Murió Zaha Hadid, arquitecta de las formas

A los 65 años, víctima de un infarto, murió en Miami (31.03.2016) la arquitecta iraní Zaha Hadid, la más audaz intérprete de la relectura de la arquitectura, imaginada como una estructura sin límites, voluptuosa. Premio Pritzker 2004, nació en Bagdad el 31 de octubre de 1950. Hija de un industrial formado en Londres, estudió matemáticas en Beirut y en 1972 ingresó en la Asociación de Arquitectura de Londres, donde tuvo como profesor al holandés Rem Koolhaas. Libre de mente, Koolhaas alentó sus ideas que parecían irrealizables y la invitó a integrar su equipo de trabajo en Rotterdam. Lo demás, para la gente que ama la arquitecta, es historia conocida. Controvertida, discutida, carísima, Hadid cambió la piel y la cara de las ciudades, como sucedió en Seúl (foto arriba) con una pieza  zigzagueanta, el Dongdaenum (2009-2014)  que ganó el lugar de símbolo de la capital de Corea del Sur.

El uso de las computadoras como soporte de ideas ilimitadas y la afirmación, dicha una y mil veces por Zaha Hadid (foto arriba) de utilizar todos los materiales y posibilidades que el siglo XXI pone en la mano de un constructor, fueron la hoja de ruta de obras rutilantes. Ejemplos a la mano como el Galaxy , shopping en China de 330.000 metros cuadrados, 67 metros de altura (abajo).Un  enjambre de conexiones circulatorias orgánicas, que  pone en jaque la arquitectura tradicional, ajustada a la geometría y a la línea. Oriental en su manera de asumir la curva voluptuosa como una identidad estética, sus obras recibieron el favor del público y también críticas, en algunos casos, por los altísimos costos como sucedió en el Baku Center.  El Puente de Zaragoza, construido  en 2008 para la Expo del Agua, marcó su ingreso en el catálogo de grandes obras encaradas por los españoles en la era de la transformación de su infraestructura cultural, con arquitectos como Frank Gehry, Jean Nouvel, Norman Foster y Rafael Moneo, entre otros. La Opera de Cardiff, en Gales; el Rosenthal Center de Cincinatti; la Opera de Guangzhou, en China, y el Museo MAXXXI de Roma (foto abajo) , considerado una pieza modelo en su tipo, son algunos mojones de una carrera imparabale en la que tenía, todavía, mucho por dar. Casualmente, estaba construyendo un edificio en Miami, sobre Byscaine Bv., como parte de la revolución orquestada en la capital de la Florida. A propósito del MAXXXI de Roma, se exhibe en estos días en la Fundación Proa de La Boca, Buenos Aires, parte de la de sus colecciones de arte contemporáneo.

En el tablero de Zaha Hadid quedó mucho por hacer. El mundo de la arquitectura ha perdido una ilusionista de las formas, una virtuosa realizadora de obras imposibles.

Sin comentarios

Vivi Francia en su Embajada

VIVI FRANCIA , semana francesa en Buenos Aires oportunidad para visitar la Embajada de Francia, noble edificio  que luce en todo su esplendor con los interiores restaurados en ese diálogo exquisito del verde celadón y las molduras oro. El embajador Jean Michel Casá es un anfitrión de lujo para estas celebraciones y cuenta con el entusiasmo de Jean Francois Gueganno, agregado cultural y motor de estas iniciativas que unen Francia y Argentina a partir de la cultura, la música, la moda, el arte  y los sabores compartidos.

Cuando la traza de la 9 de julio llegó a la calle Arroyo en los años 70, la piqueta se detuvo frente al imponente palacio Ortiz Basualdo hoy sede de la embajada de Francia. Justo a tiempo para conservar el más parisino rincón de Buenos Aires que es la Plaza Carlos Pellegrini, remate de la avenida Alvear, con sus cuatro custodios soberbios que dan cuenta de un tiempo con ilusiones de grandeza. Coronan la plaza el Palacio Pereda, hoy sede de la embajada de Brasil, el citado,Ortiz Basualdo y los Palacios Atucha y Alzaga Unzué, transformado este último en La Mansión de la cadena  Four Seasons.  Ese rincón parisino es destino seguro de quienes nos visitan y testimonio de una época y este fin de semana ofrecerá el inusual paisaje de lo mejor de la tradición gourmet con chefs y cocineros mostrando lo que saben hacer . A metros de allí, está la última cuadra palaciega: Alvear entre Rodríguez Peña y Montevideo, con la sucesión de los Palacios Maguire, Duhau (hoy Park Hyatt)  y la Nunciantura, que supo ser la casa de Adelia María Harilaos de Olmos.

