El primer superclásico se publicó en 1913

 

Boca y River se enfrentarán por 186ª vez en sus vidas cruzadas, por torneos locales. Los dos son hijos de una misma madre: La Boca. Pero no reconocen hermandad alguna desde el nacimiento de la clásica rivalidad que acumula en su historial 97 años de duelos contados desde la era amateur.

La primera vez que estuvieron cara a cara por los puntos fue el 24 de agosto de 1913, en la cancha de Racing. River ganó 2 a 1 y selló para siempre un odio fraterno. LA NACION fue el único medio que cubrió el partido. En la página 13 de la Sección Sports del 25 de agosto de 1913 comentó: “La iniciación del juego estaba señalada para las 2.30 PM, pero se dio comienzo a las 3.10 por ausencia del referee a actuar en ese partido”.

Más adelante, la crónica advirtió que a los 25 minutos del segundo tiempo los dos equipos se tomaron a golpes de puños y que fue expulsado Amoral (River). La pelea contagió a las tribunas, se pelearon entre las dos barras. La de River que solía parar en la confitería Las Camelias, en Almirante Brown y Pinzón, y la de Boca, en el café París o el Alegría, a la vuelta de sus  hermanastros. Nacía el primero de un histórico enfrentamiento barrial, clásico de clásicos que con los años le fue dando forma al superclásico de reconocimiento mundial. Dieciocho  son los medios extranjeros acreditados para este partido.

El cisma que dividió al fútbol argentino en 1919 interrumpió la rivalidad por siete años. Hasta allí, River llevaba la delantera con cinco partidos ganados más que Boca, que logró su primera victoria un año antes. Boca se quedó en la Asociación Argentina y River en la Asociación Amateur. Los hermanos se habían desunido. Hasta 1927, cuando nuestro fútbol se reunificó con la fundación de la Asociación Argentina Amateur de Football. En 1931 llegó el profesionalismo y Boca ganó por decisión del Tribunal de Disciplina un partido suspendido por incidentes. Un año después festejó el primer título del profesionalismo en la cancha de River (3-0). El desquite de River fue en la última fecha del torneo del 33 cuando lo superó por 3 a 1 y relegó a Boca al segundo puesto, detrás de San Lorenzo (el campeón).

Treinta años esperó impacientemente Boca para vengar su malherido orgullo . En la penúltima fecha de 1963 Boca le ganó a River en el Monumental. River salió segundo e Independiente fue el campeón. Los millonarios encontraron la otra mejilla boquense y tuvieron su revancha cuando salieron campeones en la Bombonera faltando tres fechas para finalizar el torneo de 1942. Ahora sí, adiós a los viejos lazos familiares que venían de una misma cuna

A fines de 1990 River superaba a Boca por tres partidos en el historial nacional. A partir de la llegada de Oscar Tabárez como DT, los xeneizes dieron vuelta la taba. Desde 1991 hasta el año del centenario de Boca en 2005 se llevaban jugados 77 superclásicos: Boca había ganado 36, el doble que River. La cifra de duelos se duplicó desde esa década. En total ya son 185,  Boca le lleva seis cargadas de ventaja a su archirrival y 57 veces quedaron mano a mano. Los hinchas de los dos equipos gritaron 500 goles, aunque 10 alaridos más les pertenecen a las cuerdas vocales de los de La Ribera (255). La rivalidad continúa, y la filiación sigue en disputa.

Datos que no van a olvidar (punteo de recuerdos) 

A continuación se destacan, por separado de la nota, varios hechos muy festejados por la parcialidad millonaria y la boquense. Los de la banda roja se llenan la boca por haber ganado el partido con más goles, el primero en enfrentamientos internacionales y en haber dado la vuelta olímpica en la cancha de su eterno rival, además de contar con el máximo goleador, Angel Labruna, con 22 tantos (16 en partidos oficiales y 6 en amistosos). Los de la azul y oro sacan pecho por las eliminaciones de la Copa Libertadores, la primera y la máxima goleada de la historia, la mayor racha sin derrotas, el haber dado la vuelta olímpica en el Monumental y haber sido el invicto como local en partidos internacionales, entre otras tantas de un lado y del otro. Veamos algunos contrapuntos del superclásico:

Títulos y vueltas olímpicas

El primero en salvar el año fue River, el 19 de noviembre de 1933, cuando lo derrotó por 3-1 y le impidió a Boca asegurarse el título.

El 8 de noviembre de 1942 River le empata el partido a Boca 2-2, con dos goles de Pedernera, y da la vuelta olímpica en la Bombonera.

El 8 de diciembre de 1955 River se consagra nuevamente campeón en la Bombonera, dando vuelta el partido con goles de Labruna y Zárate.

Tiempo de revancha. El 9 de diciembre de 1962, en la penúltima fecha del campeonato, con Boca como único líder y River al acecho, faltando cinco minutos para que termine el partido, el legendario arquero xeneize Antonio Roma le atajó un penal al brasileño Delem. Boca ganó con gol de Paulo Valentim, se despidió de River y salió campeón en la fecha siguiente.

Siete años más tarde, el 14 de diciembre de 1969, llegaron con idénticas chances a la fecha final del Metropolitano. Boca pisaba el Monumental con dos puntos de ventaja, y el empate 2-2 resignó a los locales a ver cómo su clásico rival daba la vuelta olímpica en su propio estadio.

