Malvinas, historia de un encuentro

 

 

Este es el relato del encuentro entre María Esperanza Armelin  y Luis Rivero, quienes, desde sus distintas realidades y edades, vivieron una guerra librada en el fin del mundo.

En 1982, María Esperanza tenía 7 años y en el colegio al que asistía les sugirieron a los alumnos que escribieran a los soldados argentinos que se encontraban defendiendo las Islas Malvinas.  Ella así lo hizo y, escribiendo con un vocabulario propio de su edad, les deseó suerte y les transmitió su deseo de que la guerra acabe pronto, acompañándolos con sus oraciones junto a su familia. Y esto fue lo que sucedió:

Un día llegó la carta de Malvinas y era de Luis. Fue súper especial, no podíamos creer que el soldado me estuviese contestando a mí, entonces la guardamos. La guardé toda mi vida. Me casé, me mudé, tuve mis hijos y la carta iba conmigo. Era un bien muy preciado que yo tenía guardado. Cuando Vicky, mi hija mayor, a los seis años estaba en primer grado, fueron los 25 años de la Guerra en las Islas Malvinas. Le dieron la tarea de preguntarles a sus papás qué recordaban de ese momento. Obviamente le conté la historia de la carta y se la mostré. Mi hija la llevó al colegio y fue muy emocionante para todas las maestras. Se revolucionó la escuela. A la noche, cuando llegó mi marido, le conté todo. Me dijo: “¿Por qué no lo buscamos?…


Al principio, Esperanza tuvo miedo, no sabía con qué se podía encontrar (si estaba vivo, dónde estaría para poder ubicarlo). Con ayuda de su marido, esa misma tarde intentaron localizarlo por Internet. Sólo tenían los datos del sobre, en el que se mencionaba la dirección del área de radares. Primero buscaron en la lista de caídos y siguieron investigando hasta que apareció su nombre en la página del radar.

Decidieron enviar un mail al jefe de Radar. Fue así cómo se enteraron de que Luis estaba vivo. Mandaron un correo electrónico y al otro día obtuvieron la respuesta con los datos de Luis, para poder hallarlo. Esperanza lo llamó esa misma noche a su casa.

“Era un vínculo muy especial el que se dio al encontrarnos. Un vínculo de sangre, algo que no se puede explicar. Esa noche, mientras Luis buscaba la carta que había conservado también, lloramos todos, inclusive su mujer, Adriana, que estaba del otro lado del teléfono. A los pocos días nos encontramos personalmente y a partir de ese momento siempre estamos en contacto y compartimos momentos como si fuéramos una familia.


La vida de Luis en Malvinas

Luis egresa a fines del año 1981 de la Escuela de Suboficiales de Córdoba y es destinado a hacer el curso de operador de radar, que a principios de abril debe ser interrumpido ya que es destinado a cubrir un puesto de ROA en Malvinas. Al llegar a las islas, el jefe del grupo, el mayor Silva, le pide colaborar en la seguridad del radar y, dentro de las muchas actividades desarrolladas, una de ellas es comenzar a operar el radar cuando comienza la guerra. “Dentro de las tareas voluntarias, él pasaba telegramas de los soldados para sus familias en una especie de locutorio, en la casa del gobernador. En los momentos libres íbamos al correo, buscábamos los bolsones de cartas y las separábamos por fuerza. Como consecuencia, un día aparté algunas para mí y las contesté.