Allí recibió Adelia al cardenal Eugenio Pacelli, que sería Pío XII, para el Congreso Eucarístico de 1934. Luego donó el palacio al Vaticano. Hoy sede de la Nunciatura. Por ese gesto, ella resultó distinguida con el título de Marquesa Pontificia.

En la mejor tradición de castillos como Vaux Le-Vicomte-, el Palacio Ortiz Basualdo  fue proyectado´por el  arquitecto Paul Pater, el mismo que diseñó, entre muchos otros edificios, el Tigre Hotel y dos estupendas casas  racionalistas sobre la avenida Alvear. Desde 1939 es sede de la Embajada de Francia en Buenos Aires. En 1925, durante la presidencia de Marcelo T. de Alvear, fue recibido  como huésped de honor el entonces Príncipe de Gales, heredero de la corona británica. Dicen que fueron días inolvidables para el apuesto príncipe, que años más tarde renunciaría al trono por el amor a una mujer: la divorciada norteamericana Wallis Simpson.

Sin comentarios

30 años de la Bienal de Arquitectura

Año de aniversarios y celebraciones. Se cumplen los 30 años de Casa FOA, llegan los 25 de arteBA y los 35 de Arco la feria de Madrid que le cambió la cara a la capital de los españoles, y tiene campana de largada la 30a. edición de la Bienal de Arquitectura con base operativa en el Centro Cultural Recoleta (foto arriba), pero que se extiende en la ciudad toda: Proa, Mamba, Malba, Marq, Barro, Prisma, Casa Suiza y Usina del arte, entre otros. Inaugura sábado 5 de septiembre y llega hasta octubre la cumbre de los profesionales continentales de primerisimo nivel. Imposible hablar de esta Bienal de los “arquis” sin recordar a Jorge Glusberg, que fue su creador, impulsor y motor incansable, al traer a nuestro país personalidades capaces de enriquecer la agenda y la formación de los más jóvenes. En la conducción tomó la antorcha Carlos Salaberry, estrecho colaborador de Glusberg en otros tiempos y comparten el entusiasmo por darle el mayor brillo a esta cita Carlos Sánchez Saravia, Carlos Dibar y, por cierto, Claudio Massetti y Renato Rita, desde el CCR. Un festín para quienes aman esta profesión que es una de la Bellas Artes y que ha dado entre nosotros varios de los arquitectos más notables del mundo como Emilio Ambasz, César Pelli (abajo tapa Revista LA NACION en los 90) e Ignacio Dahl Rocha, entre muchos otros (recordamos que Rafael Viñoly es uruguayo). La organización es de la Bienal de Arquitectura de Buenos Aires – BienalBA y Pichon Riviere & Diaz Bobillo Consultores -PR&DB-.Fan Page en Facebook: Bienal Internacional de Arquitectura de Buenos Aires. Para informes sobre la Bienal BA15, comunicarse al (011) 4810-0949, o al mail info@bienalBA.com Más información en www.bienalBA.com.

Simplemente un recuerdo. Esta es la tapa con la imagen de las Torres Petronas, de la entrevista que hice a César Pelli, para la revista LA NACION, cuando todavía era un arqui de culto en el ambiente local. El estaba en Nueva York y yo en la redacción y hablamos largo rato de esa maravilla que estaba imaginando para la manzana irregular frente a plaza Roma, hoy edificio República. Sigue siendo una obra impecable y bella.

 

Sin comentarios

De Correo, a Centro Néstor Kirchner

 

En la última entrega de adnCultura publiqué esta nota sobre el futuro Centro Cultural Néstor Kirchner, cuya apertura tendrá como figura central a la francesa Sophie Calle, la mujer que hizo de sus sentimientos y relaciones personales la materia de una obra “intervenida” por otras voces. Próximo paso es saber quién dirigirá el Centro Cultural más importante del país, con la mayor inversión y el mayor costo de mantenimiento. Se mencionó el nombre de Liliana Piñeiro, que fue directora del CCR y está al frente del Centro del Bicentenario.

