Lavalle, la preferida de todos

En busca de los sueños de celuloide, de la emoción hecha sombra y luz en la pantalla, el publico se vuelca a reclamar en los avisos la promesa de una noche plena de sugestión  y de aventura. Bien pronto aparecerá el héroe imbatible,  la dama en peligro,  el conflicto intimista que después se desangrará en conversaciones sin termino junto a la mesa de la confitería o el restaurante. Fotografía obtenida por Juan Di Sandro de LA NACIÓN el  7 de diciembre de 1957.

La calle Lavalle, popularmente conocida como “la calle de los cines”, tuvo su época de esplendor entre los años 50 y los 70 del siglo pasado. Así como Corrientes fue y es la calle más cosmopolita de Buenos Aires y Florida era considerada la calle más burguesa de la ciudad, Lavalle era la más transitada. Claro, me refiero al tramo que va desde Florida hasta Carlos Pellegrini.  Toda persona que venía a pasear a Buenos Aires quería conocer Lavalle. Era un paso obligado. Si no caminaban por ella era como si no hubieran venido a la capital.

En esas cuatro emblemáticas cuadras había unos 20 cines. Pero no sólo cines.  También confiterías, restaurantes, pizzerías, disquerías, heladerías, sastrerías, tabaquerías, y dos galerías comerciales.

Se estima que un sábado por la noche, a la hora de entrar y salir de los cines, más de 40 mil personas desfilaban por Lavalle. Una verdadera marea humana.  Estamos situados en la década de los 50. Por esos años,  gracias a los precios congelados de la entrada a 5 pesos, desde fines de los años 40, la gente de los barrios y alrededores se volcaban sobre el  centro. Caminar por Lavalle desde Esmeralda hasta Suipacha, a la hora de salir de los cines, llevaba media hora. Esta lentitud en el movimiento duró hasta fines de los años 70.

Aquellos cines;  hoy ya desaparecidos, algunos demolidos, otros transformados en templos religiosos o negocios de escaparates o salas de videojuegos; donde hoy sobreviven apenas unas placas recordatorias sobre el suelo, que dejaron su huella y le dieron carácter a Lavalle fueron:  Luxor, en Lavalle 669, Arizona (luego Cineplex), en Lavalle 727, Ocean, en Lavalle 739, Rose Marie, en Lavalle 750, París; en Lavalle 769,  Ambassador, en Lavalle 777. Monumental, en Lavalle 780, Trocadero, en Lavalle 820, Electric. en Lavalle 836, Paramount, en Lavalle 843, Hindú (luego Alfa), en Lavalle 846, Sarmiento, en Lavalle 852, Normandie, en Lavalle 855, Metropol (luego Atlas), en Lavalle 869, Renacimiento (luego Concorde), en Lavalle 925, Select Lavalle, en Lavalle 926 e Iguazú, en Lavalle 940

Sin comentarios

Los clásicos papelitos de fin de año.Versión de los 80

 La Diagonal Norte repleta de papelitos arrojados desde las oficinas para festejar el fin del año 1981.  (Fotografía de Cayetano Galizia)

Seguir leyendo

Sin comentarios

La Diagonal Norte en sus comienzos

La imagen de la fotografía muestra a la Diagonal Norte (Avenida Presidente Roque Saénz Peña) en noviembre de 1928, en pleno desarrollo, en plena construcción.

La foto está tomada desde Maipú y Cangallo (actual Perón) hacia Carlos Pellegrini, en el barrio de San Nicolás.

Seguir leyendo

La calle Corrientes a principios de los 80´

Si pudiéramos elegir una avenida que represente a nuestra ciudad, sin duda alguna entre las candidatas estaría Corrientes. Era calle en su primer tramo, desde el bajo hasta la 9 de julio. Y en 1936 fue ensanchada, convirtiéndose en avenida en todo su trazado.

 

Seguir leyendo

Una esquina céntrica de Buenos Aires. Adivinanza

Esta esquina  porteña tiene algunos atractivos históricos como para tener en cuenta. Por ejemplo, en una de sus esquinas se encuentra el Palacio San Miguel, otrora tiendas San Miguel y enfrente tenemos a la Iglesia de San Miguel Arcángel.

La fotografía fue tomada por Norberto Mosteirín, fotógrafo de La Nación, el 9 de enero de 1975 y pertenece al acerco documental de nuestro Archivo.

¿Te animás a contarnos de qué esquina se trata?

El Pasaje de la Piedad

El pasaje de La Piedad, ubicado en la calle Bartolomé Mitre (hasta 1901 calle de la Piedad), entre Paraná y Montevideo, en el barrio porteño de San Nicolás, es el único de su especie con forma de herradura. Está casi frente a la Iglesia Nuestra Señora de la Piedad.

 

Fue inaugurado allá por el año 1888.   Antonio  Gramajo, quien luego fuera intendente de la ciudad de Buenos Aires, lo mandó a construir por un pedido de su esposa quien quería vivir cerca de la citada iglesia.

 

Tiene una rica historia, debido a su arquitectura y a los personajes que lo habitaron.

 

Les dejo un par de notas que publicara La Nación hace algunos años, en donde encontrarán detalles y curiosidades de tan simpática calle.

 

Esto publicó La Nación el 28 de julio de 1984

 

Esta nota fue publicada en una edición de La Nación del año 1994

 

Sin comentarios

Adivinanza: Lluvia en la ciudad

Esta fotografía, tomada por Oscar Mosteirin, del plantel histórico de nuestros reporteros gráficos, nos muestra una cara poco habitual de una tradicional esquina porteña. La foto fue tomada en Agosto de 1974.

¿Te animás a decirnos de que lugar se trata? y ¿Qué momento del dia captó la imágen?

 

Los baches en las calles, un clásico porteño

¿Qué imaginas?.  La lógica indicaria que algún vecino se apiadó de los automovilistas y colocó el estandarte para que no se traguen el inmeso cráter sobre la Avenida Del Libertador.

Nada más alejado de la realidad. Según “La Nación” del 11 de enero de 1990 se trató de una batalla. Si, la batalla de la Avenida del Libertador. Mirá lo que se publicó a continuación:

Seguir leyendo

Adivinanza: Una esquina emblemática de la ciudad

Estimados Archivoscopianos. En esta oportunidad les dejo esta fotito. Se trata de una destacadísima avenida de nuestra ciudad (Buenos Aires) y su intersección con una calle no menos importante.

En esa época, como pueden observar, el tránsito era de doble mano. La gente cruza la avenida como en el jardin de su casa. Y por cualquier lado, menos por las esquinas. Bueno, esto sigue igual hoy, ¿no?.

 

 

 

 

La calle Florida no siempre fue peatonal

Las imágenes que acaban de ver muestran y sirven de prueba irrefutable de que la Calle Florida fue transitada por vehículos, además de por personas. Seguir leyendo