50 años de galería Ruth Benzacar

 

Entre dos siglos, entre dos mundos, internacional, política y pionera. Visionaria en la manera de encarar la comercializacicon de obras de arte y sobre todo campeona de la difusión internacional Ruth Benzacar fundó la galería que hoy celebra 50 años. En la foto, arriba, con Federico Manuel Peralta Ramos, Dudu von Thielmann, su hijo Florian, y Mucky Sagramoso. Promotora única del arte argentino de la segunda mitad del siglo XX, arrancó en un PH de la calle Valle, en Caballito, y cumplió el ciclo expansivo hasta consagrarse al arte contemporáneo con pasión. Vio como Berni batía récords en Nueva York; colaboró para que ARCO de Madrid no naufragara en la peor de las crisis y se mudó a Talcahuano al 1200, a un  divino departamento francés con un pasillo de museo, donde hoy cuelga la coleccion de Marlise y Anibal Jozami. En comidas inolvidables, sentó en la misma mesa a comensales impensados desde Carlos Pedro Blaquier a Waldo Rassmussen, Rosina Gómez Baeza, Frances Reynolds, Hugo Sigman, Marcelo Arguelles, Marcantonio Vilaca, Kuitca, Bedel …, al hacerlo, inauguró un estilo de galerista que hizo escuela, bajo la mirada señera de Jorge López Anaya y los consejos de José María Cafferata. Sus mejores alumnas, las herederas de la antorcha, son Orly y Mora que festejarán en el nuevo espacio de Villa Crespo. Atrás quedó la etapa genial de Florida 1000 donde  no cabía un alfiler en cada vernissage. Un búnker  pensado por Tatato Benedit para mostrar arte contemporáneo. Alli  se marcaron hitos históricos. Es fácil comprobarlo al revisar el libro editado por Fundación Espigas, después de su muerte súbita en la edición arte BA 2000. Un volumen que recorre la obra de los artistas que acompañaron la gesta de Ruth. Muchos siguen en la galería y están en el olmpo de los consagrados: Liliana Porter, Jorge Macchi, Ballesteros, Siquier, Costantino, Distéfano, Pombo y Victor Grippo el gran Grippo que supo cambiar la historia en una edición de la Documenta de Kassel. Las fotos del libro, imagino que muchas de Pedro Roth, gran amigo, artista y padre ejemplar,  fotógrafo oficial de los vernissages, muestran de qué manera la zarina del arte, como la bautizó Daniel Viacava, director de  revista LN, armó su estrategia. Ella sabía mezclar la gente, seducir, convocar a nuevos jugadores y despertar el deseo en compradores que hasta que llegó al ruedo solo tenían ojos para Le Sidaner, Mongrell, Anglada, Corot y Fader.

Orly con Mora (arriba en la foto) dieron una vuelta de tuerca más y volvieron al barrio. Se instalaron en la nave indstrial de la calle Velasco para demostrar que cuando una galeria celebra 50 años es por algo. Como Bonino, Juana de Aizpuru, Helga de Alvear, Denise René y Luisa Strina,  Ruth supo hacer el click entre el artista y el comprador. Ahora Orly escribe con Mora la propia historia y vuelve a sintonizar a los artistas de este tiempo con los coleccionistas sub 40 . LO que sigue son fotos del libro homenaje, una bitácora de imágenes para entender los caminos de la galería que Ruth Benzacar inauguró con alegrìa, belleza y enorme sentido de la amistad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Arriba, Ruth con Romero Brest,  con Amalita Fortabat, atrás, un cuadro de Jorge de la ´Vega. Abajo, con Nelly Arrieta de Blaquier. Sigue, Alejandro Furlong con Ruth y Waldo Rassmussen y Nicolás García Uriburu con Claudia Caraballo.

Sin comentarios

Ramirez de Negro, moda argentina

Atención blogers agregué dos fotos nuevas tomadas con mi Samsung Galaxy me parecen impresionantes. Son las dos primeras de este post. La manga-escultura en primer plano, y el giro del matador, ¡¡tan guapo !!