En el comienzo de esta historia está Roberto Lavagna en el Congreso de IDEA de Mar del Plata. Es la hora del cierre y en su discurso lanza una propuesta de cierta audacia para el ruedo de empresarios allí reunidos. ¿Por qué no transformar el Palacio de Correos en un centro cultural que celebre el Bicentenario?

No era la primera vez que ese edificio magnífico estaba en la mira de operadores culturales. Alguna vez se dijo, en época de Jorge Glusberg, que parte de las colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes condenadas a los depósitos por falta de espacio podrían ser exhibidas en ese entorno palaciego. “El más lindo de Buenos Aires” para la corona británica, elegido tras una misión exploratoria del Foreign Office para la recepción de Diana de Gales durante su visita al país.

La propuesta de Lavagna tuvo eco inmediato. Se llamó a un concurso de ideas que quedó en agua de borrajas. Finalmente llegó el concurso “definitivo”, ganado por el estudio platense de Enrique y Federico Bares, Daniel Becker, Claudio Ferrari y Florencia Schnack. Estamos ahora en el umbral de la inauguración del espacio expositivo del Centro Cultural Néstor Kirchner con una muestra de la francesa Sophie Calle, dentro del programa de la Bienal de Performance que trajo a Buenos Aires a Marina Abramovic, la más fotografiada de las artistas itinerantes.

El estudio Bares ganó el concurso para refuncionalizar el Palacio de Correos y transformarlo en un centro cultural complejo, con una sala sinfónica empotrada en sus entrañas, lo que obligó a desguazar el edificio original sobre la avenida Corrientes. Se dio fin así a un ejemplo único de arquitectura mixta, palaciega y funcional, según las necesidades de la época y el destino para el que fue construido. Un palacio, por el acceso desde la calle Sarmiento, y una planta industrial para la clasificación y posterior reparto de correspondencia sobre la avenida Corrientes. Hace unos años. la planta industrial fue escenario de una edición de Estudio Abierto, organizada por el gobierno de la ciudad. Esos espacios inmensos de triple altura y perímetro libre eran ideales para exhibir arte contemporáneo; imposible no asociar esa generosa volumetría con los Arsenales venecianos, que proyectaron al siglo XXI con renovada vitalidad una Bienal de Artes Visuales fundada a fines del siglo XIX.

Fue a fines del XIX, casualmente, cuando Ramón J. Cárcano, futuro gobernador de Córdoba, como director de Correos y Telégrafos de la República, tuvo la visión de imaginar una sede para las comunicaciones en la ubicación estratégica del centro del poder político y financiero de la ciudad. El primer encargo lo recibió Francesco Tamburini, arquitecto presidencial. Pero el pedido no tuvo éxito y Cárcano estableció rápidamente contacto con Norbert Maillart, quien regresaba de trabajar en Chile y en Perú. El arquitecto francés tenía el perfil y las ambiciones para encarar una obra monumental. Diplomado en la Ecole de Beaux Arts, fragua de la mejor arquitectura porteña, había ganado el Second Prix de Rome… y estaba acá, en Buenos Aires. Sin problemas de presupuesto ni de tiempos, Maillart siguió el consejo de Cárcano y viajó por el mundo para conocer de cerca lo nuevo en la materia. Tendencias y técnicas aplicadas en los edificios de correos, junto con bancos y estaciones de ferrocarriles, territorio fecundo para el desarrollo de la arquitectura de la época. Maillart comenzó a trabajar en el proyecto,pero quedó trunco por la crisis de 1890.; regresó diez años después con un plan de otro calado que sería inaugurado en 1928, tras superar una serie de marchas y contramarchas, determinadas en gran medida por las condiciones del terreno ganado al río. Norbert Maillart firmó también los proyectos del Palacio de Justicia y del Colegio Nacional de Buenos Aires. 

El largo camino del Palacio de Correos,  una obra monumental, patrimonio de la Nación, enfrenta ahora un nuevo destino. El programa puesto en marcha tiene tres paquetes funcionales: la sala de música de cámara, la sala de música sinfónica y las salas de exhibición. Una estructura gigantesca con dos interrogantes imposibles de soslayar: ¿cuánto costó esta obra y cómo se va a mantener?

