiquity. Piezas centrales del patrimonio de malba son Autorretrato con Loro, de Frida Kahlo; Retrato de Ramón Gómez de la Serna, de Diego Rivera; Abaporu, de Tarsila do Amaral y Manifestación, de Antonio Berni. No habrá otra igual. Tampoco tienen parangón en  imaginario gourmet los ravioles de ricota con manteca y salvia de Marcelo, bistró para artys.  Los museos, querido blogueros, están vivos. Dos perlas de Madrid. Abajo, el Museo Thyssen Bornemizsa, inaugurado en 1992 tras el acuerdo firmado entre la baronesa Thyssen, nacida Carmen Tita Cervera, ex Miss España,  y el duque de Badajoz, cuñado de don Juan Carlos I, para la exhibición de la colección del barón Heinrich, que estaba , antes, colgada en Villa Favorita, Lugano, Suiza.La corona pagó por la colección en un préstamo de largo alcance y sumó un museo para cerrar así el triángulo madrileño de las artes, con el Prado y el Reina (abajo). Más de 800 pinturas patrimonio Thyssen se exhiben en el palacio de Villahermosa, acondicionado para ser museo por el arquitecto Rafael Moneo. Finalmente, no se entiende Madrid sin el salto contemporáneo que representó la inauguración de Museo Centro de Arte Reina Sofìa (MNCARS), a metros de la estación de Atocha. Un viejo hospital refuncionalizado, 84.000 metros cuadrados para exhibir arte, lleva el nombre de la reina de origen griego que amaba el arte.La ampliación reciente de Jean Nouvel potencia el marco para  la más auténtica joya de la corona:  el Guernica de Picasso. El cuadro más visitado de España.

Sin comentarios

Vivi Francia en su Embajada

VIVI FRANCIA , semana francesa en Buenos Aires oportunidad para visitar la Embajada de Francia, noble edificio  que luce en todo su esplendor con los interiores restaurados en ese diálogo exquisito del verde celadón y las molduras oro. El embajador Jean Michel Casá es un anfitrión de lujo para estas celebraciones y cuenta con el entusiasmo de Jean Francois Gueganno, agregado cultural y motor de estas iniciativas que unen Francia y Argentina a partir de la cultura, la música, la moda, el arte  y los sabores compartidos.

Cuando la traza de la 9 de julio llegó a la calle Arroyo en los años 70, la piqueta se detuvo frente al imponente palacio Ortiz Basualdo hoy sede de la embajada de Francia. Justo a tiempo para conservar el más parisino rincón de Buenos Aires que es la Plaza Carlos Pellegrini, remate de la avenida Alvear, con sus cuatro custodios soberbios que dan cuenta de un tiempo con ilusiones de grandeza. Coronan la plaza el Palacio Pereda, hoy sede de la embajada de Brasil, el citado,Ortiz Basualdo y los Palacios Atucha y Alzaga Unzué, transformado este último en La Mansión de la cadena  Four Seasons.  Ese rincón parisino es destino seguro de quienes nos visitan y testimonio de una época y este fin de semana ofrecerá el inusual paisaje de lo mejor de la tradición gourmet con chefs y cocineros mostrando lo que saben hacer . A metros de allí, está la última cuadra palaciega: Alvear entre Rodríguez Peña y Montevideo, con la sucesión de los Palacios Maguire, Duhau (hoy Park Hyatt)  y la Nunciantura, que supo ser la casa de Adelia María Harilaos de Olmos.

Allí recibió Adelia al cardenal Eugenio Pacelli, que sería Pío XII, para el Congreso Eucarístico de 1934. Luego donó el palacio al Vaticano. Hoy sede de la Nunciatura. Por ese gesto, ella resultó distinguida con el título de Marquesa Pontificia.

En la mejor tradición de castillos como Vaux Le-Vicomte-, el Palacio Ortiz Basualdo  fue proyectado´por el  arquitecto Paul Pater, el mismo que diseñó, entre muchos otros edificios, el Tigre Hotel y dos estupendas casas  racionalistas sobre la avenida Alvear. Desde 1939 es sede de la Embajada de Francia en Buenos Aires. En 1925, durante la presidencia de Marcelo T. de Alvear, fue recibido  como huésped de honor el entonces Príncipe de Gales, heredero de la corona británica. Dicen que fueron días inolvidables para el apuesto príncipe, que años más tarde renunciaría al trono por el amor a una mujer: la divorciada norteamericana Wallis Simpson.