Gracias a los blogeros por solicitarme los créditos de las primeras fotos incluidas en el post, según detalle de comentario enviado son :

www.blocdemoda.com / www.lulufernandez.com.ar

 

 

 

Blogeros comparto texto del desfile de Pablo Ramírez publicado en LN del último sábado.
Si hay que pensar en un broche de oro para coronar el BAF WEEk ese fue el desfile de Pablo Ramírez ayer al mediodía en el Salón Dorado del Teatro Colón. Marco perfecto para una colección que ubica al diseñador con base en San Telmo en el terreno exigente de la alta costura, donde la ropa responde al gesto del creador de una obra única. Como el artista frente al lienzo en blanco.
En eso estaba pensando probablemente Pablo Ramírez cuando puso en marcha su sistema  de asociaciones para regalar en la espléndida pasarela del salón barroco, coronado por arañas imponentes y filigranas de molduras, un do de pecho.
En blanco y negro, o en negro absoluto, las siluetas subrayadas por chaquetas de corte estricto evocan el eterno femenino de maestros de la talla de Balenciaga y Givenchy, a quienes Ramírez debe haber escaneado con su mente.
La colección es un muestrario del repertorio estilístico de la España profunda, dramática y lorquiana; de “Yerma” a “La Casa de Bernarda Alba”, actualizado por la mirada contemporánea del diseñador. Pablo Ramírez conoce el imaginario que tanto amaba Cristóbal Balenciaga, flor y nata del diseño español, nacido en Guipúzcoa a fines del siglo XIX, pero tiene los pies plantados en el siglo XXI.
Los tocados altísimos, los guantes de mosquetero y los abrigos ceñidos enfundan los cuerpos de toreros y matadoras.  Hay faldones superpuestos sobre vaporosas enaguas y, en el remate, una levita que celebra los aciertos de un taller sin fisuras.
Pablo Ramírez dio ayer una clase de moda y de arte. Allí estaban para confirmarlo las voces autorizadas de Felisa Pinto, Susana Saulquin, Dalila Puzzovio y Marcial Bello.
La partitura de “Carmen”, de Bizet, esa música que suena con imágenes,, resultó el libreto inspirador de una colección personal, coherente y afinada. Y el Salón Dorado, como el Louvre, en París; el Met, en Nueva York, o las gradas de Piazza di Spagna, en Roma, prestó la grandiosidad de su arquitectura para la celebración del talento argentino.

 

Los Ravenna y los cuadros no se llevan bien

Ayer, en La Nación, explicaba el doctor Máximo Ravenna, famoso por sus dietas y por haber  adelgazado a gordos imposibles, que un pariente en apuros se llevo unos cuadros de la familia sin preguntar.  El robo intramuros trajo a cuento de inmedianto, una historia extramuros que nunca podré olvidar, ligada también al apellido Ravenna .

Ocurrió en 2000, cuando los Ravenna , Guido y Ana María, se enteraron de  que una pintura que habían vendido en Buenos Aires por 38.000 dólares a un marchand corso, se había rematado poco  después,  en Christies de Nueva York, por 5,3 millones de dólares.  Lo que ellos habían vendido como un cuadro menor de un pintor italiano ignoto, resulto ser el capolavoro del maestro Ludovico Carracci pintado en 1585.

Doble dolor de cabeza porque no solo habían malvendido el cuadro y perdido por lo menos 5 millones de dólares, sino que, para colmo, la rematadora los habría aconsejado mal,  al decirles que  se trataba de una pintura de un tal Nuvolone. Es decir nadie. La he visto desde entonces muchas la señora  Ravenna , y la verdad es que la historia del Carracci es lamentable.

