Camino al Aconcagua

 

 

Lectores de “El Archivoscopio” aquí estoy recordando para ustedes mi caminata por el Parque Nacional Aconcagua hasta el primer parador: “Confluencia”.

 

                                                      en Confluencia

Crédito de la foto: Teresa Aversa.

Llegué a Mendoza para visitar a mis primos que vivían allá y a disfrutar del lugar, como siempre lo hago. Un día mi prima, Daniela, me contó sobre el tracking y ascensionismo y me llevó hasta una agencia de viajes para que me contaran en qué consistía la excursión.

Me informaron que era así:

Salida de Mendoza, ciudad, por ruta internacional 7, a través de los Andes Centrales para llegar a Horcones. Allí comienza el sendero que nos lleva a la Laguna de Horcones, alcanzando luego de una hora de marcha el Puente Colgante sobre el Río Horcones. Luego empieza la “Quebrada del Durazno” donde nos detendremos a descansar y admirar el paisaje. Caminata de 2 horas más por el Parque, llegando a Confluencia. Se almuerza y se descansa. Luego se regresa a Horcones. La caminata es de 4 horas y se sube 3300 metros.

Cuatro días después me pasaron a buscar y fuimos en combi hasta Puente del Inca. Durante el viaje dormí un rato y descanse un poco, para iniciar la aventura en la que me había metido. Cuando llegamos, nos dirigimos hacía un galpón donde estaban todos los guías cambiándose y arreglando la mochila con los víveres y revisando las mochilas de los excursionistas. El equipaje debe ser ligero y no cargar con cosas inútiles que solo retrasan la marcha. Yo, por primera vez,  había cargado pocas cosas.

Mientras esperaba a mi guía miré por el portón de entrada y vi que caía nieve, no lo podía creer, ya que era febrero, pero sí, estaba nevando y hacía mucho frío.

Me ate los cordones de las zapatillas, me subí la capucha de la campera, me puse los anteojos de sol, enfunde los guantes que me había prestado mi sobrino Luciano y no me quiero olvidar de decir que mi sobrino Patricio me prestó unos pantalones para este momento, y haya partimos, mi guía y yo rumbo a Confluencia.

Caminamos una hora hasta llegar a la entrada del Parque Nacional Aconcagua, donde uno queda registrado y paga un arancel de ingreso. Me dieron una bolsa de residuos, donde debía poner todos mis desechos y  entregarla, vacía o llena, al salir del parque, caso contrario pagaría una multa.

 Caminando por el Parque

Crédito de la foto: Teresa Aversa.

 

Empezamos el ascenso, con viento en contra, nieve y mucho frío. Allá iba yo, con las indicaciones dándome vueltas por mi memoria. “Si te duele la cabeza avísame rápido, ya que te estas apunando y te doy una pastillita y se te pasa. No bajes el rendimiento de tu paso, tiene que ser constante, toma agua, no te deshidrates, mira por donde caminas, no te vayas a caer”. Estaba con la adrenalina a flor de piel, maravilloso momento, nunca había pensado hacer esa caminata. Pero ahí estaba y tenía que hacerlo, era mi desafío personal.

Los guías no te ayudan en nada  allá arriba. Estas acompañado, pero solo para hacer las cosas. Si te caes te levantas solo, te vigilan para ver si estás bien. Todos somos compañeros de expedición, pero no pueden gastar energías extras en ayudar al otro, me explicó el guía.

Solo me tomó del brazo cuando cruzamos el puente colgante sobre el río Los Horcones porque había viento y se movía mucho, luego nunca más me ayudo. Sí me esperaba cuando me retrasaba por algo, pero nada más.

Puente colgante

Seguimos caminando un rato más y nos detuvimos en La Quebrada del Durazno a admirar un poco el paisaje que es mágico y encantador, a descansar, a comer algo y  tomar líquidos.

 laguna los horcones

 

 rio Horcones

 fotos de Teresa Aversa.

Luego, seguimos viaje porque faltaban dos horas más de caminata hasta destino.

El frio seguía y mis fuerzas disminuían, pero yo no aflojaba… seguía y seguía, ya no pensaba que estaba caminando, solo iba. El guía me decía que faltaba poco, veía mi declive. Y yo que creía que estaba preparada, ni me arrime al estado físico que uno tiene que tener para hacer esta expedición, ni hablar de hacer el ascenso a la cumbre.

Finalmente, llegamos. El ascenso se hace en 4 horas y nosotros la hicimos en 3 horas 20 minutos, todo un récord y hubo felicitaciones de parte del guía.

 en confluencia1

Crédito de la foto: Teresa Aversa. 

Me mostraron Confluencia, las carpas son para los que hacen noche. Nosotros almorzamos en la carpa grande. Una sopa, que al transportarla hasta la mesa ya estaba fría. Comer rápido es la consigna. Capellettis de verduras. Duraznos en almíbar, exquisitamente fríos y una infusión. Un rato de descanso y el descenso.

Campamento Confluencia

Empezamos a bajar a las 16 horas y lo hicimos rápido ya que a las 20 hs teníamos que estar de nuevo en Puente del Inca, para cenar y volver a Mendoza.

El regreso fue más rápido, sin viento, sin nieve y cuesta abajo.

