Subasta récord en Nueva York

Black fire , de Barnett Newman, fue rematado por Christie’s en 84,1 millones de dólares.

El mercado de arte contemporáneo vivió el último lunes una noche histórica en Christie’s de Nueva York. Durante tres horas compradores de todo el  mundo  pagaron 744 millones de dólares por obras de la posguerra, lo que constituye el valor más alto logrado en la historia de las ventas de arte por una sola sesión de subasta.

 El tope de la noche fue para una pintura minimalista de Barnett Newman (1905-1970), una raya amarilla sobre un fondo negro, que alcanzó la increíble cota  de los 84,1 millones de dólares. Se establecieron 26 nuevos récords ; 4 obras se vendieron arriba de los 50 millones de dólares; 12 superaron los 20 millones; 19 los10 millones y hubo 86 lotes que quebraron la barrera del millón de dólares.

Hay un nuevo paradigma si se piensa que en los noventa el récord fue pagado por el Retrato del Doctor Gachet,  adquirido por el papelero nipón Rioei Saito en 82,3 millones de dólares. El vértigo de las ventas, impulsado por otra generación de compradores, por la enorme liquidez y la falta de reaseguros en el circuito financiero, ha colocado al arte contemporáneo en la cima de las aspiraciones.

El retrato del médico de Van Gogh era una pintura sentimental melancólica y conmovedora, el cuadro de Barnett Newman es una línea de color sobre un fondo oscuro, una tela minimalista, abstracta y hermética que tuvo en vilo a compradores llegados de 35 países, aunque no se descarta que el comprador haya llegado de Rusia, donde se concentran los millones del planeta y donde nació uno de los mas poderosos coleccionistas del siglo XXI: Roman Abramovich, radicado en Londres y con una novia galerista.

 Durante años Van Gogh fue el socio de los récords, paradoja para el artista holandés que no había vendido un cuadro en su vida. Picasso, Giacometti, Francis Bacon, Gustav Klimt , Lucien Freud conquistarían luego la cima del ranking de los más caros que  ahora está copada por el arte de la posguerra.

Atrás quedaron los impresionistas, los viejos maestros y el arte moderno, la nueva estrella del mercado es el arte contemporáneo que sintoniza con los compradores sub 40, muchos de ellos salidos del circuito financiero. Steven Murphy, ejecutivo de Christie’s, admitió que “se trata de un momento excepcional, hay mucho dinero en danza y cuando la oferta es de calidad excepcional como en este caso,  los precios no tienen  límite”

Con un nivel de efectividad del 98 por ciento, casi una subasta de “guante blanco”, como se llama  en la jerga al la sesión en la que se vende la totalidad de las obras, las ofertas dispararon una catarata de dólares por obras “frescas”. El 80 por ciento de los lotes eran totalmente nuevos en el mercado y tenían procedencias notables como el Art Institute de Chicago. Alexander Calder, Robert Gober, Frank Stella y Joan Mitchell,entre otros,anotaron nuevas marcas en su cotización y contribuyeron a lograr el total más alto para una sola sesión de subasta desde que James Christie fundó la rematadora en el siglo XVIII para vender libros y cosas viejas.

A la hora del analisis, queda claro que el arte contemporáneo está de moda, que las obras subastadas eran “calidad museo” y que fueron “consultadas”  on line por más de 12.000 potenciales compradores. Un escenario impensado seis años atrás cuando la caída de Lehman Brothers pareció herir de muerte al mercado. Por el contrario, la crisis y sus consecuencias  fortalecieron.el lugar del arte como refugio. Un refugio caro pero seguro, que, además,  brinda placer estético y garantiza prestigio.