Sin comentarios

El viento de cola será el turismo

Según el mapa de riesgo para lugares turísticos del Quai d¨Orsay, Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, publicado ayer en el matutino Liberation, el mundo es un terreno minado y quedan pocos países libres de amenazas graves, entre ellos la Argentina. Oportunidad única para el turismo receptivo. El viento de cola será para hotelería, museos, mercado inmobiliario, gastronomía y un sinfín de relaciones asociadas. Prestar atención a este mensaje. No arruinemos otra oportunidad. La industria sin chimeneas es un  extraordinario multiplicador de empleos.

Terrorismo, caos, narcos y Ebola han convertido en zona de riesgo a buena parte del planeta. México, Colombia, Egipto, Argelia y Siria son zonas peligrosas, territorios altamente vigilados, con playas de arena blanca y mar turquesa desaconsejadas por los especialistas del bureau francés de relaciones eteriores. Argentina suma a las bellezas naturales, una oferta cultural excepcional, buen clima y el patrimonio arquitectónico de la Belle Epoque que es en sí mismo una razón para viajar. Los turistas del mundo están mirando este destino, y ese interés puede ser el viento de cola. Basta pensar lo ocurrido en España, el país que más hoteles y museos levantó en menos tiempo. Que el color verde… no deje de ser verde.

Sin comentarios

Imágenes de Nueva York

La ciudad más fotografiada y escenográfica del planeta regala una escena en casa esquina. Siempre hay un motivo para llevarse esa imagen callejera, la vidriera de Tiffany’s, el taxi amarillo, la modelo del Soho, el cuadro del MoMA y los edificios. En mis primeros viajes llevaba los rollos de mi Nikon a un local de la 51 y 3 avenida. La ansiedad por ver el resultado era proporcional al entusiasmo de cada toma. Hoy las cosas se han simplificado, un teléfono en la mano y la serie puede ser infinita. Como sucede con el arte contemporáneo se han forzado los límites. El rollo de 36 fotos es una pieza de arqueología. Esa misma cantidad de clicks puede demandar una sola escena con el Samsung Note. Aquí comparto placas de mi último viaje, que obviamente refleja mi fascinación jamás disimulada por la buena arquietctura, desde las torres vidrianas del Upper East, esculturas en Park, hasta los edificios deconstructivos del High Line, la sede de Petrossian cerca de Columbus Circle.  La pinturaobra integra una muestra conmovedora en Hauser & Wirth,  .

 

Sin comentarios

Louis Vuitton tiene su museo

 

 

Gran fiesta en Paris y varios argentinos haciendo las valijas para visitar el Centro Fundación Louis Vuitton, signé Frank Gehry, que ayer fue abierto a la prensa en una visita exclusiva. El opening resultó tema de conversación entre coleccionistas en el almuerzo de apertura de BA Photo bajo el tilo del Centro Cultural Recoleta. Se dice que la filial  local de Möet Hennessy, capitaneada por Ramiro Otaño, tendría planes de organizar una visita a la colección de Bernard Arnault, cabeza del grupo LVMH en la flamante sede del Bois de Boulogne. Mejor lugar imposible, el pulmón verde de París es dos veces más grande que Central Park en New York y tres veces el área de Hyde Park en Londres.  La deconstructiva y vidriada sede que alberga la colección de Bernard Arnault es noticia en el mundo del arte. Sale a dar batalla a su más cercano competidor Francois Pinault  (Christie’s, Au Printemps, Converse, Chateau Lafitte), que tiene su museo propio en Venecia bautizado Punta Della Dogana, proyecto minimalista en  la vieja aduana del mar del gran Tadao Ando donde se luce la obra de Jeff Koons.  La Fundación Vuitton  tiene velas de vidrio a la manera Gehry y es orgánica como la nave de titanio del Guggenheim de Bilbao junto a la Ría del Nervión. El permiso para construir un museo privado en un terreno público fue tema  de largos debates en el Parlamento galo y ayer inspiración para criticos y periodistas culturales que consideran este audaz proyecto “la nueva estrella del firmamento museístico de París”. El Centro Fundación Louis Vuitton será inaugurado el 27 de octubre próximo. La gente le pone nombre al edificio de Gehry y habla de: Velas de vidrio, de un  Iceberg… Bernard Arnault, primera fortuna de Francia, prefiere decir que “es un edificio abstracto”. La palabra clave para definirlo es INNOVACION.  Un formato único en el mundo, que ya es materia de estudio en la escuela de arquitectura de Harvard.  La Fundación  Louis Vuitton logró el permiso  y levantó la sede para la colección en un terreno que es propiedad de la ciudad de París con la condición de que en 50 años el edificio será de la Municipalidad. Dicho con otras palabras, un regalo de lujo que le hace el grupo LVMH a Francia para exhibir una fabulosa colección que va de Picasso a Warhol. Nada modesto, el mandamás del grupo dijo en rueda de prensa que “el impacto de su museo será similar al de la Torre Eiffel en 1887″. ¡¡¡Oh la la!!!  En respuesta a la pregunta ¿cuánto le ha costado el museo?, Arnault respondió: “Un sueño no tiene precio”. Chapeau, Bernard!!