En ningún momento perdí la fe de poder volver. Estuve en un grupo donde tenía mucha importancia la palabra de todos, con lo que se logró hacer amena la permanencia en la guerra. El radar dirigió todos los ataques aéreos a las flota, brindó cobertura a las incursiones de los aviones que transportaban suministro a las islas y uno de los ataques más destacados dirigidos por el grupo fue el de Monte Kent, hubo muchos momentos de tensión, de alegría y de tristeza.Siempre estuvimos comunicados gracias al equipo que habíamos formado con gente de Buenos Aires. Había dos radioaficionados, que aun bajo la prohibición de salir a al aire, nos hacían puente para hablar con nuestros familiares. El 30 de mayo nos tiraron dos misiles que dejaron fuera de servicio el radar y destruyeron las viviendas en las que nos refugiábamos, recuerdo que Silva nos había indicado que no permaneciéramos dispersos. Por suerte, siguiendo sus órdenes logramos sobrevivir, ya que quedó todo destruido alrededor de donde cayeron los misiles, ése fue uno de los aciertos más importantes, ya que siempre se trató de proteger a la gente que formaba parte del grupo.


Muchos de los aportes del grupo se debió al eco que se encontraba en la jefatura, por ejemplo, cuando fue el primer ataque inglés al aeropuerto, en una carpa que fue bombardeada había víveres y uno de los muchachos dijo: “¿Por qué no vamos a buscarlos antes que se pudran”?, principalmente había carne de cordero. Se fueron hasta el aeropuerto y rescataron muchos alimentos que posteriormente servirían para repartir a los demás soldados. Cada dos días hacíamos una olla gigante de comida que llevábamos para repartir entre los soldados de la primera línea, siempre los ayudábamos. Recuerdo que un día trajimos a un soldado de Ejército para que descansara, se alimentara y secara su ropa con nosotros y no se quería volver. Era muy distinta la vida que ellos vivían en la primera línea en sí. Nuestro grupo estuvo bien dirigido y todos tenía voz y voto, se organizaron bien, a diferencia de otros; cuyas órdenes se seguían a rajatabla.” decía Luis.

Cuando termino de escribir este post pienso en el dolor que ha producido esa guerra , la cual todavía hoy no tiene consuelo. Ojalá hayamos aprendido algo y que esas muertes no hayan sido en vano.Todo nuestro amor para esos jóvenes víctimas de la locura de quienes  gobernaron  este país en aquel  momento.


  • Cecilia Scalise

    Emotiva historia. Mi respeto y saludos a ellos y a su familias que dieron lo más valioso que poseemos “la vida”-
    Gracias y aunque no fueron recibidos con la gloria que se merecían, el pueblo sabe que son héroes y mártires.
    Saludos especiales José L Tripaldi, Carlos Monasterio (compañeros de secundario) Luis Rivero (compañero de trabajo)

  • Gustavo Suarez

    Muy emotiva la carta y las consecuencias que esta produjo en la vida de los protagonistas, es bueno saber que se volvieron a encontrar despues de tantos años, quedan los recuerdos imborrables de esos dias tan tristes que en algun momento de la historia seran reconocidos com se merecen.Saludos para todos nuestros soldados y la familias que hicieron y hacen mucho por todos elllos.

  • Germán S. Yamashiro

    Querido Luis si mal no recuerdo me comentaste de esta hermosa relación y que bien podría haber quedado como algo circunstancial y lógica bajo los hechos de una guerra, (pero muchos estaban mas pendientes del mundial de futbol 82), su nombre bien lo dice MARIA ESPERANZA, es lo que tenemos para este hermoso pueblo; Luis a pesar del tiempo sos la misma persona pura y trasparente que conoci cuando ambos empezamos en la ESFA, uds. ya marcan el camino, con ese lazo que quedará para siempre como un hermoso gesto para sus familias un abrazo con el alma…