Sin comentarios

Popeye millonario por Jeff Koons

Una mega estatua de Popeye por el marketinero Jeff Koons y seis autorretratos de Andy Warhol serán las estrellas d ela proxima venta de contemporáneos de Sotheby’s, que dará el tono global del mercado en el umbral de arteBA, la feria de Buenos Aires. El 14 mayo el musculoso de la espinaca buscará nuevo dueño con un precio estimado de  U$ 25 millones. La pieza representa a Popeye en su pose más conocida, luciendo  los músculos de su brazo izquierdo y con una lata de espinacas en la mano derecha.  Jeff Koons estudió pintura en el Instituto de Arte de Chicago y en el Colegio de Arte de Maryland. Fue broker en  Wall Street antes de elegir ser artista. En los 80 abrió un taller con un staff de 30 colaboradores inspirado en The Factory de Warhol. Autor del célebre Puppy, perrito de flores de la puerta del Guggi de Bilbao, fue el primer artista en contratar una agencia de publicidad para promocionar su imagen. Se casó en el 91 con la actriz porno italiana Ilona Staller (Cicciolina). Tuvieron un hijo, se separaron y ella partió  a Europa, en medio de una rencilla mediática sin fin,.para militar en política. Pocos meses atrás su Orange Ball Dog se vendió en 58 millones de dólares. El empresario y fundador de Malba  Eduardo Costantini compró dos esculturas de su autoría para el proyecto inmobiliario de Bal Harbor, Miami.  Abajo un modelo de BMW pintado por Koons en el estilo de los capots de Porsche que el coleccionista argentino Jorge Gómez encargó a una selección de artistas argentinos con curaduría de la galerista Loreto Arenas. Entre ellos Luis F. Benedit, Rogelio Polesello y Eduardo Stupía, 

 

Sin comentarios

Perón y Evita, fondo para la foto

El retrato de Perón y Evita por Numa Ayrinhac fue comprado por el empresario Carlos Spadone en una subasta de la firma Posadas y donado a la Casa Rosada en tiempos de Carlos Menem. Luego el cuadro fue mudado al Centro del Bicentenario. La faraónica obra que debía ser ianugurada en 2010 y que pasó del área de Cultura a la de Julio De Vido intervino y desguasó una joya del Patrimonio Arquitectónico de Buenos Aires. Un diseño del francés Norbert Maillart (Palacio de tribunales, Colegio Nacional Buenos Aires) construido por encargo de Ramón J. Cárcano a comienzos del siglo XX  .  Ayer la Presidenta volvió a utilizar en la recepción a Michelle Bachelet el retrato del matrimonio Perón en la cumbre de su popularidad y de su juventud como fondo para la foto del discurso repetido en cadena.  En el cuadro, Evita luce una silueta fantástica y un diseño de Jacques Fath, alta costura francesa. La escena del cuadro como fondo para la foto repite la imagen tomada tiempo atrás durante la visita del presidente Santos,  de Colombia.

Edificio del ex Correo Central y el francés Norbert Maillart, arquitecto

Sin comentarios

Sin pan y sin trabajo, obra maestra

 

Obra maestra del arte nacional, Sin pan y sin trabajo integra la colección del MNBA. Un homenaje a todos los argentinos en el día de los trabajadores. En 1902 el cuadro ingresa en la colección del museo por compra directa a Ernesto de la Cárcova (1866-1927). Esena doliente, realista y conmovedora, la que reconstruye  Sin pan y sin trabajo fue presentada en 1894 en el 2º Salón del Ateneo. El hombre se asoma a la ventana como buscando una salida a la situación de marginación y pobreza que lo tiene atado sin esperanza con su familia en las cuatro paredes de la vivienda humilde. La luz le da en el rostro y vuelve al personaje eje central de la pintura que puede verse en la planta baja de nuestro museo mayor, Lugar de privilegio en la relectura de la colección realizada por Guillermo Alonso cuando fue su director, en colaboración con el historiador y curador Roberto Amigo. La fuerza de la actitud crítica está en la mano cerrada sobre la mesa, señal de tensión y frustración.

Como en las pinturas del Pio Collivadino, que traslada la escena de sus pinturas del campo a la ciudad, De la Carcova pinta los bordes de la naciente urbe, donde comienza a crecer la metrópolis de manera despareja y vertiginosa. La obra participó del envío argentino a la Exposición Internacional de Saint Louis, Estados Unidos, en 1904, en la que obtuvo el Gran Premio de Honor.

