La caverna de las Brujas

 

 

 

Los quiero invitar a explorar el interior de la tierra, un magnifico lugar para encontrarnos con nosotros mismos y para que conozcan lo que una vez fue el fondo del mar, cuando la Cordillera de los Andes aún no existía. ¿Como llamar a esta expedición? Científicamente se llama Espeleología: del griego spelaion que significa cueva y -logía, tratado, es una ciencia cuyo objeto es la exploración y estudio de las cavidades subterráneas. Y yo, por esta vez, la voy a llamar “Turismo de cavernas” Estimados lectores de “El Archivoscopio” pónganse el casco de minero, cálcense las zapatillas de trekking y unos pantalones largos y a vivir esta distinta aventura que nos brinda la ciudad de Malargüe, Mendoza.

 

 

Esta maraña de columnas que penden del techo y brotan del piso son las estalactitas y estalagmitas que se forman cuando el agua de lluvia se filtra por entre las rocas de la cueva. Al quedar suspendida desde el techo da la forma a una estalactita. Cuando la gota cae al piso, se genera la estalagmita.

Para que una de estas formaciones tenga 2,5 cm de roca, deben pasar entre 100 y 150 años. Así que lo que nosotros observamos en esta caverna tienen miles de años, por favor turista, solo mírela, tóquela pero no la dañe. La naturaleza la creo para que la disfrutemos en su estado natural.

 

 

 

Cuenta la leyenda que una tribu que habitaba el lugar tenía a dos mujeres blancas cautivas que lograron escapar y se escondieron en la caverna, de donde salían por las noches a buscar comida. Los lugareños decidieron saber quienes eran estas mujeres y subieron a la cueva y al entrar volaron por sobre sus cabezas 2 grandes lechuzas. Ellos pensaron que se habían convertido en aves y por esa razón bautizaron al lugar con el nombre de “Caverna de las Brujas”.

 

La ubicación geográfica de la Caverna de Las Brujas, en Malargüe, Mendoza.

La expedición comienza en la Reserva natural Caverna de las Brujas, en el centro de visitantes donde se compra el ticket, y el guía arma el grupo con 10 personas, el viaje al interior de la tierra, dura más o menos 2 horas. Ascendemos el Cerro Moncol, a 1930 metros sobre el nivel del mar, para ingresar a la cueva y nos encontramos con la Sala de la Virgen María, llamada así porque la estalagmita principal, 28 metros de ancho por 17 de alto por 30 metros de largo, tiene la forma de la silueta de la Virgen, según vieron los primeros exploradores. Aquí comienza la adaptación de los ojos a la oscuridad y nuestros cuerpos al frío, 9° C. Los cascos de mineros que obtenemos junto al pago de la entrada, es para que las rocas le den los chirlos a ellos y no a nuestras cabezas. Nunca se los saquen. Después comenzamos el descenso por el barranco, hasta llegar a las gateras, llamada así porque por este lugar hay que gatear. Seguimos el recorrido y vamos viendo la formación del chancho, la Boca del Tiburón, hasta llegar a la Sala de la Estalagmita Gigante, (mide 1,58 mts de alto x 1,26 mts de ancho). Imposible describir con palabras, hay que verla y apreciar la magnificencia de la sala y los colores múltiples de las rocas y la luz propia que emiten. Continuamos subiendo por una escalera de metal hasta el Púlpito que nos conduce a una galería que nos lleva a la Sala de las Flores, en este lugar no se puede entrar por lo frágil de sus concreciones mineralogícas, pero se puede sacar fotos y desde aquí desandamos lo andado para llegar a la Sala de la Virgen que es cuando realmente vemos sus dimensiones y belleza.

Llegamos al final de la expedición donde se aprendió algo maravilloso, depender de uno mismo, sin nada artificial, disfrutar de la naturaleza pura en su estado milenario y primitivo.

 

Quiero contarle que la Caverna de las Brujas fue explorada por primera vez por el Fundador del Centro Argentino de Espeleología (1972), Julio Goyen Aguado (1941-1999).