  • Susana Beatriz Otermin

    Esta carta me recuerda, de manera muy triste, el telegrama que recibí esa tarde en el que citaban a mi hermano Guillermo a reincorporarse como soldado en el Regimiento 6 de Infantería (dónde no pudo hacer la instrucción necesaria por serios problemas en los pies. A pesar de ello tuvo que hacer el servicio militar y combatir en Puerto Argentino. Lástima que cuando volvió de allí, tres meses después, no pudo conseguir trabajo por tener ese problema físico. ¿Lo que es la vida no?).
    Me parece verlo saludarme desde lejos levantando la mano, sin yo saber que lo llevaban directamente a las Islas (en ausencia de mis padres que se encontraban de viaje,enterándose de su ida días después al llegar del mismo.
    Me desempeñaba como Maestra de Primera Etapa Celeste en una escuela de Francisco Álvarez (Moreno) y fue cuando les pedí a cada uno de mis alumnos que hicieran y pintaran un dibujo para ser enviado a los soldados de Malvinas (con la esperanza que alguno llegara a mi hermano). Al final de cada dibujo, escribí el mensaje que cada niño deseaba mandar (todavía no sabían expresarse por escrito)También adjunté una hoja con una carta escrita por mí.
    La sorpresa fue mayor cuando a la escuela llegó una carta respondiendo a uno de los dibujos enviados. Muy emotiva y cálida por un soldado de 20 años llamado Carlos Alverto (así llegó escrito) Valenzuela, del Regimiento 5 de Infantería de Pasos de los Libres, Corrientes y que estaban haciendo guardia en las costas de Comodoro Rivadavia (Chubut) Ya que la correspondencia no llegaban más a las Islas Malvinas por la guerra. A pesar que este soldado mandó la dirección para que le contestáramos, nunca pudimos hacerlo.
    Por eso desde aquí mi reconocimiento por lo actuado.
    También mi saludo especial a todos, especialmente a quienes sin tener una formación adecuada y edad suficiente como para afrontar una desagradable situación (como es una guerra) y mi más merecido homenaje a quienes dejaron su vida.

  • silvana

    La nota me gusto pero lamentablemente no todos tuvieron la misma suerte que el cabo Luis. La mayoria paso hambre, frio, heridas y muerte por congelamiento, ademas de los 300 ex combatientes que se suicidaron. Como él dice sin duda, los soldados de la primera linea no corrieron con la misma suerte.

  • Diego Gonzalez

    Muy buen articulo Gaby, una investigacion impecable!
    Coincido en que ojalá aprendamos de estos errores, de esta locura de borrachos, ojalá esas muertes no hayan sido en vano. Yo creo que el pueblo hoy tiene mas consciencia y que hay cambios en la mentalidad de nuestra sociedad.
    Saludos!!

  • leila diaz

    Sin palabras. ya que no las encuentro para explicar el orgullo que siento. ojala esto haya servido como experiencia para que nunca mas ocurra algo asi, que tantas muertes no hayan sido en vano.
    Esta historia es muy emocionante, así que Luis como ya te dije: estoy mas que orgullosa de vos; como amiga, vecina y como Argentina. te quiero mucho y valoro la persona que hoy sos. la que mediante mucho esfuerzo y humildad logro tantas cosas.
    te adoro y adoro a tu familia que es la que yo elegí como familia del corazón.
    cuando profundizo y hablo con gente grande sobre todo lo acontecido no puedo creer que haya sido real. que tan siniestro fue ese gobierno para apelar a algo asi, pero lo hecho, hecho esta y solo nos queda guardar en la memoria este recuerdo triste y nosotros los jovenes luchar para que esto no vuelva a pasar.
    saludos!!!!!!

  • Cesar Perez

    Querido Hermano:
    Estoy muy feliz de lo que les ocurrio, me vino a la mente el dia que encontre tu nro de telefono y nos reencontramos despues de varios años de haber estado ausente por VAGOS y no haber investigado donde andabamos cada uno, un abrazo grandote para vos, Adriana y los chicos.