De la Cárcova comenzó a pintarla en 1892, en Roma, cuando tenía 26. La finalizó en Buenos Aires, en 1893. Un año después, la expuso en el II Salón del Ateneo con excelente repercusión. El cuadro da cuenta del modo en que, durante su larga estancia en Europa, el joven artista asimiló las preocupaciones sociales que conmovían al Viejo Continente. Ese clima de agitación se traducía en la búsqueda de formas expresivas distantes de las fantasías románticas o la exaltación del pasado clásico.

Tomás Espina reeditó la obra en una cita que lo muestra desnudo en el lugar de la mujer.

Sin comentarios

PARC de Lima dispara el circuito latino

Que Perú es mucho más que ceviche, tiraditos y la fama gourmet de Gastón Acurio lo confirma la segunda edición de Parc (Perú Arte Contemporáneo), la feria montada por dos argentinos emprendedores, Diego Costa Peuser (Pinta Miami) y Gastón Deleau. Su apertura al público, pasado mañana en el Museo de Arte Contemporáneo de Barranco, pone en marcha un intenso calendario de exposiciones -en Buenos Aires, Río de Janeiro, Bogotá, Santiago de Chile y Miami- que conforma un emergente circuito del arte latinoamericano.

Barranco, sobre la costa afilada del Pacífico, es el barrio de moda de Lima. Bohemio y republicano, fue elegido por Mario Testino para fundar MaTE, la casa museo que alberga su colección y que en breve tendrá una sala consagrada a Lady Di, inesperada musa real que lo lanzó al estrellato mundial.

Perú forma parte de los países emergentes que han empezado a tallar fuerte en el  mercado. El artista  Fernando Bryce, ela galerista Lucía de la Puente y el coleccionista-filántropo Juan Carlos Verme, que preside la Asociación de Amigos del Mali (Museo de Arte de Lima), tienen mucho que ver con este cambio de óptica y perspectivas.

Con la presencia de 42 galerías de Argentina, Colombia, Venezuela, Uruguay, Estados Unidos, España, Alemania y Bolivia, Parc ocupará 2000 metros cuadrados en el MAC de Barranco, con un montaje que se cuenta entre los principales atractivos, y la curaduría del colombiano José Roca, que integra el comité de compras latinas de la Tate Modern de Londres y ha creado un programa de apoyo a los artistas llamado Flora.

La tendencia global confirma que los compradores de arte se mueven de feria en feria y de bienal en bienal. Esta itinerancia permanente -basta con saber que hay una nueva feria cada cinco días- condena a los galeristas a una vida nómade y en algunos casos los obliga a decir presente en dos ferias al mismo tiempo.Parc dispara la seguidilla de ferias regionales, que en los últimos diez años se han multiplicado como un indicador cierto del nuevo mapa del arte. Como en aquel famoso cuadro del oriental Joaquín Torres García, un mapa de América al revés, se han invertido los puntos cardinales para hacer del Sur un Norte y de la periferia un centro. Ch.ACO, en Santiago de Chile; ArtBo, en Bogotá; arteBA, en Buenos Aires, y Art Río carioca serán escalas obligadas. El caso de Río suma puntos por el efecto mundial y por la política articulada entre los organizadores y el gobierno para la libre circulación de obras de arte.

Este vértigo de ferias continentales culminará en Miami, donde la crème de la crème se reúne todos los años en torno al relojito suizo de Art Basel. Allí debutará la primera edición de Pinta Miami, el 2 de diciembre, y lo hará en el corazón del art district.