Sin comentarios

Macbeth de Verdi, del Met al Obelisco

Espera larga en el Aeropueto de Pajas Blancas Córdoba, momento para bloguear. Les cuento. El sábado, gracias a mi amigo Angel, engripado y con antibióticos, disfruté de la función de Macbeth en simultáneo con el Metropolitan Opera de Nueva York. Apertura de temporada de otoño, la rentrée en Manhattan, y … también en Buenos Aires del ciclo de la Fundación Beethoven. Sentada en la cómoda butaca de El Nacional en fila 6 disfruté la puesta de Macbeth de Verdi. Dos filas atrás Sergio Renán y dos filas adelante el embajador Laperche. Una sala llena de melómanos, entradas a precios accesibles, nada de millas ni pasajeros frecuentes: el  Metrobus 17. A las dos de la tarde comenzó la magia HDLive gestionada para Fundación Beethoven por Puppi Sebastiani (hija de Pia). Una idea que vía Bloomberg se repite en grandes capitales del mundo. Buenos Aires es una de ellas. Toda la temporada de Opera en vivo y en directo.  Anna Netrebko es Lady Macbeth. Soprano grandiosa, phisique du rol, encarna una ambición temible. Imponente. Una Anita Ekberg desbordantre en una ambientación seductora. El asesino enloquecido Macbeth es Zeljko Lucic. La cámara descubre en pantalla gigante lo que el ojo jamás vería; hasta el cambio de escenografía cuando baja el telón y las reflexiones certeras de la briosa anchor woman que presenta el espectáculo. Con Joseph Calleja y René Pape. Dirección musical de Fabio Lusi. En las próximas funciones de Bodas de Figaro, Carmen y Barbero de Sevilla. El Met se muda al Obelisco; cosas que tiene Buenos Aires.

Sin comentarios

Buenos Aires capital olímpica 2018

 

Dos grandes oportunidades tiene por delante Buenos Aires ligadas al fuego olímpico. La primera será en septiembre de 2014, cuando el comité internacional se reúna en la capital de los argentinos para decidir cuál será la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, meta que se disputan Madrid, Tokio y Estambul.

Para esa fecha el paisaje urbano de Buenos Aires se enriquecerá con la escultura de los anillos olímpicos, creada por Rogelio Polesello y seleccionada por un jurado de especialistas entre más de cincuenta piezas descomunales (foto arriba). La obra de Polesello será emplazada en la plazoleta barón Pierre de Coubertin, vecina de la embajada de Francia, en homenaje a quien es reconocido como el creador de la era moderna de los Juegos Olímpicos.

El año próximo, reunidos en Buenos Aires, los integrantes del comité internacional tomarán contacto con la ciudad que desde ayer tiene, por primera vez en su historia, un destino olímpico.

Ha comenzado el tiempo de descuento. Los III Juegos Olímpicos de la Juventud serán en septiembre de 2018 y harán de Buenos Aires una meca del turismo internacional. Para comenzar, ya están reservadas 2800 habitaciones destinadas a las delegaciones y a los protagonistas de esta cumbre del deporte en todas sus expresiones. “La pregunta del millón es cómo calcular la tarifa hotelera en un país con alta inflación y cepo cambiario”, decía ayer uno de las participantes de la reunión final que tuvo lugar en Lausanne, capital olímpica mundial en el corazón de la Suiza francesa frente al lago Léman.

