Le Parc en el Palais de Tokio

 

La crónica periodística que glorifica a Le Parc (arriba,  Colección Daros) por su muestra en el Palais de Tokio, Paris, inaugurada dos días atrás a lo grande, olvidó lo más importante. El artista mendocino ganó en los 60 el Gran Premio de la Bienal de Venecia por sus aportes innovadores en el campo de la percepción. Un camino inédito recorrido por el joven que se fue de Mendoza para estudiar en Buenos Aires y siguió luego a París donde vive hasta hoy. A los 84, fue consagrado y homenajeado en la última edición de arteBA, con una fabulosa instalación en el espacio de Aerolíneas y por su galerista, la encantadora Estela Gismero Totah.

Lo entrevisté en las mesas del auditorio organizadas por arteBA  y debo decir que Le Parc no es fácil. Lleva el discurso por donde quiere y contesta cuándo y cómo se le da la gana.Yamil (su hijos) sentado en la primera fila tuvo que ingeniarse para que el video que había preparado coincidiera con el time line que trazaba don Julio. Gracias a mi amigo el doctor, que estaba también en la primera fila, por hacerme en el momento oportuno un guiño de complicidad.