 

Sin comentarios

Parque Patricios, nuevo art district

Ni la lluvia pertinaz detuvo a la tribu del arte, que el sábado 5 se congregó en un edificio industrial de Parque Patricios para el lanzamiento del proyecto Móvil con la obra Termo de Irina Kirchuk. Dirán que es un juego de palabras, porque no hay nada más móvil que un termo, pero, casualidades aparte, el plan de acción impulsado por Alejandra Aguado y Solana Molina Viamonte es crear un espacio de exhibición neutro, entre el formato museístico institucional y el comercial de la galería, para dar una oportunidad de exhibición y difusión a jóvenes artistas. El acento está puesto en lo experimental, en la práctica emergente y en la convocatoria a públicos diversos.

Parque Patricios está sólo a diez cuadras de San Telmo, tiene su boca de subte y será, como lo imagina el ministro Francisco Cabrera, un polo de nuevas tecnologías y diseño, que ya tiene la fabulosa ancla del edificio diseñado por sir Norman Foster (foto arriba) . Algo similar a lo que sucede hoy en Nueva York con el meatpacking district a donde en breve se mudará el Museo Whitney que deja la sede de Madison y se la alquilará al MET para colgar arte contemporáneo. El nuevo Whitney será un edificio diseñado por el gran Renzo Piano (Centro Pompidou, The New York Times).

Móvil ocupa una sala en el edificio fabril de Chela (Iguazú 451), una suerte de ONG con mucho amor por el arte, pero también ligada a iniciativas tecno. Estos desplazamientos, alianzas y nuevos formatos se perciben como una tendencia en la escena actual, que ha expandido el concepto tradicional de la típica galería de arte. Formada en Londres con una visión internacional, Aguado cree que Móvil cumplirá una función que estaba vacante.  Un centro gestionado sin ataduras y con apoyo privado. En este caso la mecenas y coleccionista Erica Roberts, apoyo incondicional del Proyecto Flora de José Roca, en Colombia, facilitó la puesta en marcha de Móvil como organización independiente.

Las obras de Irina Kirchuk se articulan naturalmente con el entorno sin llegar a “engolosinarse” con el metraje y la memoria fabril. Sorprende y encanta un tejido de filigranas metálicas que recuerdan las ventanas de Tiffany’s, sólo que está hecho con hornallas de cocinas Longvie. Otro tanto sucede con la instalacion de respiradores de techo (foto) ready made contra un fondo de laminado desplegado.

Sin comentarios

El Guernica de Picasso y Adolfo Suárez

España ha recordado con pompas y circunstancias la figura de Adolfo Suárez, el politico, el hombre de la transiciòn, el arquitecto del pacto de la Moncloa que vivió con pena y murió con gloria. Capítulo menos conocido  de su vida, y que nos lo recuerda con su pluma certera  Natividad Pulido en el ABC, es la gestión de Suárez  para repatriar el Guernica, el cuadro de Picasso tal vez más famosos y hoy, la obra mas visitada de España. Estaba en el MoMA de Nueva York y debía regresar a la tierra de su autor. Siempre hizo pública Pablo Picasso su decisión de que el Guernica fuera exhibido en su patria cuando hubiera terminado el tiempo de la dictadura de  Franco. Suárez , que lo sabía, comenzó las conversaciones muchos antes, con el fin de llevar el cuadro de Nueva York a Madrid e instalarlo en el Casón del Buen Retiro, anexo de pintura del Siglo XIX del Museo de Prado. Y allá fue. Durante años visitamos en ese entorno palaciego, detrás de Los Gerónimos, el gran fresco desgarrador de la guerra, la herida visual de una época, pintada magistralmente por el malagueño. Pero este destino sería una escala, porque el lugar definitivo para el GUernica ha sido, con toda razón, el Museo Centro de Arte Reina Sofìa, en Atocha, Madrid. De allí no saldrá más y las autoridades del Reina lo saben. Manolo BorjaVillel, su actual director, ha rubricado la firme decisión de que la pintura no se preste. A nadie.  Ni a los vascos. Que lo pidieron … sin éxito. El ultimo viaje del Guernica fue en septiembre de 1981. Suárez ya no era presidente del Gobierno, pero él fue la pieza clave para que el regreso fuera posible.