No hace falta recordar que vivimos en un país con presupuestos para cultura realmente magros; sin una ley nacional de mecenazgo que promueva la inversión privada y con una red de museos que necesita inversiones en mantenimiento edilicio, pero también en la ampliación de su acervo, que es la razón de ser de su existencia. Desde la puesta en marcha del proyecto inquietó a los especialistas la decisión de construir una sala sinfónica inmensa, teniendo en cuenta que Buenos Aires tiene en el Teatro Colón no sólo la piedra angular de su patrimonio sino también un coliseo mayor y una sala de acústica extraordinaria, reconocida internacionalmente entre las mejores del mundo. La Ballena Azul, considerada la gran apuesta del proyecto, alberga en su interior una platea baja, tres niveles tipo pullman y un órgano diseñado en Alemania. Comenzó la cuenta regresiva para conocer la verdadera dimensión del Centro Cultural Néstor Kirchner. Una obra faraónica, la mayor encarada por la administración de Cristina Fernández de  Kirchner, quien alguna vez se llamó a sí misma “arquitecta egipcia”..

 

 

 

Sin comentarios

Perón y Evita, fondo para la foto

El retrato de Perón y Evita por Numa Ayrinhac fue comprado por el empresario Carlos Spadone en una subasta de la firma Posadas y donado a la Casa Rosada en tiempos de Carlos Menem. Luego el cuadro fue mudado al Centro del Bicentenario. La faraónica obra que debía ser ianugurada en 2010 y que pasó del área de Cultura a la de Julio De Vido intervino y desguasó una joya del Patrimonio Arquitectónico de Buenos Aires. Un diseño del francés Norbert Maillart (Palacio de tribunales, Colegio Nacional Buenos Aires) construido por encargo de Ramón J. Cárcano a comienzos del siglo XX  .  Ayer la Presidenta volvió a utilizar en la recepción a Michelle Bachelet el retrato del matrimonio Perón en la cumbre de su popularidad y de su juventud como fondo para la foto del discurso repetido en cadena.  En el cuadro, Evita luce una silueta fantástica y un diseño de Jacques Fath, alta costura francesa. La escena del cuadro como fondo para la foto repite la imagen tomada tiempo atrás durante la visita del presidente Santos,  de Colombia.

Edificio del ex Correo Central y el francés Norbert Maillart, arquitecto

Sin comentarios

Casa FOA en el Banco Tornquist

Edición 2013 de casa FOA en el Banco Tornquist glorioso edificio de Alejandro Bustillo proyectado en 1926. Ariba foto de Jorge Miño en la instalación de Martín Zanotti , ganadora de la medalla de oro Mercedes Malbrán de Campos, la querida Mechita fundadora de esta increíble vidriera de la deco en la Argentina que se inició en un petit hotel de Quintana al 200. Para hacer honor a la verdad este año ganalos materiales, los pisos, los acabdos y toda la parafernalia que el mercado tiene para ofrecer a la propuesta de los decoradores, es más un gran muestrario empresarial que decoración de autor. Las fotos de arriba muestran los ambíentes signés por Javier Iturrioz, Marcelo Nougués y GustavoYankelevich.  Muy lindas las sillas playeras onda Mar del Plata en los descansos y el jardín interior con mini árboles y frescura ad hoc (arriba) . La panadería es un espacio lleno de vida y color, celebro  los increíbles desplegables presentados en el espacio de las Universidades (arriba)  Bravo por Living, siempre ocurrente. Un saludo blogero para Inés y Mercedes Campos, las directoras de Casa FOA, batutas de un encuentro que dura hasta noviembre. Muy bueno recorrer la city porteña de noche y en plena quietud dominguera. Copado el espacio de arte con obras de arquitectos-artistas todas en el mismo formato. Va un Juan Fontana.(abajo) 

 

Sin comentarios

Buenos Aires capital olímpica 2018

 

Dos grandes oportunidades tiene por delante Buenos Aires ligadas al fuego olímpico. La primera será en septiembre de 2014, cuando el comité internacional se reúna en la capital de los argentinos para decidir cuál será la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, meta que se disputan Madrid, Tokio y Estambul.

Para esa fecha el paisaje urbano de Buenos Aires se enriquecerá con la escultura de los anillos olímpicos, creada por Rogelio Polesello y seleccionada por un jurado de especialistas entre más de cincuenta piezas descomunales (foto arriba). La obra de Polesello será emplazada en la plazoleta barón Pierre de Coubertin, vecina de la embajada de Francia, en homenaje a quien es reconocido como el creador de la era moderna de los Juegos Olímpicos.

El año próximo, reunidos en Buenos Aires, los integrantes del comité internacional tomarán contacto con la ciudad que desde ayer tiene, por primera vez en su historia, un destino olímpico.

