Submarinos nazis en el Mar Argentino

 

Llegó a mis manos un libro que trata sobre la incursión de los submarinos nazis en el mar argentino durante la II Guerra Mundial. Se trata de “Tras la estela de los lobos grises, submarinos nazis en la costa argentina.” de Ernesto G. Castrillón y Luis Casabal que la editorial Distal publicó recientemente (2014)

La obra nos sumerge hasta los tiempos de la contienda mundial . Comienza con el hundimiento del acorazado Graf Spee en las costas uruguayas en 1939 y el derrotero de los tripulantes alemanes sobrevivientes en territorio argentino, país que les dio asilo por su posición de neutral en la guerra.

Se detallan aspectos poco difundidos de la política exterior argentina y su declarada “neutralidad” en el conflicto bélico. La influencia del GOU. Las acciones de la embajada alemana en Argentina. El hundimiento de barcos mercantes argentinos. Los míticos submarinos alemanes de Caleta de los Loros, en el sur de nuestro territorio. Y hasta la rendición de los submarinos nazis en Mar del Plata en 1945.

 

Una serie de hechos muchas veces no debidamente documentados en los diferentes artículos y obras escritas al respecto.

Precisamente, si hay algo que destacar de esta obra es su exhaustiva documentación. A propósito de esto les puedo asegurar que los autores del texto son dos auténticos investigadores. De la vieja escuela del periodismo argentino. Largos años de batallas en la redacción del diario La Nación lo pueden atestiguar.

 

 

El libro fue presentado con éxito en la reciente Feria del Libro con una sala totalmente colmada de público. En sus 247 páginas, que la editorial Distal finamente encuadernó y presentó, te introducirás en un relato muy ameno y que te atrapará.

La frutilla del postre la tendrás cuando te encuentres con la reproducción de documentos secretos de la armada que fueron desclasificados exclusivamente para los autores de esta obra.

Si bien el libro nos cuenta  y nos ayuda a comprender algunos pormenores de la historia argentina contemporánea, como dicen Ernesto y Luis en el prólogo del mismo:

“De todas formas, es esta una obra que plantea muchas preguntas. Muchas más de las que podemos responder: ¿Por qué dos solitarios submarinos germanos eligieron rendirse en Mar del Plata cuando la guerra había terminado en Europa? ¿Fueron solo esos dos sumergibles los que se movieron por nuestro litoral marítimo entre julio y agosto de 1945? ¿Vinieron en alguno de ellos Hitler y otros jerarcas nazis? ¿Llegó por esta vía el legendario tesoro nazi del que daba ya indicios por aquellos años el legislador radical Silvano Santander?”¿Qué yace bajo las oscuras aguas de Caleta de los Loros, en el sur de la costa Argentina?

En síntesis, una obra altamente recomendable, tanto por la temática desarrollada como por la amenidad y el rigor documental con que fue llevada a cabo.

 

  • Raulemilio

    Agradecería profundamente que me muestren la ficha de afiliación al partido nazi de los U-boats. No entiendo la denominación “submarino nazi” .. ¿El submarino se adhería al NSDAP como un todo, o cada una de sus partes por separado? Es un libro de mitología. A que le guste leer relatos fantásticos.. Que lo disfrute.

    • Pablo Carlos de Rosa Barlaro

      Estimado lector. Primero, gracias por comentar en nuestro Blog. Se los llama submarinos nazis porque respondían a la Alemania que en esa época estaba liderada por Adolf Hitler, el fundador y conductor del partido nacional socialista de ese país (o nazi), y el que dio la orden para comenzar la II guerra Mundial al invadir Polonia en 1939. Entonces, en esa desgraciada guerra había dos bandos, los nazis y los aliados.
      Con respecto a de si es un libro de mitología o no, creo que hay un poco de mitología porque se la convoca en el mismo, pero justamente lo que deja bien en claro la obra es que los hechos que se narran en la misma están fehacientemente documentados y coinciden con la realidad histórica. Así que el que busque un relato fantástico se va a sentir defraudado porque no lo es.
      Simplemente se trata de un texto que nos ayuda a comprender y acercarnos un poco más a la verdad.

      • Calicanto

        Coincido con Rualemillo, además le aclaro que los dos bandos durante la segunda guerra mundial, eran las fuerzas del eje por un lado y los aliados por otro. Y tanto los soldados como en este caso los U-boot, eran alemanes y peleaban por su país y no por un partido político, por lo tanto la denominación usual de nazis es totalmente erronea.

        • Pablo Carlos de Rosa Barlaro.

          Estimado Calicanto. Te explico que las fuerzas armadas de Alemania le debían lealtad a su líder Hitler, mediante el juramento personal de lealtad que le habían hecho al poco tiempo de asumir éste como presidente y canciller de Alemania. Por lo tanto la denominación usual de nazis se corresponde totalmente con la realidad de los hechos.
          Espero te haya aclarado el panorama.
          Gracias por tu comentario.

          • Paparrucho

            Para entender esta realidad hay que conocer la idiosincrasia alemana, que si hoy nos parece rígida y ortodoxa, imaginársela en 1940 es casi imposible. Los soldados obedecen órdenes y van a una guerra sin preguntarse por qué? Los líderes políticos son otro cantar. Tildar de nazi a todos los barcos y tripulantes alemanes de la 2 da guerra es tan aventurero como decir que ningún aliado cometió crímenes de guerra y no me refiero solo a los rusos.