Sin comentarios

Van Gogh en la feria de Maastricht

Capolavoro del gran maestro Holandés este Moulin de la Galette, de linda paleta e inconfundible trazo será la atracción de la próxima edicón de Tefaf. Es una obra clave en su producción y le valió el reconocimiento internacional al torturado Vincent, que no vendió un cuadro en su vida y fue durante años el más caro del mundo al subastar Christies, en mayo de 1990, El retrato del Doctor Gachet en 83 millones de dólares. El paisaje del célebre Moulin perteneciò al millonario coleccionista norteamericano que inspiró en Ian Fleming  al archivillano Goldfinger de la serie de James Bond, en la era Sean Connery.  El cuadro Moulin de la Galette será exhibido por Dickinson, de Londres y Nueva York en The European Fine Art Fair entre el 14 y el  23 de marzo de 2014 en Maastricht, en el sur de los Países Bajos. Según el expeto James Roundell, la obra fue pintada en París durante un periodo de enorme importancia en la vida de Van Gogh, cuando abandonó las amarronadas escenas de la vida campesina en los Países Bajos y se volcó con pasión al movimiento impresionista de la pintura a plein air . Se trata además de una de las dos únicas pinturas pertenecientes a su serie del Moulin de la Galette que aún se conservan en una colección privada. Se mostró por última vez al público en 1965. En el Museo Nacional de Bellas Artes de  Buenos Aires está colgada una muy linda versiòn de esta vista amada por los pintores parisinos de fines del XIX. La estimación de precio es reservada.

 

Sin comentarios

Adiós a Carlos Páez Vilaró

La noticia de la muerte de Carlos Páez Vilaró me sorprendió cuando estaba con un pie en el avión regresando de Madrid. Solo me dio tiempo a mandar un tuit y recordarlo durante el vuelo como el tipo

genial amaba la vida. Los franceses dirían de él que era un homme à femmes, porque era tremendamente seductor, galante y cálido. La última vez que lo vi fue en el Tigre, en la casa de memoria victoriana recuperada con respeto, que había sido de los Erhardt del Campo y eligió como su residencia en Buenos Aires. Allí levantó una pequeña réplica de Casa Pueblo con los muros y los “pollos” blancos a la cal, en el estilo propio de las islas griegas. Respetó la fachada de la casa original a la que le dio el carácter de museo personal, con sus recuerdos y sus pinturas.

Un rioplatense de lindo hablar que hizo suya la larga y fecunda tradición pictórica del Uruguay

Ese mediodía glorioso de sol, el invitado de honor era el intendente Sergio Massa que llegó en compañía de Diana Saiegh, entonces directora del Museo de Tigre. De remera y jeans, Massa se sentó codo con codo con el maestro para cerrar proyectos conjuntos que junto con el MAT proyectarían un aura de arte para Tigre. Lo ilusionaba a Paéz Vilaró seguir imaginando proyectos cuando había cumplido hacía rato los ochenta. Quizás en ese entusiasmo estaba la clave de su eterna juventud, con un aire de galán de cine a lo Anthony Quinn. Escorpiano imbatible, sobrevivió un cáncer de diagnóstico reservado. Dicen que el médico le dijo “tiene un veinte por ciento de posibilidades de salir”. Él contestó: “Entonces vamos con el veinte”.

 

La mesa redonda del Tigre estaba trazada alrededor de un árbol que actuaba como sombrilla vegetal, la ambientación de sus casas tenía siempre una chispa de gracia del Páez Vilaró que   disfrutaba las reuniones con amigos, los asados bien hechos y las largas sobremesas.

Es cierto que era un hombre de dos orillas. Un rioplatense de lindo hablar que hizo suya la larga y fecunda tradición pictórica del Uruguay, representada por los candombes de Figari, el constructivismo de Torres García y el Barradas, eximio paisajista de calles orientales.

La pintura de Páez Vilaró tenía la espontaneidad del gesto y lo representaba tanto por la elección de los temas como por la paleta intensa. A decir verdad, nunca fue un hombre de medias tintas.(abajo con Pablo Picasso, y una pinta!!!).