  • Daniel Gonzalez

    Querido Luis, me emocionó mucho todo esto, no conocía esta historia tuya. Te acordás esos días en Merlo, la frustración de no haber ido con el resto de la “camada” al GICE de Paraná?, no dejo de pensar en como fué la designación para que vayas a Malvinas, eras el más antiguo de los tres opercom, te seguía yo y el pelado Sanchez, cuando te fuiste ibamos a diario a pedirle al taca Roberts que nos enviara también a nosotros….queríamos ser parte de la historia como vos…gracias a Dios no nos mandaron… no sé como hubieramos vuelto del bocho. Vos tuviste la entereza de sobrellevar todo y seguir adelante. Hoy has progresado mucho en tu vida profesional y familiar. Me siento orgulloso de que seas mi amigo y “camada”. Que cosas que tiene la vida no? hace dos días que dejé la Fuerza Aérea y aún miro los uniformes en el placard y no lo asumo. Los vaivenes políticos de este gobierno hicieron que dejaramos de esta forma la Institución que abrazamos cuando eramos unos chicos todavía. Te cuento que hasta que me muera me seguiré sintiendo integrante orgulloso de la Fuerza Aérea, aunque la cúpula siempre si esmeró en embarrarla de todas las formas posibles. Esta nota es un hermoso recuerdo para tus hijos, para que ellos sepan de que madera está hecho su papá. Un gran abrazo hermano.

  • julia

    “Si quien venir que vengan “decía Galtieri, sin medir las consecuencias de enviar a jóvenes sin experiencia , es una pena haber derramado tanta sangre en vano. Sin duda los militares fueron lo peor que nos pudo pasar en la historia argentina.!!

  • Pingback: Malvinas, historia de un encuentro | 140 Noticias()

  • Mario

    Que gran historia y que valientes ambos…
    Todo mi respeto y mi afecto sincero.

  • Fernando R

    Excelente historia e investigacion. No podemos olvidar cuantas vidas se perdieron por la demencia de un borracho, entonces presidente, y sus dos esquizofrenicos complices.

  • JOSE CABRERA

    QUERIDO LUIS, DESPUES DE TANTOS AÑOS Y MOMENTOS COMPARTIDOS NUNCA SUPE DE ESTO, ME PARECE MUY IMPORTANTE TU HISTORIA Y RESPETO SIEMPRE TU SILENCIO, SABES QUE TE ESTIMO, QUE TE ACOMPAÑO EN AQUELLOS MOMENTOS, VOS EN TU LUGAR DE TRABAJO EN MALVINAS Y NOSOTROS EN EL CONTINENTE. SEREMOS UN GRUPO. “VIVA LA PATRIA HOY Y SIEMPRE”

  • Ricardo Stuart

    Qué historia maravillosa para que sea transmitida a nuestros jovenes hoy tan desorientados por ka falta de buenos ejemplos de vida. María Esperanza y Luis nos muestran que el reencuentro de los argentinos es posible; uno de los caminos para hacer grande a nuestra Patria.
    Es un soplo de esperanza. Gracias por lo que hicieron.

  • Jorge Augusto Zelada

    a.
    ” ¿POR QUÉ PERDIMOS LA GUERRA? Porque pusimos 12 mil soldados para defendernos de 28 mil marines. Es sabido que 28 es más que 12, sin contar la desigualdad de potencial bélico ni el hecho cierto de que los ingleses tienen un ejército de profesionales. Pero pudimos haber ganado la guerra, tal vez sin disparar un tiro. Tres errores de nuestros militares. Ver http://www.oparei.com

  • Raúl

    jeje, esto causa gracia, y eso que llevo la celeste y blanca como nadie, pero ir a la guerra con la OTAN y que querés que te diga, es una imbecilidad….es mandar los chicos al muere, hay gente que compara el futbol con la guerra, y nada que ver, el futbol es creación, belleza, arte, y la guerra es destrucción, odio, y bueno, que se yo

    • jorge

      Te podria asegurar que casi se parecen porque las dos cosas tienen mucho de fanatismo, o acaso no viste como por fanatismo se matan en las canchas? Las guerra de malvinas se vivio desde muchos angulo pero como todos sabemos nunca te van a contar la verdad, prefieren decir lo bello de lo horroroso que eso fue, lamentablemente eso nos pasa por ser buenos por tener las fronteras habiertas y por no ser tan hdp como inglaterra o españa. Argentina fue una potencia y puede volver a serla, junio del 2012 algo va a pasar, acordate.