El 22 de diciembre de 1976 se disputó la única final de la historia entre ambos. En la cancha de Racing, Boca se consagró campeón del torneo Nacional al vencerlo 1-0, con gol de Rubén Suñé de tiro libre.

El 9 de noviembre de 1977, en la Bombonera, campeonato Metropolitano. River era el único puntero en la penúltima fecha, le ganó en el último minuto con gol de Pedro González y se consagró campeón en la última fecha.

Goles son amores

La máxima goleada de River en el profesionalismo quedó registrada el 19 de octubre de 1941. La Máquina le ganó ese día 5 a 1, con goles de José Manuel Moreno, Angel Labruna, Adolfo Pedernera y dos de Aristóbulo Deambrossi.

Pasaron 18 años para que Boca pudiese vengar su orgullo. El 19 de mayo de 1959, en la Bombonera, con goles de José Yudica (2), Osvaldo Nardiello, Juan José Rodríguez y Pedro Mansilla selló el mismo resultado, 5-1. Más tarde, en 1982, Boca volvió a jactarse repitiendo el 5-1, pero esta vez en el estadio Monumental, con goles de Oscar Ruggeri, Ricardo Gareca (2) y Carlos Córdoba (2).

Entre los supeclásicos infartantes se recuerda el que jugaron en cancha de Vélez Sársfield, el 15 de octubre de 1972. River empezó ganando 2-0, Boca lo remontó 4-2 y faltando poco para el final River lo empató 4-4; en tiempo de descuento, Carlos Morete sentenció el 5-4 para los millonarios en el duelo con más goles de la historia.

En el del 3 de febrero de 1974 Boca goleó 5-2, y además logró la distinción de tener a quien hizo la mayor cantidad de goles: Carlos María García Cambón anotó cuatro tantos el día de su debut con la camiseta xeneize.

Difícil olvidar el 10 de abril de 1981, el primer superclásico de Diego Armando Maradona. El “10″ anotó un gol desparramando a Fillol y a Tarantini en el área chica y, con dos goles de Miguel Brindisi, Boca se impuso 3-0 y confirmó su camino triunfal hacia el título del Metropolitano 1981.

Idolo por ídolo. El 6 de abril de 1986 Norberto Alonso convirtió dos goles con una pelota de color naranja que le dieron el triunfo a River. El equipo de Núñez, que había alcanzado el título en la fecha anterior, antes de comenzar el partido, dio una media vuelta olímpica para evitar problemas en la Bombonera.

Rachas

Contando los partidos del amateurismo, los oficiales (por torneos locales e internacionales) y amistosos del profesionalismo contabilizados por la AFA y la Conmebol, sobre un total de 329 Boca ganó 121, empataron 102 y River venció en 106 ocasiones.

El 10 de febrero de 1966 jugaron por primera vez por un torneo internacional. Por la Copa Libertadores River ganó 2-1 en el Monumental.

Durante la década de 1990 Boca consiguió la mayor racha invicta de la historia: 13 partidos (entre amistosos y oficiales) consecutivos sin perder contra un River que igualmente ganaba títulos. En un partidazo de primera ronda de la Copa Libertadores 1991, luego de estar 2-0 y 3-1 abajo, Boca ganó 4-3.

El 24 de mayo del 2000, tras perder 2-1 en el partido de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores, derrotó a River 3-0 en la Bombonera con un gol de Martín Palermo que volvía a jugar después de seis meses de inactividad por una grave lesión y lo eliminó del torneo. Boca salió campeón de América y comenzó la era de Carlos Bianchi.

Se cortó una racha. El 10 de marzo del 2002 River volvió a ganar en la Bombonera luego de ocho años sin triunfos como visitante, con Ramón Díaz como DT. Ganó 3-0 y sacó una clara ventaja para el final del torneo.

Otro de los momentos más recordados fue la serie por las semifinales de la Copa Libertadores 2004. Pasó a la historia por ser la primera vez que por seguridad sólo se autorizó a ingresar al público local en cada uno de los encuentros. Boca derrotó a River por 1-0 en el partido de ida en la Bombonera. En la revancha, River ganó sobre la hora 2-1 y en los penales venció Boca.

Se cortan dos rachas adversas. El 4 de mayo de 2008 Boca le ganó a River en la Bombonera después de 3 años; el 19 de octubre de 2008 volvió a ganar en el Monumental luego de 5 años.

 

Nota: descargate en PDf el primer documento original que existe de un River vs. Boca, hace 97 años

 

 

  • SD

    Espectacular hallazgo. Gracias por compartirlo con todos.

  • Pablo Carrera Oser

    EXCELENTE EL BLOG, EXTRANO LAS TARDES DE BUSCAR MATERIAL JUNTO A USTEDES PARA LOS ANUARIOS, ESPEROE STEN TODOS BIEN Y SIGAN ASI CON ESTE TRABAJO INCREIBLE QUE REALIZAN

    SALUDOS A TODOS

    PABLO CARRERA OSER

  • Juan Carlos

    Es increible que no resalten partidos tan importantes como la única final de la historia en cancha de Racing en el 76 donde ganó Boca 1-0 y tampoco resalten la del 62, la del penal de Roma a Delém que significó una fecha después el campeonato para Boca y sí la del 63. Además cabe destacar que hablando de rivalidad, no es lógico tomar solo torneos locales. Si se suman los torneos internacionales oficiales, la diferencia trepa a 10 partidos.