Seguir leyendo

Merci París, diseño y solidaridad

 

 

Ir a Merci fue una idea de mi amigo Roger que es el mejor cicerone que uno puede tener en París. Estábamos en Colette del Faubourg Saint Honoré y me dijo “tenés que conocer Merci”. Dicho y hecho . Tomamos un café en el hotel Costes (en la terrrace) y de regreso en mi barrio, el Marais, fui tranqui caminando por el Bv. Beaumarchais hasta Merci. Una tienda de arte y diseño conmtemporáneo. Todo mezclado: multidisplinaria, intervenida, divertida y solidaria. La idea de  Merci Merci fue de los creadores de Bonpoint, una marca de underwear para niños y bebes muy top. Marie-France y Bernard Cohen, que de ellos se trata, vendieron Bonpoint y consagraron experiencia y dinero a un proyecto solidario. Pidieron a  distintos diseñadores de moda que crearan prototipos para ellos y los pusieron a la venta. El local tiene un bar, un petit bistró con delicatessen, un show room enorme y un sótano con cosas divinas para la casa. Queda claro que la mezcla es la clave. La segunda clave es nada se tira todo se transorma. Un viejo banco, un arado en desuso, un perchero de hotel. Todo vale.  Las ganancias van a destinos del Tercer Mundo,  especialmente al proyecto de Madagascar. Una manera de igualar tantos en un mundo tan desparejo: usar los recursos de consumidores occidentales para invertir en la educación de chicos sin recursos. Merci 111 boulevard Beaumarchais 75003, Paris tel: 01 42 77 00 33 Métro Saint Sébastien-Froissart (ligne 8)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Picnic y sombreros con arte

Mediodía en Palermo con sombreros y picnic. Es una convocatoria primaveral con tradición, iniciada años atrás en los jardines vecinos del Museo Sívori por la coleccionista y Amiga del Centro Cultural Recoleta Marlise Ilhesca Jozami. Esta vez, Marlise (derecha), recibió con increíble sombrero de su propia creación a la tribu femenina del arte “ensombrerada” con mayor y menor éxito. Comida vegetariana, música brasilera muy buena (Marlise es nativa de Brasil) y jugos de mango y maracuyá, en un Dejeuner sur l’herbe, homenaje al gran Manet. Presentes: Dudu von Thielmann, Estela Gismero Totah (abajo), Marion Helft, Rosi Smith, Canela von Buch,  Dominique Biquard,  Stephanie Lagos, Cecilia Caballero, Orly y Morita Benzacar, Susy de Bary, Helena Esteves, Dimity Milberg  y Marina Larivière.  Asistencia perfecta, 28 grados, 37 por ciento de humedad y jacarandáes el flor, ¿qué más se puede pedir?

Sin comentarios

París pone la tapa

Estas son  las portadas de las revistas que me recibieron en Charles de Gaulle. Sarkosy con tras cuerdas, Strauss Kahn remontando la cuesta, Dilma estrella  politique (la tapa que hubuera amado CK). El euro se derrite y el concepto de la Europa nacida en Maastricht ingresa en el túnel final, ¿vida o muerte?. Nada de esto piensan los millones de turistas que circulan por París en estos días de un otoño que parece de verano, bicicletas grises por todos lados, picnic en los puentes sobre el Sena, con mantelito y todo!!! Comienza la fashion week, llega la Nuit Blanche de los museos, George Clooney me sonríe  desde la fachada del Museo d’Orsay en plan reconstrucción financiada por Omega. Ça va, Ça roule!; la bella Parìs es única. Como aperitivo en el vuelo de Lan pasaron Midnight Paris, el bueno de Woody debería hacer un film como éste con las grandes ciudades, es imbatible campaña de promoción. Bueno, Match point, era un poco eso, no?



Susana es Lucía Giménez

 

 

Susana, "Lucia" en el Mundo de Pedro J.

 

 

"Lucia" y Pedro  en Cibeles

Ya sé que los blogueros estrictos van a condenar este post de tono gossipero propio de la trastienda de ARCO la feria que cerrró  sin la presencia de Daria Zhukova, galerista rusa novia del magnate Roman Abramovic (Chelsea futbol) , y con mejores ventas que las imaginadas. Podrán leerlo mañana en Martes Visuales. Al margen en IFEMA, el mismo predio ferial donde se monta todos los años ARCOS abrió sus puertas Pasarela Cibeles que reúne la crema fashion nativa, encabezada por Jesus del Pozo y Agatha Ruiz de la Prada la exótica diseñadora, mujer de Pedro J. Ramirez, nro 1, del diario El Mundo aquí van ls fotos del encuentro y el epígrafe que rebautiza a nuestra presentadora estrella Susana Giménez.

Sin comentarios