  • Roberto

    Estuve en las islas y visité el cementerio argentino de Darwin. De las 235 sepulturas la mayoría son de soldados argentinos solo conocidos por Dios. Quedé altamente impactado y angustiado pensando que en su gran mayoría eran conscriptos de 18/20 años casi sin instrucción que fueron enviados a enfrentarse con soldados profesionales. Jamás olvidaré a los cobardes que tomaron la decisión de enviarlos.

  • javier

    tengo sentimientos encontrados, el primero es verguenza en saber que mi pais gorbernado siempre por inescrupulosos (militeres y Democratas)hayan abandonados a nuestros heroes durante y despues de la guerra, pero tambien siento el tremendo orgullo de ser argentino por todo lo que dejaron nuestros soldados en las islas, que el error no se repita, gracias LUIS, felicitaciones Esperanza

  • fredy dominguez

    TENGO PRESENTE SIEMPRE ESTA GUERRA, PUES FUI EN ESOS DIAS EL QUE ATENDIO PARTE DE LA PLANA MAYOR QUE COMBATIO EN MALVINAS, ES MAS, TUVE ALGUN DIALOGO CON EL GENERAL MENENDEZ, QUIEN FUERA GOBERNADOR EN MALVINAS, TAMBIEN UNO DE LOS CHICOS QUE EN ESE TIEMPO TRABAJO CONMIGO,ES BETERANO DE MALVINAS.ESTA GUERRA, FUE NO SOLO UN CAPITULO MUY TRISTE DE NUESTRA HISTORIA, TAMBIEN FUE MUY INJUSTA, CASI COMO SON TODAS LAS GUERRAS.VAN MIS MAS SINCEROS RESPETOS PARA AQUELLOS JOVENES QUE OFRENDARON SUS VIDAS EN POS DE DEFENDER LO NUESTRO QUE SON LAS MALVINAS ARGENTINAS! DIOS LOS TENGA EN LA SU GLORIA ETERNA!

  • Lucas

    Excelente nota, muy emotiva. ¡¡¡VIVAN LOS HÉROES DE MALVINAS, VIVA LA PATRIA!!!

    • jorge

      Viva la patria? estas seguro de lo que decis? que hay de la gente que quedo sin sus hijos? heroes? que hipocritas que son, emotiva? ummm ninguno esta ni cerca de lo que fue esa guerra.

  • Liliana

    Hermosa historia. Cuando me enteré de esta nota, sin haberla leído todavía, lo primero que apareció en mi mente fue el nombre de Dora, a quien conocí y quise. Esta señora fue la mamá de Luis y como dije apareció en mi mente, ya que no está entre nosotros y pensé “qué orgullosa habría estado Dora al leer esta nota” amén de la felicidad que tuvo que haber tenido que su hijo hubiera regresado sano de esa monstruosa guerra. Mi cariño hacia Luis que sabe que lo queremos mucho.

  • Estela

    Luis, te felicito por haber tenido la templazanza y fortaleza de transmutar tantas vivencias extremas en un ejemplo de vida y de familia. Un orgullo para nuestra patria! Cariños, y nuevamente, felicitaciones!

  • Adriana Leone

    Es un honor que el padre de mis hijos, sea un Heroe. Esta historia cumplio la misión de sanar porque gracias a Maria Esperanza, y su afán de encontrarte, vos pudiste hablar de este dolor que soportas con hidalgía. Sos un Argentino de lujo. Te amo, Adriana

  • leliamp

    Emocionante historia. Me encantó! Felicitaciones

  • mariela

    Gracias por difundir esta historia, es hermosa.