 

 

Sin comentarios

ARCO y los príncipes de las mareas

ARCO de Madrid calienta motores en un contexto complicado. Solo los príncipes de Asturias (foto), que suelen cortar la cinta inagural de la feria de arte contemporáneo, han quedado fuera del escándalo que sacude a los borbones. Altri tempi eran los reyes quienes dejaban ianugurada la feria que le cambió la cara a Madrid. Con la mirada en lo nuevo y estratégicas alianzas con museos y coleccionistas Carlos Urroz, director de ARCO espera una edición exitosa. Al mal tiempo, buena cara

 

Oh sorpresa, en la británica Wallpaper, biblia de diseño y arte, predecesora de la Monocle de Tyler Brulé  hay una nota sobre el ultimo hallazgo de la galeria de Hauser & Wirth: una granja de Somerset, propiedad del siglo XVIII, en medio de la campiña, soñado lugar ara colgar arte contemporáneo. El comedor está tapizado por una pintura al fresco de Guillermo Kuitca muy en línea con lo expuesto en la Bienal de Venecia, apres Hlito, cuando representó ala Argentina, con curaduría de Inés Katzenstein. Sorpresa dos en la foto (que  no puedo bajar de mi teléfono) está Kuitca genio y figura con los dueños de casa. Nadie tiene ni los contactos ni la presencia internacional de GK.

arteBA desembarcó en el ESTE con planes futuros y un presente auspicioso. Además del encuentro con Costantini en el Fasano, donde el empresario y coleccionista desplegó inusual cuota de buen humor, convocó a la tribu del arte en el mágico entorno de Aguas verdes la charla entre el curador Agustín Perez Rubio y la artista Liliana Porter. Inteligencia y sutileza se dieron la mano y el dúo sacó chispas en favor del arte contemporáneo y de la línea de fuga conceptual. Entre los planes futuros de arteBA no se descarta la organización de una feria modelo boutique en la Península, cuando la concentración de público internacional está en su punto caramelo.

Ha sido el verano de la galería Del Paseo en Mananiales, Punta del Este,  al mando de la encantadora Silvia Arrozes. Muy buenas muestras, mucho público, eventos Citi, y variedad de propuestas con catálogos de mano de impecable factura, en muchos casos con textos de Renato Rita XXI, como el dedicado a Cynthia Cohen en Monumentos Ingrávidos: “Cohen abolla el mundo y en vez de arrojarlo al cesto lo distingue luminiso sobre el cosmos preexistente sin fisuras agobiantes. Estos detritus gangliformes, inferiores al perímetro del átomo, son abarcados en el cuadro como no lo consigue ninguna lente; brotando en la mirada golosa una razón para el holgorio: la vida”. Viernes inauguró Sofia Bohtlingk (foto) excelentes trabajos de la serie que integra la coleccion de la reina Máxima de Holanda.

Finita Ayerza sacó una inmortal placa de Annina Nosei con Alejandra Seeber contemplando obra en la galería de la pionera marchand (foto) Conociendo la sensatez y los sentimientos de los protagonistas vale la pena conservar el registro

Conocí la obra de Amalia Pica en la Bienal de Venecia de Daniel Birnbaum. Vive en Londres, artista patagónica, hasta febrero expone  en Museo de Bellas Artes de Neuquén que dirige Oscar Smojlan. En la foto, Amalia posa contra el fondo de escombros del Pabellón de España, en Venecia 2013.

No está en la shopping list de Patricia, la señora de Escobar Gaviria en la tira que tiene en vilo al público nativo. Sin embargo, la obra del colombiano Fernando Botero ha sido en las últimas décadas eje de un interés sostenido en la arena internacional. Especialmente sus esculturas que promovió personalmente, como campeòn de mktng que es , regalando obra a las grandes ciudades. En Buenos Aires tenemos un torso del colombiano, nacido en Medellìn nada menos, en el Parque Thays, cerca de Minujin y de Siquier.

 

 

 

Sin comentarios