          • Ernesto Cordobes

            Tuve la oportunidad de hojearlo en el stand de libros del Carrefour de B° Jardín, aki en Cba. Capital. No encontre el precio y no lo compre. Es muy interesante esta temática planteada por los autores y hay otros libros similares de autores argentinos. Lo interesante sería corroborar con pruebas científicas la silueta de los mismos submarinos y si cabe la posibiidad de desenterrarlos y generar un museo en dicha zona, aunque no van a faltar quienes se opongan porque daria pie a un culto nazi. Lo voy a comprar y sigan así en la búsqueda e investigación de nuevos datos.

          • calicanto

            Gracias, por tu explicación, te aclaro que no soy un lego en la materia, primero y principal le debían lealtad al Führer, ya que este era el Comandante en Jefe de la Wehrmacht, práctica común dentro de las fuerzas armadas alemanas, prusianas, austríacas, hungaras, etc., desde mucho tiempo cuando le juraban lealtad al emperador, eso no significaba que por deberle lealtad compartiera sus ideas políticas.

      • kurt1989

        adolf hitler no comenzó la segunda guerra mundial.fueron inglaterra y francia los que le declararon la guerra a alemania luego de invadir polonia para recuperar tierras pertenecientes a alemania que fueron robadas por polonia luego de la primera guerra mundial.otro motivo tambien fue evitar que continuaran los asesinatos de alemanes en esas tierras alemanas.y como medida preventiva del avance comunista.que invade polonia al mismo tiempo que alemania pero ningún pais le declara la guerra a los rusos

    • papitravel

      Raulemilio, Ud. no recuerda acaso el lema “Ein Volk, ein Reich, ein Führer “

  • Lector1

    Buenas noches! Seguramente el tema es apasionante y el libro -cuya existencia ignoraba- va a tener en mí un lector más. Respecto de la denominación “submarino nazi”, me siento tentado de coincidir con la opinión de los otros comentaristas. Sería inapropiado llamar al ARA Salta -por ejemplo- un “submarino kirchnerista” ¿verdad?. Contrario sensu, tal vez no sea muy desatinado el calificativo si tenemos en cuenta que el III Reich sustituyó su bandera por un símbolo partidario -la svástica- y éste era llevado por buques, aeronaves y hasta en el uniforme de todas sus fuerzas armadas, cuyos integrantes eran obligados a jurar lealtad al Fuhrer. Creo que no es un tema tan sencillo. Gracias por la nota.

  • Boris

    Coincido en que es una práctica común y errónea hacer referencia a las armas alemanas, calificándolas de “nazis”. Se cae en el disparate de llegar a mencionar a los cascos del ejército alemán (similares en ambas guerras mundiales), como “cascos nazis”. A los marinos alemanes (nazis o no) que desembarcaron en territorio argentino, producto del hundimiento del Graf Spee, no se les dio “asilo”: se los internó – una condición y estatus completamente diferente.

    • Pablo Carlos de Rosa Barlaro

      Estimado Boris
      Las Fuerzas Armadas y por ende los que tripulaban los submarinos eran 100 % nazis porque habían prestado un juramento de lealtad a su líder Hitler al poco tiempo de asumir éste el poder. Por lo tanto es completamente correcto llamarlos “Submarinos nazis”.
      Si, en cambio tenes razón con el tema de los internados nazis, ya que legalmente es así. Puse asilo en el post por la conocida simpatía del gobierno argentino con el Tercer Reich.
      Luego, en 1945, cuando Argentina le declaró la guerra a Alemania los sobrevivientes del Graf Spee pasaron a tener el estatus de “Prisioneros de guerra”.
      Muchas gracias por tu valioso aporte.

  • mauro

    Para el que le gusta el tema hay un viejo libro que trata sobre los submarinos Alemanes en la 2da guerra, sus combates, sus victorias y sus hundimientos. Se llama “ataúdes de acero” de Herbert Werner. Lo recomiendo, es muy entretenido.

  • charlie

    En las costas patagonicas se han descubierto instalaciones, donde operaban radios importantes para comunicarse con estos submarinos

  • Marc Pesaresi

    Una obra que plantea muchas preguntas… y si, muchas preguntas y nada de respuestas. Cada tanto aparece en el museo donde trabajo, en San Antonio Oeste, algún cazador de submarinos. La verdad, cansa el tema porque nunca se llega a nada y me refiero a los submarinos supuestamente sumergidos en Patagonia. Sin embargo, debo admitir que hay eventos raros: por ejemplo, estoy investigando el origen de Villa Bremen y me encuentro que los papeles en el Municipìo, que podrían historiar sobre quien la construyo y por orden de quien,s e quemaron en un “accidente” hace año. Villa Bremen era la oficina de Lahusen en esta tierra. Voy a leer el libro pero mucho me temo que es como los demas: mucho contenido pero ninguna resolucion. Gracias.

  • luis

    No se quiere decir la verdad que es única el gobierno de GOU (del que fue cabeza oculta Juan Domingo Perón) era pro fascista y nazi y con la “neutralidad” como máscara apoyo con barcos petroleros argentinos el reabastecimiento de submarinos nazis. El peronísmo se siente incómodo por que se sepa la verdad de como durante el gobierno de facto del GOU y el Primer Gobierno de Perón ingresaron nazis, fascistas y otras yerbas sanguinarias con documentos falsos dados por el propio gobierno argentino. No haría nada bien a la imagen del “Gran Líder” que se dijera la verdad sobre los submarinos nazis que trajeron nazis a nuestro país y que yacen hundidos en nuestras costas. No se quiere decir nada