La caminata terminó feliz. Satisfecha de haber realizado una experiencia inolvidable.

Me prometí volver  con un mejor estado físico, pero no creo que vuelva. Pero no importa ya que hice algo y que valió la pena.

Y si pudiera entrenarme más volvería, no para hacer cumbre solo para hacer noche en Confluencia y llegar a Plaza Francia a 4200 metros.  

Y estar allí con el grande de América, el “Cerro Aconcagua” a mis pies.

Aconcagua

Es mi gran sueño… ¿y el tuyo?.

La inventiva de la gente por llegar cerca del coloso de América, Cerro Aconcagua, hace que se realicen cualquier actividad y en la nota que les invito a leer a continuación da fe de ello.

A continuación te invito a que leas la nota que se publicó en La Nación Revista donde  Victoria Manno nos relata su experiencia escalando el Aconcagua.

  • Lucia

    Que hermosa experiencia… haber llegado hasta alli. en ese paisaje maravilloso.me imagino inolvidable…Te felicito!!!!

  • Pato

    Tere que bien que te animaste a a subir y vivir la experiencia!! y ahora a contarla (que no se enteren los guías)

  • Marcela

    Genial poder escalar y no apunarte debe de ser una experiencia unica
    hermosa nota

  • Alejandro

    Pourtale

  • Alejandro

    Que maravilla poder tener 40 años menos para hacerlo, lo hice A LOS 20 pero en camioneta pero llegamos a los 2400 metros, hicimos noche y tuvimos que dormir en cuchetas a metro y medio de altura tapados con cuero de oveja!!!! CONGELADOS !!!!
    cuantos tenías cuando lo hiciste hermosa

  • Alejandro

    Hermosa nota y preciosa protagonista, denota ser una muy buena comentarista, mis felicitaciones

  • Gaviota

    No conozco Mendoza, pero sin duda me dan mucchas ganas de hacerlo pronto. Gracias Tere por acercarnos tan bellas postales de nuestro país.

  • Elcholo

    Estimada Teresa, impagable su experiencia por el Parque Nacional Aconcagua. Su nota fue entretenida y dinamica a la vez. Es bueno ver que las personas hacen algo y pueden contarla con tanta càlidez y hacer que uno sienta que estamos en el lugar viviendolo, tambièn. Suerte y sigan asì por muchos años màs. Saludos.

  • Juan Bautista

    Estimada Teresa, Felicitaciones por llevarnos a caminar por el Parque Nacional Aconcagua, su relato fue muy fresco y dinamico y me hizo sentir como que estaba allì. Me encantò. Y me gusta tambièn la facilidad que tiene para contarnos sus vivencias y compararlos con hechos ocurridos. Me gusta. Los felicito a todos por el aniversario y espero que cumplan muchos màs juntos a sus lectores. Gracias por contarnos cosas. Saludos a todos los que hacen El Archivoscopio.

  • Adelia Perez

    Me gustó mucho la nota. Tenía pensado hacer la caminata, pero después de este relato, no me siento entrenada lo suficiente para llegar hasta allí. Seguiré el consejo de Teresa, me entrenaré más y cuando lo haga prometo contarle. Me gustó la nota y me entretuvo. Espero otra nota tan fresca y dinamica como esta. Y a la gente de El Archivoscopio un feliz cumpleaños y adelante por más. Saludos.

    • vicky

      Nunca hubiera pensado que se podia realizar esta experiencia. Intentare realizarla, ya que me gusta el turismo de aventura y las caminatas. Además, me dio ganas de hacerla por lo ameno de la lectura. Gracias por compartir con los lectores las experiencias y el archivo. Y feliz cumpleaños.

  • Grace

    Me encantó. Muy buena narración. Comparto todo lo expresado con los lectores anteriores. Feliz Cumpleaños. Suerte y sigan así.

  • jana

    Me senti como que estuve con vos. Me gusto lo dinamica de tu narración. Espero poder hacer esta caminata. Soy profesora de educación física y me encanta el turismo de aventura. Este verano voy a ir a Mendoza y me voy a prender en esta experiencia magnifica. Gracias por abrirme la cabeza. Feliz Cumpleaños y sigan adelante. Suerte.

  • Nancy

    Hice la misma excursión y es verdad lo que contas. Si no estas entrenada, olvidate de subir. Y en cuanto al paísaje… es imborrable. Me pareció muy acertada la forma en que lo escribiste. Todo es verdad y es la misma sención que tuve yo. Bueno, la nota esta linda y doy fe que es verdad tal cual esta escrita. Feliz Cumple y sigan regalandonos buenas notas y buena onda como hasta ahora. Me gusta leerlos. Suerte.

  • Lola

    Simplemente ¡Excelente! Como siempre. Feliz cumpleaños y sigan adelante. Me encantan.

  • MIRIAM

    Excelente nota! me encantó como transmitis tus vivencias, haces que uno sienta que estuvo allí, lo voy a hacer algun día………te felicito

  • MIRIAM

    Excelente nota!…….me encanta como transmitis tus vivencias, haces que uno siente como que estuvo allí
    te felicito!

  • MIRIAM

    Excelente nota!

  • pedro

    Hola Gente Necesito que me Ayuden a Encontrar un Hotel en Buenos Aires viajo la Semana que Viene y me Gustaría una Recomendación.,,,