Esther Williams una estrella del agua

 

La actriz y nadadora Esther Williams, campeona de natación juvenil y una de las grandes estrellas de la taquilla en los años 1940 y 1950, falleció este jueves a los 91 años.

Nadadora profesional, llegó al  cine para convertirse en una gran estrella de los ballets acuáticos cinematográficos de las décadas de 1940 y 1950.

Conocida como la ‘sirena de América’ y una de las grandes estrellas de la Metro Goldwyn Mayer durante su era dorada, fue seleccionada a los 16 años para competir en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1940, que finalmente fueron suspendidos por el estallido de la II Guerra Mundial.

La Metro Goldwyn Mayer se fijó en ella y la convirtió en una de sus grandes figuras y de los ballets acuáticos cinematográficos de las décadas de 1940 y 1950. Protagonista de clásicos como ‘Ziegfeld Follies’ (1945), ‘La hija de Neptuno’ (1949) o ‘Take Me Out to the Ball Game’ (1949), debutó en el cine en 1942 pero la fama le llegó dos años más tarde con ‘Escuela de sirenas’ (1944).

Conquistó al público con su actuación en títulos como ‘La primera sirena’ (1952) o ‘Dangerous When Wet’ (1953).

Participó en películas como ‘Sombras de la noche’ (1956), ‘Momento inesperado’ o ‘El gran espectáculo’.

Hoy desde el Archivoscopio la recordamos.