  • CLAUDIA FONTANA

    Es para mi un orgullo, que Luis Martín, sea mi amigo, como un hermano. Fue uno de los tantos soldados que protagonizó esta triste historia. Con un final feliz para él, no tanto para otros que encontraron allí la muerte. Depende de nosotros “ARGENTINOS” que esto no se vuelva a repetir. VIVAN LOS HÉROES DE MALVINAS!!! VIVA LUIS MARTIN RIVERO!!! – TE QUIERO MUCHO (LA FONTANA)

  • Georgina

    Hermosa historia dentro de una triste historia. Que bueno poder rescatar estos recuerdos que alivian tantas heridas. Felicitaciones a vos Luis y a Maria Esperanza por haberse tenido presente hasta estos dias para poder compartir esta conmovedora historia con todos nosotros. Hasta lo peor tiene su lado bueno.

  • Carina Ramos

    Que alegria saber que las cartas llegaban !! Y los chocolates ?? Y las bufandas?? Y el oro que juntaron en ATC Fontana y Pinky??
    QUERIDOS ADRIANA Y LUIS, yo se que no tienen suerte, que las guerras nunca terminan y ESTOY MUY ORGULLOSA de que sean mis amigos por todo el esfuerzo que han hecho para sobrevivir la guerra y construir, dia a dia, una familia de paz. Los quiero y los extrano… Maria Esperanza, simplemente Gracias por haberle dado a esa carta la categoria de Tesoro y guardarla como tal todos estos anos. Esas cartas son un Simbolo Nacional… como la Bandera que cuando flamea aviva la memoria y nos tira TODA LA HISTORIA encima… y al que “le quepa el sayo, que se lo ponga”. Para bendecir la memoria de los Martires, nos quedan este mensaje de Esperanza… y este honroso y honrado Luis. Los otros personajes aparecen en las paginas negras de la historia.

  • Fabian Repetto

    Tengo el orgullo de conocer a los protagonistas de esta historia de vida, en medio de tanta muerte.Una historia de amor entre tanto odio. Esperanza y Luis nos dejaron una gran enseñanza: La vida, el amor y la perseverancia estan por encima de todo y de todos. Cierta vez un hombre mayor vio a un niño con lágrimas en los ojos, mirando una foto, y le preguntó: “¿Por que bañas tus mejillas con lágrimas?; el niño repondió “amo a mi familia y no quiero perderlos”; el hombre entendió y le dijo al niño “mientras les tengas guardado un lugar en tu corazón, siempre estarán a tu lado… aunque no estén”. Sin proponérselo Ellos se guardaron un lugar en sus corazones, olvidándose que los había unido un manto de sangre, dolor y muerte…

  • CLAUDIA ROJAS

    LUIS Y MA.ESPERANZA: ESTAMOS ORGULLOSOS DE LOS COMBATIENTES DE MALVINAS Y FELICES POR LOS QUE VOLVIERON CON VIDA,- AQUELLOS QUE MURIERON EN ELLA HAN DEJADO UN PEDAZO DE NUESTRA PATRIA EN NUESTRA TIERRA ROBADA POR LOS INGLESES PERO TODOS, TODOS, VIVOS Y MUERTOS ESTAMOS UNIDOS EN UN SOLO CORAZON QUE ES EL DE JESUS, EL QUE NOS MUESTRA EN LAS ESTAMPITAS, Y QUE NOS DICE QUE NINGUNA DE NUESTRAS LUCHAS SON EN VANO. TODO TIENE ALGUN SENTIDO DESDE UN PUNTO DE VISTA MAS ALTO. TODOS, TODOS UNIDOS, REPRESENTAMOS A NUESTRA PATRIA Y POR ELLA, HAN DADO LA VIDA NUESTROS MUCHACHOS. PARA LOS NIÑOS Y NIÑAS QUE LLEVAMOS EN NUESTRA ALMA, TAMBIEN LES DIGO, “BENDITA SEA NUESTRA TRAYECTORIA POR ESTA TIERRA A LA QUE AMAMOS Y QUE CON ORGULLO DEFENDIMOS Y SEGUIREMOS DEFENDIENDO POR SIEMPRE”- “BENDITO SEA EL SEÑOR Y QUE SIEMPRE NOS ACOMPAÑE EN NUESTRA ACTUAL EVOLUCION” – NUESTRO APRENDIZAJE DE ESTO ES QUE DEBEMOS DEFENDERNOS POR VIA DE LA DIPLOMACIA Y NO POR LA VIA DE LA GUERRA. EXITO A TODOS Y MUCHAS GRACIAS COMBATIENTES POR HABERNOS DEFENDIDO EN NUESTRA PROPIA TIERRA: “MALVINAS ARGENTINAS”
    CLAUDIA ROJAS (en representacion tambien de su familia)