La enorme y variada oferta cultural de Buenos Aires fue una razón de peso a la hora de  elegir a esta remota  capital que competía con Glasgow, favorita del voto anglosajón, y con Medellín, Colombia. No parece casual que en el último spot publicitario Mauricio Macri hablara de Buenos Aires como “la capital cultural de Latinoamérica”, al mostrar, entre otras imágenes, la joya del patrimonio que es el Teatro o Colón.

 Con una cartelera teatral equivalente a la de Londres o Nueva York, una agenda de muestras internacionales en museos públicos y privados que no tiene parangón en la región,  y el récord continental de librerías, esta lejana y remota capital ofrece un perfil atractivo, diferente, que suma argumentos  a la hora de las decisiones.

. Preparado en sintonía con las particulares condiciones que el espíritu olímpico impone, algo que conoce muy bien Gerardo Werthein, presidente del Comité Argentino, el informe sobre Buenos Aires, puso el acento en la calidad de la oferta cultural, en el patrimonio y en el corredor verde de estadios que exigirá una inversión cercana a los 100 millones de dólares. Un desafío olímpico que no debe perder de vista  la lección de Brasil.

Abajo comparto imperdibles de Buenos Aires

 Desocupados, de Antonio Berni, Colección particular.

Ginkos, en Figueroa Alcorta y Tagle, otoño porteño,  Avenida 9 de Julio, ObeliscoEmbajada de Francia, en plazoleta Pierre de Coubertin estará la escultura de Polesello

Sin comentarios

Chanel y su perfume llegan al museo

Todo París se rinde ante el talento de la gran Coco Chanel  visible en la muestra del Palais de Tokyo, donde acaba de cerra exposicón del argentino Le Parc con un éxito fenomenal. La modista que le sacó el corsé a las mujeres, inventó el tailleur y la petite robe noire, ese vestidito negro que todas amamos, le encargó ilustra su frasco de perfume, elegante y cuadrado,  a Brancusi y a Dalí. Nada menos.  En la gráfica de la griffe estuvieron desde Marilyn Monroe, famosa por su frase “me voy a la cama con 5 gotas de Chanel Nro 5″, Nicole Kidman, Tatou, y el guapo de Brad Pitt haciendo publicidad de un perfume de mujer en 2013. Cosas del siglo  XXI.
Cocteau, Picasso, Apollinaire, Stravinsky, Picabia fueron sus amigos y colaboradores. La muestra está abierta hasta el 5 de junio  si vas a Paris no te la pierdas. Mi cultura Chanel.

Sin comentarios

ARCO de Madrid en fotos

Como estaba previsto los príncipes de Asturias cortaron la cinta y comenzó a girar la feria de la crisis y de los interrogantes. Imágenes de una tarde por los pasillos de Arco 2013. Abajo Felipe y Letizia, una Lámpara de Los Carpinteros en Ivory Press vebndida x 30.000 euros, el Premio Audemars Piguet a Juan Luis Moraza, de galería Espacio Mínimo; la escultura del maltrato (rota en la galería Max Estrella), Arco On line el nuevo sistema de ventas en 2013, esculturas y papeles de Joan Miró un rincón calidad museo en la galería Lelong. Placas tomadas con mi Nikon Cool Pix. Continuará.

Sin comentarios

Marta Minujin en Neuquén

Marta Minujin es una artista del mundo. La gira internacional este año tuvo escalas en París, en Berlín y en el Museo de Bellas Artes de Neuquén, donde, hasta el 20, expone en retrospectiva curada por Rodrigo Alonso, obras emblemáticas de su consagratoria carrera. Sin perder esa capacidad única para romper moldes, esta vez creó una estatua de la Libertad de cereza  (foto), que la gente devoró en cinco minutos y mediio. Una genia total. Oscar Smojlan, director de esta sede del Bellas Artes en el sur argentino, ha hecho del edficio proyectado por Mario Roberto Alvarez una Pica en Flandes. Fue durante la gestión de Jorge Glusberg que nació el plan de una “sucursal” neuquina. Desde su apertura en el 2000, MNBAN organizó formidables muestras y amplió la colección con donaciones de notables como León Ferrari y Luis Tomasello. Esta temporada de festejos de 12 años de vida dará comienzo el programa de cooperación federal con Malba, que exhibirá una muestra de carácter itinerante con obras de la Colección Costantini.

Sin comentarios