“Me metí en esa caverna 84 veces, y en cada viaje descubría algo”.

Ahora que les picó el bichito de la curiosidad los invito, sin miedo, a que se internen en una caverna y sientan lo que es la Pachamama.

 


 

  • alejandro

    Exelente nota, como siempre despertando las ganas de conocer estas maravillas, pero debe de ser para jovenes con espíritu aventurero como la notera, mis felicitaciones

  • Gaby

    Tere me dieron ganas de conocerla, sin duda una invitación a la naturaleza, felicitaciones

  • dianac

    Conocí Caverna de las brijas y me encantó! Es una experiencia muy linda. Malargüe ademas tiene otras excursiones excelentes como la visita al Volcán Malacara, y la Reserva de La Payunia. No dejen de visitar Malargüe!

    • veroz

      Adhiero, la excursión al Malacara y a la caverna de las brujas fueron mis visitas favoritas en este verano!!!

  • Pato

    Tuve el honor de ser invitado por el amigo Julio Goyen Aguado a una expedición de 6 noches adentro de la Caverna con el fin de topografiarla. Dormiamos ahi adentro, y eran jornadas largas de trabajo en su interior. Eramos un grupo de 7 exploradores y la experiencia fue inolvidable! Gracias el CAE Centro Argentina de Espeleoligia, a Julio y a mi padre que de chico me educo para conocer y respetar la naturaleza.

  • Pato

    Tuve el honor de ser invitado por el amigo Julio Goyen Aguado a una expedición de 6 noches adentro de la Caverna con el fin de topografiarla. Dormiamos ahí, eran jornadas largas de trabajo en su interior. Eramos un grupo de 7 exploradores y la experiencia fue inolvidable! Gracias el CAE Centro Argentina de Espeleologia, a Julio y a mi padre que ya de chico me educo para conocer y respetar la naturaleza.

  • S.Hubert

    Lo que se ve atrae y a la vez da un poco de miedo.Las formaciones son realmente fascinantes.Y todo está aquí cerca, en Mendoza.

  • alejandra

    Que hermoso lugar…cuanta magia. No conozco este sitio….pero me encantaría conocerlo.Que bellezas nos regala la naturaleza!!!!!

  • Patricia

    Muy interesante, realmente dan ganas de ir a conocer ese lugar y de paso visitar Mendoza!!!

  • GEA

    es una excelente nota para acercarse al mundo de la espeleología y en especial a la Caverna de Las Brujas, una de las cuevas más bonitas de nuestro país.
    La historia de las exploraciones espeleológicas en Las Brujas, donde nuestros colegas del CAE han sido pioneros, son una historia poco conocida, esfuerzo de años y de gente que no buscaba otra cosa que conocer y dar a conocer nuestro patrimonio natural y cultural sin cobrar un solo peso. Nuestro grupo de espeleología trabajó en la caverna en los años 80 haciendo una o dos campañas anuales y relevando con precisión gran parte de la cueva.
    Un saludo del Grupo Espeleológico Argentino y felicitaciones por la nota.
    http://www.gea.org.ar

  • Pedro Arias

    Que linda expedición fue, con los hijos y padres del diario La Nacion, el Sr. Bermejo fue el organizador activo junto a Julio, y nosotros miembros del CAE en aquellas epocas, conocí amigos y experiencias en esas aventuras, seguramente tendran fotos que podran poner al alcance de todos. Un fuerte abrazo a todos los que se acuerden de aquella aventura que compartimos juntos.

    Pedro J. Arias desde Granada, España

  • teresa

    100 % recomndable, creo q es un gran desafio para claustrofobicos! no se lo pierdan!

  • mykka

    chicos me dicen:¿porque se le llama las caverna de las brujas?

  • Carlos OLguin

    es hermosaaaaa, yo hice la excursión 2 veces, la primera de ella entramos a la sala de las flores y la palestra (hoy vedados por la devastación de la gente) que se llevaban “souvenirs” de las flores….

    Altamente recomendable…Si pasan por Malargue, no se la pierdan….