  • maria del carmen hornos

    gracias por defender NUESTRAS MALVINAS.
    que para mis hijos sea un aprendizaje de nunca olvidar….. Luis siempre seras un orgullo y un heroe para la Argentina

  • Jesicapilla

    Hermosa la Nota!!! Aca estamos toda la familia reunidos leyendola…
    Estamos muy emocionados.
    Nos sorprendieron las fotos y la historia.
    Estamos todos muy orgullosos…
    No olvidemos…
    Gracias!!!

  • Melisa

    Una historia maravillosa en un contexto desgarrador… el de una guerra… solo quien lo vive sabe lo que es, no puedo imaginar las sensaciones encontradas que deben aparecer casi en simultáneo… me siento orgullosa de los verdaderos héroes de la patria… los que sin esperar nada dieron todo… es inevitable que caigan las lágrimas cada vez que leo una historia de malvinas… gracias por hacer visible el otro lado de la guerra… mi admiración y respeto a cada uno de los ex-combatientes… A Luis y Ma. Esperanza… por darle ese tinte humano…

  • gabriela Miño

    Gracias a todos los que escribieron dejando tan hermosos comentarios. Sin duda esta historia es un verdadero encuentro, y una celebraciòn a la vida. Un abrazo y agradecimiento especial a Luis y Marìa E, por compartir y contar esta historia en el archivoscopio.

  • guille

    Excelentes testimonios

  • juan

    Creo que esta nota, es muy triste, que se hayan perdido tantas personas en la flor de su juventud, como las que perdimos, por el capricho de unos pocos locos, creo que mirando lo que tenemos ahora, con la ministra de defensa actual, no hemos aprendido nada y vamos rumbo a otra cosa quizas peor, es mi opinión.

  • LILIAN

    No puedo dejar de llorar, que hermosa historia. hace tiempo me la contaste y me emocione igual que ahora.
    Te respeto y te valoro mucho. Ojala hubieran muchos Luis y María Esperanzas.
    Tu amiga y compañera de trabajo
    Lilian

  • Victoria Catalá

    Qué linda historia!!!!
    Qué bien reflejan los sentimientos de las dos partes!!!!!
    Un relato muy conmovedor de lo que pasaba en ésos días y muchos desconocíamos en detalle.
    Me alegra ser amiga de Luis y de su querida familia, me siento orgullosa y me es muy grato que hayan tenido el reencuentro de las personas que vivieron dos historias de vida tan distintas pero que conjugaron en un final feliz.

  • Ruben Martinelli

    8.April.2011
    Qué linda historia!!!!
    Un relato muy conmovedor, y estoy convencido que algun día gracias a uds.van a ser Argentinas.-

  • Silvia Rojas

    Hermoso el relato hecho.- A Luis lo conocemos hace ya mas de 26 años, y a Esperanza la hemos conocido este año, cuando fuimos a Ezeiza a pasar un Domingo en Familia.- Siempre esta en mi corazon el recuerdo de Malvinas, pues naci en 1963 y si hubiese sido varon, seguramente me hubiese tocado ir.- Por eso, en ese momento me senti identificada, y me anote para Voluntarias para la Patria, y estaba decidida a realizar la preparacion adecuada en la Cruz Roja Argentina para viajar a Malvinas, pero la guerra termino y no fui convocada.-
    Por eso, a ambos los felicito por el reencuentro, y les deseo todo lo mejor que la vida nos puede dar: Salud, Amor, Paz, dicha, Prosperidad y Armonia.-