Ha comenzado el tiempo de descuento. Los III Juegos Olímpicos de la Juventud serán en septiembre de 2018 y harán de Buenos Aires una meca del turismo internacional. Para comenzar, ya están reservadas 2800 habitaciones destinadas a las delegaciones y a los protagonistas de esta cumbre del deporte en todas sus expresiones. “La pregunta del millón es cómo calcular la tarifa hotelera en un país con alta inflación y cepo cambiario”, decía ayer uno de las participantes de la reunión final que tuvo lugar en Lausanne, capital olímpica mundial en el corazón de la Suiza francesa frente al lago Léman.

La enorme y variada oferta cultural de Buenos Aires fue una razón de peso a la hora de  elegir a esta remota  capital que competía con Glasgow, favorita del voto anglosajón, y con Medellín, Colombia. No parece casual que en el último spot publicitario Mauricio Macri hablara de Buenos Aires como “la capital cultural de Latinoamérica”, al mostrar, entre otras imágenes, la joya del patrimonio que es el Teatro o Colón.

 Con una cartelera teatral equivalente a la de Londres o Nueva York, una agenda de muestras internacionales en museos públicos y privados que no tiene parangón en la región,  y el récord continental de librerías, esta lejana y remota capital ofrece un perfil atractivo, diferente, que suma argumentos  a la hora de las decisiones.

. Preparado en sintonía con las particulares condiciones que el espíritu olímpico impone, algo que conoce muy bien Gerardo Werthein, presidente del Comité Argentino, el informe sobre Buenos Aires, puso el acento en la calidad de la oferta cultural, en el patrimonio y en el corredor verde de estadios que exigirá una inversión cercana a los 100 millones de dólares. Un desafío olímpico que no debe perder de vista  la lección de Brasil.

Abajo comparto imperdibles de Buenos Aires

 Desocupados, de Antonio Berni, Colección particular.

Ginkos, en Figueroa Alcorta y Tagle, otoño porteño,  Avenida 9 de Julio, ObeliscoEmbajada de Francia, en plazoleta Pierre de Coubertin estará la escultura de Polesello

Sin comentarios

El hijo de Estée Lauder dona su cuadros al Met

 

 

Si hubiera salido a subasta en Sotheby’s o Christie’s hubiera sido la colección más cara de la historia. Pero no. En la más pura tradición filatrónpica, piedra angular de sus grandes museos, el magnate de los cométicos Leornard Lauder donó al Museo Meropolitano de Nueva York su colección de cuadros cubistas. Hijo de la emperatriz de las cremas de belleza , la mítica Estée Lauder , Leonard se hizo famoso en el circuito del arte cuando años atrás pagó 135 millones de dólares por el retrato de Adele Bloher, un Klimt calidad museo que habia estado fuera del mercado durante años. En su momento fue el cuadro más caro del mundo. Confirmada la donación de las pinturas cubistas, los analistas estiman que la serie tiene un valor estimado en los 1000 millones de dólares e incluye cuadros maravllosos que enriquecerán el patrimonio del museo de la Quinta Avenida. La generosidad de Leonard Lauder lo ubica en el modelo marcado por los Rockefeller, Mellon, Petrie, Havemeyer, Vanderbilt entre tantos donantes cuyos nombres están grabados en  el mármol que custodia las escaleras de acceso al museo.

Sin comentarios

Jardines verticales, futuro verde

Arriba, vista de la Caixa Forum de Madrid, en el Paseo del Prado; los Jardines de Lausanne, en Suiza, y detalle de Juvia en South Miami

Anoten este nombre: Patrick Blanc, francés, amante del verde y la naturaleza. La onda de los jardines impensados es lo que viene. Una idea genial que ví ejectuda en Caixa Forum de Madrid, edificio de Herzog y De Meuron, en el centro de Lausanne llamado Flon, y en el restó Juvia del South Beach, Miami, Florida (fotos). Crear verde donde no existe el verde, no talar árboles para reemplazarlos por plantas aéreas, como es el caso de la 9 de julio en Buenos Aires. Suena a quimera. Basta saber que Emilio Ambasz, arquitecto argentino de enorme prestigio, que fue curador de MoMA, donó un proyecto de ampliación para el MAMBA (Museo de Arte Moderno de Buenos Aires) que tenía una fachada verde. Nunca se hizo y la ampliación demoró más de lo que la sensatez admite. Una eternidad.

Sin comentarios