  • fernando

    exelente y gratificante me emocione mucho gracias por contar la historia de estos dos patriotas

  • Luis

    Quiero agradecer por todos los comentarios recibidos, creo que nuestra historia cumplió con lo propuesto entre Espe y yo, lo que queríamos era compartir algo que hasta ahora era solo nuestro y que gracias a ésta nota paso a ser de todos los que como nosotros seguimos teniendo fe en que algún día la bandera celeste y blanca pueda volver a flamear en nuestras queridas islas. Gracias a todos y que Dios los bendiga.

  • Gabriela Celeste

    No es fácil escribir un comentario de la nota. más, cuando conozco a los protagonistas. Yo sé del dolor de Luis y cuánto dejó esta guerra en él… Por eso, cuando supe de su encuentro con María Esperanza sentí que la vída era bella también… Sí, como en la película, porque de tanto horror se pudo recuperar la alegría y las ganas de cambiar la tragedia en algo tan puro, mezcla de inocencia y milagro: un acto de amor solidario que se burla del tiempo y la catástrofe. Porque fue ese acto puro lo que hizo que María Esperanza buscara a Luis para continuar ese lazo que empezó a anudarse con su carta infantil.Y no hay nada qué hacerle, los hombres seguirán, para lamento inexorable, determinando guerras inexplicables y devastadoras, y también seguiremos deseando los milagros que transformen eso en vivencias como estas.
    Sé que como esta historia, existen, gracias a Dios, miles de otras en el planeta que también rescataron a los hombres de las acciones de los hombres. Esto es , quizá, lo que hace que el corazón se consuele, aunque sea un poco, en este mundo irracionalmente belicoso. No es casualidad que una de los protagonistas se llama Esperanza…
    Le agradezco a Luis, no sólo haberme contado su historia, sino también la tarde de mate y amistad compartido en una Ezeiza que ya hicimos nuestra, junto a María Esperanza y su hermosa familia.Una familia argentina, como la de Luis y Adri, mi amiga de la adolescencia que tanto sabe acerca de erigirse en medio la desesperación del dolor , como la mía y como la de muchos que en la lucha silenciosa diaria, con honestidad y solidaridad para el bien común, combaten la abulia perversa de los que pueden cambiar, para bien la Historia.

  • Sabrina Ardanaz

    Primo, que orgullo Argentino, un ejemplo de vida!!! Sos realmente nuestro héroe, una persona que supo salir adelante sin temor y con fortaleza, supiste formar junto a mi prima querida una familia hermosa. Agradezco a Dios el haberte conocido. Sos un ejemplo a seguir. LAS MALVINAS SON ARGENTINAS!!!!!!!!! VIVA NUESTRA QUERIDA PATRIA!!!!!!!!!

  • ROSANA

    Que bella historia primo, me emocionó muchísimo; sentí muchísimo orgullo por vos y por esa niña ahora mujer que no olvidó a ese hombre-niño que fue a defender NUESTRA PATRIA,estoy de acuerdo con el comentario que leí mas arriba, que serías y sos aunque ella no esté un gran orgullo para tu mamá, seguramente la tía Dora te ve desde el cielo anchísima y emocionada de placer por haber tenido semejante hijo!!! HOMBRES como vos y MUJERES como Maria Esperanza necesita nuestro Pais, personas que no olvidan,personas que ante tanto desamparo nos demuestran que todavía vale la pena!!! ESTOY MUY ORGULLOSA DE UDES!!! GRACIAS POR COMPARTIR ESTA BELLA HISTORIA!!! TE MANDO UN BESO Y UN ABRAZO GRANDE PARA VOS, ADRIANA Y LOS CHICOS!!!